TEMA 14: RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad CEU San Pablo
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Civil II - Obligaciones y Contratos
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 26/01/2017
Descargas 2

Vista previa del texto

PCReyes     TEMA  14:  RESPONSABILIDAD  CIVIL  EXTRACONTRACTUAL     El   artículo   1089   que   las   obligaciones   nacen   de   los   actos   u   omisiones   ilícitos   o   en   que   intervengan  cualquier  género  de  culpa  o  negligencia.  Estos  actos  son  fuentes  de  obligaciones.   El  artículo  1093,  1902  y  ss.       1.  RESPONSABILIDAD   • • Origen:   el   antecedente   normativo   de   esta   figura   se   sitúa   en   el   derecho   romano,   concretamente  a  través  de  la  lex  aquilia,  que  empezó  regulando  la  reparación  de  los  daños   causados   sobre   cosas,   pero   más   tarde   también   se   extendió   a   los   daños   causados   sobre   personas.     Concepto:   debe   quedar   claro   que   no   estamos   ante   un   caso   de   responsabilidad,   sino   que   el   acto  ilícito  lo  que  genera  es  una  obligación  que  si  se  incumple  genera  responsabilidad.  El   sujeto  queda  obligado  a  reparar  el  daño  causado.     La  obligación  proveniente  de  un  daño  ilícito  puede  producirse  como  si  ese  acto  constituye  un   delito  o  falta  o  como  si  no.  En  el  primer  caso  (delito  o  falta),  el  artículo  1092  se  remite  al   código  penal,  donde  también  se  solventará  la  cuestión  civil,  salvo  que  la  víctima  se  reserve  la   acción  civil  (ej.  matan  a  tu  hijo  y  tu  pides  que  sea  el  tribunal  civil  quien  decida  sobre  la   indemnización).  Si  el  ilícito  no  es  delito  o  falta  únicamente  se  cae  en  derecho  civil,  rigiéndose   por  los  artículos  1902  y  ss.  Estos  artículos  establecen:     • Requisitos  para  el  nacimiento  de  esta  obligación:   1.   que   haya   una   acción   u   omisión   voluntaria   y   consciente.   Quedan   fuera   todos   aquellos   supuestos  en  los  que  el  daño  se  ha  causado  estando  el  sujeto  en  situación  de  inconsciencia  o   ausencia   de   voluntad.   En   casos   de   alcohol   y   drogas   se   entiende   que   el   mismo   se   colocó   en   esa   situación   conscientemente.   Excepcionalmente   no   cumplen   estos   requisitos   aquellas   actuaciones   que   aun   siendo   voluntarias,   constituyan   una   situación   de   estado   de   necesidad   o   legítima   defensa   (ej.   veo   una   casa   quemándose   con   un   niño   dentro   y   rompo   las   ventanas   para   entrar).     2.  que  el  acto  cometido  sea  ilícito,  es  decir  que  haya  causado  un  daño.  Se  llama  ilícito  porque   se  entiende  que  atenta  contra  una  ley  o  principio  ¨alterum  non  laedere¨.  Este  daño  puede  ser   personal,   moral   o   material.   Personales:   los   que   se   causa   a   la   persona   física,   como   lesiones;   morales:   aquellos   que   afectan   al   ámbito   espiritual   del   sujeto,   pueden   estar   ligados   a   los   personales   o   materiales   o   no.   (ej.   te   atacan   y   te   tienen   que   amputar   un   brazo,   como   consecuencia  de  la  amputación  entras  en  depresión).  Comprenden  tanto  el  daño  emergente  y   el  lucro  cesante.     PCReyes     3.   tiene   que   haber   nexo   de   causalidad,   es   decir   que   entre   la   acción   del   sujeto   causante   y   el   daño   producido   debe   existir   una   relación   de   causa   a   efecto,   el   daño   se   ha   producido   por   la   actuación   del   sujeto.   Este   nexo   causal   se   rompe   en   tres   supuestos:   cuando   el   daño   se   produce   no  como  consecuencia  de  la  actuación  inicial  del  sujeto,  sino  como  consecuencia  de  la  acción   posterior  de  un  tercero  (ej.  doy  marcha  atrás  despacio  con  mi  coche  y  empujo  sin  querer  a  una   señora  mayor  que  se  rompe  la  cadera,  pero  como  la  ambulancia  que  la  lleva  al  hospital  va  muy   rápido,  tienen  un  accidente  y  la  señora  muere.  Aunque  mi  actuación  inicial  ha  provocado  que   la  señora  esté  en  la  ambulancia,  la  ambulancia  se  saltó  el  semáforo  y  provocó  el  accidente)./   Cuando  la  víctima  se  causa  el  daño  a  si  mismo,  (ej.  un  chico  borracho  escala  un  cable  de  alta   tensión   y   se   rompe   la   columna)./   Caso   fortuito   y   fuerza   mayor   (ej.   en   un   colegio   unos   niños   jugando  a  la  comba,  a  una  niña  se  le  escapa  la  comba  y  le  da  a  otra  en  el  ojo  dejándola  ciega,   es  un  accidente).   4.   ¿culpabilidad   del   sujeto   causante?,   es   decir   hay   que   hacerse   la   pregunta   de   si   quien   ha   causado  el  daño  lo  ha  hecho  de  manera  culpable,  tiene  que  ser  así  para  tener  la  obligación  de   reparar.   Quien   causa   el   daño   tiene   que   haber   actuado   con   culpa   (de   manera   negligente,   ej.   atropello   a   alguien   porque   iba   muy   rápido).   El   artículo   1902   establece   que   el   que   causa   un   daño   interviniendo   culpa   o   negligencia   queda   obligado   a   reparar   el   mismo.   El   artículo   1089   también   establece   que   el   sujeto   queda   obligado   si   actuó   de   manera   culpable.   Por   supuesto   también   se   incluye   el   dolo,   incluso   tendrá   que   reparar   el   daño   con   más   motivo.   Muchas   sentencias   del   tribunal   supremo   tienden   a   objetivar   la   responsabilidad,   es   decir   a   exigir   la   reparación   del   daño   sin   necesidad   de   culpa   o   negligencia,   siempre   que   tu   acción   haya   provocado  el  daño.   Para  llegar  a  este  punto  se  ha  producido  una  evolución  dividida  en  etapas:   a)  La  primera  etapa  se  sitúa  justo  desde  la  promulgación  del  código  y  hasta  los  años  40.  En  este   periodo   el   tribunal   supremo   sigue   al   artículo   1902,   es   decir   exige   que   el   sujeto   que   causa   el   daño  haya  actuado  de  manera  culposa,  negligente  o  dolosa.  En  este  caso  la  víctima  tenía  que   demostrar  que  se  había  producido  un  daño  causado  por  el  demandado  actuando  de  manera   negligente.  En  aquel  momento  la  producción  de  daños  no  era  demasiado  importante,  no  había   coches,  ni  sofisticación  en  las  máquinas,  por  lo  que  los  daños  no  eran  muy  frecuentes.     b)  La  segunda  fase  tiene  lugar  desde  el  año  43  con  una  sentencia,  que  se  consolida  en  los  años   80.   En   esta   etapa   el   tribunal   supremo   al   ser   la   producción   de   daños   más   elevada,   intenta   conseguir   que   en   la   mayor   parte   de   los   casos   la   víctima   sea   indemnizada,   por   lo   que   se   crea   la   figura   procesal   la   ¨inversión   de   la   carga   de   la   prueba¨,   por   lo   que   el   tribunal   supremo   sigue   exigiendo  la  culpa  o  negligencia  del  causante  pero  la  presume  iuris  tantum  (que  admite  prueba   en   contra)   y   es   el   causante   quien   tiene   que   demostrar   que   no   ha   habido   culpa,   eludiendo   la   obligación  de  reparar  el  daño.   c)  la  tercera  fase  comienza  en  los  años  80,  aplicando  la  ¨teoría  del  riesgo¨,  que  consiste  en  que   según  la  doctrina  del  tribunal  supremo  para  determinar  si  el  demandado  tiene  que  reparar  el   daño   establece   que   si   se   aprovecha   de   las   ventajas   de   su   conducta   (ej.   tiene   una   empresa   que   le   aporta   muchos   beneficios)   deberá   repararlo   aunque   haya   sido   diligente,   es   decir   dedicándose   a   esa   actividad   el   demandado   asumía   el   riesgo   de   causar   daños   (ej.   un   parque   temático   que   aunque   cumpla   con   todas   las   normas,   alguien   muere   porque   se   le   desabrocha   el   PCReyes     cinturón   aunque   estaba   bien   asegurado,   la   empresa   que   está   obteniendo   beneficio   por   ello,   siempre  que  la  víctima  no  se  haya  provocado  el  daño,  tiene  culpa  siempre  que  haya  nexo).  En   caso   de   que   no   aporte   beneficio   al   demandado,   el   tribunal   supremo   puede   variar   en   su   decisión.       Efectos  del  acto  ilícito:   a)  el  sujeto  causante  queda  obligado  a  reparar  el  daño.     La  reparación  del  daño  se  hará  preferentemente  innatura,  si  no  fuese  posible  será  sustituida   por  una  indemnización,  lo  que  genera  calcular  la  cantidad  de  la  indemnización,  por  lo  que  si  no   hay  acuerdo  entre  las  partes  será  el  juez  quien  tenga  que  decidir  en  caso  de  daños  personales,   en  los  daños  materiales  se  paga  el  valor  de  la  cosa.     En   muchos   casos   el   sujeto   causante   cuenta   con   una   compañía   de   seguros   que   es   quien   responde,  por  lo  que  la  víctima  puede  actuar  contra  el  causante  o  la  compañía  (acción  directa).         2.  RESPONSABILIDAD  POR  ACTOS  AJENOS,  art.1903  y  ss.   En   ocasiones   el   sujeto   deudor,   obligado   a   reparar   el   daño,   no   coincide   con   el   sujeto   que   ha   causado  el  daño.  Esto  tiene  lugar  porque  el  obligado  o  deudor  tiene  unos  lazos  especiales  con   el  sujeto  causante  del  daño,  por  lo  que  la  ley  entiende  que  quien  responde  no  es  quien  causó   el  daño,  sino  otra  persona.     La  responsabilidad  de  estos  sujetos  deriva  de  culpa  o  negligencia,  en  unos  casos  de  culpa  ¨  in   vigilando¨   que   es   la   de   los   padres   que   no   han   vigilado   a   sus   hijos,   o   una   culpa   ¨in   eligendo¨   en   el   caso   de   los   empresarios   que   han   elegido   mal   al   personal   que   trabaja   para   él.   Sin   embargo   la   jurisprudencia   se   muestra   muy   proclive   a   objetivar   esta   responsabilidad,   es   decir   a   eliminar   toda  referencia  a  la  culpa  o  negligencia.     Estas  personas  pueden  ser:   1.   Padres   o   tutores:   se   desencadena   en   caso   de   que   el   daño   haya   sido   causado   por   sus   hijos   o   por  los  sometidos  a  tutela.     a)  Tratándose  de  los  padres,  el  hijo  debe  estar  sometido  a  su  guarda,  por  lo  que  de  los  daños   causados  por  hijos  emancipados,  el  padre  no  responde.     -­‐El   código   en   relación   a   la   responsabilidad   de   los   padres,   establece   que   no   es   necesario   que   sean   menores   de   edad,   pues   los   mayores   de   edad   también   pueden   estar   sometidos   a   la   patria   potestad.     -­‐Esta  responsabilidad  es  directa,  pues  el  perjudicado  puede  dirigirse  directamente  contra  ellos,   es  decir  no  ha  de  dirigirse  primero  contra  el  hijo.       PCReyes     -­‐Además   el   CC   deja   claro   que   los   hijos   no   pueden   repetir   contra   el   hijo,   es   decir   no   pueden   exigirle   al   hijo   que   les   paguen   lo   que   ellos   han   tenido   que   pagar,   aunque   el   hijo   tenga   patrimonio.   Esto   genera   muchas   dudas   en   los   casos   de   menores   mayores,   ej.   16   años,   pues   éstos  ya  se  entiende  que  tienen  una  cierta  autonomía  para  actuar  diligentemente.     -­‐La  obligación  que  asumen  es  conjunta  y  no  solidaria  (mancomunidad),  es  decir  ambos  padres   la  asumen  por  mitad  (si  es  gananciales  bienes  comunes,  si  es  separación  cada  uno  una  parte).     En  el  caso  de  padres  separados,  la  responsabilidad  recae  sobre  quien  en  ese  momento  tenga  la   guarda  del  hijo.     b)  Tratándose  de  tutores,  éste  solo  responde  si  el  tutelado  vive  con  él,  pues  los  tutores  están   autorizados  a  no  vivir  con  el  pupilo,  (los  padres  están  obligados  a  vivir  con  ellos,  tenerlos  en  su   compañía).     2.   Empresarios:   el   cc   establece   que   responden   los   dueños   o   directores   de   establecimientos   empresariales   por   los   daños   causados   por   sus   empleados   (a   director   únicamente   se   refiere   cuando  es  dueño).  Requisitos:   -­‐el  perjuicio  debe  haberse  causado  por  el  empleado  en  el  ejercicio  de  su  trabajo   -­‐dentro  del  horario  laboral     En   estos   casos   la   responsabilidad   se   basa   en   una   responsabilidad   por   riesgo   y   directa,   pero   puede  repetir  contra  el  trabajador  si  éste  actuó  de  manera  negligente,  art.  1904.     3.   Titulares   de   los   centros   docentes,   art.   1903.5:   de   este   párrafo   se   extrae   que   los   titulares   de   centros   docentes   responden   de   los   daños   causados   por   los   alumnos   que   allí   estudian.   Requisitos:   -­‐centro  docente  no  universitarios  (colegios,  institutos,  guarderías)     -­‐que  el  daño  haya  sido  cometido  por  un  menor  de  edad     -­‐que   el   daño   se   haya   causado   durante   el   periodo   lectivo,   incluyendo   actividades   escolares   y   extra-­‐escolares.  (Excursiones,  etc)   -­‐que  se  haya  producido  el  daño  dentro  del  centro       El   CC   habla   de   los   titulares   del   centro   docente,   por   lo   que   si   se   trata   de   un   centro   docente   público   será   el   estado,   y   si   es   privado   será   la   empresa   que   lo   lleve.   En   principio   asume   la   obligación   el   centro   pero   existe   derecho   a   repetir   si   el   daño   se   hubiese   producido   por   negligencia   de   algún   profesor   o   por   dolo,   en   cuyo   caso   puede   repercutir   sobre   éste   el   importe   de   la   indemnización,   (primero   siempre   al   centro   y   será   este   quien   aplique   el   derecho   de   repetición).     PCReyes     3.  RESPONSABILIDAD  POR  DAÑOS  CAUSADOS  POR  COSAS,  art.  1905  y  ss.     Los  siguientes  artículos  del  CC  se  dedican  a  regular  la  responsabilidad  que  tiene  una  persona   por  los  daños  que  causan  cosas  suyas:       -­‐   daños   causados   por   animales:   el   poseedor   de   un   animal   responde   de   todos   los   daños   causados   por   este,   incluso   aunque   se   hubiese   escapado   o   extraviado.   Además   añade,   no   responderá   cuando   el   daño   haya   sido   causado   por   fuerza   mayor   o   cumpla   exclusiva   de   la   víctima.   A   diferencia   de   los   anteriores,   este   articulo   si   se   pronuncia   a   términos   objetivos,   no   alude  a  la  culpa  o  negligencia  del  poseedor.  En  caso  de  que  el  daño  haya  sido  provocado  por   un  tercero,  el  dueño  no  responde.  (ej.  Alguien,  un  tercero,  abre  la  jaula  de  los  leones,  el  dueño   no  responde).       -­‐Animales   de   caza:   El   articulo   1906   CC   recoge   una   regla   especial   respecto   a   los   animales   de   caza  que  se  escapen  de  una  finca.  Antes,  de  los  daños  que  causen  esos  animales  respondía  el   dueño  del  animal,  ahora  responde  quien  atropelle  al  animal  pues  esas  carreteras  suelen  estar   avisadas.  (No  va  a  entrar  un  caso  de  esto).     -­‐Elementos   que   se   desprendan   de   un   edificio,   elementos   que   pertenecen   al   edificio   que   se   caen.   El   artículo   389   establece   que   el   que   posee   un   inmueble   debe   ejecutar   todas   las   obras   necesarias   para   evitar   su   caída.   El   artículo   391   establece   que   si   se   causa   algún   daño   por   incumplimiento  del  389  se  aplicarán  las  reglas  del  artículo  1907,  en  donde  se  establece  que  el   propietario   de   un   edificio   es   responsable   de   los   daños   que   resulten   de   las   ruinas   de   todo,   o   de   parte   de   él   si   esta   sobreviniera   por   falta   de   las   reparaciones   necesarias.   De   este   articulo   se   desprende  que  el  propietario  responde  en  la  medida  que  haya  sido  negligente,  es  decir  en  que   no   haya   llevado   a   cabo   las   reparaciones   necesarias,   sin   embargo,   este   articulo   también   se   puede  interpretar  de  manera  objetiva  pues  no  se  habla  de  culpa,  por  lo  que  aunque  la  falta  de   reparación  se  deba  a  causa  justificada,  responde  el  dueño  por  el  daño  que  causa.  Es  decir,  da   igual  que  haya  sido  negligente  o  no.       -­‐Defecto  de  la  construcción,  art.  1909.  El  cc  establece  que  son  responsables  los  agentes  que   intervinieron  en  la  edificación  (promotor,  arquitecto,  ingeniero,  director  de  la  obra,  etc).     -­‐Cosas   que   caen   de   un   edificio,   art.   1910.   Por   ejemplo   una   maceta   o   un   juguete.   El   cc   civil   establece   que   el   padre   de   familia   es   responsable   por   el   daño   causado   por   las   cosas   que   se   arrojaren   o   cayeren   de   la   casa.   Este   articulo   plantea   cuestionar   quien   es   el   padre   de   familia,   que   es   el   poseedor   de   la   casa,   y   si   es   una   familia   los   padres   (ambos).   El   articulo   también   habla   de   vivienda   pero   es  aplicable  a  cualquier  edificio,  como  una  oficina,  etc.  También  se  aplica  a   tirar  horizontalmente,  es  decir  te  tiro  esto  desde  una  parte  de  la  discoteca  a  otra  y  da  a  otra  en   un   ojo.   Además   también   se   aplica   a   personas   que   deben   responder   si   causan   daño   (ej.   alguien   q   se   tire   desde   una   ventana   y   cae   encima   de   otra   que   muere,   y   la   que   se   tiró   no   muere,   responde).       ...