Tema 13: La competencia desleal (2013)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Mercantil I
Año del apunte 2013
Páginas 8
Fecha de subida 17/10/2014
Descargas 4

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Tema  13:  La  competencia  desleal   Las   condiciones   de   las   operaciones   de   concentración   condicionadas   pueden   consistir   en   desprenderse   una   determinada   unidad   de   negocio,   o   arrendar   cierta   rama   de   actividad.   En   ciertas   empresas   con   impacto   global   pueden   haber   decisiones   distintas   en   función   del   lugar   en   el   que   estemos   (Japón   sin   condiciones,   México  denegada,  Europa  con  condiciones).     Teniendo   claro   que   los   mercados   deben   ser   competitivos,   la   clave   está   en   que,   cuando   lo   son,   los   que   operan   en   ese   mercado   deben   acomodar   su   forma   de   actuación   dentro   del   marco   de   un   criterio   de   razonabilidad,   honestidad   y   lealtad.   En  otras  palabras,  en  el  mercado  todo  no  vale.  Estos  principios  generales  de  lealtad   y   honestidad   vienen   determinados   esencialmente   en   dos   normas   (en   directa   conexión  con  otras  con  las  que  presentan  afinidades):     ! Ley  3/1991  de  Competencia  Desleal   ! Ley  34/1988  General  de  la  Publicidad     Entre   otras   normas   vinculadas   encontramos   la   Ley   de   Marcas,   la   Ley   de   Patentes  o  la  Ley  de  Propiedad  Intelectual.       Se  ha  discutido  extensamente  la  forma  en  que  se  puede  conciliar  la  aplicación  de   todo  este  conjunto  de  normas  expuestas.  Pero,  hoy  en  día,  después  de  cierto  debate   podemos  proferir  las  siguientes  afirmaciones:     1. Ley  3/1991  y  la  Ley  34/1988  conviven  en  perfecta  sintonía,  de  forma  que  la   publicidad   lícita,   en   los   términos   definidos   en   la   Ley   General   de   la   Publicidad,   ha   devenido   una   práctica   desleal   de   la   Ley   de   Competencia   Desleal     2. Siendo  como  es  la  Ley  3/1991  una  norma  de  aplicación  general,  esta  abarca   y   alcanza   a   supuestos,   actos   y   omisiones   no   expresamente   prohibidos   por   las   leyes   especiales.   Así   por   ejemplo,   la   LCD   va   a   permitir   proteger   infracciones   sobre   el   know  how   o   información   reservada   de   las   empresas,   los  cuales  no  tiene  recogimiento  en  otras  normas  especiales  como  en  la  ley   de  patentes.       Ley  3/1991  de  Competencia  Desleal   Esta  ley  tiene  tres  grandes  bloques:   1. Un   primero   en   que   se   incluyen   todo   un   conjunto   de   actos   o   prácticas   considerados  desleales  con  carácter  general.  Artículos  4  al  18.   2. Una  serie  de  prácticas  desleales  en  la  medida  que  intervienen  consumidores   y  usuarios.  Artículos  19  a  31   3. Un   tercero   bloque   en   que   se   recogen   las   acciones   que   se   pueden   interponer   ante  actos  ilícitos  en  esta  disciplina.  Artículo  32.             55   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Aquí  hablaremos  fundamentalmente  del  primer  bloque,  los  otros  dos  los  debemos   mirar  por  el  manual.       Antes  de  abordar  el  estudio  de  las  prácticas  debemos  señalar  tres  elementos  con   carácter  general:     ! Artículo  1:  La  finalidad  de  la  norma  3/1991  está  establecida  en  el  artículo  1   de   la   ley.   Este   artículo   dice   que   tiene   por   objeto   la   protección   de   la   competencia  en  interés  de  todos  los  que  participan  en  el  mercado.  La  norma   no   está   protegiendo   a   los   competidores   solamente,   protege   a   un   colectivo   más  amplio,  consecuentemente  cualquier  persona  que  actúe  en  el  mercado   tendrá  legitimidad  para  interponer  la  acción  para  que  cese  dicha  práctica.     ! Artículo  2:  El  ámbito   objetivo  de  la  norma  son  los  comportamientos  en  la   medida   en   que   se   desarrollen   en   el   mercado   y   con   fines   concurrenciales.   Esto   significa,   por   un   lado,   que   el   acto   u   omisión   deberá   exceder   del   acto   estrictamente  interno  de  la  empresa  y  por  otro  el  acto  debe  llevar  aparejado   la   promoción   o   aseguramiento   de   la   difusión   de   productos   o   servicios   propios  o  ajenos.       ! Artículo   3:   El   ámbito   subjetivo   de   la   norma   es   cualquier   persona   que   participe   en   el   mercado.   La   ley   se   aplica   a   todo   tipo   de   persona   que   tiene   presencia   en   el   mercado   con   independencia   de   su   condición.   Tanto   profesional,  como  empresario,  artesano,  consumidor….       Actos  de  competencia  desleal   En  los  artículos  4  a  18  la  ley  lista  que  practicas  realizadas  en  el  mercado  con  fines   concurrenciales   tienen   la   consideración   de   ilícitos   en   materia   de   competencia   desleal.       Artículo  4:  Cláusula  general   El  primer  precepto  que  lista  una  conducta  es  el  artículo  4.  Éste  sienta  el  principio   general  de  que  es  contrario  a  la  disciplina  “todo  acto  y  comportamiento  que  resulta   objetivamente   contrario   a   las   exigencias   de   la   buena   fe”.   Este   artículo   encuentra   cobijo  en  otras  normas  como  cuando  el  propio  Cc  señala  el  deber  de  comportarse   conforme  a  la  buena  fe.       De  forma  reiterada  la  jurisprudencia  señala  que  esta  conducta  se  aplica  de  forma   subsidiaria  cuando  no  existe  ningún  otro  acto  en  la  ley  en  el  que  la  práctica  ilícita   pueda  quedar  recogida.  Así  pues  únicamente  sirve  para  recoger  aquellos  supuestos   desleales   que   quedarían   impunes   si   únicamente   aplicásemos   los   artículos   que   a   continuación  estudiamos.       El  concepto  de  buena  fe  es  un  concepto  de  buena  fe  objetiva  (que  prescinde  de  la   intencionalidad   del   autor)   vinculado   a   la   honestidad,   lealtad,   rectitud,   ética…   Además,  también  supone  que  la  buena  fe  habrá  que  adaptarla  a  las  circunstancias         56   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     concretas  de  cada  caso  y  de  cada  momento  y  debe  ser  entendida  en  términos  del   consumidor  medio  español.       Consecuentemente   podemos   extraer   que   el   artículo   establece   una   presunción   de   que  el  comportamiento  de  un  empresario  o  profesional  es  contrario  a  la  buena  fe  si   concurren  dos  requisitos:   a) Que   el   empresario   o   profesional   actúe   de   forma   contraria   a   la   diligencia   profesional,   definiéndose   ésta   como   el   nivel   de   competencia   y   cuidados   especiales   que   cabe   esperar   de   un   empresario   conforme   a   las   prácticas   honestas  del  mercado.   b) Que   el   resultado   efectivo   o   potencial   de   esa   práctica   profesionalmente   negligente   tenga   efecto   sobre   el   comportamiento   de   los   consumidores,   es   decir,   que   se   traduzca   en   una   distorsión   significativa   o   sustancial   del   comportamiento   económico   del   consumidor   medio   o   del   miembro   medio   del   grupo   destinatario   de   la   práctica,   si   se   trata   de   una   práctica   comercial   dirigida  a  un  grupo  concreto  de  consumidores.       Artículo  5:  Actos  de  engaño   Se   considera   desleal   cualquier   conducta   que   contenga   información   falsa   o   información   que   aún   siendo   veraz   induzca   o   pueda   inducir   a   error   a   los   destinatarios,   siendo   susceptible   de   alterar   su   comportamiento   económico   siempre   que   afecte   sobre   alguno   de   los   elementos   establecidos   en   al   propia   ley.   Estos  elementos  son:     a) Existencia  o  naturaleza  del  bien  o  servicio   b) Características  principales  del  bien  o  servicio  (beneficios,  riesgos,  ejecución,   composición,   accesorios,   procedimiento   y   fecha   de   fabricación,   utilización…)   c) Asistencia  posventa  al  cliente  y  el  tratamiento  de  las  reclamaciones   d) El  alcance  de  los  compromisos  del  empresario  o  profesional  así  como  el  uso   de   cualquier   afirmación   o   símbolo   que   indique   que   el   empresario   o   profesional  son  objeto  de  un  patrocinio  o  aprobación  directa  o  indirecta.   e) Precio   o   modo   de   fijación   o   la   existencia   de   una   ventaja   específica   con   respecto  del  precio   f) Necesidad   de   un   servicio   o   de   una   pieza   y   la   modificación   del   precio   inicialmente  informado   g) Naturaleza,   características   y   derechos   del   empresario   o   profesional   tales   como  su  identidad,  solvencia,  cualificación…   h) Derechos   legales   o   convencionales   del   consumidor   o   los   riesgos   que   éste   pueda  correr       Caso   1:   Citroen   hizo   un   anuncio   indicando   que   no   se   paga   hasta   una   fecha   determinada   y   por   abajo   había   un   asterisco   que   pasaba   a   toda   velocidad   por   debajo  de  la  pantalla  e  indicaba  que  solo  se  aplicaba  a  ciertos  pagos,  productos…  El   TS   consideró   que   dichas   prácticas   no   pueden   considerarse   como   prácticas   desleales   pues   cabe   esperar   del   consumidor   medio   español   que   conozca   que   las         57   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     afirmaciones   de   los   slogans   pueden   ser   afirmaciones   limitadas   o   sesgadas   en   función  de  lo  que  indique  el  asterisco  inferior.     Caso   2:   señor   recibe   en   su   casa   publicidad   en   que   se   le   indica   que   si   concluía   la   compra  de  un  producto  de  X  valor  le  obsequiaban  con  un  juego  de  sobremesa  de   52  unidades.  Debajo  de  la  afirmación  había  una  fotografía  de  una  cubertería  pero   en  su  casa  recibió  una  baraja  de  cartas.  Esto  es  claramente  desleal.       Artículo  6:  Actos  de  confusión   Se   considera   desleal   todo   comportamiento   que   permita   crear   confusión   con   las   prestaciones,  actividad  o  establecimiento  ajenos.  Es  decir  una  asociación  implícita   con  otro  producto  de  la  que  se  aprovecha  el  agente.  Sobretodo  cuando  la  imagen   de  marca  es  una  imagen  de  marca  relevante,  de  lujo  o  muy  significativa.       Se  debe  tener  en  cuenta  que  cuando  alguien  adquiere  un  producto  con  una  marca   determinada  el  titular  de  la  marca  pierde  ese  derecho,  de  manera  que  el  usuario  va   a  poder  utilizar  ese  signo  distintivo  en  la  reventa  o  posterior  comercialización  del   producto.     Esto   ha   conllevado   que   determinadas   personas   utilicen   rasgos   de   distintas   corporaciones  para  hacer  creer  al  mercado  que  existe  cierta  vinculación  entra  esas   dos   entidades,   arrastrando   en   su   caso   parte   de   la   demanda,   cosa   claramente   desleal.       Artículo  7:  Omisiones  engañosas   Está  muy  vinculado  con  el  artículo  5.  La  Ley  exige  que  a  los  que  promocionan  un   producto  o  un  servicio  ofrezcan  y  faciliten  toda  la  información  necesaria  para  que   el  destinatario  pueda  adquirir  con  conocimiento  de  causa.  De  no  ofrecerse  toda  esa   información   suficiente   (se   realizan   omisiones   de   elementos   relevantes   en   la   oferta),  ese  comportamiento  será  ilícito  en  esa  disciplina.  También  es  desleal  si  la   información   es   poco   clara,   ambigua,   que   no   se   da   en   el   momento   adecuado,   inteligible  así  como  la  publicidad  encubierta.     Artículo  8:  Prácticas  agresivas   La  Ley  prohíbe  todo  comportamiento  que  permita  mermar  la  libertad  de  elección  o   conducta   de   un   destinatario   y   que   por   tanto   afecte   o   pueda   afectar   a   su   comportamiento  económico.       Ejemplo:  invitación  (sin  pagar)  para  romper  con  el  día  habitual.  Subir  autocar  a  las  7   de  la  mañana  ir  a  perpignan  y  regresar  a  casa  por  la  noche.  Por  el  camino  les  ofrecen   desayuno,   paran   a   comer…   Regresan   por   la   tarde   y   paran   por   un   lugar   donde   se   ofrezcan   pulseras   u   otros   elementos   de   poco   valor.   La   predisposición   será   comprar   por  el  día  gratis  que  han  pasado,  esto  queda  prohibido.           58   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Artículo  9:  Actos  de  denigración   Se   considera   desleal   la   realización   de   manifestaciones   aptas   para   menoscabar   el   crédito  de  terceros  en  el  mercado  a  no  ser  que  esas  manifestaciones  sean  exactas,   verdaderas   y   pertinentes.   En   este   caso   la   ley   incorpora   lo   que   se   ha   venido   a   denominar  como  exceptio   veritatis.  Es  decir  que  la  práctica  dirigida  a  menoscabar   el   crédito   de   terceros   es   legítima   en   la   medida   que   se   cumplan   los   requisitos   indicados  anteriormente  (exactas,  verdaderas  y  pertinentes).     Para  que  se  produzca  un  acto  desleal  debe  identificarse  claramente  al  denigrado,   sin   que   valgan   meras   especulaciones.   El   fundamento   se   encuentra   en   una   STS   muy   polémica.       Anuncio   Pepsicola   en   que   unos   están   bebiendo   una   bebida   de   cola   (sin   señalar   la   marca)  aburridos  y  se  les  ofrece  pepsicola,  cosa  que  les  sube  el  ánimo.  El  TS  considera   no   podía   considerarse   un   acto   de   denigración   dado   que   no   podía   concluirse   que   la   bebida  que  estuvieran  bebiendo  fuese  Cocacola  pues  podía  ser  cualquier  otra  bebida   de  cola  o  incluso  vino.  De  aquí  concluimos  que  la  identificación  debe  ser  indudable.       Artículo  10:  Actos  de  comparación   En   España   los   actos   de   comparación   como   la   publicidad   comparativa   son   lícitos.   Sin   embargo,   dicha   licitud   está   condicionada   a   que   la   conducta   cumpla   con   los   requisitos  reconocidos  en  las  letras  a)  a  e)  del  propio  artículo  10.  En  síntesis,  los   bienes   o   servicios   comparadas   deben   tener   o   satisfacer   mismas   finalidades   y   la   comparación   tiene   que   versar   sobre   aspectos   objetivos   entre   características   esenciales,  pertinentes,  verificables  y  representativas.  Entre  estas  puede  aparecer   el   precio.   No   es   correcto   indicar   simplemente   que   tu   producto   es   mejor   pues   se   deben  basar  en  características  esenciales.     Ejemplo:  Don  Simon  vs  Minute  Maid  es  una  comparación  legítima.       Artículo  11:  Actos  de  imitación   La   imitación   es   libre.   Imitar   los   productos   y   servicios   de   un   tercero   es   legítimo   salvo  que  el  servicio  o  producto  limitado  estén  protegidos  por  ley.  Las  leyes  que  los   protegen   son   fundamentalmente   la   ley   de   marcas,   ley   de   patentes   y   ley   de   propiedad  intelectual  entre  otras.       Se   considerará   desleal   la   imitación   de   prestaciones   de   un   tercero   cuando   resulte   idónea   para   generar   la   asociación   por   parte   de   los   consumidores   o   comporte   un   aprovechamiento  indebido  de  la  reputación  o  el  esfuerzo  ajeno.     También   tendrá   la   consideración   de   desleal   la   imitación   sistemática   de   las   prestaciones  e  iniciativas  empresariales  o  profesionales  de  un  competidor  cuando   dicha   estrategia   se   halle   directamente   encaminada   a   impedir   u   obstaculizar   su   afirmación   en   el   mercado   y   exceda   de   lo   que   pueda   reputarse   una   respuesta   natural  del  mercado.           59   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Artículo  12:  Explotación  de  la  reputación  ajena   Está   prohibido   aprovecharse   de   la   reputación   adquirida   por   otra   empresa   en   el   mercado.  Muy  propio  de  trabajadores  que  se  desvinculan  de  una  empresa  y  crean   su  propia  otra  confundiendo  al  consumidor  entre  ambas.       Artículo  13:  Violación  de  secretos   Se  considera  desleal  la  violación  o  explotación  de  secretos  industriales  a  los  que  se   haya   tenido   acceso   legítimamente   pero   con   deber   de   reserva   o   ilegítimamente   por   vulneración   de   la   práctica   que   vemos   a   continuación   (artículo   14).   Si   se   ha   obtenido  dicha  información  mediante  espionaje  también  se  considerará  desleal.       La   persecución   de   las   violaciones   de   secretos   no   precisa   que   concurran   los   requisitos   del   artículo   2   (ámbito   objetivo),   sí   que   será   preciso   que   se   haya   efectuado  con  ánimo  de  obtener  provecho,  propio  o  de  un  tercero,  o  de  perjudicar   al  titular  del  secreto.       Artículo  14:  Inducción  a  la  infracción  contractual   Recoge   dos   tipologías   de   conductas   prohibidas:   la   inducción   a   la   infracción   de   deberes   contractuales   básicos   y   la   inducción   a   la   terminación   regular   de   un   contrato.   Únicamente   quedarán   prohibidas   cuando   vaya   dirigida   a   difundir   un   secreto,   vaya   acompañada   de   engaño   o   tenga   intención   de   eliminar   a   un   competidor.       Artículo  15:  Violación  de  normas   Queda   prohibido   conseguir   ventajas   competitivas   por   la   violación   de   leyes.   Caso   más  famoso  de  dos  bodegas  catalanas  distribuidoras  de  cava  en  que  una  de  las  dos   bodegas   incumplían   la   leyes   y   que,   finalmente,   acaban   las   dos   condenadas   por   incumplir  ambas  la  normativa.       Para   que   se   considere   desleal   la   ventaja   debe   ser   significativa.   Sin   embargo,   la   simple   infracción   de   normas   jurídicas   que   tengan   por   objeto   la   regulación   de   la   actividad  concurrencial  será  considerada  desleal.       Artículo  16:  Discriminación  y  dependencia  económica   El   trato   discriminatorio   no   es   legítimo   a   menos   de   que   exista   justa   causa.   Trato   discriminatorio   a   consumidores   por   materia   de   precios   y   otros   elementos.   Esto   no   significa  que  debamos  tratarlos  a  todos  por  igual  pero  sí  que  el  trato  desigual  debe   estar  justificado.       También   se   ilegaliza   el   abuso   de   la   posición   de   dominio   relativa.   Está   prohibido   abusar  a  la  dependencia  que  una  empresa  puede  tener  frente  a  otra.           60   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Artículo  17:  Venta  a  perdida   La   fijación   de   precios   es   libre,   sin   embargo   la   ley   prohíbe   la   venta   a   perdida,   por   debajo   del   coste   de   adquisición.   Lo   prohíbe   cuando   concurran   los   requisitos   siguientes:   a) Cuando   sea   susceptible   de   inducir   a   error   a   los   consumidores   acerca   del   nivel  de  precios  de  otros  productos  o  servicios  del  mismo  establecimiento   b) Cuando  tengan  por  efecto  desacreditar  la  imagen  de  la  competencia  de  un   producto  o  establecimiento  ajenos   c) Cuando   forme   parte   de   una   estrategia   encaminada   a   eliminar   a   un   competidor  o  grupo  de  competidores  del  mercado.     Artículo  18:  Publicidad  ilícita   Califica   como   desleal   la   publicidad   ilícita.   El   concepto   de   publicidad   ilícita   lo   encontraremos  en  el  artículo  3  de  la  Ley  34/1988  General  de  Publicidad.       Artículo  3  Publicidad  ilícita   Es  ilícita:   a) La   publicidad   que   atente   contra   la   dignidad   de   la   persona   o   vulnere   los   valores   y   derechos   reconocidos   en   la   Constitución,   especialmente   a   los   que   se   refieren   sus   artículos  14,  18  y  20,  apartado  4.Se  entenderán  incluidos  en  la  previsión  anterior  los   anuncios   que   presenten   a   las   mujeres   de   forma   vejatoria   o   discriminatoria,   bien   utilizando  particular  y  directamente  su  cuerpo  o  partes  del  mismo  como   mero  objeto   desvinculado  del  producto  que  se  pretende  promocionar,  bien  su  imagen  asociada  a   comportamientos   estereotipados   que   vulneren   los   fundamentos   de   nuestro   ordenamiento   coadyuvando   a   generar   la   violencia   a   que   se   refiere   la   Ley   Orgánica   1/2004,  de  28  de  diciembre,  de  Medidas  de  Protección  Integral  contra  la  Violencia  de   Género.     b) La   publicidad   dirigida   a   menores   que   les   incite   a   la   compra   de   un   bien   o   de   un   servicio,   explotando   su   inexperiencia   o   credulidad,   o   en   la   que   aparezcan   persuadiendo  de  la  compra  a  padres  o  tutores.  No  se  podrá,  sin  un  motivo  justificado,   presentar  a  los  niños  en  situaciones  peligrosas.  No  se  deberá  inducir  a  error  sobre  las   características   de   los   productos,   ni   sobre   su   seguridad,   ni   tampoco   sobre   la   capacidad  y  aptitudes  necesarias  en  el  niño  para  utilizarlos  sin  producir  daño  para  sí   o  a  terceros.     c) La  publicidad  subliminal.     d) La   que   infrinja   lo   dispuesto   en   la   normativa   que   regule   la   publicidad   de   determinados  productos,  bienes,  actividades  o  servicios.     e) La  publicidad  engañosa,  la  publicidad  desleal  y  la  publicidad  agresiva,  que  tendrán  el   carácter  de  actos  de  competencia  desleal  en  los  términos  contemplados  en  la  Ley  de   Competencia  Desleal.             61   Marcos  Sauquet  Trías         El  derecho  industrial  y  de  la  competencia   Derecho  Mercantil  I  –  Tema  13     Acciones  derivadas  de  la  competencia  desleal   En   el   artículo   32   observamos   seis   acciones   que   en   el   orden   civil   se   pueden   interponer   contra   estas   prácticas   prohibidas.   Las   distintas   acciones   son   las   siguientes:   1. La  acción  declarativa  de  la  deslealtad  del  acto:  Acción  que  tiende  a  que   se   reconozca   que   el   acto   llevado   a   cabo   es   desleal   y   por   consiguiente   ilícito,   lo   que   implica   que   esta   acción   declarativa   ha   de   acumularse   normalmente   con  otra  de  las  previstas  por  la  ley.     2. La   acción   de   cesación   de   la   conducta   desleal   o   de   prohibición   de   su   reiteración   futura.   También  podrá  ejercerse  la  acción  de  prohibición  si  la   conducta   todavía   no   se   ha   puesto   en   práctica.   Esta   acción   pretende   evitar   que  el  acto  de  competencia  desleal  continúe  llevándose  a  efecto,  o  incluso,  si   aún  no  se  ha  puesto  en  práctica,  se  prohíba  su  realización.     3. La  acción  de  remoción  de  los  efectos  producidos  por  el  acto.  Esta  acción   tiene   por   objeto   que   el   Juez   ordene   las   medidas   necesarias   para   que,   una   vez  producido  un  acto  de  competencia  desleal,  se  eliminen  sus  efectos,  con   el   fin   de   devolver   al   perjudicado   a   la   situación   anterior   a   la   comisión   de   dicho  acto  desleal.       4. La  acción  de  rectificación  de  las  informaciones  engañosas,  incorrectas   o   falsas.   Puede   considerarse   como   una   modalidad   de   la   acción   anterior   y   puede   ir   dirigida   bien   a   la   rectificación   de   una   afirmación   incorrecta   que   denigre   al   empresario   bien   o   bien   puede   pretender   una   publicidad   correctora   que   remedie,   en   lo   posible,   los   efectos   de   una   publicidad   engañosa.     5. La  acción  de  resarcimiento  de  los  daños  y  perjuicios  ocasionados  por   la   conducta   desleal,   si   ha   intervenido   dolo   o   culpa   del   agente.     Esta   acción   tiene   una   finalidad   resarcitoria   de   los   daños   y   perjuicios   causados   por   el   acto   de   competencia   desleal,   siempre   que   exista   una   conducta   culposa  por  parte  del  agente  y  una  relación  de  causalidad  entre  el  acto  y  el   daño  sufrido     6. La  acción  de  enriquecimiento  injusto.  Esta  acción  sólo  procederá  cuando   el  acto  lesione  una  posición  jurídica  amparada  por  un  derecho  de  exclusiva   u  otro  de  análogo  contenido  económico.           62   ...