Lingüística 1ª parte del siglo XX (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Lenguas Modernas y sus Literaturas - 2º curso
Asignatura Lingüística
Año del apunte 2015
Páginas 6
Fecha de subida 20/03/2016
Descargas 1
Subido por

Descripción

Apuntes sobre la primera parte de la lingüística del siglo XX. Se explican autores como Ferdinand de Saussure, Leonard Bloomfield, Roman Jakobson, Lev Vygotzky, Louise Trolle Hjelmslev, Charles Hockett, Eugenio Coseriu y Wittgenstein entre otros. Naturalmente, aparte de hablar de los autores en sí, se habla también de los conceptos aportados por cada uno.

Vista previa del texto

LINGÜÍSTICA DEL SIGLO XX – HISTORIA Gracias a Franz Boas nos vamos acercando a la lingüística moderna. Este físico en el año 1911 comienza la publicación de las gramáticas de las lenguas amerindias. En el prólogo del libro afirmaba que la labor del lingüista es estudiar expresiones de las lenguas amerindias para dar cuenta de ellas por medio de una metodología nueva, elaborada desde estas mismas lenguas.
Pero es en el año 1916 cuando entramos verdaderamente en la Lingüística moderna, gracias a Ferdinand de Saussure. Saussure se formó estudiando lingüística histórica. Da un paso más para concebir la lengua como sistema.
Para poder entender los conceptos e ideas en las que los lingüistas a partir de ahora se van basando, es muy necesario, en primer lugar, aclarar el concepto de lengua y entender cuál es la diferencia entre lengua y habla según Saussure.
En su acepción más vulgar, la lengua es un instrumento de comunicación, un sistema de signos vocales específicos de los miembros de una misma comunidad. Para Ferdinand de Saussure (así como para la escuela de Praga y el estructuralismo americano) la lengua se considera como un sistema de relaciones o como un conjunto de sistemas vinculados entre sí cuyos elementos no tienen ningún valor independiente de las relaciones de equivalencia y oposición que los vinculan. Ferdinand de Saussure establece unas diferencias entre los conceptos de lenguaje, lengua y habla. El lenguaje es una propiedad común a todos los hombres y que procede de su facultad de simbolizar. El lenguaje presenta dos componentes: la lengua y el habla. Solo uno de estos dos componentes podrá ser objeto de estudio de la lingüística: la lengua, un sistema de signos cuyo funcionamiento se basa en un determinado número de reglas y restricciones. Debido al carácter de sistema o estructura que posee la lengua, es ésta estudiable. Mientras tanto, el habla es la manifestación del sistema en una multitud de actos concretos. Es el lenguaje en acción individual de cada hablante y precisamente debido a esta dimensión individual, no es posible verlo como algo sistemático ni sistematizable. No es, por eso, objeto de estudio de la Lingüística.
Así como se establece la diferencia entre habla y lengua, también se establece una diferencia entre sincronía y diacronía, sintagma y paradigma. Así pues, la diacronía será el estudio de la lengua durante el tiempo en un eje de sucesividades y la sincronía será la situación del sistema de una lengua en un momento dado: en un eje de simultaneidades. Esto último será objeto de estudio del estructuralismo, descuidando por completo el estudio diacrónico.
Para Saussure el mecanismo de la lengua se basa en dos tipos de relaciones: relaciones sintagmáticas y paradigmáticas. Las relaciones sintagmáticas son las relaciones entre sí de dos o más elementos presentes en un enunciado, mientras que las paradigmáticas son relaciones ‘asociativas’ de los elementos del enunciado que suscitan en el hablante y/o oyente la imagen de otros elementos ausentes en el enunciado.
El siguiente concepto que es preciso aclarar es el signo. En el Curso de lingüística general de Saussure el signo lingüístico se convierte en una unidad de lengua. El signo, o unidad, es una entidad doble, formada por la unión de dos términos psíquicos y vinculados por el lazo de la asociación. El lazo une, en efecto, no una cosa y un hombre sino un concepto y una imagen acústica. La imagen acústica no es el sonido material, sino la huella psíquica del sonido. Ferdinand de Saussure llama al concepto significado y a la imagen acústica significante. En definitiva, según Saussure, el signo lingüístico es una entidad psíquica de dos caras, una combinación indisociable, dentro del cerebro humano, del significante y el significado. Son realidades que se asientan en el cerebro; son tangibles y la escritura puede fijarlas en imágenes convencionales.
El signo es lineal y arbitrario.
Arbitrario porque el lazo que une el ste y el sdo es arbitrario. La idea de “mesa” no está vinculada en absoluto a la serie de sonidos que le sirve de significante “m-e-s-a”. Del mismo modo, una idea puede estar representada en diversas lenguas mediante significantes diferentes.
Lineal porque el significante, al ser de naturaleza auditiva, se desarrolla en la cadena del tiempo, de modo que los signos se presentan obligatoriamente unos tras otros, formando una cadena hablada, cuya estructura lineal se puede analizar y cuantificar.
El Estructuralismo se centra en el estudio de los enunciados realizados e intenta definir su estructura.
El Relativismo lingüístico surge en el año 1921 en el mismo periodo en el que Edward Sapir publicaba Language y es un conjunto de hipótesis, en las cuales también se basó la hipótesis de Sapir – Whorf. El relativismo lingüístico afirma que dos hablantes de lenguas muy diferentes conceptualizarían de manera diferente los mismos fenómenos por efectos cognitivos asociados al vocabulario y particularidades gramaticales de sus lenguas.
Leonard Bloomfield es el máximo exponente del estructuralismo americano. En el año 1926 publicaba ‘A set of postulates of the science of language’ y en 1933 ‘Language’, obras que sentaban las bases del estructuralismo norteamericano, de fuerte base mecanicista/conductista. Esto es, usando un mecanicismo descriptivista. El objetivo del estructuralismo americano era desarrollar un método que mecánicamente pudiera ser aplicado a un corpus de enunciados para extraer de él las unidades de esa lengua. Él afirmaba que los conceptos de la gramática tradicional eran incapaces de explicar las LLNN en su totalidad. Era necesaria, por tanto, una serie de materiales de trabajo que no estuvieran determinados por ninguna lengua y que pudieran describirlas a todas.
Entre sus Postulados de 1926 Bloomfield afirma que el morfema es la forma mínima y su significado es el semema. La palabra es la forma libre mínima, mientras que la frase es la forma mínima no libre. En el año 1933 define el término de proforma como cualquier forma que puede sustituir a un sintagma, aunque a diferencia de este, la proforma carece de contenido léxico propio. Leonard Bloomfield, junto con Gustave Guillaume reflejan una teoría completa del lenguaje.
Roman Jakobson tenía una amplísima producción de poética, de teoría de la literatura y comunicación, de fonología, etc. Funda junto con Trubetzkoy la Escuela de Praga y escribe en el año 1929 las Tesis de Praga. Algunas de ellas son que el lenguaje es un sistema funcional: de acuerdo con Saussure; el sistema fonológico ha de ser estudiado como estructura; que la lengua es autónoma., etc.
En el año 1931 escribe ‘Principios de fonología diacrónica’ y en el 39 abandona Praga por la invasión nazi emigrando a EEUU. Funda junto con A. Martinet, Lévi-Strauss y Morris Swadesh el Círculo lingüístico de Nueva York.
Jakobson fue, además el primero en estudiar la afasia en lingüística clínica.
En el año 1932, Charles Bally establecía la diferencia entre Modus y Dictum. Siendo el modus la operación psíquica que cada hablante aplica a la representación recibida por los sentidos, la memoria o la imaginación: el dictum.
Lev Vygotzky publica ‘Pensamiento y lenguaje’. Se ocupa de la adquisición del lenguaje.
Pone énfasis en la interacción dialógica como palanca de la adquisición. Estudia los procesos psicológicos elementales y superiores. Es importante el lenguaje egocéntrico como tránsito en el proceso de información. En este campo destacamos también a Jean Piaget, psicólogo que desarrolló en 1936 la teoría operatoria y descripción de las etapas del desarrollo cognitivo. También usaba los conceptos de Lenguaje egocéntrico, descentración y autocentración.
Etapas del desarrollo cognitivo:  De los 0 a los 24 meses Periodo Sensoriomotor en el que se coordinan gradualmente las acciones.
 Desde los 4 hasta los 7 años Periodo Preoperativo.
 Hasta los 12 años se desarrolla la etapa de Operaciones concretas que se basa en que la capacidad cognitiva del niño pasa de las funciones a las operaciones.
Ya no hace correcciones inmediatas sino que se trata de hacer unas precorrecciones antes de actuar.
 A partir de los 11/12 años comienza la etapa de Operaciones puras o formales.
En el año 1938, gracias a Charles Morris nace la Pragmática. Él lleva a cabo tres estudios: la sintaxis, como relación de signos entre sí, la semántica, como relación de signos con la realidad y la pragmática, como relación de signos con los usuarios.
Como padre de la Fonología Estructural tenemos a Trubetzkoy, amigo de Jakobson.
Distingue fonema, sonido, alófono, marca, oposición/neutralización.
En el año 1943 es importante destacar a Louise Trolle Hjelmslev que creó el concepto de Glosemática. La Glosemática define la teoría lingüística que toma, conforme a la enseñanza de Saussure, la lengua como fin en sí mismo y no como medio. La lengua se considera como una unidad autónoma, una estructura sui generis; busca constantes que no sean extralingüísticos. Se opone a la concepción humanista de la lingüística para la cual los fenómenos que atañen a lo humano no se producen más que una vez y no pueden, en consecuencia, al contrario que los fenómenos naturales, ser estudiados científicamente. La glosemática plantea una teoría general que se aplica a todas las ciencias humanas. A todo proceso debe corresponder un sistema; el proceso es analizable mediante un número limitado de elementos que se combinan de diferentes maneras. La glosemática es el formalismo extremo.
Charles Hockett en el año 1947 escribe ‘Problems of morphemic analysis’. Traslada a la morfología el modelo ya desarrollado en fonología. Así, un morfo sería algo concreto, mientras que un morfema algo abstracto. Un alomorfo son las variaciones del morfo y una amalgama es cuando dos o más monemas están unidos de forma tan indisoluble que si bien pueden apreciarse los significados de cada uno de ellos en el plano del contenido, no se observa más que un único segmento en el plano de la forma. De + el = del.  unión de dos monemas con funciones y significados independientes.
En el año 1952, Eugenio Coseriu critica la oposición saussureana Lengua/Habla señalando que no tiene en cuenta los hechos de variación y por tanto, añade un tercer término: Norma. La norma explica las regularidades que determinan constantemente la elección del hablante.
En el año 1953, Wittgenstein comienza su segunda etapa en la que contradice la primera. En la primera afirmaba que la lengua y el mundo comparten una estructura lógica: ‘los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo’. En la segunda etapa convierte el punto de vista lógico en un punto de vista pragmático, afirmando que el significado de una palabra depende de su uso.
En el mismo año, Uriel Weinreich sentaba las bases de la sociolingüística en su obra ‘Lenguas en Contacto’. Dos años más tarde John Austin en las conferencias de William James de la Uni de Harvard hablaba de Performatividad, Actos de habla e ilocutividad.
...