Tema 4. Adaptación y diferenciación celular (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Ciencias Biomédicas - 2º curso
Asignatura Patología celular y molecular
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 03/05/2016
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

2º C. Biomédicas (UdL) Irene LV PATOLOGÍA MOLECULAR Y CELULAR TEMA 4. Adaptación y diferenciación celular.
ADAPTACIÓN: son los cambios estructurales REVERSIBLES que permiten a una célula soportar una situación de estrés (situación patológica). Determinados estímulos provocan un estrés en la célula ante el cual la célula debe adaptarse. La célula conseguirá adaptarse siempre y cuando el estímulo nocivo sea moderado.
Cuando la célula no es capaz de adaptarse a la nueva situación (el estrés la sobrepasa o no puede adaptarse a la demanda celular), se lesiona: sometida a un estrés excesivo, la célula, que estaba en homeostasis, se convierte en una célula lesionada.
Esta lesión celular puede ser moderada y, por tanto, transitoria: DAÑO CELULAR REVERSIBLE. Si se retira el estímulo lesivo la célula podrá volver a la homeostasis.
Si el estímulo continúa, la lesión llegará a un punto de no retorno: DAÑO CELULAR IRREVERSIBLE que provocará la muerte celular controlada (mediante apoptosis) o no controlada (mediante necrosis).
A medida que la célula se va lesionando, sufre cambios morfológicos que se traducen en alteraciones subcelulares (a menudo en acumulación subcelular de sustancias).
Para adaptarse al estrés, la célula puede sufrir cambios funcionales y estructurales: - Cambios en el TAMAÑO DE LAS CÉLULAS: atrofia (disminuyen de tamaño) o hipertrofia (se hacen más grandes).
- Cambios en el NÚMERO DE CÉLULAS: hiperplasia.
- Cambios en el TIPO DE CÉLULAS: metaplasia y displasia.
1 Patología celular y molecular CAMBIOS EN EL TAMAÑO DE LAS CÉLULAS HIPERTROFIA Consiste en el incremento del tamaño celular que, a nivel macroscópico, resulta en el aumento del tamaño del órgano en el que se encuentran estas células.
Se produce ante un aumento de la carga de trabajo o de la demanda de tejido para poder suplir sus necesidades.
La hipertrofia no implica aumento del número de células (hiperplasia), aunque muchas veces va unida a ella en tejidos con capacidad de división (en tejidos con capacidad proliferativa limitada solo se producirá hipertrofia).
Normalmente, la hipertrofia se consigue mediante el aumento de la síntesis de novo de proteínas.
La hipertrofia puede ser: FISIOLÓGICA, es decir, puede darse en situación de homeostasis. Se produce por ejemplo en el músculo liso del útero durante el embarazo: aumenta la demanda de trabajo de la musculatura y ésta debe estar más fuerte (se produce gracias a vías de señalización - estrógenos). Otro ejemplo es la hipertrofia muscular (ejercicio físico).
PATOLÓGICA La hipertrofia miocárdica o cardiaca puede ser fisiológica, cuando es consecuencia del ejercicio físico (incrementan el tamaño celular y la capacidad de trabajo) o patológica, cuando es por ejemplo consecuencia de una elevada presión sanguínea o de un infarto (la h. patológica en este caso es engañosa porque no va acompañada de un incremento de la capacidad de trabajo).
El tejido muscular, ya sea estriado, liso o cardiaco es un tejido en el que se encuentra hipertrofia frecuentemente.
La hipertrofia puede deberse a estímulos mecánicos, factores hormonales, factores de crecimiento,...
que ponen en marcha un proceso de señalización celular.
ATROFIA Es la reducción del tamaño celular que se traduce en la reducción del tamaño de un órgano o tejido.
Normalmente viene acompañada por la disminución del número de células y por una disminución de la función celular.
Al igual que la hipertrofia puede ser FISIOLÓGICA o PATOLÓGICA.
Puede producirse por distintas causas: - Diminución de la carga de trabajo: atrofia por desuso. Por ejemplo, la disminución del músculo esquelético debida a la falta de ejercicio.
2 2º C. Biomédicas (UdL) Irene LV - Pérdida de la inervación (atrofia por denervación). Si por ejemplo se secciona el nervio que inerva un músculo se producirá la atrofia de éste (sigue siendo básicamente atrofia por desuso).
- Disminución del suministro sanguíneo: atrofia de tejidos provocada por una disminución del riego sanguíneo (isquemia) consecuencia de la lenta evolución de una enfermedad oclusiva arterial como por ejemplo, la atrofia del cerebro debida a disminución del riego sanguíneo por acumulación de placas de ateroma con la edad.
- Nutrición inadecuada o insuficiente: si las células no reciben nutrientes no podrán sintetizar proteínas y no podrán tener el tamaño normal. Un ejemplo de esta causa de atrofia es la caquexia: cáncer que consume tanta energía que reduce la cantidad de nutrientes que llega a los tejidos.
- Pérdida o estimulación endocrina. Por ejemplo, la falta de estrógenos que se produce durante la menopausia provoca que las células del endometrio no sean estimuladas y que se atrofien.
- Presión CAMBIOS EN EL NÚMERO DE CÉLULAS HIPERPLASIA Consiste en el incremento del número de células que resulta en el incremento del tamaño o masa del órgano o tejido.
Puede aparecer conjuntamente con la hipertrofia con el fin de aumentar el tamaño global del órgano o tejido (y puede ser causada por el mismo estímulo).
Solo puede afectar a tejidos u órganos con capacidad de dividirse.
Es causada por hormonas o por factores de crecimiento y responde a un incremento de la demanda funcional o de la carga de trabajo de la célula.
Al igual que la hipertrofia, la hiperplasia puede ser FISIOLÓGICA o PATOLÓGICA.
HIPERPLASIA FISIOLÓGICA HORMONAL Es la destinada a incrementar la capacidad funcional de un tejido cuando lo necesita. Por ejemplo: hiperplasia de las células epiteliales de las glándulas mamarias y del útero durante la gestación estimulada por estatus hormonal; aumenta la carga de trabajo del tejido, que debe producir leche materna. Otro ejemplo es la hiperplasia de células sanguíneas: cuando hay demanda de oxígeno la hormona eritropoyetina (EPO) estimula la producción de hematíes.
COMPENSATORIA Es la destinada a incrementar el tamaño de un tejido después de daño o resección parcial de éste , es decir, se produce cuando se intenta retornar al tamaño normal de un tejido que ha estado dañado (las células proliferan hasta alcanzar este tamaño). Por ejemplo la regeneración del tejido hepático después de una hepatectomía o la proliferación de células de la capa basal de la piel después de una herida.
HIPERPLASIA PATOLÓGICA Causada por un exceso de factores de crecimiento o de hormonas que producen un crecimiento desmesurado de un tejido u órgano.
No es estrictamente un cáncer porque, a pesar de haber una proliferación desmesurada, al retirar el estímulo las células dejan de proliferar (se trata de una adaptación, que es reversible). Aún así, constituye una plataforma o factor de riesgo para el desarrollo de neoplasias, es decir, se asocia a procesos oncológicos: cuando el estímulo continúa durante un amplio periodo de tiempo puede llegar a desarrollarse cáncer.
Por ejemplo, hiperplasia del endometrio: es causada cuando hay más estrógenos de lo normal (como en casos de ovario poliquístico, obesidad, terapias hormonales sustitutivas o diabetes). Con el tiempo (si el estímulo se prolonga mucho), las células hiperplásicas pueden acumular mutaciones que hacen que se pase de una hiperplasia a un carcinoma.
3 Patología celular y molecular CAMBIOS EN EL TIPO DE LAS CÉLULAS METAPLASIA Se trata de un cambio reversible (ya que es una adaptación) en el cual se sustituye un tipo de célula diferenciada (epitelial o mesenquimal) por otro tipo de célula mucho más resistente al estrés que induce el cambio (puede presentar resistencia a condiciones adversas). El ejemplo más típico es la METAPLASIA ESCAMOSA: un tejido con epitelio columnar ciliado se transforma en epitelio escamoso, más resistente al estrés. Metaplasia escamosa del esófago: se puede producir en situaciones de reflujo (cuando finaliza la situación patológica la mucosa retorna a su epitelio normal).
Metaplasia escamosa del epitelio columnar de los bronquios (el cambio de epitelio se produce en las personas fumadoras).
DISPLASIA Es un crecimiento anormal de las células ("dis": anormal; "plasia": crecimiento), que tienen alteraciones en su maduración y en su grado de diferenciación. Estas alteraciones producen cambios en la morfología, tamaño, función y organización celular. Se sustituye un tejido por unas células anormales: se caracterizan por tener atipia nuclear, es decir, núcleos irregulares, con tamaños diferentes y un gran índice mitótico.
Se trata de una mutación PRECANCEROSA que obedece a un estímulo lesivo muy persistente y constante (crónico); la displasia puede acabar originando un tumor.
En sus estadíos más "suaves" la displasia aún es reversible, pero llega a un punto de no retorno en el que, aunque se elimine el estímulo lesivo, la situación no revierte.
4 ...