Tema 12. Contratos Mercantiles II (2010)

Apunte Español
Universidad Instituto Químico de Sarriá (IQS)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Derecho de Empresa
Año del apunte 2010
Páginas 3
Fecha de subida 19/05/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

    Tema  12.  Contratos  mercantiles  II.     1. Contrato  de  suministro:     Una  parte  (el  suministrador)  se  compromete  a  realizar  a  la  otra  parte  (suministrado)  entregas  sucesivas  y   periódicas  de  unos  determinados  productos  a  cambio  de  un  precio.   Las  prestaciones  o  entregas  sucesivas  pueden  ser  determinadas  (suministra  x  unidades  de  lo  que  sea  con   una  cierta  periodicidad  preestablecida)  o  indeterminadas  (aprovisiona  x  unidades  de  lo  que  sea  cuando  lo   necesite  el  suministrador).   Ejemplos:  contrato  de  suministro  de  agua,  electricidad,  gas,  o  el  de  aprovisionamiento  de  materias  primas   en  las  grandes  empresas.   El   contrato   de   suministro   no   se   formaliza   para   un   único   servicio   concreto,   sino   que   se   formaliza   para   varias   prestaciones,  la  particularidad  es  que  cada  una  de  ellas  se  considera  autónoma.     Unos   ejemplos   serían   el   contrato   de   suministros   de   agua,   electricidad,   gas   o   el   de   aprovisionamiento   de   materias  primas  en  las  grandes  empresas.   Es  un  contrato  de  adhesión,  ya  que  difícilmente  podremos  negociar  con  la  empresa  suministradora,  que  ya   tendrá  casi  todas  las  pautas  (precio,  cláusulas,…)  establecidas.     2. Contrato  de  transporte:     Puede  ser  de  personas  o  de  mercaderías.   − Si  se  trata  de  personas  intervienen  dos  partes:  el  transportista  y  la  persona  objeto  del  transporte.   − Si  se  trata  de   mercaderías   intervienen  un  mínimo  de  tres  partes:  emisor  o  remitente,  transportista   o   porteador   y   receptor   o   destinatario.   Es   posible   que   haya   pluralidad   de   porteadores,   transporte   combinado,  en  el  que  varios  transportistas  se  obligan  sucesivamente  en  el  mismo  contrato  a  trasladar   la  carga  hasta  su  destino.     Se  diferencia  del  contrato  de  transporte  civil,  porque  o  bien  tiene  por  objeto  un  efecto  de  comercio,  o  bien,   sea  cual  sea  su  objeto,  el  porteador  es  comerciante  o  se  dedica  habitualmente  a  realizar  transportes  para  el   público.   El  porteador  se  compromete  a  poner  las  cosas  transportadas  en  el  estado  en  que  las  recibe,  a  disposición   del  destinatario  en  el  plazo,  lugar  y  condiciones  previstas  del  contrato.     En  el  transporte  de  viajeros  no  existe  la  figura  del  destinatario.  En  él  el  porteador  se  compromete  a  llevar  al   viajero  a  cambio  del  precio  pactado  hasta  el  lugar  de  destino  en  el  plazo  y  las  condiciones  establecidas.     En  estos  contratos,  asume  los  costes  del  transporte:   − CIF:  el  transportista  asume  los  costes  del  transporte.   − FOG:  el  remitente  asume  los  costes  del  transporte.     3. Contrato  de  comisión:     Es   un   contrato   convenido   entre   dos   personas,   una   de   las   cuales   (o   las   dos)   es   comerciante,   y   en   que   el   comisionista   (normalmente   a   su   vez   es   el   comerciante)   se   obliga   a   realizar   por   cuenta   de   la   otra   parte,   llamada  comitente,  una  o  varias  operaciones  mercantiles.     El  comisionista  actúa  por  cuenta  del  comitente  pero  puede  desempeñar  la  comisión  en  nombre  propio  o  en   el  del  comitente.   1     Si  actúa  a  nombre  propio  no  dirá  quién  es  el  comitente  y  quedará  vinculado  con  las  terceras  personas  con   las   que   contrae,   es   decir,   quedará   obligado   con   lo   terceros   con   los   que   contrae   como   si  el   negocio   fuese   suyo.  La  obligación  del  comerciante  tiene  que  quedar  en  secreto.   En  cambio,  si  actúa  en  nombre  del  comitente,  así  se  lo  indicará  a  las  personas  con  las  que  contrate,  y  será  el   comitente   el   que   quedará   vinculado   directamente   con   las   personas   con   quien   contrate   el   comisionista   a   su   nombre.     4. Contrato  de  “factoring”:     Es   un   contrato   de   administración   o   gestión   comercial   y   financiera.   Consiste   en   que   una   de   las   partes   entrega   a   otra   denominada   factor,   toda   su   documentación   de   cobro   para   que   éste   la   gestione   (hace   efectivo   el   crédito,   se   encarga   de   su   contabilidad   y   de   cualquier   otra   actividad   relacionada   con   el   cobro   del   crédito).     Es  un  contrato  de  servicio  de  contabilidad  y  cobro  de  facturas  en  que  el  factor  se  subroga  en  el  cobro  de  las   mismas   e   incluso   según   la   modalidad   del   factoring   anticipa   su   importe   al   vencimiento,   con   un   descuento   previo  convenido.   Es   una   entidad   financiera   la   que   se   hace   cargo   de   la   gestión   de   cobro   y   de   todas   las   operaciones   que   se   llevan  a  cabo.  Además,  al  estar  implicada  da  seguridad.       Dentro  del  “factoring”  distinguimos:   − “factoring”  propio:  el  factor  asume  el  riesgo  de  impago  por  los  créditos  cuyo  importe  anticipa.   − “factoring”  impropio:  el  cliente  es  el  que  asume  el  riesgo  y  cede  el  crédito  salvo  si  se  cobra.     5. Contrato  de  “Joint  Venture”  o  empresa  conjunta:     Se   refiere   a   aquellas   empresas   que   se   forman   como   resultado   de   un   compromiso   entre   dos   o   más   sociedades  bajo  un  acuerdo  de  voluntades,  para  cooperar  en  una  actividad  distinta  y  complementaria  de   la  que  desempeñan  habitualmente.  Nace  de  la  confianza  entre  las  partes.     La   finalidad   de   crear   una   “Joint   Venture”   es   la   de   unificar   esfuerzos   y   compartir   responsabilidades   para   realizar   un   proyecto   que   supera   el   ámbito   potencial   de   cada   uno   de   los   socios   por   separado.   Normalmente   se  mueve  por  tres  líneas  de  actividad:   − Investigación  y  desarrollo  (I+D)  -­‐>  normalmente  una  aporta  capital  humano  y  la  otra  tecnología,  para   mejorar  así  sus  investigaciones.   − Distribución  de  canales  en  zonas  geográficas.  Crear  una  red  de  distribución  de  productos.   − Entrada  a  mercados  con  protecciones  arancelarias  que  quieran  evitarse  -­‐>  para  no  pagar  los  aranceles,   se  intenta  hacer  una  empresa  conjunta  con  un  socio  local.  Muy  habitual  para  penetrar  en  un  mercado.     En  estos  acuerdos  dos  o  más  sociedades  ponen  en  común  un  proyecto  de  grandes  dimensiones  que  va  a  ser   desarrollado  por  una  empresa  que  crean  al  efecto  y  que  controlan  dichas  sociedades.     Pueden  ser  empresas  de  sectores  distintos  pero  que  ambas  están  interesadas,  unen  esfuerzos  para  crear   una  empresa  nueva  y  cada  empresa  se  mantiene  en  su  sector,  pero  se  unen  para  mejorar.     6. Contrato  de  franquicia:     Contrato   que   engloba   una   amplia   gama   de   acuerdos   de   índole   comercial   en   que   un   empresario,   el   “franchiser”,   propietario   de   un   producto,   una   marca,   un   servicio   o   de   un   proceso   productivo   da   a   una   tercera  persona  el  derecho  a  comercializar  el  producto,  la  marca,  el  servicio  o  a  realizar  el  mismo  proceso   productivo  bajo  la  misma  fórmula  a  cambio  de  un  canon.  El  canon  o  precio  puede  consistir  en  una  tarifa  fija   o  en  un  porcentaje  sobre  las  ventas.     2     El   contrato   de   franquicia   es   aquel   contrato   en   el   que   el   empresario   cede   lo   que   ha   creado:   un   producto,   una  marca,  una   imagen,  una  forma  de  trabajar,  un  sistema  de  producción  específico,...  Todo  este  conjunto   de   elementos   de   la   empresa   se   traspasan   a   otros   empresarios   contratados   a   través   de   este   contrato   franquicia   por   el   cual   los   segundos   ponen   en   práctica   todo   aquello   que   el   empresario   principal   ha   elaborado.   Delegamos   la   responsabilidad   a   cada   uno   de   los   franquiciados.   Es   un   contrato   de   distribución,   ya   que   el   objetivo  es  mejorar  la  distribución  del  producto,  servicio,  etc.     − Franquiciador:  quien  tiene  el  objeto  porque  lo  ha  diseñado  o  forma  parte  de  su  propiedad.   − Franquiciado:  asume  el  conocimiento  del  sistema  u  objeto  del  franquiciador,  pagando  unos  derechos   por  ello.     7. Contrato  de  “know-­‐how”:     Es   un   contrato   de   transmisión   de   conocimientos   o   de   tecnología   punta.   Se   podría   definir   como   aquel   contrato   en   que   el   conocedor   del   Know-­‐How   autoriza   a   su   contraparte   a   explotarlo   durante   un   tiempo   a   cambio  de  un  precio  fijado  generalmente  en  función  del  volumen  de  fabricación.     Por   Know-­‐How   nos   referimos   a   la   serie   de   conocimientos,   métodos   con   posibles   aplicaciones   industriales   o   mercantiles  que  se  caracterizan  por  su  elevado  grado  de  innovación.     En  este  contrato  el  titular  del  Know-­‐How  no  lo  vende  sino  que  cede  su  uso  durante  un  tiempo,  para  ello   debe  proporcionar  a  su  licenciatario  todos  los  planos,  maquetas  e  información  sobre  el  Know-­‐How.     Este   contrato   se   distingue   de   la   licenciatura   de   patentes   en   que   toda   innovación   o   descubrimiento   patentado  está  jurídicamente  protegido  por  su  inscripción  en  el  Registro  de  Patentes,  pero  deja  de  ser  un   secreto   precisamente   por   el   carácter   público   del   Registro.   En   cambio,   en   el   Know-­‐How   es   esencial   el   secreto  de  la  nueva  técnica  y  prueba  de  ello  es  que  muchas  veces  no  se  llega  a  patentar.     8. Contrato  de  tarjeta  de  crédito:     La  tarjeta  de  crédito  es  un  documento  que  permite  a  su  titular  adquirir  bienes  y  servicios  mediante  pago   diferido.  Permite  al  poseedor  adquirir  a  crédito  en  los  establecimientos  asociados,  cuyo  pago  realizará  una   entidad  especificada  (que  puede  ser  un  banco,  empresa  turística,  grandes  almacenes…).   Ejemplos:   VISA,   AMERICAN   EXPRESS,   tarjetas   expedidas   por   grandes   almacenes   para   efectuar   compras   en   ellos   sin   pagar  al  momento,…     La  relación  que  originan  estas  tarjetas  pude  ser:   − Bilateral:  grandes  almacenes  y  usuario.   − Multilateral:  el  emisor,  por  ejemplo,  es  una  entidad  de  crédito  que  le  envía  la  tarjeta  a  sus  clientes  para   que  estos  puedan  adquirir  bienes  o  servicios  con  ella  con  los  establecimientos  asociados.  En  este  caso   es   la   entidad   de   crédito   la   que   paga   al   establecimiento   asociado   los   gastos   de   su   cliente   menos   una   comisión,   y   después   le   cobrará   a   su   cliente   el   total   del   gasto   efectuado   a   través   generalmente   de   las   cuentas  bancarias.       3     ...