MEMORIA DEFINITIVA_p145-150 (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Periodismo - 1º curso
Asignatura Teoria de la comunicación
Profesor M.B.
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 24/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

CAPÍTULO 2. LA PRODUCCIÓN SOCIAL DE LA COMUNICACIÓN El proceso social de producción de comunicación se realiza en última instancia para intercalar un repertorio de datos entre el cambio del entorno y la conciencia del cambio. La comunidad trata de conseguir con el recurso a la mediación comunicativa un cierto consenso en las representaciones del mundo que elaboran los distintos miembros del grupo.
Los productos comunicativos del Sistema de Comunicación tienen una dimensión objetiva y otra informativa. El Sistema de Referencia, el Comunicativo y el Cognitivo son autónomos, es decir, cambian según sus propias determinaciones y de acuerdo con sus propias leyes; pero cada uno de ellos está abierto a los demás y puede resultar afectado por lo que en el otro ocurre; por ejemplo, el Sistema Social afecta al Comunicativo porque la sociedad interviene sobre su organización y funcionamiento.
Existen diferentes instancias que intervienen entre la aparición de todo aquello que acontece en el entorno y la selección de todo aquello que va a constituirse en objeto de referencia de la comunicación:  Emergente: algo indefinido que ocurre en un entorno.
 Acontecer: un emergente que afecta al grupo o tiene consecuencias para éste.
 Acontecer público: un acontecer que han sido publicados como noticia.
Cuando se comparan aconteceres públicos de dos épocas diversas se comprueba que los repertorios suelen ser distintos, esto puede ser porque los aconteceres sucedidos en cada época no son los mismos o porque el interés de los responsables de la comunicación pública se traslada a otros objetos de referencia anteriormente inadvertidos.
El producto comunicativo tiene una dimensión objetal y otra cognitiva. La dimensión objetal se manifiesta porque se requiere un equipamiento y una organización para la elaboración y distribución del producto comunicativo, y porque se necesita un soporte material para que pueda ser difundido. La dimensión cognitiva del producto comunicativo se manifiesta porque está 145 expresamente confeccionado para ofrecer información, con el fin de que ésta sea entendida.
Las instituciones sociales están permanentemente implicadas en el acontecer sociopolítico. En consecuencia se sienten afectadas por la versión de los acontecimientos difundidos en los medios de comunicación de masas. En muchas sociedades las instituciones públicas y privadas pueden coaccionar a los emisores que les desagradan recurriendo a una amplia gama de intervenciones. Donde las leyes no protegen la libre difusión de ideas se puede evitar el control de las instituciones no comunicativas sobre la empresa periodística que, como cualquier otra institución, también está implicada en el acontecer y directamente interesada en las versiones que publican los medios de comunicación. Las empresas comunicativas que representan la libertad de expresión de los emisores siguen en disposición de ejercer sobre ellos un control institucional, esta capacidad deriva del dominio que se les reconocer a las empresas informativas.
Los medios de comunicación de masas cumplen una función indiscutible en el desarrollo de las libertades públicas y la de los profesionales de la comunicación, que debe ser protegida en beneficio de la comunidad. Existen algunos mitos profesionales acerca de la información dada en los medios: la representatividad, el universalismo y el cuarto poder.
146 CAPÍTULO 3. MEDIACIONES QUE INTERVIENENEN LA REPRESENTACIÓN DEL CAMBIO SOCIAL Las funciones comunicativas que caracterizan los medios de comunicación de masas se desarrollan en el marco más general de los procesos de mediación social e intervienen en la elaboración de representaciones colectivas. La participación de los medios de comunicación de masas se inicia cuando la institución mediadora y otros actores sociales seleccionan determinados aconteceres para hacerlos públicos. Los emisores ofrecen a sus audiencias un producto comunicativo que incluye un repertorio de datos de referencia a propósito de esos objetos. El resultado suele denominarse relato. Los datos se expresan en algún soporte material, convirtiéndose en objetos.
Los objetos de referencia de los medios de comunicación se ocupan de dar cuenta del acontecer, se originan frecuentemente en las trasformaciones del entorno social, por lo que el cambio social compromete el modo de hacer de las instituciones mediadoras, a favor o en contra de determinadas transformaciones sociopolíticas.
Conviene distinguir entre dos tensiones que afectan a la comunicación mediada por los medios de comunicación de masas. Por un lado, se establece una tensión entre la producción ininterrumpida de nuevos aconteceres y la reproducción continuada de las normas que cada grupo se esfuerza en preservar o en implantar. Por otro lado se establece otra tensión entre la imprevisibilidad y la previsión.
Las mediaciones que realizan los medios de comunicación de masas son el resultado del propio proceso de producción comunicativa. Todos aquellos componentes que intervienen desde que el acontecer es objeto de referencia de la comunicación hasta que el producto comunicativo resulta conocido por las audiencias pueden participar en las tareas mediadoras. Para ilustrar la mediación existe un relato que se denomina “Un motín en la prisión”, media cognitivamente la comunicación cada uno de los actores egos de la comunicación y controla la comunicación cognitivamente cada uno de los interventores que pueden determinar la producción comunicativa de ego; 147 además, median cognitivamente quienes tienen a su cargo el uso del medio y estructuralmente los encargados de confeccionar materialmente el producto comunicativo. La representación del entorno es una actividad cognitiva en la cual se generan modelos individuales de representación.
148 CAPÍTULO 4. LA PRODUCCIÓN DEL ACONTECER PÚBLICO Y LA ELABORACIÓN DE REPRESENTACIONES DEL ENTORNO. A) MODELOS DE ANÁLISIS El acontecer público del que dan noticia los relatores en parte viene impuesto por los sucesos que emergen y, en parte, por la selección de aconteceres que lleva a cabo cada mediador.
Para estudiar como interviene el mediador en la producción del acontecer público se ha elaborado el diseño del modelo canónico de la producción de acontecer público. Cada relator se ocupa de unos y u otros objetos de referencia, dedicándoles mayor o menor intención, eligiendo unas u otras fuentes de información.
El objeto sobre el que se lleva a cabo tanto la tarea de mitificación como la de ritualización es el producto comunicativo. Desde el punto de vista de las representaciones que maneja, un producto comunicativo consiste en una narración en la cual ofrecen un repertorio de datos de referencia relativos al acontecer a propósito del que se comunica y generalmente un repertorio de evaluaciones. Desde el punto de vista material los productos comunicativos son un conjunto de expresiones que disponen de un tiempo determinado en unos determinados periodos de emisión televisual.
El análisis de los datos de referencia y de los datos de evaluación que aporta un producto comunicativo se realiza por el análisis de contenido. El estudio de la materialidad del producto comunicativo se lleva a cabo mediante el análisis formal.
El análisis de contenido consiste en identificar la forma en la que el mediador realiza su labor de mitificación cuando relaciona la noticia de lo que acontece con las normas y los valores sociales.
El análisis formal investiga la manera en la que el mediador realiza su trabajo de ritualización dando noticia del acontecer en los marcos prescritos por el diseño de utilización del espacio y/o del tiempo comunicativo.
149 CAPÍTULO 5. LA PRODUCCIÓN DEL ACONTECER PÚBLICO Y LA ELABORACIÓN DE REPRESENTACIONES DEL ENTORNO B) UNIDADES DE ANÁLISIS Las visiones del mundo alternativas que se ofrecen en la comunicación pública pueden considerarse como la expresión de representaciones colectivas que se han objetivado en un producto comunicativo.
Los relatos de la comunicación pública muestran claramente su vinculación con las representaciones colectivas cuando se refieren a cuestiones tales como las relaciones de la comunidad y de sus miembros con la Divinidad, con la Naturaleza, con los Otros.
La producción social de la comunicación aparece como una actividad destinada a reproducir y producir una clase de representaciones sociales adecuadas para enfrentarse con el cambio de las condiciones objetivas que afronta la comunidad, manteniendo la validez de los principio más universales en los que se apoya la vida común.
Esta función mediadora entre lo inesperado y lo estable se refleja tanto en las peculiaridades materiales como en las narrativas de los productos comunicativos. Las unidades de análisis que utilice el investigador de la Comunicación Pública deben de permitirle identificar esa clase de mediaciones.
Para investigar los usos y las funciones sociales que tienen los productos comunicativos interesa trabajar con unidades que permitan comparar las mediaciones y no solamente narraciones.
Un tema es una unidad de análisis mínima en la que cabe identificar una práctica mediadora, cada uno pone en relación dos tipos de información, la que se presenta como pertinente para identificar la existencia de entidades y la se introduce como pertinente para interpretar las entidades.
El patrón de evaluación puede traerse a colación en el producto comunicativo, recurriendo a cualquier operación referencial, cognitiva o expresiva; de modo explícito o implícito.
150 ...

Comprar Previsualizar