Derechos reales LA POSESION (t.2) (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho real
Año del apunte 2014
Páginas 27
Fecha de subida 06/11/2014
Descargas 7

Descripción

Profesor: Tarabal + Lauroba

Vista previa del texto

BLOQUE  2.  LA  POSESIÓN   1.  El  concepto.  La  distinción  entre  posesión  y  detención   La posesión es una figura muy importante en los derechos reales porque subyace en la mayoría de los derechos y además porque tiene algunos efectos específicos derivados de ser poseedor. Ej: tanto un ladrón que actúa en concepto de propietario a un propietario que lo es, tienen la condición de poseedores.
Regulación ! CCC arts.521 -1 a 8 y 522- 1 a 8 = concepto y efectos de la posesión.
Objeto ! Históricamente solo podía incidir sobre las cosas, y cuando estábamos ante la posesión de un derecho era un supuesto de cuasi-posesión.
Actualmente son objeto: las cosas y los derechos son objeto de la posesión (art.521.1-1) ! la  posesión  recae  sobre  bienes  apropiables,  lo  que  incluye  tanto  las   cosas  como  los  derechos  reales  o  de  crédito  (art.511-­‐1).  Que  el  objeto  sean  los  bienes   apropiables,  no  excluye  que  la  posesión  pueda  recaer  sobre  bienes  tanto  corporales  como   incorporales.  Los  derechos,  que  son  normalmente  incorporales,  son  poseíbles,  pues   pueden  quedar  perfectamente  sometidos  al  control  de  nuestra  voluntad.  Este  aspecto  de   apropiabilidad  sólo  se  comenta  en  el  CCC  en  referencia  a  las  cosas  !  art.511-­‐1.2  “se   consideran  cosas  los  objetos  corporales  susceptibles  de  apropiación,  así  como  las  energías,   en  la  medida  en  que  lo  permia  su  naturaleza”.    En  este  sentido,  quedan  excluidas  de  la   posesión  las  cosas  no  apropiables  por  naturaleza  (ej.el  aire)  y  aquellas  que,  aunque  sería   apropiables  desde  el  punto  de  vista  físico,  no  lo  son  des  del  punto  de  vista  jurídico,  al   hallarse  fuera  del  comercio.  La  apropiabilidad  es  tan  fundamental,  que  la  perdida  de  la   misma  comporta  la  perdida  de  la  posesión  (ej.  Supuesto  del  art.521-­‐8.d).     La  nota  esencial  que  ha  de  tener  un  derecho  para  ser  susceptible  de  posesión  es  su   patrimonialidad,  en  tanto  que  es  indicativo  de  apropiabilidad.  Sólo  son  apropiables  los   derechos  patrimoniales  (reales  o  de  crédito).  En  cambio,  los  derechos  que  se  refieren  a  la   persona  (Dºs  de  personalidad  y  familiares)  no  so  poseíbles.     ¿En  qué  consiste  “poseer  un  derecho”?  como  los  derechos  no  tienen  entidad  física   aprehensible,  poseer  un  derecho  consiste  según  el  art.521-­‐1  CCC,  a  la  actuación  del   poseedor  como  titular  de  un  derecho.  Por  tanto,  poseer  un  derecho  es  tener  la  posibilidad   de  ejercitar  las  facultades  que  el  mismo  le  da,  con  independencia  de  la  titularidad  del   mismo.       Admitir  la  posesión  de  derechos,  aparte  de  la  protección  sumaria  (interdictal),permite  la   operatividad  de  los  mismos  en  el  trafico  jurídico.     Encontramos  derechos  posesorios  y  no  posesorios:  los  posesorios  son  aquellos  que   recogen  la  posibilidad  de  poseer  el  objeto  sobre  el  que  el  derecho  recae  !  ej:  quien   posee  un  derecho  de  usufructo,  posee  también  la  cosa  usufructuada.  Los  derechos  no   posesorios,  son  aquellos  que  no  contemplan  la  posibilidad  de  poseer  el  objeto  sobre  el   que  el  derecho  recae  !  ej.  El  que  posee  servidumbre,  no  posee  la  finca  sirviente.  Lo   mismo  sucede  en  un  derecho  de  tanteo  y  retracto.     Poseer un derecho como un objeto ≠ poseer un objeto en concepto de titular de un derecho ! poseedor como propietario de una cosa es poseer un objeto en concepto de ser propietaria de la cosa, y poseedor en cualquier otro concepto es poseedor de un derecho (ej.Dº de usufructo).
Posesión de bienes y posesión de derechos estamos equiparándolos sabiendo que los derechos no van a ser corporales pero que son poseíbles (ej.derecho de usufructo: se posee el derecho) Contenido  de  la  posesión  !  poseer  es  ejercer  un  poder  de  hecho  sobre  un  bien  con   intención  de  actuar  como  titular  de  un  derecho  sobre  el  mismo  (521-­‐1).  Por  tanto,  la  cosa   o  derecho  quedan  sujetos  al  ámbito  de  nuestra  voluntad.  Y  tanto  la  adquisición  como  la   perdida  van  ligadas  a  la  existencia  o  no  de  una  situación  de  hecho.  La  posesión  ha  de  tener   una  cierta  permanencia  en  el  tiempo  ya  que  los  actos  aislados  sin  continuidad,  no  afectan   a  la  posesión.  La  relación  de  poder  entre  el  sujeto  y  el  objeto  en  que  consiste  la  posesión,   presenta  varias  características:   • • • Es  una  relación  de  exclusión:  permite  al  poseedor  dejar  fuera  de  la  influencia  de   terceras  personas  el  bien  que  él  mismo  está  poseyendo.  No  significa  que  el   poseedor  esté  constantemente  en  contacto  material  con  la  cosa,  basta  que  la  cosa   esté  dentro  de  la  esfera  de  su  voluntad.     Es  una  relación  de  plenitud:  la  posesión  es  un  poder  sobre  la  cosa  que  no  puede   ser  compartido  en  el  mismo  concepto  con  otro  poseedor.  Es  decir,  no  puede  haber   2  o  más  posesiones  con  el  mismo  contenido  sobre  un  mismo  objeto  (ej.2   posesiones  en  concepto  de  propietario  o  usufructuario  exclusivo).  Una  cuestión   diferente  que  sí  que  se  permite,  es  que  haya  dos  posesiones  con  contenidos  o   ámbitos  distintos,  que  resultan  compatibles  des  del  punto  de  vista  jurídico  y   económico  y  que  recaen  sobre  la  misma  cosa.  También  se  permite  que  haya  dos   posesiones  de  contenido  idéntico  pero  que  se  describen  como  compatibles  !  se   trata  de  los  casos  de  cotitularidad  (ej.copropietarios,  cousufructuraios…).   Finalmente,  también  se  admite  que  dos  posesiones  aun  siendo  incompatibles,  la   ley  las  declare  mediante  ficción  jurídica,  compatibles.     Es  una  relación  de  autonomía:  el  poseedor  no  puede  quedar  totalmente  sometido   a  las  órdenes  de  otra  persona,  pues  entonces  no  se  trataría  de  un  poseedor  sino  de   un  servidor  de  la  posesión(=besitzdiener). El  poseedor  debe  tener  una  mínima   autonomía  en  la  decisión,  además,  la  posesión  no  ha  de  provenir  de  la  tolerancia   de  otro  porque  los  actos  meramente  tolerados  no  son  posesorios  (521-­‐1.2)   Concepto posesorio ! responde  a  la  pregunta  de  cómo  se  posee,  es  decir,  es lo que enlaza la posesión con los derechos que hay detrás = Señala el contenido jurídico no material, de la posesión. Alude al derecho real o personal cuyo contenido se ejerce de facto sobre el objeto. El  concepto  posesorio  es  el  reflejo  del  derecho  que  se   ejercita  de  hecho  sobre  una  cosa,  en  este  sentido  el  art.522-1 “se presume que los poseedores son titulares del derecho en cuyo concepto del cual poseen el bien”: es una presunción que puede decaer " no se habla de titularidad irreversible. Por eso se dice que tanto el ladrón como el propietario pueden actuar en concepto de poseedor. El  concepto  posesorio  no  prejuzga  la  verdadera  titularidad  del  derecho,  por   ello,  el  concepto  posesorio  tiene  una  importancia  primordial  en  materia  de  usucapión   (arts.522-­‐6,  531-­‐23,  531-­‐24),  como  en  el  heredero  aparente  que  posee  la  herencia  en   concepto  de  heredero  sin  serlo  (art.465-­‐1,  465-­‐2).     Una  de  las  principales  características  de  la  posesión,  es  la  posibilidad  que  sobre  un  mismo   objeto  concurra  una  pluralidad  de  posesiones,  siempre  que  los  conceptos  sean   compatibles.  Para  ello,  es  necesario  que  los  derechos  correspondientes  sean  compatibles   entre  sí  en  el  sentido  de  que  las  facultades  de  los  diferentes  derechos  puedan  coexistir   sobre  el  mismo  objeto  =  En el concepto posesorio también se contempla la pluralidad de personas, porque no es lo mismo actuar en concepto de copropietario o de propietario exclusivo. El exclusivo no reconoce a nadie mas un poder sobre la cosa, en cambio, el copropietario reconoce una pluralidad de individuos en la misma situación que él. En  este  sentido,  el  art.521-­‐4  establece  que   “diferentes  personas  pueden  poseer  un  mismo  bien  si  los  conceptos  posesorios  son   compatibles”.  Esta  situación  se  da  con  frecuencia  por  ejemplo:   # Propiedad  y  derechos  reales  limitados  de  disfrute  (usufructo):  propietario usufructuario   # Propiedad  y  derechos  reales  de  garantía  que  comporten  posesión  (prenda,   derecho  de  retención)   # Propiedad  y  derechos  personales  que  comporten  posesión  (comodato,   arrendamiento,  deposito)   # Todas  las  situaciones  de  cotitularidad  !  ej.  Cada  uno  de  los  copropietarios  de  un   bien  es  poseedor  del  mismo,  no  en  concepto  de  propietario  pleno  sino  de   copropietario,  concepto  que  resulta  mas  restringido  que  el  de  propietario,  pues  el   cotitular  “pot  fer  ús  de  l'objecte  de  la  comunitat  d'acord  amb  la  seva  finalitat  social   i  econòmica  i  de  manera  que  no  perjudiqui  els  interessos  de  la  comunitat  ni  el  dels   altres  cotitulars,  als  quals  no  pot  impedir  que  en  facin  ús”  (art.552-­‐6.1).     Puede  darse  incluso  la  coexistencia  de  3  o  más  conceptos  posesorios  sobre  una  misma   cosa:  así,  en  materia  de  prenda  (art.569-­‐12),  pueden  concurrir  3  posesiones  en  3   conceptos  diferentes:  la  del  propietario,  la  del  acreedor  pignoraticio  y  la  del  depositario.     Todo  concepto  que  no  sea  el  de  propietario,  implica  el  reconocimiento  de  la  existencia  de   un  concepto  posesorio  previo/superior,  el  propietario.  Todo  derecho  limitado  se  basa  en   la  existencia  previa  y  necesaria  del  derecho  de  propiedad.  Por  tanto,  la  existencia  del   concepto  posesorio  limitado  presupone  la  existencia  del  concepto  posesorio  superior  y   además  debe  ser  compatible  con  él.     Los  tipos  de  conceptos  posesorios  son  múltiples  !  una  persona  puede  poseer  una  cosa  en   concepto  de  propietario,  o  para  conservarla  (depositario)  o  para  utilizarla  (arrend,   usufructuario,  comodat)  o  en  concepto  de  garantía  (prenda,  derecho  de  retención)  !   ¿Cómo se fija el concepto posesorio? Lo fijamos en el momento o acto creador de la posesión, es decir, en el momento mismo de la adquisición de la posesión. Una vez adquirida la posesión en un concepto determinado, el art.521-6.2 presume la continuidad del mismo, salvo prueba en contrario ! art.521-6.2 “se presume que los poseedores mantienen el mismo concepto posesorio que tenían cuando adquirieron la posesión”. Esta prueba en contra es testimonio de la posibilidad de cambio o inversión del concepto posesorio sobre el mismo: Inversión /interversión del concepto posesorio = cuando destruyes una situación previa porque pasas a comportante según otro modelo posesorio. Ej: arrendatario fallece y su heredero actúe como propietario no como arrendatario. Esta  inversión  se  puede   realizar  de  manera  licita  o  ilícita.  Es  ilícita  cuando  se  realiza la inversión por un acto unilateral por parte del nuevo poseedor que decide cambiar el concepto posesorio.   De  manera  licita  a  través  de  la  intervención  de  un  tercero  mediante  el  correspondiente   titulo. Se  realiza  la  distinción  en  la  manera  licita  entre:   # Traditio brevi manu (tradición): es una manera de adquirir la posesión en otro concepto. Ejemplo: tengo una cosa en concepto de arrendatario y el propietario me la entrega (traditio) y me convierte en poseedor pero en concepto de propietario. El  adquirente  que  ya  poseía  el  bien,  pasa  aposeer  en   concepto  de  propietario.  Ej:  arrendatario  que  compra  la  finca.   # Constitutum possessorium: modalidad en que partimos en que soy propietario de la cosa pero celebro con otra persona un negocio conforme le cual transformo mi relación posesoria con la cosa. Ha habido una inversión del concepto posesorio mediante la figura del constitutum possessorium. El  poseedor  en  concepto  de  dueño  pasa  a  serlo  en  otro  concepto.   Ej:propietario  que  vende  la  finca  pero  mantiene  la  posesión  como  arrendatario.   La  idea  de  concepto  posesorio  no  se  aplica  a  los  derechos,  reales  o  no,  que  no  comportan   la  de  una  relación  directa  sobre  la  cosa,  una  situación  de  posesión.  Asi,  a  pesar  de  ser   derechos  reales,  no  hay  una  situación  posesoria  en  la  hipoteca,  ni  en  los  derechos  de   adquisición.  Tampoco  en  las  servidumbres,  ni  siquiera  en  la  de  paso  a  pesar  de  que   comporta  la  utilización  de  una  parte  del  terreno,  porque  es  compatible  con  la  posesión   material  y  directa  el  propietario  de  la  finca.  Al  no  haber  una  situación  posesoria,  estos   derechos  reales  no  comportan  un  concepto  posesorio.     En  cambio,  hay  derechos  de  crédito  que  admiten  un  concepto  posesorio  porque  legitiman   el  control  inmediato  de  la  cosa  poseída  !  ej.arrendamiento  o  comodato.     Definición de posesión ! La posesión es una situación de facto en la que se le atribuyen efectos jurídicos. Es  el  poder  de  hecho  sobre  una  cosa  o  un  derecho,  ejercido   por  uno  mismo  o  por  intermediación  de  otra  persona,  y  en  concepto  de  un  derecho  del   cual  el  poseedor  pretende  ser  titular  =  el  poseedor  tiene  el  poder  sobre  un  bien,  con   independencia  de  la  titularidad  sobre  el  mismo.  Con  el  ánimo  de  aparecer  como  titular  de   un  derecho  ya  legitima  para  ejercer  dicho  poder/control  !  La posesión no se corresponde necesariamente con la existencia de un derecho legitimado. Lo que no obsta, para que en la practica, una de las consecuencias de la posesión es que permite presumir que el que está poseyendo es el autentico propietario.
Encontramos la definición en el art.521.1 “La posesión es el poder de hecho sobre una cosa o un derecho, ejercido por una persona, como titular (=actuando como si fuera el titular) o por medio de otra persona” + “El ejercicio de un poder de hecho sobre una cosa o un derecho sin la voluntad aparente externa de actuar como titular del derecho o la tenencia con la tolerancia de los titulares son supuestos de detentación, la cual sólo produce los efectos que para cada caso concreto establecen las leyes” = en este caso no hay animus porque no actúan en concepto de titular y por tanto no es posesión, sino detentación (+ abajo) La  posesión  es  un  hecho,  no  un  derecho,  que  produce  determinadas  consecuencias   jurídicas  fundamentales  en  el  tráfico  jurídico,  como  por  ejemplo:  la  presunción  de  que  el   poseedor  es  titular  del  derecho  que  con  su  posesión  aparenta  (animus)  y  la  tutela  sumaria   de  la  posesión  que  permite  al  poseedor,  por  le  mero  hecho  de  serlo,  seguir  poseyendo.   Precisamente  porque  es  un  hecho  y  no  un  derecho,  la  posesión  no  resulta  inscribible  en  el   Registro  de  la  Propiedad  (Art.5LH).  Sólo  en  el  apartado  5.1.2.4,  la  posesión  puede   considerarse  un  derecho  (es  una  excepción  que  se  justifica  porque  la  ley  realiza  una   ficción  según  la  cual  a  una  persona  se  la  sigue  considerando  poseedora  aunque  haya   perdido  todo  poder  de  hecho  sobre  la  cosa,  y  la  ley  no  puede  fingir  un  hecho,  pues  iría   contra  las  leyes,  pero  si  que  puede  fingir  la  existencia  de  un  derecho).     Además,  no  es  solamente  un  hecho,  sino  que  también  es  un  mecanismo  de  publicidad  de   un  derecho,  ya  que  manifiesta  un  derecho  que  el  poseedor  pretende  tener  y  por  tanto,   poseer  es  manifestar  que  se  pretende  ser  titular  de  un  derecho  que  recae  sobre  un  bien.     El  derecho  que  pretende  tener  el  poseedor,  puede  ser  tanto  un  derecho  real  (propiedad,   usufructo…),  como  un  derecho  personal  (arrendamiento,  comodato…).     Es  poseedor  quien  califica  unilateralmente  su  posesión,  manifestando  por  qué  posee   (ej.herencia,  hallado  en  abandono),  y  en  qué  concepto  (arrendatario,  propietario…).  La   consideración  de  la  posesión  como  un  mecanismo  de  publicidad  de  derechos,  justifica  la   presunción  de  que  el  poseedor  es  titular  del  derecho.  Y  esta  presunción  justifica  a  la  vez,   la  protección  sumaria  del  poseedor.  La  posesión  ha  de  tener  como  efecto  principal  el   derecho  a  seguir  poseyendo,  se  trata  de  la  protección  de  la  apariencia  jurídica  (animus).     “Por  medio  de  otra  persona”    !  la  posesión  puede  ejercitarse  directamente  por  su  titular,   pero  también  a  través  de  la  actuación  de  otra  persona,  que  puede  ser  un  representante  o   una  persona  con  la  que  el  poseedor  inicial  mantenga  otro  tipo  de  relación  jurídica.  Por   eso,  sobre  un  mismo  bien  puede  recaer  una  pluralidad  de  posesiones,  con  contenidos   diferentes  pero  compatibles. La posesión es un poder directo respecto de lo que se está poseyendo, es decir, que recae sobre la cosa de algún modo. Pero esto no quiere decir relación inmediata, porque resulta que hay una categoría no plasmada directamente en la norma, que es la “posesión mediata e inmediata” descrita implícitamente en el art.521-1.1 (“ejercido por el titular o por medio de otra persona”)! ¿Cómo identificamos estas 2 posesiones? Los alemanes dijeron que el poseedor inmediato es el que contacta con la cosa de manera más fáctica, en cambio, es el poseedor mediato aquel en que no existe contacto directo con la cosa, sino con intermediación con el poseedor inmediato aunque igualmente tienen relación directa con la cosa por ser propietario. En  la  posesión  mediata  es   posible  seguir  hablando  de  posesión,  pues  sobre  el  poseedor  mediato  recaerán  algunos  de   los  efectos  de  la  posesión.     El  reconocimiento  de  una  posesión  mediata  y  otra  inmediata  implica  el  reconocimiento  de   la  existencia  de  una  dualidad  de  posesiones  sobre  el  mismo  bien.  Esta  dualidad  de   posesiones  presupone  la  existencia  de  una  relación  jurídica  entre  ambos  poseedores,   relación  que  determinará  cuál  es  el  ámbito  exacto  de  la  posesión  de  cada  uno  de  ellos.  Así,   una  relación  de  arrendamiento  o  de  comodato.       Besitzdiener = Figura creada por los alemanes que hemos incorporado, que significa “el servidor de la posesión”. El que lo ejerce tiene libertad de acción, sino no eres poseedor, sino que eres un servidor de la posesión. Y ser servidor de la posesión significa que en realidad no eres poseedor. Ej: chófer ! no es propietario del coche, no tiene autonomía ni legitimación para ejercitar la posesión, el poseedor es el titular del coche y por tanto el chófer no puede actuar, no tiene legitimación. Actúa  directamente  con  la  osa  sin  ninguna  autonomía  en  la  decisión,   siguiendo  instrucciones  directas  del  poseedor.  El servidor de la posesión ! su poder sobre la cosa no es autónoma y por eso es excluido como poseedor.
  Posesión y detentación: La  posesión  recoge  dos  elementos:  el  corpus  y  el  animus  (derecho  romano).  El  corpus  es   el  poder  de  hecho,  es  decir,  los  actos  materiales  que  se  manifiestan  por  la   tenencia/utilización/transformación/administración/disposición  del  bien  poseído.  No   supone  tampoco  un  contacto  continuado  con  el  bien,  sino  únicamente  los  actos  normales   que  corresponden  a  la  naturaleza  de  la  cosa/derecho.     El  animus  se  refiere  a  la  voluntad  de  ejercitar  estos  actos  materiales  en  calidad  de  titular   de  un  derecho  que  se  pretende  tener  sobre  el  bien.     Corpus  +  animus  =  apariencia  de  un  derecho  cuyo  titular  (aparente)  pretende  publicar.   Cuando  en  la  relación  con  un  bien,  sólo  hallamos  el  corpus  sin  el  animus,  nos  hallamos   ante  la  figura  de  la  detentación  que  supone  la  no  intención  de  aparecer  como  poseedor  =   art.521-­‐1.2  “El  ejercicio  de  un  poder  de  hecho  sobre  una  cosa  o  un  derecho  sin  la  voluntad   aparente  externa  de  actuar  como  titular  del  derecho  o  la  tenencia  con  la  tolerancia  de  los   titulares  son  supuestos  de  detentación,  la  cual  sólo  produce  los  efectos  que  para  cada  caso   concreto  establecen  las  leyes”  !  estos  actos  meramente  tolerados  no  sirven  para   fundamentar  la  posesión,  por  lo  que  quienes  los  realizan  son  meros  detentadores  del   bien.     Efectos  de  la  detentación:  son  distintos  a  la  posesión  ya  que  son  dos  figuras  distintas,  y   por  tanto  sus  efectos  no  pueden  establecerse  con  carácter  general  sino  que  deben  venir   expresamente  determinados  por  ley  en  cada  caso  (“sólo  produce  los  efectos  que  para   cada  caso  concreto  establecen  las  Leyes”  ! Art.531.24.2 detentación ! “la mera detentación no permite la usucapión” = debido a que no se realiza en concepto de titular de un determinado derecho).  La  mera  detentación  contiene  solo  el  corpus,  no  el   animus.  Para  pasar  de  tenedor  a  poseedor,  se  puede  hacer  de  manera  unilateral  por  el   tenedor:  el  simple  tenedor  decide  él  solo  cambiar  la  justificación  de  su  relación  con  la  cosa   y  manifiesta  que  si  la  tiene  bajo  su  poder  es  porque  tiene  derecho  a  hacerlo.
El  único  efecto  en  que  se  produce  una  asimilación  con  la  posesión,  es  la  protección   sumaria,  pues  están  protegidos  tanto  los  poseedores  como  los  detentadores.  El  interés  del   detentador  se  considera  protegible  ante  los  ataques  injustificados  de  terceros.  En  cambio,   el  detentador  no  tendrá  protección  frente  al  poseedor  auténtico  (art.250.2LEC  “la  persona   con  derecho  a  poseer  puede  recuperar  la  plena  posesión  de  una  finca  cedida  en  precario”).           Efectos: • • Art.250 LEC = tutela interdictal (protección sumaria): históricamente en el derecho romano, la posesión se tutelaba mediante los interdictos (=acciones rápidas por las que se tutelaba al poseedor). La posesión sigue teniendo esta tutela rápida por ser poseedor.
Otro efecto fundamental de la posesión es la usucapión o prescripción adquisitiva: posibilita el hecho de que alguien que no es propietario, por el paso del tiempo poseyendo determinado bien, llega a ser propietario.
Art.531.23 y ss CCC “la usucapión es …de acuerdo con lo que establece esta sección”.
Art.531.24 CCC “para usucapir la …publica, pacifica, ininterrumpida….buena fe” " como ha de ser la posesión en concepto de propietario.
En el derecho catalán lo que importa es el que se está comportando como poseedor en concepto de propietario. Por tanto, focaliza la usucapión en una posesión.
Orígenes de la posesión: el punto de partida es el derecho romano. Pero además encontramos el germánico y el canónico. Estos 3 corrientes inciden en cómo se entiende la posesión actualmente.
# DERECHO ROMANO Detentador ! las primeras construcciones del derecho romano, sólo atribuyan la condición de poseedor a quien era propietario o a quien tenia un derecho real, por eso, por ejemplo, ser arrendatario no era ser poseedor (actualmente sí1), sino que era ser detentador. Y en ese caso no podían utilizar los interdictos posesorios, sino que debían acudir al que se consideraba realmente poseedor por ser propietario. La protección que se daba era para garantizar la paz social, y se basaba en que nadie puede tomarse la justicia por su mano, ni siquiera el propietario podía utilizar una acción directa.
Conclusión: Solo se predicaba de determinados derechos reales, fundamentado en la paz social.
En derecho romano se hablaba de “corpus” y “animus” de modo que el único que importaba era el animus domini ! un poseedor era alguien que realizaba determinados actos/realizaba un poder (=corpus ! poder directo). Y el corpus iba                                                                                                                 1  Art.1559   y 1560: el arrendatario tiene legitimación activa para activar las acciones posesión.
ligado a la idea de que realizaban estos actos por tener el animus.
# DERECHO GERMÁNICO Gewere ! figura germánica pero que se encuentra más en el CCE que en el CCC. Los germánicos defienden una protección de hecho sobre las cosas pero no en aras de la paz social sino porque creen que hay de proteger aquel que está visibilizando un derecho. Si estoy actuando en concepto como titular de un derecho, es esta apariencia como titular del derecho lo que justifica la tutela de determinados individuos. Además, les permite identificar una pluralidad de posesiones sobre una cosa, y se abren a situaciones de poder que no tienen por que ser necesariamente reales. Son posesiones des de un punto de vista vertical (=distintas posesiones sobre 1 cosa). A los germánicos pues, lo que les importaba era la apariencia de un derecho ! si actuabas como propietario, esa apariencia como titular del derecho, justificaba la tutela # DERECHO CANÓNICO El derecho canónico incorporó la bondad, la equidad, de modo que lo que se crea es la convicción de que se ha de tutelar siempre a quien han despojado violentamente de su posesión o han lesionado tu situación" Este es el principio básico = spoliatus ante omnia restituendus. Todavía actualmente, se encuentra esta máxima. Cualquiera que tenga un poder efectivo sobre la cosa relativamente estable, va estar legitimado para ejercitar la acción de la tutela de posesión correspondiente. La posesión aquí, se fundamenta en la paz social.
Codigo Civil Español y Catalán: Arts.430 a 433 CCE habla de la posesión natural (que no existe en derecho catalán).
Art.430 “posesión natural es la tenencia de una cosa o el derecho….posesión civil es esa misma tenencia o disfrute unidos…como suyos” ! distinción entre posesión natural ≠ civil: la posesión natural es todos aquellos que no tienen la condición de propietarios o titulares de otro derecho natural.
Art.431 “la posesión se ejerce en las cosas o en los derechos por la misma persona que los tiene y los disfruta o por otro en su nombre” ! se asemeja a la posesión en nombre propio y ajeno del derecho catalán (art.521).
Art.432 “la posesión en los bienes y derechos puede tenerse en uno de dos conceptos: o en el de dueño o en el de tenedor…dominio en otra persona” ! concepto posesorio.
Art.433 ! posesión de buena o de mala fe: según sea una u otra, los efectos serán diferentes. Es la única categoría que es igual en CCC (art.521-7) que en CCE 2.  La  adquisición  y  la  perdida  de  la  posesión.  Especial  consideración  de  la   violencia     Adquisición ! Art.521- 2 “la posesión se adquiere …ámbito de su poder”: es un sujeto que realiza una acción fáctica; “Cuando la cosa o derecho…según se deduce…nuevos”: estrictamente no es un contrato, sino que le llaman traslación.
De  este  articulo  deducimos  que  una  persona  se  convierte  en  poseedora  cuando  tiene   tanto  el  corpus  como  el  animus  posesorios  sobre  un  bien.  La  existencia  del  animus   (=intención  de  actuar  como  poseedor)  no  plantea  dudas,  pues  al  ser  unilateral  del   poseedor  (él  solo  manifiesta  esta  intención),  resulta  fácilmente  constatable.  La   constatación  del  corpus,  en  cambio,  requiere  alguna  puntualización:  el  poseedor  obtiene   el  corpus  posesorio  cuando  tiene  la  cosa  o  derecho  bajo  el  ámbito  de  su  poder,  como   establece  el  art.521-­‐2.1.a  CCC.  Para  ello  no  es  necesario  un  control  directo  o  material   sobre  el  bien,  es  suficiente  con  que  el  poseedor:   $ O  bien  lo  tenga  a  raves  de  otra  persona  !  ej.servidor  de  la  posesión  o   representante,  art.521-­‐1.1  y  531-­‐4.2.b  CCC   $ O  bien  pueda  tenerlo  por  si  mismo,  sin  necesidad  de  la  actuación  o  concurso  de   otra  persona,  es  decir,  cuando  la  cosa  ha  sido  “puesta  a  disposición”  del  nuevo   poseedor,  como  establece  el  art.521-­‐2.1.b   $ O  bien  la  ley  prevé  un  mecanismo  especifico  de  adquisición  de  la  posesión  como   en  el  caso  de  la  adquisición  de  la  posesión  de  la  herencia,  que  el  heredero  debe   realizar,  y  que  no  significa  que  tome  posesión  individualmente  cada  uno  de  los   bienes  que  forman  la  herencia.     El  CCC  prevé  distintos  modos  de  adquirir  la  posesión  legítimamente:   % Sin  necesidad  de  intervención  alguna  del  poseedor  anterior  "  art.521-­‐1.2.1.a  “la   posesión  se  adquiere  cuando  los  poseedores  sujetan  la  cosa  o  el  derecho  al  ámbito   de  su  poder”.  Este  tipo  de  adquisición  se  produce  en  los  supuestos  de:   • Adquisición  de  frutos  (art.511-­‐2)  una  vez  separados  de  la  cosa  madre.   Así  los  adquiere  el  propietario,  por  accesión  (arts.541-­‐3  y  542.1),  o  el   poseedor  de  buena  fe,  de  acuerdo  con  las  normas  de  liquidación  de  la   posesión  (522-­‐3).     • Por  ocupación  material  en  sentido  estricto.  El  poseedor  se  apodera  de   la  cosa,  lo  que  permite  plantear  2  posibilidades:   o Que  la  cosa  no  tuviese  poseedor  con  anterioridad.  Es  el  caso  de   la  cosa  abandonada;  entonces,  si  además  la  cosa  no  tenia  amo,   el  ocupante  adquiere  la  propiedad  de  al  misma  (542-­‐20).   o Que  la  ley  prevea  que  una  persona  pueda  tomar  ella  misma  la   posesión,  sin  necesidad  de  la  intervención  del  poseedor  anterior.     • A  través  de  un  hecho,  con  independencia  de  cualquier  acto  humano.   Nos  referimos  al  status  loci  (ejemplo  pag.44).         % Adquisición  consentida  por  el  poseedor  anterior  (art.521-­‐2.1.b  “la  posesión  se   adquiere  cuando  la  cosa  o  el  derecho  ha  sido  puesto  a  disposición  de  los  nuevos   poseedores,  según  se  deduce  de  la  relación  jurídica  existente  entre  los  antiguos  y   los  nuevos  poseedores”.  Requiere  la  actuación  del  poseedor  anterior  ya  que   “poner  a  disposición”  =  el  poseedor  anterior  debe  transmitir  la  posesión  entre  él   mismo  y  el  nuevo  poseedor.  Ello,  con  independencia  de  si  en  el  ato  material  de   toma  de  control  por  el  nuevo  poseedor  interviene  el  poseedor  anterior  (entrega   de  la  cosa)  o  se  produce  una  mera  tolerancia  u  omisión  (puesta  a  disposición).   Este  tipo  de  adquisición  se  produce  en:   • La  tradición  (art.531-­‐2  “la  tradición  consiste  en  la  entrega  de  la  posesión   de  un  bien  por  los  antiguos  poseedores  a  los  nuevos”)  el  art.531-­‐4  aclara   este  concepto  añadiendo  que  la  tradición  no  es  simplemente  el  mero   hecho  de  la  entrega  de  la  cosa,  sino  que  se  trata  de  un  acto  bilateral,   que  requiere  el  acuerdo  de  voluntades  de  quien  transmite  y  de  quien   adquiere  la  posesión  (“la  tradición  de  un  bien  se  produce  cuando  es   entregado  a  los  adquirentes  y  éstos  toman  posesión  del  mismo  con  el   acuerdo  de  los  transmitentes”).  Por  otra  parte,  la  transmisión  no   siempre  implica  una  actuación  material  sobre  la  cosa  como  por  ejemplo   la  tradición  simbólica  (art.531-­‐4.2.c).     De  acuerdo  el  art.531-­‐3,  la  tradición  “es  realizada  como  consecuencia  de   determinados  contratos,  comporta  la  transmisión  y  adquisición  de  la   propiedad  y  de  los  demás  derechos  reales  posesorios”.  Ahora  bien,  la   tradición  también  puede  producirse  para  cumplir  un  deber  impuesto   por  la  ley,  y  permitir  al  propietario  adquirir  la  posesión  de  lo  que  ya  es   suyo.     • El  usufructuario  y  las  otras  personas  con  derecho  a  los  frutos,  los   adquieren  por  derecho  de  percepción,  en  el  momento  en  que  se   separan  de  la  cosa  madre,  que  es  el  momento  en  que  se  independizan,   no  solamente  desde  el  punto  de  vista  material,  sino  también  como   objetos  de  derecho  (arts.541-­‐3,  541-­‐6  y  561-­‐6).     % Adquisición  contra  la  voluntad  del  poseedor  anterior:  521-2.2 “la posesión no puede ser clandestina. Tampoco puede adquirirse nunca con violencia mientras los poseedores anteriores se opongan”: posesión clandestina y violenta que se deben complementar con los actos tolerados (521-1 “tolerancia de los titulares…”). La  violencia  requiere  la  existencia  de  un   poseedor  que  se  oponga,  ello  implica  que  no  debe  haber  tolerancia,  ni  abstención   ni  ignorancia.  Los actos tolerados se pueden revocar fácilmente. Un ejemplo de acto tolerado es la servidumbre de paso. La idea de “tolerado” siempre va ligada a “precariedad” y por tanto, una posesión tolerada no hace sombra a una posesión real. La apariencia de posesión si se prolonga mucho en el tiempo, puede ser objeto de tutela (521-8-e). La posesión clandestina no desprende efectos respecto del poseedor pero si pasa el transcurso del tiempo, si que puede llegar a tener fuerza. Por tanto es tutelable frente al poseedor legitimo, aquel poseedor que actúa su posesión porque es una facultad de su derecho ! ej. Sujeto que ocupa una plaza de parking gracias a la tolerancia de otro. Hace un acto de intervención y se atribuye el nombre de poseedor, pero siempre en clandestinidad con el real poseedor, y cuando es clandestina no sirve para adquirir la posesión.   Por tanto, la posesión no puede ser clandestina ni ser adquirida con violencia mientras los poseedores anteriores se opongan " No se puede adquirir la posesión violenta, pero una vez la has adquirido tienes alguna legitimación. Esta legitimación la podemos encontrar en el art.521-8.e que dice que la posesión de una persona se puede perder aunque el nuevo poseedor la haya adquirido con violencia, si esta nueva posesión dura mas de un año. Durante este año, el poseedor tiene mecanismos para defender que él es el nuevo poseedor real, si durante este año no los ejerce, al pasar el plazo ya no puede porque la situación jurídica del poseedor violento se estabiliza y pasa a ser el poseedor amparado por ley ante todos. En  consecuencia,  a  partir  del  transcurso  de  1  año,  el  poseedor  anterior   pierde  su  posesión.  Para  recuperarla  ya  no  podrá  utilizar  las  acciones  especificas   de  protección  de  la  posesión  (522-­‐7),  sino  que  deberá  basar  su  reclamación   judicial  en  al  existencia  de  un  derecho  cuyo  contenido  incluya  la  posesión  del  bien.   Durante  el  año  que  sigue  a  la  adquisición  de  la  posesión,  la  posesión  del  nuevo   poseedor  es  oponible  a  todo  el  mundo,  pero  es  inoponible  al  anterior  poseedor,   de  manera  que  éste  puede  reclamar  la  posesión  mediante  el  ejercicio  de  la  acción   de  la  protección  sumaria  (522-­‐7).  Una  vez  transcurrido  un  año,  esta  preferencia   desaparece,  pues  ya  no  se  presume  la  posesión  del  poseedor  despojado,  que   deberá  acudir  a  la  acción  petitoria  correspondiente  (así,  la  acción  reivindicatoria  si   era  propietario  de  la  cosa).  En  conclusión,  la  violencia  es  un  modo  (ilicito)  de   adquirir  la  posesión.     Clandestino = esconderse respecto el autentico propietario pero no clandestino respecto al resto de la comunidad. Pero en la usucapión no cabe usucapir porque es publica (no clandestina) [Clandestinidad es el antítesis de publico].
• • Ius possessionis = atender a la posesión como tal Ius possidendi = facultades de los derechos reales posesorios Si me expulsan de la posesión violentamente y poco después sin acudir al auxilio judicial intento repeler por la fuerza y expulsar a su vez al que me ha expulsado, se supone que lo tutelarían a él, salvo sea inminente a repeler su agresión (unidad de acto= statu quo relación de poder con la cosa, posesión total) Son capaces de adquirir la posesión (art.521-3) todas las personas con capacidad natural, pero los menores y los incapaces necesitan además la asistencia de sus representantes legales. En  efecto,  dado  que  la  adquisición  de  la  posesión  es  un  acto   beneficioso  que  no  comporta  riesgo  económico,  no  es  necesario  proteger  al  adquirente   exigiéndole  que  tenga  plena  capacidad  de  obrar.  Ahora  bien,  para  el  ejercicio  de  los   derechos  que  derivan  de  la  posesión  (ej.  Para  reclamar  frutos)  y  dado  que  este  ejercicio   puede  poner  en  peligro  la  integridad  del  patrimonio  del  poseedor,  el  art.521-­‐3.2  exige   plena  capacidad  de  obrar.     Debemos  tener  en  cuenta  que  el  adquirente  de  la  posesión  no  ha  de  ser  necesariamente   el  titular  del  acto  adquisitivo  !  esta  idea  se  deduce  del  art.521-­‐2.1.a)  que  centra  la   adquisición  de  la  posesión  en  la  sujeción  de  la  cosa  o  el  derecho  al  ámbito  del  poder  del   poseedor,  pero  con  independencia  de  quien  realiza  el  acto  adquisitivo.  En  definitiva,  si  es   posible  ejercer  la  posesión  mediante  el  concurso  de  otra  persona,  también  debe  ser   posible  adquirirla  mediante  la  actuación  de  un  tercero.     Art.521-4: pluralidad de posesiones ! diferentes personas pueden poseer un mismo bien si sus conceptos posesorios son compatibles. Ej: propietario – usufructuario. NO: propietario – hipoteca (porque la hipoteca no es un dºposesorio). Para el Dºcatalán debe haber compatibilidad posesoria.
Además,  el  CCC  no  admite  la  posesión  solidaria,  es  decir,  no  es  posible  el  ejercicio   solidario  de  conceptos  posesorios,  porque  no  es  posible  la  existencia  de  2  conceptos   idénticos  sobre  una  misma  cosa,  con  la  totalidad  de  las  facultades  que  comporta  el   concepto  (ej.NO  propietario  exclusivos).   Exclusión ! si 2 o más personas pretenden la posesión pero los conceptos posesorios son incompatibles, las soluciones que da el art.521-4.2: • • • • Poseerá el que esté poseyendo en el momento de la pretensión Si hay 2 o más poseedores, poseerá el mas antiguo Si las fechas de las posesiones coinciden, poseerá quien presente un titulo Si todas las condiciones son iguales, se deposita judicialmente la cosa mientras se decide la posesión o la propiedad según lo que establece las leyes.
Dado  que  no  se  admite  la  solidaria,  estos  son  los  criterios  que  establece  para  dar   preferencia  a  uno  de  los  poseedores  litigantes.  Se  trata  pero,  de  una  preferencia   provisional  mientras  se  decide  judicialmente  a  quién  realmente  corresponde  la  posesión   (caso  en  el  que  se  haya  planteado  una  acción  de  tutela  sumaria  de  la  posesión,  522-­‐7.1)  o   la  propiedad  (caso  de  a  acción  reivindicatoria,  544-­‐1).     [opinion]Sin  embargo,  los  criterios  de  preferencia  no  resultan  satisfactorios  porque   pueden  no  ajustarse  a  la  que  será  la  decisión  final  del  juez.  Si  se  produce  un  litigio  sobre  a   quién  corresponde  la  posesión,  es  preferible  que  sea  el  jue  quien  determine  la  situación   posesoria  interina  de  la  cosa.     1.En caso de incompatibles, ¿cómo pueden poseer la misma cosa durante un tiempo si es incompatible? acuden a la autoridad judicial para que dirima en el ámbito judicial acudiendo a todos los mecanismo de prueba de derechos 2. Comuneros = Poseen en condición de coposesiones, y todos tiene el mismo concepto posesorio que incorpora el reconocimiento de los otros.
Son situaciones distintas, en la 1ª no se les reconoce como poseedores, en los comuneros sí.
Art.521-5 coposesión “…” = se considera que cada uno de los poseedores ha poseído la parte que se le ha adjudicado de forma exclusiva. Ej: si tenemos una finca que hemos poseído durante 12 meses en concepto de copropietarios, y la adquirimos en 1985, cuando tiene lugar la participación en 2007 ! vamos a considera que cada uno de ellos ha poseído la parte que se les ha adjudicado.
La  posesión  es  una  situación  de  hecho  a  la  que  e  ordenamiento  jurídico  otorga   consecuencias  importantes  que  hacen  que  no  se  vea  afectada  por  situaciones  meramente   marginal,  o  que  no  tengan  una  continuidad  y  estabilidad  en  el  tiempo.  Prevalece  pues  el   derecho  del  poseedor  a  seguir  poseyendo  por  encima  de  actuaciones  de  importancia   segundaria.  Ello  tiene  doble  implicación:   # Para  conservar  la  posesión  no  es  necesario  ejercitarla,  sino  que  basta  ocn  tener  el   bien  bajo  el  control  de  la  voluntad  del  poseedor.  Es  decir,  para  seguir  siéndolo,  el   poseedor  no  debe  estar  constantemente  realizando  actos  materiales  que   reafirmen  su  control  sobre  el  bien.  Incluso  según  el  art.521-­‐6  la  posesión  es   continuada  a  pesar  de  que  sea  interrumpido # La  detentación  no  afecta  a  la  posesión:  los  actos  tolerados  por  el  poseedor  actual,   los  realizados  clandestinamente,  y  los  meramente  puntuales  (sin  continuidad),  no   afectan  a  la  posesión.  Es  decir,  ni  producen  ellos  mismos  los  efectos  propios  de  la   posesión,  ni  alteran  los  efectos  de  la  posesión.  Solamente  producen  detentación   sobre  el  bien  poseído,  y  en  ningún  caso  el  CCC  prevé  que  la  mera  detentación   produzca  un  efecto  contrario  a  la  posesión  actual.  Esto  también  es  aplicable  a  los   actos  realizados  con  violencia,  es  decir,  contra  la  voluntad  del  poseedor  anterior,   siempre  que  se  trate  de  actos  aislados,  que  no  constituyan  una  autentica   usurpación,  pues  ésta,  en  tanto  que  situación  permanente,  si  que  da  lugar  a  una   situación  de  posesión  contradictoria.   521-6 continuidad de la posesión “se presume que los poseedores han poseído un bien de forma continuada desde que adquirieron su posesión y pueden unir su posesión a la de sus causantes” = se presume el concepto posesorio y además la posesión se debe de haber realizado de forma ininterrumpida (521-6.3). Se  utiliza   para  los  supuestos  en  los  que  el  poseedor  actual  puede  demostrar  que  en  el  pasado   adquirió  la  posesión  pero  no  puede  probar  que  durante  todo  el  tiempo  transcurrido  ha   sido  poseedor.  Tiene  especial  importancia  en  casos  de  usucapión  o  liquidación  de  la   situación  posesoria.  Se  presume  de  la  continuidad  de  la  posesión  no  solo  a  partir  del   momento  en  que  la  adquirió  el  poseedor  actual,  sino  también  en  relación  con  su  causante,   es  decir,  con  quien  le  transmitió  la  posesión  !  art.  521-­‐6-­‐1  “el  poseedor  actual  puede  unir   su  posesión  a  la  de  su  causante”.  Además  según  el  art.521-­‐6.2  “se  presume  que  los   poseedores  mantienen  el  mismo  concepto  posesorio  que  tenían  cuando  adquirieron  la   posesión”.  Según el art. 521-6.3 una interrupción menor de un año que atajo inmediatamente con el interdicto, nadie podrá decir que no he sido poseedor, porque representa que aunque me han interrumpiendo, he seguido siendo poseedor. Un problema temporal no supone que se termine la posesión. Ser poseedor supone tener las cosas a tu poder, pero no supone estar poseyendo continuamente. Por  tanto  la  idea  de  continuidad  no  se  rompe  aunque  el  ejercicio  de  la   posesión  se  vea  interrumpido  temporalmente.     Ej: poseo una finca durante 12 años, fallezco, y mi heredero entiende que es propietario y se comporta como tal. Al cabo de 25 años aparece una persona que acredita que tiene mejor derecho =succesio posesione ! se admite que se suma la posesión de varias personas en las que hay sucesión.
Distintas causas de perdida de la posesión: • • • • • “La  cesión  voluntaria  de  los  bienes  que  son  objeto  de  la  misma  a  otra  persona,  en   un  concepto  incompatible  con  la  posesión  de  la  persona  que  hace  la  cesión”:  se   refiere  a  la  cesión  negocial,  tanto  a  titulo  oneroso  como  gratuito.  Se  trata  en   definitivo  de  la  tradición  en  los  casos  en  que  el  tradens    no  continua  con  la   posesión  del  bien  en  otro  concepto  distinto  al  que  ostentaba  hasta  ese  momento   (supuestos  de  constitutum  possessorium  y  traditio  brevi  manu)  ! supuesto de finalización.
“El  abandono”:  es  un  acto  unilateral  por  el  que  el  poseedor  excluye  la  cosa  del   ámbito  de  su  voluntad.  Si  se  trata  de  cosas  muebles,  el  abandono  también  afecta  al   derecho  de  propiedad,  pues  la  cosa  se  convierte  en  res  nullius  y  es  susceptible  de   ocupación.  En  el  caso  de  os  bienes  inmuebles,  la  titularidad  pasa  al  Estado.   “La  perdida  o  destrucción  total”:  la  extinción  material  del  objeto  comporta  la   desaparición  de  una  figura  jurídica  que  se  basa  en  un  hecho,  como  es  la  posesión.       “El  hecho  de  quedar  fuera  del  tráfico  jurídico”:  aunque  la  posesión  se  basa  en  un   elemento  fáctico,  también  tiene  en  cuenta  la  situación  jurídica  de  la  cosa,  de   manera  que  la  posesión  se  pierde  cuando  la  cosa  queda  fuera  del  comercio.  Ello   significa  que,  aunque  desde  el  punto  de  vista  material  se  posible  seguir   detentando  el  objeto,  no  se  puede  poseer  jurídicamente   “La  posesión  por  otra  persona,  incluso  adquirida  contra  la  voluntad  de  los   anteriores  poseedores,  si  la  nueva  posesión  dura  mas  de  un  año”:  aunque  la   posesión  es  una  situación  de  hecho,  en  este  caso  se  puede  afirmar  que  pasa  a  ser   un  derecho.  La  posesión  del  despojado  es  una  posesión  incorporal,  como  derecho,   que  dura  un  año  (durante  el  cual  tiene  protección  interdictal).  El  plazo  de  un  año   concuerda  con  el  establecido  en  el  art.439.1  LEC,  de  caducidad  de  un  año  para  las   acciones  posesorias,  a  contar  desde  el  acto  de  perturbación  o  despojo.     SENTENCIA  TS  de  lo  Civil: art.250.1.4 LEC tutela posesoria. Hasta el 2000, la LEC anterior incorporaba un capitulo que se llamaba “de los interdictos”, pero la LEC quita esta peculiaridad y los transforma a un supuesto de juicio verbal en el art.250 ! distingue tutela sumaria de la posesión que suponga el despojo o la perturbación del disfrute. En la STS, don Jose Angel considera que le han despojado, por tanto, estamos ante lo que antes se llamaba “interdicto de recobrar la posesión”. Pero esta pretensión de Jose Angel no prospera porque ha pasado el plazo de 1 año de caducidad y la parte demandada cuenta que eran actos tolerados. Pero el demandado puso dos demandas anteriores por sufrir perturbaciones con lo cual no eran actos tolerados.
“animus spoliandi” ! esta idea hoy por hoy, según la doctrina del TS es que es innecesario porque a lo que tenemos que tender es a los propios actos y no la actitud volitiva por parte del que está actuando.
No prejuzga el derecho de titularidad sobre la finca ! el propio TS dice que es evidente que hubo despojo, pero que ya no tiene legitimación para defenderse el que se ha visto perturbado.
Interdicto de retener ≠ de recobrar ! RECOBRAR: en el ámbito de la propiedad el propietario interpone la acción reivindicatoria (interpuesto por el propietario no poseedor frente al poseedor no propietario). (Recobrar es para el despojo de la cosa) ! RETENER: se interpone la acción negatoria.
(Retener es para la perturbación de la cosa) 3.  Los  efectos  jurídicos  de  la  posesión   Los efectos jurídicos de la posesión son: # Art.522-1 La presunción: es presunción iuris tantum ya que puede decaer si se presenta prueba = Decae en caso de que esté inscrito en el registro la propiedad en nombre de otro sujeto (+art.38 LH: se presume la posesión de los inscritos). A  partir  del  hecho  de  la  posesión,  se  puede  presumir  de  que  el   poseedor  es  el  titular  del  derecho  en  cuyo  concepto  está  poseyendo  y  que,  en   consecuencia,  tiene  derecho  a  poseer,  ya  que  la  posesión  se  puede  considerar  un   mecanismo  de  publicidad  de  un  derecho  sobre  un  objeto,  o  mejor  aun,  de   apariencia  de  un  derecho.  Además,  esta  apariencia  puede  acabar  convirtiéndose   en  un  derecho  a  través  de  la  usucapión  (522-­‐6).   522-­‐1  “se  presume  que  los  poseedores  son  titulares  del  derecho  en  cuyo  concepto   poseen  el  bien”.  Este  artículo  evita  que  el  poseedor  tenga  que  probar  el  derecho  en   concepto  del  cual  está  poseyendo:  la  posesión  permite  presumir  que  este  derecho   existe  realmente  y  que  corresponde  al  poseedor.  En  consecuencia,  el  poseedor  no   tendrá  que  ir  demostrando  su  titularidad.  Garantiza  la  fluidez  y  agilidad  del  tráfico   jurídico.  La  inversión  de  la  carga  de  la  prueba  hace  que  quien  mantenga  que  el   poseedor  no  es  titular  del  derecho  en  cuyo  concepto  posee,  deba  probarlo.     522-­‐1  !  excepción:  “la  presunción  de  titularidad  decae  cuando  la  cosa  o  el   derecho  poseídos  están  inscritos  en  el  Registro  de  la  Propiedad,  o  si  procede,  en  el   Registro  de  Bienes  Muebles  a  favor  de  otra  persona,  salvo  que  los  poseedores  de   los  que  se  presume  la  titularidad,  opongan  otro  titulo  que  justifique  su  posesión”  =   la  excepción  es  que  la  presunción  de  titularidad  decae  cuando  el  bien  está  inscrito   en  un  Registro,  pues  se  trata  de  registros  en  los  que  de  la  inscripción  se  presume  la   posesión  del  bien  registrado.  Seguidamente,  el  mismo  articulo  expone  una   contraexcepcion:  el  poseedor  actual  (no  inscrito)  puede  alegar  al  titular  inscrito   (cuya  posesión  se  presume  como  consecuencia  de  la  inscripción)  un  titulo  que   justifique  su  posesión  "  se  trata  de  un  conflicto  entre  dos  presunciones  que   derivan  de  2  mecanismos  diferentes  de  publicidad  de  derechos  reales.  Este  artículo   hace  prevaler  la  presunción  que  se  basa  en  la  existencia  de  un  registro  publico,  por   delante  de  la  que  se  basa  en  el  simple  hecho  de  poseer.  Sin  embargo,  esta   presunción  decae  ante  la  presentación  de  un  titulo  que  justifique  la  posesión  del   poseedor  actual.       4.  La  protección  de  la  posesión       TUTELA  SUMARIA  DE  LA  POSESION   El  art.522-­‐7  regula  la  protección  de  la  posesión  que  se  basa  en  el  hecho  mismo  de  la   posesión.  Sin  embargo,  existen  otras  acciones  que  tienen  como  finalidad  la  recuperación   de  la  posesión  pero  no  a  partir  del  hecho  mismo  de  la  posesión,  sino  a  partir  de  un   derecho  que  recae  sobre  la  cosa  que  se  reclama  !  ej.accion  reivindicatoria,  desahucio.   “Los  poseedores  y  detentadores  tienen  pretensión  para  retener  y  recuperar  su  posesión   contra  cualesquiera  perturbaciones  o  usurpaciones,  según  lo  establecido  por  la  legislación   procesal”  =  otorga  la  protección  posesoria  tanto  al  poseedor  como  al  detentador,  por   tanto,  que  los  arts.250.1.1  y  439.1  y  447.2  LEC  que  se  refieren  tanto  a  la  tenencia  como  a   la  posesión.     Ser  poseedor  comporta  el  derecho  a  seguir  poseyendo,  de  manera  que  únicamente  se  le   privará  del  contacto  físico  con  la  cosa  a  raíz  del  ejercicio  de  un  derecho  que  justifique  el   cambio  de  poseedor  (acción  declarativa).  Las  acciones  posesorias  se  fundamentan  en  el   hecho  de  la  posesión  y  se  basan  sólo  en  ella.  Es  decir,  son  acciones  posesorias,  no  por  que   tiendan  a  recuperar  la  posesión  sino  porque  se  basan  en  ella.     En  ocasiones,  la  defensa  de  la  posesión  se  configura  no  solamente  como  una  facultad  del   poseedor,  sino  también  como  un  deber  (ej:  art.69.3.4CS)       La LEC del 2000 incorpora al juicio verbal la tutela sumaria, que excluye la idea de la cosa juzgada. Puede llegar a proteger incluso a quien ya sabemos que en el ámbito del derecho no estaría protegido, porque nos ceñimos al ámbito posesorio.
Plazo de 1 año para actuar la tutela posesoria sumaria.
Perturbación ≠ despojo ! perturbación es toda molestia en cuanto al ejercicio del poseedor de ese poder sobre la cosa, pero que no le excluye de la posesión.
Despojo es cuando el poseedor es expulsado.
La tutela es predicable de cualquier poseedor, no está acotado a poseedores determinados.
  LA  ACCION  PUBLICIANA   La protección: art.522-7 ! como gran novedad incorpora la acción publiciana: es la tutela con carácter ordinario de un poseedor de mejor derecho, por 2 motivos: • Porque era un poseedor no propietario • Porque resultaba más fácil entrar en la publiciana que instar la acción reivindicatoria, porque históricamente ésta tenia unos requisitos de prueba muy complicados (probatio diabólica), no era bastante con decir que eras propietario.
El legislador catalán introduce la acción publiciana como una acción posesoria.
El  art.522-­‐7  regula  la  acción  publiciana  “Los  poseedores  pueden  recuperar  por  medio  de   la  acción  publiciana,  la  posesión  de  la  cosa  o  el  derecho  ante  los  poseedores  sin  derecho  o   de  pero  derecho.  Quien  adquiere  por  usucapión  debe  probar  que  tiene  mejor  derecho  a   poseer,  debe  dirigir  la  acción  contra  los  poseedores  que  tienen  la  posesión  efectiva  y  debe   identificar  la  cosa  o  el  derecho  objeto  de  la  posesión”.  La  acción  publiciana  pretende   cubrir  el  espacio  entre  la  tutela  de  la  propiedad  y  la  tutela  sumaria  de  la  posesión,   dando  al  que  ha  sido  poseedor  durante  mucho  tiempo,  y  que  tiene  un  mejor  derecho  a   poseedor,  un  mecanismo  de  protección  que  sea  operativo  y  distinto  a  la   reivindicatoria  y  a  la  tutela  sumaria  de  la  posesión.     La  acción  publiciana  permite  al  poseedor  que  se  encuentra  próximo  a  culminar  la   usucapión  de  un  derecho  sobre  un  bien  inmueble,  recuperar  la  posesión  de  la  cosa  o   derecho  frente  al  poseedor  actual  sin  derecho  o  de  peor  derecho  !  se  parte  de  hecho   de  que  el  poseedor  que  ha  sido  privado  de  la  posesión  del  bien  se  halla  en  la  ultima   fase  para  completar  la  usucapión.  Para  considerar  que  un  poseedor  es  de  mejor   derecho,  se  debe  hallar  en  el  ultimo  tercio  del  plazo  de  la  usucapión.     En  el  ámbito  de  la  acción  publiciana,  debe  entenderse  limitado  solamente  a  la   posesión  de  los  inmuebles,  dado  que  el  plazo  de  usucapión  de  los  muebles  es  de  3   años,  la  acción  publiciana  carece  de  sentido,  pues  no  tiene  un  espacio  propio  entre  la   sumaria  y  la  reivindicatoria.     5.  La  posesión  de  buena  i  de  mala  fe  (art.521-­‐7).  La  liquidación  de  la  situación   posesoria     La posesión de buena fe puede dar lugar (522-8) a que se me considere propietario La  distinción  entre  buena  y  mala  fe  resulta  fundamental  en  el  ámbito  de  la  posesión,  tanto   por  sus  consecuencias  jurídicas  como  económicas.     Tiene consecuencias esta distinción para saber quien ha de sufragar los gastos y que se debe restituir. Es relevante pues a efectos jurídicos, y en algunos ordenamientos más que otros. Repercute esta distinción en el régimen de restitución y también en como se computan los frutos.
El  concepto  de  buena  fe  posesoria  no  es  tan  claro  porque  el  CCC  utiliza  la  expresión   “buena  fe”  en  sentidos  distintos  según  las  ocasiones.  Asi  por  ejemplo,  hallamos  una   diferencia  al  poseedor  de  buena  fe  en  el  art.569-­‐3  en  materia  de  derecho  de  retención   “los  poseedores  de  buena  fe  de  un  bien  ajeno,  mueble  o  inmueble,  que  deban  entregar  a   otra  persona  pueden  retener  su  posesión  en  garantía  del  pago  de  las  deudas  a  que  se   refiere  el  art.569-­‐4  hasta  el  pago  completo  de  la  deuda  garantizada”  !  este  poseedor  de   buena  fe,  es  por  ejemplo,  un  depositario/arrendatario  de  obra  que,  con  anterioridad  a  al   constitución  del  derecho  de  retención,  ya  poseía  la  cosa,  y  la  poseía  correctamente  pues   estaba  legitimado  para  poseerla  en  virtud  del  contrato  que  en  su  día  celebró.  Eso  sí,  ese   poseedor  sabe  que  deberá  restituir  la  cosa  objeto  del  contrato  cuando  le  sea  reclamada.   Por  ello,  poseedor  de  buena  fe  es  en  este  articulo  una  persona  que  tiene  derecho  a  poseer   en  virtud  de  un  titulo  que  legitima  esa  posesión  y  que,  ante  el  riesgo  de  impago  de  un   crédito,  decide  ejercitar  el  derecho  de  retención.  Por  contraposición,  podemos  deducir   que  un  poseedor  de  mala  fe  es,  en  relación  con  el  derecho  de  retención,  una  persona  que   ya  no  tenia  derecho  a  poseer  la  cosa  inicialmente  y  que,  en  consecuencia,  tampoco  podrá   ejercitar  el  derecho  de  retención.     Esta  configuración  de  buena  y  mala  fe  en  el  derecho  de  retención  es  ≠  a  la  que  se  halla  en   el  art.521-­‐7  en  sede  de  posesión  !  en  este  caso,  tanto  el  poseedor  de  buena  como  de   mala  fe,  son  personas  que  no  tienen  derecho  a  poseer  y  que,  en  consecuencia,  pierden  su   posesión  a  favor  de  otra  persona  que  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer  y  que  por  tanto,  les   vence  en  su  posesión.     De  acuerdo  con  el  art.521-­‐7.1,  “la  buena  fe  en  la  posesión  es  la  creencia  justificable  de  la   titularidad  del  derecho.  En  caso  contrario,  la  posesión  es  de  mala  fe”  =  en  consecuencia,  la   diferencia  es  que  el  de  mala  fe  sabe  que  no  tiene  derecho  a  poseer,  mientras  el  de  buena   fe  lo  ignora.  Además,  la  buena  fe  se  presume  siempre  (521-­‐7.2).  Por  otra  parte,  existe  una   continuidad  en  la  calificación  de  la  posesión  como  de  buena  fe  !  dependerá  de  si  el   poseedor  llega  a  conocer  que  posee  la  cosa  indebidamente.  En  este  sentido,  “los  efectos   de  la  buena  fe  cesa  a  partir  del  momento  en  que  los  poseedores  sabe,  o  pueden  saber   razonablemente,  que  no  tienen  derecho  a  poseer”.  La  simple  observación  hecha  por  un   tercero  de  que  el  poseedor  posee  indebidamente  no  elimina  por  sí  sola  la  buena  fe.   Tampoco  la  elimina  una  reclamación  judicial.  En  este  caos,  la  presunción  de  buena  fe  debe   seguir  operando,  pero  el  poseedor  puede  tener  alguna  consecuencia  negativa  que  deriva   de  la  sospecha  de  que  quizás,  deberá  restituir  la  cosa.     La liquidación de la situación posesoria = …restitución de frutos, rembolso de los gastos y las cuestiones del deterioro.
Art.544-2.1”La acción reivindicatoria comporta la restitución del bien, salvo en los casos en que las leyes determinan la irreivindicabilidad”: implica la reivindicación salvo los casos de irrevindicabilidad ! la irreivindicabilidad es el art.522-8.
Art.544-2.2 “La restitución del bien implica la liquidación de la situación posesoria con relación a los frutos, gastos y deterioro o pérdida del bien”: Son los 3 conceptos que se deben analizar en TODO supuesto de liquidación posesoria Art.522-2 “Si los poseedores pierden la posesión a favor de otra persona que tiene un mejor derecho a poseer, por cualquier causa, la liquidación de la situación posesoria se ajusta a lo establecido por los artículos del 522-3 al 522-5, salvo pacto o disposición en contrario” La  posesión  ejercido  por  una  persona  comporta  como  si  ese  fuera  titular  de  un  derecho   que  le  legitima  para  ejercerlo.  Asimismo,  puede  suceder  que  el  derecho  del  poseedor  sea   de  inferior  condición  al  derecho  a  poseer  que  corresponde  a  otra  persona  =  se  debe   entregar  la  posesión  de    un  bien  a  otra  persona  que  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer   (Art.522-­‐2).     Cuando  ello  sucede,  es  preciso  liquidar  la  posesión,  es  decir,  determinar  quién,  si  el   poseedor  antiguo  o  el  nuevo,  se  queda  con  los  frutos  del  bien,  asume  los  gastos  así  como   los  supuestos  de  responsabilidad  por  perdida  o  el  deterioro  del  bien  poseído.  En  este   sentido,  el  art.522-­‐2  establece  que  “si  los  poseedores  pierden  la  posesión  a  favor  de  otra   persona  que  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer,  por  cualquier  causa,  la  liquidación  de  la   situación  posesoria  se  ajusta  a  los  art.522-­‐3  al  522-­‐5,  salvo  pacto  o  disposición  en   contrario”.  Estos  preceptos  (522-­‐2  a  522-­‐5)  establecen  una  regulación  del  poseedor  actual   que  pierde  su  posesión  según  si  era  de  buena  o  de  mala  fe,  todo  ello,  sin  perjuicio  de  que   por  pacto,  o  en  una  disposición  especifica,  se  establezcan  criterios  distintos  de  liquidación   de  la  posesión.       FRUTOS ¿Qué haces con los frutos que has obtenido? Dependiendo de si eres de mala o de buena fe (CCC! régimen de los frutos).
Qué son los frutos: Art.511-3 “1. Los frutos de una cosa son sus productos y los demás rendimientos que se obtienen de la misma de acuerdo con su destino.
(=frutos naturales) 2 Los frutos de un derecho son los rendimientos que se obtienen del mismo de acuerdo con su destino (=frutos civiles) y los que produce en virtud de una relación jurídica”, Art.522-­‐3.1:  “Los  poseedores  de  buena  fe  hacen  suyos  los  frutos  y  deben  asumir  los  gastos   originados  para  producirlos.  Quien  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer  puede  hacer  suyos  los   frutos  pendientes,  pero  debe  pagar  los  gastos  originados  para  producirlos”  !  el  poseedor   de  buena  fe  hace  suyos  los  frutos  percibidos  mientras  duró  su  posesión  y  debe  asumir  los   gastos  originados  para  producirlos.  En  cuanto  a  los  frutos  pendientes  en  el  momento  en   que  debe  entregarse  la  posesión,  quien  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer  puede  hacerlos   suyos,  pagando  los  gastos  originados  para  producirlos.  Ha de pagar los gastos para evitar un enriquecimiento injusto.
  Art.522-­‐3.2  “Los  poseedores  de  mala  fe  deben  restituir  los  frutos  que  se  han  producido  a   partir  del  día  en  que  se  inició  la  posesión  de  mala  fe  o  bien  su  valor,  pero  tienen  derecho  al   resarcimiento  por  los  gastos  necesarios  que  han  hecho  para  obtenerlos,  sin  perjuicio  de  la   indemnización  por  daños  que,  si  procede,  corresponde  a  quien  tiene  un  mejor  derecho  a   poseer”  !  El poseedor de mala fe debe restituir los frutos producidos a partir del día en que se inició la posesión de mala fe o bien su valor. Para evitar un enriquecimiento injusto, el nuevo poseedor deberá reembolsar los gastos necesarios que el poseedor de mala fe hizo para obtener los frutos  =  Un poseedor de mala fe, solo se le restituye en la medida en que el propietario que recibe la cosa experimentase un enriquecimiento injusto. La restitución de los frutos es independiente de la posible indemnización de daños y perjuicios que corresponda a la persona con mejor derecho = el problema que pueda tener el poseedor de mala fe, irá por indemnización.   GASTOS Gastos = cuando te creías propietario antes de vencer el juicio y realizaste algún gasto.
Tradicionalmente ha habido dos tipos diferenciación de gastos: • • Atendiendo a su naturaleza de las cosas Atendiendo a las relaciones entre 2 sujeto ! Los gastos ordinarios (la contrapartida del uso); los gastos extraordinarios (cuando acabe la relación jca revertirá en el poseedor = caract.especiales) El legislador catalán focaliza la atención a los gastos útiles, es decir, aquellos que no son necesarios y suntuarios *NECESARIOS  =  si no se realiza, la cosa se deteriora o no puede desempeñar la función económica a la que está dedicada  =  los  que  se  refieren  a  la  conservación  y   reparación  de  la  cosa  poseída  !  art.522-­‐4.1  “quien  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer  debe   pagar  los  gastos  extraordinarios  de  conservación  hechos  en  el  bien  tanto  por  los   poseedores  de  buena  fe  como  los  de  mala  fe”  = quien tiene un mejor derecho a poseer no debe pagar los gastos de conservación. Estos  gastos  necesarios  deben  ser   asumidos  por  el  poseedor  por  entender  que  los  gastos  de  conservación  de  la  cosa  son  una   contrapartida  al  uso  de  la  cosa  y  de  los  frutos  que  de  la  misma  obtuvo  el  poseedor.     Este  criterio  puede  dar  a  situaciones  injustas  que  solo  pueden  solucionarse  forzando  la   interpretación  del  concepto  de  gastos  extraordinarios,  pues  no  siempre  la  cosa  poseída   habrá  producido  frutos,  o  su  uso  habrá  generado  algún  beneficio  a  su  poseedor  !  Ej:  los   gastos  normales  de  conservación  de  un  obra  de  arte,  la  posesión  de  la  cual  no  ha   generado  ningún  beneficio  al  poseedor  que  debe  restituirla.   Por  otra  parte,  si  la  cosa  poseída  produjo  frutos,  el  poseedor  debe,  de  forma  justificada,   asumir  los  gastos  necesarios  para  producirlos.     Es  preferible  el  criterio  del  art.453  CC  =  los  gastos  necesarios  se  abonan  a  todo  poseedor.     *ÚTILES  =  los  que  no  siendo  imprescindibles  para  la  conservación  de  la  cosa,  le  aportan   mejora  e  incrementan  su  valor.   Art.522-4.2 “Quien tiene un mejor derecho a poseer debe pagar los gastos útiles hechos en el bien por los poseedores de buena fe si las mejoras o el aumento de valor que han originado subsisten en el momento de la liquidación” = los gastos útiles solo se han de abonar al poseedor de buena fe, solo si subsisten en ese momento. En cambio, en el derecho español, puede optar el que ha de abonar por pagar los gastos realizados o por pagar el valor en que se ha incrementado la cosa.   Quien  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer  debe  pagar  los  gastos  útiles  hechos  en  el  bien  por   el  poseedor  anterior  de  buena  fe  si  las  mejoras  o  el  aumento  de  valor  que  han  originado   subsisten  en  el  momento  de  la  liquidación.  No  en  cambio  en  el  caso  del  poseedor  de  mala   fe,  sin  duda  para  evitar  que  tal  poseedor  dificulte  la  recuperación  de  la  cosa  realizando   gastos  útiles  de  cuantía  importante,  que  sabe  que  quien  vence  en  la  posesión  no  podrá   asumir.     Art.522-4.3 “Los poseedores, tanto de buena como de mala fe, pueden optar por retirar las mejoras hechas siempre que no se deteriore el objeto sobre el que recaen. Sin embargo, en el caso de los poseedores de mala fe, quien tiene un mejor derecho a poseer puede hacer suyas las mejoras pagando su valor”  !  está dando al poseedor vencido la oportunidad de llevarse, cosa que no existe en el CCE (art.444CCE). Se vincula a todo poseedor con la precisión del que el que vence puede contrarrestar con la opción de llevárselos.     En  este  artículo,  todo  poseedor,  tanto  de  buena  como  de  mala  fe,  puede  optar  por  retirar   las  mejoras  hechos  siempre  que  no  se  deteriore  el  objeto  sobre  el  que  recaen.  Sin   embargo,  en  el  caso  del  poseedor  de  mala  fe,  quien  tiene  un  mejor  derecho  a  poseer   puede  hacer  suyas  las  mejoras  pagando  su  valor.     El poseedor de buena fe puede ejercitar el derecho de retención (art.569-3 y 4)   sobre  la  cosa  poseída  en  garantía  del  pago  completo  de  los  gastos  necesarios  y  útiles  que   le  sean  debidos.       Artículo 569-3. Concepto de derecho de retención “Los poseedores de buena fe de un bien ajeno, mueble o inmueble, que deban entregar a otra persona pueden retener su posesión en garantía del pago de las deudas a que se refiere el artículo 569-4 hasta el pago completo de la deuda garantizada”.
Artículo  569-­‐4.  Obligaciones  que  pueden  originar  el  derecho  de  retención  “Pueden   originar  el  derecho  de  retención  las  siguientes  obligaciones:   a)  El  resarcimiento  de  los  gastos  necesarios  para  conservar  y  gestionar  el  bien  y  de  los   gastos  útiles,  si  existe  derecho  a  reclamar  su  reembolso.   b)  El  resarcimiento  de  los  daños  producidos  por  razón  de  la  cosa  a  la  persona  obligada  a  la   entrega.   c)  La  retribución  de  la  actividad  realizada  para  confeccionar  o  reparar  el  bien,  si   previamente  ha  existido,  en  caso  de  muebles,  un  presupuesto  escrito  y  aceptado  y,  en  caso   de  inmuebles,  un  acuerdo  expreso  entre  las  partes,  y  si,  en  ambos  casos,  la  actividad  se   adecua  al  presupuesto  o  al  pacto.   d)  Los  intereses  de  las  obligaciones  establecidas  por  el  presente  artículo,  desde  el   momento  en  que  el  derecho  de  retención  se  notifica  en  la  forma  que  establece  el  artículo   569-­‐5.   e)  Cualquier  otra  deuda  a  la  que  la  ley  otorgue  expresamente  esta  garantía”.     El derecho de retención solo puede hacerlo el poseedor de buena fe.
  *SUNTUARIOS  =  los  de  puro  lujo  o  mero  recreo  !  el  art.522-­‐4  no  se  refiere  a  los  gastos   suntuarios  en  la  terminología  del  art.454  (de  puro  lujo  o  mero  recreo).  La  no  referencia  a   estos  gastos  permite  afirmar  que  ningún  poseedor  que  resulte  vencido  en  su  posesión   puede  reclamarlos,  ni  siquiera  el  de  buena  fe.  Por  otra  parte,  ello  no  excluye  que,  igual   que  en  el  caso  de  los  útiles,  todo  poseedor  tanto  de  buena  como  mala  fe,  puede  optar  por   “llevarse  los  adornos  con  que  hubiese  embellecido  la  cosa  principal  si  no  sufriere   deterioro,  y  si  el  sucesor  en  la  posesión  no  prefiere  abonar  el  importe  de  lo  gastado”   (Art.454  CC,  que  limita  esta  posibilidad  sólo  al  poseedor  de  buena  fe).         DETERIORO  O  PERDIDA     Según  el  art.522-­‐5.1,  el  poseedor  de  buena  fe  no  responde  del  deterioro  o  pérdida  de  la   cosa  o  el  derecho  poseídos,  salvo  que  haya  actuado  con  negligencia  o  dolo  a  partir  del   momento  en  que  se  les  ha  notificado  la  reclamación  basada  en  la  posible  existencia  de  un   mejor  derecho  a  poseer.  Si el poseedor de buena fe tiene una cosa y la deteriora pero llega el propietario y se la tiene que devolver, como actuó en concepto de propietario pensando que podía disponer de la cosa ! se le tutelara a este poseedor de buena fe = 522-5 ! los de buena fe no responden del deterioro salvo después de saber hay otro que es propietario, actúan con negligencia.
522-5.1 “Los poseedores de buena fe no responden del deterioro o pérdida de la cosa o el derecho poseídos, salvo que hayan actuado con negligencia o dolo desde el momento en que se les ha notificado la reclamación basada en la posible existencia de un mejor derecho a poseer”: todo lo que haga mientras permanezca en la ignorancia que su posesión no es la optima, no tendrá que responder.
522-5.2 “Los poseedores de mala fe responden siempre del deterioro o pérdida de la cosa o el derecho poseídos a partir del momento en que se notifica la reclamación a que se refiere el apartado 1, incluso en el caso de que dicho deterioro o dicha pérdida ocurran de forma fortuita si ha atrasado maliciosamente la entrega de la cosa a los poseedores legítimos” ! el poseedor de mala fe incluso responde en caso fortuito si se ha demorado Régimen  de  responsabilidad  !  art.522-­‐5.2  “los poseedores de mala fe responden siempre del deterioro o pérdida  de  la  cosa  o  del  derecho  poseídos  a  partir  del  momento   en  que  se  notifica  la  reclamación  a  que  se  refiere  el  apartado1,  incluso  en  el  caso  de  que   dicho  deterioro  o  dicha  perdida  ocurran  de  forma  fortuita  si  ha  atrasado  maliciosamente   la  entrega  de  la  cosa  a  los  poseedores  legítimos”  =  esta  regulación  carece  de  lógica,  pues   está  equiparando  la  responsabilidad  del  poseedor  de  mala  fe  al  de  buena  fe.  La  única   diferencia  esta  en  la  responsabilidad  por  caso  fortuito  a  partir  de  la  reclamación.  En   cambio,  el  poseedor  de  mala  fe  no  asumiría  ninguna  responsabilidad  por  su  actuación   negligente  o  dolosa  anterior  a  la  reclamación,  lo  que  carece  de  sentido  en  una  persona   que  sabe  que  no  tiene  derecho  a  poseer.     Lo  que  el  art.522-­‐5.2  debería  decir  es  que  el  poseedor  de  mala  fe  responde  siempre  del   deterioro/perdida  producidos  por  negligencia  o  dolo  y  también  del  causado  por  fuerza   mayor.         En el CCE, un poseedor de buena fe puede llegar a ser propietario transcurriendo un plazo menor que el de mala fe. En cambio en el CCC la buena fe es irrelevante para llegar a ser propietario, no tiene efectos temporales, es el mismo que el de mala fe ! 531-24 CCC: para usucapir la posesión tiene que ser en concepto del titular del derecho interrumpido y no necesita titulo ni buena fe ≠ 1940CCE: para la prescripción ordinaria del dominio y los demás derechos reales ! es necesario la buena fe. 1955 CCE: los términos de mala fe y buena fe son distintos.
  6.  El  efecto  adquisitivo  de  la  posesión  de  buena  fe  de  bienes  muebles   El  art.522-­‐8  trata  de  resolver  el  conflicto  de  intereses  entre  la  estabilidad  del  derecho  de   propiedad  y  la  seguridad  del  tráfico  jurídico.  El  problema  está  en  decidir  entre  el  derecho   del  propietario  desposeído  y  la  protección  del  adquirente  de  un  bien,  en  el  caso  en  que   esta  adquisición  se  haya  hecho  de  buena  fe,  basándose  en  una  apariencia  jurídica   irreprochable,  cuando  en  realidad  estaba  adquiriendo  de  alguien  que  no  tenía  poder  de   disposición  suficiente  para  transmitir  la  titularidad  del  bien  (adquisición  a  non  domino).     El  CCC  opta  por  la  tesis  germanista    pues  contribuye  mejor  a  la  seguridad  del  tráfico   jurídico.  Si  tenemos  en  cuenta  que  la  utilidad  principal  de  la  posesión  es  la  de  ser  un   mecanismo  de  publicidad  de  los  derechos,  especialmente  de  los  muebles,  la  solución  del   conflicto  ha  de  dar  prevalencia  a  la  seguridad  del  trafico,  procurando  minimizar  los   perjuicios  al  poseedor  desposeído.     El  CCC  ha  añadido  en  el  art.522-­‐8  el  requisito  de  la  onerosidad.     L’aparença possessòria té efectes legitimadors = l’aparença de ser titular d’un dret crea legitimació.
L’art.522-­‐8  beneficia  al  adquirente  y  en  detrimento  del  propietario  inicial  del  bien   enajenado,  es  por  ello  que  el  art.522-­‐8  CC  establece  la  obligación  del  adquirente  de   facilitar  a  los  propietarios  iniciales  los  datos  que  tengan  para  identificar  a  las  personas  que   les  transmitieron  el  bien,  sino,  responderán  de  la  indemnización  de  daños  y  perjuicios.  La   finalidad  es  que  el  antiguo  propietario  pueda  reclamar  el  resarcimiento  y  la  indemnización   a  la  persona  a  quien  se  lo  transmitió  en  primera  instancia.  Para  ello,  debe  además  de  dar   os  datos  para  identificar  la  persona,  dar  todos  los  datos  que  disponga  para  facilitar  la   localización.     En relació amb la possessió es parla d’una funció de publicitat de la possessió ! L’aparença publicitat un dret.
El registre de la propietat compleix una funció de publicitat = s’hi publiquen fets/drets relatius a béns immobles per generar confiança en el sentit de que jo pretenc adquirir un dret real sobre un bé immoble.
Tan el registre de la propietat com la possessió se’n predica una funció de publicitat. D’aquestes 2 nocions se’n deriva una legitimació = complint els requisits de l’art.522-8, si jo compro un llibre de bona fe a una persona pensant-me que es el propietari, l’adquiriré com a concepte de propietari tot i que no sigui ell el real propietari, ja que jo de bona fe em pensava que sí que ho era = adquisició a non domino = adquisició de un no propietari.
Ius possessionis ≠ ius possidendi ! l’aparença nomes genera ius possessionis, es a dir, que pel mer fet d’estar posseint, es té el dret de continuar posseint. Sempre de la possessió es genera ius possessionis. El propietari no poseidor que vol recuperar la possessió, no té legitimació derivada de la poseesio perquè no posseeix, i per això haurà d’anar per la via de l’accio reivindicatòria perquè té una legitimació derivada del dret, no de la possessió.
A més, pot ser que a part de ius possessionis hi hagi ius possidendi (=dret a posseir). El ius possidendi doncs, sorgeix del dret real que una persona té, es a dir, aquest ius el té la propietària que no posseeix ja que es deriva del dret, i no del fet de posseir.
La publicitat = mecanismes per fer que una determinada situació jurídica sigui pública/manifesta, amb la funció del mer avís/noticia.
[Art. 327 CCE: els actes relatius a l’estat civil nomes tenen un mitjà de proba possible, que es el registral " aquí el grau de publicitat és el registral] Publicitat legitimadora = quan la publicitat/aparença es fa en relació amb els tercers de bona fe com a equivalent a la realitat parlem d’una funció legitimadora.Ex: si jo al registre apareixo com a titular d’un bé immoble, i algú contracta amb mi de bona fe i em paga un preu (art.34 LH), serà mantingut en la seva adquisició.
Com s’articula la publicitat? Es pot fer de diverses maneres: • Fent que un determinat acte, revesteixi certes solemnitats. Del fet d’estar exercint un dret se’n pugui presumir que el dret que s’està exercint és titularitat de qui l’exerceix. Es a dir, del fet d’estar exercint un dret, permet presumir que és el titular per molt que sota aquesta aparença possessòria en veritat no hi hagi un dret a posseir (ius possidendi).
• La inscripció en el registre públic Legitimació: podem distingir entre legitimació: • Directe: com que tinc capacitat jurídica puc ser titular de drets i obligacions, a més sent major d’edat tinc capacitat d’obrar i per tan puc realitzar actes jurídics. A mes a mes, si soc propietari d’un bé, tindré legitimació directe per disposar d’aquest bé.
• Indirecte: si jo tinc un bé que no és meu (i soc major), sinó que és d’un menor d’edat. Com que jo tinc capacitat jurídica i d’obrar i tinc la representació legal del menor, puc actuar en els seus interessos i alienar el bé. En aquest cas s’actua en relació en l’esfera d’interessos d’un altre persona, en aquest cas, pels interessos del menor.
• Extraordinària: l’ordenament preveu que una persona que no té ni legitimació directe ni indirecte, pugui actuar en relació amb l’esfera d’interessos duna altre persona i en relació d’un bé aliè, de manera legitimada extraordinàriament. L’efecte és l’adquisició de la possessió de bens mobles o immobles(art.34 LH).
De l’aparença possessòria se’n deriven 2 efectes: • Presumpció de titularitat del dret • L’efecte adquisitiu de la possessió de bona fe de béns mobles: Presumir que el posseïdor és el titular del dret en el concepte del qual s’està posseint.
La possessió crea una aparença jurídica que legitima (legitimació extraordinària) i permet presumir que la persona que posseeix es titular del dret. A mes a mes, aquesta aparença permet que quan la realitat no es correspon amb l’aparença, l’OJ tendeix a fer que coincideixin mitjançant mecanismes com la usucapió (=adquisició de drets reals per la possessió ininterrompuda durant un període de temps), fent que el posseïdor adquireix el dret en concepte el qual està posseint.
Artículo 522-8. Adquisición de buena fe de bienes muebles.
1. La adquisición de la posesión de un bien mueble de buena fe y a título oneroso comporta la adquisición del derecho en que se basa el concepto posesorio, aunque los poseedores anteriores no tuviesen poder de disposición suficiente sobre el bien o el derecho ! en el CCE no parla de “títol onerós”, en canvi en el CCC per que l’adquirent sigui protegit, ha d’haver pagat un preu. La bona fe es predica del moment en què estic adquirint la possessió no de més endavant, es a dir, no s’ha de mantenir. Perquè operi l’adquisició dels bens mobles de bona fe, es necessita a més, que el posseïdor anterior no tingui un poder de disposició sobre el bé. Pot ser que no tingui poder de disposició per moltes raons: perquè no es titular, ser titular però no tenir poder de disposició suficient per alienar-lo, etc.
2. Los adquirentes deben facilitar a los propietarios iniciales, si se lo requieren fehacientemente, los datos que tengan para identificar a las personas que les transmitieron el bien. En caso contrario, responden de la indemnización por los daños y perjuicios que les hayan ocasionado = l’efecte real es l’adquisició del dret.
A mes, se’n deriva un efecte personal (obligatori): els adquirents han de facilitar les dades que tinguin.
3. Los propietarios de un bien mueble perdido, hurtado, robado o apropiado indebidamente pueden reivindicarlo de los poseedores que tienen su posesión efectiva, salvo que estos la hayan adquirido de buena fe y a título oneroso en subasta pública o en un establecimiento dedicado a la venta de objetos similares a dicho bien y establecido legalmente = el propietari del be pot dirigir-se directament contra l’adquirent tan en supòsits en que l’adquisició del be s’hagi realitzat tan per furt, robatori o apropiació indeguda menys si s’ha fet per bona fe.
Excepció de l’adquisició ! puc reivindicar. Excepció de poder reivindicar ! no es pot reivindicar si l’han adquirit de bona fe en subasta publica.
Art.1885 Codi Comerç Aquest article va ser una gran novetat de la Llei 5/2006 que va introduir el llibre V CCC. El que es pretenia era introduir un precepte equivalent a l’art.464 CCE però eliminant-ne els dubtes interpretatius que aquest article 464 generava.
L’art.522-8 = encara que els posseïdors anteriors (la persona que m’està entregant la possessió del bé) no estigui legitimat, si jo compleixo determinats requisits (que son que adquireixo la possessió de bona fe2 i a títol onerós), l’adquisició de la possessió comportarà a més l’adquisició del concepte possessori.
                                                                                                                2  Jo  no  ser  que  el  posseïdor  anterior  no  te  poder  de  disposició  suficient  sobre  el  bé  o  el   dret   L’art.464 CCE “La posesión de los bienes muebles, adquirida de buena fe, equivale al título = equivalència de la possessió al títol " 1er dubte que es planteja: què vol dir equivalència? Excepció ! Sin embargo, el que hubiese perdido una cosa mueble o hubiese sido privado de ella ilegalmente podrá reivindicarla de quien la posea = no titular però si posseïdor transmet la possessió a un 3r (adquirent) ! com que la possessió equival a títol, si el 3r adquireix de bona fe la possessió de la persona que apareix com a titular, sembla que adquireix també la propietat. Pel real propietari, la conseqüència serà la irreivindicavilitat: acció personal en relació amb el no titular posseïdor que ha transmès el bé com a propietari, no contra el 3r ! excepció: si la cosa s’hagués perdut o privat d’ella il·legalment per part del no titular posseïdor, el propietari real sí podrà reivindicar.
2 teories de privació il·legal: • Privació il·legal = robatori, furt i apropiació indeguda • Privació il·legal = furt, robatori.
Segons la tradició romana hi havien 2 regles fonamentals en la interpretació de privació il·legal: # Ningú pot transmetre més drets dels que té = nemo plus iura in alium transferre potest quam ipse habet # El propietari no posseïdor pot reivindicar el bé de qualsevol posseïdor no propietari = irreivindicabilitat absoluta Per la tradició romana, la privació il·legal s’ha d’entendre en sentit ampli = el propietari podrà reivindicar tan en supòsits en els quals ha perdut la possessió involuntàriament (robatori, furt), com quan ha perdut la possessió voluntàriament (apropiació indeguda ! pressuposa que el propietari ha cedit la possessió del bé amb una obligació per l’altre persona de restitució).
Segons la tradició germànica: privació il·legal s’ha d’entendre en sentit restrictiu, es a dir, deixant fora la apropiació indeguda.
La interpretació predominant actualment es la germànica en el CCE, es a dir, privació il·legal no abasta a apropiació indeguda.
Según  el  art.522-­‐8-­‐3  establece  excepciones  a  la  regla  del  apartado  1  que  permiten  a  los   propietarios  del  bien  enajenado  reivindicarlo  a  quien  lo  adquirió.  Eso  significa  que  a  pesar   del  titulo  oneroso  y  de  la  buena  fe  del  adquirente,  el  propietario  del  bien  enajenado  por   un  3º    que  no  tenia  poder  de  disposición  sobre  la  cosa,  nunca  dejo  de  ser  propietario,  en   ningún  momento  perdió  su  derecho  de  propiedad.  Este  articulo  establece  que  “los   propietarios  de  un  bien  mueble  perdido,  hurtado,  robado  o  apropiado  indebidamente   pueden  reivindicarlo  por  los  poseedores  que  tienen  su  posesión  efectiva  (actual),  salvo  que   éstos  la  hayan  adquirido  de  buena  fe  y  a  título  oneroso  en  subasta  publica  o  en  un   establecimiento  dedicado  a  la  venta  de  objeto  similares  a  dicho  bien  y  establecido   legalmente”  !  el  ámbito  de  reivindicabilidad:  perdida,  hurto,  robo.     ...