T.1.-Derecho a la negociación colectiva (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Rovira y Virgili (URV)
Grado Relaciones Laborales y Ocupación - 2º curso
Asignatura Derecho Sindical II
Año del apunte 2014
Páginas 19
Fecha de subida 23/05/2014
Descargas 8

Vista previa del texto

Derecho Sindical II T.1. DERECHO NEGOCIACION COLECTIVA 1.1.
Concepto Ninguna norma internacional o nacional que defina "norma internacional", lo que si que hacen las normas es definir que es el convenio colectivo.
La negociación colectiva es un procedimiento a través del cual se adoptan decisiones, se acuerdan decisiones por sujeto que representan intereses contrapuestos.
El convenio colectivo es el producto final de esta negociación. Además el convenio colectivo es un instrumento que solo existe en el ámbito del derecho laboral. No existe en unan ninguna otra rama del derecho. Tiene la consideración de fuente del derecho (Artículo 3 ET).
Acuerdo suscrito entre un empresario o varias asociaciones empresariales, y una o varias representantes de los trabajadores; cuya finalidad es establecer las condiciones de trabajo que regirán los contratos individuales de trabajo incluidos en su ámbito de aplicación.
Es de aplicación en un ámbito geográfico y personal, y se aplicará a aquellas personas que estén dentro de ese ámbito o radio. (Artículo 82 del ET) 1 Derecho Sindical II “Artículo 3. Fuentes de la relación laboral 1. Los derechos y obligaciones concernientes a la relación laboral se regulan: a) Por las disposiciones legales y reglamentarias del Estado.
b) Por los convenios colectivos.
c) Por la voluntad de las partes manifestada en el contrato de trabajo, siendo su objeto lícito y sin que en ningún caso puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos antes expresados.
d) Por los usos y costumbres locales y profesionales.
2. Las disposiciones legales y reglamentarias se aplicarán con sujeción estricta al principio de jerarquía normativa. Las disposiciones reglamentarias desarrollarán los preceptos que establecen las normas de rango superior, pero no podrán establecer condiciones de trabajo distintas a las establecidas por las leyes a desarrollar.
3. Los conflictos originados entre los preceptos de dos o más normas laborales, tanto estatales como pactadas, que deberán respetar en todo caso los mínimos de derecho necesario, se resolverán mediante la aplicación de lo más favorable para el trabajador apreciado en su conjunto, y en cómputo anual, respecto de los conceptos cuantificables.
4. Los usos y costumbres sólo se aplicarán en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepción o remisión expresa.
5. Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de su adquisición, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podrán disponer válidamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo.” “ Artículo 82. Concepto y eficacia 1. Los convenios colectivos, como resultado de la negociación desarrollada por los representantes de los trabajadores y de los empresarios, constituyen la expresión del acuerdo libremente adoptado por ellos en virtud de su autonomía colectiva.
2. Mediante los convenios colectivos, y en su ámbito correspondiente, los trabajadores y empresarios regulan las condiciones de trabajo y de productividad; igualmente podrán regular la paz laboral a través de las obligaciones que se pacten.
3. Los convenios colectivos regulados por esta Ley obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.
Sin perjuicio de lo anterior, cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio colectivo conforme a lo previsto en el artículo 87.1, se podrá proceder, previo desarrollo de un período de consultas en los términos del artículo 41.4, a inaplicar en la empresa las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo aplicable, sea este de sector o de empresa, que afecten a las siguientes materias: a) Jornada de trabajo.
b) Horario y la distribución del tiempo de trabajo.
c) Régimen de trabajo a turnos.
2 Derecho Sindical II d) Sistema de remuneración y cuantía salarial.
e) Sistema de trabajo y rendimiento.
f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta Ley.
g) Mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social.
Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante dos trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.
Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción, y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.
La intervención como interlocutores ante la dirección de la empresa en el procedimiento de consultas corresponderá a los sujetos indicados en el artículo 41.4, en el orden y condiciones señalados en el mismo.
Cuando el período de consultas finalice con acuerdo se presumirá que concurren las causas justificativas a que alude el párrafo segundo, y sólo podrá ser impugnado ante la jurisdicción social por la existencia de fraude, dolo, coacción o abuso de derecho en su conclusión. El acuerdo deberá determinar con exactitud las nuevas condiciones de trabajo aplicables en la empresa y su duración, que no podrá prolongarse más allá del momento en que resulte aplicable un nuevo convenio en dicha empresa. El acuerdo de inaplicación no podrá dar lugar al incumplimiento de las obligaciones establecidas en convenio relativas a la eliminación de las discriminaciones por razones de género o de las que estuvieran previstas, en su caso, en el Plan de Igualdad aplicable en la empresa. Asimismo, el acuerdo deberá ser notificado a la comisión paritaria del convenio colectivo.
En caso de desacuerdo durante el período de consultas cualquiera de las partes podrá someter la discrepancia a la comisión del convenio, que dispondrá de un plazo máximo de siete días para pronunciarse, a contar desde que la discrepancia le fuera planteada. Cuando no se hubiera solicitado la intervención de la comisión o ésta no hubiera alcanzado un acuerdo, las partes deberán recurrir a los procedimientos que se hayan establecido en los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico, previstos en el artículo 83 de la presente ley, para solventar de manera efectiva las discrepancias surgidas en la negociación de los acuerdos a que se refiere este apartado, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje vinculante, en cuyo caso el laudo arbitral tendrá la misma eficacia que los acuerdos en período de consultas y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.
Cuando el período de consultas finalice sin acuerdo y no fueran aplicables los procedimientos a los que se refiere el párrafo anterior o estos no hubieran solucionado la discrepancia, cualquiera de las partes podrá someter la solución de la misma a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos cuando la inaplicación de las condiciones de trabajo afectase a centros de trabajo de la empresa situados en el territorio de más de una comunidad autónoma, o a los órganos correspondientes de las comunidades autónomas en los demás casos. La decisión de estos órganos, que podrá ser adoptada en su propio seno o por un árbitro designado al efecto por ellos mismos con las debidas garantías para asegurar su imparcialidad, habrá de dictarse en plazo no superior a veinticinco días a contar desde la fecha del sometimiento del conflicto ante dichos órganos. Tal decisión tendrá la eficacia de los acuerdos alcanzados en período de consultas y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.
3 Derecho Sindical II El resultado de los procedimientos a que se refieren los párrafos anteriores que haya finalizado con la inaplicación de condiciones de trabajo deberá ser comunicado a la autoridad laboral a los solos efectos de depósito.
4. El convenio colectivo que sucede a uno anterior puede disponer sobre los derechos reconocidos en aquél. En dicho supuesto se aplicará, íntegramente, lo regulado en el nuevo convenio.” 1.2.
Características del convenio colectivo - - 1.3.
Es un acuerdo en el que se contienen los compromisos alcanzados por los sujetos que intervienen en la negociación.
Los sujetos negociadores del lado de los trabajadores son siempre sujetos colectivos. Así como un convenio colectivo puede ser negociado por un solo empresario, la negociación de un convenio del lado laboral siempre requiere la presencia de un sujeto colectivo (sindicato/comité de empresa).
El convenio colectivo esta integrado por una dualidad de cláusulas, podemos distinguir dos tipos: o 1. Cláusulas normativas: regulan las condiciones de trabajo y productividad que se aplican en toda su vigencia.
o 2. Cláusulas obligacionales: compromisos que las partes que lo negocian asumen para garantizar la eficacia i la aplicabilidad del convenio.
Cláusula más típica, es aquella del deber de paz relativo: las partes que lo negocian se comprometen a garantizar la aplicabilidad del convenio. No alterar la paz laboral.
Funciones sociales convenio El convenio cumple una serie de funciones sociales: - Función pacificadora: Porque el convenio colectivo es un instrumento a través del cual se alcanzan acuerdos que ponen fin a los conflictos laborales (Ejemplo: huelga) - Función reguladora de las condiciones de trabajo: A través del convenio colectivo se unifican las condiciones de trabajo existentes en un determinado ámbito. A través del convenio colectivo se establecen condiciones de trabajo homogéneas para todos los trabajadores incluidos en su ámbito de aplicación.
Función protectora de los trabajadores, evita diferencias, entre trabajadores.
4 Derecho Sindical II Como fuente reguladora de la relación laboral, la negociación colectiva asume una función de mejora respecto de las condiciones de trabajo fijados en las disposiciones legales.
En el ordenamiento laboral, la regulación legal es una regulación de mínimos, mejorable a través de la negociación colectiva (Principio de norma minima) Ej: art. 38. ET.
“Artículo 38. Vacaciones anuales 1. El período de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.
2. El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los Convenios Colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.
En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción competente fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente.
3. El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.
Cuando el período de vacaciones fijado en el calendario de vacaciones de la empresa al que se refiere el párrafo anterior coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el período de suspensión del contrato de trabajo previsto en el artículo 48.4 y 48.bis de esta Ley, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan.
En el supuesto de que el período de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.” - Función flexibilizadora: A través de esta, la negociación colectiva se constituye en un elemento de flexibilidad, de adaptación de las condiciones legalmente fijadas a las exigencias de competitividad y productividad d las empresas. En ese sentido la negociación colectiva se configura como un límite necesario a las continuas exigencias de flexibilidad evitando la degradación continua de las condiciones laborales y posibilitando el consenso entre empresarios y trabajadores en determinadas materias.
5 Derecho Sindical II 1.4.
Fundamento La autonomía colectiva cumpla una función compensadora o de contra poder frente a la situación de subordinación que tiene el trabajador en la relación de trabajo. Bajo a este prisma igualador de las condiciones de las partes, el derecho a la negociación colectiva se reconoce con de derecho constitucional (art. 37.CE).
“Artículo 37.
1. La ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios.
2. Se reconoce el derecho de los trabajadores y empresarios a adoptar medidas de conflicto colectivo. La ley que regule el ejercicio de este derecho, sin perjuicio de las limitaciones que pueda establecer, incluirá las garantías precisas para asegurar el funcionamiento de los servicios esenciales de la comunidad.” A demás el derecho a la negociación colectiva se integra en el contenido esencial del derecho a la libertad sindical (art.28. CE).
“Artículo 28.
1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas.
Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.
2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.” Si bien en el articulo 3 del ET al señalar las fuentes de relación laboral se indica que los derechos y obligaciones de la relación laboral se regulan por las voluntades de las partes manifestadas en el contrato de trabajo, es decir, la autonomía individual.
Sin embargo, tiene limitada su aplicación por el ejercicio de la autonomía colectiva. Las voluntades individuales de las partes no puede decidir la no aplicación de un convenio colectivo. La autonomía individual no puede dejar de lado la colectiva.
La autonomía colectiva tiene como vehículo de expresión los convenios colectivos, por tanto no es posible rechazar la aplicación de los convenio en la esfera de los derechos individuales porque ello supondría negar el poder de la negociación colectiva.
La constitución configura la negociación colectiva como un instrumento esencial para la regulación de las relaciones de trabajo prevaleciendo la autonomía colectiva sobra la autonomía individual.
6 Derecho Sindical II Por lo que se refiere a las relaciones entre autonomía colectiva e individual, el Tribunal Constitucional a señalado que la autonomía colectiva no podrá anular la capacidad individual de pacto pero tampoco cabrá vulnerar des de el contracto lo establecido por convenio colectivo ni directamente ni a través de los denominados pactos individuales en masa. La autonomía individual no podrá sobrepasar la colectiva, si lo hace se considerara un acto inconstitucional. Articulo 23.ET  Ejemplo.
“Artículo 23. Promoción y formación profesional en el trabajo 1. El trabajador tendrá derecho: a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.
b) A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional.
c) A la concesión de los permisos oportunos de formación o perfeccionamiento profesional con reserva del puesto de trabajo.
d) A la formación necesaria para su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. La misma correrá a cargo de la empresa, sin perjuicio de la posibilidad de obtener a tal efecto los créditos destinados a la formación. El tiempo destinado a la formación se considerará en todo caso tiempo de trabajo efectivo.
2. En la negociación colectiva se pactarán los términos del ejercicio de estos derechos, que se acomodarán a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminación directa o indirecta entre trabajadores de uno y otro sexo.
3. Los trabajadores con al menos un año de antigüedad en la empresa tienen derecho a un permiso retribuido de veinte horas anuales de formación profesional para el empleo, vinculada a la actividad de la empresa, acumulables por un período de hasta cinco años. El derecho se entenderá cumplido en todo caso cuando el trabajador pueda realizar las acciones formativas dirigidas a la obtención de la formación profesional para el empleo en el marco de un plan de formación desarrollado por iniciativa empresarial o comprometido por la negociación colectiva. Sin perjuicio de lo anterior, no podrá comprenderse en el derecho a que se refiere este apartado la formación que deba obligatoriamente impartir la empresa a su cargo conforme a lo previsto en otras leyes. En defecto de lo previsto en convenio colectivo, la concreción del modo de disfrute del permiso se fijará de mutuo acuerdo entre trabajador y empresario.” - El pacto individual en masa, se da cuando el empresario trata de negociar por vía individual lo que no puede conseguir por vía colectiva basándose con el artículo 3 del ET (voluntad de las partes.). Aquellos instrumentos a través del cual se pretende conseguir por vía individual lo que no se puede por convenio colectivo. (82.3 ET). El convenio colectivo obliga a todos los sujetos que pertenecen a los convenios.
7 Derecho Sindical II “Artículo 82. Concepto y eficacia 3. Los convenios colectivos regulados por esta Ley obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.
Sin perjuicio de lo anterior, cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio colectivo conforme a lo previsto en el artículo 87.1, se podrá proceder, previo desarrollo de un período de consultas en los términos del artículo 41.4, a inaplicar en la empresa las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo aplicable, sea este de sector o de empresa, que afecten a las siguientes materias: a) Jornada de trabajo.
b) Horario y la distribución del tiempo de trabajo.
c) Régimen de trabajo a turnos.
d) Sistema de remuneración y cuantía salarial.
e) Sistema de trabajo y rendimiento.
f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta Ley.
g) Mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social.
Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante dos trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.
Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción, y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.
La intervención como interlocutores ante la dirección de la empresa en el procedimiento de consultas corresponderá a los sujetos indicados en el artículo 41.4, en el orden y condiciones señalados en el mismo.
Cuando el período de consultas finalice con acuerdo se presumirá que concurren las causas justificativas a que alude el párrafo segundo, y sólo podrá ser impugnado ante la jurisdicción social por la existencia de fraude, dolo, coacción o abuso de derecho en su conclusión. El acuerdo deberá determinar con exactitud las nuevas condiciones de trabajo aplicables en la empresa y su duración, que no podrá prolongarse más allá del momento en que resulte aplicable un nuevo convenio en dicha empresa. El acuerdo de inaplicación no podrá dar lugar al incumplimiento de las obligaciones establecidas en convenio relativas a la eliminación de las discriminaciones por razones de género o de las que estuvieran 8 Derecho Sindical II previstas, en su caso, en el Plan de Igualdad aplicable en la empresa. Asimismo, el acuerdo deberá ser notificado a la comisión paritaria del convenio colectivo.
En caso de desacuerdo durante el período de consultas cualquiera de las partes podrá someter la discrepancia a la comisión del convenio, que dispondrá de un plazo máximo de siete días para pronunciarse, a contar desde que la discrepancia le fuera planteada. Cuando no se hubiera solicitado la intervención de la comisión o ésta no hubiera alcanzado un acuerdo, las partes deberán recurrir a los procedimientos que se hayan establecido en los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico, previstos en el artículo 83 de la presente ley, para solventar de manera efectiva las discrepancias surgidas en la negociación de los acuerdos a que se refiere este apartado, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje vinculante, en cuyo caso el laudo arbitral tendrá la misma eficacia que los acuerdos en período de consultas y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.
Cuando el período de consultas finalice sin acuerdo y no fueran aplicables los procedimientos a los que se refiere el párrafo anterior o estos no hubieran solucionado la discrepancia, cualquiera de las partes podrá someter la solución de la misma a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos cuando la inaplicación de las condiciones de trabajo afectase a centros de trabajo de la empresa situados en el territorio de más de una comunidad autónoma, o a los órganos correspondientes de las comunidades autónomas en los demás casos. La decisión de estos órganos, que podrá ser adoptada en su propio seno o por un árbitro designado al efecto por ellos mismos con las debidas garantías para asegurar su imparcialidad, habrá de dictarse en plazo no superior a veinticinco días a contar desde la fecha del sometimiento del conflicto ante dichos órganos. Tal decisión tendrá la eficacia de los acuerdos alcanzados en período de consultas y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.
El resultado de los procedimientos a que se refieren los párrafos anteriores que haya finalizado con la inaplicación de condiciones de trabajo deberá ser comunicado a la autoridad laboral a los solos efectos de depósito.” 1.5.
Antecedentes en la negociación colectiva laboral En este proceso de la negociación colectiva se puede distinguir tres etapas: 1.5.1.
Reconocimiento En un primer momento la negociación colectiva se desarrolla de una forma aislada en relación a distintas materias como por ejemplo; el acuerdo a regular el descanso dominica en 1904, o el acuerdo que regula la jornada de trabaja en la industria textil de 1903.
Los pactos colectivos se reconocen por primera vez en la ley de contratos de trabajo de 1931. En esta ley se legitimaba para la negociación de condiciones de trabajo a las asociaciones patronales y laborales legalmente constituidas.
1.5.2.
Supresión negociación colectiva 9 Derecho Sindical II Esta etapa coincide con la del Régimen franquista en la se suprime el derecho a la negociación colectiva reservando al Estado el monopolio en la regulación de las condiciones de trabajo. Las condiciones de trabajo se regulaban por el Estado con el carácter de mínimos y en este periodo los convenios colectivos eran inexistentes.
1.5.3.
Admisión desvirtuada La ley de convenios colectivos de 1958 reconoció una negociación colectiva desvirtuada1 en la que no existen partes contrapuestas sin libertad para constituir sindicatos y afiliarse a los mismos y en la que la aprobación del convenio correspondía a la propia autoridad laboral.
La posterior ley de convenios colectivos de 1973 introdujo pocos cambios en este sentido. El Decreto Ley de relaciones de trabajo de 1977 introduce algunos cambios como por ejemplo; la reducción del intervensionismo estatal. Esta norma fue parcialmente derogada por el estatuto de 1980, si bien antes en el 1978 la constitución reconoce por primera vez que una ley reguladora garantizadora del derecho a la negociación (Art. 37. CE.) “Artículo 37.
1. La ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios.
2. Se reconoce el derecho de los trabajadores y empresarios a adoptar medidas de conflicto colectivo. La ley que regule el ejercicio de este derecho, sin perjuicio de las limitaciones que pueda establecer, incluirá las garantías precisas para asegurar el funcionamiento de los servicios esenciales de la comunidad.” 1 Desvirtuar; Quitar la virtud, sustancia o vigor 10 Derecho Sindical II La constitución cuando se redacta aparece este derecho.
Artículo 37 de la Constitución Española :  La ley garantizará negociación colectiva.
 La ley garantizará fuerza de los convenios.
Artículo 53 de la Constitución Española:  Título III, Sección I, Capítulo II: Derechos fundamentales (14-29)  Título III, Sección II, Capítulo II: Derechos y deberes (30 y ss.) Derecho a la negociación colectiva, como un derecho cívico, por lo que no tiene tutela reforzada.
Artículo 53 1. Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente Título vinculan a todos los poderes públicos. Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar su contenido esencial, podrá regularse el ejercicio de tales derechos y libertades, que se tutelarán de acuerdo con lo previsto en el artículo 161, 1, a).
2. Cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el artículo 14 y la Sección primera del Capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios por un procedimiento basado en los principios de preferencia y sumariedad y, en su caso, a través del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Este último recurso será aplicable a la objeción de conciencia reconocida en el artículo 30.
3. El reconocimiento, el respeto y la protección de los principios reconocidos en el Capítulo tercero informarán la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. Sólo podrán ser alegados ante la Jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que dispongan las leyes que los desarrollen.
11 Derecho Sindical II Dada su ubicación constitucional, estamos ante un derecho dotado de una eficacia directa y inmediata, lo que significa que exista o no una ley que lo desarrolle. Nadie puede negar tal derecho a los representantes de los trabajadores y empresarios.
Ahora bien, el derecho a la negociación colectiva laboral no es un derecho fundamental en sentido propio. Su ubicación constitucional lo sitúa entre los derechos y deberes cívicos. No se beneficia, por tanto, del régimen jurídico privilegiado de garantías establecido para los derechos fundamentales, es decir, su lesión no será susceptible de tutela ante los tribunales ordinarios por el procedimiento preferente y sumario, de tutela y demás derechos fundamentales; ni a través de recurso de amparo de Tribunal Constitucional. (Artículo 53 de la Constitución Española).
Como se sabe, el derecho de libertad sindical si es un derecho fundamental que comprende entre sus manifestaciones, tal y como establece el artículo 2.2. de la Ley Orgánica de Libertad Sindical; el derecho de negociación colectiva, el derecho de huelga y el derecho de libertad sindical.
Artículo 2. 2. Las organizaciones sindicales en el ejercicio de la libertad sindical, tienen derecho a: a) Redactar sus estatutos y reglamento, organizar su administración interna y sus actividades y formular su programa de acción.
b) Constituir federaciones, confederaciones y organizaciones internacionales, así como afiliarse a ellas y retirarse de las mismas.
c) No ser suspendidas ni disueltas sino mediante resolución firme de la Autoridad Judicial, fundada en incumplimiento grave de las Leyes.
d) El ejercicio de la actividad sindical en la empresa o fuera de ella, que comprenderá, en todo caso, el derecho a la negociación colectiva, al ejercicio del derecho de huelga, al planteamiento de conflictos individuales y colectivos y a la presentación de candidaturas para la elección de Comités de Empresa y Delegados de Personal, y de los correspondientes órganos de las Administraciones públicas, en los términos previstos en las normas correspondientes.
De este modo, en la medida en que el derecho de negociación colectiva forma parte del contenido esencial del derecho del libertad sindical, determinadas lesiones al derecho de libertad sindical podrán propiciar el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.
En el bien entendido de que no toda lesión del derecho de negociación colectiva, constituirá lesión del derecho de libertad sindical.
1.6. Elementos Del artículo 37 de la Constitución Española, tenemos que desarrollar cuatro elementos: 12 Derecho Sindical II 1.6.1. Elemento subjetivo del derecho a la negociación colectiva.
El derecho en el artículo 37.1 de la Constitución Española, es un derecho de titularidad eminentemente colectiva.
No se trata de un derecho de propiedad individual.
El articulo 37 confiere expresamente la titularidad del derecho a los representantes de los trabajadores y empresarios. El derecho a la negociación colectiva se reconoce a los representantes de los trabajadores y empresarios en un sentido amplio.
Decimos en sentido amplio porque una primera corriente doctrinal y jurisdiccional vino a considerar que cuando la Constitución Española hable de representantes, reconoce la capacidad de negociar a todas las estructuras organizativas estables o espontáneas, internas o externas a la empresa; sin otra condición más que la de representar los intereses de los trabajadores y empresarios.
Una segunda corriente doctrinal y jurisprudencial viene a considerar que cuando la Constitución Española hable de representantes lo hace refiriéndose a un concepto de representación que preexiste a la negociación; lo cual excluye de la negociación a los representantes no estables de empresarios y trabajadores.
En la actualidad, la tesis que prevalece es la que considera que la Constitución Española reconoce el derecho a la negociación colectiva a cualquier instancia representativa de los intereses de los trabajadores y empresarios, y mayores exigencias.
El derecho a la negociación colectiva es un derecho de pertenencia exclusivamente sindical, aunque la práctica muestra un elevado componente sindical en esta representación; es decir, no se otorga un monopolio al sindicato, aunque es del sindicato el único titular al que la Constitución Española se refiere. (Artículo 7 de la Constitución Española y 87.1 del Estatuto de los Trabajadores).
Artículo 7 Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
Artículo 87 Legitimación 1. En representación de los trabajadores estarán legitimados para negociar en los convenios de empresa y de ámbito inferior, el comité de empresa, los delegados de personal, en su caso, o las secciones sindicales si las hubiere que, en su conjunto, sumen la mayoría de los miembros del comité.
La intervención en la negociación corresponderá a las secciones sindicales cuando éstas así lo acuerden, siempre que sumen la mayoría de los miembros del comité de empresa o entre los delegados de personal.
13 Derecho Sindical II Cuando se trate de convenios para un grupo de empresas, así como en los convenios que afecten a una pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o productivas y nominativamente identificadas en su ámbito de aplicación, la legitimación para negociar en representación de los trabajadores será la que se establece en el apartado 2 de este artículo para la negociación de los convenios sectoriales.
En los convenios dirigidos a un grupo de trabajadores con perfil profesional específico, estarán legitimados para negociar las secciones sindicales que hayan sido designadas mayoritariamente por sus representados a través de votación personal, libre, directa y secreta.
En cuanto a quienes tienen la consideración de trabajadores a efectos de la representación, se considera que el artículo 37 de la Constitución Española se refiere únicamente a los trabajadores asalariados, por tanto, los funcionarios públicos, trabajadores autónomos y trabajadores autónomos dependientes económicamente (T.R.A.D.E.) no son titulares a la negociación colectiva laboral establecida en el artículo 37 de la Constitución Española.
(*)T.R.A.D.E. , autónomo que trabaja preferentemente para un cliente, del cual recibe al menos el 75% de los ingresos económicos.
La distinta consideración de los sujetos titulares de la negociación colectiva, tienen una importante distinción en materia de protección. Como hemos dicho, el derecho a la negociación colectiva no se tutela en amparo ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, en cuanto que el derecho a la negociación colectiva forma parte del contenido esencial del derecho de libertad sindical, cuando las lesiones del derecho a la negociación colectiva se den a un sindicato.
Estamos ante una lesión directa del derecho de libertad sindical, recogido en el artículo 28.1 de la Constitución Española.
Sin embargo, las lesiones del derecho a la negociación colectiva que hayan pedido sufrir otros sujetos que no tienen la condición de sindicatos no serán objeto de amparo constitucional.
Artículo 28 1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas.
Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.
1.6.2. Elemento objeto del derecho a la negociación colectiva 14 Derecho Sindical II La Constitución Española nos indica que puede ser objeto de negociación colectiva toda materia relativa a las condiciones de trabajo y a las relaciones profesionales ligadas con las relaciones de empleo.
El artículo 85.1 del Estatuto de los Trabajadores, cuando nos indica cual es el contenido del convenio, establece que podrán ser negociadas todas aquellas materias de índole económica, laboral, sindical y cuantas otras afecten a las condiciones de empleo. El único límite material al contenido de la negociación colectiva, viene constituido por el respeto a las leyes y a otros derechos constitucionalmente protegidos.
Artículo 85 Contenido 1. Dentro del respeto a las leyes, los convenios colectivos podrán regular materias de índole económica, laboral, sindical y, en general, cuantas otras afecten a las condiciones de empleo y al ámbito de relaciones de los trabajadores y sus organizaciones representativas con el empresario y las asociaciones empresariales, incluidos procedimientos para resolver las discrepancias surgidas en los períodos de consulta previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 de esta Ley; los laudos arbitrales que a estos efectos puedan dictarse tendrán la misma eficacia y tramitación que los acuerdos en el período de consultas, siendo susceptibles de impugnación en los mismos términos que los laudos dictados para la solución de las controversias derivadas de la aplicación de los convenios.
Sin perjuicio de la libertad de las partes para determinar el contenido de los convenios colectivos, en la negociación de los mismos existirá, en todo caso, el deber de negociar medidas dirigidas a promover la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral o, en su caso, planes de igualdad con el alcance y contenido previsto en el capítulo III del Título IV de la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.
1.6.3. Elemento aplicativo Se refiere a la eficacia jurídica del convenio. El artículo 37 de la Constitución Española encomienda a la ley garantizar el derecho a la negociación colectiva, sino también la fuerza vinculante de los convenios.
La fuerza vinculante hace referencia a la eficacia jurídica del convenio. No se señala, sin embargo, si esta eficacia ha de entenderse como una eficacia contractual, o como una eficacia normativa, si se considera que la eficacia jurídica del convenio es contractual; el convenio es un contrato y como tal obliga solo los sujetos que lo negociaran y a sus representados.
Si se considera que la eficacia jurídica es normativa, el convenio es una norma jurídica y como tal norma jurídica obliga a todos los incluidos en su ámbito de aplicación; haya intervenido o no en la aplicación.
Aunque la constitución no señala que debe entenderse por la fuerza vinculante, el Tribunal Constitucional lo ha equiparado a la eficacia jurídica normativa.
1.6.4. Elemento constitutivo 15 Derecho Sindical II Hace referencia a la garantía constitucional del derecho.
La garantía constitucional del derecho, implica un derecho subjetivo a la regulación de los propios intereses, y de ese derecho subjetivo se deriva un deber de negociación.
La Constitución Española no ha incorporado directamente como contenido esencial de este derecho un deber de negociar. Sin embargo, el legislador dentro del espacio de libre configuración que ostenta, puede establecer como medida de fomento de la negociación un deber de negociar; y este ha sido precisamente la opción políticolegislativa adoptada. Por tanto, en nuestro derecho, el deber de negociar es una garantiza legal, no una garantía emana directamente de la Constitución Española. El Estado para garantizar la negociación colectiva, introduce por vía legal el deber de negociar. (Artículo 89.1 del Estatuto de los Trabajadores).
Artículo 89 Tramitación 1. La representación de los trabajadores, o de los empresarios, que promueva la negociación, lo comunicará a la otra parte, expresando detalladamente en la comunicación, que deberá hacerse por escrito, la legitimación que ostenta de conformidad con los artículos anteriores, los ámbitos del convenio y las materias objeto de negociación. En el supuesto de que la promoción sea el resultado de la denuncia de un convenio colectivo vigente, la comunicación deberá efectuarse simultáneamente con el acto de la denuncia. De esta comunicación se enviará copia, a efectos de registro, a la autoridad laboral correspondiente en función del ámbito territorial del convenio.
La parte receptora de la comunicación sólo podrá negarse a la iniciación de las negociaciones por causa legal o convencionalmente establecida, o cuando no se trate de revisar un convenio ya vencido, sin perjuicio de lo establecido en los artículos 83 y 84; en cualquier caso se deberá contestar por escrito y motivadamente.
Ambas partes estarán obligadas a negociar bajo el principio de la buena fe.
En los supuestos de que se produjeran violencias, tanto sobre las personas como sobre los bienes y ambas partes comprobaran su existencia, quedará suspendida de inmediato la negociación en curso hasta la desaparición de aquéllas.
16 Derecho Sindical II 17 Derecho Sindical II 18 Derecho Sindical II 19 ...