Tema 1 - Introducción. El Derecho Civil: Concepto y caracteres. El Derecho Civil como Derecho Privado y como Dº Común. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Civil I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 12
Subido por

Vista previa del texto

Primera Parte. Introducción: el Derecho, la norma jurídica y fuentes del Derecho privado.
Lección I. El Derecho privado.
El Derecho objetivo y la norma jurídica.
A. Concepto de Derecho objetivo. Constituye el Derecho objetivo el conjunto de reglas y normas jurídicas aplicables a una comunidad política (a una sociedad) en un momento y lugar determinados. Según LACRUZ es Derecho “el conjunto de reglas de conducta externa del sujeto, en sus relaciones con los demás, enunciadas por los órganos competentes e impuestas coactivamente a los ciudadanos” 1 ! B. Concepto de norma jurídica. Son normas jurídicas aquellas de obligatorio cumplimiento, es decir, aquellas que son impuestas por los poderes del Estado de forma coactiva. Se hace imprescindible distinguir entre normas jurídicas y normas morales, si bien ambas pueden condicionar nuestro comportamiento, pues siendo las primeras aquellas que, por su naturaleza, son coactivas, las segundas sencillamente nos prescribirían modelos de conducta cuyo incumplimiento no tendría consecuencias jurídicas.
! C. Caracteres de la norma jurídica. Una vez definida en sus términos la norma jurídica, pasamos a distinguir sus caracteres, que son: 1. La obligatoriedad de cumplimiento. Las normas jurídicas son creadas con el fin de ajustar la conducta social a ellas. A pesar de ello algunos autores añaden que son de voluntario cumplimiento al poder escoger el individuo, si adecuarse a ella o no.
2. La coercibilidad. Lo que distingue a las normas jurídicas de las otras clases de normas que no lo son, es que las normas jurídicas se imponen coactivamente, con un monopolio que ostentan los poderes públicos.
3. La generalidad. Las normas jurídicas no son aplicadas a personas en concreto, sino que se hacen para todos los individuos en general, salvo en algunos casos.
! 4. La abstracción. Asimismo, las normas jurídicas no son creadas para el caso particular, son abstractas y se aplicarán a todos los casos subsumibles en ellas.
D. Clases de normas jurídicas. Hay distintas clases de normas jurídicas, que podemos clasificar en función de distintos criterios: 1. Según el criterio territorial, distinguimos entre normas generales, que se aplican en todo el Estado y particulares, que se aplican en una Comunidad Autónoma o territorio concreto.
2. Según el criterio de especialidad, pueden distinguirse entre normas comunes y especiales, son comunes si van dirigidas a la colectividad y afectan a relaciones jurídicas en las que cualquier persona puede tomar parte y son especiales si se dirigen a determinadas personas o colectivos.
1 LACRUZ BERDEJO, José Luis - Elementos de Derecho Civil, Tomo I, Volumen 1º, Edición 5.
Madrid: Dykinson, 2012. Pág 1 (§ 1 Cap. 1) 3. Según el criterio de normalidad, podemos clasificarlas en normas de Derecho normal, si regulan situaciones habituales siguiendo las normas básicas del ordenamiento jurídico, dando soluciones siguiendo los principios generales del Derecho, y normas de Derecho excepcional, si aplican soluciones que contradicen a los principios generales del Derecho, aplicables tan sólo al caso que regulan.
! 4. Según el criterio de derogabilidad pueden dividirse en normas imperativas si los sujetos no tienen capacidad de modificar la norma y normas dispositivas, si, por el contrario, permiten que las personas modifiquen la norma.
Derecho público y Derecho privado: criterios de distinción.
A lo largo de la historia ha ido evolucionando el Derecho y han cambiado los criterios de distinción entre el Derecho público y el Derecho privado. Si bien ninguno de los criterios da una solución absoluta a la cuestión que se plantea, todos ellos dan criterios bastante correctos para permitirnos distinguir el Derecho público del Derecho privado. Se han formulado, principalmente, cinco criterios para determinar si una norma es de Derecho público o privado, que son: 1. Según el interés perseguido son normas de Derecho público las que persiguen un interés general y normas de Derecho privado las que persiguen un interés particular.
2. Según la derogabilidad son normas de Derecho público las imperativas y de Derecho privado las dispositivas.
3. Según la acción son normas de Derecho público las que requieren una acción pública para proteger o restablecer la efectividad de las normas y de Derecho privada las contrarias.
4. Según la posición de los sujetos en la relación jurídica son normas de Derecho público aquellas en las que participa el Estado investido de imperium y de Derecho privado las que regulan relaciones jurídicas entre particulares.
! 5. Según el origen de las normas son normas de Derecho público las que emanan del Estado y normas de Derecho privado las creadas por los particulares a través de contratos, acuerdos, testamentos, actos o negocios jurídicos.
El Derecho Civil: concepto y contenidos.
A. Concepto de Derecho Civil. Si bien ha habido una larga evolución histórica en la que ha ido evolucionando también el concepto del Derecho Civil, definimos actualmente el Derecho Civil como el Derecho de la persona en sí, la rama del ordenamiento que se encarga de los problemas y situaciones de la vida diaria de los particulares.
B. Contenido del Derecho Civil. A partir de la definición hecha distinguimos entre un contenido propio del Derecho Civil, que es el Derecho de la Persona, el Derecho Patrimonial, el de Familia y el de Sucesiones, de un contenido impropio que también tiene, que es la teoría general del Derecho positivo, incluida en el Título Preliminar del Código Civil, que no trata de ninguno de los aspectos propios del Derecho privado.
! El Código Civil español: estructura y contenido; valoración crítica.
El Código Civil español entra en vigor definitivamente en 1889, tras un costoso proceso de codificación y pasados intentos de codificar el Derecho Civil a lo largo del siglo XIX. DÍEZ-PICAZO explica que sigue el modelo francés, y aparece dividido el libros, títulos, capítulos y en ocasiones en secciones, y dentro de cada una de estas, en artículos.
A. Estructura y contenido. Lo componen 1.975 artículos y una disposición final derogatoria, que es el artículo 1.976 (si bien varios se encuentran derogados), trece disposiciones transitorias y tres disposiciones adicionales. Inspirándose en el modelo francés, originado en la clasificación de GAYO el Código Civil tiene un título preliminar y cuatro libros: el primero (arts. 17 a 332) sobre el Derecho de la Persona, el segundo (arts. 332 a 608) sobre los bienes la propiedad y sus modificaciones, el tercero (arts. 609 a 1087) sobre los modos de adquirir propiedad y el cuarto (arts. 1088 a 1976) sobre las obligaciones y los contratos.
B. Valoración crítica. Se suele decir que nuestro Código tiene el defecto de una sistemática que dista de la perfección, por ello al estudiar el Derecho Civil sistemáticamente usamos la clasificación alemana, que ordena de la siguiente forma: Persona, obligaciones y contratos, derechos reales, familia y sucesiones.
! El Código Civil como Derecho común.
El concepto de Derecho común puede hacer referencia a dos significados: por un lado, se dice que son normas de Derecho común aquellas destinadas a regular la realidad social y jurídica en todas sus facetas, la vida social en su totalidad, si bien no cumple absolutamente este requisito el Código, pero no es de extrañar que todas las ramas del ordenamiento que presentan especialidades encuentran su origen en el Derecho Civil, pues es este el Derecho común. Además, el Derecho Civil actúa como Derecho supletorio (art. 13.2 del Código Civil).
Al hablar de Derecho común también podemos hacer referencia al Derecho Civil estatal, contraponiéndolo a los derechos forales.
! El Derecho Civil catalán.
Actualmente, siendo vigente la Constitución de 1978, no se reconocen por regla general competencias de legislación en materia civil en las autonomías; sin embargo según el artículo 149.1.8 de la Constitución la conservación, modificación y desarrollo del Derecho Civil la competencia pertenece a cada comunidad autónoma con Derechos civiles propios, entre las cuales se encuentra Cataluña.
A pesar de todo ello, el mismo artículo 149.1.8 establece una excepción de la excepción porque hay una serie de materias que siempre son competencias estatales; el Estado se reserva siempre la competencia en dichas materias.
! El Código Civil de Cataluña consta de seis libros (el sexto, de las obligaciones y contratos, todavía no ha sido elaborado y por lo tanto aún no se encuentra en vigor); y cada libro está formado por títulos, capítulos, secciones y artículos. A lo largo de este curso se estudiarán algunas materias comparando las normas del Derecho Civil común con las del Derecho Civil catalán.
 ...