Tema 16. La obligación jurídica. Concepto y clases. (2014)

Resumen Español
Universidad Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Teoria del Derecho
Profesor T.D.M.
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 16/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEORÍA DEL DERECHO TEMA 16. LA OBLIGACIÓN JURÍDICA. CONCEPTO Y CLASES 16.1. El concepto de obligación jurídica.
Las características del derecho subjetivo nos permiten diferenciar éste de la obligación jurídica, aunque a pesar de sus diferencias existen autores que tratan de justificar el carácter como derecho subjetivo de la obligación jurídica. Enrico Pattaro pone de manifiesto la unidad imprescindible del fenómeno jurídico comparado con la divinidad de los cristianos, que sin una única persona es al mismo tiempo tres personas distintas. Así, el fenómeno jurídico siendo un único fenómeno es a la vez tres fenómenos distintos: el derecho subjetivo, el derecho subjetivo y la obligación jurídica. Cada uno de los tres fenómenos necesito a los otros dos.
Así, la obligación jurídica sería derecho, puesto que es uno de los fenómenos en que se descompone el derecho. A pesar del mérito del planteamiento de Pattaro se le pueden achacar dos críticas.
Una crítica de orden teórica nos indica que aunque las nociones de obligación y derecho subjetivo puedan tener algún elemento común, como su pertenencia al grupo de figuras jurídicas subjetivas, ello no permite proceder a la identificación de la obligación como derecho en sentido subjetivo.
Por otro lado, en el marco práctico, se puede achacar a Pattaro el riesgo que comportaría una tesis semejante de manipulaciones ideológicas dirigidas a debilitar el sentimiento que el individuo pudiera tener como sujeto titular de derechos subjetivos o a potenciar su egoísmo olvidando las obligaciones que le incumben como miembro de la comunidad social.
La obligación jurídica no resulta por tanto traducible en términos de derecho subjetivo ni de norma jurídica. Por el contrario, es un concepto correlativo del derecho subjetivo.
1 TEORÍA DEL DERECHO 16.1.2. La justificación normativa de la obligación jurídica.
La obligación jurídica es un concepto de gran importancia en la teoría del derecho, por lo que ha sido estudiada desde distintos sentidos. Al igual que sucede con el derecho subjetivo, la obligación jurídica es una noción ideal que hace más ordenado y sintético el lenguaje jurídico y resulta útil para la descripción del derecho vigente.
Estas relaciones han sido interpretadas de otro modo de Kelsen quien relaciona la obligación jurídica con la sanción. Dice Kelsen que el individuo está jurídicamente obligado a desarrollar determinados comportamientos, y que en caso de no cumplir con ellos cometerá el acto ilícito, apareciendo la sanción, la consecuencia de lo ilícito.
La conexión de la obligación jurídica con la sanción le lleva a negar la tesis que entiende la obligación atribuida por una norma jurídica. Por ello la obligación jurídica, según Kelsen, no es un concepto independiente de la norma jurídica, sino que es la propia norma jurídica desde la perspectiva del sujeto.
Asumiendo, por tanto, la identificación de la obligación jurídica como un producto normativo, proponemos su definición como la exigencia que el Ordenamiento Jurídico impone de la realización de un determinado comportamiento cuyo incumplimiento lleva aparejada la posibilidad de la imposición de una sanción.
La configuración de la obligación jurídica, en la medida en que viene establecida por una norma jurídica, su principio rector es el de libertad y no el de necesidad.
Hay que tener en cuenta que a veces el término obligación asume en el lenguaje ordinario un significado muy próximo al de necesidad, pero ni siquiera en esos casos se puede decir que el comportamiento del sujeto hipotéticamente obligado se encuentra regido por el principio de necesidad.
La sanción desempeña la relevante función de condicionar las conductas individuales, motivándolas a acomodarse a las exigencias de la norma jurídica que impone la obligación.
A pesar de configurarse como una noción correlativa a la de derecho subjetivo, la obligación jurídica no ha provocado tantas dificultades como el derecho subjetivo al 2 TEORÍA DEL DERECHO estudiar su naturaleza, sino que ha resultado más fácilmente interiorizada por parte de los teóricos del derecho como producto normativo.
La derivación lógica de la obligación jurídica desde el concepto de norma jurídica resuelve los problemas sobre los elementos estructurales de la obligación.
16.2. Clasificación de las obligaciones jurídicas.
Su vinculación con el concepto de derecho subjetivo hace que la tipología correlativa de la que contemplábamos en relación al derecho subjetivo.
Se distinguen las obligaciones jurídico-públicas y las obligaciones jurídicoprivadas, sin que pueda detectarse un criterio unívoco al respecto. La tendencia general reconoce como obligaciones jurídico-privadas a aquéllas en que es un individuo particular el acreedor del comportamiento que se exige al sujeto obligado.
Paralelamente, se denominarían obligaciones jurídico-públicas aquéllas que se tienen frente a las organizaciones públicas.
Se diferencian también las obligaciones jurídicas diferenciadas y las obligaciones jurídicas diferenciadas, en función de que el derecho subjetivo correlativo resulte oponible frente a todos los miembros de la comunidad jurídica o sólo frente a la o las personas con las que su titular haya establecido la relación jurídica en la que se inscribe la obligación.
Desde otra perspectiva, se han contrapuesto también las obligaciones jurídicas activas a las obligaciones jurídicas pasivas en función del tipo de conducta que en cada caso se exige. Las obligaciones jurídicas activas se subdividirían en obligaciones de dar, y obligaciones de hacer. Éstas últimas a su vez se pueden subdividir en dos, las obligaciones de medios y las obligaciones de resultado. Las obligaciones jurídicas pasivas sólo requieren la abstención del sujeto obligado.
En consideración al número de individuos cuya conducta constituye el contenido distinguiremos las obligaciones jurídicas de sujeto singular y las obligaciones jurídicas de sujeto plural. Estas últimas se subdividen en obligaciones en obligaciones conjuntas, alícuotas y solidarias.
3 TEORÍA DEL DERECHO Desde otro punto de vista se dividen en obligaciones jurídicas fundamentales y obligaciones jurídicas ordinarias en función de la relevancia que para la vida social pueda tener.
16.3. Las formas de desobediencia al derecho.
Existen tres formas de desobediencia al derecho: A) En primer lugar, la desobediencia revolucionaria, que tiene por objeto la modificación radical del sistema político. La respuesta que los órganos encargados de aplicar el Ordenamiento Jurídico pueden dar a los distintos supuestos es contestada violentamente, generando una dinámica de enfrentamiento directo entre los desobedientes y los poderes públicos.
B) En segundo lugar, hablamos de desobediencia civil, que busca sólo el cambio de determinado sector normativo o determinadas políticas de los poderes públicos. Tiene un carácter pacífico, asumiendo los desobedientes civiles las consecuencias jurídicas de sus actos.
C) Por último, la objeción de conciencia es la desobediencia a un precepto realizada por un sujeto basándose en el desacuerdo entre el imperativo de su conciencia y el contenido del precepto. La acción de objetor se limita a no aplicar la norma jurídica por contradecir ésta a su moral individual. Existe una relación entre la objeción de conciencia y la desobediencia civil, puesto que es común que sujetos que es un primer momento sólo se planteaban incumplir acciones prohibidas por su moral terminen provocando, junto con otros individuos en su misma situación, una objeción colectiva similar a la desobediencia civil.
16.4. El fraude de ley.
El fraude de ley supone una forma indirecta de desobediencia al derecho, puesto que supone la obtención de un resultado contrario al conjunto del Ordenamiento Jurídico mediante el puntual cumplimiento de lo dispuesto en una norma jurídica, apareciendo así dos elementos del fraude de ley: la cobertura de una norma jurídica y la vulneración del Ordenamiento Jurídico.
4 TEORÍA DEL DERECHO La cobertura de una norma jurídica quiere decir que existe una norma jurídica que ampara la conducta estimada en el fraude de ley. No se requiere que una ley contemple expresamente la realización de la conducta como permitida, sino que la misma se entienda comprendida en los límites establecidos por el derecho, es decir, que no haya ninguna norma que prohíba ese comportamiento.
La vulneración del Ordenamiento Jurídico se entiende como la obtención de un resultado que transgrede el sentido derivado de la consideración del ordenamiento como conjunto de normas concatenadas, cuyo contenido sólo es definido desde su identificación como partes componentes del sistema jurídico. Los valores y fines que presiden cada ordenamiento no responden a un modelo unitario de norma jurídica, por lo que se puede decir que el llevar a cabo las conductas de cada tipo normativo no garantiza su juricidad, por lo que es necesario adecuar el comportamiento permitido por la norma jurídica al sentido el ordenamiento.
La apariencia de legalidad que tiene la conducta exigirá la ponderación de las circunstancias que rodean al caso para saber si la conducta es lícita o fraudulenta. La estimación de una determinada conducta como actuación realizada en fraude de ley habrá de comportar la correspondiente aplicación de las consecuencias que trata de eludir el sujeto amparándose en la norma de cobertura.
El Código Civil contempla la figura del fraude de ley en su artículo 6.4.
5 ...

Tags:
Comprar Previsualizar