1. Evolución de la asistencia en el niño (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 4º curso
Asignatura Infermeria de la Infància i de la Adolescència
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 10/10/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Evolución de la asistencia al niño El concepto de niño, de la misma manera que el de infancia y adolescencia, tal como se entiende en la actualidad, “como una fase especial y amplia de la vida”, es una construcción social hecha por el hombre, que puede cambiar a lo largo del tiempo y puede variar de una cultura a otra.
(Bergen, 2007).
Prehistoria El niño estaba “cosificado”, venían al mundo los niños para que la especie perdurara y como no era una civilización desarrollada, las curas eran por mera supervivencia “para mantener la vida”.
En las tribus primitivas las madres daban un mínimo de curas a sus hijos para que vivieran, era parte de su trabajo. Los hombres cazaban y defendían la tribu. En las guerras y las catástrofes naturales, los niños son los más vulnerables.
Collière: “tener cura es una de las practicas más antiguas del ser humano y lo considera un acto de vida, en el sentido de la actividad que tienda a mantenerla y promoverla”.
Egipto Aquí, el niño es valorado en términos de productividad, ya que es considerado un bien para la nación. Las prácticas de cura incluyen la eugenesia (matar a los débiles) y van encaminadas a favorecer al más fuerte. El infanticidio estaba en todas estas civilizaciones. El exorcismo, las purificaciones y los amuletos mágicos eran prácticas que se usaban para asustar a las fuerzas mortíferas.
Hay contenido médico-sanitario (como por ejemplo el Papirus Ebers) que hace referencia al nacimiento del niño, enfermedades de la lactancia, molestias en la expulsión de orina, parásitos intestinales y tratamientos específicos de enfermedades en los niños. Otras referencias escritas e imágenes que explicaban que en el Nilo se fomentaba la lactancia y se envolvía a los niños en ropas holgadas.
Las que amamantaban al niño eran las didas (amas de cría) contratadas durante 6 meses o se usaba leche de vaca o cabra. La alimentación sólida era harina o pan mezclado con agua o leche, también otros alimentos masticados antes por la ama de cría. El maltrato o abandonamiento de los niños conllevaba el castigo de los padres.
Grecia Nacen las opiniones de filósofos: Sócrates: hasta que el hombre asume la madurez y su naturaleza consigue la perfección, no se puede considerar ni como sano, bello ni bueno. Por lo tanto, un niño no es ninguna de las tres cosas.
Aristóteles: el niño no puede ser feliz, como tampoco puede serlo un animal. Los dos se caracterizan por la falta de razón y predominio del alma concupiscible.
Patón: el niño es un ser anímicamente descontrolado y enfermo, un loco.
El infanticidio estaba aprobado por la ley. Algunos autores como Aristipo defendían que un padre con su hijo podía hacer lo que quisiera, otros que el infanticidio solo debía hacerse con aquellos niños enfermos. Con el desarrollo de la medicina, los médicos se hicieron cargo también de los niños (aparecen textos como Corpus Hipocraticum sobre enfermedades de mujeres, partos y enfermedades exclusivas de niños).
Sorano Efeso se dedicaba a la obstetricia y ginecología, también a formar a parteras hasta entrada la Edad Moderna. Incluye aspectos relacionados con: Ligadura de cordón umbilical.
Lavado de ojos con aceite a niños.
Signos de un desarrollo normal.
Fin de lactancia y momento ideal para hacerlo (año y medio – dos años, cuando finaliza dentición).
Roma Padres responsables de hijos. Leyes relacionadas con la infancia (se castigaba a padres por abandono de hijos). Se luchaba contra el infanticidio y la poca humanidad de la patria potestad que consagraba la autoridad paterna sobre el hijo, concediéndoles el poder de realizar cualquier acto sobre el hijo, incluso la muerte. Los conocimientos sanitarios eran precarios. Médicos poco considerados.
Galeno: escribió sobre la primera infancia, nutrición y relación de ésta con determinadas enfermedades.
En el imperio romano las curas las hacían mujeres, que ejercían como matronas u obstetras, encargadas de la asistencia al parto.
Cristianismo Mejoran las condiciones para los niños, comienzan a ser valorados como portadores de un alma inmortal y la necesidad de un respeto especial. Cristo lanza un mensaje “dejad que los niños se acerquen a mí”, lo que hace pensar que las curas iban orientadas al niño por derecho propio.
San Agustín mantiene que ha de desaparecer la vieja costumbre de hacer daño a los niños (“el débil, que se encuentra en la primera infancia, si se le apartara de la leche moriría, hay que evitar quitarla antes de tiempo”).
La madre continúa siendo la cuidadora de los niños, adquiere papel importante ya que su posición social se ve fuerte por las enseñanzas de igualdad que predica la nueva religión.
En contra de infanticidio y abandono de niños, paso a ser por ley asesinato. Se crean instituciones (hospicios y orfanatos) para proteger la infancia.
Edad media La alta edad media. La iglesia y la legislación manifiestan interés por la infancia. Las malas condiciones de vida de la mayoría de la población hacen que los niños sean los más afectados. Altos índices de mortalidad materno-infantil y primeras etapas de vida.
Como consecuencia del hambre y las epidemias habían muchos niños huérfanos y expuestos.
Se crean instituciones para tener cura de los niños, como hospicios atendidos por didas y también hospitales (Hotel Dieu en Lyon, Hotel Dieu en París y Dateo del obispo Milà para niños abandonados hasta los 8 años). Las madres solteras eran las encargadas de cuidar estos niños.
La baja edad media. En el estado español se crean instituciones para cuidar de los niños. En Barcelona, 1024, se funda el Hospital Guitart que atendia niños lactantes, donde había amas de cría residentes. La lactancia duraba 15 – 18 meses y después de dejar la lactancia, volvían al hospicio, donde estaban periodos de tiempo variable. Las niñas se quedaban más tiempo. En el documento de Ordinaciones de 1417, se describía el lugar de trabajo de las didas. Las curas efectuadas a los niños se reflejan en el libro de infantes y didas o libro de expósitos que se conservan en Sant Pau. Recogían datos de niños abandonados (nombre, edad, fecha y lugar de abandono, etc). Se cosía nombre en ropa.
Las didas tenían la responsabilidad global del niño durante la lactancia. Tenían cura del niño enfermo y del sano. Actuaban con toda libertad y autonomía, y el hospital las tenía en cuenta en todas las decisiones con los aspectos relacionados con los niños.
“La dida es una mujer de reputación honesta y buenas costumbres, que tiene una especial atención a los niños, es decir, que los cuida y mantiene limpios. A estas mujeres le serán asignadas las sirvientas que los administradores crean convenientes a fin de que ella, puedan facilitar a los niños todo lo necesario”.
Renacimiento y reforma Disminuye la mortalidad infantil. La aparición de la imprenta (S XV) hace que se difundieran libros dedicados a salud e infancia. Damián Carbó edito “Libro del arte de las comadronas y el regimiento de las preñadas y paridas y de los niños”.
En 1545 se publica el primer libro en ingles sobre pediatría. Trataba sobre las infecciones infantiles, cólicos, ulceras y hemorragias dentales. En España los primeros libros aparecen en el S XVI.
Siglo XVII y XVIII El concepto de niño es de adulto en miniatura. Continúan siendo objeto de maltrato y atención inadecuada, aunque depende del estatus social. El control de la gestación era insuficiente o nulo y la alimentación inadecuada debido a la pobreza o ignorancia. Las infecciones que sufrían las madres hacia que aumentara la mortalidad materno e infantil. Las madres morían y los niños eran abandonados, así que había muchos para expósitos y huérfanos. Los problemas de salud más frecuentes: muerte por sofocación al dormir el niño con la madre, enfermedades trasmitidas de didas a niños e infecciones intestinales por leche artificial y agua contaminada.
Muchos autores decían que había que tener cuidado con la elección de la dida. Las aportaciones de Rosseau dieron lugar a “el descubrimiento del niño”, dejando de considerarlo como un adulto en miniatura y afirmando su constitución natural.
Siglo XIX El niño no tenía derecho legal. Los padres podían hacer con él lo que creían conveniente.
Trabajaban muchas horas en malas condiciones o lo abandonaban (explotación infantil). Por eso se hizo un reglamento de trabajo infantil, para evitar formas grabes de explotación. Niño empieza a ser objeto de conocimiento científico.
Se reconoce pediatría como especialidad. Se crean los primeros hospitales infantiles, el primero en París (1802), en Madrid en 1876 (Hospital niño de Jesús). En España la pediatría y la puericultura nacen como especialidades médicas.
Siglo XX Grandes cambios en la cura de los niños. Avances en las enfermedades responsables de las elevadas tasas de mortalidad y morbilidad (infecciones y malnutrición) gracias a los antibióticos.
En 1904 se aprueba en España la ley de la Protección de la Infancia, y en 1925 la escuela nacional de puericultura. En 1941, después de la Guerra Civil se promulgó la nueva ley de sanidad infantil y maternal.
Todo y los nuevos avances, preocupa la elevada mortalidad. En los años de posguerra no se fue capaz de atender a la población infantil. En 1950 la pediatría y puericultura se incorporan en el seguro obligatorio de enfermedad (SOE), con la obligación de atender a la población infantil hasta los 10 años. Manuel Cruz crea el Tratado de Pediatría.
Desarrollo de los sistemas de atención sanitaria, desde los aspectos organizativos a los tecnológicos. Desarrollo de la enfermería como profesión. Se crea la convención de derechos de la infancia (la salud infantil deja de ser un derecho o privilegio de pocos menores y se convierte en un asunto de interés social y un derecho fundamental).
Convención sobre los derechos de la infancia: 1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
Estar libres de discriminaciones.
Desarrollarse física y mentalmente en libertad y dignidad.
Tener un nombre y nacionalidad.
Disponer de nutricio, casa, recreo y servicios médicos adecuados.
Recibir un tratamiento especial si tienen una deficiencia.
Recibir amor, compresión y seguridad material.
Recibir educación para desarrollar sus capacidades.
Ser los primeros en recibir atención delante de catástrofe.
Ser protegidos del abandono, crueldad y explotación.
Ser educados en el espíritu de la amistad entre pueblos.
Carta Europea de los niños y niñas hospitalizados, año 1986.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
No me ingreséis si hay otra manera de curar mi salud.
Si me ingresas, que pueda estar conmigo mi familia.
Mis objetos personales conmigo.
Trato con cariño y respeto a la intimidad.
Que esté todo adaptado a los niños.
Tener en cuenta los gustos del niño/a.
Seguir educación en estancias largas.
Informar de la enfermedad a la familia y el afectado.
Grandes horarios de visitas.
Funciones y ámbitos de actuación de la enfermera pediátrica Pediatría: parte de la medicina encargada de restablecer la salud en el niño enfermo. Estudia el crecimiento y desarrollo de los infantes y se ocupa de sus enfermedades y tratamientos.
Comprende la prestación de promoción, prevención, curación y rehabilitación.
Enfermera/o pediátrica/o: profesional de enfermería que ofrece curas al infante, adolescente y su familia para favorecer el equilibrio de las necesidades básicas en relación a salud, enfermedad y muerte. Presta atención tanto física como psíquica, protege la salud y ayuda a conseguirla. Es una disciplina asistencial, humanística y científica.
La situación actual de las curas enfermeras en la infancia hace que haya una difusión generalizada del concepto de salud. Hay una permanente influencia de las condiciones en la situación del niño y adolescente. Un desarrollo espectacular de la atención sanitaria, desde el punto de vista tecnológico y organizativo.
A medida que han disminuido las causas orgánicas de muerte y discapacidad, el enfoque de la atención sanitaria en general y de la enfermería en particular, se ha dirigido a la calidad de las curas, proporcionando un ambiente para el mejor crecimiento y desarrollo posible y conservación de la salud.
En la actualidad la enfermería trabaja para la infancia y su familia, tanto en hospital como en primaria. Realiza curas de calidad, sabiendo que eso implica entrar en relación con el niño y su familia. Hay que ayudarlos y ofrecerles las posibilidades de soporte para que se desarrollen, así como escoger la mejor acción o solución en un momento teniendo en cuenta el medio en el que se encuentran.
Comunidad Prestación de curas adecuadas.
Promoción salud.
Asesoramiento preventivo a padres.
Identificar niños y familias de riesgo.
Hospital Proporcionar curas integrales en cualquier situación de enfermedad.
Dar soporte al niño y familia en procesos terminales.
Escuelas y guardería Proporcionar asesoramiento en salud escolar y ambiental.
Atender necesidades de salud de niños y adolescentes.
Asesorarlos sobre prevención de conductas de riesgo.
Investigación: es el pilar básico del desarrollo profesional.
Propia.
Multidisciplinar.
Dependiente.
...

Tags:
Comprar Previsualizar