Trabajo historia de la vejez (2016)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 2º curso
Asignatura Enfermería gerontológica
Año del apunte 2016
Páginas 8
Fecha de subida 21/04/2016
Descargas 18
Subido por

Vista previa del texto

18/2/2016 Enfermería Gerontológica Evolución histórica de la vejez.
Mitos y estereotipos.
Universidad de Barcelona| Ana Extraviz Hernández, D2.
1 ÍNDICE Introducción .................................................................................................................................. 3 Evolución histórica de la vejez ...................................................................................................... 3 Prehistoria ................................................................................................................................. 3 Edad Antigua ............................................................................................................................. 3 Edad Media ............................................................................................................................... 4 Edad Moderna ........................................................................................................................... 5 Edad Contemporánea ............................................................................................................... 5 Mitos y estereotipos sobre la vejez............................................................................................... 6 Conclusiones ................................................................................................................................. 7 Bibliografía .................................................................................................................................... 8 Introducción Actualmente nos encontramos en una población envejecida y por este motivo es importante estudiar y saber qué papel desarrolla el anciano a lo largo del tiempo.
Por lo descrito anteriormente estudiamos en este trabajo la evolución histórica del viejo y a su vez como es considerado en la sociedad, para esto último nos centraremos en los mitos y estereotipos que rodean a este grupo de la población.
Evolución histórica de la vejez A lo largo del tiempo, la vejez no ha recibido la misma consideración, pero sí que es cierto que está demostrado que este colectivo casi siempre ha sido discriminado.
A continuación quedará detallado por etapas el papel de los ancianos a lo largo de la historia.
Prehistoria Esta etapa comprende desde la aparición del ser humano hasta la aparición de la escritura (hasta 3.500 a.C). En las tribus que comprenden este tiempo sobrevivían los más fuertes, por eso la esperanza de vida no era muy elevada y pocas personas llegaban a la vejez.
Los que lo hacían tenían una gran debilidad física y no se consideraban prioritarios para el resto de la tribu, cosa que conllevaba que en alguna de ellas eliminaran o abandonaran a este colectivo.
Después apareció la agricultura y la ganadería, haciendo a las tribus nómadas. El hombre también empieza a relacionarse con creencias religiosas y aparecen gran número de dioses y diosas, y son éstos los que te castigaban con la enfermedad según la ideología de la época. El papel del anciano pasa a ser diferente, constituían intermediarios entre el presente y lo divino, empeñando papeles como de chamanes y brujos. Por otro lado también se encargaban de la sanación en la tribu, la educación y de ejercer de jueces.
Edad Antigua Esta época viene marcada desde el inicio de la escritura hasta la caída del imperio romano, y encontramos diversas civilizaciones que tienen diferentes consideraciones con los ancianos.
3 El mundo romano: el Derecho Romano otorgaba a los ancianos un poder político (podríamos llamarlo tiránico) al que se referían como “pater familia”. Con este papel, su autoridad no tenía límites, sobrepasando incluso el punto en el que podía disponer de la vida de alguien de su propia familia. Al llegar al siglo I, Augusto inaugura un periodo nuevo y los ancianos pasan a perder el poder familiar y político, cayendo en el desprecio.
Mundo hebreo: como en otros pueblos, los ancianos ocuparon un lugar privilegiado. En el Libro de los Números se habla de la creación del Consejo de Ancianos como una iniciativa Divina, por lo tanto, son portadores de espíritu divino y judicial. Pero con la llegada de Roboam (hijo de Salomón) que ya no precisa de la sabiduría de los viejos, éstos empiezan a deteriorarse.
Mundo griego: fueron creadores de las Polis. Durante esta etapa, la escuela hipocrática estableció que se consideraba vejez a partir de que la persona llegara a los 50 años de vida, formándose un desequilibrio de los “humores” y provocando enfermedades. De esta etapa a parte destacamos a dos filósofos: Sócrates, que creía que al anciano se debía apartar del poder y que era una edad bella siempre que la persona no sufriera una invalidez, y por otro lado Platón que defendía al viejo como sabiduría y verdad.
Edad Media Esta etapa se inicia con la caída del Imperio Romano y finaliza con el descubrimiento de América. En la Edad Media surgió un declive que conllevó a que las condiciones que tenían las personas para vivir no fuera idóneas para llegar a la vejez. No existían cultos para los ancianos, se les abandonaba y éstos ingresaban en los conventos.
Con la llegada del siglo XII los ancianos que se dedicaban al comercio se hicieron un hueco en los negocios y fueron influyentes en los asuntos de tipo político. A su vez contaron con puestos como los de eclesiásticos y cargos de nobleza.
Al llegar la peste negra y llevarse a un tercio de la población, los ancianos eran un gran número de personas. Este hecho hizo que se convirtieran en patriarcas y tuvieran una buena posición social, económica y política. Pero no duró demasiado. A finales de época la población joven sufrió un aumento y dejó a los viejos de nuevo en una situación de desprestigio.
Edad Moderna Esta etapa se inicia con el descubrimiento de América y finaliza al inicio de la Revolución Francesa. En esta época se empiezan a escoger a ancianos como papas, para que aseguraran su salvación, cosa que daba una imagen de sacralidad.
Ante la tendencia prerrenancentista descrita anteriormente, Bocaccio que representaba una visión materialista, criticaba a la vejez ya que estaban acaparando el poder con la Iglesia, el dinero y a las mujeres. Este tipo de movimientos hicieron nacer comunidades religiosas pro ancianos como ahora las Hijas de la Caridad y los Hermanos de San Juan de Dios.
Con la llegada de la revolución industrial, aumentó la población del mundo debido a una mejora de la higiene, la medicina y la alimentación. Aquellas personas que tenían acceso a los tres ítems descritos anteriormente tenían una esperanza de vida de 10 años superior a la población más pobre. En esta etapa seguía siendo la religión quien se encargaba de las personas ancianas, al igual que de los enfermos.
Edad Contemporánea Con la revolución industrial, en el S.XX apareció el proletariado. Dadas las condiciones en las que se encontraban, era difícil llegar a la vejez, por eso perdieron prestigio.
Pero con la llegada de nuevas tecnologías, aumenta la esperanza de vida, aumentando considerablemente el número de ancianos. Este es el motivo por el cual, ahora en la actualidad, se estudia y es de gran importancia, ya que España tiene la segunda posición si hablamos de países con mayor esperanza de vida.
5 Mitos y estereotipos sobre la vejez Antes de todo, la RAE define mito como “persona o cosa a la que se atribuyen cualidades o excelencias que no tiene” y estereotipo como “imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable”.
En primer lugar, haré referencia a diversos mitos sobre la vejez que han estado o están vigentes en la actualidad. Empezaré hablando sobre el mito de la eterna juventud, que perseguía la inmortalidad, con el cual se demuestra la preocupación por llegar a la vejez. Los alquimistas buscaban el “Elixir de la vida” para conseguirlo, y los romanos, hebreos y griegos la “fuente de la vida”. Ahora en la actualidad pervive parte de este mito con tratamientos termales anti-envejecimiento, toma de vitaminas, etc.
Otros mitos hablan de las ancianas como seres semblantes a las brujas, que poseían poderes mágicos, capaces de realizar encanterios. Y el último ejemplo es el de Zeus, padre de todos los dioses, que siempre ha estado representado como una persona vieja.
En segundo lugar hablaré de los estereotipos. En la vejez podemos encontrar de dos tipos, los negativos y los positivos, y tanto el uno como el otro son inexactos y pueden llegar a favorecer la discriminación hacia los ancianos.
De estereotipos negativos encontramos la referencia a la vejez como un estado de déficit, en el cual se alcanzan pérdidas importantes e irreversibles, como que las personas mayores tienen una disminución física y mental, que son dependientes, aislados y con un estatus social bajo. También se las define como personas que se preocupan tan solo si mismas, rígidas, que son difíciles de tratar y, por último, que carecen de capacidad, actividad y deseo sexual.
Por otro lado, como estereotipos positivos tenemos la referencia del anciano como un sabio (por sus experiencias) que puede influir en las demás personas y que merece un elevado respeto.
Según Lippmann (1922) los estereotipos asociados a la vejez tienen una repercusión negativa sobre ellos, ya que individualmente viven experiencias que no les permiten negar que sean viejos, lo que conlleva que acepten una autodefinición negativa que influencia a sus comportamientos. Este hecho hace que adquieran ellos mismos un autoconcepto negativo: 6 El modelo de Lippmann explica que aquellos ancianos que tienen un estereotipo positivo de la vejez, cuando lleguen a esa etapa de la vida no tendrán el autoconcepto negativo, y que a su vez, el hecho de relacionarse con otros viejos favorece a que la persona refuerce el estereotipo positivo.
Por otro lado, en relación a la historia de la vejez explicada en el apartado anterior, Lehr (1983) con sus investigaciones extrae como conclusiones que las actitudes con los ancianos son más positivas con aquellas sociedades más primitivas, que los jóvenes son los que tienen una visión más negativa sobre ellos y que el prestigio de los ancianos es proporcional al número de habitantes a esta categoría.
Y, en último lugar, hablaré de Rodríguez Domínguez (1989), quien afirmaba que las ideas negativas sobre los ancianos influyen en el deterioro de:     Perspectivas cronológicas. Su estereotipo puede provocar una discriminación por la edad.
Perspectivas biológicas. Su estereotipo tiene la visión de vejez como etapa próxima a la muerte, en la que hay pérdida física y enfermedades.
Perspectiva psicológica: Su estereotipo concibe la idea de deterioro de la memoria, de las habilidades y personalidad.
Perspectiva sociológica: Su estereotipo tiene hacia los viejos las connotaciones de aislamiento e inutilidad.
Conclusiones Con este trabajo se puede ver que dependiendo del contexto social en el que se encuentra el anciano, la manera en que es tratado varia. Pasa de ser adorado a ser una carga de una época a otra depende de las necesidades que la población tenía en ese momento, como en las guerras que como no servían de ayuda eran repudiados.
Saber lo que ocurre en la historia es importante para no volver a cometer los errores de nuestros antepasados, por ese motivo hay que dejar los mitos y los estereotipos de lado ya que nos crean una imagen incierta de los viejos.
También del apartado del trabajo referente a los mitos y estereotipos, sacamos como conclusión que las ideas negativas que se tienen sobre ellos provocan que ellos tengan una autoestima más baja, causando esto que tengan menos oportunidades a nivel social.
A su vez, estos estereotipos podrían desaparecer si el concepto vejez se entendiera como una nueva etapa de aprendizaje y si se tuvieran más en cuenta otros aspectos positivos sobre ellos.
7 BIBLIOGRAFÍA AGUAYO, C & NASS, L.: “Estereotipos sociales como amenaza a la inserción de adultos mayores. Revisión narrativa”, en Journal of Oral Research, Nº 3, 2013. (Enlace web: http://www.joralres.com/index.php/JOR/article/view/joralres.2013.032/55) - Consultada en fecha 15/02/2016 CARBAJO VÉLEZ, M.C.: “Mitos y estereotipos sobre la vejez. Propuesta de una concepción realista y tolerante”, en ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, Nº 24, 2009. (Enlace web: http://www.uclm.es/ab/educacion/ensayos) - Consultada en fecha 15/02/2016 GARCIA HERNÁNDEZ M, TORRES EGEA P, coord. Temas de enfermería gerontológica. Logroño: Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica; 1999.
LUNA DE RUBIO, L.: “El anciano en la historia”, en Avances en Enfermería, Nº 1, 1991. (Enlace web: http://www.bdigital.unal.edu.co/20574/1/16730-52393-1-PB.pdf) - Consultada en fecha 14/02/2016 MARTÍNEZ ORTEGA, M.P.: “Visión histórica del concepto de vejez desde la edad media”, en Cultura de los Cuidados, Nº 11, 2002.
(Enlace web: http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/4889/1/CC_11_08.pdf) - Consultada en fecha 14/02/2016 SÁEZ NARRO, N: “Los estereotipos en los ancianos: un estudio empírico y sus resultados”, en la Revista de Psicología de la Educación, Nº 17, 1994. (Enlace web: http://www.uv.es/melendez/envejecimiento/esterotipos%20ancianos.pdf) - Consultada en fecha 16/02/2016 TREJO MATURANA, C.: “El viejo en la historia”, en Acta Bioethica, Nº 1, 2001. (Enlace web: http://www.scielo.cl/pdf/abioeth/v7n1/art08.pdf) - Consultada en fecha 14/02/2016 VEJEZ Y VIDA. (s.f.). Recuperado el 17 de 02 de 2016, de http://www.vejezyvida.com/el-mitode-la-eterna-juventud/ 8 ...