Laboratorio Desarrollo Prelingüístico (2017)

Pràctica Español
Universidad Universidad Jaume I (UJI)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Psicologia evolutiva II
Año del apunte 2017
Páginas 12
Fecha de subida 05/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Laboratorio 1: Desarrollo prelingüístico A) 1. INTRODUCCIÓN TEÓRICA En un sentido muy general podemos considerar que la comunicación comienza desde el nacimiento. Pero comunicarse requiere la utilización de una acción (gesto, vocalización del tipo que sea, movimiento) para transmitir información de forma intencional acerca de algo.
La conducta comunicativa lo es porque también es intencional.
Los primeros 2 años son de exploración, pero incluso antes de poder pronunciar una palabra el bebé ya se entretiene con sus experimentos de comunicación. Ruidos, balbuceos, gestos…, escuchar e imitar hasta que al fin dominan la capacidad de articular palabras completas. El desarrollo de la comunicación constituye un proceso evolutivo que requiere de la participación de habilidades cognitivas y sociales, algunas tan básicas que constituyen predisposiciones innatas de tipo perceptivo. Estas predisposiciones o preferencias perceptivas contribuyen a que los bebés, desde su nacimiento, se dirijan hacia la interacción comunicativa con los otros.
De todas las criaturas del reino animal solo el bebé humano tiene la capacidad de comunicarse mediante la palabra. El lenguaje es un sistema de comunicación basado en palabras y gramática. Cuando los niños conocen las palabras, las usan para representar objetos y acciones. Pueden reflexionar sobre personas, lugares y cosas, y comunicar sus necesidades, sentimientos e ideas con el fin de ejercer mayor control sobre su vida.
Para facilitar el estudio del desarrollo del lenguaje (tomando en cuenta los aportes de diferentes investigadores como Lenneberg, 1967; Brown y Frazer, 1964; Bateson, 1975; Stampe e Ingram, 1976; Einsenson, 1979; Bruner, 1976) dividimos el desarrollo del lenguaje en dos etapas principales: prelingüística y lingüística. Cada una de estas etapas va marcando el surgimiento de nuevas propiedades y cualidades fonéticas, sintácticas y semánticas a medida que el niño crece.
En esta práctica de laboratorio vamos a centrarnos en la primera.
2. ETAPA PRE-LINGÜÍSTICA Denominada también como la etapa preverbal. Abarca desde el nacimiento hasta los 10-12 meses momento en que se suelen dar las primeras palabras (en ocasiones se incluye el periodo de los 12 a los 18 meses). Se caracteriza por la expresión buco-fonatoria que de por sí apenas tiene un valor comunicativo. Durante esta etapa la comunicación que establece el niño con su medio (familia), especial y particularmente con su madre, es de tipo afectivo y gestual.
Siguiendo a Reddy (1999), existen cinco fases en función de los hallazgos empíricos sobre el desarrollo comunicativo temprano: Fase Neonatal; de los 2-3 meses; la mitad del primer año; periodo de los 8 a los 12 meses y de los 12 a los18 meses.
1 Esta etapa pre verbal hasta hace poco despertaba escaso interés de los especialistas, pero gracias a las investigaciones actuales, hoy sabemos que tiene un valor relevante y trascendental en la configuración de las bases del desarrollo lingüístico, puesto que tanto las expresiones vocales (sonidos o grupo de sonidos de simple significación) como las expresiones verbales (sonidos, grupo de sonidos, palabras aisladas, etc.) influyen de modo determinante en el desarrollo.
2.1 ETAPA PRENATAL El proceso de aprender a hablar comienza ya antes de nacer; el feto experimenta todo tipo de sensaciones en el útero de la madre, un entorno idóneo para el sentido del oído. A las 24 semanas el oído interno del feto se ha desarrollado y ya puede oír sonidos, también del exterior aunque el sonido llega atenuado, filtrado; el más fuerte de todos, es el de la voz de la madre.
En los meses siguientes de gestación el feto se familiariza con las voces cercanas, y aunque no percibe bien los detalles del sonido de esas voces, sí puede percibir la entonación y ritmo de las palabras y percibir diferencias sutiles entre sonidos, suponiendo el principio de comunicación constante entre el feto y el mundo exterior. La experiencia intrauterina del bebé constituye una primera base de conocimiento, muy poco analítica, pero suficiente para que se inicie el proceso de discriminación prosódica temprana. De hecho, parece que como consecuencia de esto, los neonatos lloran con “acento”.
2.2 FASE NEONATAL Y PRIMEROS 3 MESES: comunicación de afectos 2.2.1 Llanto Los bebés nacen preparados para comunicarse y al principio la mejor forma es llorar. El bebé no puede emitir otros sonidos porque tiene la boca pequeña, la lengua ocupa gran parte de la cavidad bucal, y a esta edad la laringe ocupa una posición elevada en el cuello para evitar que se ahogue (permite al niño respirar y tragar a la vez). Con el llanto, el bebé pone en funcionamiento el aparato fonador, permitiéndole también la necesaria oxigenación de la sangre y el establecimiento de la respiración normal.
En ese periodo, llorar es un acto involuntario que muestra angustia; pero aunque los lloros son involuntarios obtienen una respuesta inmediata. Es la primera forma para el bebé de saber que los sonidos que emite son un medio de comunicación (sonidos vegetativos relacionados con la alimentación y la respiración) y de que cuando llora, alguien le escucha.
Ante la voz de su madre y/o el arrullo, el bebé se tranquiliza.
Pasando este período, por lo general al inicio del segundo mes, el llanto ya no es un fenómeno o manifestación mecánica e indiferenciada, sino que el tono del sonido cambia con el contenido afectivo del dolor, el hambre u otra molestia; es decir, la variación de la tonalidad está relacionada con el estado de bienestar o malestar del bebé. Con el llanto el bebé logra comunicar sus necesidades al mundo que le rodea y, como se da cuenta de que gracias al llanto sus necesidades son satisfechas, lo usará voluntariamente, ya no siendo entonces un mero reflejo o sonido indiferenciado.De esa manera el bebé va comunicándose con su entorno próximo, especialmente con su madre, comprendiendo cada vez mejor lo que ésta le comunica, aunque sea incapaz de expresarlo.
2 2.2.2. Preferencias perceptivo-atencionales Los bebés recién nacidos parece que vienen dotados de programas de sintonización y armonización de la propia conducta respecto de la de los otros, que incluyen todas las preferencias perceptivas (preferencias por la voz y el rostro humano desde el nacimiento) y conductas expresivas que permiten su vinculación con sus congéneres. Las investigaciones muestran que desde los primeros días de vida los bebés prefieren la voz humana a cualquier otro sonido y parecen estar “acostumbrados” al lenguaje. Estos programas interactúan con los propios mecanismos de sintonización en la figura de crianza permitiendo originar y mantener una relación que optimiza el desarrollo y que asegura las condiciones para la construcción mutua y progresiva de la relación comunicativo-afectiva entre el bebé y los otros.
Se realizan experimentos mediante el paradigma de habituación-deshabituación en el que se utiliza como medida la tasa de succión no nutritiva (video 1, 2) Parece que su cerebro está predispuesto para discriminar las unidades lingüísticas básicas, percibir patrones lingüísticos y clasificarlos como parecidos o diferentes (Kuhl, 2004) (video 3) En torno a los 2 meses van configurándose conductas que favorecen la interacción comunicativa de un modo más activo. Aparece la sonrisa social (indicadora de participación activa y positiva de los bebés en la relación) y la utilización de movimientos, vocalizaciones (arrullos, gorjeos…) y miradas de un modo más coordinado y activo en los intercambios con los adultos. La sonrisa ya es una configuración facial claramente indicativa de placer o bienestar que se produce únicamente ante otras personas, en un contexto de interacción social.
2.2.3. A los 3 meses El repertorio de sonidos del bebé en este periodo se amplía. La laringe ha bajado, y es capaz de quedarse absorto en una “conversación” con su cuidador. En el periodo de entre las 16 y 30 semanas, se ja el juego vocálico, fase de transición entre el arrullo y el balbuceo. Los niños empiezan a pronunciar sílabas sencillas alargando sonidos vocálicos y consonánticos.
A las vocalizaciones también se les atribuye un valor comunicativo, aunque no simbólico. Cuando el bebé vocaliza, el adulto responde confirmando la comunicación, dando significado a sus expresiones. No solo se trata de un intercambio de voz y palabras, sino también expresiones faciales y miradas; se imitan expresiones del rostro, se intercambian sonrisas… Se establece un ritmo. Junto con las miradas y las sonrisas, los adultos van enseñando a los bebés qué “temas” se pueden compartir y cómo expresarlos. Estos son los elementos básicos de una conversación.
Pero la comunicación humana es compleja y lo que están descubriendo los investigadores es lo temprano que el bebé entiende los signos para la interacción. Los humanos se comunican con más que palabras.
Se dan las Protoconversaciones (Snow 1977): las interacciones verbales que los adultos establecen con los bebés poseen un formato de conversación; los adultos ayudan a construir y mantener una estructura cíclica de alternancia de turnos. Al principio no se intercambia información sino afectos. Progresivamente, las conductas infantiles aceptables son sólo vocalizaciones y gestos susceptibles de ser interpretados comunicativamente. Así, los adultos seleccionan los medios comunicativos válidos, a partir de las diversas posibilidades expresivas del bebé. El bebé aprende a interpretar elementos de comunicación no orales (videos 4) 3 2.2.4- Estimulación producción sonidos. Motherese o habla maternal Es la capacidad de reproducir sonidos lo que estimula la siguiente etapa. El saber qué sonidos son posibles en su idioma, permite al bebé aprender dónde termina una palabra y empieza otra. De allí que para estimularlo lingüísticamente la madre deba utilizar, junto con el lenguaje afectivo y gestual, el lenguaje verbal, empleando el habla maternal. Se trata de la forma en que todas las madres del mundo hablan a sus bebés. Los bebés responden claramente al sonido de este lenguaje reconfortante: van construyendo un mapa acústico de su idioma materno y aprenden palabras con significado. Lo que hacen las madres instintivamente es comunicar lo esencial del idioma y aunque el potencial del habla es innato, su desarrollo depende del aprendizaje a partir de los que le rodean. La palabra acompaña siempre al gesto y a las actividades de la madre con su hijo (Video 5). Por tanto el lenguaje es tanto naturaleza como estimulación. Los niños practican el lenguaje en situaciones cotidianas de juego (sobre todo en el baño).
2.3- Hacia mitad del primer año Como hemos visto, los investigadores confirman que los bebés menores de 6 meses pueden distinguir la lengua materna de otras lenguas: siguen siendo “oyentes universales” y son capaces de distinguir todos los sonidos. Pero a partir de los 6 meses para las vocales y de los 10 meses para las consonantes (periodo sensible) aumenta considerablemente el reconocimiento de los sonidos fonéticos de la lengua materna, a la vez que disminuye la discriminación de los sonidos ajenos a ella. Al final del primer año, como los adultos, los bebés pierden su sensibilidad a los sonidos que no forman parte de su lengua o lenguas que suelen escuchar. Durante la segunda mitad del primer año, los bebés comienzan a tomar conciencia de las reglas fonológicas de su idioma, es decir, de cómo se organizan los sonidos del habla. Es probable que los niños tengan un mecanismo para discernir reglas abstractas en las estructuras de las frases (Marcus, Vijayan, Rao y Vishton, 1999). Los bebés sordos pasan por un proceso restrictivo similar en lo referente al reconocimiento de señas (Kuhl y Rivera-Gaxiola, 2008) ¿Qué ocurre en el cerebro del bebé en este periodo sensible? ¿Por qué pierde su capacidad para distinguir sonidos de otro idioma? Hay varias hipótesis de cómo ocurre este cambio a partir de Estudios conductuales e imágenes cerebrales:  los niños hacen un cálculo mental de la frecuencia relativa de ciertas secuencias fonéticas en su idioma y aprenden a ignorar las secuencias que escuchan con poca frecuencia (Kuhl, 2004)  la experiencia temprana con el lenguaje modifica la estructura neural del cerebro, facilitando el progreso rápido hacia la detección de los patrones de palabras en la lengua materna, al mismo tiempo que suprime la atención a los patrones que no corresponden a su lengua y que podrían enlentecer su aprendizaje. La percepción y la categorización constantes hacen que las redes nerviosas insistan en el aprendizaje de los esquemas de la lengua materna del niño y restringe el aprendizaje posterior de otros idiomas. Es decir, no es que pierda esa capacidad, sino que el cerebro clasifica los sonidos y selecciona los de su idioma, comienza a filtrar los sonidos que no escucha en su entorno. Esto hace que el bebé sea incapaz de distinguir sonidos de otros idiomas. (video 6) 4 2.4 DE LOS 6 A 12 MESES: 2.4.1. Balbuceo Alrededor de los 6-8 meses comienzan a balbucear.
Reduplicado o canónico: producción de series de sílabas con estructura de consonantevocal [CV], normalmente bilabiales, dentales y alveolares con vocales abiertas. Según Stark esta preferencia por sonidos oclusivos se debe a que en esa época la lengua del niño es proporcionalmente demasiado larga en relación con la cavidad bucal, y eso facilita estas articulaciones (sobre todo la de vocales abiertas).
No reduplicado o variado: producción de emisiones ininteligibles pero insertas en grupos de entonación reconocibles, cadenas más cortas con cambios consonánticos de un sílaba a otra [taga]; las cadenas de sílabas pueden alternar consonantes y variar en énfasis y en entonación. Esta jerga expresiva imita al lenguaje adulto, produciendo largas y complejas secuencias de sonidos sin significado y dando la impresión de ser frases.
El balbuceo no es un lenguaje “real”, puesto que para él no comunica ningún significado, pero con el tiempo se vuelve más parecido a las palabras. Al principio, los bebés de todas las culturas balbucean igual. Da-da, ba-ba, na-na, ta-ta... Pero a los 9 meses los sonidos del habla se van limitando y se centran en los de su idioma materno. Está practicando los sonidos del idioma que oye a su alrededor. Al jugar con los sonidos, también escucha lo que dice. Se llama asociación de sonidos y boca. Cuando es capaz de reproducir sonidos, disfruta; la imitación y la repetición son la clave para aprender un idioma.
Por tanto, el balbuceo tiene al menos tres funciones: 1) experimentar con los sonidos que se pueden hacer, 2) practicar movimientos relacionados con el habla y 3) darse cuenta de la relación entre la articulación (movimientos) y los sonidos que se producen.
El balbuceo evoluciona haciéndose poco a poco más complejo hasta que se produce la transición hacia las primeras palabras. Se pueden encontrar diferencias de unos niños a otros, por esto se hacen dos grupos: Niños referenciales: son los que pasan directamente del balbuceo a la producción de palabras, no pasan por la jerga; Niños entonados o expresivos: son los que utilizan la jerga entonada.
Balbucear es solo una manera de comunicarse, pero no la única.
2.4.2. Inicio de la conducta intencional y uso de gestos (periodo de 8 a 12 meses).
Antes de poder coordinar la interacción con personas y la acción sobre objetos, los bebés manifiestan un progreso hacia la conducta intencional: Atención conjunta (atender a un mismo objeto/evento a la vez, buscar y provocar estas situaciones, la Referencia social…) Entre los 6-7 meses los bebés parecen dirigir más su atención a los objetos y eventos del ambiente. No es él solo el que descubre los objetos, sino que el adulto los va introduciendo en su relación con el niño, se los muestra, los utiliza, haciéndoselos atractivos. La experiencia con el mundo físico y social permite que el niño sea capaz de ir anticipando las situaciones que ya se han repetido anteriormente.
5 Al final del primer año de vida es capaz de coordinar los esquemas de acción con los objetos y los esquemas de interacción con personas: Esquema tríadico único. Presupone claramente atención conjunta sobre un objeto externo. Este proceso de triangulación y la regulación de las interacciones conjuntas se materializa con el empleo de conductas protoimperativas y protodeclarativas. Representa el índice de una auténtica comunicación intencional por parte del niño y de que este entiende determinados estados mentales en el otro.
Protoimperativos: gestos mediante los cuales el niño utiliza al adulto para conseguir algo.
Son peticiones de objetos, ayuda, acciones… que los niños realizan utilizando medios no lingüísticos todavía.
Protodeclarativos: gestos que utiliza el niño para compartir la atención del adulto respecto a un objeto o evento al que señala.
La conducta de señalar puede ser utilizada como un protoimperativo o como un protodeclarativo (videos 7).
2.4.3. 1 año. Imitación.
La capacidad de imitación temprana es una herramienta muy útil para la interacción comunicativa; se dice que para el bebé el principal motor de aprendizaje es la imitación.
Primero los niños imitan accidentalmente los sonidos del lenguaje y luego se imitan repiténdolos. De los 9 a los 10 meses, imitan de manera deliberada los sonidos sin entenderlos. Cuando tienen un repertorio de sonidos, los concatenan en patrones que suenan como su idioma pero parece no tener significado. Por último, cuando los niños se familiarizan con los sonidos de palabras y frases, comienzan a asignarles significados (Fernald, Perfors y Marchman, 2006; Jusczyk y Hohne, 1997). Cuando los pequeños están a punto de cumplir un año han aprendido a interpretar expresiones faciales y gestos de cara a mantener los canales de comunicación.
Además de las preferencias perceptivo-atencionales, los recién nacidos también están adaptados para actuar y captar la atención de los otros. (Experimentos de Meltzoff y Moore: imitación de gestos). Al año aprenden “gestos sociales convencionales”, más tarde “gestos representacionales” más elaborados. Los “gestos simbólicos” aparecen a la vez que las primeras palabras.
Cuando emplean los gestos simbólicos, los bebés (tanto sordos como no) entienden que los símbolos se refieren a objetos concretos, sucesos, deseos y condiciones. En general, los gestos aparecen antes de que los niños tengan un vocabulario de 25 palabras y desaparecen cuando aprenden la palabra con que se dice la idea que expresaban gesticulando y que ya pueden decir. El aprendizaje de gestos ayuda a los bebés a aprender a hablar. Los niños pequeños combinan gestos con palabras. Estas combinaciones sirven como señal de que están a punto de usar frases de varias palabras. (videos 8) 6 3. EVOLUCIÓN de las habilidades de percepción del habla Edades aproximadas 6-7 meses de edad gestacional Habilidades de percepción Respuesta ante la voz humana, medida a través de la deceleración del ritmo cardiaco.
Nacimiento hasta 6 meses Discriminación entre la lengua materna y una segunda lengua.
Discriminación entre dos lenguas no maternas Si el bebé está expuesto a una sola lengua, comienza a “perder” las habilidades de discriminación temprana entre lenguas no familiares.
Desde los 6 meses a los 12 En esta etapa tienen lugar varios hitos (precedentes evolutivos de las primeras palabras): Edad Producciones vocales del niño I) 0 a 6 semanas Vocalizaciones reflejas; sonidos vegetativos; llanto.
II) 6 a 16 semanas Sonidos de arrullos y risas.
III) 16 a 30 semanas Juego vocálico; ruidos consonánticos con /x³/, /g/… IV) 6 a 10 meses Balbuceo reduplicado o canónico, V) 10 a 14 meses Balbuceo no reduplicado o variado y jerga o balbuceo modulado.
VI) 14 a 18 meses Jerga. Protopalabras Transición a la palabra.
VII) 18 a 20 meses Primer vocabulario infantil.
4. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: Adrian, J.E. (2008). El desarrollo psicológico infantil. Áreas y procesos fundamentales.
Castellón: Publicaciones de la Universitat Jaume I, Colección Universitas 27.
Mariscal, S., Giménez-Dasi, M., Carriedo, N., y Corral, A. (Coord.) (2009). El desarrollo psicológico a lo largo de la vida. McGraw Hill.
Papalia, D. Y Feldman, R. (2012). Desarrollo humano.
7 WEBGRAFÍA Baby human Hablar https://www.youtube.com/watch?v=qx6HgEmeoLs http://www.educacioninicial.com/EI/contenidos/00/4200/4206.asp www.youtube.com/watch?v=t0fkgA7dnJo OTROS VIDEOS UTILIZADOS https://www.youtube.com/watch?v=9tUY7BYxldM https://www.youtube.com/watch?v=APZDr3_84z0 https://www.youtube.com/watch?v=aSilqzUtWmg https://www.youtube.com/watch?v=g-ND_sCKE4c https://www.youtube.com/watch?v=7dyHI_-sXCw http://www.dailymotion.com/video/x6w19k_desarrollo-del-lenguaje-del-balbuce_school 8 B) DIRECTRICES PARA LA REALIZACIÓN DE LA PRÁCTICA Método: visualización de los videos y análisis/extracción de información de manera individual, para contestar posteriormente en grupos de 3-4 personas a las cuestiones propuestas justificando las respuestas.
1.- Preferencia lenguaje materno Experimento “chupeteo” (video 1) Laboratorio de Janet Werker (Universidad de Columbia Británica, Canadá) P.- Unas horas después de nacer, el bebé ¿prefiere el idioma de los padres o uno que no haya escuchado nunca? R.- Prefiere el idioma de los padres porque los bebés empiezan a aprender las propiedades del lenguaje en el útero. Para comprobar esto, en el experimento le colocaban a los neonatos un chupete que iba directamente al ordenador que registraba al número de chupeteos que le daba el bebé. Con ello detectaron que el número de chupeteos era bajo cuando le ponían una grabación de una lengua extranjera y que el número de chupeteos aumentaba cuando le ponían una grabación del idioma materno.
2.- Exposición a sonidos Investigación “Palabras con significado” (video 2) Laboratorio de Janet Werker (Universidad de Columbia Británica, Canadá) P.- Un neonato, ¿es capaz de distinguir entre las distintas partes del lenguaje? R.- Los bebés pueden distinguir las palabras con contenido, de las que no tienen significado como por ejemplo las preposiciones. En un experimento realizado a neonatos se les colocaba en la boca un chupete conectado al ordenador que registraba el número de chupeteos que hacía. Se comprobó que cuando ponías palabras con algún significado como mesa o silla, el bebé chupeteaba con más frecuencia que cuando escuchaba preposiciones o pronombres.
3.- Aprendizaje idioma Experimento “Ba-da” (video 3) Laboratorio de Janet Werker (Universidad de Columbia Británica, Canadá) P.- Si el bebé nace con la capacidad de aprender cualquier idioma, ¿cómo se convierten en lo que los investigadores llaman “especialistas en un idioma vinculado a una cultura”? R.- Los investigadores confirman que a los 6 meses siguen siendo oyentes universales. Sin embargo, en el periodo sensible de los 6-10 meses ocurre el cambio. A los 10 meses ya no somos oyentes universales y por lo tanto ya no se distingue la diferencia entre los sonidos de cualquier idioma del mundo 9 4.- Elementos de comunicación no orales que interpreta el bebé.
P.- ¿Cuáles son esos elementos no orales que el bebé aprende a leer en otro rostro humano? Cuatro estudios o Investigaciones (videos 4) Laboratorio de Darwin Muir (Universidad de Queen, Canadá) 4.1.- “Cara inmóvil” Conclusión: El bebé aprende a reconocer las emociones en el rostro humano por lo tanto cuando su madre habla con voz alegre en una pantalla pero con el rostro inmóvil el niño se muestra confundido.
4.2.- “Cara al revés” Conclusión: El niño reconoce la cara de su madre en una pantalla y se muestra contento pero en el momento en que la cara se invierte, el niño no la reconoce. Los niños no la perciben como una cara y pierden el interés.
4.3.- “Cara alegre-triste” Conclusión: Los niños responden con cara alegre cuando alguien les habla felices y al contrario cuando alguien les habla tristes. De la misma manera también saben relacionar la voz alegre con el rostro alegre y la cara triste con la voz triste.
4.4.- “Mirada fija” Conclusión: Cuando no hay contacto visual no se percibe como una comunicación. Cuando la madre le habla al niño mirando a los ojos el niño sonríe, pero cuando la madre mira hacia un lado y pierde el contacto visual con el bebé, este se queda extrañado.
5.- Motherese Habla maternal (Video 5) P. ¿Qué características observas en este tipo de habla que emplean los adultos y los niños mayores de 5-6 años al dirigirse a alguien más pequeño? R.- Las características del motherese son:         Voz aguda Tono alegre Frases cortas Uso de diminutivos Alargar las vocales Enfatizar las palabras Gesticular Hay un contacto físico cariñoso 10 6.- Exposición a otro idioma en el periodo sensible Experimento “Exposición al mandarín” (Video 6) Laboratorio de Patricia Kuhl. Centro sobre la mente, el cerebro y el aprendizaje.
(Universidad de Washington) P.- ¿Qué ocurre si durante ese periodo sensible (entre los 6 y 10 meses) se le expone a otro idioma? R.- Si durante este periodo se les expone a un nuevo idioma durante X sesiones, al final el niño distingue dos sonidos diferentes del Mandarín.
7.- Uso de gestos (Videos 7) Experimento “Señalar” Laboratorio de Amanda Woodward (Universidad de Chicago) P.- ¿Qué entiende exactamente el bebé cuando señala? R.- Experimento “Atención visual conjunta” Laboratorio de Amanda Woodward (Universidad de Chicago) P.- ¿Basta con señalar para que el bebé aprenda nuevas palabras? R.- 8.- Imitación Experimento “Imitación” (Videos 8) Laboratorio de Andrew Meltzoff. Centro sobre la mente, el cerebro y el aprendizaje.
(Universidad de Washington) P.- ¿Qué papel desempeña la imitación en el aprendizaje de un idioma? El niño sin hacer uso del idioma da a entender que está discutiendo o que está riñendo a alguien. (Ejemplo: si su padre le habla enfadado y el niño le imita parece que estén teniendo una discusión).
Comprensión de intenciones 11 Experimento “El Robot” Laboratorio de Susan Johnson (Universidad de Stanford) P.- ¿Cuáles son las señales que aprende el niño a interpretar como comunicación? Para descubrir las pistas que buscan los niños.
Los niños a cierta edad entienden la estructura subyacente de una comunicación. En el experimento cuando el niño observa que un robot está manteniendo una conversación con un adulto, el bebé imita la conducta.
9.- Teniendo en cuenta la información de la que ya disponéis, ¿consideráis que en esta etapa pueden detectarse posibles dificultades en el niño? Pienso que ya se pueden detectar algunos problemas como el autismo o que el niño tiene problemas de oído.
12 ...

Comprar Previsualizar