Tema 1 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Veterinaria - 2º curso
Asignatura fisiologia
Año del apunte 2015
Páginas 9
Fecha de subida 19/03/2015
Descargas 8

Vista previa del texto

FUNCIÓN DIGESTIVA Tenemos una imagen de una lombriz que deja rastros en la tierra al hacerla pasar por su tracto digestivo para absorber nutrientes. Des del punto de vista digestivo somos bastante parecidos, dentro del cuerpo tenemos un tubo que es exterior no interior.
Cuando hablamos del medio interno hablamos de lo que hay entre el tracto digestivo y la piel pero el interior del tracto digestivo es el exterior del organismo. Se controla el medio interno pero no el exterior. Por el hecho de ser medio externo proliferan muchas bacterias porque además hay comida y está calentito, tenemos muchos sistemas de defensa y células del sistema inmune. Nuestro tracto digestivo está muy dentro de nosotros pero es medio externo.
La función digestiva nos permite comer alimentos, no comemos carbohidratos ni proteínas comemos alimentos y cuando los digerimos obtenemos los productos anteriormente citados. Es decir los alimentos deben ser digeridos.
Nuestro tracto digestivo tiene que conocer los alimentos para poder procesarlos. Para digerir y absorber el alimento tiene que estar en el intestino delgado en unas determinadas condiciones. Debemos transportar el alimento a lo largo del tracto digestivo donde se irá trasformando hasta que sea aprovechable.
Digerimos echando las enzimas fueras al igual que hace la lombriz. Nuestro páncreas suelta las enzimas pancreáticas para que la comida se digiera en la luz para luego poder absorberla. La digestión es exocrina. Las glándulas pueden estar en la propia pared o fuera como el caso del páncreas y el hígado.
Al final no podemos digerir todo el alimento que ingerimos, por eso debemos expulsar lo que no podemos aprovechar. Se expulsa al final del tracto digestivo. La cantidad de la ingesta dependerá del contenido energético de la dieta, por ejemplo el caballo necesita mucha energía pero la hierba tiene poca y por tanto deben estar comiendo todo el día y por tanto también generan muchos residuos.
En cada punto del tracto digestivo pasa algo distinto constantemente. Eso no nos pasa con el circulatorio.
ADAPTACIONES ANATÓMICAS: Si nos fijamos en la anatomía de las distintas especies podemos ver sus adaptaciones al tipo de alimento. Sea un perro o un omnívoro o un herbívoro tenemos 3 partes.
1. En la primera parte se almacena parte del alimento porque pese a que masticamos el alimento el tamaño de la partícula sigue siendo demasiado grande como para que podamos absorber nada en el intestino delgado.
Tenemos un primer compartimento que es el estómago donde almacenamos y trituramos el alimento, para llevarlo al intestino delgado con el menor tamaño posible.
2. El órgano noble donde se produce la digestión propiamente dicha es el intestino delgado.
3. Finalmente tenemos el intestino grueso donde casi ya no se digiere y absorbemos agua.
1 PROBLEMAS: El tracto digestivo tiene una gran longitud y tenemos que adaptar la función a las necesidades en cada punto.
Además tenemos que ser capaces de reaccionar a las bacterias y otros parásitos.
Hay una relación muy importante con todos los sistemas de integración como el sistema nervioso y el inmune. De esta forma podemos regularlo todo y evitar ataques.
Tenemos más bacterias en el intestino que células en el organismo.
CONTROL DE LA MOTILIDAD DIGESTIVA: La primera pregunta es cómo detectamos lo que comemos. Es decir cómo lo detecta el sistema digestivo. Los reflejos cefálicos son importantes en algunas secreciones.
   Uno de los estímulos que debemos tener en cuenta es la distensión del tracto digestivo que genera un reflejo, es el estímulo más importante des del punto de vista nervioso. Genera una serie de reflejos y sensaciones. La distensión del estómago es muy importante.
Mientras tenemos contenido en el estómago tenemos la sensación de saciedad. La proteína y la grasa dan mayor sensación de saciedad.
Las neuronas sensitivas tienen receptores de distensión y esto nos da una señal pero cómo medimos si hay grasas o qué. Necesitamos otro sistema que pueda hacerlo y son las células endocrinas de la mucosa intestinal que pueden detectar glucosa y producen hormonas que van vía sanguínea o actúan sobre las neuronas y nos dice cuanta glucosa hay en la luz intestinal. Tenemos una para cada cosa. Así nuestro organismo sabe si en el intestino hay mucha grasa o mucha proteína que digerir.
Por una parte medimos distensión y por otra parte mediante células endocrinas medimos cuantos nutrientes y de qué tipo tenemos en la luz intestinal.
La información la recibe el nervio vago que está asociado con el parasimpático y el 85% de sus fibras son sensitivas.
Lleva toda la sensibilidad del sistema digestivo. Si hacemos un corte del vago vemos que la mayoría de sus fibras son sensitivas aferentes. Tenemos otro problema y es que si de cada trozo del tracto digestivo tenemos que informar al núcleo del vago sería demasiada información, se ha desarrollado otro sistema que es el nervioso entérico que son neuronas que tenemos en el tracto digestivo, hay más que en el cerebro. El parasimpático tiene dos neuronas eferentes la segunda de las cuales está en el órgano diana. Hay muchas neuronas colinérgicas en el sistema nerviosos entérico por el origen de las neuronas son las postganglionares del parasimpático.
2 Este sistema permite la respuesta local. La distensión provoca un reflejo que no llega al sistema nervioso central y que lleva una respuesta motora a cargo del sistema entérico.
La innervación intrínseca es lo regulado por el sistema entérico por eso si cortamos un trozo de intestino sigue teniendo movimiento.
El siguiente dibujo nos enseña cómo está estructurado el parasimpático y el simpático y nos sirve para recordar que en el simpático la segunda neurona también es postganglionar pero tiene como consecuencia en el digestivo es que si seguimos una fibra vagal y la seguimos el axón llega a un punto concreto del estómago. Es común que en algunas áreas hablemos de reflejos extrínsecos o pélvicos. Cuando se distiende el estómago hablamos de reflejo vago-vagal porque la distensión la están midiendo aferentes vagales y que la respuesta también viene por el vago.
Con el simpático nunca tendremos un reflejo, lo que puede pasar es que si estamos sometidos a estrés eso genera un tono simpático general que afecta al tracto digestivo. Ninguna neurona del simpático acaba en el tracto intestinal.
3 NEUROTRANSMISORES DEL SNE: Cuando hablamos de musculo liso gastrointestinal como no se relaje al pasar alimento siempre está contraído. Si cogemos musculo liso gastrointestinal y usamos un fármaco como la TTX el intestino se contrae como en un espasmo, si eso ocurre el alimento no puede circular. Es más importante la inhibición que las excitatorias. El 80% de las neuronas eferentes del tracto gastrointestinal son inhibitorias.
Para complicar un poco más estas neuronas no tienen nunca un solo neurotransmisor y permiten dar respuestas de inhibición y de excitación pero con matices. Las neuronas aferentes utilizan como neurotransmisor péptidos donde destacan la sustancia P y la CGRP. Las neuronas eferentes excitatorias, que son el 20%, tienen acetilcolina y sustancia P. Eso permite combinarlas porque que la acetilcolina es de acción rápida y se degrada rápido mientras que, la sustancia P tarda más tiempo en degradarse y da contracciones más sostenidas, y de esa combinación tenemos las contracciones del intestino. Las inhibitorias son el NO que es un gas que mantiene los músculos relajados, es NO neuronal que va acompañado de otros neurotransmisores que dan matices.
4 CÉLULAS ENDOCRINAS: Las células endocrinas se encuentran en el epitelio del intestino solas, rodeadas por células intestinales, intercaladas en la mucosa. Tienen una estructura polarizada con microvellosidades donde tenemos los receptores específicos para distintas sustancias. Son específicas, la que detecta glucosa no detecta aminoácidos. Producen hormonas específicas relacionadas con el principio inmediato y las liberan por el polo basal. Eso les permite detectar algo en la luz y soltar la hormona asociada por la parte basal del epitelio. Se denominan endocrinas porque una de las acciones que tienen, que no tiene por qué ser la principal, es que producen hormonas que al inyectarlas en sangre vemos los mismo efecto que cuando se secretan de forma normal. El péptido llega a la sangre y se distribuye por todo el organismo.
En el polo basal encontramos terminaciones aferentes que pueden ser del plexo o ser vagales. Tenemos la célula endocrina que detecta la sustancia y libera la hormona correspondiente. Esa hormona, si las neuronas tienen receptores para ellas, actúan sobre las neuronas. Así el estómago se adapta al contenido que tenemos y da mayor sensación de saciedad en función de lo que tenemos dentro gracias a estas células que detectan específicamente lo que estamos comiendo.
HORMONAS: Tenemos muchas. Por suerte, importantes solo hay 5. Cada una de las hormonas es segregada por una de las células endocrinas. La colecistoquina contrae la vesícula biliar cuando comemos grasa, además hace que el páncreas segregue sus enzimas.
5 Tenemos un esquema que nos tenemos que saber.
SECRETINA  Fue la primera hormona que se descubrió mediante un experimento en el cual se conecta la sangre de dos perros. La secretina es segregada por células endocrinas cuando detectan pH ácido. Es importante que se encuentren al principio del duodeno estas células secretoras porque así se responde al pH ácido del alimento que viene del estómago.
Las células que segregan la colecistoquina se encuentran en zonas similares a las de la secretina y se activan cuando detectan grasas.
EJEMPLO: Cuando comemos algo que lleva grasa y proteína llega al duodeno donde tenemos las células de secretina y las células de la colecistoquina que provocan todos los reflejos.
6 RESPUESTAS DEFENSIVAS: Es la parte más desconocida. Tenemos que controlar la microbiota que acompaña la comida porque no es estéril.
También podemos tener parásitos. Los mecanismos para mantener los elementos indeseados bajo control pueden ser muy sencillos como la secreción ácida del estómago que servía para matar las bacterias. Otra forma es coordinar las respuestas inmunes con las nerviosas.
El mecanismo que hace que segreguemos ácido en el estómago está relacionado con el vago, gástrico…Están aprovechando un mecanismo relacionado con el sistema inmune. Lo que hace que las células segreguen clorhídrico son los mastocitos que segregan histamina que hace que segreguemos acido. En condiciones fisiológicas están reguladas por el vago y la gastrina pero cuando se inflama el estómago se segrega más ácido y por eso se crean úlceras de estómago. La secreción ácida está regulada por el sistema inmune aunque sea el vago y la gastrina quienes digan cuándo se secreta.
7 Las bacterias pueden hacer muchas cosas como segregar cosas que hagan efectos distintos. Los enterocitos no son células pasivas y en un momento dado pueden producir interleucinas y otras sustancias que actúan sobre el sistema nervioso. Además tenemos las palcas de Peyer que liberan mediadores que actúan sobre las neuronas.
Para acabar los parásitos pueden ser muy agresivos y se enganchan a la mucosa provocando una respuesta inmune tremenda. Esa respuesta hará que otras células como son las musculares segreguen interleucinas y que respondan a ella. Al final los receptores cambian y así la respuesta intestinal es distinta, mucho más intensa y con contracciones fuertes con el objetivo de expulsar el parásito. El problema es si la respuesta la damos ante una secuencia peptídica que no se corresponde con el parasito tenemos problemas de intestino.
8 9 ...