Tema 12. La crisis de la República: Las reformas de Mario (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Historia de la Roma
Año del apunte 2014
Páginas 9
Fecha de subida 01/06/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

12.  LA  CRISIS  DE  LA  REPÚBLICA.  LAS  REFORMAS  DE  MARIO         LOS  METELOS  Y  CAYO  MARIO     El   tiempo   inmediatamente   después   de   los   Graco   los   Metelos,   elementos   moderados   de   la   nobilitas,  estuvieron  en  el  poder.     Bajo   la   hegemonía   de   los   Metelos  surge   un   personaje   nuevo,   un   homo   novus,   alguien   nuevo   que  es  de  la  nobilitas  por  primera  vez,  con  un  cargo  público  por  vez  primera:  Cayo  Mario   Los   homines  novi  se  ponían  bajo  protección  de  un  patrono,  de  alguien  importante,  con  el  fin  de  iniciar  una   carrera  política.     Es  un  nomen  nuevo  en  la  carrera  política  y  curiosamente  no  volverá  a  aparecer  después.  Es  el   primer  Mario.  Y  su  hermano  Quinto  Mario  fue  el  único  otro  importante.       EL  INICIO  DE  LA  GUERRA  DE  JUGURTA  (109-­‐105)  Y  LA  APARICIÓN  DE  MARIO     Cayo  Mario  aparece  con  un  episodio  que  es  la  guerra  de  Jugurta.     En   III   G.   P.,   Reino   de   Numidia,   vecino   de   Cartago.   148   à   Escipión   Emiliano   II   Africano,   al   morir   Massinissa,   fue   albacea   testamentario   y   repartió   reino   en   los   tres   hijos   del   rey.   Los   dos   mayores  murieron  prematuramente,  y  el  tercer  hermano,  Micipsa,  se  quedó  el  reino.     Micipsa   se   había   mostrado   siempre   aliado   de   Roma.   Era   uno   de   los   reinos   amigos   o   reinos   colchón  de  romanos  frente  a  las  zonas  bárbaras  que  había  más  allá.   118  à  Micipsa  muere.  Nuevo  problema  sucesorio  entre  sus  hijos  legítimos:  estos  eran  Aderbal   y  Hiempsal.  Y  además  tenía  un  hijo  adoptivo,  Jugurta,  hijo  bastardo  de  uno  de  los  hermanos   mayores  de  Micipsa.     Los  dos  primeros  debieron  pensar  que  tenían  mas  derecho,  por  ser  mayores  e  hijos  biológicos.   Pero  la  adopción  valía  lo  mismo.  Y  de  los  tres,  al  final,  el  mas  listo  fue  Jugurta.   El  reino  se  dividió  en  3  partes.   Hacía   el   115   se   levantan   querellas   entre   los   3   hermanos.   Las   disputas   terminan   con   un   asesinato   cometido   por   Jugurta   a   Hiempsal.   Jugurta   hizo   matar   a   Hiempsal,   y   Aderbal   huyó   pidiendo  ayuda  a  Roma.     1     Roma   envía   comisionados   para   ver   lo   sucedido.   Pero   Jugurta,   embaucador,   convenció   a   los   romanos  de  que  tenía  razón.  Así,  establecieron  nuevo  reparto  reino:  entre  Jugurta  y  Aderbal.  Y   así,   Jugurta   comenzaba   sus   acciones   de   soborno   a   los   romanos,   que   se   dejaron   corromper   (pues  el  1r  criterio  en  la  jerarquía  de  valores  era  ahora  el  dinero,  y  así  la  corrupción  corre).     Y  así,  los  comisionados,  sobornados,  además  de  hacer  que  se  creían  que  Jugurta  tenía  razón,   en   el   reparto   le   cedieron   la   mejor   parte.   Jugurta   juró   respetar   el   territorio   de   su   hermano   y   violo   su   palabra.   Pero   en   el   112   atacó   y   mató   a   su   hermano,   quedándose   dueño   de   todo   el   reino.   Entre   112   y   109,   se   pasa   entre   declaraciones   de   guerra   romanas   porque   Jugurta   no   ha   cumplido  la  promesa  y  pasos  atrás  porque  Jugurta  juega  sobornando.  A  base  de  corromper  a   los  comisionados  va  aplazando  la  guerra.   110  à  Jugurta  es  llamado  a  declarar  en  Roma.  Pero  allí  sobornó  a  todo  el  Senado,  pues  cuenta   la   historia   que   al   salir   de   Roma   de   regreso   a   Numidia   dijo   que   “esta   ciudad   se   vende,   solo   necesita  un  comprador”.     Salustio  cuenta  la  guerra  de  Jugurta.  Él  hace  una  historia  moralizante,  aunque  el  fue  expulsado   del  Senado  por  su  conducta  inmoral.  Y  refleja  bien  el  nivel  de  corrupción  al  que  había  llegado   Roma.     Un   grupo   de   personas   honestas,   pero,   eran,   según   fuentes,   los   Metelos,   y   Quinto   Cecilio   Metelo   era   cónsul   en   el   109.   Y   ese   año   se   declaró   la   guerra   a   Jugurta   y   se   hizo   cargo   de   las   operaciones  de  la  guerra.  Llevó  a  su  lado  dos  legados:     • • Rutilio  Rufo     y   Cayo   Mario,   cliente   suyo   que   había   entrado   como   homo   novus   bajo   su   protección.   Pero  era  muy  ambicioso.       CAYO  MARIO     Sucesos  hasta  su  consulado     Personaje  clave.     Era  un   caballero  que  se  lanzó  a  la  carrera  política   y  de  las  armas  (van  conjuntas),  e  hizo  cursus   honorum  bajo  la  protección  de  los  Metelos,  los  que  más  habían  desempeñado  el  poder  del  119   al  109,  siendo  de  la  oligarquía  senatorial  y  de  la  más  alta  nobilitas.   Empezó  carrera  militar  en  guerra  de  Numancia,  bajo  las  órdenes  de  Escipión  Emiliano.   2     Carrera  política  a  partir  del  119,  cuando  se  hizo  tribuno  de  la  plebe.  Ahí  comenzó  su  liderazgo   popular.   116   à   alcanza   la   pretura   (el   vice-­‐consulado).   Y   desde   este   año,   su   cargo   siguiente   es   el   de   cónsul.   Desde   ese   año,   estaba   esperando   ser   cónsul.   Como   Homo   Novus,   lo   normal   es   que   Metelo  le  hibiera  dicho  cuando  presentarse,  pero  lo  hizo  por  su  cuenta.   108  à  se  presenta  al  consulado  (un  año  después  del  consulado  de  Metelo).  Metelo  se  opuso   à  ruptura  entre  patrono-­‐cliente,  algo  serio,  pues  patrono  tutela  al  cliente  normalmente  y  el   cliente  se  deja  controlar.  Pero  no  fue  así.  Indica  la  personalidad  fuerte  de  Mario  para  oponerse   a   su   patrono.   Y   es   elegido   cónsul   y   ser   encargado   de   la   provincia   de   África   y   con   ello   de   la   guerra  de  Jugurta.       La  reforma  militar     ¿Cómo   consigue   afrontar   la   guerra?   Modificando   totalmente   el   modo   de   reclutamiento   del   ejército:   • • • Antes  se  acudía  de  acuerdo  al  armamento  que  uno  se  podía  pagar.  Los  que  no  podían   permitírselo  no  iban  a  la  guerra.     Entonces   Mario   propone   que   vaya   a   la   guerra   todo   el   mundo,   incluso   los   que   no   pueden:  el  estado  va  a  costearlo.     Y   como   después   de   una   guerra   se   producen   conquistas,   el   territorio   conquistado   se   repartirá  a  los  soldados  conquistados     à  propone  pues  una  solución  a  la  plebe  urbana  y  campesinos  arruinados  que  tanto  han   crecido:   les   da   un   medio   de   vida   mientras   son   militares   (con   sueldo   y   rapiña)   y   también   daba   solución   para   después:   terminada   la   guerra   el   general   les   repartía   tierras   conquistadas.     Solucionaba  la  vida.  Pero  esto  lo  hacía  el  general.  Este  ejército  personal  de  gente  sin  recursos   que   convocaba   a   la   guerra   un   general   va   a   seguir   a   su   general:   es   el   momento   en   que   el   ejército  romano  se  transforma    a  ser  ejército  personal:  lucharan  por  Roma  pero  en  la  práctica   por  su  interés  propio,  motivo  por  el  cual  siguen  al  general.  Así,  su  ejército  es  de  clientes  suyos,   es   un   ejército   personal   de   Mario.   Cuando   lo   licencie   no   se   irá   a   otro   líder.   Podrá   movilizarse   sucesivas  veces  por  él.     Así,  transformación  fundamental  en  el  reclutamiento  del  ejército.     La  admiración  que  tenía  ya  el  pueblo  por  Mario  tras  su  tribunado  ahora  aumenta:  llamando  a   la   gente   sin   recursos,   se   tradujo   en   afluencia   de   alistamientos   de   voluntarios.   Esto   es   lo   importante:   son   voluntarios   que   no   tenían   por   qué   ir   a   la   guerra   porque   no   tenían   recursos,   pero  que  ahora  van  para  su  propia  subsistencia.     3     Había  20  años  al  menos  para  estar  a  disposición  del  general  que  los  había  convocado:  es  así  en   cierto   modo   ejército   profesional:   son   ciudadanos   todos,   y   pagados   por   servir   (antes   no   lo   eran).   La   aparición   de   poderes   personales   fomenta   la   guerra   civil,   pues   ahora   tenemos   a   Mario,   pero   en  cuanto  haya  otro   líder   con  ejército  personal,   habrá   enfrentamientos,   como   pasará   con   Sila,   seguida  de  la  guerra  de  Sertorio  contra  los  optimates.  Luego  el  ejército  personal  de  Pompeyo   se   enfrentará   al   de   César.   Y   la   lucha   entre   M.   Antonio   y   Octaviano   también   será   entre   dos   ejércitos   personales.   Así,   la   reforma   de   Mario   será   de   gran   transcendencia,   pues   también   fomentó  las  guerras  civiles.     Estos   soldados,   que   son   ciudadanos   romanos,   mejoran   su   situación   económica.   Y   algunos   ascienden   de   categoría,   y   llegan   a   poder   votar   (hasta   la   III   clase).   Así,   estos   electores   son   realmente  un  apoyo  para  el  individuo  que  los  ha  liberado,  Mario.  Ello  explica  que  Mario  llegara   a  ser,  elegido,  7  veces  cónsul.  Nunca  fue  dictador,  sencillamente  fue  elegido  7  veces.  Otros  lo   harían  por  otro  medio,  nombrándose  dictadores  a  perpetuidad,  como  César.       La  composición  del  ejército     Composición  ejército:  Ejército  evoluciona:  constaba  de:     • • tropas  legionarias  à  eran  ciudadanos  romanos   y  de  tropas  auxiliares  (auxilia  =  son  tropas  de  aliados)  y  aliadas  (foederati/socii  =  son   tropas  mercenarias)  à  no  tenían  que  ser  ciudadanos.  Tropas  auxiliares  serán  ligeras,   se   mueven   rápidas,   mientras   el   grueso   de   la   legión   resiste.   Las   tropas   no   legionarias   pueden  ser  o  de  aliados  (foederati  o  socii)  o  mercenarios  (auxilia).     Para  ser  miembro  legión  se  necesitaba  ser  ciudadano  romano.  Para  las  auxiliares  no  se  había   de  ser  ciudadano.     Legión  contaba  con  6000  hombres  y    la  unidad  táctica  era  la  cohorte,  y  había  10  por  legión  y  se   componían  de  3  manípulos.     Las   tropas   de   caballería   de   antes   y   de   velites   ahora   se   sustituyen   por   las   tropas   auxiliares   (auxilia):  caballería  ahora  serán  tropas  auxiliares,  cuyas  unidades  serán  las  “alas”.       La  derrota  de  Jugurta     Importancia  de  la  reforma  de  Cayo  para  el  uso  de  las  clientelas  militarmente.     4     El  caso  es  que  Metelo,  que  comenzó  la  guerra  de  Jugurta  como  cónsul,  al  ser  elegido  Mario,   releva   a   Metelo.   Éste   estaba   tan   cabreado   que   en   lugar   de   esperar   a   Mario   para   relevar   sus   poderes  dejó  el  ejército  sin  esperar  la  llegada.   Mario   acabó   con   éxito   la   guerra   en   el   105,   aunque   Jugurta   no   se   le   rindió   a   él,   sino   al  quaestor   de   Mario,   Lucio   Cornelio   Sila,   ante   el   cual   Jugurta   se   rindió.   Pero   la   guerra   la   había   llevado   Mario.   104   à   elegido   cónsul   de   nuevo.   Popularidad   tan   grande   que   Senado   le   dio   los   honores   del   Triunfo.   Demuestra   que   los   intereses   de   los   optimates   no   siempre   coincidían   con   el   Senado,   particularmente   cuando   hay   un   popular   dirigiendo   la   república.   Optimates   no   siempre   coinciden  con  la  mayoría  del  senado.     Consulado   sin   interrupción   desde   105   hasta   el  100.   Un   séptimo   consulado   cuando   comience   la   guerra  contra  Sila,  pero  morirá  durante  él,  de  muerte  natural.     En   estos   años   tuvo   otra   victoria   también   notable,   contra   cimbrios   y   teutones,   nórdicos   entrados  por  la  Galia  narbonense.       GUERRA  CONTRA  CIMBRIOS  Y  TEUTONES     Es  el  momento  de  conquista  de  la  Galia  meridional,  narbonense:  se  atribuye  a  Mario.  La  guerra   contra  cimbrios  y  teutones  fue  por  motivos  de  estrategia.   Allí  estaba  Masalia,  vieja  aliada  de  Roma  que  aseguraba  el  tráfico  a  la  P.  I.  Esta  ciudad  estaba   amenazada   por   pueblos   bárbaros   (celtas   y   ligures).   Contra   esta   presión,   los   masaliotas   no     podían  dar  frente  y  pidieron  ayuda  a  Roma.   Además,  tras  conquista  Hispania,  la  Galia  tenía  mayor  interés  estratégico,  como  intermediario   en   el   comercio   con   P.   I.   Esto   ocurría   desde   hacía   años.   En   el   125   un   ejército   romano   se   presentó  en  la  Galia  narbonense  para  combatirlos.     Hubo   victorias   romanas.   En   el   120   se   organiza   la   provincia   narbonense,   cuya   capital   será   Narbona  desde  el  118.     113  à  ocurre  sobre  el  recién  territorio  conquistado,  vecino  de  Masalia,  la  invasión  de  cimbrios   y  teutones,  de  Germania,  que  ocuparon  gran  parte  de  Galia  narbonense.   Del  104  al  100,  es  contra  ellos  con  quien  luchó  Mario,  fueron  detenidos  en  el  102,  en  Aquae   Sextiae.  Allí  los  detuvo,  y  los  venció  en  Vercelae  (Galia  cisalpina).   Así   acabó   el   problema   de   Cimbrios   y   Teutones   sobre   Galos   y   Marsella   y   se   tranquilizaron   las   comunicaciones  entre  Roma  e  Hispania  mediterránea.   5     LA  CAÍDA  DE  MARIO     Comienzos  s.  I  à  aquí  el  prestigio  de  Mario  empieza  a  tambalearse,  ante  la  caída  de  prestigio   popular:   • • 100   à   disturbios   motivados   por   populares.   Su   facción   había   crecido   enormemente   desde   los   Gracos.   Pero   la   represión   senatorial   fue   muy   dura.   Pero   los   populares,   crecidos  por  los  consulados  consecutivos  de  Mario,  reavivaron  los  enfrentamientos.   La  crisis  de  la  República  se  vuelve  a  manifestar  entre  populares  y  optimates.   Por   otro   lado,   asunto   de   la   corrupción   y   venalidad   de   los   romanos,   evidenciada   bien   con   Jugurta.  Ello  mino  el  prestigio  del  partido  optimate.   Mario,  como  demostró  en  el  reclutamiento  de  desheredados  estaba  del  lado  popular,  de  modo   que   había   conflicto   entre   optimates,   con   poder   represivo   pero   desprestigiados   ante   plebe,   y   la   plebe,  crecida  con  consulados  de  Mario,  propensa  a  hacer  desmanes.     Durante  los  años  del  consulado  de  Mario,  fueron  habituales  los  disturbios  callejeros  en  Roma,   que  se  van  a  remover  cada  vez  que  haya  graves  enfrentamientos  entre  optimates  y  populares.   Mario   tuvo   6   consulados   consecutivos,   pero   no   gobierno   efectivo   republica:   era   juguete   de   otros  líderes  populares:  Saturnino  y  Glaucia.  Eran  tribunos  de  la  plebe  que  para  adular  a  Mario   promulgaron  leyes  agrarias  a  favor  veteranos  de  Mario  (repartían  tierras  en  su  favor  sin  tener   en  cuenta  la  ecuanimidad  que  tenía  que  haber  habido  para  también  los  miembros  elevados  del   ejército,   optimates).   Era   simple   interés:   no   era   repartir   tierras   a   desheredados,   sino   granjearse   la  benevolencia  de  Mario  para  tenerlo  como  títere.   De  hecho,  nueva  ley  frumentaria  y  judicial  que  restituía  a  los  caballeros  los  tribunales,  y  sobre   todo,   importancia   de   la  lex   de   maiestate   por   la   cual   se   reprimía   cualquier   oposición   a   las   leyes   populares.  Era  peligrosa,  pues  daba  permiso  para  organizar  disturbios  contra  cualquiera  que  se   manifestara  contra  las  leyes  populares.     Sobre   todo   por   esta   ley,   en   Roma   reinaba   un   clima   de   terror,   encabezado   por   estos   dos   “demagogos”   según   las   fuentes.   La   demagogia   en   Roma   funciona   a   partir   de   los   Gracos   (sin   que  ellos  lo  hubieran  sido),  pero  si  algunos  líderes  populares  posteriores  y  a  lo  largo  del  siglo  I,   tanto   por   populares   como   optimates,   como   el   mismo   César.   Había   vía   libre   para   provocar   disturbios.  La  demagogia  funcionó.     Así,   con   la   lex,   las   penas   capitales   se   ponen   al   orden   del   día.   Así,   con   esta   ley,   se   reprimía   cualquier  oposición  a  las  leyes  populares.     Équites  son  los  dueños  de  los  negocios.  Entonces,  unidos  a  los  populares,  ahora  se  aproximan   de   nuevo   a   los   senadores.   Los   équites,   en   época   de   los   últimos   consulados   de   Mario,  se   van   asustando  ante  inestabilidad,  mala  para  los  negocios,  y  así,  se  acercan  a  los  optimates.  Antes   les  parecieron  bien  los  populares,  pero  ahora  mejor  los  optimates,  que  harán  represión  de  los   populares  y  ocasionaran  tranquilidad  finalmente.   6     Pero  antes,  enorgullecidos  por  el  poder  conseguido,  Saturnino  y  Glaucia  pensaron  un  día  que   podían  prescindir  de  Mario.  Pero  Mario  no  estuvo  dispuesto.  Fue  su  error.   A  fines  del  100,  el  senado,  contrario  a  estos  líder,  promulgó  un  senatus  consultum  ultimum  con   el   cual   se   concedía   a   los   cónsules   poderes   extraordinarios   para   reprimir   finalmente   estos   disturbios.     La  carrera  de  Mario  se  hundió:  quedaron  descontentos  los  populares  al  atacar  a  sus  líderes  y   también  del  senado,  porque  a  Mario  se  le  fue  la  situación  de  las  manos.  La  carrera  de  Mario  se   hundió.   Muertes,  caos,  desorganización,  según  las  fuentes.   El  senado  no  quedó  contento  pero  en  realidad  mató  dos  pájaros  de  un  tiro,  deshaciéndose  de   Mario  y  acabando  con  los  disturbios.  Ya  no  volvió  a  ser  cónsul  hasta  10  años  más  tarde.   Y  mientras  su  prestigio  se  hunde,  la  de  su  antiguo  cuestor,  Sila  pasa  a  1r  plano.     SUCESOS  POSTERIORES  A  LA  CAIDA  DE  MARIO     La  guerra  de  los  aliados  (91-­‐88  a.C.)     En   el   91   a.C.   estalla   la   guerra   social   (guerra   de   los   socii   o   de   los   aliados),   también   llamada   guerra   de   los   socii   o   de   los   aliados.   Los   aliados   itálicos   todavía   no   habían   conseguido   la   ciudadanía  romana,  recompensa  que  veían  justa  tras  siglos  de  colaboración  con  los  romanos   en  su  expansión.  Veían  justo  también  para  beneficiarse  de  los  repartos  de  tierra,  que  no  eran   considerados.     Hay  un  tribuno  de  la  plebe,  Marco  Livio  Druso,  que  en  el  91  propuso  una  nueva  lex  agraria  y   una  nueva  concesión  de  ciudadanía.  Pero  cuando  Druso  la  iba  a  proponer  en  la  asamblea,  fue   asesinado.   Así,   las   esperanzas   de   los   aliados   itálicos   se   vieron   frustradas.   La   paciencia   de   los   aliados  itálicos  terminó  y  se  rebelaron,  declarando  la  guerra  a  Roma,  que  duró  hasta  el  88.   Senado  recurrió  a  los  hombres  más  prestigiosos,  incluso  a  Mario,  después  de  un  tiempo,  tras   los  disturbios  que  se  habían  ido  de  las  manos.  También  apareció  Cneo  Pompeyo  Estrabón,  el   padre  del  Magno.  Y  también  intervino  Sila.  Es  pues  una  guerra  que  consideraron  importante.  Y   se   distinguió   un   contingente   de   tropas   auxiliares   reclutadas   en   Hispania,   a   las   órdenes   como   mercenarios  de  Cneo  Pompeyo  Estrabón.  Se  comportaron  heroicamente,  porque  por  su  valor   Estrabón  les  concedió  la  ciudadanía  romana.   Estas   concesiones   de   ciudadanía   se   harán   más   frecuentes   en   tropas   auxiliares   ahora,   ante   conductas  heroicas  en  la  guerra.  En  época  imperial  estos  documentos  se  emitirán  en  nombre   emperador,  serán  los  diplomas  militares.  Esta  concesión  a  los  soldados  reclutados  en  el  valle   7     del   Ebro   supuso   que   muchos   soldados   volvieran   a   sus   casas   y   posiblemente   con   repartos   de   tierra,   y   quedando   como   clientes   de   quien   les   otorgó   la   ciudadanía,   Estrabón,   que   heredaría   el   hijo   de   este,   Cneo   Pompeyo   Magno,   algo   muy   importante   en   el   desarrollo   de   la   guerra   civil   de   Pompeyo  contra  César.     La   victoria   guerra   de   los   aliados   la   consiguieron   los   romanos   sobre   los   aliados.   Pero   a   pesar   de   todo,  la  guerra  fue  dura  y  los  romanos  cayeron  en  la  cuenta  de  que  no  había  más  remedio  que   dar  a  los  vencidos  la  ciudadanía  romana:  edicto  para  concederla  a  todo  aquel  que  la  solicitara.     Es   el   momento   en   el   que   toda   Italia   ya   son   ciudadanos   romanos.   De   ahí,   la   ciudadanía   romana   va  a  extenderse  con  rapidez  por  resto  imperio.  En  Hispania  hay  concesiones  a  finales  I,  como   los  balbos.       El  poder  del  dinero       Los  équites,  en  época  de  los  últimos  consulados  de  Mario,  se  van  asustando  ante  inestabilidad,   mala   para   los   negocios,   y   así,   se   acercan   a   los   optimates.   Antes   les   parecieron   bien   los   populares,   pero   ahora   mejor   los   optimates,   que   han   hecho   represión   de   los   populares   y   han   ocasionado  tranquilidad.   Tras   guerra   aliados,   el   problema   de   los   intereses   de   los   caballeros,   que   eran   las   personas   a   quienes   iban   a   parar   las   recaudaciones   impuestos   provinciales,   a   veces   coinciden   con   los   intereses  de  los  gobernadores.  Ocasionaba  conflicto  entre  orden  ecuestre  y  sus  negocios  y  el   orden   senatorial   y   sus   intereses   de   gobierno   y   también   de   recaudación.   Así,   con   frecuencia,   conflictos   en  provincias   entre   équites   y   gobernadores   del   orden   senatorial.   Ello  va   a   intervenir   importantemente  en  caída  república,  incapaz  de  sustentarse  en  las  instituciones  tradicionales.       La  gloria  optimate,  el  declive  en  el  control  de  la  plebe  y  los  nuevos  poderes  personales     Optimates  tenían  doble  moral  à  había  muchos  querían  participar  del  negocio,  pero  al  exterior   siempre  manifestaban  que  les  interesaba  la  gloria  (la  dignitas  y  la  auctoritas).  Más  que  poder   (que   lo   daba   el   dinero),   querían   dignitas   y   auctoritas   (que   les   confería   el   hecho   de   ser   del   orden  senatorial,  pues  senado  era  depositario  de  la  auctoritas).     Apariencia   de   todos,   de   los   honestos   y   no   honestos,   era   de   interesados   en   la   gloria,   la   dignidad.  Dignitas  y  auctoritas  solo  se  lograba  haciendo  cargos  públicos  y  triunfos  militares.     Y  los  optimates  estaban  convencidos  de  que  tal  gloria  les  daba  influencia  sobre  todo  el  mundo.   Pero  la  gente  del  pueblo,  de  la  plebe,  sobre  todo  urbana  (que  había  aumentado  al  convertirse   Roma   en   macrociudad).   Mayoría   de   la   gente   eran   plebe   urbana   y   sin   recursos,   tenían   fuerza   como  masa,  pero  podía  dejarse  influir  por  quien  más  beneficiara.     8     Y  este  enorme  cuerpo  de  ciudadanos  residía  en  roma,  pero  también  fuera,  en  Italia,  enorme   tras  guerra  aliados.  Expansión  plebe  por  resto  de  Italia  hacia  más  difícil  mantener  el  control  de   la  plebe  mediante  la  dignitas  de  los  optimates.     Así,  se  hacen  frecuentes  las  generosidades:  los  repartos  de  trigo  gratis  o  a  bajo  precio,  o  dinero   gratis,   o   haciendo   banquetes   gratuitos...   A   la   plebe   se   la   contenta   dándole   de   comer   y   con   espectáculos,   que   se   hacen   ahora   frecuentes   y   heredan   los   emperadores,   para   mantener   contenta  a  la  plebe.   Es   otro   detalle   de   la   corrupción:   ganarse   a   la   plebe   por   las   dádivas,   que   salían   de   grandes   fortunas  personales,  muchas  hechas  por  los  negocios,  que  se  hacían  mediante  intereses.  Gran   parte  de  los  tributos  de  las  provincias  no  llegaban  al  estado,  si  no  para  beneficio  de  los  altos   magistrados  que  las  gobernaban.  Y  así  se  acumulan  grandes  fortunas  que  luego  se  usaban  para   granjearse  la  benevolencia  de  la  plebe.  Así,  la  gloria  por  logros  y  la  auctoritas  se  sustituye  por   la  gloria  a  base  de  trapicheos.       Así,   era   muy   difícil   mantener   la   dignitas   a   la   manera   tradicional.   Y   el   dueños   del   dinero:   los   équites,  que  se  seguirán  uniendo  al  mejor  postor.  Cuando  César,  vuelven  a  los  populares.     Los   hechos   del   I   a.C.,   con   la   guerra   entre   Mario   y   Sila   y   entre   Cesar   y   Pompeyo   son   consecuencia   del   espíritu   de   ambición   material   de   la   época.   Con   la   reforma   de   Mario,   el   ejército,   al   que   acude   cualquiera   sin   esfuerzo,   espera   recompensa   del   general,   a   quien   sigue   fiel  y  también  tras  licenciarse,  siguiendo  siendo  clientes  del  general.  Así,  pueden  volver  a  ser   llamados   a   la   guerra,   también   sus   hijos.   Sila,   Pompeyo,   Craso   y   César   harán   lo   propio.   Todo   esto  será  caldo  de  cultivo  guerras  civiles,  la  1ª  la  de  Mario  y  Sila.                         9     ...

Tags: