Tema 9. Técnicas de intervención en grupo (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Psicología - 4º curso
Asignatura Tecnicas de Intervencion Psicologica
Año del apunte 2015
Páginas 6
Fecha de subida 02/08/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico En los casos de delincuencia y agresividad, el objetivo de la técnica ha sido fundamentalmente demorar la actuación de los sujetos. En cuanto a la eficacia de las autoinstrucciones en este grupo de problemas, hemos de señalar que cuando el análisis funcional indica una gran importancia de los aspectos sociales (delincuencia, agresión), con ninguna técnica se alcanzan resultados positivos y duraderos. Por el contrario, cuando los problemas se reducen al campo de actuación clínica, como es el caso de la obesidad, los resultados indican una razonable eficacia del procedimiento de autoinstrucciones.
4.
Aplicaciones de la técnica en casos de dificultades de aprendizaje Las “dificultades de aprendizaje” corresponden al apartado de aplicaciones en el que más se han estudiado los fundamentos básicos de las autoinstrucciones. En el caso de niños con “dificultades de aprendizaje” o en el caso de “deficientes mentales”, se han llevado a cabo numerosos estudios en los que se ha demostrado la eficacia del procedimiento.
Tema 9. Técnicas de intervención en grupo A pesar del énfasis en los tratamientos individualizados, los modificadores de conducta llevan a cabo también tratamientos grupales, tanto en su práctica profesional como en su labor investigadora, puesto que ofrecen una serie de ventajas como el ahorro de tiempo y esfuerzo al profesional o la posibilidad de generalizar los resultados al investigador.
1.
Modificación de conducta y tratamiento a grupos 1.1. Intervención frente a investigación Diversos autores han analizado las diferencias entre la intervención y la investigación en modificación de conducta.
Una distinción que se suele establecer entre ambas es tratamiento individual frente a tratamiento grupal. El mayor interés del clínico es solucionar el problema de su cliente; para ello, adapta el tratamiento a las características de cada sujeto y del problema específico que presenta, es decir, planifica y aplica un tratamiento individualizado. Sin embargo, el investigador pretende fundamentalmente poner a prueba hipótesis teóricas, utilizando especialmente la estrategia de comparar los efectos de un tratamiento estandarizado, previamente elaborado, aplicado a un grupo, con los efectos de otros tratamientos o de la ausencia de tratamiento en otros grupos.
Los objetivos principales del clínico y del investigador son diferentes; por tanto, cada uno de ellos emplea formas de aplicación del tratamiento distintas para lograrlos. No obstante, el modificador de conducta debe considerarse un científico que practica una profesión. En este sentido, es posible investigar la eficacia de un tratamiento mediante estudios sistemáticos de casos clínicos individuales, utilizando diseños de grupo. Asimismo, se puede intervenir en casos clínicos tratando a los sujetos individual o grupalmente.
1.2. Clases de tratamientos grupales Tratamientos en grupos El tratamiento se lleva a cabo en un grupo Tratamientos de grupos El tratamiento es realizado por un grupo Tratamientos a grandes grupos Tratamientos comunitarios El tratamiento se aplica a un gran número de sujetos, utilizando el correo y/o los medios de comunicación de masas Tratamientos simultáneos a pequeños y a grandes grupos Tratamientos mixtos El tratamiento comunitario se complementa con el tratamiento a pequeños grupos Tratamientos a pequeños grupos Tratamientos grupales Goldstein, Heller y Sechrest (1966) diferenciaron entre el tratamiento en grupo y el tratamiento de grupo. El tratamiento en grupo se caracteriza por un mayor grado de dirección y de intervención del terapeuta, por una orientación más centrada en las conductas individuales de los miembros del grupo, por una relación más relevante de los miembros con el terapeuta. En el tratamiento de grupo la influencia del grupos sobre sus miembros es mayor, estando el tratamiento orientado grupalmente promoviéndose las conductas de interacción de los miembros. Mientras que la finalidad del tratamiento en grupo es maximizar la eficiencia del trabajo del terapeuta, la del tratamiento de grupo es potenciar la eficacia terapéutica de los procesos de grupo.
Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico Tratamiento EN grupo Mayor grado de dirección e intervención del terapeuta Las interacciones principales son miembros-terapeuta Menor influencia de los miembros del grupo Orientación individual del tratamiento Énfasis en las conductas individuales de los miembros Maximizar la eficiencia del trabajo del terapeuta Tratamiento DE grupo Menor grado de dirección e intervención del terapeuta Las interacciones principales son de los miembros entre sí Mayor influencia de los miembros del grupo Orientación grupal del tratamiento Énfasis en las conductas de interacción de os miembros Maximizar la eficacia terapéutica de los procesos de grupo En definitiva, los tratamientos en grupo y los tratamientos de grupo se diferencian en tres elementos: el grado de dirección e intervención del terapeuta, el elemento de la conducta en el que se centran (procesos individuales o procesos grupales) y la relevancia de la relación miembros-terapeuta.
Flowers y Schwartz (1985), combinando dos variables dicotómicas —grupo homogéneo/heterogéneo y tratamiento unicomponente/multicomponente—, distinguen cuatro tipos de tratamientos grupales: 1.2.1. Grupo homogéneo y tratamiento unicomponente Todos los sujetos presentan el mismo problema, que se trata con la misma técnica. Este tipo de tratamiento grupal se ha empleado con la desensibilización sistemática en grupo para tratar fobias sociales, ansiedad ante los exámenes, fobias a las arañas, etc.
1.2.2. Grupo homogéneo y tratamiento multicomponente Sujetos con un mismo problema se tratan en grupo mediante un programa que incluye diversas técnicas terapéuticas. Es el tratamiento en grupo por elección.
1.2.3. Grupo heterogéneo y tratamiento unicomponente Los diversos problemas de los sujetos son tratados con la misma técnica. Un ejemplo de este tipo de tratamiento es la aplicación de la terapia racional-emotiva con grupos, pues casi todos los trastornos psicológicos se pueden tratar grupalmente con esta técnica.
1.2.4. Grupo heterogéneo y tratamiento multicomponente Los sujetos presentan problemas diversos que son tratados con varias técnicas conductuales. Este tipo de tratamiento grupal no es característico de la modificación de conducta, pero es la forma de terapia grupal más frecuente en otras orientaciones terapéuticas.
En modificación de conducta, y especialmente en las investigaciones conductuales, son más frecuentes los tratamientos en grupos homogéneos y menos frecuentes los tratamientos de grupos heterogéneos.
2.
Tratamientos EN grupo Tratamientos DE grupo Grupos homogéneos  Tratamientos unicomponentes  Tratamientos multicomponentes Grupos heterogéneos  Tratamientos unicomponentes  Tratamientos multicomponentes Tratamientos grupales en las intervenciones conductuales El modificador de conducta intenta combinar la máxima eficacia en su intervención, lo que se consigue individualizando el tratamiento, con la máxima eficiencia en su trabajo, es decir, obtener los mejores resultados con el menor coste y para el mayor número posible de sujetos. Los tratamientos de grupo constituyen una alternativa al tradicional tratamiento individualizado, más potente pero también más costoso.
2.1. Ventajas de las intervenciones con grupos 2.1.1. Mejor relación coste-eficacia 2.1.2. Los miembros pueden aprender que no son los únicos en presentar problemas 2.1.3. Más información, sugerencias, y alternativas 2.1.4. Diferentes modelos (modelado múltiple) 2.1.5. Más oportunidades para ensayar la conducta adecuada. Contexto seguro, controlado.
2.1.6. Mayor tasa de reforzamiento positivo y de retroalimentación Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico 2.1.7. La ayuda mutua facilita el aprendizaje propio 2.1.8. Especialmente adecuados para el aprendizaje de conductas de interacción social y de obesidad 2.1.9. Pueden ser un poderoso elemento de control para la adhesión terapéutica. Se les dice a los clientes que si no van a terapia, alteran a todo el grupo, lo que disminuye sus probabilidades de efectividad 2.2. Peculiaridades de las intervenciones con grupos Por un lado, cuando se le propone la participación en un tratamiento en grupo, el sujeto puede experimentar diversos miedos, por ejemplo, a compartir información personal con un grupo de desconocidos, a no recibir la suficiente atención del modificador de conducta, etc. Por otro lado, el tratamiento en un grupo presenta algunas peculiaridades con respecto al tratamiento individual, como que los inconvenientes son mucho mayores cuando un sujeto no puede asistir a una sesión de grupo que cuando no acude a una sesión individual.
Estas dificultades suelen resolverse en una entrevista individual previa al tratamiento grupal, en la que el modificador de conducta comenta las ventajas de la terapia grupal, expone las normas de funcionamiento del grupo, como la obligación de asistir a todas las sesiones y de realizar las tareas para casa, la confidencialidad estricta respecto a las discusiones de grupo, y explica el comportamiento que se espera del sujeto en las sesiones de grupo. A veces se establece un contrato terapéutico con el acuerdo sobre el tratamiento grupal. Por tanto, los elementos terapéuticos:      Normas de grupo y compromiso público de seguirlas Información Instrucciones Auto-observación y autorregistro Refuerzo social       Moldeado Feedback diferencial Contratos conductuales Modelado Ensayo de conductas y role playing Ejercicios estructurados entre sesiones El modificador de conducta adopta un papel directivo dentro del grupo. Así, moldea la participación de los miembros; por ejemplo, refuerza las descripciones precisas de las conductas problema, impide las respuestas de evitación como los cambios de tema o la conversación irrelevante, etc. Algunos expertos aconsejan la presencia de dos terapeutas, uno para dirigir al grupo y otro para observar específicamente las conductas no verbales de los miembros del grupo. El tamaño de los grupos más aconsejado suele ser entre 6 y 12 personas, mientras que la duración de las sesiones suele ser de 2 horas y una vez a la semana, en un número fijo de sesiones que oscila entre 8 y 18 sesiones. Todos estos valores son meramente orientativos.
Las características específicas del tratamiento en grupo son las siguientes:        Papel del terapeuta: observar el comportamiento de los miembros del grupo y dirigir el desarrollo de la sesión.
Modelar el comportamiento que se espera de los miembros.
Las normas de tratamiento se establecen dentro del grupo o Asistencia a todas las sesiones o Confidencialidad o Se abordan problemas actuales sobre datos observables o Ejecución de tareas en sesión y entre sesiones Los miembros colaboran entre ellos en la evaluación, análisis funcional y plan de tratamiento Los miembros participan activamente en todos los procedimientos de aprendizaje diseñados para el entrenamiento Los miembros proporcionan refuerzo social y feedback constructivo Las tareas para casa se estructuran y planifican detalladamente Las sesiones se estructuran unas sobre otras, con unos objetivos concretos a cumplir 2.3. Intervenciones aplicadas con grupos Algunas técnicas y paquetes de tratamiento de modificación de conducta resultan particularmente apropiados para los tratamientos en grupo, como la economía de fichas, la DS en grupo, varias clases de modelado, el entrenamiento en HHSS o el entrenamiento de padres. Las intervenciones conductuales con grupos también se han llevado a cabo con sujetos de diferentes edades: niños, adolescentes, adultos y ancianos. Una última alicación importante es la terapia de parejas en grupo.
Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico 3.
Fases de los programas de tratamiento en grupo 3.1. Fase de evaluación 3.2. Análisis funcional 3.3. Fase de planificación y tratamiento  Objetivos  Formular metas individuales  Dar instrucciones de cómo conseguirlas  Aplicarlas en el ambiente natural  Procedimientos  Práctica en grupo: role playing, ensayo conductual, práctica en imaginación  Moldeado y modelado  Feedback correctivo, “apuntar” sugerencias  Refuerzo del grupo y del terapeuta  Tareas para casa  Sesiones planificadas con detalle (objetivos, tareas, conductas esperadas, etc.)  Registro de los progresos y las dificultades  Ejecución en ambiente natural 3.4. Fase de evaluación y seguimiento 3.4.1. Evaluación del grado de consecución de objetivos 3.4.2. Satisfacción con la consecución de objetivos 3.4.3. Satisfacción con el programa de tratamiento 3.4.4. Establecimiento de las sesiones de seguimiento  Evaluar el mantenimiento de los logros  Proporcionar estrategias adicionales si se necesitan  Determinar si se necesita un tratamiento adicional para otros problemas no tratados  Determinar la aplicación sobre otros posibles problemas 3.4.5. Instrumentos post-tratamiento 4.
Tratamientos grupales en las investigaciones conductuales Cuando se elabora un tratamiento en modificación de conducta, se pone a prueba su eficacia mediante investigaciones de grupo que utilizan diversos tipos de grupos de control, tanto con poblaciones clínicas como análogas. Asimismo se emplean estrategias concretas para valorar los resultados del tratamiento.
4.1. Diseños de comparación de grupos 4.1.1. Diseño de grupo de control con pretest y post-test. El proceso es el siguiente:    Se evalúa la(s) VD en el grupo experimental y en el grupo de control (pretest) Se aplica el tratamiento al grupo experimental, pero el grupo de control permanece sin tratamiento Se evalúa la(s) VD en el grupo experimental y en el grupo de control (post-test) Este diseño se utiliza en las investigaciones de los resultados de los tratamientos. Una ventaja de este diseño es que la realización del pretest permite análisis adicionales. Así, si comparamos los resultados pretest por los sujetos que abandonan el tratamiento con los que lo terminan, es posible identificar factores predictores del abandono del tratamiento. El inconveniente más importante de este diseño es la posible sensibilización producida por el pretest, o sea, la posibilidad de que el pretest influya específicamente en la respuesta de los sujetos al tratamiento.
4.1.2. Diseño de grupo de control con post-test. Una forma de evitar el posible de sensibilización del pretest es usar el diseño de grupo de control con post-test. Sin embargo, este diseño se emplea menos en modificación de conducta porque puede ocurrir que las posibles diferencias entre los grupos no se controlen mediante la asignación aleatoria de los sujetos, ya que en muchas investigaciones se utilizan grupos pequeños.
4.1.3. Diseño Solomon. Este diseño fue propuesto por Solomon (1949) y es el resultado de combinar los dos diseños anteriores. Así pues, consta de estos 4 grupos: grupo experimental con pretest y post-test, grupo de Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico control con pretest y post-test, grupo experimental con post-test y grupo de control con post-test. El diseño Solomon resuelve las dificultades planteadas por los diseños anteriores, pero es más costoso porque requiere muchos más sujetos.
4.1.4. Diseños factoriales. Permiten investigar el efecto de dos o más variables independientes. El diseño factorial más simple es el diseño 2x2. Una ventaja notable de los diseños factoriales es que posibilitan investigar los efectos de interacción de dos o más variables.
4.2. Clases de grupos de control En modificación de conducta son frecuentes las investigaciones que utilizan diseños de comparación de grupos. El empleo de un grupo de control ha sido la estrategia principal para garantizar la validez interna de estas investigaciones.
Los principales tipos de grupos de control son los siguientes.
4.2.1. Grupo de control sin tratamiento y grupo de control de lista de espera Con el fin de conocer si los resultados de un tratamiento determinado son superiores al cambio que se podría producir en ausencia de tratamiento, se compara el grupo que recibe tratamiento con un grupo de control al que no se le aplica ningún tratamiento. No obstante, para soslayar los inconvenientes éticos planteados por el hecho de dejar sin tratamiento a un grupo de sujetos con un problema psicológico, se usa otra modalidad como son los grupos de control de lista de espera, en los que estos sujetos son también tratados una vez finalizada la aplicación al grupo de tratamiento. Una limitación es que no permite realizar comparaciones de seguimiento.
4.2.2. Grupo de control con otro tratamiento y grupo de control con tratamiento placebo En todos los tratamientos hay una serie de elementos presentes, como son la relación con los sujetos, las expectativas de los sujetos, la atención y el apoyo prestados, etc., que pueden influir sobre el cambio. Estos aspectos se denominan factores inespecíficos del tratamiento, que pueden originar efectos inespecíficos.
Una forma de controlar estos efectos inespecíficos es mediante el empleo de un grupo de control con otro tratamiento. Así, ambos grupos tienen en común los factores inespecíficos, pero reciben distinto tratamiento, de manera que las posibles diferencias se explican por los componentes específicos del tratamiento.
Otro modo bastante más usado de controlar los efectos inespecíficos es por medio de un grupo de control con tratamiento placebo. En modificación de conducta, al grupo de atención-placebo se le aplica una especie de tratamiento simulado o falso tratamiento, de forma que sólo recibe los factores inespecíficos.
4.3. Investigaciones análogas Las investigaciones análogas son aquellas que valoran el tratamiento bajo condiciones que sólo se parecen o aproximan a la situación clínica. Su objetivo principal es explicar determinados procesos o tratamientos, cuyo estudio en situaciones naturales resulta problemático por distintas razones. El control de la investigación es más fácil en los estudios análogos y, en este sentido, son superiores a las investigaciones clínicas. No obstante, frente a este rigor metodológico que garantiza una elevada validez interna, los estudios análogos han sido criticados frecuentemente por su falta de validez externa y ecológica.
4.4. Estrategias de valoración del tratamiento 4.4.1. Estrategia de valorar globalmente el tratamiento. El objetivo de esta estrategia es conocer los efectos de un tratamiento determinado. Se centra en el tratamiento global y no en sus componentes, es decir, pretende comprobar si una nueva técnica mejora y soluciona el problema clínico para el que específicamente ha sido diseñada. Esta estrategia representa el paradigma experimental más simple: la comparación entre un grupo de tratamiento y otro grupo de control sin tratamiento.
4.4.2. Estrategia de desmantelar el tratamiento. Esta estrategia consiste en analizar los componentes de un paquete de tratamiento dado que se ha mostrado efectivo para producir el cambio terapéutico. Para ello se administra el tratamiento completo a varios sujetos, mientras que otros reciben el paquete de tratamiento menos uno o más componentes. Esto permite identificar los elementos que de una manera interactiva son responsables del cambio, lo que tiene implicaciones prácticas porque permite explicar cuáles son las razones por las que opera el cambio. La DS es la técnica con la que se ha usado más extensamente esta estrategia.
Técnicas de Intervención y Tratamiento Psicológico 4.4.3. Estrategia de construir el tratamiento. Hace referencia a la elaboración de un paquete de tratamiento mediante la adición de elementos que puedan presumiblemente mejorar los resultados. En esta estrategia se parte de un elemento básico al que se le van sumando otros, comprobando qué componentes son los que aumentan la eficacia del tratamiento. La ventaja de esta estrategia es que el tratamiento se construye empíricamente, posibilitando su perfeccionamiento al irle adjuntando aquellos elementos que prueben su eficacia. Esto resulta especialmente útil en la práctica profesional.
4.4.4. Estrategia de variar parámetros del tratamiento. Esta estrategia procede variando aspectos específicos del tratamiento para maximizar el cambio terapéutico. Los parámetros del tratamiento son alterados, no reiterados con en la estrategia de desmantelamiento ni añadidos como en la estrategia de construcción, con objeto de conocer la forma óptima de aplicar el tratamiento. En la estrategia paramétrica se les administra a todos los grupos el mismo tratamiento, pero difieren entre ellos en una o varias dimensiones. Esta estrategia, además de dar lugar a modalidades más efectivas de tratamiento, puede tener consecuencias para los fundamentos teóricos de la técnica al sugerir el mecanismo responsable del cambio terapéutico.
4.4.5. Estrategia de comparar tratamientos. Esta estrategia compara dos o más tratamientos para saber cuál de ellos es mejor en un determinado problema. Es una de las más empleadas, porque con frecuencia los tratamientos que se comparan se basan en enfoques teóricos distintos u opuestos, de modo que los terapeutas reclaman, según su orientación, la superioridad de una técnica sobre otra.
4.4.6. Estrategia de variar características del sujeto y/o modificador de conducta. Esta estrategia estudia la influencia sobre los resultados del tratamiento de las características del sujeto y/o de las características y del comportamiento del modificador de conducta. Hay 4 formas de implementar esta estrategia:     Seleccionando a los clientes en función de determinadas características (ej.: edad, sexo, estatus socioeconómico, estado civil, nivel educativo, etc.).
Clasificando a los modificadores de conducta en base a su entrenamiento, años de experiencia, etc.
Manipulando experimentalmente el comportamiento del modificador de conducta, por ejemplo, que actúe de un modo más directivo.
Combinando las alternativas anteriores Este tipo de investigaciones, probablemente el que menos atención ha recibido en modificación de conducta, sirven para decidir sobre el tratamiento más indicado para sujetos de determinadas características.
5.
Problemas de los tratamientos en grupo        Dificultad en la coordinación e los dos terapeutas Temor de los participantes a compartir información privada con desconocidos Temor a no recibir suficiente atención por parte del terapeuta Faltar a sesiones de tratamiento Cambio de problema o no cumplimiento de las tareas del programa Charla irrelevante o excesiva Aprendizaje diferencial entre los miembros: quejas de rapidez o de lentitud ...

Tags:
Comprar Previsualizar