Los recursos ordinarios en Derecho Administrativo. (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Zaragoza
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Administrativo: parte general
Año del apunte 2017
Páginas 5
Fecha de subida 15/06/2017
Descargas 0

Descripción

Los recursos ordinarios en vía Administrativa, régimen y plazos en la Ley 39/2015. Recurso de alzada, potestativo de reposición, recurso extra ordinario.

Vista previa del texto

DERECHO ADMINISTRATIVO – LOS RECURSOS ADMINISTRATIVOS ORDINARIOS.
Los recursos administrativos son el el mecanismo de control interno de las AAPP más significativo.
Es un medio de impugnación de las decisiones administrativas que permite a los ciudadanos legitimados solicitar de la propia Administración autora de una decisión la anulación o modificación de la misma. La Administración esta ejercitando en ese momento la potestad de autotutela reduplicativa, es decir, es la competente al menos en el primer momento procedimental para revisar sus propias actuaciones a instancia de los interesados.
Objeto de los recursos administrativos. A través de un recurso administrativo un ciudadano podrá reclamar cualquier infracción del ordenamiento jurídico que contenga esa decisión que se recurre, lo que incluye la desviación de poder y cualquiera de las causas de nulidad y anulabilidad de los artículos 47 y 48 Ley 39/2015. Por ello el ciudadano cuando presenta un recurso lo podrá hacer sustentado en cualquier infracción del ordenamiento jurídico que afecte a esa decisión.
¿Frente a que actos o resoluciones se interpone un recurso? Con carácter general los actos administrativos que son recurribles son los actos definitivos. Los actos de trámite como regla general no son recurribles, pero excepcionalmente los actos de trámite cualificados son recurribles (art. 112 Ley 39/2015).
Con respecto a las disposiciones administrativas de carácter general (reglamentos), en principio frente a ellos no cabrá recurso administrativo directo, es decir, en vía administrativa un reglamento no puede ser objeto de recurso, aunque tenga un vicio de nulidad. Lo que permite el artículo 112.3 Ley 39/2015 en vía administrativa frente a los reglamentos es el llamado recurso indirecto.
De los reglamentos normalmente derivan actos administrativos para su aplicación, por lo cual se pueden recurrir actos administrativos aunque sea validos, dictados sobre la base de un reglamento nulo, de esta manera estaremos recurriendo indirectamente un reglamento.
No obstante en vía contencioso administrativa, cabe tanto recurso directo como indirecto frente a reglamentos (Art 26 y 26 Ley de la jurisdicción contenciosa-administrativa) Es importante recordar que los vicios de ilegalidad de los reglamentos dan unicamente a nulidad de pleno derecho y no a la anulabilidad a tenor dela artículo 47.3 Ley 39/2015, por lo cual no prescribe el plazo para recurrir nunca.
Cuando un órgano administrativo resuelve un recurso administrativo, lo hace sometido al principio de congruencia: El órgano administrativo resuelve conforme a lo que se le ha solicitado en el recurso Art 119.3 Ley 39/2015. No obstante la doctrina y jurisprudencia ha introducido una matización a este principio, porque la resolución no sera congruente si el órgano observa una causa de nulidad no solicitada por el interesado y no declara la nulidad del acto. Por el contrario este principio no se matiza en la prohibición de la reformatio imperius, el órgano administrativo a la hora de resolver el recurso del solicitante no puede empeorar la situación del recurrente. (p. ej el interesado recurre una concesión de una beca porque debería haber recibido 500 euros y recibe solo 400, si el órgano administrativo cuando se recurre el acto observa que debería haber recibido menos de 400 no podrá empeorar su situación) Si el órgano administrativo que resuelve el recurso no lo hace en plazo, la consecuencia jurídico es el silencio administrativo, que en vía de recurso tiene carácter desestimatorio (Art 24.1 párrafo 3ºLey 39/2015), con la excepción de que se interponga de alzada frente a un silencio administrativo negativo (doble silencio), recogido en el párrafo 3º de ese artículo.
Clases de recursos administrativos: a) Recursos ordinarios.
b) Recurso extraordinario.
c) Recursos especiales.
Recursos ordinarios: Son los previstos en los artículos 121 – 124 Ley 39/2015. Son ordinarios porque son los que prevé la Ley del procedimiento, para el procedimiento administrativo común.
1) Recurso de alzada (Art 121 y 122 Ley 39/2015). Su objeto es la impugnación de actos administrativos que no agotan la vía administrativa. Este recuso es resuelto por el órgano superior jerárquico al que dicto la resolución que supone el objeto de recurso. Por tanto es un recurso que se inserta en el principio de jerarquía de la organización administrativa.
Este recurso supone un requisito procesal para poder acudir a la jurisdicción contenciosaadministrativa, es decir cuando recurramos un acto administrativo que no agota vía administrativa, habrá necesariamente que interponer el recurso de alzada si queremos interponer después el recurso contencioso-administrativa, de lo contrario, este no se admitirá Existe también el recurso de alzada impropio, denominado así porque no hay vinculación jerárquica entre el órgano que dicto la resolución y el órgano que resuelve el recurso de alzada. Es el caso de algunos recursos que se interponen frente a las resoluciones de los organismos dependientes o vinculados de las AAPP (sector público institucional), en determinadas ocasiones se prevé que a las resoluciones de esos órganos se pueda interponer un recurso frente al titular del ministerio al que esta escrito el organismo (Art 82 Ley 50/1998 de medidas fiscales) Forma de interposición del recurso de alzada (Art 121.2 Ley 39/2015). Se podrá presentar el recurso tanto frente al órgano competente para resolver el recurso, como frente al órgano que dicto la resolución que se recurre.
En este último caso, el órgano administrativo tiene la obligación de remitir el recurso, con su informe y con una copia ordenada y completa del expediente, ante el órgano competente para resolver, en el plazo de 10 días. Si no lo hace la consecuencia jurídica es una irregularidad no inválidamente, porque si posteriormente el órgano competente resuelve en plazo no se produciría ningún efecto.
PLAZOS. (Art 122 Ley 39/2015) Para interponer el recurso de alzada. Este recurso puede interponerse tanto frente a actos expresos como a actos presuntos, aquellos en los que ha operado el silencio administrativo.
• Actos expresos: El plazo es de un mes desde el día siguiente al que se notifico el acto, para interponer el recurso de alzada. Si se pasa el plazo, el acto deviene firme y no cabrá ni vía administrativa ni judicial.
• Actos presuntos: No hay plazo, puede interponerse recurso en cualquier momento frente a actos administrativos presuntos, desde el día siguiente en que se produzcan los efectos del silencio.
De la Administración para resolver el recurso. La administración tiene un plazo de 3 meses para resolver y notificar, si transcurrido el plazo no resuelve y notifica se da el silencio administrativo con efectos negativos o desestimatorios por ser en vía de recurso.
Debemos tener en cuenta la anterior excepción, porque si interponemos recurso de alzada frente a un acto presunto y pasa el plazo de 3 meses para resolver y notificar el silencio administrativo será positivo. (Art 24.1 en relación al artículo 122.1 Ley 39/2015).
La resolución del recurso de alzada pone fin a la vía administrativa, contra la resolución de un recurso de alzada no cabe ningún otro recurso ordinario o especial, solo cabrá el recurso extraordinario.
2) Recurso potestativo de revisión (Art 123 y 124 Ley 39/2015). Es un recurso que el ciudadano puede interponer facultativamente o bien recurrir el acto directamente ante la jurisdicción contenciosa-administrativa. Interponer el recurso potestativo no es un requisito procesal para poder acudir a la jurisdicción contencioso-administrativa Este recurso se interpone frente al órgano que dicto el acto administrativo que se recurre, y es el órgano competente para resolver el recurso. Puede servir para que el órgano revise y se de cuenta de algún error que tuvo al dictar la primera resolución o para ganar tiempo procesal, además de su carácter gratuito.
Son objeto de este recurso aquellos actos que agotan vía administrativa. No cabe este recurso frente a los resoluciones de recursos de alzada.
PLAZOS (Art 124 Ley 39/2015) Para interponer el recurso potestativo. Este recurso puede interponerse tanto frente a actos expresos como a actos presuntos, aquellos en los que ha operado el silencio administrativo.
• Actos expresos: El plazo es de un mes desde el día siguiente al que se notifico el acto. Transcurrido dicho plazo solo cabrá recurso contencioso administrativo, sin perjuicio en su caso de la procedencia del recurso extraordinario de revisión.
• Actos presuntos: No hay plazo, puede interponerse recurso en cualquier momento frente a actos administrativos presuntos, desde el día siguiente en que se produzcan los efectos del silencio.
Plazo de la Administración para resolver. El plazo para resolver y notificar es de un mes, porque es dictado por el órgano que ya había dictado y por ello tiene un conocimiento del acto. Si no se resuelve en el plazo del mes, habrá silencio administrativo negativo, pero no opera la excepción estimatoria del doble silencio anterior.
Recurso extraordinario de revisión.
Aparece regulado en los artículos 113, 125 y 126 de la Ley 39/2015. Se interpone frente a actos firmes en vía administrativa, es decir frente a actos sobre los que en principio no cabría ningún recurso. Este recurso se interpone frente al órgano que dicto el acto recurrido.
Su finalidad es que no se perpetué en el ordenamiento jurídico situaciones de clara injusticia, como consecuencia de que esos actos que contienen tal injusticia no pueden ser recurridos al ser firmes. Se parece al procedimiento de revisión de disposiciones y actos nulos.
El ejercicio de este recurso es, en principio compatible con el procedimiento de revisión del articulo 106 (125.3 Ley 39/2015) Objeto del recurso extraordinario. Se puede interponer este recurso frente aquellos actos firmes en vía administrativa, en los que concurre alguna de las causas recogidas en el artículo 125.1: a) Que al dictarlos se hubiera incurrido en error de hecho, que resulte de los propios documentos incorporados al expediente.
b) Que aparezcan documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida.
c) Que en la resolución hayan influido esencialmente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme, anterior o posterior a aquella resolución.
d) Que la resolución se hubiese dictado como consecuencia de prevaricación, cohecho, violencia, maquinación fraudulenta u otra conducta punible y se haya declarado así en virtud de sentencia judicial firme.
Plazos para interponer el recurso.
– Cuando se trate de la causa a del apartado anterior dentro del plazo de 4 años siguientes a la fecha de la notificación de la resolución impugnada.
– En el resto de casos, el plazo será de tres meses a contar desde el conocimiento de los documentos o desde que la sentencia judicial quedó firme.
Plazo para resolver el recurso.
El órgano competente para resolver el recurso, debe pronunciarse sobre la procedencia del mismo y sobre el fondo de la cuestión resuelta por el acto recurrido. Tiene un plazo de 3 meses para resolver y notificar, pasado el cual se dará el silencio administrativo con efectos negativos o desestimatorios.
En caso de que el recurso se desestima, no si se inadmite, vuelve a abrirse el plazo para el recurso contencioso administrativo, frente a la resolución dictada o en su caso frente al silencio. Los motivos que podemos aducir en el recurso contencioso-administrativo será unicamente la existencia de alguna de las causas del 125.1 En la tramitación de este recurso se requiere dictamen preceptivo del Consejo de Estado (art 22.9 LO consejo de Estado). Además el órgano competente para resolver puede inadmitir a trámite el recurso cuando el recurso no se funde en las causas del artículo 125.1 o cuando se hubieran desestimado en cuanto al fondo otros recursos sustancialmente iguales.
Recursos especiales. Son recursos administrativos que caben frente a actos administrativos no firmes, es decir, susceptibles de recurso, pero sobre los que no cabe recurso ordinario porque se ha previsto por ley un recurso especial.
Los recursos especiales reemplazan a los recursos ordinarios de alzada y reposición (Art 112.2 Ley 39/2015). Para saber que recurso especial poner, debemos acudir a las leyes, por ejemplo en materia de contratos del sector público (Art 40-44 Ley de contratos del sector público).
Este recurso tiene una naturaleza independiente, no se resuelve por el superior jerárquico del que lo dictó, ni por el órgano que lo dicto, sino por un órgano independiente, estamos por ello ante un control más cercano al control jurisdiccional.
Si estos órganos independientes no resuelven en plazo habrá silencio negativo, salvo que la ley que lo regula prevea otra cosa. En caso de que la resolución sea contraria a las pretensiones del interesado tiene la opción de acudir a la jurisdicción contenciosa-administrativa.
...

Tags: