Los lipidos (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte - 4º curso
Asignatura Nutrición
Año del apunte 2015
Páginas 6
Fecha de subida 20/02/2015
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

LOS LÍPIDOS Los lípidos son compuestos ternarios, con C, H y O a los que ocasionalmente se añaden otros elementos químicos como N, P y S. Es un grupo muy heterogéneo de moléculas, que no son solubles en agua, pero si en ciertos compuestos orgánicos. Tienen bajo peso molecular.
Tienen múltiples funciones: - - Energética, de reserva. Los lípidos son la principal forma de almacenamiento energético, debido a: o Su elevada rentabilidad energética en la oxidación o Se almacena casi “en seco”. Apenas un 10% de contenido acuoso frente al 65% del granulo de glucógeno Se almacena en forma de triglicéridos en el panículo graso subcutáneo situado por debajo de la dermis, y en el tejido adiposo que rodea los órganos abdominales. En las fibras musculares también se acumulan triglicéridos, principalmente en los músculos posturales.
Estructural: Forma parte de la membrana de la células Mecánica: protege distintos órganos Térmica Podemos clasificarlos en: - Ácidos grasos Lípidos relacionados con ácidos grasos Lípidos sin ácidos grasos Ácidos grasos Son ácidos monocarboxilicos con una cadena carbonada, los más abundantes son ácidos grasos con una cadena lineal de 12 a 24 C. El punto de fusión y de ebullición aumenta a medida que se incrementa en número de C. Tiene un extremo polar y otro hidrofóbico. Se clasifican en función de: 1) Según la presencia o no de insaturaciones - A.G. Saturados: Cadena carbonada sin dobles enlaces - A.G. Insaturados: Con dobles enlaces, que pueden ser: o Monoinsaturados: Presentan un solo doble enlace. Pueden tener forma Trans, los cuales tienen un comportamiento similar a los A.G. Saturados o forma Cis.
Si el aceite de oliva lo dejas calentar hasta que eche humo sus A.G pasan de cis a trans.
o Poliinsaturados : Presentan más de un doble enlace 2) Según el lugar de la primera insaturación - Omega-3: doble encale entre los carbonos 3 y 4.
- Omega-6: doble enlace entre los carbonos 6 y 7.
3) Según la medida de la cadena: - De cadena larga: más de 12 carbonos - De cadena corta: entre 8 y 12 carbonos Los A.G. Esenciales son aquellos que el cuerpo no es capaz de producir, y que por lo tanto debemos incorporarlos mediante la dieta.
Lípidos relacionados con A.G.
1) Lípidos simples a. Gliceridos: Son esteres de una molécula de glicerina y ácidos grasos. Estos A.G pueden ser iguales, pero suelen ser diferentes. Según el numero de A.G que estén unidos a la glicerina diferenciamos: i. Monoglicéridos: Un solo A.G ii. Diglicéridos: Dos A.G unidos a la glicerina iii. Triglicéridos: Tres A.G unidos a la glicerina. Son los más abundantes en las reservas adiposas del cuerpo.
Las grasas y los aceites están formados principalmente por triglicéridos. Las grasas a temperatura ambiente son sólidas debido a su elevado contenido en A.G de cadena larga y saturados, se localizan principalmente en animales. Los aceites son liquidos a temperatura ambiente por presentar muchos A.G. insaturados o de cadena corta, se localizan fundamentalmente en las semillas vegetales. Hay excepciones; los lípidos del pescado azul contienen una elevada proporción de A. G. insaturados, mientras que el aceite de coco tiene una elevada proporción de A.G. saturados.
b. Alcoholes y ceras: Impermeabilización del agua, cobertura protectora de la piel de frutas, plumas c. Esteridos 2) Lípidos complejos: a. Fosfoglicéridos b. Esfingolipidos c. Glucolipidos Lípidos no relacionados con A.G.
1) Terpens: de 2 a 8 isoprenos 2) Esteroides: superior a 8 isoprenos en estructura cíclica a. Esteroles b. Acido biliar c. Hormonas esteroideas 3) Vitaminas A, D, E y K 4) Lipoproteínas: Complejos resultantes de la asociación de lípidos y proteínas. Tiene especial interés las circulantes por la sangre, que atendiendo a su densidad se clasifican en HDL (de alta densidad, identificado como “colesterol bueno”) y VDL y VLDL (de baja intensidad y de muy baja densidad, identificado como colesterol malo) La digestión y absorción de la grasas La digestión de las grasas comienza en la boca, aunque es mínima. La mayor parte del proceso se produce cuando salen del estomago hacia el intestino delgado, a través de una encima producida por el páncreas, la lipasa, y con la colaboración de los ácidos biliares, que rompe los enlaces existentes entre la glicerina y los A.G de los triglicéridos.
Una vez separados, los A.G traspasan la membrana de las células del intestino delgado. Una vez allí, vuelven a convertirse en un triglicérido. Al ser moléculas apolares, no pueden ser directamente transportados por la sangre, por lo que se transforman en una lipoproteína, el quilomicrón, que solo se encuentra en el plasma normal después de una comida grasa.
Algunos ácidos grasos son transportados directamente por la sangre en forma libre, no esterificados como triglicéridos.
El destino de los AG es variable.
- Una parte llega a la fibra muscular, donde aporta energía, y se almacena en forma de triglicéridos de reserva.
La mayoría son dirigidos hacia los tejidos de reserva grasa, para ser almacenados de nuevo como depósitos grasos en forma de triglicéridos.
La parte restante llega al hígado, donde se rompe esta lipoproteína, y se forma una nueva, una VLDL, LDL o MDL (colesterol malo o bueno), ocupando los componentes lipídicos la porción central (fracción apolar) y las proteínas (fracción polar) la superficie, lo que permite que sean transportados por la sangre. Estas lipoproteínas vuelven al torrente sanguíneo, y se mantienen siempre en circulación, yendo a los tejidos que necesiten energía, fundamentalmente el músculo. El VLDL o LDL se considera colesterol malo porque durante su circulación, se va depositando en las venas y arterias, pudiendo llegar a taponarlas.
Los ácidos grasos son el combustible de la fibra muscular en reposo y en el ejercicio de cierta duración y moderada intensidad. Los ácidos grasos utilizados proceden de las propias reservas de triglicéridos musculares. Cando estas reservas se agotan, se movilizan los triglicéridos acumulados en los tejidos de reserva. Estos se rompen en glicerina y ácidos grasos .Los AG llegan a la sangre, por donde son transportados hasta la fibra muscular. Sin embargo, puede ser peligroso que los A.G circulen libres por la sangre, ya que, al ser grasa en un medio acuoso, pueden formar una miscela y bloquear algún capilar. Para evitar esto, se unen a una proteína, la albumina, y viajan por la sangre en forma de lipoproteína. La albumina es una proteína que formamos nosotros, y cuanto más entrenamos la tenemos en más cantidad. La glicerina también puede ir al musculo y ser oxidada por él, pero su principal destino es el hígado, donde puede ser convertida en glucosa (gluconeogénesis).
La cafeína estimula todo este proceso de salida de A.G del tejido adiposo, por lo que su consumo puede mejorar el rendimiento en deportes de resistencia.
Una vez que el AG entra en el músculo, irá a la mitocondria, donde se oxidará para producir energía (obtendremos ATP mediante β-oxidación). Sin embargo, no puede entrar en ella de forma libre, si no que tiene que unirse a la carnitina, que actúa como transportador.
Al realizar ejercicio, aumenta el número de mitocondrias en la célula, y también la cantidad de carnitina que podemos producir, por lo que podernos utilizar mayor cantidad de AG. La suplementación de carnitina solo tiene sentido si hacemos ejercicio, porque si no, aunque tengamos mucha carnitina para que lleve los AG hasta las mitocondrias, no tendremos las mitocondrias necesarias para oxidar todos estos AG.
Los ácidos grasos son la principal fuente de energía en el ejercicio aeróbico. Las grasas necesitan O2 para oxidarse y producir energía. Al aumentar la intensidad del ejercicio, disminuye la utilización de AG, ya que le cuesta más entrar en la mitocondria. A partir del 70% del VO2máx. apenas se utilizan.
En el cuerpo, hay mucha más energía almacenada en forma de grasa que como HC. La mayor parte de las grasas se almacenan en el tejido adiposo. Sin embargo, toda esta energía solo la podemos utilizar mientras tengamos glucógeno.
La utilización de grasas es máxima en ejercicios largos de baja o moderada intensidad. Sin embargo, en ejercicios intermitentes de alta intensidad, donde la principal fuente de energía sería el glucógeno, hay una utilización alta de grasas, ya que son utilizadas durante el postejercicio para la recuperación.
En las fibras musculares también existen acumulaciones de triglicéridos, principalmente en músculos posturales.
Factores que afectan a la utilización de lípidos.
- - Capacidad aeróbica: Cuanto mayor sea la capacidad aeróbica (VO2 máx), tendremos una mayor capacidad de utilizar grasas, ya que contaremos con un mayor número de mitocondrias.
Las dietas ricas en lípidos, aumentan su oxidación Nivel de insulina: La insulina inhibe la lipolisis. El aumento de la insulina provoca un aumento de la utilización de HC, y disminuye la utilización de AG.
La ingesta de HC La ventaja de aumentar la utilización de energía a partir de las grasas, es que permite ahorrar el glucógeno muscular, y con ello realizar un ejercicio por un tiempo más prolongado.
Utilización de lípidos durante el ejercicio - Siempre es combinada con la utilización de HC Depende de la duración del ejercicio, a medida que va aumentando la duración, aumenta la oxidación de AG Depende de la intensidad: a una intensidad del 25% VO2, predomina el uso de AG del plasma, mientras que a una intensidad de 65% VO2 máx. los AG intramusculares contribuyen en un 50%. La oxidación de AG va disminuyendo según se incrementa la intensidad.
Obtención de energía según la intensidad del ejercicio - Los AG son oxidados a baja intensidad, incrementándose su utilización hasta llegar a un 65%del VO2 máx.
Por encima del 65% del VO2 máx, no se utilizan AG pero si durante la recuperación En ejercicios de intensidad moderada, se metaboliza fundamentalmente la grasa subcutánea El entrenamiento mejora muchísimo la utilización de lípidos, pudiendo aumentar hasta un 45% Efectos de la dieta en la utilización de lípidos durante el ejercicio - Una dieta rica en lípidos durante 3-5 días, incrementa la disponibilidad de lípidos durante el ejercicio, pero disminuye los niveles de glucógeno Una dieta crónica rica en lípidos mejora la utilización de los lípidos, pero no hay evidencias de que provoque mejoras en el rendimiento.
Efectos del entrenamiento en ayunas sobre el metabolismo de los lípidos - Favorece la utilización de lípidos durante y después del ejercicio Favorece la oxidación de ácidos grasos intramusculares Mejora la sensibilidad del tejido adiposo a las hormonas Favorece la tolerancia a la glucosa Produce un ahorro de glucosa Sin embargo, hay que tener cuidado con a quien le recomendamos entrenar en ayunas, ya que debido a la falta de glucógeno hepático al haberse consumido durante la noche, y que la glucosa sanguínea es baja, se puede producir una hipoglucemia.
Suplementación con lípidos Su objetivo es aumentar la disponibilidad de lípidos durante el ejercicio, y así, ahorrar las reservas de glucógeno. Podemos utilizar: - Triglicéridos de cadena larga (LCT), que son inhibidores del vaciado gástrico, y llegan a la sangre 3-4 horas más tarde de haberlos ingerido, ayudando a llenar los IMTG Triglicéridos de cadena media (LCT). La oxidación de las grasas no varía durante el ejercicio, y no parece que provoque mejoras en el rendimiento físico ...