DONACIONES ESPECIALES (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
Grado Administración y Dirección de Empresas + Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Civil III
Año del apunte 2012
Páginas 9
Fecha de subida 11/08/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Donaciones especiales Tema 4 TEMA 4: DONACIONES ESPECIALES 1. DONACIÓN MORTIS CAUSA Si donado ahora el bien que sea, es decir disponiendo actualmente de él a favor del donatario, sin embargo, el donante lo que quiere no es transmitirle ya el mismo, sino que lo adquiera sólo a su muerte, se está realmente frente a un acto por el que el donante dispone del bien para cuando muera, acto, pues, mortis causa, como el testamento, ya que se encamina a regular el destino de bienes para después del fallecimiento del disponente.
Lo que caracteriza las donaciones con finalidad mortis causa es la permanencia en el dominio y libre disposición del donante de la cosa en caso de vivir.
1.1. Otras donaciones calificadas también de mortis causa El Derecho histórico calificó también de mortis causa a otras: a las que, aunque se hiciesen para su eficacia inmediata, es decir, se regulase ahora para que el donatario percibiese la cosa actualmente, se hacían, sin embargo, en contemplación o en consideración a la muerte del donante.
Por ejemplo, en gravedad o enfermedad o en otro peligro inminente de morir, el que lo sufre dona y entrega ya el bien que sea al donatario, desprendiéndose así de él actualmente, y no supeditando, por tanto, su adquisición por éste a que se produzca efectivamente la muerte.
Estas donaciones no son realmente un acto mortis causa, ya que no dependiendo de la muerte del donante la adquisición del donatario, no regulan la transmisión de un bien para cuando el disponente muera. Pero como sin duda que se hacen en atención a la muerte, y en otro caso no se habrían hecho, se pueden calificar de mortis causa. Y estimarse que se deben someter a ciertas reglas distintas de las de las normales donaciones inter vivos.
50 Donaciones especiales Tema 4 1.2. Papel de la muerte del donante en unas y otras donaciones mortis causa El papel que desempeña la muerte del donante en una y otra clase de donaciones mortis causa, es, pues: objetivo, en una, ya que únicamente cuando de verdad acontece, provoca la producción de los efectos de la donación; subjetivo, en otras, ya que aparte de que de verdad acontezca o no, es su contemplación por el donante lo que le impele a donar.
1.3. Acogida o no en los actuales Derechos españoles de ambas clases de donación mortis causa Las donaciones mortis causa subjetivas, el Código Civil, las ha rechazado como actos mortis causa, pasándolas a la categoría de inter vivos, pero que se conservan como mortis causa en algunos derechos forales, aunque no en otros.
En cuanto a las objetivas, también se conservan en algunos derechos forales como figura con regularización autónoma, el Código Civil, dice para ellas que “participan de la naturaleza de las disposiciones de última voluntad, y se regirán por las reglas establecidas en el Capitulo de la sucesión testamentaria”.
2. DONACIÓN MODAL Como negocio a título gratuito, la donación admite que al beneficiario (donatario) se le imponga una carga o gravamen. Entonces la donación, no deja en absoluto de serlo, se debe, utilizando una terminología exacta, calificar de modal o con carga, pero el Código la llama onerosa o con causa onerosa (arts. 622, 626, 638 cc).
Art. 622 cc: Las donaciones con causa onerosa se regirán por las reglas de los contratos, y las remuneratorias por las disposiciones del presente título en la parte que excedan del valor del gravamen impuesto.
Art. 626 cc: Las personas que no pueden contratar no podrán aceptar donaciones condicionales u onerosas sin la intervención de sus legítimos representantes.
51 Donaciones especiales Tema 4 Art. 638 cc: El donatario se subroga en todos los derechos y acciones que en caso de evicción corresponderían al donante. Este, en cambio, no queda obligado al saneamiento de las cosas donadas, salvo si la donación fuere onerosa, en cuyo caso responderá el donante de la evicción hasta la concurrencia del gravamen.
2.1. Régimen especial de la donación modal El régimen legal de la donación modal discrepa en algunos puntos del de la donación normal, debido a las peculiaridades que impone la existencia del gravamen, y a la mengua que éste produce en el enriquecimiento del donatario.
Son reglas especiales de la donación:  Capacidad para aceptar donaciones modales: en cuanto a la capacidad, la del donante no varía de la de la donación normal. Pero respecto a la del donatario, puesto que no sólo recibe el enriquecimiento que sea, sino que echa sobre sí el deber de cumplir la carga, ha de tener la capacidad para asumir por sí solo, mediante contrato, la obligación modal que se le imponga, requiriéndose, si no, la intervención y asentimiento de quienes deban completar su capacidad, en los casos en que tal intervención sea precisa según las reglas generales.
 Saneamiento de la cosa donada: en cuanto al saneamiento de la cosa donada, al que, no siendo la donación modal, no queda obligado el donante, siéndolo, lo queda en tanto en cuanto el valor del gravamen sobrepase el enriquecimiento que lo donado reporto efectivamente al donatario.
 Expresión de las cargas: establece el Código que, para que sea válida la donación modal de inmuebles, se han de expresar en la escritura “individualmente los bienes donados” y el valor de las cargas que deba satisfacer el donatario (art. 633 cc).
 Revocación y reducción: la donación modal es revocable por incumplimiento del gravamen y, además, por otras causas comunes a las demás donaciones, o reducible, cuando sea inoficiosa. Entonces tanto la reducción como la revocación por causas distintas al incumplimiento del gravamen, no se dan en la parte en que éste absorba el enriquecimiento del donatario.
52 Donaciones especiales Tema 4  Posibles cargas que pueden imponerse, exigibilidad, cumplimiento y garantía de las mismas: sobre en qué puede consistir las cargas que se impongan al donatario, así como sobre la exigibilidad, cumplimiento y garantía de las mismas, basta recordar lo dicho al tatar del negocio jurídico sub modo. Aquí podemos decir que la carga puede consistir en pagar las deudas del donante.
 Forma: las donaciones modales se regirán por las reglas de los contratos y por las disposiciones del presente titulo en la parte que excedan del gravamen impuesto. Así que si este absorbe entero el valor de lo donado, la donación modal no necesita forma; siéndole precisa, por el contrario, la forma de la donación, para la parte en que no lo absorba. Son embargo, como la forma alcanza al acto de donar entero, si la carga vale menos que el bien donado, no cabría sino observarse para todo el acto la forma que necesita la donación en su parte puramente liberal.
Art. 633 cc: Para que sea válida la donación de cosa inmueble, ha de hacerse en escritura pública, expresándose en ella individualmente los bienes donados y el valor de las cargas que deba satisfacer el donatario.
La aceptación podrá hacerse en la misma escritura de donación o en otra separada; pero no surtirá efecto si no se hiciese en vida del donante.
Hecha en escritura separada, deberá notificarse la aceptación en forma auténtica al donante, y se anotará esta diligencia en ambas escrituras.
3. DONACIÓN REMUNERATORIA Según el art. 619 cc., se llama remuneratoria a la donación que se hace a una persona por los servicios prestados al donante, siempre que no constituyan deudas exigibles.
Art. 619 cc: Es también donación la que se hace a una persona por su méritos o por los servicios prestados al donante, siempre que no constituyan deudas exigibles, o aquella en que se impone al donatario un gravamen inferior al valor de lo donado.
53 Donaciones especiales Tema 4 En cuanto al fin de remunerar, hay varias hipótesis: 1. El fin de la remuneración constituye la causa de esta donación. Aquí, habrá un acto a título gratuito, pero en el que no se perseguiría enriquecer al donatario por pura liberalidad, como en la donación normal.
2. El propósito de remunerar es un motivo, un motivo básico, pero que, aun sirviendo para caracterizar especialmente a la donación remuneratoria frente a la normal, no haría que aquella tuviese una causa distinta a la de ésta.
En ambas la causa seria el enriquecimiento gratuito del donatario, aunque en el caso de la remuneratoria ese fin objetivo se persigue por el propósito de recompensarlo.
Entre ambas posiciones existe una tercera, según la que animus donandi y animus remunerandi constituyen un complejo que es la causa de la donación.
A la vista del art. 1.274 cc (según el que en los contratos remuneratorios se entiende por causa el servicio o beneficio que se remunera, y en los de pura beneficencia la mera liberalidad del bienhechor) parece preferible entender que la más exacta dentro de nuestro Derecho positivo, es la primera de las antedichas opiniones. Y consecuencia de aceptarla es que los preceptos aplicables son relativos a la causa, y no a los motivos.
Art. 1274 cc: En los contratos onerosos se entiende por causa, para cada parte contratante, la prestación o promesa de una cosa o servicio por la otra parte; en los remuneratorios, el servicio o beneficio que se remunera, y en los de pura beneficencia, la mera liberalidad del bienhechor.
Siendo causa de la donación el fin remunerar los servicios prestados, cuando, a pesar de haberlo creído así el donante, realmente el donatario no hubiese sido autor de ellos, o no hubiesen existido realmente, la donación es nula por falta de causa (art.
1.275 cc).
Art. 1275 cc: Los contratos sin causa, o con causa ilícita, no producen efecto alguno. Es ilícita la causa cuando se opone a las leyes o a la moral.
54 Donaciones especiales Tema 4 3.1. Régimen de la donación remuneratoria Aparte de lo dicho sobre la nulidad en el supuesto que se acaba de ver, se discute si la donación remuneratoria, en ciertos aspectos, se rige, como la modal, por reglas especiales distintas de las aplicables a la donación normal. Según una opinión no.
Según otra, sí: y ocurre que para ésta, que el servicio remunerado se equipara al gravamen impuesto al donatario en la donación modal, a efectos de excluir, en la cuantía en que dicho servicio se valore, la revocación o reducción de la donación remuneratoria, en los casos en que existan excluidas las de la modal, de obligar al donante al saneamiento cuando, habiendo evicción o vicios de lo donado, el valor de esto no cubra el del servicio remunerado, y, en general, de impedir que en la cuantía del valor de los servicios remunerado, el acto se rija por las reglas de los gratuitos.
3.2. Donación indirecta o negocio mixto Donación indirecta: se dice que si utilizando otro negocio (por ejemplo, compraventa) se enriquece liberablemente a una de las partes (por ejemplo, el precio fijado) conscientemente y de común acuerdo, con propósito de beneficiar al comprador, es la mitad del que la cosa vale. Hay donación indirecta.
Según lo dicho, la donación indirecta no es un tipo especial de negocio, sino un negocio cualquiera, utilizado, además de para el suyo objetivo típico, para el fin (distinto) de enriquecer liberalmente a otra persona.
Negocio mixto con donación: hay donación mixta (contrato en parte donación y en parte otro negocio) o más exactamente negocio mixto con donación, si, en el anterior caos, se entiende que al dar en parte por liberalidad, y en parte por causa onerosa, se crea un negocio nuevo (mixto), pues el utilizado en parte para un fin distinto del suyo, deja de pertenecer exclusivamente a la categoría en que se encuadraba.
Remisión: se trata ahora de un caso concreto de aplicación de lo entonces expuesto.
Basta destacar aquí que la revocabilidad y reductibilidad alcanzan sólo al sector en el que hay liberalidad, y que el deber de sanear no se extiende a éste, es decir, que a la parte del negocio que es donación, se le aplican las reglas de ésta.
55 Donaciones especiales Tema 4 4. DONACIÓN CON CLAUSULA DE REVERSIÓN La reversión significa que el bien donado pasa de nuevo al patrimonio del donante para cualquier caso y circunstancia. Pero la reversión a favor del tercero sólo se puede establecer en los casos y con las limitaciones que el Código Civil establece para las sustituciones testamentarias.
La reversión a favor de un tercero establecida en contra de lo señalado es nula pero no da lugar a la nulidad de la donación.
5. DONACIÓN CON FACULTAD DE DISPONER POR EL DONANTE El donante se puede reservar la facultad de disponer de algunos de los bienes donados o de alguna cantidad con cargo a ellos, pero si muere sin haber utilizado este derecho van a pertenecer al donatario los bienes o cantidades que se hubiese reservado el donante.
6. DONACIÓN DE NUDA PROPIEDAD Y USUFRUCTO A FAVOR DE DISTINTOS SUJETOS Es posible donar la propiedad de la persona y el usufructo a otra u otras. Si se dona sucesivamente el usufructo a distintas personas se van a aplicar los límites típicos de la sustitución fideicomisaria (art. 781 cc).
Art. 781 cc: Las sustituciones fideicomisarias en cuya virtud se encarga al heredero que conserve y transmita a un tercero el todo o parte de la herencia, serán válidas y surtirán efecto siempre que no pasen del segundo grado, o que se hagan en favor de personas que vivan al tiempo del fallecimiento del testador.
En cuanto a los arredramientos urbanos hay que saber que la lau distingue entre los arredramientos de vivienda y los arrendamientos de negocio 56 Donaciones especiales Tema 4 Con anterioridad a esta ley de 1994 los arrendamientos urbanos se regulaban en el RD de 24 de diciembre de 1965, era un texto muy prolijo, detallado y se caracterizaba por: las rentas eran extremadamente bajas y se admitían subrogaciones mortis causa de carácter indefinido.
Tras este RD aparece el decreto, el decretazo Boyer, el 30 abril de 1985, caracterizado por que hace un giro total del tiempo de los arrendamientos dejándolo a voluntad de las partes, dejando sin seguridad jurídica al arrendatario.
Como consecuencia entra en vigor la LaU actual.
Características de los arrendamientos urbanos.
- Para uso de vivienda se rigen por normas imperativas (art. 6) Sentido familiar de la lau: protege al arrendatario y a su círculo familiar Arrendamiento para uso de vivienda: Art. 2 LAU: se considera arrendamiento de vivienda aquel …..
Este régimen se aplica también a trasteos, garajes…anejas a la vivienda.
A sensu contrario se consideran arrendamientos distintos de la vivienda los de temporada (ya sea verano o invierno) serian arrendamientos para uso distinto de vivienda.(art.3.2).
Art 5. Arrendamientos excluidos.
Art.8 Antonio subarrienda a pepe sin consentimiento. Entonces ante esto, el arrendador puede extinguir el contrato.
El precio del subarriendo no será nunca mayor que el del arrendamiento principal.
Para los arrendamientos distintos del uso de vivienda, la regla general es la contraria, no se necesita consentimiento.
Art. 9. El plazo lo establecerán las partes. Si es menor de 5 años, se prorroga hasta esos años si el arrendatario así lo quiere. Si cuando se termina el plazo de 5 años cualquiera de las partes no avisa con el tiempo estipulado (al menos un mes) su voluntad de no continuar con el arrendamiento, este se prorroga por anualidades, si así lo quiere el arrendatario.
Art. 11 tiempo en los arrendamientos de larga duración El arrendatario deberá indemnizar al arrendador por el tiempo que no haya cumplido el contrato SOLO si se pacta.
CLÁUSULA DE EXCEPCIÓN DE PRORROGA FORZOSA: (art. 9.3) Hay muchas leyes en cuanto a las parejas de hecho (Madrid que es Minimalista, País Vasco, Cataluña…) pero es mejor casarse.
57 Donaciones especiales Tema 4 ¿Puede el arrendador vender la casa arrendada? El arrendatario tiene un derecho de compra preferente. Puede vender la casa y el arrendatario se subroga al arrendador adquiriente hasta que terminen los 5 años de contrato. (art. 14) ¿Quién puede arrendar? Cualquier persona que tenga un derecho real de goce o de disfrute sobre la vivienda.
Pepe propietario arrienda a Antonio por un plazo de 3 años. Por circunstancias, la situación de pepe económicamente no es buena y le embargan la vivienda. Esta sale a pública subasta. El arrendatario tiene preferencia de adquisición. Entonces el nuevo adquiriente tiene que mantener a Antonio hasta cumplir los 5 años.
Los términos del arrendamiento son los mismos que con el arrendador primero, no se cambia nada.
Art. 16 mortis causa. Solo se admite una subrogación.
Las mejoras por parte del arrendatario no son indemnizables.
La obligación del arrendador es dar el recibí de la renta.
La renta se actualiza en los 5 primeros años a petición de las partes (normalmente el arrendador) conforme al IPC. Si el arrendador introduce mejoras en los 5 primeros años, le da derecho a elevar la renta transcurridos estos, siempre que no sea superior al 20%.
El IBI, la Comunidad…, normalmente lo paga el arrendador a no ser que se pacte lo contrario.
Los cargos individuales son a cargo del arrendatario.
Reparaciones ordinarias, del uno ordinario del arrendatario, por tanto correrán a cargo de este.
Art. 23, 24, 25 Arrendamiento para uso distinto de vivienda.
- - Normas dispositivas (los otros imperativas) En cuanto a la enajenación de la finca arrendada art. 29 Se reconocen los derechos de adquisición preferente.
La cesión y subrogación se admite con carácter general sin necesidad del consentimiento expreso y escrito del arrendador. Este tiene derecho a elevar la renta.
Art.32 At. 33. muerte del arrendatario. Subrogación mortis causa, se admite si el heredero legatario continua con la misma actividad empresarial que su padre.
Art 34. Indemnizaciones.
Fianza art. 36 Incumplimiento de las obligaciones art. 27 58 ...

Comprar Previsualizar