Apuntes de delitos contra la libertad e indemnidad sexual (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Penal II
Profesor H.
Año del apunte 2014
Páginas 2
Fecha de subida 20/03/2015
Descargas 4

Vista previa del texto

  DELITOS CONTRA LA LIBERTAD E INDEMNIDAD SEXUAL    Ciberacoso sexual (183bis CP)  Se  combate  la  conducta  de  adultos  que  sirviéndose  de  las  nuevas  tecnologías,  se  ganan  la  confianza  de  los  menores  con  el  objeto  de  entablar  algún  contacto  con  fines  sexuales.  Esta  conducta  se  aprovecha  del  anonimato  proporcionado  por  dichos medios tecnológicos.  Es un acto preparatorio autónomamente castigado de  los  delitos  de  agresión  y  abuso  sexual  a  menores  de  13  años  (art.  183  CP)  y  de  corrupción de menores (art. 189 CP).   El tipo objetivo está integrado por tres elementos:  1. Se requiere el establecimiento de un contacto no corpóreo con un menor de  13  años.  Este  establecimiento  se  puede  realizar  por  Internet  o  telefónicamente.   2. La existencia de una propuesta de encuentro entre el sujeto activo y pasivo.  Esta  propuesta,  tiene  que  verificarse  mediante  la  selección  del  lugar  o  la  forma en que se efectuará dicho acercamiento.   3. La verificación  de actos encaminados a la materialización de esta propuesta  de acercamiento.   Daba  la  multiplicidad  de  conductas  que  se  sancionan  en  este  artículo  del  Código  penal,  se  ha  propuesto  su  limitación  a  las  contenidas  en  la  letra  a)  del  artículo  189.1  CP,  es  decir,  la  captación  o  utilización  del  menor  para  la  elaboración  de  material  pornográfico  o  para  hacerlo  participar  en  espectáculos  exhibicionistas  o  pornográficos. Esta propuesta casa con el Convenio del Consejo de Europa para la  protección  de  los  niños  contra  la  explotación  y  el  abuso  sexual,  ratificado  por  España en el año 2010.   Existen  varios  subtipos  agravados  que  imponen  la  pena  en  su  mitad  superior  (prisión de dos a tres años o multa de dieciocho a veinticuatro meses). En concreto,  los habilitados mediante coacción, intimidación y engaño.     Acoso sexual (184 CP)  En la normativa laboral existen varios mecanismos para combatir el acoso sexual,  como  por  ejemplo,  considerarlo  una  lesión  del  derecho  a  la  seguridad,  salud  e  integridad física del trabajador o incluirlo en el catálogo de sanciones muy graves.   En todo caso, se han de citar las dificultades probatorias de quien opta por la vía  penal  (presunción  de  inocencia)  o  por  la  vía  laboral  (inversión  de  la  carga  de  la  prueba).   Se  prevé  un  tipo  básico  consistente  en  castigar  las  solicitudes  sexuales  acompañadas del anuncio de un mal relacionado con las legítimas expectativas de  la víctima, prevaliéndose de una situación de superioridad y un subtipo agravado  que  tiene  en  cuenta  ciertas  circunstancias  concurrentes  en  la  víctima  del  acoso  sexual.  El  tipo  básico  se  denomina  acoso  ambiental  (art.  184.1  CP)  y  el  tipo  agravado  se  llama  acoso  de  intercambio  o  chantaje  sexual  (art.  184.2  CP).  Existe,  también, un subtipo hiperagravado aplicable a los dos anteriores en atención a la  especial vulnerabilidad de la víctima por razón de edad, enfermedad o situación.   En el tipo básico se castiga la solicitud de favores sexuales de una persona a otra  existiendo entre ambas una “relación laboral, docente o de prestación de servicios,  continuada  o  habitual”,  que  cause  una  situación  objetiva  y  gravemente    intimidatoria,  hostil  y  humillante.  En  este  caso  no  se  exige  la  existencia  de  una  relación  de  superioridad.  La  intimidación  supone  una  afectación  de  la  libre  configuración  de  la  voluntad.  La  hostilidad  surge  cuando  se  produce  una  marginación de la trabajadora al no acceder a la solicitud requerida. La humillación  concurre cuando se ridiculiza a la víctima.   Es un delito de mera actividad, donde no se precisa el contacto físico. La solicitud  se puede realizar por escrito, verbalmente o incluso mediante gestos.   En  el  subtipo  agravado,  se  tienen  en  cuenta  dos  conductas.  En  primer  lugar,  una  relación de superioridad laboral, docente o jerárquica, entre el autor y la víctima.  En  segundo  lugar,  la  existencia  de  un  anuncio  de  causar  a  la  víctima  un  mal  relacionado  con  las  legitimas  expectativas.  Este  mal  debe  ser  grave,  serio  y  verosímil, y que su realización sea posible bajo una perspectiva ex ante.   Si se consuma el  favor sexual solicitado, en virtud de la  relación de superioridad,  resultará de aplicación el delito de abuso con prevalimiento.   Es  compleja  la  relación  concursal  con  el  delito  de  amenazas  condicionales,  existiendo tres tesis.   1. Concurso  de  leyes  a  favor  del  delito  de  acoso  sexual  por  especialidad.  Se  beneficia de facto al acosador respecto a la amenaza.  2. Concurso  de  leyes  a  resolver  por  alternatividad.  El  acoso  sexual  es  inaplicable porque las amenazas condicionales tienen mayor pena.   3. Concurso  ideal  entre  el  delito  de  acoso  sexual  y  el  de  amenazas  condicionales.  Trae  consigo  la  imposible  aplicación  autónoma  del  ilícito  contenido en el artículo 184 CP.   ...