TEMA 13 fundamentos (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Nutrición Humana y Dietética - 1º curso
Asignatura Fundamentos de Nutrición
Año del apunte 2015
Páginas 14
Fecha de subida 04/09/2016
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 13.
Nutrición en la gestación y lactancia. Necesidades nutricionales. Efecto del estado nutricional en el resultado final del embarazo. Cambios fisiológicos en el embarazo. Necesidades nutricionales en la lactancia. Nutrición en la mujer gestante.
Importancia de la nutrición en la gestación.
Las necesidades de nutrientes aumentan debido a que en el embarazo se suman las propias necesidades de la mujer, con las del feto y las de la síntesis de nuevos tejidos.
Los errores nutricionales durante el embarazo pueden afectar a la madre o al descendiente. Esto puede ocurrir únicamente durante el proceso o afectar directamente a etapas posteriores de la vida.
Importancia del estado nutricional previo a la concepción.
La situación nutricional de la mujer en la concepción cotidiana puede condicionar: La fertilidad de la mujer.
 En poblaciones en vías de desarrollo hay una estrecha relación entre la malnutrición y la amenorrea.
 En poblaciones desarrolladas, la fertilidad puede disminuir debido a anorexia, obesidad, consumo excesivo de tabaco, cafeína y alcohol y deficiencias en algunos macronutrientes.
Protección del descendiente frente a malformaciones congénitas.
- La deficiencia de ácido fólico en las primeras semanas de la gestación se asocia con un mayor riesgo de malformaciones neonatales.
Una de las malformaciones neonatales más conocidas en la Espina bífida, que se da debido a Defectos del tubo neural (DTN).
- En este periodo muchas mujeres aún no saben que están embarazadas, por lo que debe de cuidarse el aporte de nutrientes desde que se planifica el embarazo.
Ya que más del 50% de los embarazos no son planificados, siempre se debe de cuidar el aporte de folatos en mujeres con edad fértil. Para ello deben aumentar el consumo de verduras y hortalizas, tomar un suplemento de ácido fólico de 400 μg/día.
Peso al nacer.
El bajo peso al nacer se asocia con lo siguiente:  Mayor mortalidad perinatal.
 Problemas de desarrollo y aprendizaje.
 Mayor incidencia de enfermedades crónicas en la edad adulta como la diabetes tipo II o enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o mayores concentraciones de fibrinógeno plasmático.
El estado nutricional en el embarazo.
Si existe una carencia nutricional antes de la gestación, durante la misma puede agravarse o mantenerse.
La mujer sufre distintos cambios fisiológicos durante el embarazo. Estos son:  Expansión del volumen sanguíneo. Lo que más aumenta es el plasma aunque también lo hacen los eritrocitos, en menor volumen.
 Desarrollo de la placenta: La placenta asegura el aporte energético al feto y asegura la lactancia.
Proporciona el intercambio de nutrientes, oxígeno y desechos entre la madre y el feto. Además, produce hormonas como estrógenos, progesterona, oxitocina o Somatotropina Coriónica Humana o Lactógeno placentario. Estas hormonas participan en el crecimiento del útero, el desarrollo de las mamas y el depósito de grasa en el organismo de la madre.
La ganancia de peso en el embarazo es debida a los siguientes factores: Ganancia de peso aconsejada en el embarazo.
Si se produce una ganancia de peso excesiva, el recién nacido podría ser grande para la edad gestacional, es decir, pesar más de 4 kgs. Además, aumentaría el riesgo de complicaciones para la madre durante el embarazo.
Si la ganancia de peso es escasa, habrá un menor crecimiento intrauterino, por lo que es probable que el niño nazca con bajo peso y eso puede provocarle problemas posteriores.
El peso pregestacional de la madre es un fuerte determinante del crecimiento fetal. Los límites de ganancia de peso aconsejada para gestantes se han establecido en función del IMC de la madre previo al embarazo: IMC previo al embarazo (kg/m2) Aumento de peso recomendad (kg) Bajo. < 19,8 12,5 - 18 Normal. 19,8 - 26 11,5 - 16 Alto. 26 - 29 7 – 11,5 Obesas. > 29 6 Otros cambios fisiológicos en el embarazo.
A nivel cardiovascular, aumenta el gasto cardíaco y disminuye la resistencia periférica.
A nivel respiratorio, se produce la hiperventilación.
A nivel renal, aumenta la velocidad de filtración glomerular, aumenta la producción de 1,25(OH)2D3 y disminuye la capacidad para excretar agua, por lo que las piernas de las mujeres suelen hincharse en este momento de su vida.
A nivel digestivo, disminuye el tono del músculo liso, lo que conlleva a un enaltecimiento del vaciado gástrico, un aumento de la absorción de agua y una disminución del tono del esfínter gastroesofágico.
Necesidades nutricionales de la mujer gestante.
Estas necesidades son difíciles de establecer ya que los niveles de nutrientes en los tejidos y líquidos corporales están alterados debido a cambios hormonales, a un aumento del volumen plasmático y a la modificación en la función renal. Por lo general, las ingestas recomendadas en el embarazo se incrementan a partir de la segunda mitad de la gestación.
Energía.
Debe aumentar entre 250 y 300 kcal al día debido al crecimiento del feto, a los cambios en el organismo materno, al aumento del metabolismo basal y a un mayor gasto por actividad debido a un aumento de peso. Debe de guiarse la ingesta en base a la ganancia de peso adecuada para cada mujer.
Proteínas.
Deben aumentar en 15 gramos al día debido al crecimiento del feto y a cambios en el organismo materno.
Deben de aportar entre el 12 y el 15% de las kcal totales ingeridas.
Hidratos de Carbono.
Deben de proporcionar entre el 50 y el 60% de las kcal totales ingeridas.
Además, al día se deben ingerir entre 30 y 35 gramos al día de fibra, es decir, debe aumentar la ingesta de fibra.
Lípidos.
Deben de aportar entre el 20 y el 35% de las kcal totales ingeridas: - Los ácidos grasos saturados deben aportar menos del 10% de la energía total de la dieta.
Los ácidos grasos poliinsaturados deben aportar entre el 4 y el 10% de la energía total de la dieta.
Los ácidos grasos monoinsaturados deben aportar el resto.
Es muy importante un aporte adecuado de ácidos grasos esenciales como el linoleico y α-linolénico y sus derivados de cadena larga: - Araquidónico (20:4 n-6).
- Docosahexaenoico (22:6 n-3) (DHA).
Es importante este aporte ya que estos ácidos grasos tienen una función estructural en el cerebro y la retina. Debido a esto, el déficit en la gestación se asocia con alteraciones visuales y del aprendizaje.
La carencia de DHA puede producir un desarrollo vascular de la placenta, HIE o hipertensión inducida por el embarazo y depresión postparto.
Vitaminas hidrosolubles.
Deben modificarse durante el embarazo las siguientes vitaminas hidrosolubles:  Ácido fólico.
Aumenta en 200 μg/día debido a la producción de glóbulos rojos y a la síntesis de ácidos nucleicos. El déficit de esta vitamina al nacer puede producir malformaciones congénitas, bajo peso al nacer, retraso del crecimiento intrauterino y desprendimiento prematuro de la placenta.
 Vitaminas B1, B2 y niacina.
Aumentan paralelamente al incremento en las necesidades de energía.
 Vitamina B6.
Aumenta debido a su participación en el metabolismo proteico y la conversión de triptófano en niacina.
 Vitamina B12.
Aumenta debido a su implicación en la producción de glóbulos rojos, la síntesis de ácidos nucleicos y la fisiología del sistema nervioso.
Su déficit durante el embarazo puede producir bajo peso al nacer, retraso del crecimiento intrauterino y problemas de comportamiento.
 Vitamina C.
Aumenta debido a su participación en la síntesis de colágeno. Favorece la absorción del hierro y actúa como antioxidante. Su déficit se relaciona con la HIE, hipertensión inducida por el embarazo. Se debe prestar atención y tener cuidado con el exceso.
Vitaminas liposolubles.
 Vitamina A.
No aumenta ya que la madre presenta reservas hepáticas.
El déficit de esta vitamina durante la gestación puede producir bajo peso al nacer, retraso del crecimiento intrauterino y el desprecimiento prematuro de la placenta.
El exceso de retinol en la gestación puede producir abortos o teratogénesis. Debido a esto, siempre que se da un suplemento alimenticio en esta vitamina se dan carotenos.
 Vitamina D.
Aumenta debido a su participación en el metabolismo del calcio.
Su déficit en la gestación puede producir alteraciones óseas tanto en la madre como en el feto.
Su exceso en la gestación puede producir estenósis aórtica o un depósito anormal de calcio.
 Vitamina E.
Su déficit en la gestación puede producir HIE, hipertensión inducida por el embarazo y desprendimiento prematuro de la placenta.
La situación nutricional de esta vitamina está asociada a la edad y el consumo de tabaco.
Minerales.
Los minerales cuya ingesta debe de modificarse son:  Calcio.
El feto acumula 30 g de calcio en la gestación y aunque se dan ajustes fisiológicos como un aumento de la absorción del calcio por el organismo de la madre, pero aun así aumentan las ingestas recomendadas.
El déficit puede producir alteraciones óseas tanto en la madre como en el feto e HIE o hipertensión inducida por el embarazo.
 Hierro.
El hierro tiene unas ingestas recomendadas que pueden variar dependiendo de las tablas que se utilicen.
- No aumentan según las tablas del Departamento de Nutrición de 1994.
- Aumentan en 9 mg al día según las RDA de 2001.
Durante el embarazo, se necesita una mayor cantidad de hierro debido al crecimiento del feto y los tejidos maternos, al aumento de un volumen sanguíneo, a las pérdidas de sangre por el parto y a la formación de un depósito hepático fetal, debido a que la leche materna no tiene hierro por lo que el feto debe de almacenarlo durante el embarazo.
El organismo realiza ajustes fisiológicos con respecto al hierro aumentando la absorción intestinal del mismo y suprimiendo la menstruación.
Suele recurrirse a la suplementación sistemática con 30-120 mg/día a partir de la semana 12 de gestación para prevenir anemia ferropénica que podría llevar a un bajo peso al nacer, a un parto prematuro y a riesgos para la madre.
 Zinc.
Aumentan las ingestas recomendadas ya que el déficit en la gestación puede producir HIE o hipertensión inducida por el embarazo, además de una mayor incidencia de malformaciones.
 Yodo.
Aumentan las ingestas recomendadas en 25 μg al día.
El déficit de este mineral en la gestación puede producir un aumento en el número de abortos y anomalías congénitas con daño neuromotor permanente, como el cretinismo.
No está demostrado que sea conveniente dar una suplementación con yodo.
Pautas dietéticas en el embarazo.
Se deben considerar aspectos como el estado nutricional previo de la madre, que el aumento de las necesidades de proteínas, vitaminas y minerales es mayor que el de las necesidades calóricas. Debido a esto, durante el embarazo se debe seguir una dieta con una alta densidad de nutrientes.
La actividad física durante el embarazo no debe variar extremadamente sino ser lo más similar a la habitual de la mujer.
Hay un incremento en de las ingestas recomendadas de energía y nutrientes en el embarazo.
En la siguiente tabla podemos observar el número de raciones diarias de alimentos recomendadas para mujeres adultas, embarazadas y lactantes.
Lo recomendable para mujeres embarazadas es que consuman pescado y carne proporcionalmente, de dos a tres raciones a la semana, además de 3 huevos a la semana.
Se recomendaba que se tomaran menos de 300 mg al día del colesterol debido al aumento de colesterol en sangre. Ahora se conoce que el colesterol en sangre no depende del colesterol dietético sino de la grasa saturada, aunque en algunas personas si depende del colesterol ingerido. En el embarazo siempre se ignora esta pauta ya que es un estado en el que se altera todo. Además el huevo es bueno para las embarazadas porque presenta colina, que ayuda al desarrollo del sistema nervioso del niño. Debido a esto, para mujeres embarazadas se recomienda ingerir de 5 a 6 raciones de huevos a la semana.
Las ingestas adecuadas de colina marcadas en el RDA en 2001, son: - Gestante: 500 mg/día.
- No gestante: 425 mg/día.
Otras consideraciones en el embarazo.
 Los alimentos deben de repartirse a lo largo del día según el porcentaje de la energía total: - Desayuno: 20%.
- Media mañana: 10%.
- Comida: 30%.
- Merienda: 10%.
- Cena: 30%.
En las embrazadas se reparte de esta manera debido a que tienen un estado de hiperinsulinemia, es decir, aumentan los niveles de insulina, por lo que si la mujer no come frecuentemente pueden darse hipoglucemias. Además, el vaciado gástrico es más lento, por lo que no se deben realizar comidas demasiado copiosas.
 La sal debe consumirse con moderación pero en una proporción normal, es decir entre 5 y 6 gramos al día. La restringieron debido a la producción de edemas e hipertensión inducida por el embarazo.
Se comprobó que la restricción de sodio no cambiaba nada las patologías anteriores. Además el sodio es bueno para el feto por lo que no debe dejar de tomarse sal.
 El consumo de líquidos es superior al de las mujeres no gestantes debido a la expansión del volumen sanguíneo, la formación del líquido amniótico, la mejora del estreñimiento y reduce infecciones urinarias..
Las ingestas adecuadas de agua marcadas en el RDA en 2004, son: - Gestantes: 3L / día.
- No gestantes: 2,7 L / día.
 Consumo de alcohol: Se recomienda evitar su consumo de manera drástica, es decir, no debe tomarse alcohol. El consumo en exceso en el embarazo produce el síndrome del alcoholismo fetal, que conlleva a: - Microcefalia.
- Anormalidades faciales y en el esqueleto.
- Retraso del crecimiento y desarrollo.
- Irritabilidad.
- Defectos cardíacos y del tracto urinario.
- Problemas de visión, oído, lenguaje… El consumo moderado HABITUAL se relaciona con abortos, bajo peso al nacer y desprendimiento prematuro de placenta. Incluso algunos niños pueden aparecer con características del síndrome de alcoholismo fetal.
Los mecanismos por los que aparecen estas patologías son los siguientes: - Reducción del flujo sanguíneo en la placenta: Al niño no le llegar nutrientes, oxígeno, etc. y no elimina correctamente los desechos.
- Acumulación del alcohol en el feto, ya que este no tiene mecanismos para eliminarlo.
- Deterioro del estado nutricional materno.
 Consumo de cafeína: En ratones se ha observado teratogenia o falta de miembros con un consumo excesivo aunque en el hombre no se ha visto esto. En los humanos este consumo excesivo se ha relacionado con bajo peso al nacer, hipertensión materna, peor desarrollo motor. La única recomendación, ya que las patologías se dan con un consumo excesivo, es que se reduzca el consumo a 2 raciones al día.
 Consumo de tabaco: Es recomendable evitarlo debido a lo siguiente: - Pueden nacer niños más pequeños.
- Hay un mayor riesgo de un parto prematuro.
- Puede haber mayores complicaciones maternas.
- Desempeña un papel en la dieta y el estado nutricional:  Las mujeres fumadoras suelen presentar un peso más bajo, por lo que su peso preconcepcional puede ser inferior al mínimo establecido.
 Los fumadores suelen tener unos hábitos alimentarios peores, es decir, menor consumo de frutas, verduras, cereales, etc. y mayor de carnes, dulces, etc. Por lo que podrían faltarles diversos nutrientes.
 Los fumadores tienen mayores necesidades de algunos nutrientes como los antioxidantes, por lo que observamos debido a esto y a los peores hábitos, una deficiencia en diversos nutrientes.
Papel de la nutrición en la prevención y el control de patologías frecuentes en el embarazo.
Náuseas y vómitos.
Algunos estudios han observado que las gestantes que tomaban de manera habitual polivitamínicos antes del embarazo, tenían menos nauseas y vómitos en el embarazo.
Si se presentan náuseas y vómitos no deben sobrecargarse las primeras tomas, debe tenerse una dieta rica en hidratos de carbono y pobre en grasas y no debe beberse durante las comidas.
Si los vómitos se vuelven exagerados, se denominan hiperémesis gravídica, que se soluciona con una reposición electrolítica hasta que pueda recuperarse la dieta de nuevo.
Esofagitis por reflujo.
Es muy frecuente que el contenido del estómago suba al esófago debido a la distensión del esfínter gastroesofágico.
Se dan las siguientes pautas dietéticas: - Realizar comidas frecuentes y poco abundantes.
- Evitar la ingesta de dos a tres horas antes de acostarse, ya que no es apropiado tumbarse tras comer para evitar la distensión en el esfínter.
- Restringir el consumo de café, grasas y chocolate ya que éste aumenta la distensión del esfínter gastroesofágico.
Estreñimiento y hemorroides.
Para el estreñimiento se recomienda aumentar la ingesta de fibra, de líquidos y la práctica de ejercicio físico.
Para prevenir las hemorroides se recomienda evitar los picantes y las especias y reducir la ingesta de grasa.
Hipertensión inducida por el embarazo.
Esta patología abarca: - Hipertensión: Aumenta la presión corporal.
- Preeclampsia: Comienza a aparecer un edema generalizado.
- Eclapsia: El edema alcanza el cerebro y puede llevar a la muerte al feto y la madre.
Los factores nutricionales implicados en su génesis son la obesidad y la ingesta insuficiente de proteínas, calcio, zinc, ácidos grasos n-3, vitamina C y vitamina E.
Las pautas dietéticas que deben seguirse si se presenta esta patología son las siguientes: - Seguir una dieta normosódica, ya que la ingesta de sodio no afecta a esta hipertensión.
Seguir una dieta hiperproteica, para que no se de déficit.
No restringir los líquidos, ya que a mayor ingesta mayor movilidad y más eliminación.
Prestar atención a los déficits nutricionales específicos y tratar de eliminarlos.
Nutrición en la mujer lactante.
Concepto de lactancia.
Es el periodo común a todos los mamíferos que se caracteriza por la alimentación de sus crías mediante el producto secretado por las glándulas mamarias.
Importancia de la nutrición en la lactancia.
Las necesidades de nutrientes de la mujer se ven elevadas debido a la producción de leche.
Los diversos errores nutricionales que se den en la dieta pueden afectar a la cantidad o calidad de la leche, a la madre o al descendiente.
Fisiología de la lactancia.
 Preparación del organismo.
1. En la pubertad se forman los conductos mamarios y aumentan los tejidos conectivo y adiposo.
2. Durante el embarazo se produce lo siguiente:  La progesterona participa en la proliferación de alveolos.
 Los estrógenos participan en el desarrollo de conductos.
 La somatotropina induce cambios en los alveolos.
Producción y salida de leche.
Intervienen la prolactina y la oxitocina: - La prolactina provoca la producción de leche.
- La oxitocina provoca la salida de la leche al exterior.
Para que se forme y salga la leche, es necesario que el niño succione, porque ésta acción activa la hipófisis y hace que se produzcan mayores niveles de prolactina y de oxitocina. Si el niño no succiona, la producción de leche disminuye.
Tipos de leche Características Cantidad producida Calostro Rica en proteínas, minerales, carotenos e 40 ml al día inmunoglobulinas, por lo que proporciona inmunidad al bebé.
Transición Se trata de la transición del calostro a la leche madura. Comienzan a disminuir las proteínas a favor de grasas e hidratos de carbono.
Madura Rica en grasas e hidratos de carbono.
750 ml al día los seis primeros meses. 600 ml al día hasta el año de vida o después.
Destete.
De los seis a siete meses desde el parto, se da una disminución de los niveles de prolactina ya que el organismo a los seis meses conoce que no se necesita tanta cantidad de leche. Sin embargo, aumenta la sensibilidad de los alveolos a la prolactina. De esta forma, cada vez que el niño succiona y se activa la prolactina, se produce mayor cantidad de leche.
Características de le lactancia.
Se trata de la mejor alternativa nutricional que puede ofrecerse al niño desde el nacimiento hasta los 6 meses de vida.
La mayor parte de las mujeres pueden lactar pero en la actualidad la situación epidemiológica no es la ideal. Esto se conoce porque se han realizado encuestas y mucha gente no da el pecho a sus hijos por diversos motivos.
El objetivo principal es alentar la lactancia materna informando sobre: - Ventajas que tiene.
- Técnica de amamantamiento, ya que muchas personas no conocen la forma adecuada de hacerlo.
- Problemas frecuentes y posibles soluciones a éstos.
- Contraindicaciones.
Ventajas de la lactancia.
Hay ventajas para el niño y para la madre.
Para el niño: - Se trata de una leche nutricionalmente superior a cualquier otra alternativa, ya que además puede ayudar a la inmunidad.
- Resulta bacteriológicamente segura, es decir, no es necesario esterilizarla, al contrario que con los biberones.
- Contiene factores de crecimiento e inmunológicos para el niño.
- Reduce el sobrepeso y la obesidad.
- Promueve el desarrollo mandibular y dental ya que es más costoso obtener la leche del pecho que del biberón.
- Tiene efecto protector ante algunas enfermedades en la edad adulta, como diabetes u otros problemas.
- Posee efectos psicológicos de relación entre el niño y la madre.
Para la madre: - Reduce la hemorragia postparto, ya que produce oxitocina.
- Produce una recuperación más rápida del útero, ya que la liberación de oxitocina hace que se contraiga y por tanto se recupere más rápido.
- Produce una amenorrea transitoria normalmente durante todo el periodo de lactancia.
- Favorece la recuperación del peso previo a la gestación debido a que para producir la leche, el cuerpo utiliza la energía de los depósitos de grasa.
- Presenta un muy bajo coste.
- Supone un refuerzo de los lazos afectivos entre la madre y el hijo.
- Previene el cáncer de mama y útero.
- Reduce la incidencia de depresión postparto.
Los diez pasos para una lactancia satisfactoria son los siguientes.
1. Tener por escrito la política de amamantamiento que se comunique de manera rutinaria a todo el personal de los servicios de salud.
2. Capacitar a todo el personal de servicios de salud en las habilidades necesarias para implantar esta política.
3. Informar a todas las embarazadas sobre los beneficios y manejo del amamantamiento.
4. Ayudar a la madre a iniciar la lactancia en la siguiente media hora del nacimiento.
5. Mostrar a las madres de qué manera amamantar y como mantener la lactancia, incluso si se separan de sus lactantes.
6. No proporcionar a los recién nacidos alimentos o bebidas diferentes a menos que esté indicado médicamente.
7. Practicar el alojamiento mixto, permitir a las madres y los bebés permanecer juntos 24 horas al día.
8. Alentar el amamantamiento según la demanda.
9. No dar biberones o chupones (llamados pacificadores) a los lactantes con alimentación al seno.
10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo de lactancia materna y referir a las madres a estos grupos al darlas el alta del hospital o la clínica.
Técnica de amamantamiento.
- Colocación del recién nacido: Ligeramente inclinado.
Descanso de la madre: Es importante porque si no se ve alterada la producción de leche.
Duración de la toma: Entre 5 y 15 minutos de cada mama.
Tiempo entre tomas: Varía la lactancia materna con respecto a la artificial. Debe realizarse la alimentación a demanda, es decir, cuando el niño pide. Al principio al día suelen darse entre 8 y 12 tomas y después disminuyen.
Problemas frecuentes.
- Ingurgitación de las mamas: Dolor en las mamas debido al almacenamiento de leche.
Taponamiento de conductos.
Mastitis: Se trata de una infección debida al taponamiento de conductos prolongado.
Hipogalactia: Producción escasa de leche.
Escasa ganancia de peso del bebé.
Contraindicaciones de la lactancia.
La lactancia está contraindicada en ocasiones en las que la mujer sufra eclampsia, septicemia, tuberculosis, fiebre tifoidea, malaria, cáncer, una desnutrición, trastornos psicológicos, VIH, impedimentos anatómicos tanto por su parte como por parte del niño, mastitis en casos muy graves y medicaciones que contraindiquen la lactancia.
Necesidades nutricionales de la mujer lactante.
Energía.
- Aumenta en 500 kcal debido a lo siguiente:  La leche aporta 70 kcal por 100 mL.
 La producción de leche durante los seis primeros meses es de 750 ml al día y en los seis meses siguientes, de 600 ml por día.
 La eficacia de producción láctica para la energía es de un 80%, es decir, de cada 100 kcal que se toman extra, 80 pasan a formar parte de la leche.
 La reserva de grasa aporta la cantidad extra de energía. Aproximadamente se acumulan 3000 kg de grasa, que serían 27000 kcal de Energía. Esta pasa a formar parte de la leche y a través de la lactancia se gasta en 180 días.
Recuperación rápida del peso ideal durante la lactancia.
- La utilización de la grasa almacenada en el embarazo ayuda a recuperar el peso previo pero esto tardaría en eliminar este depósito unos 180 días.
- La lactancia no es el mejor momento para seguir una dieta hipocalórica ya que:  Las reducciones drásticas en la ingesta energética pueden afectar a la cantidad y calidad de leche, haciendo que esta no cumpla adecuadamente su función.
 Muchos tóxicos se acumulan en la grasa corporal por lo que si se elimina muy rápido, estas toxinas pueden afectar al niño.
 Debido a lo anterior, la pérdida de peso tras el embarazo debe de ser gradual y ligera.
Proteínas.
- Aumentan en 25 gramos al día.
Deben corresponder al 12-15 % de la energía total ingerida.
El déficit proteico no altera la cantidad de proteínas de la leche.
Hidratos de carbono.
- Deben corresponder al 50% de las calorías totales ingeridas.
Deben de consumirse entre 25 y 35 gramos de fibra al día.
Lípidos.
- Corresponden a al 30-35% de las kcal totales ingeridas:  AGS: <10%.
 AGP: 4-10%.
 AGM : Resto de la grasa.
- Es importante un aporte adecuado de ácidos grasos esenciales y de sus derivados de cadena larga para la maduración y formación del sistema nervioso del niño.
- La cantidad de grasa en la leche no refleja la cantidad de grasa ingerida por la madre, pero la calidad sí, es decir, la grasa de la leche refleja el perfil lipídico de la madre. Es recomendable que tome ácidos grasos mono y poliinsaturados para el desarrollo de la vista y el cerebro del niño.
- El contenido de colesterol en la leche materna no depende de la dieta ni del colesterol en sangre de la madre.
Vitaminas.
- Todas las vitaminas aumentan sus recomendaciones.
El contenido en leche materna depende de la dieta de la madre, es decir, mientras no haya exceso, las vitaminas ingeridas por la madre aparecerán directamente en la leche.
Minerales.
- Calcio.
 Aumenta en 300 mg al día.
 Su ingesta deficitaria puede producir una desmineralización ósea en la madre y una disminución del calcio en la leche materna.
- Hierro.
No aumenta sus recomendaciones debido a lo siguiente:  La leche materna tendría una baja concentración de hierro.
 Se da amenorrea, es decir, desaparece la menstruación por lo que no disminuye el hierro.
 No disminuye ya que deben de recuperarse los depósitos hepáticos y recuperar las pérdidas del hierro ocasionadas en el parto.
Pautas dietéticas en la mujer lactante.
- Se busca el retorno al estado anterior pero sin influenciar en la producción adecuada de leche.
Incremento de las ingestas recomendadas de energía y nutrientes durante la lactancia: Número de raciones diarias de alimentos recomendadas para mujeres adultas, embarazadas y lactantes: Diversos estudios han demostrado que el consumo de probióticos por la madre durante la lactancia o incluso el embarazo puede proporcionar protección al niño frente algunas alergias en los primeros años de vida.
Consideraciones importantes.
- Con respecto a los líquidos.
 Las ingestas adecuadas de agua para la mujer lactante marcadas en el RDA de 2004 son de 3,8 litros al día.
 La leche contiene un 85-90 % de agua, por lo que la baja ingesta disminuye la producción de leche.
 Ingerir más líquidos no incrementa la producción de leche.
- Con respecto al alcohol:  Debe evitarse su consumo ya que es un tóxico, sobre todo para el niño que no tiene desarrollados los sistemas de detoxificación.
 El alcohol disminuye el volumen de leche, es decir, cuanto más alcohol se bebe, menos leche se produce.
 Tiene efectos en el niño directamente, sobre su desarrollo motor o alteraciones en el sueño.
 Se puede tomar de manera momentánea pero se recomienda hacer tras dar las tomas.
- Con respecto a la cafeína.
 Debe evitarse ya que se excreta en pequeñas cantidades por la leche materna y puede provocar irritabilidad e insomnio en el niño.
 Si se toma un café, es recomendable hacerlo después de las tomas para que pueda metabolizarse.
- En cuanto al tabaco:  Hay que evitarlo ya que disminuye el volumen y altera el sabor de la leche y además influye en la cantidad de antioxidantes, ya que el tabaco es un oxidante.
Otras consideraciones que deben tenerse en cuenta.
- Algunos alimentos mocifican los caracteres organolépticos de la leche materna o pueden incidir en la función digestiva del bebé o tal vez pueden cambiar el sabor de la leche y que al bebé no le guste esta. Estos alimentos son alcachofa, cebolla, espárragos, nabo, apio, puerro, ajo, pimiento y coles.
- Legumbres flatulentas: Pueden hacer daño al niño ya que, al no estar bien cocinadas, algunas sustancias que presentan pueden pasar al niño. De esta manera, es recomendable que la madre tome legumbres pero siempre bien cocinadas.
- También se debe de tener en cuenta el consumo de tabaco.
Conclusiones.
- El embarazo y la lactancia constituyen etapas claves desde el punto de vista nutricional.
Las mujeres embarazadas y las lactantes suelen estar motivadas y ser receptivas a los consejos nutricionales, por lo que se debería fomentar en ellas la educación nutricional. Se podría aprovechar este momento para que la dieta de esa persona y su familia mejorase para el resto de sus vidas.
...