Otras fuentes del Derecho del Trabajo (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho del Trabajo y la Seguridad Social
Año del apunte 0
Páginas 5
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 11
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 8. OTRAS FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO I.
LA COSTUMBRE LABORAL. CONCEPTO Y REQUISITOS PARA SU APLICABILIDAD La costumbre se puede definir como la norma que es creada e impuesta por el uso social, y consiste en la reiteración de cierta conducta que impone la obligatoriedad de observarla en la comunidad. Se trata de una norma independiente de poder normativo estatal, y forma parte de las fuentes del OJ cuando el Estado así lo dispone. Esto sucede en España, donde la costumbre se configura como fuente del derecho, en el art. 1.1 y 1.3 del CCivil. En estos preceptos se define como una norma jurídica de aplicación supletoria a otras de superior rango jerárquico, siempre que no sea contraria a la moral o al orden público.
La costumbre no debe confundirse con los meros usos, o con los usos de empresa, ya que estos últimos se identifican con la conducta que se reitera por ser la habitual, pero no se garantiza jurídicamente y es similar a la adquisición de una condición más beneficiosa de origen contractual que se puede adquirir individual o colectivamente.
En el OJ laboral aparece como una fuente normativa, aunque no es fuente del derecho propia o característica de esta disciplina, sino genérica, puesto que su aplicación también se produce en otras ramas del OJ. En el ámbito de la relación laboral, la costumbre se identifica con la última de las fuentes normativas que deben regir en la misma (art. 3.1.d ET), aunque ello no significa que ésta no se tenga en cuenta siempre con carácter supletorio frente a otras normas jurídicas. Y ello porque, tal como aclara el 3.4 ET, solo se alude a usos y costumbres en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepción o remisión expresa, lo que ha hecho que, en definitiva, se reconozca la existencia de dos modalidades de costumbre laboral: - La costumbre ordinaria o autónoma, de aplicación supletoria a otras disposiciones normativas (legales, convencionales o contractuales; en ese orden jerárquico).
- La costumbre llamada, que entra en juego cuando aparece una remisión expresa a ella, y no de forma supletoria o subsidiaria, sino directamente. Esto es así porque asume el mismo rango jerárquico que la norma que hace la llamada, por lo tanto, se coloca por encima de cualquier otra norma de rango jerárquico inferior a ella. Ejemplo de esta costumbre aparece el art. 20.2, 29.1 y 49.1.d ET. Un claro ejemplo de costumbre llamada encuentra su plasmación en el CC de tiendas de conveniencia.
En cualquiera de los dos casos, el OJ laboral exige, para que la costumbre pueda ser aplicable o alegable, que reúna 3 requisitos (local, profesional, probada): - Ha de ser local. Es decir, solamente puede alegarse en la localidad donde rige la conducta social que se manifieste o reitere de forma continuada, por lo que no es posible que ésta se exprese en una localidad distinta a la del lugar donde se desarrolla la relación laboral.
- Ha de ser profesional. Ha de reconocerse en una determinada rama de producción u oficio que coincida con la que se desarrolla en la relación laboral donde pretende imponerse.
- Ha de resultar probada para poder se alegada ante los Tribunales, ya que no rige el principio de iura novit curia.
En conclusión, resulta esencial a la costumbre el que las conductas repetitivas que la crean generen un íntimo convencimiento social acerca de su carácter vinculante. No basta la mera repetición del hecho, sino que debe concurrir un elemento externo que consiste en la repetición constante y uniforme de los actos, y otro elemento interno conocido como la opinio iuris.
II.
LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO Los principios generales del derecho se conciben como una serie de principios inspiradores de nuestro OJ y, como tales, constituyen una fuente del mismo, aplicándose en defecto de ley o costumbre (art. 1.4 CCivil), lo que ocurre también en el caso del OJ laboral.
No obstante, es difícil el recurso a tales principios en las relaciones laborales, porque existe una abundante normativa específica que deja pocas materias sin regulación propia y expresa, y, además, porque aunque tuviera que acudirse a ellos, no se reconoce la naturaleza autónoma de los mismos, porque no pueden ser aplicables como tales directamente y entendidos en su generalidad, sino solamente cuando se infieran de algún precepto legal o cuando se reconozcan jurisprudencialmente.
Por lo demás, actualmente, la mayor parte de estos principios se reconocen la CE en preceptos como el art. 1.1, 9.2, 10.1, 33 y 128.1, lo que, en definitiva, significa que muchos de ellos se encuentran positivizados en una norma de carácter supralegal. Cuando eso ocurre pierden el carácter de principios generales del derecho y no pueden ser alegados como tales. Todo ello hace que tengan poca o casi nula repercusión entre las fuentes del OJ laboral.
III.
LA JURISPRUDENCIA DE LOS TRIBUNALES. ESPECIAL CONSIDERACIÓN DE LA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Y A LOS RECURSOS DE CASACIÓN EN UNIFICACIÓN DE DOCTRINA La función jurisdiccional consiste en juzgar y ejecutar lo juzgado resolviendo conflictos planteados en sede judicial (art. 117.3 CE y 2.1 LOPJ), y emitiendo pronunciamientos que aplican la normativa al caso concreto, pronunciamientos que, en principio, solamente vinculan a las partes del proceso. No obstante, algunos de esos pronunciamientos pueden adquirir una enorme importante en la tarea misma de interpretar o aplicar la norma jurídica, pues el mismo art. 1.6 CCivil se señala que la jurisprudencia complementará el OJJ con la doctrina que establezca el TS al interpretar y aplicar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho. De este precepto se deduce lo siguiente: - No es fuente del derecho - Tiene la función de complementar las normas - Debe desprenderse de la justificación jurídica - No todos los pronunciamientos judiciales se consideran jurisprudencia sino, tan solo, los pronunciamientos emanados del TS (Sala 4ª o Sala social) - Quedarían fuera de ser considerados jurisprudencia los pronunciamientos de Tribunales de rango inferior - Además de proceder del TS, tales resoluciones deben ser reiteradas, a no ser que se resuelva de forma estimatoria un recurso de casación de unificación de doctrina - La jurisprudencia debe proceder de pronunciamientos que tengan su origen en el mismo orden jurisdiccional - No es inamovible, pues está sujeta a una progresión  RECURSO ESPECIAL DE CASACIÓN PARA LA UNIFICACIÓN DE JURISPRUDENCIA Respecto al recurso especial de casación para la unificación de jurisprudencia, es un recurso especial del TS, de enorme importancia pues determina la verdadera homogeneización de los criterios interpretativos de las normas, sobre todo porque tan solo un fallo estimatorio de este recurso genera, por sí solo, la jurisprudencia, es decir, no es necesario que dichos pronunciamientos se reiteren. Es un instrumentos que sirve para unificar u homogeneizar los criterios del TS en un cierto sentido.
Se interpone este recurso cuando (el recurso puede interponerse tanto por cualquiera de las partes o por el MF, y dentro de los 10 días siguientes a la notificación de la ST impugnada durante tal plazo las partes pueden acceder al examen de los autos): - Existan varias ST dictadas en suplicación por diferentes SSTSJ o en casación por el TS y en su aplicación por el TSJ, que se contradigan entre sí - La ST que se impugna contenga una infracción legal que sustancia el pronunciamiento del recurso de casación especial - Que se haya producido un quebranto en la formación de la jurisprudencia como resultado de la diferente interpretación del derecho Una vez exista fallo estimatorio del recurso el TS declarará que la ST recurrida quebranta la unidad de doctrina y resolverá el debate plant4eado. Este pronunciamiento tan solo afectará a la ST que se impugna, y no a aquellas otras ya resueltas y en las que el TS se haya manifestado contrario a la jurisprudencia posteriormente unificada por el mentado recurso.
 LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Las STC también ejercen una influencia importante en la aplicación del derecho, en primer lugar, porque el TC es el intérprete supremo de la CE (art. 1 LOTC) y, además, sus ST tienen una trascendencia muy relevante, pues es competente para resolver: - Del recurso de inconstitucionalidad contra leyes y contra otras disposiciones normativas con fuerza de ley. Tal declaración puede provocar, cuando se estima, bien la nulidad de la vigencia de la norma o parte de ésta, bien la fijación de la interpretación de la norme acorde con la CE, bien la derogación o vigencia de normas anteriores a la CE, bien el acomodo de la jurisprudencia de cualquier otro Tribunal a las disposiciones constitucionales.
- Del recurso de amparo cuando se violen los derechos fundamentales laborales contenidos en el art. 53.2 CE. Éste es una vía importante para la creación de doctrina judicial emanada del TC, doctrina judicial que todos los jueves y Tribunales pueden seguir en sus resoluciones.
...