Delitos contra la seguridad vial. (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 2º curso
Asignatura Tipologías penales
Año del apunte 2017
Páginas 2
Fecha de subida 13/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Tema 10.- Delitos contra la seguridad vial. (arts. 379-385) Estructuras típicas.
Bien jurídico: La seguridad vial es el conjunto de las condiciones fijadas por el Ordenamiento jurídico (para la protección de la vida, la salud, la integridad física y otros bienes individuales) en las que la conducción de un vehículo a motor representa un riesgo jurídicamente permitido.
Objeto material: los conceptos vehículo a motor y ciclomotor.
Conducta típica: la conducción, en determinadas circunstancias, es la conducta típica de distintos delitos contra la seguridad vial. Como tal, requiere el control de mecanismos de dirección del vehículo, que el motor esté en marcha, y que sea lo que impulsa el movimiento del vehículo.
Producción de resultados lesivos (382): los jueces o tribunales apreciarán tan sólo la infracción más gravemente penada, aplicando la pena en su mitad superior y condenando, en todo caso, al resarcimiento de la responsabilidad civil que se hubiere originado.
Decomiso: se acordará el decomiso del vehículo, a los efectos de los arts. 127 y 128, salvo cuando su valor no guarde proporción con la naturaleza y la gravedad de la infracción penal, o se hayan satisfecho completamente las responsabilidades civiles.
Conducción con exceso de velocidad 379.1: delito de peligro abstracto. El tipo objetivo requiere la conducción de un vehículo de motor o ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente.
Delito doloso. El error sobre la velocidad a la que circula el vehículo será un error de tipo.
El error sobre el límite máximo de velocidad podrá ser constitutivo de error de prohibición. La realización del tipo no será antijuridica cuando concurra una causa de justificación (Estado de necesidad).
Conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas u otras sustancias (379.2): delito de peligro abstracto.
Conducción bajo el influjo de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcoholicas: elementos típicos: que el conductor haya consumido drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas, que el consumo de aquellas sustancias influya negativamente en la conducción, por haber producido una afectación significativa de las facultades psíquicas y/o físicas del conductor.
La superación de las tasas de alcohol en sangre o en aire espirado prevista como infracción administrativa: 0,5 gr alcohol por litro de sangre y 0.25 mgr. Por litro de aire espirado.
La prueba de la influencia de las sustancias mencionadas como factor determinante (único o no) del riesgo típico, es un tema complejo. Etilómetros, análisis de sangre, orina… Las garantías que deben reunir: los etilómetros debe haber superado los correspondientes controles metrológicos, practica de una segunda prueba y ofrecimiento de contraanálisis, incorporación al juicio oral respetando los principios de inmediación, publicidad, oralidad y contradicción.
Conducción temeraria que pone en concreto peligro la vida o la integridad de las personas (380): es temeraria la conducción con imprudencia grave: infringiendo una norma de cuidado elemental y creando un riesgo significativo. Las lesiones a las que se refiere el peligro concreto deben presentar, como mínimo la gravedad que requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico.
Tipo subjetivo: el dolo debe entenderse tanto a la conducción temeraria como al resultado de peligro concreto. Si el dolo se extendiera al resultado de muerte o lesiones estaríamos ante una tentativa de homicidio o lesiones.
Culpabilidad total o parcialmente disminuida: dará lugar a la correspondiente eximente o atenuante cuando no se hubiera previsto dolosamente.
Conducción temeraria con ‘manifesto desprecio por la vida de los demás’ (conducción suicida) 381: dolo eventual en relación con el resultado de muerte, en principio la efectiva producción de este resultado deberá considerarse dolosa.
Creación de un grave riesgo para la circulación no prevista en los arts. 379 a 381 y 384 (at.
385): tipo subjetivo: se prevé un delito de peligro abstracto cuya principal característica es que se trata de un delito de medios indeterminados. Lo esencial es la presencia de un grave riesgo para la circulación, derivado de la alteración de la seguridad del tráfico vial, o de la omisión de su restablecimiento. Colocación en la vía de obstáculos imprevisibles, derramamiento de sustancias deslizantes o inflamables, mutación, sustracción o anulación de la señalización.
Modalidad omisiva consistente en no restablecer la seguridad de la vía cuando haya obligación de hacerlo.
Negativa a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de la tasa de alcoholemia y la influencia de drogas tóxicas estupefacientes o sustancias psicotrópicas (383): el bien jurídico protegido es aquí la eficacia de los requerimientos legítimos de los agentes de la autoridad, y los fines que persiguen.
Tipo objetivo: las pruebas legalmente establecidas a las que se refiere el art 383 son las previstas en los arts. 796.1 de LECrim. Personas obligadas: todos los conductores de vehículos. Al ser una modalidad específica del delito de desobediencia, el art 383 requiere un requerimiento previo, directo y claro del agente, y que la negativa sea contumaz y reiterada.
Tipo subjetivo: delito doloso.
Culpabilidad total o parcialmente disminuida sólo dará lugar a la correspondiente eximente o atenuante cuando no se hubiera previsto dolosamente tal situación.
Conducción tras la privación o pérdida de vigencia del permiso o licencia o sin haberlos obtenido nunca (384): Sin haber obtenido nunca: interés estatal de que quien conduce tiene una mínima aptitud para ello.
Atípico: haberlo obtenido en otro país, vehículo distinto… Conducción en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados.
Conducción tras la privación cautelar o definitiva del permiso o licencia por decisión judicial. Quebrantamiento de condena.
Tipo subjetivo: delitos dolosos.
Participación: quien proporciona el vehículo puede considerase partície.
...

Comprar Previsualizar