6. El Imperio Napoleónico PARTE II (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura Historia Contemporánea Universal
Año del apunte 2013
Páginas 9
Fecha de subida 28/05/2014
Descargas 9
Subido por

Vista previa del texto

3-­‐EL  DOMINIO  DE  EUROPA     -­‐El   dominio   de   Napoleón   nunca   fue   estable.   Nació   gracias   a   la   política   y   el   ejército,   y   dependía   del   éxito.   No   estaba   legitimado   por   dinastía   ni   por   la   Revolución,   que   la   frena,   y   tenía   puntos   débiles   (las   conspiraciones)   e   incluso   al   final   de   su   vida,   incluso   los   más   fieles   a   él   del  ejército,  lo  abandonan  al  ver  que  ya  no  hay  posibilidades.     -­‐Napoleón,   desde   sus   inicios,   también   es   conocido   por   el   aspecto   militar,   por   lo   que   era   y   porque   sus   años   de   gobierno   fueron   todos   de   guerra,   guerras   que   explican   su   aureola,   ascenso,  poder,  y  caída  tras  las  derrotas.   -­‐Así,  es  una  parte  central  de  la  historia  militar.     -­‐Los  clamorosos  éxitos  de  Napoleón  en  Europa  le  permitieron  realizar  grandes  anexiones  a  su   Imperio   y   satelizar   (dejarlos   nominalmente   independientes,   pero   bajo   su   dominio   político   e   ideológico)  al  resto  de  países  europeos  donde  introduciría  reformas  político-­‐sociales  análogas   a  las  de  Francia.     -­‐Pero   se   formaran   coaliciones   europeas   contra   Napoleón.   Política   expansiva   de   Napoleón   a   través  de  la  guerra  la  enfrenta  a  toda  Europa.   -­‐Durante  unos  años,  el  Imperio  Francés  (remedo  del  romano  y  el  de  Carlomagno),  consiguió  un   éxito   tras   otro,   hasta   que   una   serie   de   factores,   llevaron   a   la   ruina   del   Imperio   y   a   la   abdicación  de  Napoleón.  Estos  factores  fueron:   Ø Ø Ø Ø Ø La  resistencia  española   La  supremacía  británica   El  desastre  de  Rusia   El  alzamiento  de  Alemania   El  descontento  de  la  propia  sociedad  francesa     El  Ejército  y  la  Marina  imperiales     -­‐Principal   instrumento   de   la   política   exterior   de   Napoleón:   sus   fuerzas   armadas,   principalmente  su  Ejército  de  Tierra,  y  más  secundariamente,  la  Marina.   -­‐Este   ejército,   formado   durante   las   guerras   revolucionarias   y   mejorado   por   Napoleón,   fue   el   mejor   de   Europa   con   diferencia,   y   no   tuvo   rival   durante   años.   Sólo   su   propio   desgaste   tras   incesantes   campañas   y   la   coalición   de   todos   sus   enemigos,   que   no   dudaron   en   imitar   sus   tácticas  y  organización,  permitieron  su  derrota.     -­‐La   recluta   en   masa   de   los   ciudadanos   en   edad   militar   (se   hicieron   leyes   de   servicio   militar   obligatorio,  cosa  que  también  generaría  descontento)  le  dio  gran  superioridad  numérica  sobre   1     sus   enemigos,   pero   es   que   además,   sus   soldados   eran   ya   probados   veteranos   de   anteriores   campañas,   y   estaban   motivados   por   la   idea   de   llevar   las   ventajas   de   la   Revolución   a   los   pueblos  europeos,  en  detrimento  de  los  reyes,  la  aristocracia  y  las  supersticiones  religiosas.   -­‐Pero  a  partir  de  1808,  y  sobre  todo  de  1812,  éstos  fueron  desapareciendo  en  tanta  lucha,  y   los   substituyeron   reclutas   inexpertos   que   ansiaban   la   paz   y   que   veían   que   en   los   pueblos   europeos   no   había   felicidad   con   la   “liberación”   impuesta   por   los   franceses.   Y   además,   los   soldados  de  los  países  satélites  solían  ser  mediocres,  salvo  en  algunos  casos,  como  el  Polaco.   -­‐Por  otra  parte,  Napoleón  se  había  preocupado  de  recompensar  todo  buen  servicio  o  hazaña   militar  en  un  ejército  abierto  al  talento  por  encima  del  origen  social  que  primaba  en  el  A.R.     -­‐Y   a   toda   esta   motivación   y   veteranía   se   añadía   una   nueva   táctica   militar   francesa:   se   combinaba  en  ella  la  acción  conjunta  de  infantería,  caballería,  artillería,  zapadores  y  otros.  Se   ponía   énfasis   en   la   rapidez   de   los   movimientos,   con   los   que   se   aventajaba   al   enemigo   decisivamente,  y  en  las  nuevas  tácticas  diseñadas  para  explotar  al  máximo  la  motivación  y  el   entusiasmo   de   los   soldados,   como   el   ataque   en   columna   con   bayoneta   calada   o   el   fuego   de   tiradores  seleccionados  contra  inmóviles  facciones  enemigas.   -­‐Por   otra   parte,   hay   que   decir   que   la   organización   del   ejército   que   se   estableció   (batallón,   regimiento,  brigada,  división  y  Cuerpo  de  Ejército),  fue  fundamental,  y  se  copio  en  los  ejércitos   europeos,   manteniéndose   al   menos   hasta   la   I   GM.     Y   los   distintos   cuerpos,   independientes   entre  sí,  maniobraban  conjuntamente,  avanzando  por  carreteras  paralelas,  precedidos  de  una   exploración   de   caballería.   Al   encontrar   al   enemigo,   unos   frenaban   su   avance   y   los   otros   lo   envolvían.   Si   era   necesario,   intervenían   las   reservas:   la   Guardia   Imperial   (formada   por   los   soldados   más   distinguidos   por   sus   méritos   bélicos)   lanzaba   el   ataque   final.   La   Reserva   de   Caballería   se   ocupaba   por   último   de   perseguir   al   enemigo   tras   el   éxito,   para   que   no   se   recuperara.     -­‐Punto  débil:  el  escaso  interés  logístico,  sanitario  e  higiénico  à  murieron  más  soldados  por   hambre   o   enfermedad   que   por   el   enemigo.   Y   al   final,   las   estrategias   y   la   organización   del   Ejército  francés  fueron  copiadas  por  los  enemigos,  y  las  llamadas  al  sentimiento  nacional,  la   defensa  de  la  patria  y  de  la  religión,  apareció  una  mayor  motivación  entre  estos  ejércitos.  El   resto   lo   puso   Napoleón:   malgastó   su   capital   humano,   con   un   gusto   cada   vez   mayor   por   las   batallas  frontales  y  sangrientas,  en  lugar  de  las  audaces  maniobras  de  sus  primeros  tiempos.   -­‐La   Marina   siempre   fue   inferior   a   la   británica,   pese   al   apoyo   de   Holanda   o   España.   Llevó   a   problemas  estratégicos,  especialmente  tras  la  derrota  de  Trafalgar  (1805),  batalla  tras  la  cual   Napoleón   aplicó   un   plan   de   construcciones   navales   para   cansar   económicamente   a   Gran   Bretaña,   estableciendo   el   bloqueo   continental   y   fortificando   sus   costas   para   arruinar   el   comercio  británico  y  dificultar  su  bloqueo  naval,  y  atacó  la  navegación  mercante  enemiga.  Aun   así,  no  logró  el  triunfo  marítimo.       2     Las  campañas  militares  y  los  tratados  de  paz     -­‐En   lo   militar   à   se   formaran   coaliciones   europeas   contra   Napoleón.   Política   expansiva   de   Napoleón   a   través   de   la   guerra   la   enfrenta   a   toda   Europa.   EL   conjunto   de   enfrentamientos   hasta  1815  (15  años),  es  la  cronología  que  se  hace  a  partir  de  las  coaliciones.  Son  los  estados   que  rodean  Francia  que  durante  estos  15  años,  estarán  en  guerra.   -­‐La   primera   coalición   (1792-­‐97)   contra   Francia   es   la   del   1792,   cuando   se   ejecuta   a   Luís   XVI,   contra  la  Revolución  Francesa.     -­‐La   segunda   (1798-­‐1801)   es   cuando   Napoleón,   expedición   a   Egipto.   Toda   Europa   contra   Francia,  menos  España.  En  plenas  guerras,  Napoleón  tiene  éxito  y  fracaso,  y  en  Francia  golpe   de   Estado,   llega   al   poder,   y   como   cónsul,   interviene   en   Austria   y   norte   de   Italia.   Campañas   gloriosas  del  1800  sobre  todo,  con  las  batallas  de  Marengo,  que  gana  sin  ser  aún  emperador.     -­‐finales  de  1799  à  Napoleón  se  dirige  a  Jorge  III  (rey  de  Inglaterra)  y  a  Francisco  II  (emperador   de   Austria)   y   demanda   una   paz   satisfactoria   para   todas   las   partes.   No   obtiene   la   respuesta   esperada.   -­‐Decidido   a   eliminar   militarmente   a   Austria,   el   Primer   Cónsul,   grandioso   plan:   durante   su   ausencia  en  Egipto  y  en  París,  los  austríacos   habían  recuperado  parte  del  norte  de  Italia.  Se   formó   un   nuevo   ejército   que,   comandado   por   Napoleón,   llegó   a   Italia   por   los   Alpes   (vía   inesperada   y   que   rememoraba   la   gesta   de   Aníbal)   y,   sorprendiendo   a   su   enemigo   por   la   retaguarda,   lo   venció   por   completo   en   la   disputada   batalla   de   Marengo   (1800).   Tal   hito   contribuyo  a  exaltar  más  el  mito  napoleónico.     -­‐A   finales   del   mismo   año,   victoria   de   Hohenlinden   à   Austria   tuvo   que   firmar   la   Paz   de   Luneville  en  1801  à  Austria  reconocía:   Ø las  adquisiciones  francesas  en  el  Rin   Ø las  nuevas  repúblicas  italianas  Cisalpina  (Milanesado)  y  Ligúrica  (Génova)   Ø aceptaba  evacuar  el  reino  de  Cerdeña,  que  volvió  a  Francia.   -­‐La  republica  Cisalpina  se  convirtió  en  la  República  italiana  y  se  formó  en  Toscana  y  Módena  el   reino   de   Etruria,   que   le   fue   dado   a   su   aliado,   los   Borbones   españoles.   Además,   Francia   obtuvo   de   Nápoles   la   isla   de   Elba.   Francia   adquiría   una   hegemonía   indiscutible   sobre   la   península   itálica.   -­‐Quedaba  lograr  la  paz  con  GB,  ahora  aislada  y  sin  aliados  de  importancia,  con  una  grave  crisis   política   y   económica,   y   había   sido   incapaz   de   romper   la   liga   de   los   países   neutrales   (Rusia,   Prusia,  Suecia  y  Dinamarca).   -­‐Esta   situación   de   relativa   debilidad   llevó   a   GB   a   firmar   la   Paz   de   Amiens   (1802),   que   entre   otras   cosas,   reconocía   las   nuevas   fronteras  francesas.   Así,   Napoleón   acaba   firmando   la   paz   de   Amiens   en   1802,   cuando   ya   pasa   a   ser   cónsul   vitalicio.   Puede   ir   aumentando   su   poder   al   ritmo   que   aumentan   sus   victorias.   Tiene   victoria   fuera,   gana   botines,   y   compensaciones   de   3     guerra.  Da  dinero.  Así,  en  el  año  1802,  obtiene  aureola,  victoria.  Pero  siempre  habrá  un  gran   enemigo  que  no  aceptará  a  Napoleón,  GB.   -­‐Los   dos   tratados   de   Paz   (Luneville   y   Amiens)   y   el   éxito   que   supusieron   para   Francia   encumbraron  la  fama  de  Napoleón,  a  quien  se  hizo  Cónsul  Vitalicio  como  recompensa.  Pero  la   paz  fue  efímera,  debido  a  la  dinámica  expansiva  del  régimen  napoleónico.   -­‐Aprovechando  que  las  rutas  oceánicas  volvían  a  estar  abiertas,  Francia  inició  una  política  con   un   tono   evidente   de   recomponer   un   imperio   ultramarino   (compró   la   Luisiana   a   España,   aunque  luego  la  vendió  a  EEUU),  expediciones  a  Haití  y  Martinica).  Y  provocó  directamente  a   Inglaterra  al   ocupar  Hannover,   posesión   de   los   reyes   ingleses,   y   al   imponer  altos  aranceles  en   las   aduanas   francesas   para   los   principales   productos   ingleses   de   exportación   (algodón,   azúcar…).  Llevó  al  estallido  de  la  guerra  en  1803.     La  conquista  de  Europa       3ª  coalición  (1803-­‐1806)  (contra  GB,  Austria  y  Rusia)     -­‐Ya  emperador,  concentró  su  ejército,  la  Grand  Armeé,  en  las  playas  de  Boulogne  (Canal  de  la   Mancha),  y  empezó  a  construir  buques  para  invadir  GB.   -­‐Pero   para   lograrlo,   primero   había   que   vencer   la   flota   británica,   algo   difícil   a   pesar   de   la   ayuda   de   la   flota   española.   A   pesar   del   cuidadoso   pero   poco   realista   plan   trazado,   al   final   salió   mal,   y   la   flota   británica   de   Nelson   derrotó   decisivamente   la   flota   combinada   franco-­‐española   (batalla   de   Trafalgar,   1805)   (importantísima   batalla).   La   invasión   a   Inglaterra   se   hizo   ya   imposible.  El  ejército  que  entonces  había  de  haber  invadido  Inglaterra,  se  mandó  a  Viena.   -­‐Y   a   todo   esto,   en   Europa   à   Tercera   Coalición   (1803-­‐1804):   GB,   Rusia   e   Imperio   Austríaco,   con  doble  sentido:  en  tierra  y  mar.  Los  tres  molestos  por  el  imperialismo  francés.   • • Austria  à  por  la  hegemonía  francesa  en  Italia     Rusia  à  aspiraciones  en  los  Balcanes  y  Alemania  bloqueadas  por  Napoleón   -­‐Luego  se  unieron  dos  socios  menores:   • • Reino  de  Nápoles   Reino  de  Suecia   -­‐Napoleón   abandonó   Boulogne   y,   sin   dar   tiempo   al   enemigo   para   organizarse,   se   dirigió   rápidamente     contra   Austria.   Logró   confundirles   con   el   lugar   del   ataque   y   los   atrapó   por   la   retaguardia  à  los  austríacos  se  rindieron  en  Ulm  (1805)   4     -­‐Las  retrasadas  tropas  rusas  dirigidas  por  el  propio  zar  Alejandro  I,  se  unieron  al  emperador  y  a   los   restos   de   su   ejército,   sólo   para   ser   completamente   vencidos   en   Austerlitz   (1805),   probablemente   el   momento   más   glorioso   de   Napoleón.   Finalmente   se   firmó   el   Tratado   de   Pressburgo  (Austria  cedió  Venecia  y  Dalmacia  al  reino  de  Italia  y  otros  territorios  a  aliados  de   Francia).   -­‐Napoleón,  dispuesto  a  reordenar  Alemania  a  su  gusto  à  crea  en  1806  la  Confederación  del   Rin   (formada   por   todos   los   pequeños   estados   alemanes),   con   una   Dieta   y   un   príncipe   que   debía   seguir   la   política   francesa   y   proporcionar   tropas.   Después,   Francisco   II   de   Austria   renunció  a  su  Corona  Imperial  à  fin  del  Sacro  Imperio  Romano  Germánico.   -­‐Se   despojó   de   su   reino   a   los   Borbones   de   Nápoles   y   la   corona   fue   entregada   a   José   Bonaparte,  hermano  de  Napoleón.   -­‐La   tercera   coalición   fue   un   paso   más   para   el   dominio   de   Napoleón   en   Europa   (se   apoderó   de   parte  de  Bélgica,  Holanda  y  Italia)       Cuarta  coalición  (1806-­‐1807):  Prusia  y  Rusia     -­‐Entonces  Prusia  (a  la  que  Napoleón  trató  de  alejar  de  la  guerra  con  el  tratado  de  Schönbrunn),   formó  la  Cuarta  Coalición  (1806-­‐1807),  con  Rusia  y  Sajonia.  Pero  Napoleón,  doble  victoria  en   Jena   y   Auerstadt,   contra   Prusia   y   Sajonia,   seguida   de   la   ocupación   del   territorio   de   ambas,   las   eliminó  de  la  lucha  à  le  da  el  dominio  del  centro  de  Europa   -­‐Quedaba   Rusia   à   se   vio   forzada   a   la   paz   firmada   por   Napoleón   y   Alejandro   en   Tilsit   en   1807,   tras  la  batalla  indecisa  de  Eylau  y  la  grave  derrota  rusa  en  Friedland.  Se  pactó  un  reparto  de   las   zonas   de   influencia   en   Europa   entre   ambos   imperios   y   su   cooperación   contra   la   preponderancia  comercial  británica.     -­‐En  Tilsit  también  se  creó  el  nuevo  reino  de  Westfalia  y  apareció  el  Gran  Ducado  de  Varsovia   (1807),   que   daba   una   respuesta   parcial   a   las   ansias   nacionalistas   polacas.   Napoleón   llevaba   así,   pues,   tras   las   particiones   de   Polonia   en   ducados,   a   rehacerla   en   uno   único.   La   vitoria   en   Rusia   le   había   convertido   en   amo   de   Europa,   pero   aun   así,   aún   quedaba   GB,   y   la   idea   de   cambiar   los   estados   y   las   fronteras,   colocando   en   ellos   a   sus   familiares,   llevaron   al   enfrentamiento.   Sus   políticos   más   inteligentes   como   Talleyrand   comenzarían   a   ver   que   eso   era   una   locura   y   fueron   negociando   con   diplomáticos   extranjeros   para   un   futuro   sin   Napoleón.         5     -­‐A   partir   de   1807,   habrá   una   guerra   permanente   con   Inglaterra,   con   el   bloqueo   continental,   una  guerra  económica:     -­‐Ya   en   1806,   Napoleón   había   decretado   el   bloqueo   continental   contra   Inglaterra,   alegando   que   no   reconocía   los   principios   del   derecho   internacional   y   abusaba   de   su   bloqueo   naval   incluso  en  detrimento  de  los  neutrales.  Por  ello  à  aduanas  en  las  costas  y  fin  de  todo  tráfico   mercantil   con   GB.   Objetivo   à   Hundir   la   economía   inglesa   y   potenciar   las   exportaciones   francesas   en   Europa.   Francia   tenía   hegemonía   en   toda   Europa,   de   modo   que   todos   sus   puertos  quedaron  cerrados  a  los  productos  ingleses,  con  lo  que  se  esperaba  que  pidiera  la  paz.   Sin   embargo,   esto   no   acabaría   triunfando,   puesto   que   era   el   lugar   más   comercial   (muchos   estados  la  necesitaban)  y  tenía  puntos  de  contrabando  en  el  mar  (España,  Portugal,  que  eran   independientes).  Napoleón  invadiría  Portugal  y  luego,  España:   -­‐Portugal,   tradicional   aliado   de   GB,   era   de   los   pocos   que   se   oponía   al   bloqueo   à   ejército   franco-­‐español   lo   conquistó.   Los   reyes   de   Portugal   huyeron   a   Brasil.   Tratado   de   Fontainebleau  (1807)  à  el  reino  era  repartido  entre  España  y  Francia   -­‐Entonces   Napoleón   quiso   deshacerse   de   los   Borbones   españoles,   utilizados   por   la   Francia   Revolucionaria  desde  1796:  Carlos  IV  y  su  hijo  Fernando  VII,  estaban  en  disputa.  Napoleón  los   atrajo   a   Bayona   para   resolverlo,   tras   lo   cual   “aceptó”   las   abdicaciones   de   ambos   y   pasó   la   corona  a  su  hermano  José,  que  dejó  Nápoles,  que  pasaría  a  manos  del  mariscal  Murat,  casado   con   su   hermana   Carolina.   España   ya   estaba   parcialmente   ocupada   por   las   aliadas   tropas   francesas   y   el   gobierno   no   opuso   resistencia   al   cambio   dinástico,   sin   embargo,   el   pueblo   se   opuso  a  aquella  brutal  injerencia  à  2  de  mayo  de  1808,  estalla  la  revuelta  en  Madrid    y  se   extiende.   El   cuerpo   del   general   Dupont   fue   derrotado   por   entero   y   un   ejército   británico   desembarcaba   en   Portugal,   obligando   la   evacuación   francesa   tras   la   victoria   de   Vimiero   y   el   Convenio   de   Cintra.   El   caso   de   España   fue   el   primero   donde   no   se   pudo   ganar   en   tan   sólo   una   batalla,  y  había  que  ocupar  todo  el  territorio.  A  partir  de  1808,  zona  con  guerra  permanente.   -­‐Para  asegurarse  la  retaguardia,  dada  la  situación  en  España  y  poder  así  llevar  a  todo  el  grueso   del  ejército,  Napoleón  (entrevista  de  Efurt,  1808)  prometió  al  zar  favorecer  su  expansión  en   Finlandia  y  territorios  rumanos.     Quinta  coalición  (1809):  contra  Austria  e  Inglaterra     -­‐Campaña   exitosaà   destrozó   a   los   ejércitos   españoles   e   hizo   reembarcar   al   británico   en   la   Coruña.  Pero  había  cuestiones  pendientes  en  Francia  y  la  situación  quedó  estancada,  con  una   España  resistente  y  un  nuevo  ejército  británico  en  Portugal.   -­‐El   tropiezo   de   Napoleón   en   España   animó   a   Austria   a   buscar   la   revancha   à   incitó   a   los   alemanes   a   una   sublevación   nacional   contra   el   opresor,   pero   sólo   triunfó   en   el   Tirol,   y   el   6     ejército  austríaco,  tras  lograr  detener  por  un  tiempo  al  napoleónico  en  el  Danubio  en  la  batalla   de  Aspern-­‐Essling  (1809),  fue  derrotado  en  Wagram.     -­‐Tratado   de   Schönbrunn   (1809)   àAustria   pierde   su   salida   al   mar,   territorios   que,   unidos   a   Dalmacia,   formaron   las   Provincias   Ilíricas,   dentro   del   Imperio   Francés.   Salzburgo   pasó   a   Baviera  y  Galitzia  al  Gran  Ducado  de  Varsovia.  Pero  detuvo  ahí  la  humillación,  porque  quería   casarse  con  una  princesa  austríaca,  María  Luisa  de  Habsburgo,  estableciendo  una  alianza  con   el   decadente   imperio,   consolidar   su   posición   personal   como   monarca   y   consolidar   la   descendencia  que  una  ya  mayor  Josefina  no  podía  darle.   -­‐El  Imperio  Napoleónico  había  alcanzado  su  mayor  extensión  (entre  1810  y  1812):   • • • • Francia  se  había  anexionado:   o  Bélgica  y  Holanda   o Varios  estados  renanos   o los  puertos  hanseáticos   o el  Valais  suizo   o Cerdeña  y  Liguria,  Parma,  Toscana,  Plasencia  y  los  Estados  Pontificios     o las  Provincias  Ilíricas     o y  pronto  también,  Cataluña.     Y  además:   o Alemania  estaba  sumisa  bajo  la  Confederación  del  Rin   o Suiza,   bajo   la   Helvética,   también   impuesta   por   Francia,   el   Gran   Ducado   de   Vardovia  y  los  reinos  de  Italia  y  Nápoles   Austria,  Rusia  y  Reino  de  Dinamarca  y  Noruega  à  aliados   Y  en  Suecia,  al  extinguirse  la  monarquía,  asciende  un  mariscal  del  Imperio  como  rey,   Bernadotte  (casado  con  una  antigua  novia  de  Napoleón)   Así,  tenemos  como  mapa  referencial  el  de  1812,  el  punto  de  dominio  máximo  de  Napoleón.  Lo   oponía  contra  Rusia  y  ello  acabó  en  desastre.     De  la  invasión  de  Rusia  a  la  derrota  final  (sexta  coalición,  todos  contra  Napoleón,  1812-­‐1814)     -­‐Sin  embargo,  no  tardaron  en  aparecer  las  primeras  fisuras:   Ø La   guerra   en   España   seguía,   y   aunque   las   victorias   de   Francia   habían   hecho   que   el   gobierno  rebelde  se  refugiara  en  Cádiz,  la  resistencia  continuaba  con  las  guerrillas.     Ø Además,   había   fracasado   una   invasión   francesa   de   Portugal,   defendido   por   el   ejército   anglo-­‐portugués  de  Wellesley,  futuro  duque  de  Wellington.   Ø Y  en  el  otro  extremo  de  Europa,  el  zar  abandonó  el  bloqueo  continental  (1810).     Ø Además,   Rusia   estaba   descontenta:   por   la   anexión   francesa   de   Oldengurgo,   perteneciente   a   un   cuñado   del   zar,   las   ansias   polacas   de   mayor   independencia   y   7     amplitud  del  Gran  Ducado  y  la  falta  de  apoyo  francés  contra  Turquía.  La  situación  se   deterioro.  Napoleón  decidió  invadir  Rusia.     -­‐En   1812,   con   un   gran   ejército   también   formado   por   aliados   austríacos   y   prusianos,   invadió   Rusia,  la  cual,  incitada  por  el  general  Kutusov,  respondió  cediendo  terreno  con  una  política  de   “tierra  quemada”,  para  dejarlos  sin  recursos.  Así,  los  franceses  invadieron  con  facilidad  Rusia,   pero   pronto,   se   verían   agobiadas   por   la   falta   de   provisiones,   la   hostilidad   de   la   población   y   la   aparición  de  epidemias  de  tifus  y  disentería.  Destaca  después  la  batalla  de  Borodino  (1812),   durísima,  con  pérdidas  enormes  para  los  dos  bandos.  Pero  los  rusos  se  acabaron  retirando  y   Napoleón  entró  en  Moscú,  una  Moscú  que  los  rusos  habían  evacuado  e  incendiado  para  que   los   franceses   no   pudieran   descansar   allí.   En   invierno,   a   Napoleón   no   le   quedó   más   remedio   que  retirarse.  Pero  tal  retirada  fue  una  pesadilla,  por  el  frío  ruso,  la  falta  de  abastecimientos,   los  ataques  de  guerrilleros,  cosacos  y  del  mismo  ejército  del  zar.   -­‐En  París,  la  catástrofe  causó  una  gran  conmoción  y  un  golpe  de  estado,  dirigido  por  el  general   Malet.  Pero  Napoleón  llegó  a  tiempo  para  solucionarlo.     -­‐El   emperador   logró   reconstruir   su   ejército   (hizo   nuevas   reclutas   masivas,   sacó   tropas   de   España   y   usó   también   las   de   la   Marina).   Pero   este   nuevo   ejército   era   una   sombra   del   anterior:   reclutas  ya  no  tan  bien  instruidos  y  poco  motivados,  además  de  haber  perdido  la  caballería  en   Rusia.  Por  Francia  cundieron  la  oposición  al  servicio  militar  y  la  deserción.     -­‐En  España,  la  situación  se  había  complicado  por  la  extracción  de  tropas  para  la  campaña  en   Rusia  y  por  el  mismo  desgaste  en  la  lucha.  Esto  y  el  genio  de  Wellington  llevaron  al  triunfo  de   los   Arapiles   (1812),   la   recuperación   momentánea   de   Madrid   y   la   evacuación   francesa   de   Andalucía.  La  victoria  aliada  en  Vitoria  (1813)  puso  a  los  aliados  hispano-­‐anglo-­‐portugueses  en   la   línea   de   los   Pirineos.   José   I   perdió   su   corona   y   Napoleón   ofreció   la   paz   a   cambio   de   la   vuelta  de  Fernando  VII  (Tratado  de  Valençay),  aunque  la  guerra  persistió  un  año  más  con  la   invasión  del  sur  de  Francia.   -­‐Pero   este   era   ya   un   frente   secundario.   Lo   que   importaba   era   que   Rusia   estaba   llegando   a   Alemania,  y  con  el  Tratado  de  Kalish  (1813),  Prusia  se  unió  a  Rusia.  Se  incitó  el  levantamiento   popular,  se  crearon  freikorps  (cuerpos  de  voluntarios  a  imitación  de  los  guerrilleros  españoles)   y  la  Cruz  de  Hierro  como  recompensa  a  los  patriotas.   -­‐En  1813,  todavía  Napoleón,  victorias  de  Lutzen  y  Bautzen.  Pero  cuando  entraron  en  guerra  la   Suecia   de   Bernadotte   y   el   Imperio   Austríaco,   la   balanza   se   decantó   à   Batalla   de   Leipzig.   Decisiva  derrota.  Los  aliados  llegaron  a  invadir  Francia.     -­‐La   resistencia   de   Napoleón   fue   sorprendente,   pero   el   cansancio   era   demasiado.   Francia   estaba  siendo  invadida  por  norte  y  sur,  y  aumentaron  las  defecciones  y  deserciones.  En  marzo   de   1814,   los   aliados   entraron   en   París.   Napoleón   abdicó   el   6   de   abril,   cuando   de   hecho   ya   había   sido   depuesto   por   un   Gobierno   provisional   presidido   por   el   mismo   Talleyrand,   que   había  sido  uno  de  sus  principales  ministros.   -­‐El  destierro  de  Napoleón  fue  honroso,  en  la  isla  de  Elba  (Italia),  con  una  guardia  personal  de   800  hombres.  Su  trono  lo  ocupó  Luís  XVIII,  hermano  de  Luís  XVI.     8     -­‐Paz   de   París   (1814)   à   Francia   perdió   todas   sus   conquistas,   retornando   a   la   situación   de   1792,   mientras   las   potencias   vencedoras   se   reunían   en   el   Congreso   de   Viena   para   decidir   como  recomponer  Europa.   -­‐Napoleón   aprovechó   las   discrepancias   entre   los   aliados   y   el   descontento   en   Francia   por   la   llegada   del   rey:   en   marzo   de   1815   escapó   de   Elba   con   su   guardia,   desembarcó   en   Francia   y   sin   disparar   un   solo   tiro   y   entre   aclamaciones   entró   en   París,   haciendo   promesas   democráticas   que   no   podría   llegar   a   cumplir   en   aquel   segundo   y   efímero   mandato   conocido   como   “Los   Cien   Días”.   -­‐Reorganizó  rápidamente  su  ejército  y  lo  lanzó  sobre  Bélgica  (donde  estaban  acantonadas  las   tropas   de   Wellington   y   las   prusianas   de   Blücher),   antes   de   que   pudieran   reaccionar   los   más   lejanos  rusos  y  austríacos.  Napoleón  venció  a  los  Prusianos  en  Lingy,  pero  en  junio  de  1815,   Wellington  lo  derrotó  por  completo  en  Waterloo  con  el  apoyo  de  los  reconstruidos  prusianos.   -­‐Napoleón   volvió   a   abdicar.   Esta   vez   fue   desterrado   a   la   isla   de   Santa   Elena   (África),   con   vigilantes  ingleses,  donde  moriría  en  1821.  Y  tuvo  que  aceptar  una   segunda  y  más  costosa  Paz   de   París   à   incluyó   la   cesión   de   nuevos   territorios,   la   ocupación   por   los   aliados   durante   5   años  y  el  pago  de  una  indemnización  de  700  millones  de  francos.  Había  perdido  su  imperio,  su   hegemonía   militar   y   su   gobierno   era   ahora   fiscalizado   por   los   embajadores   de   las   potencias   europeas.     CONCLUSIÓN     -­‐Las   guerras   de   Napoleón   costaron   a   Francia   un   millón   de   muertos,   y   en   toda   Europa,   5   millones.     -­‐En  Europa,  la  caída  de  Napoleón  significó  el  fin  del  ciclo  revolucionario  y  el  comienzo  de  una   nueva  etapa  histórica:  la  Restauración.   -­‐Pero  si  moría  el  hombre,  el  mito  alcanzó  resonancias  que  han  llegado  hasta  hoy,  así  como  su   inmenso  legado.  Aunque  la  Santa  Alianza  quisiera  lo  contrario,  Europa  ya  no  podría  volver  a   ser  jamás  la  misma.   -­‐Muchas   de   las   reformas   de   Napoleón   fueron   adoptadas   tras   su   muerte   en   muchos   países   europeos  y  pronto  constituyeron  el  programa  del  liberalismo  más  conservador.   -­‐El  mejor  ejemplo  es  justamente  el  II  Imperio,  protagonizado  por  Napoleón  III.   -­‐Hoy  reinan  todavía  en  Suecia  los  descendientes  del  mariscal  Bernadotte,  y  la  muy  republicana     Francia   ha   heredado   muchas   de   sus   instituciones   y   símbolos,   desde   el   Banco   de   Francia   a   la   Politécnica,  desde  la  Gandarmería  a  la  Legión  de  Honor,  y  así  en  otros  lugares.  Para  bien  y  para   mal,  ese  es  su  legado.     9     ...

Tags: