Ejemplo de comentario de texto (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 1º curso
Asignatura introduccion a la antropologia
Año del apunte 2013
Páginas 4
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Ejemplo de comentario de texto sobre la brujería entre los Azande

Vista previa del texto

Brujería, conocimiento lógico y base social.
Elliot COSTA PEREA Historia: Introducción a la Antropología social y cultural. ( Grupo 1) Curso 2013-2014 La lógica y el pensamiento occidental es tan único como creemos? O realmente no existe tanta diferencia en comparación con las demás sociedades, y únicamente le damos esa individualidad para sentirnos superiores como restos de esa teoría evolucionista que tanto arraigo en nuestra sociedad.
Todos los estudios posteriores indican que esa gran diferencia es poco mas que ficción. Estudios como los de Evans-Pritchard en su libro Brujería, oráculos y magia entre los Azande, libro que se ha convertido en base de muchos estudios, explica que la base y el conocimiento de lo que llamamos brujería es mucho más exacta y técnica de lo que en nuestra idea podríamos llegar a imaginar, dando respuesta y llenando ese vació que otras culturas y otras religiones no llegan a abarcar. El ejemplo más claro se ve en el documental Brujería entre los Azande, donde vemos como parte del pueblo ha sido adoctrinado en la religión cristiana, y aún así no abandonan sus prácticas y sus creencias en la brujería, y no es por ser reacios a abandonar las antiguas costumbres, es simplemente porque en este caso, la religión cristiana, no da respuesta a todas las preguntas ni soluciones prácticas a todos esos problemas que ellos plantean y necesitan saber, donde el cristianismo ve mala suerte, ellos ven brujería, pero no como una explicación vana y sin sentido, sino más bien como una ciencia concisa y exacta, a la que pueden hacer frente y darle solución para evitar males posteriores.
Cuando un Azande cree vivir una situación de brujería y quiere ponerle fin, no va a ningún chaman ni oráculo, recurre a una figura más parecida y reconocida por nuestra sociedad, el cabecilla local. El cabecilla local preside un juicio, donde ejerce de jurista, perspicaz, con ingenio y madurez, donde analiza la situación, dentro de sus costumbres y tradiciones, para poder dar un veredicto objetivo y justo, que demuestra no tener nada que envidiar a los jueces de una sociedad occidental.
Debido a unas líneas parentales muy lejanas, sucede que en el mismo poblado, la mayoría estén emparentados, lo cual desemboca en que ciertas acusaciones de brujería fueran consecuencias de disputas familiares entre parientes, por envidia o celos, hecho que subraya la importancia del método y la habilidad del cabecilla en encontrar una solución justa, pues a diferencia de nuestro sistema judicial, ellos no solucionan el crimen como un hecho aislado, sino que deben tener en cuenta las líneas parentales, el motivo oculto por el cual es acusado, y la legitimidad del hecho.
Dentro de este método de deducción que hemos planteado, como bien hemos dicho antes, aun se mantienen costumbres de situaciones mágicas, como por ejemplo, el envenenamiento de aves don el veneno del "benge", donde la vida o la muerte del ave responderá afirmativamente o negara la pregunta que se le plantee. Pero este no es el único método que pueden ejercer para consultar, tienen una gran variedad de oráculos y rituales a los que pueden acceder, unos más sencillos que otros, y todos con sus propios rituales, como por ejemplo el oráculo del "tagpa", el oráculo de las termitas, que aunque no sea infalible, es el más barato y asequible.
Aunque a nuestra forma de ver, estos rituales nos pueden parecer extraños y faltos de sentido, todo ello viene condicionado por el peso de la tradición. Pues la legitimidad de la magia les viene enseñada desde su más tierna infancia, lo que significa, que cualquier persona, occidental, oriental, o africana, que fuera educado con esas bases mágicas y de tradiciones esotéricas, creería en ellas de la misma manera como a los occidentales les han enseñado a creer ciegamente en el cuerpo de ley y en el código civil como normativa absoluta para solucionar nuestros problemas sociales, penales o civiles.
Como bien hemos comentado por encima anteriormente, esta condición de la brujería no es una simple excusa para acusar o darle explicación a una serie de accidentes, sin querer ver la verdad de las cosas. Lejos de esa explicación, los creyentes de la brujería, saben porque ocurren las cosas, tienen un conocimiento tan exacto como el nuestro o aun mas, de lo que sucede al su alrededor, pero aun sabiendo, hay una pregunta a la que los occidentales no podemos contestar más que con la mala suerte, mientras ellos necesitan una respuesta mas elaborada, algo contra lo que poder luchar, y ahí es donde entra la brujería, la respuesta a la pregunta, " Y porque a mí?".
La brujería, lejos de parecerse a la hechicería, se basa en la energía que ellos llamarían el "mango", y sus objetivos nunca son al azar. Esta, circula a través del odio, la envidia y la maldad, y ataca consciente, o inconscientemente a las personas que envidia o odia el mismo brujo. Pero la brujería no es algo que puedan esgrimir todas las personas, pocas personas tienen ese "mango" dentro suyo, y muchas de ellas lo tienen dentro y no lo saben, lo que puede llegar dar la situación de actos de brujería sin que el mismo brujo sepa que lo está practicando.
Por lo tanto, la solución a las acusaciones o a las situaciones en que se sospecha que puede estar implicada la brujería, el primer paso que se debe solucionar es, averiguar la fuente de la brujería. Para ello se deben conocer las relaciones interpersonales de la víctima, pues la brujería al ser basada por el odio o la envidia, se debe conocer quien podría tener motivos para desearle ese mal que está sufriendo.
Una vez conocida esta base para los casos de acusaciones de brujería, podemos ver claramente, que a veces sea el propio acusador quien acuse a un compañero por odio hacia él, dando a entender una brujería que no ocurre, e incluso que en ciertos casos se den acusaciones mutuas entre dos miembros que lleven años en disputa. Todo ello es bastante común, y el propio juez debe tenerlo en cuenta siempre antes de hacer sus alegaciones, lo cual no facilita ni simplifica los juicios.
Como podemos ver, la base de casi todas las relaciones sociales en un poblado Azande, son de odio y celos, pues ( en mi opinión, demuestra que todas las sociedades somos iguales ) los Azandes no sienten mayor placer que sabiendo que son objetivos de celos y odio gracias a sus éxitos, y cuando sufren malas cosechas o precariedad en tiempos de caza, siempre buscaran la respuesta en el odio o el rencor de otro compañero Azande que esté usando la brujería contra ellos.
Estos métodos de sociedad solo son factibles en sociedades pequeñas y profundas, e impiden el desarrollos de las mismas, a causa del miedo a ser objetivos de las brujerías siempre que un individuo consiga un cierto nivel de éxito y de riqueza. Un miedo que puede llegar a extremos, como en el caso del príncipe, en el libro de Evans-Pritchard, que decidió improvisar y siempre hacer lo contrario de lo que pensaba hacer para de esa manera poder eludir cualquier caso de brujería. Este es solo un caso curioso, poro los extremos serían, que el miedo a destacar lleve a que los miembros de las tribus jamás intentarán alcanzar el 100%, ni quisieran conseguir lo mejor que podrían conseguir, por culpa de ese miedo a ser objetivos de esa brujería, manteniendo la tribu en ese estado medio perenne.
...

Tags:
Comprar Previsualizar