6. Lancelot en el puente de la espada y el paso al otro mundo (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 4º curso
Asignatura Literatura Comparada
Año del apunte 2016
Páginas 3
Fecha de subida 05/04/2016
Descargas 11
Subido por

Descripción

Classe de dijous 17/03

Vista previa del texto

6. LANCELOT EN EL PUENTE DE LA ESPADA Y EL PASO AL OTRO MUNDO Lancelot du Lac, film de Robert Bresson Si uno es bressoniano, no puede ver otro cine si lo lleváramos a una extrema coherencia.
Notes sur le cinematographe. Entendía como cinematográfico lo que él hace, frente a todo lo demás, que es cine. Bresson no utiliza actores, sino modelos. “Nada de actores, nada de dirección de actores, nada de roles… sino el uso de modelos”. Sin dirigir, no hay dirección de actor, solo intentaba que el modelo “se colocara en la situación de x”. Además, los modelos de Bresson son buenos y tienen éxito: podían expresar lo que Bresson quería expresado, pero libremente. “lo primero que hay que dirigirse es a uno mismo”.
Bresson mete Mozart por unos momentos. De todas maneras, la interrupción de los sonidos será algo que el desestimará. ¿Cómo construye Lancelot?, uno de los temas más importantes para Bresson es el montaje, porque es el premio por todo lo que uno ha hecho, que se ve a través del montaje. De repente, Lancelot es un universo sonoro que está totalmente integrado en el film y es lo que le marcó el ritmo, fundamentado como todo ritmo en la repetición de elementos. En ese sentido, hay películas de Bresson, que hace trece películas y cada una es perfecta en la estructura cinematográfica, en cómo va construyendo las relaciones de las imágenes, como las va colocando unas junto a otras para que la obra tenga el sentido que la da justamente el montaje. Imágenes que se van repitiendo, que se van colocando en puntos determinados de la película y parece que estemos en frente de un poema.
Para el que pone orden, una imagen es como una palabra para un poeta. Son palabras que pueden ser insignificantes, como las imágenes de B, y adquieren significado por la colocación. Esa es la escritura, la cinematografía. Es una escritura a través de imágenes y sonidos, esa combinación extraordinaria. En efecto, Bresson hacía otras cosas, como el cine comercial, que no tiene nada que ver, porque lo que hace Bresson es integrar en su propio sistema, en su calidad de artista, textos por ejemplo: una de las obras es el “Journal… de Campagne” que saca de una novela de Bernanos, que difícilmente “adapta” cinematográficamente.
Lo que está detrás del Lancelot es La mort le roi Artu, como está también Chrétien. Aunque desde el punto de vista de la trama narrativa, el argumento sale de La mort le roi Artu. Bresson nunca perteneció a la Nouvelle Vague, pero era el máximo referente para la Nouvelle Vague. Godard es el 1 que tal vez lleva a su máxima expresión el montaje con su Histoire du Cinema. Romer es el más fiel en cuanto a la relación con el texto. Lo que tiene lugar es lo que llamamos adaptación, y en ese proceso hay una clarísima actualización. En el caso de Romer, sólo hay texto. Quiere que el texto de Chrétien vuelva a ser oído, los personajes hablan en francés antiguo, a veces con palabras incomprensibles para el público. Fidelidad al mito: se vuelve muy minucioso en el momento de mostrarnos los mitemas. Romer quiere mostrar el texto de Chrétien, con actores que llevan a cabo una interpretación casi dramática.
En cambio, Bresson hace otra cosa: meter La mort le roi Artu en su propio sistema. Estructura que se construye a través del ritmo, que ese genera a partir de repeticiones. Bresson es un director de cine católico. El de la iluminación es un concepto muy importante que él utiliza muy bien. “Creo que soy más fiel siendo infiel al texto”.
Fusión de horizontes: son lo único que permite hacer una interpretación correcta.
Abrecht Altdorfer, San Jorge y el Dragon, 1510, Alte Pinakothek, München Bresson: sólo aparecen el bosque y la corte, y la corte es móvil. Se sitúa entre el espacio de la colectividad y ese otro espacio tremendamente inquietante: el bosque. El bosque de Bresson es muy luminoso y denso, sólo puede compararse con los cuadros de Altdorfer. Sólo hay un caso anterior a Bresson en el cine con este bosque: el Siegfried de Fritz Lang. Los Ucellos son también una referencia muy clara para la pintura de Bresson.
Bresson sostiene que el 90% de nuestros movimientos son mecánicos, y la armadura demuestra esta mecanización del ser humano.
Bresson siempre coloca textos en sus películas. Este sale del Lancelot en prosa. Aparece el Graal como el cáliz en el que se recoge la sangre de Cristo, se atiene a la identificación de Grial como cáliz.
Banda sonora: relinchar de caballos, ruido de armas.
Primer encuentro de Lancelot y la reina: emoción contenida, inexpresividad de los rostros al principio. Lancelot se niega a amar a la reina frente a las inquietudes de Ginebra. Los encuentros 2 entre ellos son los que marcan realmente el ritmo de la película, además de otros elementos muy sencillos y muy simples, como cuando se nos muestra la ventana. Cada vez que aparece, y es un elemento que va apareciendo, remite a los aposentos de la reina. Aparecerá con todas las variantes, pero como imagen que se va repitiendo, siempre en el mismo lugar, en la torre en medio del bosque.
Uno de los temas preferidos de Bresson es la mano, sobretodo la mano de aquél que sabe hacer, del homo faber. + Independencia de la mano y la mano amorosa de Ginebra.
En este encuentro se pone de frente el conflicto entre la reina y el Grial, el debate de la novela medieval. Bresson se lo ha apropiado totalmente y lo está manifestando con sus propios medios de expresividad y su estilo.
Si vamos al tercer encuentro, parece que Lancelot cede y tiene lugar de nuevo el amor entre Ginebra y Lancelot, lo cual realmente no sucederá y será el torneo lo que lo va a decidir. Se repite todo al principio, como la manera como Lancelot entra por la puerta.
Forma de entender el torneo a través de los participantes, pero también a partir de los espectadores.
Fijarse en cómo se repiten cada vez los elementos. Como filmación es realmente un prodigio. El final es un contraste perfecto con el de la muerte de Arturo en el Excalibur de Boorman. Es una obra muy distinta con respecto a la que es Excalibur, saliendo las dos de un mismo libro. Siempre ha comentado J. L. Guerín la intensa emoción que sintió cuando vio el segundo momento en el que cae la cabeza de Lancelot, que vendría a ser la muerte definitiva.
Señal de humo: fin a través del fuego. Es muy importante la combinatoria de elementos.
Examen: - Dos textos a comparar (versión original + traducción) con preguntas a las que responder  Comentario de texto Documental holandés sobre Bresson Capacidad de manejar las elipsis. Elipsis como lo propiamente querido. No se ve el combate final, ni fragmentaria ni totalmente, sólo como van llegando los caballos sin caballero: esto es el carácter elíptico.
3 ...

Tags: