Apuntes Criminalidad (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Criminología y Políticas Públicas de Prevención - 2º curso
Asignatura Criminalidad
Profesor J.
Año del apunte 2015
Páginas 48
Fecha de subida 31/03/2015
Descargas 21
Subido por

Vista previa del texto

Las teorías criminológicas se dividen en tres grandes grupos: - Teorías “micro”, que se centran en las características de los individuos y sus experiencias vitales para explicar su propensión a delinquir (o a ser victimizado). Por ejemplo, rasgos genéticos, psicológicos, o cognitivos.
- Teorías “meso”, que se centran en las relaciones cercanas que establecen los miembros de un grupo entre ellos y la influencia que estos lazos tienen sobre su comportamiento. Por ejemplo, lazos de amistad y vecindad.
- Teorías “macro”, que se centran en las relaciones que los grupos establecen entre sí en la sociedad, y el impacto social que éstas tienen sobre sus miembros. Por ejemplo, lazos de desigualdad o de mercantilización.
Vamos a verlas en más profundidad: - Teorías micro: Se centran en características individuales que inciden sobre la probabilidad de perpetrar o ser víctima de un delito. En casi todas las teorías micro, esta probabilidad toma una forma de “propensión” personal o probabilidad estable de delinquir o de ser victimizado Los teóricos “micro” analizan un gran rango de “factores” o “causas” individuales.
En general, y dado su interés en el individuo, tienden a centrarse en factores “personales” o idiosincráticos.
• Factores genéticos o biológicos, psicológicos, vivenciales Pero también pueden centrarse en factores medio-ambientales, siempre y cuando ejerzan un efecto “individual”.
• Por ejemplo porque, como los recursos materiales o naturales, pueden aprehenderse individualmente y alterar las “capacitaciones”, incentivos u “oportunidades” personales.
Y, por ende, las propensiones a delinquir o a ser victimizado. Algunas teorías micro también se centran en factores “relacionales” o que atañen a las relaciones entre personas (y por tanto a relaciones sociales). Pero cuando lo hacen se limitan a estudiar relaciones entre dos personas, por ejemplo, las cognitivas que se desarrollan en familia entre padres e hijos • Que tienen consecuencias sobre el “carácter” o alguna característica personal.
- Teorías meso: Las teorías “meso” se centran en el efecto de la relaciones sociales en grupos pequeños.
– Grupos de “pares” o amigos, vecinos, compañeros de estudio o de trabajo Las teorías meso subrayan la importancia de considerar el efecto del contexto próximo sobre la probabilidad de delinquir. Esta probabilidad no toma la forma de propensión personal, pues puede cambiar cuando lo hagan las relaciones con el contexto. Los efectos contextuales afectan al individuo más allá de sus rasgos personales.
Se producen mediante la imitación de los comportamientos de personas (o de entendimientos mutuos con ellas) que son referentes para nosotros • Generando aspiraciones, estilos de vida, o ideologías comunes Aparecen como diferencias entre grupos, más allá de los rasgos personales. Las teorías meso suelen ser “culturalistas”. Se interesan en los “significados” generados y compartidos por los miembros de un grupo que interaccionan de forma estable entre ellos.
La dificultad de las teorías meso está en demostrar que el efecto contextual o cultural permanece más allá de los efectos “composicionales” del grupo. Más allá de que los grupos difieran por los rasgos individuales de sus miembros • Demostrar, por ejemplo, que un grupo es más proclive a delinquir, no porque se han juntado un grupo de personas agresivas que se atraen entre sí, sino por la presión grupal - Teorías macro: Las teorías “macro” se centran en las relaciones sociales entre grupos (o entre individuos en grandes grupos). Estudian el efecto de la estructura de grandes grupos o sociedades sobre sus miembros.
Como las teorías meso, las macro subrayan la importancia del contexto social. Pero este contexto toma una forma más abstracta, relativa a las instituciones o a la estructura u organización de la sociedad y los efectos son más “exógenos”.
Los mecanismos mediante sobre los que influye sobre el comportamiento individual son difíciles de identificar.
Cuando el “contexto” se refiere a instituciones, las teorías macro suelen estudiar el efecto de sistemas u organizaciones políticas y culturales sobre el comportamiento.
Los países (o regiones, ciudades) difieren en más de una institución (sistemas policiales y judiciales, etc.) lo que dificulta identificar a una institución en particular como causa • ¿Qué políticas (preventivas o punitivas) afectan más a delincuencia? Necesidad de “controlar” Muchos efectos institucionales son indirectos.
• afectan a características de grupos (p.ej., criminalizando sus costumbres) y personas (p.ej., alterando sus recursos, incentivos, y oportunidades para delinquir) El “contexto” también se refiere a rasgos estructurales de las poblaciones humanas.
Resultan de “agregar” características individuales (ingresos o recursos de los habitantes) • tienen efectos sobre todas las personas de ese “agregado”, más allá de sus características personales Tienen a menudo que ver con relaciones de poder y desigualdad entre grupos • Por ejemplo, relaciones de explotación o dominación Pero también con relaciones de intercambio y cooperación • Por ejemplo, las que generan una sociedad civil rica.
Tema 1: Tendencias en la delincuencia TIPOS DE DELITOS Varían en distintas sociedades. Se distinguen normalmente por: – Su naturaleza (a qué o quién atañen y cómo se cometen) • Crímenes o delitos contra las personas (“violent crimes”), con o sin lesiones – Homicidios (sin predeterminación) y asesinatos (con predeterminación) » “manslaughter” vs. “murders” » Consumados o en tentativa – Agresiones físicas y sexuales simples o calificadas (“Assault: simple & aggravated”) – Atracos (“Robberies”) » Entre medio de delitos contra las personas y contra las cosas • Delitos contra la propiedad (“property crimes”), con o sin daños – Robos (con daños a las cosas, “theft”), hurtos (sin daños a las cosas, “larceny”), extorsiones • “Cuello o guante blanco” (“white collar”) – Fraude, cohecho (“frauds, bribes”) • Otros – Drogas (consumo y tráfico) – Prostitución – Su gravedad (intencionalidad, consecuencias y sanciones) • Delitos vs. faltas (“felonies” vs. “misdemeanors”) punibles o no con prisión.
FUENTES ESTADÍSTICAS Datos agregados: - Policía (“police”) y otras organizaciones para el mantenimiento del órden (Interpol, etc.) – Hechos delictivos vs. denuncias (“indictments”) - Jueces y Fiscales (“judges and prosecutors”) – raramente incluyen faltas leves - Funcionarios de prisión, vigilancia, ejecución, revisión de condena (“prison & probation officers”) • Otros: registros médicos, etc.
- Ventajas: Los datos son fácilmente accesibles y aparentemente comparables. Los datos suelen presentarse en forma de TASAS o número de “sucesos” por cada 1.000, 10.000 o 100.000 habitantes/hogares (dependiendo de frecuencia del suceso y tipo de delito) - Desventajas: Los datos no siempre son fiables, pueden ser parciales y estar “contaminados” o “sesgados” intencional o casualmente (Riesgo de extrapolaciones incorrectas). Hay falta de información sobre estos factores (p.ej., ingresos, problemas familiares, etc.), No es en general posible establecer asociaciones con factores explicativos.
– Asociaciones “ecológicas”: asignan erróneamente a un individuo un vínculo estadístico establecido mediante la observación de características de grupos Datos individuales: - Encuestas de auto-inculpación (“self-incrimination surveys”) con perpetradores.
• Si son representativas de la población general pueden infra-representar los delitos graves - Encuestas de victimización (“victimization surveys”) con víctimas.
• Si son representativas de la población general pueden infra-representar delitos con estigma para la víctima o cometidos por el mismo entrevistado sobre sí mismo (p.ej.
delitos por consumo de drogas) • El número de victimizados puede ser mayor que el número de delitos Los problemas de las encuestas (de auto-inculpación o victimización) es que suelen medir mejor la prevalencia que la incidencia.
• Prevalencia Número de personas que han cometido/sufrido un determinado delito en un plazo dado de tiempo o en un momento dado. Nº de delincuentes o víctimas • Incidencia Número de delitos cometidos/sufridos por distintas personas en un plazo dado de tiempo Se puede paliar preguntando a cada persona sobre el número de delitos cometidos/sufridos en, por ejemplo, el último año.
• Problema: memoria selectiva, efecto medida, etc.
Si las encuestas son representativas solo de un grupo de interés (presos, maltratadas, etc.), puede haber posibles efectos de selección: • extrapolación a la población de asociaciones válidas sólo para ese grupo, debido a rasgos “no observados” que los hacen más proclives a pertenecer a ese grupo RESULTADOS PRINCIPALES (EEUU) Las tasas de delincuencia han bajado mucho en los últimos 20 años.
Ya sea que se midan con encuestas de victimización o con estadísticas policiales hay diferencias, con incidencias mayores en las encuestas de victimización que incluye todos los delitos (excepto homicidios) conocidos o no por la policía, también mayores en el caso de delitos con estigma (posible cambio cultural).
El descenso ha ocurrido en casi todos los tipos de delitos: – En las tasas de crímenes o delitos contra las personas • Total: de una tasa del 50 por 1000 a otra del 15 por mil victimizaciones violentas • Crímenes calificados o serios: 20 x 1000 a 5 x 1000 • En la tasa de homicidios: del 9,4 a 5,6 x 100.000 habitantes – En las tasas de delitos contra la propiedad • De una tasa de 320 x 1000 a otra de 120 x 1000 hogares victimizados El descenso ocurrió pese a permanecer estables las tendencias en el uso de armas de fuego (ha descendido muy ligeramente entre 2001 y 2010) y el número de denuncias a la policía, por lo que estos factores no pueden explicar la reducción en la delincuencia.
Las tasas de victimización para hombres y mujeres se han igualado, en parte como reflejo de una menor desigualdad de género en la comisión de delitos (de 6 veces más altas entre los hombres en 1996 a 4 veces más altas en 2011). En 1993 la de hombres era 60x100 y mujeres 42x100, hoy son 15,7 y 14,2.
PRINCIPALES RESULTADOS SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA DELINCUENCIA EN EUROPA OCCIDENTAL La evolución de la delincuencia no ha sido uniforme para todos los delitos en los últimos 20 años. Los delitos contra las personas siguen pautas distintas, dependiendo del tipo de delito.
Han aumentado en el caso de las agresiones (según estadísticas policiales) y atracos y han descendido en el caso de los homicidios. Los delitos contra la propiedad han seguido una tendencia curvilineal, aumentaron hasta la mitad de los 90 y descendieron a partir de entonces. Los delitos por consumo y tráfico de drogas han aumentado mucho.
En cualquier caso, las tasas siguen siendo muy inferiores a las de EEUU – 1,2 x 100,000 (5,6 en EEUU) para homicidios intencionales consumados Las tasas para los delitos contra la propiedad no son directamente comparables porque en el caso Europeo están expresadas por habitante, mientras que en los EEUU lo están por hogar (podrían ser entre 2 y 3 veces más altas en los EEUU), es decir, las tasas podrían ser 9 veces más altas en los EEUU que en la UE.
Las tendencias alcistas para los delitos de agresiones y de drogas NO se explican por una mayor tendencia a denunciar, que es estable.
LAS ESTADÍSTICAS CRIMINALES EN ESPAÑA Problemas de las estadísticas españolas (Aebi 2010): – No hay estadísticas globales para el conjunto del estado español Las nacionalidades históricas tienen sus propios datos pero muchas no los publican o publican datos aún más generales que los estatales – Excepción honrosa: Cataluña – Las cifras ofrecidas por el Mº del Interior no son absolutas Sólo se presentan cifras relativas – Por ejemplo evoluciones porcentuales en base a un año determinado – Las cifras son poco fiables • Los datos son selectivos, no incluyen todos los delitos • Los datos son incompletos, excluyen territorios • Los datos son inexactos – Varias “agencias” publican los mismos datos y no siempre coinciden » Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Policías Autonómicas, Consejo del Poder Judicial El problema es grave, pues estas estadísticas podrían estar guiando la política contra el crimen.
CONCLUSIONES SOBRE CRÍMENES TOTALES Y NO VIOLENTOS La tasa total de delitos aumentó mucho en España a finales de los 70 y en la década de los 80, posiblemente por efecto de la transición política (ver más adelante la interpretación dinámica de la tª de la anomia).
A partir de los 90 los datos oficiales no son claros – ligero descenso hasta 1995 – ligero ascenso de 1995 a 2002 – Nuevo descenso ligero a partir de 2003 – Quizás habría que hablar de estabilidad con ligera tendencia a la baja Según encuestas de victimización las tendencias son al contrario – Descenso entre 1990 y 2005 y muy ligero aumento desde entonces – El descenso global a partir de los 90 ha sido general en todos los delitos • Excepto en robos cuantiosos o con violencia Explicación de la contradicción entre datos oficiales y los de las encuestas de victimización: – Aumento de las denuncias junto a un descenso de la delincuencia – Posiblemente por un aumento en la percepción de inseguridad ciudadana CONCLUSIONES SOBRE HOMICIDIOS Y CRÍMENES VIOLENTOS Homicidios y asesinatos Vimos antes cómo los homicidios han bajado en toda Europa Occidental ya sea en base a intentos de homicidio o en base a homicidios consumados. Esta tendencia descendente también afecta a España, sobre todo en lo que afecta a homicidios consumados a partir del año 2003. Esta tasa se situaba en la mitad de los 90 en el 0.9 x 100,000 habitantes, una de las más bajas de Europa. En la segunda mitad del decenio de los noventa, la tasa de homicidios (consumados o no, dolosos o no) creció mucho, colocándose la tasa de homicidios consumados en 1.2x100,000 en 2003 Crímenes violentos La tasa de crímenes violentos en Europa se mantuvo constante durante los noventa y ha descendido desde entonces, aunque a partir de 2005 la tendencia se ha estabilizado.
En España, los crímenes violentos descendieron bastante hasta 2005 y muy ligeramente a partir de entonces ya sea en relación a robos con violencia o en relación a agresiones y abusos sexuales.
La tendencia ascendente en las tasa de delitos contra las personas hasta 2008 se ha parado con la crisis, especialmente en violencia de género. No es un efecto de que los jueces hayan cambiado de criterio y juzguen como faltas lo que antes eran delitos. La tendencia descendente en la tasa de delitos contra la propiedad se ha acentuado durante la crisis y esto pese a que han aumentado el nº de delitos respecto al de faltas.
Tema 2: Teorías biológicas del crimen PANORÁMICA GENERAL Las teorías biológicas del crimen ponen al individuo (no al acto) criminal en el centro de su atención. Se interesan por los factores biológicos (fisiológicos, neurológicos, genéticos, etc.) del sujeto que explicarían su comportamiento antisocial y/o violento hacia los demás.
En algunas teorías… – el delincuente es un “enfermo” a quien hay que tratar – en la mayoría es un espécimen de un “subtipo” (“raza”, “género”) generado evolutivamente por efecto de la selección natural, (¿a quién habría que eliminar?) Las teorías biológicas clásicas o iniciales consideraban la relación entre biología y crimen como determinista. No tenían en cuenta el efecto del medio-ambiente y veían una relación directa de causa efecto entre biología y crimen.
Las teorías biológicas modernas consideran que la relación es probabilística. Los sujetos con “rasgos” biológicos específicos están más predispuestos a comportamientos antisociales, agresivos o violentos que otros individuos. Pero no todos los cometerán porque otros rasgos o factores pueden prevenirlos. El medio-ambiente moldea estos rasgos, pero sobre todo actúa de detonador o inhibidor de comportamientos delictivos ofreciendo oportunidades u obstáculos para su comisión.
ANTECEDENTES HISTÓRICOS Ya los Griegos y los Romanos creían que existía una relación entre la fisionomía (=aspecto físico de un sujeto) y su carácter, comportamiento, o disposición natural.
Durante muchos siglos se establecieron relaciones entre tipos de persona y su carácter: – Personas coléricas (irritables, agresivas), melancólicas (deprimidas, tristes), flemáticas (frías, calmadas), extrovertidas (optimistas, confiadas) • Estos rasgos caracterológicos no se adquieren, son heredados o de nacimiento – Pueden detectarse en la apariencia física del sujeto • Todavía hoy los abogados recomiendan a sus clientes vestirse o “presentarse” ante el juez o jurado de forma que sugiera rasgos caracterológicos positivos A finales del siglo XIX y por efecto de la interacción entre el positivismo (creencia en la ciencia) y el idealismo (creencia en la evolución y el progreso) nace la criminología: la “ciencia” del comportamiento delictivo, muy ligada a la relación entre rasgos físicos y comportamiento, (biología y psicología).
Lombroso (1835-1909) Italiano y médico de profesión, fue el primero desarrollar un argumento “científico” sobre la relación entre fisionomía y comportamiento delictivo. Argumentó que hay una relación entre el aspecto o fisionomía y la delincuencia.
– Hay sujetos con ciertas fisionomías que tienen mayores tendencias a delinquir • Orejas de soplillo, pelo grueso, pómulos y barbillas pronunciadas • La incapacidad de sonrojarse o los tatuajes también son signos de baja calaña Estas fisionomías y comportamientos se han heredado, son de nacimiento – Son “atávicas”, heredadas de viejos antepasados en estado primitivo o salvaje – Dan lugar al hombre nacido criminal Basó su teoría en la exploración sistemática de la fisionomía del delincuente. Para lo que no dudó en robar cadáveres. Aconsejó el uso sistemático de la “antropometría” (estudio de la fisionomía) para establecer la culpabilidad. Recomendó el trabajo manual como pena redentora para los delincuentes poco peligrosos y la incapacitación de los más peligrosos.
– La sociedad debe defenderse de los salvajes La razón por la que las mujeres delinquen menos es porque las deformes con tendencias criminales se aparean menos y menguan con la evolución.
Primera mitad del siglo XX Charles Goring (1913): Británico, oficial del ejército, estudia la relación entre fisionomía y delincuencia con nuevos métodos estadísticos. Solo encuentra correlaciones muy débiles excepto en lo que respecta la altura y el peso (rasgos externos).
• Los bajos y delgados están sobre-representados entre los delincuentes.
Que explica por la mayor facilidad que la policía tiene de detener a estos sujetos.
• No muy convincente, se podría argumentar lo contrario (son menos visibles) Hooton (1939) Versión norteamericana de las teorías racistas del crimen. A medias entre Lombroso y Goring , Hooton defiende que las características físicas de un sujeto lo “seleccionan” para ser o no un delincuente. Usando métodos estadísticos, identifica sub-poblaciones étnicas donde estos rasgos están sobre-representados: • Negros, sureños, etc. que son más proclives a comportamientos delictivos específicos (en promedio, no afecta a todos los sujetos de esas razas) Época de la Posguerra Sheldon (Varieties of Delinquent Youth -1949): Psicólogo norteamericano que dedicó su vida al estudio de la morfología del ser humano.
Dice que hay tres tipos principales de morfología corporal: – Ectomórfica: Delgados, de complexión pequeña y poca masa corporal, frágiles y poco musculosos.
– Endomórfica: Pesados, de complexión grande y gran masa corporal, manos y pies pequeños.
– Mesomórfica: De complexión mediana y gran musculatura, atléticos, el tamaño de las extremidades es equilibrado.
La mayoría de la gente tiene morfologías mixtas que cambian con el tiempo. Hay dos estudios empíricos “validaron” la teoría al establecer una sobre-representación de las complexiones mesomórficas entre los delincuentes.
El matrimonio Glueck (años 50 y 70) Abundan en la relación entre morfología y delincuencia, vía la tipificación de rasgos caracterológicos, o personalidades.
• Mesomorfos: tienen personalidades masculinas, agresivas y dadas al riesgo.
• Endomorfos: son tranquilos y obedientes, poco proclives a “rebelarse”.
• Ectomorfos: son inestables e inseguros, poco dados a arriesgar.
VERSIONES MODERNAS DE LAS TEORÍAS BIOLÓGICAS Pscología y crimen. Wilson y Herrnstein, Fishbein : Son menos deterministas, y se quedan a medio camino entre teorías biológicas y psicológicas.
Las características físicas y biológicas NO son la causa del comportamiento delictivo y antisocial. La correlación entre estas características y la criminalidad indica que hay alguna característica psicológica que, teniendo su origen en causas biológicas (pero posiblemente también medioambientales, como un trauma o el maltrato) aumentan la predisposición a delinquir.
En el caso de la psicología y la delincuencia hay una relación endógena. No sabemos la dirección de la causalidad. No se sabe si es la delincuencia lo que produce problemas mentales o los problemas mentales los que producen la delincuencia.
Genética y crimen: Estudios recientes ligan secuencias del ADN con la habilidad cognitiva en los niños (Chorney et al., 1998), la delincuencia (Jensen, Fenger, Bolwig, & Sorensen, 1998), la violencia (Caspi et al., 2002), o el trastorno de la híper-actividad (Smalley et al., 2002).
Para demostrar la herencia del comportamiento criminal de padres a hijos se estudian • Diferencias de comportamiento entre gemelos criados aparte o entre hijos naturales y adoptados – La evidencia es que el comportamiento antisocial se transmite más a los hijos naturales que a los adoptados y se reproduce más entre gemelos que entre otros hermanos • Diferencias raciales en tasas de criminalidad dentro de un país, que son similares en otros – Rushton (2000): Propone la teoría r/K por la que los Negroides se habrían especializado en estrategias r de supervivencia basadas en alta fertilidad, poca inversión en las crías y baja inteligencia mientras que los Caucásicos optarían por estrategias k de baja fertilidad, alta inversión en las crías y alta inteligencia La eugenesia es la rama de la criminología que sostiene que hay genes buenos y malos y que hay que erradicar a los malos. Es difícil de encontrar en escritos científicos actuales pero subyace en bastantes de los argumentos sobre la determinación genética del crimen. Afecta a la interpretación de las correlaciones entre raza/etnia y delincuencia.
LA TEORÍA EVOLUCIONARIA NEURO-ANDROGÉNICA Lee Ellis (Evolutionary Neuro-Androgenic Theory, ENA), criminólogo norteamericano contemporáneo, defiende una visión probabilística que combina la teoría de la evolución y mecanismos hormonales y neurológicos (y psicológicos) para definir propensiones al crimen.
Entiende la evolución como causa exógena (selección natural).
Dice que los hombres son más propensos a desarrollar comportamientos competitivosvictimizantes. Estos comportamientos se distribuyen de forma continua: • en un extremo hay comportamientos burdos: agresivos, antisociales e impulsivos, más propensos a ser criminalizados • en otro, son sofisticados: elaborados, de competencia amistosa donde ganan todos Las mujeres prefieren a estos hombres para aparearse dado que, por su comportamiento, estos hombres son más capaces que otros de proveer a la mujer y a su cría, por lo que sobreviven más.
Los genes y sus consecuencias neuro-androgénas son mecanismos que producen este tipo de hombres que la evolución se encarga de seleccionar: El gen Y (secuencia XXY) induce cambios químicos que a su vez causan cambios neurológicos que favorecen el comportamiento competitivo-victimizante. El cambio químico principal libera testosterona (hormonas masculinas, andrógenos) que alteran el desarrollo neurológico del cerebro (hardware) adaptándolo al comportamiento victimizante-competitivo, o inhibe su buen funcionamiento (software), adaptándolo al polo burdo o criminal del continuo de ése comportamiento CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO Y FUNCIONAMIENTO NEUROLÓGICO DEL CEREBRO O MENTE CRIMINAL - La testosterona alta produce tres cambios directos en el cerebro: – Desequilibrio sensorial o baja capacidad de excitación: • La testosterona reduce la “sensibilidad” o reactividad a estímulos adversos del medio ambiente, incluyendo aquéllos provocados por el comportamiento del sujeto.
• Que debe compensarse con un comportamiento que genere sobre-estímulos o estímulos exagerados que puedan percibirse – Cambios neurológicos en el sistema límbico (la parte del cerebro que gestiona respuestas fisiológicas a los estímulos emocionales) • Episodios de “descontrol”, como “ataques” de nervios, de ira, etc.
– Subdesarrollo del lóbulo frontal izquierdo e híper-desarrollo del derecho • Menor desarrollo de capacidades inductivas del lenguaje, comunicación, y mayor de formas de racionalidad deductivas basadas en acción-reacción.
– Baja empatía (la empatía parece que está localizada en el hemisferio izquierdo) Inhibe su comportamiento correcto en dos aspectos concretos: – La capacidad de aprender y el correspondiente desarrollo de la inteligencia, que es más baja entre los “criminales”.
– La función ejecutiva cognitiva, encargada de controlar comportamientos complejos a largo plazo y, por lo tanto, el valor de la moral, más bajo en los criminales • Que tienen otro sentido de la justicia más retributivo LA VALIDACIÓN DE LA TEORÍA (SEGÚN EL AUTOR) La validación se constata por correlaciones estadísticamente significativas entre: comportamientos antisociales, problemáticos o delictivos (prevalencia o incidencia) y las siguientes variables “biológicas” que distinguen a los sujetos: 1. Alta Testosterona: correlación baja dentro de grupos de riesgo (hombres y jóvenes) definidos por niveles medios de testosterona; diferencias altas con otros grupos, confirma la teoría 2. Mesomorfismo: Los criminales tienen complexiones mesorfórmicas, una simple consecuencia de su mayores niveles de testosterona, de nuevo confirmación del rol de la testosterona 3. Tabaquismo durante el embarazo: el tabaquismo afectaría a la inteligencia (oxigenación baja) y, como otras adicciones, podría deberse a un gen que inhibe la función cognitiva ejecutiva 4. Hipoglucemia (desequilibrios en los niveles de glucosa en sangre): provocarían irritabilidad y cambios drásticos de humor típicos de comportamientos antisociales 5. Epilepsia: tres veces más prevalente entre presos, se cree que se genera en el sistema límbico del cerebro, congruente con la predicción de ataques súbitos entre criminales 6. Pulso cardíaco en reposo más lento: más común entre los delincuentes, validaría el déficit sensitivo-emotivo predicho por la teoría 7. Baja sudoración: también un síntoma de baja reactividad a estímulos exteriores 8. Bajo cortisol (hormona que se genera con el estrés): argumento similar a lo anterior 9. Baja serotonina (hormona que produce sensación placentera): se interpreta como un síntoma de un funcionamiento defectuoso de la función ejecutiva cognitiva 10. Bajos niveles de la enzima monoaminooxidasa, que se libera cuanto mayor es la actividad cerebral y más serotonina se segrega: argumento similar al anterior 11. Mayor lentitud de las ondas cerebrales y mayor amplitud de onda P300: a la primera se la asocia con una reactividad más lenta a estímulos exteriores; la segunda, a una más exagerada; las dos confirmarían el desequilibrio emotivo-sensorial del criminal Tema 3: La teoría de los vínculos afectivos en perspectiva comparada RAÍCES HISTÓRICAS Liberalismo y racionalismo clásicos (siglo XVII): Hobbes y Locke tienen una: – Visión negativa del hombre en su estado natural (el hombre es un lobo para el hombre) – Visión positiva del hombre como animal racional (su acción está guiada por el cálculo de beneficios y costes) Dicen que la sociedad (el gobierno, las leyes) nace de un contrato social. Las leyes morales son instrumentos racionales para maximizar el bienestar de todos al controlar la irracionalidad del hombre salvaje. El hombre sacrifica los beneficios a corto plazo para maximizar su bienestar a largo plazo, cediendo parte de sus derechos naturales.
La teoría del control social puede verse como una fusión del liberalismo y el conservadurismo clásicos: el utilitarismo moral pone énfasis práctico en identificar los mecanismos que mejor pueden ayudar a prevenir el crimen (a controlar los instintos egoístas del hombre).
LA TEORÍA DE LOS VÍNCULOS SOCIALES Travis Hirschi (1959) dice que el ser humano es, por naturaleza, egoísta, busca maximizar el placer inmediato por cualquier medio (legítimo o ilegítimo). La pregunta relevante es por qué la gente no delinque, y no por qué lo hace. El crimen no se aprende, la conformidad, sí.
En una sociedad los seres humanos desarrollan vínculos entre sí, la delincuencia ocurre cuando las personas desarrollan vínculos débiles. El crimen es resultado de un aprendizaje o socialización defectuosa.
Los vínculos crean un “orden moral” de derechos y deberes con los demás, este orden es universal (no difiere en distintos grupos ni países) y estable (no cambia).
En esta teoría, Hirschi no especifica qué factores llevan a una socialización defectuosa, sólo se limita a estudiar la asociación estadística entre los vínculos y la comisión de delitos.
Hay 4 vínculos, de mayor a menor importancia: 1. Apego: sensibilidad a la opinión de los demás sobre uno mismo.
Apego = Vínculo afectivo = condición para la interiorización de las normas Lo importante no es a qué valores se siente uno apegado (que son los valores universales de la conformidad) sino sentir o no apego. Se genera en instituciones primarias de socialización: familia, escuela y amigos.
El apego hacia los delincuentes no lleva a delinquir sino que delinquir lleva a juntarse con delincuentes.
2. Compromiso: de pertenencia a la sociedad. Es producto de las aspiraciones: cálculo racional de las recompensas materiales que pueden alcanzarse legítimamente (aspiraciones = expectativas racionales). Cuanto mayores sean las aspiraciones, mayor nivel de conformidad 3. Participación: intervención en actividades convencionales. Minimiza las oportunidades de realizar actividades ilegítimas. Las actividades lúdicas tienen gran Importancia (deportes, clubes, TV, etc.) 4. Creencias: comunión de valores que exaltan la conformidad. Valor social supremo: aceptar las normas y obligación de cumplirlas Resultados de las investigaciones empíricas de Hirshi y otros (Khron & Massey 1980; Agnew 1991; Akers & Cochran; 1985; Cernkovich & Giordano 1992): • Apegos, compromisos y creencias tienen efectos reductores sobre la delincuencia menor; la participación, no.
• Críticas: Las asociaciones con delincuente ejercen efectos significativos multiplicadores sobre la delincuencia incluso después de descontar el efecto de los vínculos.
LA TEORÍA GENERAL DE LA DELINCUENCIA Mike Gottfredson y Travis Hirschi (1990) hacen una reelaboración moderna de la teoría de los vínculos sociales que pretende explicar todos los delitos: – ¿Qué tienen en común los delincuentes? • búsqueda de una satisfacción inmediata del placer • amor por el riesgo • facilidad para perpetrar los delitos por su poca dificultad técnica – ¿Quiénes tienen estas cualidades? • Los que tienen un bajo auto-control – ¿Quién tiene un bajo autocontrol? • Los que son impulsivos, desprecian el riesgo, no prevén las consecuencias de sus actos, son egocéntricos y físicos (perfil del delincuente) • ¿Irracional? No exactamente, más bien racional a corto plazo – No valora los costes de oportunidad asociados a perseguir objetivos a corto plazo, sus consecuencias para obtener beneficios mayores a largo plazo • La persona con un perfil de bajo auto-control experimenta una tendencia estable a cometer delitos que no cambia con la edad. Lo que sí cambian son las oportunidades de delinquir, que disminuyen con la edad.
– ¿Qué es lo que explica el bajo auto-control? • Una socialización deficiente en la niñez y adolescencia, por problemas en las instituciones primarias (familia, etc.) – La función de los padres es fundamental: vigilar y corregir – ¿Qué factores explican la inoperancia de las instituciones socializadoras? • Estructuras inestables de la familia, que llevan a una pobre supervisión – Familias quebradas (con padres separados o sin lazos de sangre) Evidencia empírica de una relación estadística significativa entre divorcio y delincuencia » Evidencia empírica de una relación débil entre familias con padrastros-madrastras y consumo de drogas, huida del hogar, gamberrismo y desórdenes de personalidad (Johnson 1986; Blechman, Berberian & Thompson 1977; McCarthy et al. 1982; Flewelling & Bauman 1990; Rankin 1983; Steinberg 1987) » Familias monoparentales – Padres punitivos, que sólo ejercen sanciones negativas y crueles » La violencia genera violencia. El porcentaje de abuso paterno es mayor entre los homicidas varones que en la población general – Padres con adicciones y problemas sociales • La escuela es menos importante, requiere de la colaboración parental Familia y delincuencia: evidencia empírica Estudio de Mack et al (2007) sobre la relación entre la delincuencia y el tipo de familia, las dinámicas familiares y los recursos socio-económicos. Hay 2 objetivos: - ¿Varían las dinámicas familiares y las condiciones de vida en las familias en función de su composición (madre soltera, padres divorciados, etc.)? - ¿Neto de los efectos socio-demográficos, cuál es el impacto del tipo de familia y las dinámicas familiares sobre la delincuencia? Datos: National Longitudinal Study of Adolescent Health (EEUU, ola 1 de 1995, n=9636) 1. Resultados del primer objetivo: - La supervisión maternal es menor en familias no intactas. Es significativamente menor en familias divorciadas que en las intactas y significativamente mayor en familias con madres viudas o solteras.
- Las penurias económicas son mayores en las familias no intactas. Son significativamente mayores en familias donde la madre está divorciada, es viuda o soltera que en las intactas. Las madres solteras son las que más penurias pasan.
2. Resultados del segundo objetivo: - El impacto NETO del tipo de familia sobre la propensión a delinquir no es significativo excepto en lo que respecta a las madres solteras, cuyos hijos son menos propensos a delinquir que los de las madres divorciadas.
- Los vínculos afectivos entre madre e hijo reducen significativamente la propensión a delinquir (Éste no es un efecto que pueda asociarse al tipo de familia porque la probabilidad de establecer estos vínculos no difiere significativamente por tipo de familia) - Las penurias económicas reducen la propensión a la delincuencia juvenil familias - El empleo femenino reduce la delincuencia juvenil » CRÍTICAS A LA TEORÍA DEL CONTROL Cuatro críticas principales 1. Excesiva rigidez del aparato conceptual: En la teoría de Hirschi, los 4 vínculos sociales parecen estar ordenados jerárquicamente, pero no tiene por qué ser así. Se puede cometer delitos por motivos ideológicos sin sufrir desapego (Shechory 2008).
El presunto carácter “estable” del perfil del delincuente no concuerda con que los delitos disminuyen con la edad, y esto no solo se explica porque las oportunidades decrecen con la edad, hay sucesos vitales que afectan al autocontrol, como el matrimonio (Sampson y Laub 2003).
La relación entre autocontrol y delincuencia es tautológica y rígida.
• Al delincuente se le define como una persona que tiene un bajo autocontrol, y a la persona que tiene un bajo autocontrol como delincuente • Hay criminales que muestran un grado alto de autocontrol (criminales organizados) 2. Negativa a considerar factores valorativos sustantivos: El apego a los padres es crítico, pero no es independiente de los valores que tengan éstos (Akers 1994). Para los hijos los padres representan un rol o modelo a seguir, independientemente de los valores “patentes” que les transmitan. Aunque fuera verdad que todos los padres quieren transmitir los mismos valores, hay otros que se transmiten de forma “latente”.
El apego a los amigos tampoco es valorativamente neutral, no es verdad que la relación causal entre bajo autocontrol y amigos delincuentes vaya siempre en esa dirección (Khron 1991) 3. Negativa a considerar factores positivos que explique la delincuencia: No es plausible que el criminal actúe sin motivación o impulsivamente. El delincuente no es un salvaje, amoral e irracional (o no todos lo son) ya que algunos crímenes son sofisticados y llevan años de preparación.
Asumir que nuestro estado natural es “desviado” es absurdo.
• Para “desviarse” es necesario que haya una norma (presupone una valoración negativa) • La “moral” no es instrumental, o mejor, no hay una sola moral instrumental 4. Orientación conservadora de la teoría: Lo fundamental no es sentir apego, estar comprometido, participar o creer en abstracto sino qué apego, qué compromiso o qué creencias se tienen.
• Los tipos de apego, etc. que proponen los teóricos del control caracterizan a la clase media La delincuencia no es sólo producto de variaciones en el grado de control a nivel individual, sino de variaciones en las necesidades o presiones ambientales. La frustración derivada de expectativas insatisfechas es también importante.
¿CÓMO CONTRASTAR LA TEORÍA DEL CONTROL DESDE UNA PERSPECTIVA MESO Y MACRO? Hipótesis generales de la teoría del control: - Las causas próximas y últimas de la delincuencia son universales y estables, y deberían observarse en todas las sociedades • Causas próximas (mecanismos) del crimen: el bajo autocontrol El autocontrol debería manifestarse igual en todas las sociedades.
» Las dimensiones del autocontrol deberían ser las mismas » El perfil de los individuos sin autocontrol debería ser el mismo – El bajo autocontrol debería estar correlacionado con la delincuencia de manera similar en todas la sociedades (menos claro, pues las oportunidades pueden variar) • Causas últimas (exógenas): una socialización defectuosa en instituciones primarias, especialmente en la familia – La socialización deficiente debería manifestarse igual en todas las sociedades » Sus dimensiones deberían ser la mismas – Sus efectos sobre el la delincuencia deberían ser iguales en todas las sociedades » Sus efectos sobre el autocontrol deberían ser los mismos » El efecto del autocontrol sobre la delincuencia debería desaparecer una vez controladas las causas últimas - Las causas de la delincuencia no son “contextuales”: Los efectos medio-ambientales pueden explicarse por efectos individuales.
EL AUTOCONTROL EN PERSPECTIVA COMPARADA Se han propuesto distintas variables para medir empíricamente las dimensiones del autocontrol (ver artículo de Rebellon et al., 2008 para las referencias) Hay 6 dimensiones básicas (operacionalización por Rebellon et al 2008): – Egocentrismo (“selfish”): “No me paro a pensar en cómo mis actos afectan a los demás” – Impulsividad (“rules”): “Tengo problemas para aceptar las normas del colegio o trabajo” – Gusto por tareas simples (“goals”): “No tengo grandes objetivos vitales que desee alcanzar” – Atracción por el riesgo (“risk”): “A menudo hago cosas que otros piensan que son peligrosas” – Práctica de actividades físicas (“hurt”): “A menudo lo que hago me acarrea malas consecuencias” – Irritabilidad (“temper”): “No puedo controlarme cuando mi pareja me molesta” Están fuertemente correlacionadas entre sí y con una dimensión o variable subyacente (que capta bien esas inter-correlaciones (lo que las variables tienen en común) y que puede interpretarse fácilmente como “autocontrol”).
La fiabilidad de esta variable del “auto-control” es alta y similar en todos los países (Rebellon et al 2008) • En una encuesta de auto-inculpación entre universitarios de muchos países desarrollados y en desarrollo Se correlaciona fuerte y negativamente en todos ellos con los “delitos” cometidos • Ya sean éstos delitos contra la propiedad (hurtos, cosas de dinero). Efecto menos fuerte • O contra la integridad física de las personas (golpes intencionados contra miembros de la familia o contra extraños). Efecto más fuerte Neto de otros efectos: • Socio-demográficos (género, edad, estatus socio-económico de la familia) • Sociales o culturales (amistad o contacto con gente que comete actos delictivos) EL EFECTO DE LA SOCIALIZACIÓN DEFICIENTE SOBRE EL AUTOCONTROL Y LA DELINCUENCIA EN PERSPECTIVA COMPARADA La socialización deficiente está ligada a un bajo autocontrol en todos los países (Rebellon et al., 2008). Socialización deficiente = padres negligentes (Padres que no se preocupan por donde están sus hijos, que no dan apoyo emocional a los hijos cuando tienen un problema, etc.
(escala de 8 items)) “Explica” (elimina) una gran parte del efecto del autocontrol sobre los actos delictivos en todos los países – Neto de otros efectos socio-demográficos y del efecto de la asociación diferencial con otros delincuentes En contradicción con la hipótesis de Hirshi y Gottfredson de que no hay efectos contextuales, Rebellon et al (2008) demuestran que: – Países con medias mayores de socialización deficiente en la familia presentan menores niveles de autocontrol – Más allá del que cabría esperar por el mayor número de familias disociadas que tienen esos países En definitiva: – La teoría del autocontrol explica mucho y bien la delincuencia – Pero en opinión de algunos, suspende el test de la “necesidad” • Otros factores, como un contexto disociado, también afectan la propensión de los individuos a delinquir, independiente que ellos hayan o no sido socializados “deficientemente” en la familia – Además, no explica por qué hay contextos (p.ej. países) con más familias disociadas IMPACTO DEL ABUSO INFANTIL SOBRE EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD ¿Cuál es el impacto del abuso infantil sobre el desarrollo de rasgos problemáticos de la personalidad? • Thompson y Tagore (2010) estudian si el maltrato infantil (fundamentalmente el descuido y la negligencia parental) – aumenta la ansiedad/depresión, la agresividad y la falta de atención de los niños – y si sus efectos son permanentes o efímeros • Con la ayuda de “modelos de crecimiento” – una variante de los modelos de efectos fijos y aleatorios para datos de panel – que permite establecer trayectorias temporales para un mismo individuo en relación a una característica de interés – controlando por la variabilidad o heterogeneidad individual Datos y metodología Los datos conciernen a 242 niños (y a sus padres /cuidadores) que participaron activamente en un estudio longitudinal prospectivo sobre las secuelas del maltrato infantil – Los niños fueron reclutados a los 4 años durante la década de los 90 entre la población infantil con riesgos mayores de sufrir maltratos en la ciudad de Chicago (según datos oficiales desagregados por barrios) – Y fueron (y siguen siendo reevaluados) cada dos años, a los 6, 8, y (de momento) 10 años Metodología: – Modelos de “crecimiento” (multinivel o de efectos fijos y aleatorios) para datos de panel • Que modelan, por una lado, la trayectoria de un efecto, o su interacción con el tiempo, sobre una variable dependiente de interés • Controlando por la heterogeneidad individual, entendida como una combinación de factores fijos y aleatorios Variables • Hay tres variables dependientes: – Ansiedad/depresión, Agresividad, Problemas de atención – Medidas con escalas estándar validadas en múltiples investigaciones sobre problemas psicológicos en la infancia • Variables independientes: – Si el niño había o no sido maltratado antes de los 4 años • O más concretamente si los servicios sociales habían o no abierto un expediente sobre presunto maltrato • El 64% de los 242 niños habían sido “maltratados” a esa edad – Un % alto porque la población de riesgo de la que fueron extraídos los participantes en el estudio • El 84% de los maltratos consistieron en descuido y negligencia parental y solo un 16 en agresiones físicas o sexuales – La edad del niño (obviamente, cambia con el tiempo) • La edad al cuadrado, para mejor modelar la evolución de la depresión, etc.
– La interacción entre el maltrato antes de los 4 años y la edad Resultados Efectos fijos (los que más nos interesan) • Los niños maltratados no presentan valores significativamente más altos de ansiedad/ depresión, agresividad y falta de atención a los 4 años • Para los niños no maltratados la ansiedad/depresión aumenta significativa y rápidamente con la edad aunque el aumento se hace cada vez menos pronunciado (ver el valor de la edad al cuadrado) • Para los maltratados, el aumento en la ansiedad/depresión y en la falta de atención ocurre más acusadamente (y significativamente) con la edad, también en la agresividad (pero no significativamente) Los efectos aleatorios muestran gran variabilidad o heterogeneidad individual Conclusiones El maltrato infantil afecta significa y negativamente al desarrollo de la personalidad del niño – Por lo menos en lo que respecta a su predisposición a sufrir episodios de ansiedad/depresión y de déficit de atención – Pero no (significativamente) a la agresividad Estos efectos no son efímeros, es decir no se limitan a afectar al niño en los instantes inmediatos al maltrato, sino que son dilatados y acumulativos en el tiempo y solo empiezan a decrecer años después del maltrato.
Los resultados parecen corroborar la hipótesis psicológica del efecto traumático del maltrato y refutar, al menos en parte, una posible hipótesis sociológica alternativa que enfatiza la estabilidad en las condiciones de vida.
Problema Los resultados no son fácilmente extrapolables a la población general porque todos los participantes, maltratados o no, tenían riesgos altos de serlo.
Tema 5: Las teorías económicas del crimen Presupuestos fundamentales Gary Becker (1973, 2001) las teorías económicas del crimen presuponen que el actor: – es racional, es decir que: • calcula los costes y beneficios de sus acciones • en un contexto dado de oportunidades y restricciones – busca maximizar su “utilidad” personal al mínimo coste • Utilidad = preferencias (beneficios) – en condiciones de incertidumbre • La decisiones racionales están limitadas porque los actores tienen información incompleta o deficiente Una persona cometerá un crimen cuando: – el ratio entre los beneficios devengados por ese acto y sus costes sea mayor que el que se obtiene con otros actos – y cuando la probabilidad o certeza de que se lleve a cabo en esas condiciones, comparado con otros actos, sea mayor Por lo tanto, que un crimen sea cometido o no depende de los beneficios y costes relativos de cometerlo y las oportunidades relativas de que llegue o no a buen puerto.
Los beneficios de delinquir Los beneficios de delinquir son variados, desde: – el placer personal (p.ej., la excitación) hasta – la acumulación de riqueza (de bienes tangibles) o – el incremento del estatus social (prestigio) La dificultad para medir los beneficios varía en función de su naturaleza. Es más difícil en el caso del placer o el estatus. En este caso hay que “deducirlos” de las decisiones tomadas por los individuos • Por ejemplo, si dos acciones tienen los mismos costes y las oportunidades son similares, las preferencias del individuo pueden derivarse de su opción por una u otra acción Es más fácil con la riqueza, porque los bienes materiales pueden cuantificarse fácilmente • Un robo en un barrio residencial seguramente genera +“beneficios” que en un barrio marginal Algunos creen que hay una relación positiva entre la riqueza del contexto (p.ej., de un país, una región o una comarca) y su tasa de crímenes contra la propiedad (mayor en países o contextos más ricos), pero la evidencia no es concluyente. En general, cuanto mayores sean los beneficios absolutos de delinquir, mayor será la probabilidad de hacerlo. Sin embargo, los beneficios obtenidos por actividades convencionales también son superiores en ecologías más ricas (efectos contrapuestos de la riqueza).
La pobreza también está positivamente correlacionada con la delincuencia.
En épocas de crisis, la delincuencia aumenta (delitos contra la propiedad y las personas), aunque no toda la evidencia apoya esta conclusión, en España no ha aumentado en esta última crisis.
“Pull” vs. “Push factors”: Factores que atraen y repelen a la delincuencia Los costes de delinquir La mayor aportación de la teoría económica a la explicación del crimen proviene del análisis de sus costes.
Costes de delinquir = severidad de las sanciones asociadas a su comisión • Las sanciones pueden ser formales o informales. Cuanto más severas sean las sanciones menor será la probabilidad de delinquir Hipótesis sobre el efecto disuasorio del castigo: Antes de delinquir, los individuos calculan el castigo que recibirían si fueran detenidos y juzgados por su crimen, lo cometen cuando el castigo es leve y dejan de hacerlo cuando es severo. La severidad del castigo debe ser proporcional al efecto disuasorio deseado, es decir, mayor cuanto más negativas sean las consecuencias del crimen.
La pena de muerte es una sanción proporcional a las consecuencias de un asesinato, pero también lo sería una pena de prisión mayor que la impuesta por delitos menores En general, casi todos los estudios demuestran que el efecto disuasorio del castigo es mayor para los crímenes contra la propiedad Las oportunidades de delinquir Las oportunidades de delinquir varían en función del contexto. Hay contextos más permisivos, otros más restrictivos Por ejemplo, es bien conocida la correlación + entre nº de policías y delincuencia.
La Teoría de las Actividades Rutinarias (Cohen & Felson, 1979; LaFree, 1999) predice mayores tasas de crímenes en sociedades urbanas, con mayores tasas de actividad femenina, etc., porque las oportunidades para delinquir aumentan.
En contextos más vigilados, como en una prisión, es más difícil perpetrar un crimen (Beccaria, Foucault).
Las oportunidades se miden por un cálculo probabilístico basado en el éxito/fracaso de una acción en el pasado en circunstancias similares – Para Beccaria (1764), es la certeza de ser “pillado” la que disuade al delincuente, no la severidad de la pena o sanción. Cree que los sistemas de prevención del crimen son + eficaces que los sistemas de disuasión Pero no siempre es posible hacer un cálculo de probabilidades pues algunos sucesos no avisan o son difíciles de predecir y su prevención es más difícil, como en el caso de homicidios pasionales.
Hipótesis principales – La delincuencia varía en función del las oportunidades de delinquir – Cuanto mayor sea la certeza de ser detenido, menor delincuencia El cálculo de probabilidades es + fácil para delitos “instrumentales” que para delitos “expresivos” y también la correlación entre aquéllos y las oportunidades.
La capacidad disuasoria del castigo Dolling et al.: ¿Es la disuasión eficaz para prevenir el crimen? Meta-análisis del efecto del castigo sobre el crimen.
- Meta-análisis = análisis estadístico de los resultados de los estudios empíricos realizados sobre un tema (más de 7000 estudios) Analizan la media del efecto disuasorio del castigo sobre el crimen. Distinguen por: • Tipos de estudios: – estudios agregados que comparan tasas entre países – Estudios micro o de encuesta que explican las medias de auto-inculpación en distintos países – Estudios que analizan el efecto disuasorio de la pena de muerte – Estudios experimentales o casi-experimentales que analizan el efecto causal del castigo sobre el comportamiento delictivo • La variable dependiente de los estudios – Tasas generales de delincuencia, delitos contra la propiedad, homicidios, etc.
• La variable independiente de los estudios – Tasas de encarcelamiento, severidad de las penas • También tienen en cuenta los controles incluidos en los estudios Conclusiones del meta-análisis Los resultados son en general favorables a la tesis de que el castigo actúa como elemento disuasorio del crimen. La relación es más válida en el caso de crímenes menos importantes, p.ej. contra la propiedad y que consideran a la probabilidad de ser detenido (el coste de oportunidad) como elemento disuasorio. Es menos válida en el caso de crímenes violentos y homicidios y que consideran la severidad del castigo como elemento disuasorio.
La efectividad del castigo es especialmente baja en el caso de la pena de muerte. Las diferencias en las oportunidades explican más la probabilidad de delinquir que las diferencias en los costes o sanciones asociados al crimen.
La teoría económica explica mejor los delitos contra la propiedad (instrumentales) que contra las personas (expresivos), probablemente porque en estos crímenes el cálculo racional de beneficios, costes y oportunidades tiene una importancia mayor El efecto de los beneficios sobre la delincuencia Sutton (2004): La economía política del castigo en Occidente testea el efecto de variables económicas que alteran los incentivos de delinquir sobre las tasas de encarcelamiento en los países más ricos de la OCDE.
– Tasa de encarcelamiento = “proxy” de la actividad criminal Hipótesis “nula” de Sutton: Cuanto mayores sean los beneficios de actividades convencionales en relación a las delictivas y afecten a más personas, menor delincuencia en un país: • Relación negativa entre crecimiento económico y crimen porque es más fácil enriquecerse mediante actividades convencionales • Relación negativa entre inflación y crimen: la inflación incentiva a endeudarse (y perseguir actividades legítimas) porque la deuda pierde valor • Relación negativa entre empleo y crimen: el desempleo > incentivos para delinquir Hipótesis alternativa Las instituciones median el efecto de las variables económicas. Países con regímenes institucionales corporatistas y de izquierdas “descomodifican” la relación entre el trabajo y las recompensas, garantizando un mínimo aceptable.
• En estos países las tasas de delincuencia serán menores que allí donde los mercados funcionan más libremente Resultados del estudio de Sutton Las variables económicas que regulan los incentivos de delinquir se relacionan con la tasa de encarcelamiento tal y como cabría esperar en la hipótesis nula. El crecimiento del PIB está correlacionado negativamente con la tasa de encarcelamiento, el desempleo está correlacionado positivamente con la tasa de encarcelamiento y la inflación está correlacionada negativamente con la tasa de encarcelamiento.
Sin embargo, estas relaciones desaparecen (excepto la de la inflación) una vez que se “controla” por las variables pertinentes al sistema institucional que regula los incentivos económicos.
Los regímenes donde los incentivos económicos están regulados políticamente además de por los mercados presentan tasas de encarcelamiento menores Bruce Western: el encarcelamiento como política para regular el mercado de trabajo y enmascarar el desempleo Condiciones Económicas y Delitos Violentos Rosenfeld (2009) argumenta que la relación negativa entre crecimiento económico y delincuencia afecta también a los crímenes violentos. La percepción de unas condiciones económicas negativas incrementa directamente los delitos “adquisitivos” (contra la propiedad) e indirectamente los delitos violentos (contra las personas) por la correlación positiva entre delitos contra la propiedad y contra las personas.
• la “competencia” por bienes adquisitivos escasos genera violencia • el contacto con personas violentas envueltas en delitos contra la propiedad genera violencia Resultados estudio de Rosenfeld en EEUU: Relación entre Delitos adquisitivos y homicidios en el tiempo en los EEUU.
La relación es positiva cuando suben los crímenes adquisitivos también lo hacen los homicidios (aunque no siempre el mismo año). Los dos tipos de crímenes aumentan en épocas de crisis económicas.
Oportunidades y Delitos La Teoría de las Actividades Rutinarias (Cohen & Felson, 1979; LaFree, 1999) predice que algunos procesos estructurales como la urbanización, el crecimiento de la población, etc. han aumentado las oportunidades de delinquir. Han aumentado los contactos interpersonales, el acceso a bienes valiosos, el contacto con grupos criminales y han disminuido la vigilancia típica de las sociedades tradicionales, y por lo tanto, las tasas de delincuencia en los países o ecologías que las han experimentado se han incrementado.
Amy Nivette (2011) hace un meta-análisis de los estudios realizados sobre este tema comparando países y testea su validez en relación a otras teorías Resultados del estudio de Nivette: Las variables de urbanización y densidad poblacional están negativamente correlacionadas con las tasas de delincuencia pero el efecto no es significativo. El crecimiento de la población aumenta la tasa de delincuencia (¿proxy del crecimiento económico?). Cuanto mayor es la tasa de actividad femenina, mayor es la tasa de delincuencia Tema 6: Las teorías culturalistas Teorías culturalistas Enfatizan la importancia de los factores culturales para explicar el delito.
Cultura = conjunto de valores, normas y creencias Valores = objetivos vitales y generales que guían la conducta Normas = reglas de comportamiento coherentes con los valores Creencias = ideas que dan sentido a los valores y normas El delincuente no “nace”, aprende a serlo en socialización con otros, asumiendo o rechazando sus valores, normas, creencias. Las dos escuelas principales son: – La estructuralista (funcionalista): la cultura tiene una “forma” determinada: énfasis en sus manifestaciones y correlaciones con la estructura social a través de la socialización • Las teorías de las subculturas • Las teorías de la asociación diferencial y del aprendizaje social – La interaccionista: La cultura es siempre fluida: énfasis en los mecanismos generadores y en la interiorización por parte del individuo de roles sociales • Las teorías del etiquetamiento Teoría de las subculturas Teoría de las subculturas delictivas (Albert Cohen, 1956: “Delinquent boys”). En sociedades heterogéneas no hay una cultura, sino muchas subculturas con valores y normas distintos; algunas son “delictivas”.
Subculturas delictivas = subculturas marginadas. Sus características son: • Expresivas, buscan expresar una identidad grupal (no instrumental) solidaria con el grupo de pertenencia propio • Resentidas: se oponen a valores hegemónicos de otros grupos • Versátiles, toma muchas formas, satisfacción del placer a corto plazo • Criminal (Cloward-Ohlin 1960): jerarquizada por edades, emula a la sociedad normal, socializa a los jóvenes y los dirige hacia carreras criminales Causas de las subculturas delictivas: • Ecología disociada, guetos “olvidados”(Fagan, Short, Wilson, 1990-2000) • Disfunción entre valores de clase media y recursos bajos, resentimiento • Neutralización de normas lícitas, aceptación de ilícitas (Miller, Matza & Sykes, 1958-61) Las condiciones para adoptar una subcultura delictiva (Tª de las oportunidades diferenciales) (Cloward-Ohlin, 1960) son las oportunidades para instrumentalizar la propia cultura y alcanzar las metas de las clases medias (enriquecerse).
Teoría de la Asociación Diferencial Sutherland (1947) La delincuencia ni se hereda ni se inventa, se aprende mediante la interacción social con grupos de referencia “desviados”.
Asociación diferencial asociación con grupos desviados y aprendizaje de sus normas desviadas El aprendizaje consiste en técnicas + creencias delictivas que definen favorablemente los actos desviados.
– Delincuencia = exposición alta a grupos de “expertos” en racionalizar y ofrecer definiciones positivas de la delincuencia – Y en rechazar o neutralizar definiciones alternativas Cómo se aprende: – Mediante la socialización o proceso de transmisión de estatus (estatus adscritos) en grupos primarios (familia + amigos), basada en la: • Imitación (copia de la conducta de los referentes o modelos primarios) • Asociación o misma valoración/definición de la realidad (mismo “significado”) Factores de riesgo – Ecología “disociada” (segregada), aislamiento social respecto a otras definiciones alternativas de la realidad • Importancia de programas de desegregación de barrios o entornos disociados – Ecologías atomizadas que, como en los negocios, fomenten el “todo vale” • Importantes para explicar el crimen de cuello blanco La teoría del aprendizaje social Akers (1973, 1990) Asociación diferencial Proceso de exposición a definiciones desviadas o delictivas de la realidad – Depende de la frecuencia, intensidad e importancia del contacto con otros – La presión del grupo: https://www.youtube.com/watch?v=ah5lBPr_iAY Aprendizaje social Mecanismo por el que se interiorizan las definiciones desviadas. Hay 2 fases: 1. Generación: definición de la realidad – definición = dotar de significado a un acto = imitación + racionalización con contenido emotivo y moral » Positiva = el acto se presenta como deseable » Negativa = el acto se justifica o excusa por el contexto 2. Reforzamiento diferencial – Repetición de la definición o del contexto favorable a su formulación hasta su interiorización – Negación o neutralización de definiciones alternativas » A menudo apoyado en la recepción de recompensas / sanciones alternativas La teoría del etiquetamiento El punto de partida es explicar por qué algunos actos son definidos como desviados y otros no y por qué algunas personas que cometen un mismo acto “desviado” son etiquetadas como delincuentes y otras no.
Las reacciones y el etiquetamiento que otros hacen de unos actos y actores como “desviados” explican la desviación. No el acto en sí. No hay “desviación” sin “norma”, sin un acuerdo sobre el “significado” de estas normas en forma de “etiqueta”.
La “etiqueta” se genera en un proceso de interacción, donde lo importante es describir este proceso, del que son parte tanto el que recibe la etiqueta como quien la pone. Una vez generada, la etiqueta adquiere el mismo significado para quien la impone y quien la sufre.
Identidades y comportamientos se ajustan a lo “esperado”. Finalmente, la etiqueta se aplica generalizadamente en forma de estereotipos que se aplican a situaciones similares y de manera selectiva a “poblaciones” con esas características.
El proceso de etiquetamiento del delito Howard Becker (1963). Estudia actos desviados o poco convencionales, más que la delincuencia • Sub-culturas (músicos alternativos, fumadores de porros, cabareteras, etc.) La “desviación social” no se explica por las características del acto sino por el significado social dado al acto • el comportamiento desviado es comportamiento etiquetado como tal por otros y aceptado como tal (activamente) por el actor Un mismo acto puede o no etiquetarse como desviado y dar o no lugar a un comportamiento desviado.
El proceso de etiquetamiento esconde una lucha de poder entre: • grupos poderosos de empresarios morales que desean imponer la etiqueta – “cruzados” de la moralidad y sus “agentes del orden” que a menudo utilizan estrategias basadas en generar “pánico moral” (Stanley Cohen) para definir determinados actos como desviados e ilegales e identificar y penar al transgresor • y los “marginados” (“outsiders”) que pueden acabar por asumirla – Mediante el aprendizaje o “socialización diferencial “ con otros actores desviados Proceso de interiorización de la etiqueta Edwin Lemert (1957) El proceso de interiorización de la etiqueta de “desviado” tiene 2 fases: 1. Desviación primaria. La desviación empieza siempre con un acto “desintegrado” – Todos cometemos estos actos alguna vez, se explican por factores oportunistas o situacionales, aleatorios, o estructurales. Pocos de estos actos son “detectados” y/o “interpretados” como desviados y/o sancionados formalmente por la sociedad • William J. Chambliss y la historia de los Santos y los Rufianes – La mayoría de nosotros continua viviendo de forma convencional 2. Desviación secundaria. Si los actos “desintegrados” se repiten y son objeto de sanciones repetidas y cada vez más severas la etiqueta se extiende del delito a la persona, en un proceso de “dramatización del mal” Tannenbaum (1938), produciéndose una reordenación de la personalidad por la que se interioriza la etiqueta de desviado y se asume el nuevo rol de delincuente lo que lleva a cometer nuevos actos desviados como parte de un “carrera criminal” dirigida a defenderse, adaptarse o cuestionar la reacción social.
Consecuencias del etiquetamiento Consecuencias directas sobre el “delincuente”: – Hay costes evidentes de asumir esta etiqueta • Pérdida o degradación de estatus (Harold Garfinkel 1956) • Sustitución de estatus “maestros” positivos (“padre”, “profesional”) por otro negativo de “delincuente” (Becker 1967) • Que llevan aparejado estigma o connotación negativa general (Goffman 1963) • Y sanciones formales, incluyendo la institucionalización en prisión – Goffman (1961): teoría de las instituciones totales (prisiones, manicomios, etc.): Sólo hay una identidad: asunción total de una identidad desviada • Alteración de la identidad personal, exclusión de oportunidades, mayor desviación (Paternoster y Iovanni 1989) – Pero también hay ventajas de asumir una etiqueta de “desviado” • Comportamiento coherente con las expectativas generadas por la etiqueta – el efecto Pigmalión (o efecto placebo) » Se actúa de acuerdo a cómo se espera que se actúe – la profecía de obligado cumplimiento (“self-fulfillling prophesy”)(Merton 1949) » Proceso por el que se ayuda a que se cumpla una predicción no deseada.
Consecuencias indirectas sobre terceros: – Sobre la definición de delitos (Kitsuse y Cicourel 1963) • Categorización de comportamientos como delictivos de acuerdo a los intereses de las organizaciones que “gestionan” la delincuencia – Invalidez y poca fiabilidad de las estadísticas oficiales de criminalidad • Las estadísticas del delito son una construcción social – Es necesario complementarlas con estudios de victimización y autoinculpación – Sobre grupos socialmente vulnerables • Estereotipos y Prejuicios: Aplicación de etiquetas asignadas a individuos por conductas personales a grupos cuyos miembros comparten características comunes (gitanos, negros, inmigrantes, etc.) – Sin tener en cuenta los “efectos de selección” » No observamos el comportamiento de TODOS los individuos con esas características, sólo el de quienes han sido “detenidos” Los detenidos pueden diferir en aspectos que los hacen más proclives a delinquir (p. ej., en visibilidad). Si se controlara por éstos la asociación desaparecería – Estigmatización del grupo, que lleva a la marginación y a la desviación sociales Discriminación: Detección (por la policía), procesamiento (por el juez instructor) y penalización discriminatoria hacia grupos marginados » • Hipótesis principales de las teorías culturalistas El contexto cultural importa y da significado al delito y la persona La definición de los comportamientos “desviados” depende de los valores imperantes en la sociedad • En ecologías con predominio de valores desviados hay + personas desviadas – Por ejemplo, + liberales o + conservadores respecto a determinados comportamientos, depende de quién lo mire La “definición” de un comportamiento como desviado depende de la relación de poder entre los grupos sociales en interacción • Allí donde las minorías culturales amenacen la hegemonía cultural de la mayoría habrá más actos individuales sancionados formalmente – Y las minorías estarán más estigmatizadas y discriminadas La imposición de los valores y normas de la mayoría sobre las minorías será mayor allí donde el poder judicial y político está más abierto a las influencias de los “empresarios morales” – Y donde menor peso tienes la “ciencia” a la hora de diseñar el sistema de sanciones Los mecanismos principales que “hacen” al desviado son la socialización (asociación diferencial). Los agentes de socialización primaria como la familia son importantes, pero también los son los amigos – La interacción con amigos desviados refuerza la socialización diferencial Validación de la teoría del etiquetamiento Estudio de Bernburg et al (2006) sobre el efecto mediador que la asociación diferencial tiene en el impacto del etiquetamiento sobre la delincuencia.
• Hipótesis principal: El etiquetamiento formal (por ej., los antecedentes policiales o penales) lleva a los individuos etiquetados a: • aislarse de los individuos “normales” • Y a asociarse con los “desviados” La asociación diferencial con “desviados” incrementa la probabilidad de delinquir • Datos: Encuesta panel (longitudinal) de autoinculpación con una muestra de 1000 adolescentes (con 14 años en la primera entrevista) de la ciudad Norteamericana de Rochester a quienes se les entrevista periódicamente • Conclusiones: Se demuestra el rol mediador de la asociación diferencial para explicar el impacto del etiquetamiento sobre el comportamiento delictivo El haber tenido contacto con el sistema penal a las 14 años predice significativamente el contactar con bandas delictivas 6 ó 12 meses más tarde.
Esto es así aún descontando que quienes han tenido contacto con el sistema penal suelen tener una mayor predisposición a delinquir y relacionarse con delincuentes.
El efecto también es neto de otras características del individuo, como la raza, el género o la clase social. El efecto ocurre, ya sea que el contacto con delincuentes se mida como una dicotomía (sí/no), ya sea que se mida por el número de colegas delincuentes.
El efecto del etiquetamiento (contacto con el sistema penal) a los 14 años en la probabilidad de delinquir a los 15 decrece significativamente después de incluir la asociación con delincuentes a los 14 años y medio. Esto ocurre independientemente de la medida que se use para medir la asociación diferencial. Y demuestra que la asociación diferencial actúa como uno de los mecanismos principales por medio del cual el etiquetamiento actúa sobre la probabilidad de delinquir (el otro sería la interiorización de la etiqueta por el individuo, ver efecto neto del contacto con el sistema penal).
Validación (2): Factores contextuales que explican las tasas de encarcelamiento Jacobs y Keblan (2003) – Hipótesis: Las diferencias en las tasas de encarcelamiento entre países (y años) dependen de: 1. El régimen político: Cuanto más corporatista y centralizado sea ese régimen, más sujeto estará a reglas burocráticas y menos expuesto a sanciones más severas como resultado de la presión ciudadana (“empresarios morales”) 2. El peso de las minorías étnicas: Cuanto mayor peso demográfico tengan las minorías, mayor amenaza ejercerán sobre la mayoría cultural y más se defenderá ésta siendo menos permisiva con los comportamientos.
3. Las tradiciones culturales de cada país: Controlando por diferencias en las tasas de crimen u homicidios entre países, en las condiciones socio-económicas o de desorganización, las tradiciones importan – Resultados: El régimen político y el peso de las minorías étnicas tienen un efecto significativo sobre las tasas de encarcelamiento 1. En países con regímenes más burocráticos/corporatistas y centralistas y con menor proporción de minorías étnicas, menor tasa de encarcelamiento.
2. No hay diferencias culturales entre países anglosajones y no anglosajones pero si se confirma el excepcionalismo americano.
Validación (3): El efecto del aprendizaje social sobre las actitudes hacia el suicidio Stack y Kposowa, 2008) Hipótesis: Las diferencias entre países en las actitudes hacia el suicidio dependen de factores contextuales asociados con el aprendizaje social, como: • La tasa de suicidios en el país (cuanto más alta, mayor aceptación social del suicidio) • El predominio de valores religiosos (cuanto más religiosa la población menor aceptación) • El predominio de valores liberales (cuanto más liberales, mayor aceptación del suicidio) Controlando por variables individuales que están correlacionadas con el auto-control, la felicidad, la ideología personal, el estatus socio-económico y factores demográficos.
Datos y técnicas: – World Value Survey y World Health Organization (40873 adultos en 31 países) – Modelos jerárquicos multinivel Resultados: Los efectos contextuales son significativos, incluso después de descontar las diferencias individuales.
• Contextos donde las tasas de suicidio son mayores y donde predominan los valores laicos incrementan la probabilidad de ver el suicidio como un comportamiento aceptable Tema 7: Las teorías ecológicas de la delincuencia La teoría de la desorganización social La escuela de Chicago (Burgess y Park , 1960’s) se basa en importantes estudios etnográficos y “geográficos”. La ciudad es un “sistema ecológico”, con sus propias dinámicas de crecimiento y desarrollo. Se pueden diferenciarse 3 zonas concéntricas: • La central, o zona de negocios y trabajo • La zona de transición, donde se alojan las clases obreras e inmigrantes • Las zonas periféricas o residenciales, donde se alojan las clases medias y altas En Chicago y otras ciudades norteamericanas, la zona de transición presenta: • tasas muy altas y estables de delincuencia • población racialmente heterogénea y con altas tasas de movilidad • altas tasas de densidad poblacional y de pobreza y muchas manifestaciones de decadencia urbana.
Las zonas de transición presentan lo que Shaw y McKay (1942) habían denominado años antes como altos índices de desorganización social.
• Alta socialización y transmisión de subculturas violentas y desviadas • Bajo control social informal debido a bajo capital social – De tres tipos: basado en lazos fuertes, medianos y débiles Capital social y delincuencia Capital social = Recursos basados en redes de relaciones sociales que ayudan al individuo a conseguir objetivos que no podría alcanzar por sí solo.
Tipos de capital social: – “Bonding”: ayuda y apoyo mutuo y desinteresado entre individuos • Relaciones directas y frecuentes entre individuos • Granovetter (1973): vínculos fuertes; Bourdieu (1979): base de la cultura y del conocimiento – “Linking”:(jerárquico) enlaza a unos individuos con otros mediante relaciones de autoridad basadas en un sistema de estatus.
• Relaciones directas e indirectas entre individuos que refuerzan lealtad al grupo, mostrándole cuál es su rango (estatus) y qué debe hacer para cambiarlo (roles) • Si la distancia entre estatus consecutivos es pequeña, genera ambiciones realistas • Schreter & Woolcock (2004): autoridad; Coleman (1993): función de “control” – “Bridging” • Vínculos débiles que conectan a grupos heterogéneos y de igual poder entre sí • Forma horizontal del capital social (requiere que los grupos tenga estatus similar) • Los vínculos débiles generan “confianza” entre desconocidos (“generalized trust”) • Granovetter (1973): la fuerza de los vínculos débiles; Burt (1995): “agujeros” estructurales y empresarios sociales.
Cuanto más alto sea el capital social, menor delincuencia habrá.
– Mejores vínculos afectivos + controles informales más efectivos + mayor confianza entre desconocidos generan menos desviación.
Teorías ecológicas: aportaciones más recientes Dos vertientes: una más descriptiva y física (degradación) y otra más analítica y social (desorganización o ausencia de cohesión) 1. Estudios sobre la degradación física del barrio y de la distribución “espacial” y temporal de la delincuencia • Wilson y Kelling (1982): Teoría de las ventanas rotas, o del efecto de la degradación urbana sobre la falta de civismo y la delincuencia • Brantingham & Brantingham (1999), Radcliffe (2004): Hotspots (“puntos calientes) 2. Estudio del impacto de la cohesión social baja en el barrio (desorganización social alta) sobre el comportamiento desviado.
– Sampson y Raudenbush (1999): Teoría de la “eficacia colectiva”, o del efecto de una baja cohesión social sobre la delincuencia local, a nivel de barrio – Habyarimana et al (2007): efecto de la heterogeneidad étnica sobre la ausencia de instituciones y normas comunes para el control del comportamiento desviado.
Teoría de los “cristales rotos” Zimbardo (1969) realizó un experimento: dejó un coche con el capó levantado y sin matrícula en dos barrios, uno bueno y otro malo y observó que en cuestión de horas el coche fue expoliado y vandalizado en el barrio malo sin que ocurriera nada en el barrio bueno, hasta que él mismo destrozó un cristal del coche a lo que inmediatamente siguieron otros actos de vandalismo cometidos por ciudadanos anónimos.
El experimento se ha repetido en numerosas ocasiones y países, siempre con el mismo resultado: • Un aspecto degradado genera percepciones de “vale todo” y comportamientos incívicos Wilson y Kelling (1982) dijeron que la decadencia o desorden físico y social de un barrio (cristales rotos y en viviendas y locales, suciedad en las calles, etc.) dan lugar a percepciones de inseguridad que hacen que la gente “normal” se refugie en sus casas, lo que a su vez genera percepciones del “todo vale” en las calles, que redundan en comportamientos incívicos y delincuencia.
En los EEUU redundó en políticas de “tolerancia cero” hacia pequeños delitos y faltas, cuya eficacia es objeto todavía de controversia. Otras zonas donde no se aplicó también experimentaron descensos y la medida se aplicó junto a otras más, lo que dificulta aislar su impacto propio.
Críticas a la teoría de los “cristales rotos” Las políticas de “tolerancia cero” hacia los pequeños delincuentes, truhanes, vagabundos y marginados son socialmente injustas: • Se ceban en prostitutas y adictos y, en general, en delitos contra el “orden público”, no contra las personas o las cosas.
• Se ceban en las minorías étnicas, que están sobre-representadas (el doble) entre la “población” arrestada.
Tienen costes ocultos: – Costes directos: Muy altos cuando se aplican políticas de arresto masivo (más policía, cárceles, jueces, cámaras de circuito cerrado, etc.) – Los arrestos se duplicaron en New York hasta alcanzar los 180.000 – Costes indirectos o colaterales: • Altos para los arrestados (más dificultad para obtener trabajo, crédito, vivienda, servicios públicos, residencia, etc.) – A menudo violan el principio de proporcionalidad del castigo • Altos para las familias y minorías étnicas a las que pertenecen que pueden ser marginalizadas, reforzando estereotipos raciales.
• Para la propia policía, que se siente intrusa y odiada por las comunidades que pretende defender • Para la legitimidad del sistema ante los ojos de los “desviados”, por falta de garantías procedimentales y ausencia de justicia distributiva.
Teoría de los Hotspots Sherman et al 1989, Radcliffe 2004 el crimen no se distribuye aleatoriamente en el espacio y en el tiempo.
– La distribución en el espacio puede ser dispersa, en racimo o clúster, o localizada (hotspot) Hotspots Lugares con altas tasas de denuncias y llamadas a los servicios policiales y de urgencias, a menudo concentradas en determinadas horas del día – La distribución en el tiempo puede ser difusa, focalizada, o aguda Las medidas preventivas deben variar en función de esta distribución tempo-espacial – Debe ser más activa, intensa y sistemática en hotspots (agentes de paisano, controles policiales, etc.) – Más reactiva, visible, y “aleatoria” cuanto más dispersa en el espacio y difusa en el tiempo Teoría de la eficacia colectiva La reelaboración de las teorías ecológicas del crimen (Sampson y Groves 1989; Sampson y Raudenbush 1999) explicita los mecanismos a través de los que la desorganización social operaría: • Baja supervisión y bajos controles y sanciones informales por parte del vecindario debido a sus condiciones de vida El problema es la baja cohesión social del barrio, por razón de (factores exógenos): – Su alta heterogeneidad étnica y cultural y la baja estabilidad residencial (bajo capital social de apoyo o “bonding”) de sus habitantes.
– Los bajos recursos socio-económicos (pobreza, desempleo, baja educación) de sus habitantes, que los aíslan del resto de la sociedad (bajo capital social de contacto, o “bridging”) – Su baja heterogeneidad social interna, que debilita las aspiraciones legítimas y realistas de sus residentes y el control y la influencia que ejercen unos sobre los otros (bajo capital social jerárquico o “linking”) Test sobre los efectos ecológicos del barrio En el experimento del “Moving To Opportunity” en Chicago (“En ruta hacia mejores oportunidades”) se dieron “vales” a los residentes de barrios degradados de Chicago (con gran concentración de pobreza y delincuencia) que les permitían mudarse: – Solo a barrios menos degradados (con un máximo de un 10% de pobreza) – A cualquier otro barrio, sin importar su nivel de pobreza – A un tercer grupo de control no se les dio ningún vale Resultados a contrastar: – Autonomía económica, salud mental y física, logros educativos, comportamientos delictivos y de riesgo En general los resultados fueron mixtos: buenos para las mujeres jóvenes, pero los resultados empeoraron para todos los hombres y los más viejos. Gran debate sobre si los efectos contextuales o de barrio existen (Sampson 2008).
– Nueva hipótesis de efectos de selección: la gente no modificó sus comportamientos tras mudarse a barrios mejores porque los que participaron en el experimento ya habían aprendido valores desviados Tema 8: La teoría de la anomia y de tensión sociales Èmile Durkheim Durkheim, sociólogo francés del siglo XIX. Dijo que había 2 aplicaciones del concepto anomia (anomia = “sin normas”) : 1. Estática (transversal): sociedades tradicionales vs. modernas – No anómicas: tradicionales, impera la solidaridad mecánica • Lazos fuertes entre personas. Todos hacen lo mismo y esperan una misma respuesta. Presión informal hacia la conformidad, sanciones ritualísticas para reforzar solidaridad.
– Anómicas: modernas, impera solidaridad orgánica • Lazos débiles y anónimos. Funciones distintas, difícil ver la aportación individual. Necesidad de derechos y deberes formales para paliar falta de controles directos. Sanciones legales.
El crimen sería más frecuente en las sociedades “modernas”, por ausencia de cohesión social.
2. Dinámica (longitudinal): sociedades estables vs. en transición • No anómicas: sociedades estables, ya sea tradicionales u orgánicas — donde los miembros conocen bien sus obligaciones y deberes y tienen medios a su alcance para alcanzar los fines colectivos y particulares.
• Anómicas: sociedades en transición, donde impera la desorganización social — movilidad geográfica y social, aprendizaje forzado de nuevas rutinas (ej. disciplina industrial) sin consecuencias inmediatas sobre recompensas resultando en falta de autoridad legítima, desafección y amoralidad.
El crimen sería más frecuente en las sociedades en transición, por falta de pautas claras de conducta.
Robert Merton Sociólogo, padre con Talcott Parsons del “funcionalismo” americano (entre 1930 y 1970), quiere explicar las altas tasas de crimen en los EEUU. Define las 3 características de las sociedades anómicas: 1. Universalismo en la definición de los fines: Valores comunes para todas las clases y segmentos sociales, sin importar si pueden alcanzarse 2. Desequilibrio cultural entre fines y medios: énfasis en valores asociados con fines (el éxito económico) más que en las normas o medios para alcanzarlos 3. Desigualdad de oportunidades: Desigualdad en los medios al alcance de los grupos marginados (clases, etnias, etc.) para alcanzar los fines hegemónicos El individuo anómico vive disfunción entre fines y medios. Las 5 respuestas ante la tensión anómica son: 1. Conformidad: Aceptación de fines y medios, aún cuando los segundos sean insuficientes para alcanzar los primeros. Respuesta más frecuente.
2. Ritualismo: Rechazo de fines y aceptación de medios. La vida cotidiana se convierte en una rutina vivida ritualmente.
3. Innovación: Aceptación de fines, no de medios. Uso de medios ilícitos para alcanzar mismos fines. Importante para explicar los delitos contra la propiedad 4. Apatía: No se aceptan ni fines ni medios. Retraimiento individual. Puede explicar el suicidio, alcoholismo, drogas duras, homicidios, etc.
5. Rebelión: Como en la apatía, no se aceptan ni los fines ni los medios pero se proponen nuevos fines. Puede explicar violencia en pandillas organizadas, etc.
Desigualdad, anomia y delincuencia Según Merton: 1. La sociedad americana es anómica, porque: – Es el producto de una estructura cultural estable y permanente basada en los valores del individualismo posesivo • Consonancia con aplicación estática del concepto de anomia de Durkheim – Está acompañada de una estructura de oportunidades muy desigual • Estructura de oportunidades = distribución de recursos en la sociedad • Estos recursos pueden ser de varios tipos (económicos, culturales, políticos) • Merton se centra en efecto de distribución desigual de los recursos económicos – Es difícil que las clases bajas alcancen el éxito prometido 2. Esta mayor anomia conduce a tasas altas de delincuencia – Por la prevalencia de las respuestas innovadoras, apáticas y rebeldes • En los EEUU, en comparación con otras sociedades (efecto macro) • En las clases bajas, en cualquier sociedad, en comparación con las medias y altas (efecto meso) Aportaciones más recientes Hay 2 tendencias: 1. Teoría de la tensión (“strain”) de Robert Agnew (1992): – lo que explica las mayores tasas de criminalidad de EEUU no es el desequilibrio entre aspiraciones imposibles y logros, sino entre:  expectativas realistas y logros  logros “justos” y los realmente “alcanzados” – El “fracaso” genera frustración y resentimiento – La conducta delictiva y desviada ayuda a superar este estado al:  aumentar el estatus propio (p.ej., robo),  rebajar el de los otros (p. ej., con el vandalismo),  proporcionar otros estímulos (p.ej., con el uso de drogas),  alejar las fuentes de frustración (p.ej., con abandono escolar),  o generar sentimientos de revancha (p.ej., con el uso de la violencia) 2. Macro o “estructuralista”: estudio comparado de tasas de criminalidad y delincuencia entre países.
– Bernard y Snipes (1996): la teoría de la anomia es estructural pero puede combinarse con teorías micro (elección racional, frustración psicológica) – Messner y Rosenfeld (1995): Teoría Institucional de la anomia – LaFree (2002): Teoría de la modernización La teoría “institucional” de la anomia Messner y Rosenfeld (1995): Las altas tasas de delincuencia en países “liberales” se explican: – Por el énfasis excesivo en lo económico (éxito individual) • El economicismo extremo debilita instituciones primarias (familia, trabajo) que transmiten valores cívicos (cooperación, conformidad) • El economicismo extremo debilita otros valores políticos y sociales – Y por la receptividad a la innovación, más que por la desigualdad de oportunidades en sí Vínculo entre política social y criminalidad, cuanto + estado de bienestar = – criminalidad, por efecto de: • cambio en la balanza institucional de poder – “colectivismo”: interacciones sociales directas, no a través del mercado • provocado por la “des-mercantilización” de la persona – des-mercantilización = desvinculación del mercado • y la percepción de derechos sociales: – bienestar mínimo independiente de la aportación personal 4 modelos de estado de bienestar (en países ricos): Condicionado (anglosajón), familiar (mediterráneo), contributivo (germano) y universalista (nórdico), • difieren en la cobertura, generosidad y duración de los beneficios Hipótesis de Messner y Rosenfeld Cuanto mayor sea el grado de “des-mercantilización” de las personas en un país, menor será su tasa de delincuencia (incluyendo las tasas de homicidio) – por un cambio en la balanza institucional de poder hacia un mayor colectivismo El efecto debería ser neto del de otras variables asociadas a la anomia – Variables “estructurales” (Merton): grado de desigualdad y de discriminación étnica – Variables de modernización: grado de desarrollo económico – Variables demográficas: ratio de hombres a mujeres Analizan 45 países en la década de los 80 mediante regresión por mínimos cuadrados.
Resultados sobre la relación entre des-mercantilización y crimen (Messner y Rosenfeld) Se corrobora la relación entre el grado de des-mercantilización y la tasa de homicidios – Índice de des-mercantilización = grado de cobertura, generosidad y duración • de los programas sociales en sanidad, desempleo y pensiones – Tasa de homicidios = logaritmo de la tasa de homicidios x 100.000 habitantes Neto de efectos estructurales, de modernización y demográficos – Efecto significativo del desarrollo socio-económico sobre la violencia (menor en países desarrollados) – Efecto significativo del ratio de hombres a mujeres (cuantos más hombres en relación a mujeres, menor tasa de homicidios) – Efecto significativo del grado de discriminación étnica (cuanto más discriminación mayor es la tasa de homicidios – No hay efecto significativo de las desigualdades (pero es positivo: aumenta la tasa de homicidios) • pero el efecto baja cuando se añade el índice de des-mercantilización, porque países con mayores desigualdades están más mercantilizados Anomia, democracia y delincuencia Lafree y Tseloni (2006): ¿Hay una relación entre democracia y tasa de homicidios? – Democracia = indicador de sociedad “moderna”.
Contrastan 4 hipótesis: – Hipótesis nula: no hay relación entre democracia y tasa de homicidios una vez que se controla por otros factores relevantes • Factores demográficos: Porcentaje de jóvenes en la población • Factores sociales: Pobreza y desigualdad • Factores culturales: Localización geográfica – Civilización (Elías, 1939): La democracia es un indicador de civilización (mayor racionalidad y autocontrol) • A mayor civilización, menor violencia y tasas de homicidio – Conflicto: La democracia es la superestructura política del capitalismo, un régimen que genera desigualdades, pobreza, frustración y conflicto • – Visión estática de la anomia: La democracia y el capitalismo generan anomia y mayores tasas de homicidio Modernización: no hay relación entre democracia y crimen violento pero sí entre transición hacia la democracia y crimen • Visión dinámica de la anomia: los periodos de “transición” son fases anómicas donde no predominan ni las normas del pasado ni las del futuro Resultados del análisis multi-nivel de Lafree y Tseloni (2006) No se corrobora la hipótesis “estática” de la anomia – Los países democráticos no tienen mayores tasas de homicidios que los no democráticos – Aunque sí hay evidencia de que cuánto más tiempo en democracia, mayor es la tasa de homicidios • Este efecto es neto de efectos demográficos, sociales y culturales. El efecto parece corroborar la hipótesis del conflicto, pero no está claro qué mecanismos explicarían el aumento del crimen, dados los controles aplicados.
Sí se corrobora la hipótesis “dinámica” de la anomia – Los países en transición de una dictadura a una democracia presentan mayores tasas de homicidio • Las tasas de homicidios son más bajas en dictaduras y democracias Importancia de otros factores – Especialmente % de jóvenes – Pero también la zona geográfica y cultural La teoría del ratio de hombres a mujeres La teoría del ratio de hombres a mujeres de Messner y Sampson (1991) concuerdan con Hirshi y Gottfredson en que la familia disociada aumenta la propensión a delinquir y en que los hombres son más proclives que las mujeres a delinquir porque la socialización de los hombres en la familia es menos efectiva (las mujeres están más controladas).
Explican el mayor número de familias disociadas en algunos contextos (ciudades americanas) como simple consecuencia del menor número de hombres que viven allí (el menor ratio de hombres a mujeres), que produce un número mayor de familias mono-parentales.
El incremento de la delincuencia producido por un mayor ratio de hombres a mujeres se contrarresta por el descenso que produce este ratio indirectamente, al reducir el número de familias disociadas.
Otros creen que el aumento de la tasa de crimen por efecto de un ratio mayor de hombres es consecuencia de la mayor competencia entre ellos, que los haría más agresivos.
Barber (2004) contrasta esta teoría con datos internacionales y demuestra que es consistente con ellos (usando tasas de crímenes de la Interpol).
Efectos demográficos composicionales En la medida en que las tasas de delincuencia varían en función de la edad y del género generan diferencias en las tasas de delincuencia de países (ciudades, regiones, etc.) con pirámides poblacionales distintas.
Deane (1987) mostró como las diferencias entre las tasas de homicidios en los EEUU y otros países desarrollados se reducían considerablemente cuando se controlaban las diferencias en la estructura de edad de las sociedades Phillips (1997) argumenta que el descenso en las tasas de criminalidad en los EEUU a partir de los 80 se debe en gran parte al envejecimiento de la población.
Pero Pampel y Gartner (1995) muestran que el impacto de la estructura de edad joven de la población no lleva a las mismas tasas de delincuencia en todos los países y que esto depende del grado de “colectivismo” de la población, que difiere en función de las instituciones del estado de bienestar.
Se han propuesto distintos métodos para controlar por las diferencias demográficas o poblacionales – Tasas estandarizadas: las tasas que cabría esperar si la estructura de edades o de género fuera la misma en todas las sociedades.
– Introducción del género y la edad como variables estándar de control en las regresiones y modelos funcionales estadísticos.
Tema 9: La criminología crítica Puntos principales: La desviación y el delito son problemas sociales, no individuales, resultado de relaciones de desigualdades sociales o asimétricas de poder, expresión de: ― disconformidad con el orden social (si los débiles cometen el delito) ― las injusticias sociales cometidas con los débiles (si son sus víctimas) Las sanciones son instrumentos (etiquetas) de los poderosos para perpetuar su poder. Toman forma: ― Negativa (penas y castigos) para deslegitimar la rebelión de los marginados, culpabilizándolos ― Positiva (dinero, prestigio, etc.) para legitimar prácticas abusivas que se definen como “legales” Las instituciones judiciales y policiales están sesgadas. Favorecen a los poderosos y penan a los débiles.
Los delitos de los poderosos pasan desapercibidos, se consienten y reciben castigos indulgentes más a menudo que los de los más débiles. La seguridad de los ricos y poderosos se defiende con más empeño.
Los comportamientos delictivos de los “débiles” se persiguen con más ahínco La solución pasa por: ― Reformar la estructura social de desigualdad, impulsando la igualdad ― Reformar el código penal ― Extendiéndolo a delitos de cuello blanco (impulsando la igualdad de trato) ― Rebajando las penas para todos y potenciando la reinserción ― Reformar las estructuras policiales y judiciales, haciéndolas más “democráticas” Teorías pluralistas del “conflicto” T. Sellin (1938), G. Vold 1958, A. Turk (1969), R. Quinney (1969), W. J. Chambliss (1971) (Vold, Bernard y Snipes 1988). Las sociedades difieren en homogeneidad cultural.
• Homogéneas: las normas y sanciones aseguran unidad, pero pueden generar oposición individual, en forma de conflicto “primario” • Heterogéneas (sociedades modernas): cada grupo crea normas y sanciones propias.
Cuanto más heterogéneas, más conflictos normativos entre grupos (secundarios) y etiquetamiento de los subordinados como “desviados” » No hay desviación individual sino colectiva (desviación = conformidad con grupo propio) La ley no expresa un “consenso” pero sí un compromiso, resultado del conflicto entre grupos de presión pero su sanción y aplicación sí son selectivas pues pueden ser monopolizados más fácilmente por los más poderosos y aplicadas sesgadamente contra los débiles por las organizaciones burocráticas que las implementan cuanto más débil es un grupo más sufre el peso de la ley (más arrestos sufre y más severamente es castigado) y más se rebela y contra el orden social y se resiste a la dominación mediante el crimen.
La criminología marxista W. Bonger (1916), Taylor, Walton y Young (1973) Critican la visión pluralista del poder de las teorías del conflicto.
– La ley no refleja un equilibrio entre grupos de presión en conflicto – No hay sólo una implementación interesada de la ley, ésta es también un reflejo de la lucha de clases e instrumento de represión de la clase trabajadora • Sanciona unos delitos y se olvida de otros – Penalización de comportamientos, nocivos para las clases dirigentes, de rebeldía frente a la injusticia y la autoridad establecida – Permisividad hacia comportamientos que vulneran los derechos humanos • Por ejemplo, a la explotación mercantil de los recursos colectivos En las sociedades capitalistas, el delito mismo se explica por las desigualdades sociales, es una forma de alienación – Por motivo de la miseria y la necesidad, que “descapacitan” y anulan los sentimientos positivos hacia la colectividad – Por los valores negativos, como la ambición y la competitividad, que fomentan el liberalismo La criminología tradicional ha omitido el estudio de – las causas estructurales (la desigualdad) , – la motivación (el agravio comparativo, la resistencia a la autoridad) – y la respuesta social al delito (defensa de las clases privilegiadas) La criminología crítica Vold y Bernard (1986) y Young (1975) Reevalúan la criminología Marxista, abandonando su determinismo… • en la explicación del delito sólo por la desigualdad económica: no hay relación lineal entre pobreza y delito ni es igual en todas las sociedades capitalistas • • • • • • • • • en la visión romántica del delincuente como rebelde primitivo: El delincuente también daña a los trabajadores (son sus víctimas habituales) en la visión del derecho penal y de las instituciones judiciales y policiales como puros instrumentos de dominación de clase: Pueden proteger a los trabajadores y no tienen un comportamiento uniforme Incorporan enseñanzas de la criminología tradicional Resaltan el rol de toda desigualdad (no sólo de clase) para explicar el delito: Incorporan la teoría de la anomia de Merton (disfunción entre fines y medios) Abundan en el aspecto social, que hace inútil la justicia reparadora/rectificativa del ojo por ojo y más necesaria la justicia distributiva (la reforma social) Insisten en el sesgo del derecho penal pero sobre todo por la omisión de delitos de cuello blanco: Abogan por rebajar el castigo y extender políticas de reinserción Mantienen la crítica a las instituciones judiciales y policiales por cebarse con los débiles, pero se explica por presiones “estructurales” Pero también defienden las políticas de prevención especialmente en barrios pobres (“realismo de izquierdas”) En las diapositivas siguientes aparece evidencia empírica preliminar sobre la validez de los puntos principales de la criminología crítica Diferencias en preocupación por el crimen y victimización entre hogares y áreas ricas y pobres en el Reino Unido Según este estudio de Dixon et al. (2006), las diferencias en la percepción de inseguridad y en las tasas de delitos seleccionados son grandes entre hogares y áreas pobres y ricas, siempre mayores en las más pobres.
Impacto del crimen sobre la “calidad de vida” No tenemos buenos estudios para contrastar la relación entre clase social y “desprotección” frente a la justicia, pero podemos hacerlo indirectamente comparando cuán vulnerables se sienten los grupos con distintos recursos ante el crimen.
El estudio de Dixon et al muestra que el impacto del crimen sobre la calidad de vida es mucho mayor en los grupos más desfavorecidos Factores explicativos del grado de confianza en la policía de Chicago De acuerdo a este estudio de Skogan de 2006, la confianza en la policía de Chicago es menor entre la minoría negra y, sobre todo, entre quienes viven en barrios o ecologías desorganizadas con grandes problemas sociales Estadísticas y características del crimen de “cuello blanco” El delito de “cuello blanco” tiene una prevalencia alta (un porcentaje muy alto ha sido víctima de alguna de sus formas). Se llama así porque se comete normalmente en lugares de trabajo (pero no siempre es así), tiene un coste más alto que los delitos contra la propiedad, pero el porcentaje de arrestos es menor y la percepción generalizada es que no está muy perseguido.
Gasto social y criminalidad en perspectiva comparada Savage et al (2008). Dos preguntas relevantes: 1. ¿Reduce el gasto social el crimen? 2. ¿Explica el crimen el gasto social? (el problema de la causalidad) 1. Hipótesis: el gasto social reduce el crimen contra la propiedad y contra las personas – reduce las desigualdades y resentimiento de la clase baja hacia la alta y mejora las condiciones de vida cuya degradación llevan al crimen 2. Hipótesis: cuanto más alta sea la incidencia del crimen, más alto será el gasto social (Piven y Cloward, 1993) porque las élites y clases medias se verán más amenazadas y dispuestas a hacer concesiones a las bajas.
Analizan las tasas de gasto, robo y homicidios en 52 naciones y 25 años. Controlan por: • Condiciones económicas del país (riqueza, desempleo e inflación) • Condiciones políticas (democracia) • Oportunidades (producción industrial, urbanización, actividad femenina) Resultados del estudio de Savage et al.
1. Cuánto más alto es el gasto social, más bajas son las tasas de robos y homicidios – El efecto es curvilíneo: la efectividad del gasto social para reducir la delincuencia decrece con su magnitud • El gasto social aumenta la cohesión social – Sale caro: para reducir en cuantías significativas el crimen hay que gastar mucho • 100 mil euros para prevenir un robo, 40 millones, para un homicidio – Y deviene en un efecto perjudicial con el transcurso del tiempo, posiblemente por un efecto de “dependencia” • El gasto social en un año está asociado con más delincuencia en años futuros 2. En contra a lo esperado, a mayores tasas de robos y homicidios en un año, menor el gasto social en ese año y en año posteriores – Pero la relación positiva entre más delincuencia y más gasto social diferido sí afecta a países con tasas altas de robos, pero no con tasas más altas de homicidios, quizás porque el gasto se destina aquí al sistema policial y penal – En estos países, parece que la delincuencia actúa como un medio para alterar la relación de poder entre las clases sociales (menos represión).
El estado de bienestar y el miedo a la delincuencia Hummelsheim et al (2010): ¿afectan la magnitud y del gasto social y el tipo de estado de bienestar a los sentimientos de inseguridad respecto al crimen? • Hipótesis: las políticas sociales que fomentan la cohesión social disminuyen los sentimientos de vulnerabilidad hacia al crimen.
– Políticas que fomentan la cohesión social = políticas que “desmercantilizan” al individuo + políticas que lo “capacitan” • Mecanismo: aumento en el “locus del control” personal que disminuyen la ansiedad aumentando la confianza en la capacidad propia para afrontar situaciones difíciles.
• • Analizan datos de la Encuesta Social Europea de 2005 con ayuda de técnicas de análisis multinivel que combinan efectos individuales y “contextuales” (del país).
Controlando por: – Variables individuales: Edad, educación, género, situación laboral, tamaño y tipo de hábitat – Variables contextuales: Sociodemográficas, económicas, de desigualdad, tasas de crímenes y victimización Los efectos del estado de bienestar sobre la inseguridad ciudadana El estado de bienestar, medido por el gasto público en distintas áreas, disminuye el sentimiento de inseguridad ciudadana.
Las políticas que más reducen la inseguridad son las que “desmercantilizan” al individuo (índice de Messner y Rosenfeld) y las que lo capacitan, mediante el acceso a servicios y recursos educativos que aumentan su sensación de control sobre el mundo.
• Gastos en educación y ayudas a las familias • Importancia de las políticas dirigidas a temprana edad Las que menos reducen la inseguridad son las que otorgan incentivos monetarios en situaciones de necesidad • Otros efectos contextuales sobre la inseguridad (menos importantes): Desigualdades sociales (+), paro (+), tasas de crímenes (-) • Neto de efectos individuales Educación (-), edad (mayor inseguridad entre jóvenes y los mayores), trabajo (), hombre (-), historial de victimización (+), vivir en hábitats pequeños y rurales (-).
Tema 10: Tradiciones punitivas y justicia retributiva Tradiciones punitivas: la hipótesis de la convergencia Las 2 teorías principales son la de: David Garland: convergencia hacia una “cultura del control” por efecto de la modernidad • Cultura del control = + vigilante (más presencia policial y observación en todos los ámbitos) y + punitiva (penas más severas y privativas de libertad) • Por efecto de la polarización de clases y de una mayor percepción de riesgos en sociedad más urbanas y anónimas Loïc Wacquant: convergencia hacia un sistema socio-económico y político neo-liberal • Exportación del modelo americano al resto del mundo. El sistema penal se ha extendido a medida que el estado de bienestar se ha contraído  + desregulación, individualismo, trabajo, disciplina, y castigo  - bienestar, derechos colectivos • Por efecto de la hegemonía neo-liberal  La lógica del capital lleva aparejada la lógica de la represión • Desarrollo desmesurado del “estado penal” Tradiciones punitivas: la hipótesis de la divergencia Lacey (2010), Savelsberg (2007), DeMicheli & Janowski (2010): – No hay convergencia en las sociedades modernas y capitalistas Hay, primero, una diferencia entre los EEUU y el resto del mundo – La “excepcionalidad” americana, pero con grandes diferencias entre los distintos estados que componen EEUU Al menos hay “tres mundos” o tradiciones punitivas en Europa: La anglosajona, la continental y la nórdica (De más a menos punitivas y de menos a más burocráticas o reguladas) ligados a tres desarrollos distintos del “estado de bienestar” ó a dos “variedades de capitalismo” – 3 estados de bienestar: mínimo, contributivo y universal (Esping-Andersen) – 2 variedades de capitalismo: liberal (anglosajona) o corporativista/coordinada (europea continental y nórdica) (Hall & Soskice 2001) Más o menos vulnerables al colapso del Fordismo (=régimen institucional de pleno empleo de la posguerra) en los años 80. Y, por lo tanto, más o menos sensibles a cambios en el marco burocrático-legal de la justicia aplicado en la posguerra – Cambio hacia la noción sustantiva vs. formal de la justicia de Max Weber Tasas de encarcelamiento en 2010 en Europa Los países del Este son los que tienen mayores tasas de encarcelamiento.
Les siguen el Reino Unido, España, Turquía y otros países del Este.
Los que menos tasas de encarcelamiento tienen son los países nórdicos.
Edad de responsabilidad penal y % población reclusa juvenil en Europa (2010) Los países anglosajones son los que aplican una edad más temprana a la responsabilidad penal. También tienen % altos de población reclusa juvenil.
Los países nórdicos son los que aplican una edad más tardía de responsabilidad penal y tienen % bajos de población reclusa joven.
La Europa continental y mediterránea está entre medias.
Más crimen no siempre implica más castigo Las tasas de encarcelamiento no se explican simplemente por las tasas de delincuencia general o de crímenes violentos. Por ejemplo, la evolución de las tasas de crímenes violentos y homicidios en USA y Finlandia entre 1945 y 1994 fueron similares pero las tasas de encarcelamiento crecieron mucho en los USA mientras que decrecieron en Finlandia, de hecho el incremento de las tasas de encarcelamiento ha ido emparejado en los USA de un descenso en las tasas de delincuencia (violenta y no violenta).
Análisis de la evolución de la población reclusa en España Análisis de Cid (hasta 2006): – La población reclusa aumentó hasta 2006 pero ha descendido recientemente con la crisis (ver más adelante) pese al descenso de las entradas en prisión. Este descenso en las entradas se explica por: – un incremento en la suspensión de las condenas privativas de libertad – un uso menor de la prisión preventiva se explica poco por la aplicación de penas alternativas (multas, trabajos para la comunidad y órdenes de expulsión) – Cuya popularidad solo ha aumentado a partir de 2006 Las causas del aumento de la población reclusa: La mayor severidad de las penas de los que acaban en prisión – por efecto de la reforma del código penal de 1995 – especialmente en relación a la violencia machista (ley de 2004) La mayor estancia efectiva en prisión, a causa de: – la desaparición de la redención por trabajo – La menor aplicación de la libertad condicional – La menor utilización del régimen abierto Síntesis: se castiga a menos personas pero más severamente – España está en un nivel medio-alto y, hasta 2009, ascendente en cuanto a la severidad de sus penas Los tres tipos ideales de justicia Justicia = valoración moral de lo “bueno” y lo “malo” - Justicia “retributiva” o correctiva: Característica del mundo anglosajón, se expresa en el derecho sustantivo basado en una justicia retributiva o rectificadora: Ojo por ojo, diente por diente. Lo que pretende es reparar el daño cometido.
El castigo debe ser proporcional al daño causado a la víctima • Proporcionalidad  igualdad, aunque en la ley del talión sí lo es • Énfasis en el “daño” cometido y/o en el resarcimiento a la víctima • A veces contrapuesta al utilitarismo (la pena como prevención) pero no necesariamente - Justicia “contributiva”, “procedimental” o recíproca: Característica de Europa continental, se expresa en el derecho formal procesal (burocrático) basado en la justicia de grupo y la reciprocidad entre ellos. El foco está en el delito cometido, los delitos dañan a la comunidad y ésta define cuales son mayores o menores, y no el daño infringido a las víctimas.
– “equivalencias” entre delitos y penas basadas en algún criterio externo (daños a la sociedad) que es igual para todos los individuos en esa categoría de delitos El castigo debe ser conforme a las características del crimen - Justicia “distributiva”: Característica de los países nórdicos basado en una justicia colectiva o universal, busca reinsertar al infractor para restaurar el equilibrio social. El delito como expresión de un problema social. No se centra ni en la víctima ni en el delito. Se centra en el delincuente porque éste es un ejemplo de un problema social. El delincuente delinque como consecuencia de un problema social. Esta justicia pretende corregir los problemas que llevan al infractor a delinquir, distribuyendo los recursos la sociedad es responsable del delincuente.
La ley común y la justicia retributiva: el caso anglosajón Características generales de la justicia retributiva o correctiva: – La justicia debe ser proporcional al delito cometido, sancionar al criminal y compensar a la víctima – La sentencia es una declaración de principios que obliga a las partes, indicando lo qué está bien y buscando remediar el daño infligido a la víctima • El magistrado como árbitro y agente del orden moral La justicia permanece, en última instancia, en manos de la “ciudadanía”. Es muy individualista, admite mínimas interferencias burocráticas.
– Derecho consuetudinario (=legislación que ocurre de abajo a arriba): casos decididos por precedentes individuales, pero también por interpretaciones nuevas y “situacionales” • La subjetividad del juez es importante, flexibilidad en la aplicación de la ley – Mayor participación ciudadana (menos experta) mediante el jurado popular – Contrarrestada con un gran poder del magistrado • En la dirección y organización del juicio – Capacidad para interrogar a los acusados, pedir y excluir pruebas, etc.
– Con pocos límites burocráticos o procedimentales • Y en la formulación de la sentencia (no del veredicto) – Menor posibilidad de recurrir – Los magistrados y otros agentes judiciales son independientes del poder legislativo y elegidos directamente por los ciudadanos • Menor jerarquía judicial • Mayor influencia de la sociedad (y de los grupos de presión) sobre el juez Justicia reparadora y penas reintegradoras Principio de expiación (John Braithwaite 1989): Los delincuentes son sometidos a sanciones informales que les avergüenzan Por ejemplo, en círculos de discusión con familiares de las víctimas y el agresor y con miembros de la comunidad, que participan conjuntamente en la “sentencia” Principio de mediación y reparación: Por el que las víctimas son compensadas material y emocionalmente por el delincuente en programas donde el sistema judicial juega el rol de mediador Principio de reinserción: Que ayuda al arrepentimiento mediante rituales de reiniciación en la sociedad. En general, los estudios realizados muestran un descenso en las tasas de reincidencia, especialmente en los crímenes más serios pero no está claro si los resultados se deben a los programas o a la predisposición del agresor a reinsertarse pues, la participación en estos programas es normalmente voluntaria.
Causas históricas de la justicia retributiva Individualismo, liberalismo, equilibrio entre poderes – Revoluciones liberales del siglo XVI – La sociedad como resultado de un acuerdo entre pares Énfasis en la gente “corriente” (las clases medias) y la ley consuetudinaria – Desconfianza hacia los poderes públicos – Confianza en la sociedad civil Descentralización política – Federalismo Sistemas electorales mayoritarios que mantienen la vinculación entre los cargos y sus electores – También en la carrera judicial Importancia del votante de la “mediana” – Pluralismo y grupos de presión Tema 11: Justicia procedimental y justicia distributiva Max Weber: diferencia entre el componente sustantivo y el procedimental de la ley (sociología de la ley) – Justicia sustantiva: ley que sirve unos objetivos determinados (busca corregir o prevenir un “entuerto”). El énfasis está en resarcir el daño cometido a la víctima.
• Ley común anglosajona: prima el contenido sustantivo de la ley Un juicio es justo en la medida en que repara un daño concreto – Justicia procedimental o formal: que se atiene a la ley, a las normas dictadas por la “sociedad”. Pretende instaurar mecanismos procedimentales que si se usaran llevaría a un veredicto justo, por tanto hay una importancia del poder judicial que aplica la ley a casos concretos. El centro de la justicia es el delito.
– Justicia = aplicación (búsqueda) de la regla adecuada al caso concreto El énfasis está en catalogar y penar adecuadamente el delito cometido (como ejemplo o manifestación de una categoría de crímenes).
• Ley formal germana: prima el contenido formal de la ley Un juicio es justo en la medida en que se atiene a la ley El principio de equivalencia o reciprocidad ¿Cómo se establece qué castigo corresponde a cada crimen? Dos posibilidades: – De acuerdo a lo que la tradición dicta como equivalente al daño ocasionado a un grupo • Principio de reciprocidad entre iguales de Malinowski: los obsequios entre tribus tienen la función de generar solidaridad, para lo que deben regirse por el principio de “equivalencia” – la noción puede aplicarse al crimen y al castigo (véase el rol de los jueces de paz en España, donde las sentencias se basan en consensos tradicionales) • Principio paternalista (jerárquico): la experiencia impone la equivalencia – ley más punitiva o severa y aplicada de forma más autoritaria de acuerdo al daño causado al grupo (de acuerdo a los criterio dictados por los de “arriba”) – De acuerdo a un juicio experto, por analogía al castigo aplicado a otros crímenes similares y de acuerdo a la interpretación del “sentir” social (de la “voluntad popular”) • Formal y burocrático, equivalencia establecida respecto a criterio “externo” – Menos punitiva y severa, de acuerdo a criterios corporativistas o expertos • Revisiones globales y espaciadas del “cuerpo” legal (p.ej., del código penal) – Muy estable, las políticas son poco sensibles a “shocks” temporales El componente formal en la ley germana La justicia como aplicación correcta de la norma legal, de acuerdo a un procedimiento burocrático de acuerdo “a derecho”: código escrito y desarrollado jerárquicamente en leyes • Separación de poderes – El sistema judicial es independiente del poder legislativo – Autoridad racional-legal: separación de la persona y del puesto que ejerce (Max Weber) • El juez es el encargado de aplicar la ley, en representación del “cuerpo social” y de las leyes que se ha auto-impuesto – Se accede y se avanza en la carrera por criterios objetivos de mérito (por oposición, concurso de méritos o antigüedad) • Jerarquización de los órganos judiciales – Tribunales subordinados unos a otros – Existencia de un tribunal constitucional que interpreta el desarrollo y aplicación de la ley de acuerdo a una ley fundamental La organización del juicio en el sistema penal alemán El sistema jerárquico es dominado por el juez, NO está basado en la confrontación entre el fiscal y el abogado defensor, como en el sistema anglosajón.
Está más regulado en sus antecedentes. Hay la existencia de un juez instructor que elabora el “escrito” o dossier de acusación (y que decide qué evidencia cuenta). Está menos “regulado” formalmente en su desarrollo presente por la menor incidencia sobre los resultados de su desarrollo concreto y menos regulado en lo que respecta al rol de cada participante en el juicio (juez, procurador, abogado) en la aceptación de nuevas evidencias o “rumores” y opiniones de testigos. Está más regulado en su desarrollo posterior ya que hay una actuación de un tribunal o juez de ejecución de sentencia, en contraposición al “probation”y “parole” boards (comités de libertad condicional) en la tradición anglosajona.
Los orígenes de la tradición punitiva alemana: puritanismo y estado Savelsberg (2006): Pone énfasis en la tradición protestante de la ley germana • Luteranismo: Separación del comportamiento privado (moral) y el comportamiento público (legal, formal) Secularizada en la filosofía racionalista de Kant Separación entre la autoridad del estado y el orden moral (el estado no tiene competencia sobre la moral), pero la moral tampoco debe impregnar el estado.
Y el utilitarismo preventivo de Feuerbach El castigo para prevenir la alteración de la “razón” DeMichelis (2010): Pone énfasis en la tradición legal Romano-Germánica (“Continental”) europea (Código Napoleónico).
• Jerarquización de la ley y de los órganos judiciales • Uniformidad en la aplicación gracias a la centralización política • Inquisitorial: la fiscalía tiene la obligación de acusar, aunque no haya denuncia, en el caso de algunos delitos • Burocracia: reglas e instrucciones escritas y claras Desarrollo moderno de la tradición legal germana Savelsberg (2006): – Rol de las “contingencias históricas” en la evolución de las tradiciones penales • Noción similar a la de los historiadores de “critical juncture” (encrucijadas) La “tradición clásica” germana se mantuvo intacta hasta 1970. Resistió el empuje de la “escuela moderna” de finales del siglo XIX, cuando se desarrolló el estado de bienestar alemán. Escuela moderna: • Énfasis en el “bienestar social” mediante la prevención del crimen, no en el castigo (liberalismo) • Énfasis en el delincuente, en su rehabilitación dadas sus características e historia personales, reunificación de los ámbitos privado y público (socialdemocracia) Se reforzó con componentes autoritarios y racistas durante el Nazismo y cambió hacia un modelo menos punitivo y más basado en criterios de justicia distributiva y de reinserción hacia 1970, por motivo de una configuración política más “consensuada” (coaliciones políticas) y descentralizada (sistema federal) – Reforma del código penal suprimiendo las penas de prisión cortas – “Igualación hacia arriba” (Whitman 2003; Tonry 2004): extensión a las clases bajas del trato humano y respetuoso hacia el reo reservado a las clases altas – En contraposición a la “igualación hacia abajo” experimentada en el mundo anglosajón Justicia distributiva La justicia distributiva está entre la retributiva y la procedimental – El procedimiento está al servicio de un objetivo sustantivo: restaurar la igualdad o equilibrio social – La justicia distributiva se centra en el “criminal” • La justicia retributiva, en la víctima • La justicia procedimental, en el delito – Busca reinsertar al criminal al cuerpo social, “restituyendo” el equilibrio La justicia distributiva = tradición igualitaria de la justicia social • Justicia retributiva = tradición liberal individualista • Justicia procedimental = tradición conservadora y corporativista (de grupo) Principio Aristotélico (y Marxista) simple de igualdad: a cada cuál de acuerdo a su necesidad Principio igualitario de la diferencia (John Rawls) • Distribuir lo necesario para que todos, incluidos los más desfavorecidos, tengamos más que lo que tendríamos si no hubiera redistribución – Maximizar el bienestar de TODOS los ciudadanos en vez del de el ciudadano MEDIO • Justificación racional: es por lo que optaríamos racionalmente si al nacer nos pusieran un “velo de ignorancia” y no supiéramos qué familia nos puede criar – Tradición penal de orientación indulgente y rehabilitadora • ¿Está convergiendo hacia el modelo punitivo liberal en el siglo 21? El modelo judicial de las democracias consensuadas del Norte de Europa Filosofía restauradora y reintegradora: Importancia de la indemnización (en contraposición a la compensación), para resarcir “perdidas” e igualar capacitaciones • Mínima intervención penal – Régimen de “prisiones abiertas” • Mínima supervisión, obligando solo a pernoctar en la cárcel • Fuertes movimientos sociales anti-prisiones • Reducción de penas, • Rehabilitadora. Importancia de la “criminología” como guía de reforma del sistema • Jueces populares + juicio formal = involucración popular en la justicia – Rol importante de los “jueces de paz” • Jueces no de carrera, pero a los que se les da una formación jurídica informal • Elegidos por cada partido para varios años, trabajan junto a los jueces de carrera – Rol importante del jurado • Puede interpelar al juez y a los testigos, mayor rol formal y formación jurídica – Durante el juicio, el juez tiene más poder que en el sistema continental, pero menos que en el anglosajón • No puede leer el escrito o pliego de acusación antes del juicio – El juicio está más regulado que en el sistema continental pero menos que en el anglosajón El estado de bienestar como política penal La hipótesis básica de la justicia redistributivas: – dosis altas de seguridad social y económica – + universalidad y generosidad del estado del bienestar – = menos recursos dedicados a la represión y la prevención del delito Los 3 mundos del estado de bienestar (recordatorio) – Selectivo (“means-tested”), requiere demostrar que el ciudadano está necesitado, característico del mundo anglosajón – Contributivo, proporcional a lo contribuido al estado, característico de la Europa continental y mediterránea • Europa continental: eficaz y de acuerdo a procedimiento, corporativista (tripartita: gobierno, sindicatos y patronal) afecta a todos los trabajadores (nivel de industria) • Europa mediterránea: ineficaz y “familista” (bipartita: sindicatos y patronal) segmenta a los trabajadores entre los que están cubiertos y los que no) – Universal, garantiza un mínimo aceptable a todos, incluyendo a los más desfavorecidos. Característico de los países Nórdicos Dos tradiciones redistributivas – Políticas redistributivas vía impuestos (más comunista) • Puede desincentivar la iniciativa privada y generar menos riqueza – Políticas de gasto público (más social-demócratas) • Garantizan una atención igual a todos • Generan más cohesión e igualdad de oportunidades Causas de las menores tasas de encarcelamiento en los países Nórdicos (Lappi-Seppälä 2007) Las posibles causas de la menor tasa de encarcelamiento: – Hipótesis nula: Menores tasas de crímenes, especialmente violentos – Hipótesis alternativa: Menor desigualdad por efecto de un mayor gasto social Posibles efectos directos sobre el crimen, o mecanismos socio-económicos: – Solidaridad: mayor empatía hacia lo que les ocurre a los demás, desarrollo de una sociedad civil – Seguridad y prosperidad: menor vulnerabilidad a reaccionar negativamente a lo diferente, menos motivos para delinquir – Responsabilidad colectiva vs. individual: asignación de culpa a la sociedad, en vez de al individuo, obligación moral de redoblar esfuerzos y oportunidades a los que fallan – Menores riesgos de marginación Cohesión social, legitimidad y castigo La cohesión social reduce las tasas de encarcelamientos (Lappi-Seppälä 2007). Hay posibles mecanismos políticos (de legitimidad) (indirectos) – Mayor confianza en las instituciones – Menos miedo a los demás (a actos injustos y agresiones por parte de terceros) – Mayores controles informales (mayor control social y mejor aprendizaje) – Menos necesidad de sanciones severas y formales Posibles fuentes (o causas exógenas): – Modelos coalicionales de hacer política vs. mayoritarios (y vs. adversativos) • Se garantizan los derechos de las minorías • Requieren consenso, poco revanchismo • Estabilidad en las políticas – Históricamente se dieron allí donde las organizaciones políticas de las clases trabajadoras tuvieron que pactar con otras organizaciones Por ejemplo, alianza rojo-verde en Suecia.
...