Digestivo silverthorn (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 1º curso
Asignatura Fisiologia
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 03/01/2015
Descargas 49
Subido por

Vista previa del texto

Aparato digestivo La fase cefálica Cuando entramos el alimento por la boca, se encuentra con la saliva. Esta secreción se encuentra bajo control autónomo y puede ser desencadenada por muchos estímulos. El agua y la saliva ablandan y lubrican el alimento para facilitar su deglución.
La saliva comienza la digestión química con la acción de amilasa salival y lipasa. La amilasa divide el almidón en maltosa. La funcion salival es la protección.
La lisozima es una enzima salival antibacteriana y las inmunoglobulinas salivares afectan a bacterias y a virus.
La digestión mecánica del alimento empieza con la masticación. Los labios, la lengua y los dientes participan para formar el bolo alimentario, que es fácilmente más deglutido.
La deglución Es una acción refleja que empuja el bolo alimentario hacia el esófago. El estímulo para deglutir es la presión que crea la lengua contra el paladar blando y el dorso de la boca.
Primero, la epiglotis cierra el orificio de la laringe para evitar que los alimentos entren por las vías aéreas. Al mismo tiempo, se inhibe la respiración y el esfínter esofágico se relaja a medida que el bolo entra en el esófago.
La fase gástrica El alimento llega al estómago. Este estomago tiene las siguientes funciones:    Almacenamiento: Almacena alimentos y regula el paso al intestino delgado.
Digestión: Digiere química y mecánicamente el alimento con consistencia de sopa de partículas muy pequeñas.
Protección: El estómago protege el cuerpo destruyendo muchas de las bacterias que son deglutidos con el alimento y atrapados en el moco de la vía aérea.
El estomago Cuando llega el alimento, el estómago se relaja y distiende. La funcion del estómago es controlar y regular la velocidad a la cual el alimento entra en el intestino delgado. Sin esta regulación, el intestino delgado no sería capaz de digerir y absorber la carga que se le presenta.
Mientras que el estómago superior retiene el alimento, la parte inferior se encarga de digerirlo.
En el momento en que el alimento entra en el estómago, el reflejo vagal cefálico dispara la secreción gástrica. La digestión química se logra del siguiente modo:  Las células parietales secretan ácido clorhídrico (HCL) que ayuda a destruir bacterias y otros microorganismos digeridos. También desnaturaliza proteínas y secreta el factor intrínseco. El factor intrínseco forma complejos con la vitamina B12 y es esencial para absorber esta vitamina en el intestino.
   Las células principales secretan pepsinogeno. El pepsinogeno se encarga de formar pepsina activa en el estómago. La pepsina es un péptido que lleva a cabo la digestión de las proteínas. Es muy eficaz sobre el colágeno y desempeña un papel importante en la digestión de la carne.
La lipasa gástrica es secretada con pepsina.
La digestión de los hidratos de carbono que comienza en la boca, continua con el estómago hasta que la mezcla expone la amilasa al acido gástrico.
Una vez el alimento entra en el estómago, las moleculas señal de la fase gástrica promueven la secreción gástrica y el aumento de la motilidad:    Las células D secretan somatostatina Las células similares a las enterocromafines secretan histamina Las células G secretan gastrina. La liberación de la gastrina se produce por la presencia de aminoácidos y péptidos en el estómago.
Esta es la funcion coordinada de la secreción gástrica:      En el reflejo cefálico, las neuronas parasimpáticas del nervio vago estimulan a las células G para liberar gastrina.
La gastrina promueve la liberación de ácido, al estimular la liberación de histamina.
La histamina es liberada en respuesta a la gastrina y la acetilcolina del sistema nervioso entérico.
El ácido en la luz gástrica estimula la liberación de pepsinogeno de las células principales. En la luz el ácido convierte el pepsinogeno en pepsina y comienza la digestión de proteínas.
El ácido también dispara la liberación de somatostatina en las células D.
La fase intestinal El resultado de la fase gástrica es la digestión de proteínas en el estómago por la pepsina, la formación del quimo, el ácido y las concentraciones peristálticas y el control de ingreso del quimo en el intestino delgado, donde continuara la digestión y la absorción. Una vez que el quimo entra en el intestino delgado, comienza la fase intestinal.
Las señales de retroalimentación para el estómago son tanto neurales como hormonales.
1. El quimo activa el sistema nervioso entérico, el cual disminuye la motilidad gástrica y la secreción. Además hay tres hormonas que regulan la señal de retroalimentación, la secretina, la colecistectonina y el péptido inhibitorio gástrico.
2. La secretina es liberada por la presencia de quimo acido en el duodeno. Esta inhibe la producción de ácido y la motilidad, retardando el vaciado gástrico.
3. Si una comida tiene grasas se secreta CCK en el torrente sanguíneo. Esta disminuye también la motilidad gástrica y la secreción del ácido.
4. Si la comida tiene hidratos de carbono se secretan hormonas incretinas GIP.
5. La mezcla de ácidos, enzimas y alimentos forma una solución hiperosmotica. Cuando los receptores de la pared intestinas son estimulados por esta alta osmolaridad, inhiben la evacuación gástrica.
La inervación parasimpática, la gastrina y el CCK promueven la motilidad intestinal, la inervación simpática la inhibe.
Funcion del bicarbonato en el intestino delgado El bicarbonato se encarga de neutralizar el ácido que proviene del estómago hacia el intestino delgado.
   La secreción de bicarbonato neutraliza el quimo acido que entra desde el estómago. La mayor parte del bicarbonato proviene del páncreas.
La liberación de la bilis ocurre cuando la CCK estimula la contracción de la vesícula biliar, después de la ingestión de grasa.
Las enzimas digestivas son producidas por el epitelio intestinal y las células del páncreas exocrino. Las señales para liberar estas enzimas son la distensión del intestino delgado, la presencia de alimentos en el intestino, las señales neurales y la CCK La mayor parte de los litros que entran en el intestino, se reabsorben aquí. El transporte de nutrientes orgánicos y iones, que tiene lugar principalmente en el duodeno y yeyuno, crea un gradiente osmótico para la absorción de agua. La mayor parte de los nutrientes absorbidos se mueven hacia los capilares en las vellosidades hasta el sistema porta hepático.
En la parte final, se concentran los deshechos para a excreción. El quimo entra en el intestino grueso a través de la válvula ileocecal. Este quimo sigue mezclándose gracias a las contracciones segmentarias.
EL reflejo de la defecación elimina las heces no digeridas del cuerpo. En este momento, el esfínter anal interno se relaja y las contracciones peristálticas empujan la materia hacia el ano.
AL mismo tiempo, el esfínter anal externo también se relaja.
La diarrea Es un estado patológico en el cual la secreción intestinal de líquido no está balanceada por la absorción, lo que conduce a heces acuosas. Ocurre si se interrumpen los mecanismos de absorción intestinal de agua o si hay solutos osmóticamente activos no absorbidos.
Funciones inmunitarias del tubo digestivo El tubo digestivo es el órgano inmunitario más grande del cuerpo.
El sistema inmunitario de la mucosa intestinal está constituido por células inmunitarias dispersas en toda la mucosa, grupos de células inmunitarias en las placas de Peyer y células epiteliales llamadas M. Estas células M proporcionan información sobre el contenido de la luz de las células inmunitarias del tejido linfoide intestinal.
La superficie apical de estas células M tienen clatrina, con receptores de membrana. Cuando los antígenos se unen a estos receptores, la célula M utiliza la transcitosis para transportarlos y eliminarlos. Macrófagos y linfocitos están esperando en el compartimiento extracelular para que la célula M les presente los antígenos.
Si los antígenos son sustancias que ponen en peligro al cuerpo, las células inmunitarias entran en acción. Secretan citocinas para atraer más células inmunitarias que pueden atacar a los invasores.
Por otro lado, los vómitos, son una expulsión forzada del contenido gástrico y duodenal por la boca, y es un reflejo protector que elimina los materiales tóxicos del tubo digestivo antes de ser absorbidos. El reflejo del vomito es coordinado por el bulbo raquídeo. El reflejo comienza con la estimulación de los receptores sensitivos y a menudo, pero no siempre, se acompaña de nauseas.
Las señales eferentes provenientes del centro del vomito inician una onda de peristaltismo inverso que comienza en el intestino delgado y se dirige hacia arriba, pasando por el estómago hacia el esófago, y así saliendo por la boca.
Durante el vómito, se inhibe la respiración. La epiglotis y el paladar blando cierran la tráquea y nasofaringe para evitar que el vómito sea inhalado.
...