TEMA 4. RE. PATATA_p08-10 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Periodismo - 1º curso
Asignatura Relaciones Exteriores de España
Profesor F.S.
Año del apunte 2017
Páginas 3
Fecha de subida 22/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

1953 se firman los pactos hispanoamericanos político – militares. Con estos pactos, España se sitúa a la izquierda del Telón de Acero. No forma parte de la defensa del oeste, pero le servirá y no se la define ni como potencia occidental ni europea. Como todo acuerdo, se recoge un compromiso de cooperación política y militar entre los aliados, pero dadas las circunstancias, este comportamiento se plantea de una forma muy vaga e imprecisa.
Gracias a estos pactos, Francia recibe gran apoyo político, económico y militar. La evolución de estos pactos se sitúa junto a la evolución de la Sociedad Internacional.
En 1963 hay un punto de inflexión en la Sociedad Internacional: la crisis de misiles de Cuba. EEUU empieza a valorar, en esta situación, a sus aliados de otra manera en el seno de la OTAN, y a España.
En 1963 se intenta reformar los acuerdos del 53, y se añaden dos cosas fundamentales que marcarán la relación entre EEUU y España. Se crea un Comité Consultivo Conjunto para aproximar las relaciones de seguridad antes de actuar. Hay que añadir la Declaración Conjunta Hispanoamericana: EEUU reconoce expresamente la importancia de la aportación española dentro de la seguridad occidental.
Relación con la Santa Sede. La firma de los pactos de EEUU político – militares avalan la firma del concordato con la Santa Sede. La relación con la Santa Sede tiene dos momentos muy distintos: momento de “luna de miel”, donde las relaciones son cordiales. Se firma un Concordato el 27 de agosto de 1953, en donde se establecían 4 puntos básicos: 1. Evasiones fiscales, que aún hoy mantienen 2. Efectos civiles del matrimonio religioso 3. Condiciones excepcionales en derecho penal 4. Obligatoriedad de la enseñanza religiosa Momento de la negociación del Concordato. Al final de régimen la situación ideal cambiará por dos razones: 1. Externa: apertura de la Iglesia Católica en el ámbito internacional debido al Concilio Vaticano II, bajo el mandato del papa Juan XXIII. Esto influirá en todos los católicos, en el episcopado... Y este episcopado ve de parte de Franco unas aptitudes que pueden poner en peligro las relaciones con la Iglesia Católica.
2. Interna: se quieren poner fin a los privilegios de la Iglesia Católica. Es por esto por lo que la Iglesia quiere poner fin a las relaciones del concordato.
Puesto que somos un estado confesional todavía a finales de los 60, este es un punto importante.El Vaticano está en plena crisis postconciliar y además hay una tensión creciente entre el sistema y el episcopado, cada vez más alejado de la función legitimadora del régimen de Franco que habían realizado durante muchos años. Así, las relaciones se encuentran en un punto muerto del que ya nunca saldrán. Mucho menos en los 70, cuando la dictadura está ya en decadencia.
Escenario ONU.
Con todo esto parece superado el aislamiento internacional. Sin embargo, era necesario entrar en la ONU y el antagonismo entre EEUU y la URSS supone serias dificultades. Las dos superpotencias se oponían sistemáticamente a la entrada de países del bloque contrario utilizando su derecho a veto en el Consejo de Seguridad y, este esquema, se reproduciría en el caso español con la oposición de la URSS.
Ahora bien, en 1955, con la muerte de Stalin se inicia un proceso de renovación en la Unión Soviética y esto posibilita un acuerdo entre Washington y Moscú para que entrasen en la ONU un grupo de 14 países, entre ellos, España. Gracias a esto, el proceso de superación del aislamiento ha terminado, pero aún no hay una total normalización.
Aún había que acceder a organismos que, como la OTAN, adquieren especial importancia a partir de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo porque Europa deja de ser la región hegemónica.
7 El ingreso de España en la ONU es una aspiración de Franco. El hecho de que España entre en la ONU en los 50 va a depender de un elemento de la política mundial del momento: enfriamiento americano – soviético. España no tiene asó ninguna posibilidad de entrar debido a que la URSS ve a España como potencia que apoya a EEUUM y que apoyó al III Reich.
1953 es un año clave para las relaciones entre EEUU y URSS. Las cosas empiezan a relajarse por la muerte de Stalin, primero con sus aliados y después con sus enemigos. En plena investigación por los crímenes cometidos, se va a producir un acuerdo entre EEUU y URSS que va a permitir un ingreso en bloque en la ONU de países entre los que se encuentra España el 14 de diciembre de 1955. Esta entrada significará la superación del aislamiento internacional.
La Conferencia de Bandung fue una reunión de estados asiáticos y africanos, la mayoría de los cuales acababan de acceder a la independencia. Independencia de Marruecos. En el punto de partida hay tres actores internacionales: Francia, España y EEUU. Francia tiene miedo porque piensa además en términos argelinos y tunecinos, por la postura ideológica que vayan a adoptar a partir de la independencia de estos territorios. En efecto, Túnez apoya a EEUU pero Argelia a URSS.
Francia exilia a Mohamed V a la Isla de la Reunión, sultán de Marruecos, porque había tenido contactos con los nacionalistas. Esto hace aproximar ideas a España y Francia y empezar conversaciones para descolonizar el territorio por la presión estadounidense y Francia repone a Mohamed V.
En enero de 1956 se celebra una entrevista entre Francia y España en donde esta última se va a mostrar favorecedora de la retirada de las tropas del territorio marroquí, aunque considera que Francia debe tomar la iniciativa de esta retirada, ya que tiene mayor parte del territorio, y por tanto debe tener mayor implicación.
España plantea que las negociaciones con el rey alauita se hagan por separado: España y Mohamed V y Francia y Mohamed V. El 2 de marzo de 1956 se retiran las tropas francesas, y el 7 de abril del mismo año lo hacen las españolas y Marruecos consigue la independencia. A partir de aquí, España va a mostrar apoyo a la organización del ejército marroquí. Empieza a iniciarse una nueva política de influencia española en la estructura militar de Marruecos.
En cuanto a los conflictos, se pueden distinguir dos áreas: 1. Contencioso con Gran Bretaña a causa de Gibraltar.
2.
Contencioso con Francia: éste era el país de los exiliados (Francia no institucionaliza la cooperación con España hasta 1982).
Asistimos a un proceso de regionalización de las RR.II. Ante una sociedad crecientemente universalizada, se empiezan a crear organismos especializados (bajo los auspicios de la ONU), para organizar la parte regional de esa política globalizada.
Y los organismos encargados la política en la Europa occidental le estaban negando la entrada a España a pesar de que Estados Unidos ya le había reconocido un papel en la seguridad de la esta parte del globo.
Hay, básicamente, tres modelos de regionalización de las RR.II.: 1. Consejo de Europa (basado en la integración) 2. OTAN (reproduce relaciones de hegemonía en una sociedad internacional profundamente estatalizada) 3. La Liga Árabe Aparte de la regionalización, hay dos rasgos más que definen las RR.II.: 1. La división Norte/Sur (y la lucha por la igualdad económica) 2. Lucha por los Derechos Humanos.
Entre los factores de cambio que afectan la sociedad internacional del siglo XX destaca, junto con la revolución del 17 y la revolución científica y técnica, la revolución 8 colonial. Este último está en pleno auge precisamente en estos años. Surgen tensiones entre la concepción de un mundo cerrado, creado por las superpotencias sucesoras de las grandes potencias europeas (son las superpotenciaslas que deciden cuándo un estado entra en una organización o no), y un mundo de estados dereciente creación que idealiza la sociedad internacional y reivindica la igualdad económica y los Derechos Humanos. España es un peón de batalla entre los dos mundos, pero reconoce la civilización occidental.
Desde 1958 nuestro país se incorpora al a Organización para el Desarrollo y la Cooperación en Europa, aunque no sale muy bien parada del Plan Marshall. También formará parte del Banco Mundial, de ahí que en el 59 se aplique el Plan de Estabilización Nacional: los resultados de este plan superarán las expectativas debido, por un lado a las divisas del turismo y, por otro, a las remesas de los inmigrantes.
En los 60, de la mano de este plan, se inicia una nueva etapa de progresiva liberalización que beneficiará a España. Además, en los 60 se va a definir una política exterior nacional, un proyecto articulado (esto no quita que siga siendo un política personalista, centrada en franco). Se crea un núcleo de verdaderos diplomáticos que asume responsabilidades en la acción exterior española y solicita formar parte de organismos internacionales.
Sin embargo, en los 60 España no conseguirá formar parte del Consejo de Europa por no ser un país democrático. En esta época se define mejor lo que es una democracia relacionándolo con lo económico: “No puede haber democracia económica sin democracia política, ni viceversa”. En este sentido, la democracia española comenzaría con la Ley de Hacienda.
España pidió también la Unión Aduanera (con las CEE), un instrumento económico con una gran dimensión política: se le ofrece a países europeos con vistas a la adhesión, y muchas veces se le concede a países que no son democráticos (como, por ejemplo, Turquía). Consiste en una ayudaal país para que modernice sus estructuras económicas financieras...pero a España se le denegó. El acuerdo se limitó a un Tratado Comercial de tipo preferencial en 1970, tratado que no se vincula a ningún Tratado de Asociación, que es el que permite la Unión Aduanera. Es decir, una vez más, se rechazan las peticiones de España.
Además, cuando nuestro país firma este Tratado Comercial, las CEE sólo estaban compuestas por 6 países. La adhesión de Gran Bretaña a la UER dejará a este tratado sin sentido porque España ya tenía acuerdos agrícolas firmados con este país: con esta adhesión, los productos agrícolas españoles dejan de ser competitivos. En 1973 se firma un Tratado Comercial adicional que pretende paliar los efectos negativos de la entrada de Gran Bretaña.
Cuando en 1975 en España se aplica la pena de muerte tras el Proceso de Burgos se la vuelve a aislar.
El conflicto de Gibraltar España pretende forzar negociaciones bilaterales con Gran Bretaña, pero el Foreign Office se niega sistemáticamente, cosa que no es de extrañar porque, para ellos, España no es nadie. Sobre todo porque llevaba años tutelando las relaciones exteriores de nuestro país. España tiene una estrategia de tres dimensiones: 1. Apelar a Naciones Unidas. Desarrollar económica y socialmente el campo de Gibraltar 2. Defensa de la integridad territorial española en el marco del derecho a la descolonización.
Aunque España le vendió en su momento la soberanía sobre Gibraltar a Gran Bretaña, desaparecido el contexto histórico, para ella no era más que un residuo colonial.
Entendía que la solución era la negociación directa y bilateral. Pero el problema de la descolonización en el siglo XX se resuelve a través de las Naciones Unidas y su Comité de Descolonización, que parte del derecho de autodeterminación de los pueblos.
Gran Bretaña no niega en ningún momento el carácter colonial de Gibraltar, pero se 9 ...

Comprar Previsualizar