4.3. Cultura política y élites de Gobierno (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Historia de la Cultura y de las Instituciones Europeas
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 31/05/2014
Descargas 27
Subido por

Vista previa del texto

3.  CULTURA  POLÍTICA  Y  ÉLITES  DE  GOBIERNO       Imagen   de   Imperio   de   Carlos   V   se   desintegra   pero   la   idea   continua,   y   allí   entra   la   imagen   de   la   monarquía  hispánica,  con  territorios  amplios  como  concesión  divina.  Visión  providencialista  de   la  monarquía  hispánica.  Ello  liga  con  las  antiguas  líneas  Imperiales.  El  Imperio  seguía  vivo,  pero   dejaba   la   casa   de   centro   Europa.   Era   Felipe   II   el   que   estaba   en   primer   lugar,   y   no   el   Sacro   Imperio   Germánico,   pues   ahora   Imperio   se   basaba   en   una   potencia   colonial,   que   será   la   imagen  imperial  del  futuro  con  todos  los  imperios  coloniales.   Y  surgió  el  debate  de  los  derechos  de  los  habitantes  de  las  Américas,  que  se  ve  expresado  en  la   escuela  de  Salamanca  (De  Vitoria,  de  las  Casas…)  à  abre  el  camino  a  una  nueva  corriente  de   derecho,  universal,  que  interesa  a  todo  el  mundo,  un  derecho  de  gentes.  Es  la  base  del  futuro   derecho  internacional,  de  la  posibilidad  de  poner  unos  principios  más  arriba  entre  católicos  y   protestantes,  poniendo  unos  derechos  a  respetar  por  todos.  Se  abre  el  camino  a  los  derechos   de   la   humanidad   a   respetar:   no   es   posible   reducir   los   derechos   de   una   persona   por   ser   extranjera  o  por  su  religión.   Y  ello  lleva  a  los  derechos  en  las  guerras:  cuando  es  justo  o  legítimo  atacar,  y  lo  que  es  legítimo   raptar,   coger   de   las   riquezas   de   los   perdedores.   Eso   es   el   tema   que   surge,   que   vemos   en   la   escuela  de  Salamanca  y  se  extiende.   Entra  en  el  contexto  de  la  guerra  de  los  80  años  (1568-­‐ 1648)   entre   Flandes   y   la   Monarquía   hispánica.   Son   años   de   grandes   cambios   muy   interesantes   para  las  instituciones  de  la  monarquía  europea  à  reelabora  la  diplomacia  entre  estados  y  la   guerra  misma.   *   La   Guerra   de   los   Ochenta   años   o   Guerra   de   Flandes   fue   una   guerra   que   enfrentó   a   las   Diecisiete   Provincias  de  los  Países  Bajos  contra  su  soberano,  quien  era  también  rey  de  España.  La  rebelión  contra  el   monarca  (parar  lograr  la  independencia  y  la  libertad  religiosa)  comenzó  en  1568  y  finalizó  en  1648  con  el   reconocimiento  de  la  independencia  de  la  República  de  las  Siete  Provincias  Unidas,  hoy  conocidas  como   Países  Bajos.     Cultura  política  y  élites  de  gobierno     ¿Cómo   cambia   el   papel   del   noble,   que   posibilidades   de   movilidad   social   hay   entre   las   elites   (es   posible   romper   una   organización   estamental   que   parecía   estancada?   Y   veremos   cómo   se   organizan  y  evolucionan  los  ejércitos  europeos  dinástico,  guiados  por  sus  reyes.       El  nuevo  hombre  de  corte,  una  nueva  elite  de  gobierno:  la  creación  de  una  nueva  aristocracia     Tercer  duque  de  Alba:   • • • • • • • brazo  derecho  de  Carlos  V  y  Felipe  II   representa  como  había  de  ser  la  elite  política  y  militar  del  XVI   El  comienza  con  las  misiones  contra  Túnez,  batalla  de  Pavía  (1525)  es  probablemente   la   1ª   misión.   Comienza   haciéndose   como   hombre   de   guerra   como   todo   buen   miembro   de  la  corona  castellana  en  las   guerras  de  Italia  y  después  será  representante  de  Felipe   II  en  muchos  contextos.     Fue  gobernador  de  Milán  (1555),  virrey  de  Nápoles.     Era  una  de  las  personas  en  quien  Felipe  II  más  confiaba.  Su  reto  más  grande:  se  levanta   revuelta   en   Flandes   y   manda   el   rey   al   duque   de   Alba,   que   se   va   allí   con   la   idea   de   represión  rápida  y  dura  para  dar  ejemplo.  Pero  acaba  como  ejemplo  de  violencia  y  da   más   fuerza   a   la   revuelta.   Las   condenas   a   muerte   y   los   saqueos   de   ciudades   para   controlar   y   hacer   obedientes   a   las   ciudades   aumentan   la   indignación:   la   revuelta   se   hace   más   grande   y   fuerte,   se   cohesionan   todas   las   Prov.   Unidas.   Y   Alba   se   quiere   marchar.  Se  levanta  la  guerra  y  es  el  resultado  del  error  de  cálculo  en  las  expectativas.     Cuando   regresa,   a   pesar   de   todo,   acabara   de   ser   el   encargado   de   forzar   la   sucesión   de   Felipe  II.     Es   uno   de   los   ejemplos   más   claros   de   elite   cosmopolita   y   católica,   expresión   de   la   manera   de   entender   la   corte   de   Felipe   II.   Enorme   responsabilidad,   defensa   extrema   del   catolicismo   y   manera   severa   de   mostrarse   al   público.   Como   gobernador   de   Nápoles,  Milán  y  Portugal,  es  un  hombre  oscuro,  un  caballero  católico…     Pero   las   personas   que   ponen   todos   los   reinos   en   2ª   mitad   del   XVI   en   Europa   van   al   estilo   español,  que  mira  sobre  todo  en  las  formas,  el  rigor.  Era  manera  de  mostrar  la  autoridad  real   más   clara   y   distanciada,   marcando   las   jerarquías   y   dando   importancia   al   ritual   religioso   y   lugar   en   ellos   del   rey,   y   juego   de   distancias   entre   rey   y   miembros   de   su   corte.   Cuanta   más   distancia,   mayor  diferencia  jerárquica.     Felipe  II:   • • • • menos   en   sus   primeros   años   de   gobierno,   con   alguna   ropa   clara   y   expresión   casi   de   confianza   en   sus   últimos   retratos   tras   haber   gobernado   atento   a   la   corona,   se   representa   cada   vez   de   modo   más   severo,   que   muestra   el   peso   del   gobierno,   como   había   hecho   su   padre.  Pero  en  época  de  Carlos  no  estaba  esa  voluntad  de  no  mostrar  lujo  por  la  visión   religiosa.     Y   Felipe   también   pone   la   idea   del   Escorial   como   gran   panteón,   donde   hay   los   aspectos   de  penitencia  y  expiación  pecados  monarquía.     Y   esta   manera   de   ser   y   llevar   el   poder   encima   la   habían   de   representar   también   sus   representantes   en   todas   partes.   Es   el   prototipo   de   gobernante   que   se   crea   en   esta   época  y  se  vuelve  viable  en  la  mayoría  de  cortes  Europeas.  El  éxito  en  su  manera  de   vestir  es  claro  en  los  retratos.     • • Esto   es   así   desde   mediados   del   XVI   a   finales   siglo,   con   la   época   de   hegemonía   de   la   monarquía   hispánica   desde   paz   de   Cateau-­‐Cambresis   (1559)   hasta   fin   pax   hispanica   (1618)  à  todos  se  cubren  con  tejidos  oscuros  y  ropas  que  convierten  los  cuerpos  en   formas  geométricas.  Manera  de  expresarse  que  guiaba  el  día  a  día  del  cortesano.     Y   difusión   de   textos   sobre   normas   de   conducta   à   quien   quiere   ser   noble   ha   de   mostrar  que  sabe  vivir  con  ese  decoro,  con  dedicación  a  las  formalidades,  que  controle   las  propias  expresiones,  como  ejemplo  de  nobleza  y  de  superioridad  social  y  moral.     Cambia   el   mismo   estatus   de   noble.   Los   nobles   no   van   más   a   la   guerra.   El   duque   de   Alba   continúa  guiando  ejércitos,  pero  se  convierte  en  hombre  de  gobierno.  Los  nobles  se  convierten   en  elite  de  gobierno  del  monarca  en  los  diferentes  territorios  de  la  monarquía,  y  el  rango  iba   según  el  territorio:     • • • è la  baja  nobleza  a  Américas   la  media  a  Cataluña,  Valencia   y  la  alta  Sicilia,  Nápoles,  Milán  y  Madrid.     Pero   había   una   escala   a   seguir   para   ganarse   la   confianza   del   rey   y   poder   llegar   a   corte,   a  la  presidencia  de  los  concilios,  a  modo  de  un  cursus  honorum.       Cardenal  Granvela:   • • • Habíamos   visto   el   currículo   del   duque   de   Alba,   que   se   mostraba   como   elemento   de   confianza   de   Felipe   II,   enviado   en   los   contextos   más   críticos   del   gobierno.   Muere   en   el   1582.   A   su   lado   hay   otro:   en   otro   contexto,   de   aristocracia   de   corte,   esta   la   otra   persona   clave   del   reinado   de   Felipe   II  à   Cardenal   Granvela,   borgoñón,   hijo   de   un   consejero   de   Carlos  V   Como  Alba,  responsabilidades  en  la  crisis  de  Flandes,  pero  en  el  caso  de  Granvela  en  lo   previo   al   conflicto,   que   induce   a   la   rebelión,   que   intenta   imponer   la   autoridad   de   Felipe  II.  Pero  ambos  son  exponentes  en  el  contexto  general  de  la  aristocracia  de  esta   nueva  elite  de  gobierno.  Personifican  toda  una  manera  de  entender  la  monarquía.     Los  virreyes     La  monarquía  hispánica  necesitaba  contar  con  esta  clase  de  personas,  guías  de  los  diferentes   virreinatos.   En   cada   consejo   territorial   (llenos   de   exponentes   de   la   aristocracia   castellana,   a   excepción   de   Aragón,   con   aristocracias   locales),   unos   consejeros   tenían   experiencia   de   la   política  local,  y  eran  presididos  por  un  anterior  virrey  que  conocía  esas  realidades.  Y  eran  los   representantes   en   las   relaciones   internacionales.   Escoger   las   jerarquías   eclesiásticas   también   era  mecanismo  de  control.     Todo   ello   creaba   redes   e   intercambios   de   personas   à   movimientos   de   personas   que   se   mueven   entre   los   virreinatos   y   siguen   un   camino   a   conocer   las   realidades   locales   (porque   quedaban  vivas  las  instituciones  locales).  Por  ello  se  hacen  instrumentos  como  instrucciones  a   virreyes:  preparar  para  representar  a  la  monarquía  en  contextos  donde  hay  unas  instituciones   locales  a  respetar  à  Así,  se  enviaban  las  cartas  al  virrey  antes  de  efectuar  el  cargo.     Y  en  esta  época  de  auge  de  la  monarquía  hispánica  de  la  2ª  mitad  del  XVI  también  representan   modelo   de   aristócratas,   y   muchos   cogen   como   referencia   el   libro   de   El   Cortesano   (1528),   de   Baltasar   de   Castiglione,   que   representa   los   valores   nuevos   de   una   aristocracia   libre   de   la   portación  de  las  armas,  de  la  justificación  de  la  aristocracia  de  armas.  Fue  traducido  a  todas  las   lenguas,  publicado  en  el  1528.     Il  Cortigiano  (1528)     Es   un   tratado   en   forma   de   diálogo   elaborado   entre   el   1514   y   el   1524.   Se   habla   de   un   lugar   común  entre  los  nobles  y  las  letras.     Francisco   I   (Angulema)   à   todos   los   aristócratas   franceses   miran   a   las   armas,   pero   hay   personas  que  son  diferentes.  Para  el  cortesano,  las  letras  habían  de  tener  un  papel  principal.  El   nuevo   noble   se   basaba   en   este   saber   literario,   leer   y   escribir,   hijo   del   humanismo,   pero   también   encontrar   en   estas   letras   los   ejemplos   para   ser   un  buen   señor.   Así   hace  ejemplo   de   Alejandro  Magno,  el  César…  que  eran  cultos.  Han  de  garantizar  el  amor  de  los  súbditos…   También   habla   de   las   artes:   son   nobles   cortesanos   eruditos   que   sobre   todo   les   gusta   hablar.   Estaba  dentro  de  una  cultura  de  la  conversación,  y  ahí  entran  los  nobles,  que  saben  de  textos   clásicos,   de   música,   de   pintura…   y   los   más   importantes   validos   del   XVII   serán   esto,   como   el   Duque   de   Buckingham   o   el   duque   de   Olivares   (a   parte   de   político,   colección   de   textos   clásicos,   afición  por  teatro).  Las  cortes  europeas  se  abren  al  arte  como  parte  importante  de  la  vida  de  la   corte.  En  los  temas  de  las  comedias  y  de  las  tragedias  se  representaban  temas  actuales,  que  se   representaban  en  drama,  y  a  veces  resolvía  el    conflicto.  A  veces  los  nobles  eran  actores,  ya  no   se  consideraba  ser  actor  algo  frívolo,  ahora  era  apreciado.     Los  nobles  mismos  escribían  textos,  como  en  las  academias  de  corte.  Era  un  hacerse  ver  en  la   monarquía  mediante  la  actividad  cultural  e  intelectual  cortesana.       La  apertura  de  los  nuevos  ideales  nobles.  La  nueva  nobleza  funcionaria     Pero   una   cultura   noble   la   puede   tener   quien   no   es   noble   también,   no   como   pasaba   con   la   nobleza   de   ejército.   Con   estos   presupuestos,  es   posible   alcanzar   esta   sabiduría   de   los  nobles   sin  serlo,  como  hizo  el  mismo  Castiglione.     Se  imponen  unas  maneras  de  presentarse  en  la  corte  como  noble…   El   hijo   del   cortesano   es   el   texto   sobre   el   Galateo,   que   presenta   una   ética   en   pequeño,   costumbres,  buenas  maneras  que  se  aceptan  en  toda  Europa  de  manera  universal   Castiglione  y  Galateo  son  textos  de  gran  lectura,  pero  ambos  presentan  una  nobleza  a  la  que   se   puede   llegar   sin   un   privilegio   de   nacimiento.   La   nueva   cultura   noble   no   se   basa   en   privilegio   de  sangre,  sino  en  una  alma  o  ánimo  noble.  Por  ello  los  textos  tienen  éxito,  porque  abren  la   nobleza  a  un  tercer  grupo  miembro  de  la  administración  de  las  monarquías,  que  traducirán  sus   cargos   en   hereditarios   y   se   vuelven   nobles   de   estado,   nobles   funcionarios,   que   la   alcanzaran   honores  nobiliarios,  y  lo  justifican  con  conducta  noble,  con  la  adquisición  de  estos  hábitos  de   corte.  Esta  presente  en  toda  Europa  y  es  paralelo  al  aumento  del  autoritarismo.  Es  la  venalidad   de  los  cargos  y  los  honores.       Mousnier  y  la  compra  de  cargos     Así  lo  llama  Mousnier:  los  textos  de  Roland  Mousnier,  dedicados  al  papel  de  los  funcionarios   de  la  corte  francesa  del  XVI  y  XVII.  Estas  administraciones  complejas  y  ámbitos  de  la  monarquía   hispánica   y   las   otras,   eran   ejemplo   de   corrupción:   todo   se   podía   comprar,   sobre   todo   en   las   ramas  más  bajas  à  los  cargos  se  compraban.   En   esta   época   no   se   pasa   a   la   visión   de   los   méritos   en   el   cargo,   eso   es   en   el   siglo   XVIII,   con   creación   de   escuelas   para   funcionarios.   Pero   en   el   XVI-­‐XVII   solo   te   presentas   con   buenas   referencias  y  pagas  el  cargo.       Que   un   cargo   este   comprado   quiere   decir   que   hay   obediencia   hacia   quien   pagas   à   funcionarios  más  cercanos  a  la  corona,  interpretes  del  creciente  autoritarismo  de  la  corona.     Pero   por   otro   lado,   con   el   dinero,   haces   ajeno   el   cargo,   lo   alienas.   La   cantidad   es   más   alta   cuantos   más   quieren   el   cargo,   y   más   alta   la   voluntad   de   recuperar   la   aportación.   Lleva   a   un   abuso  del  oficio.    Las  corrupciones  son  manifestadas  por  las  poblaciones  locales  en  todo  XVI  y   XVII.  Lo  mismo  pasaba  con  representantes  de  los  tribunales.   Había   un   control   desde   abajo   y   desde   los   conejos,   pero   no   más,   y   determinaban   lazos   de   fidelidad  a  la  corona  e  identidad  familiar  con  el  cargo.   En  el  contexto  francés  de  Enrique  IV  de  Francia,  en  su  tentativo  de  recuperar  las  arcas  tras  las   guerras  de  religión  en  2ª  mitad  del  XVII,  mete  una  tasa,  la  Paulete  (pequeña  paz),  que  ponía  ley   y   ordenes   los   cargos   ya   vigentes   à   que   queden   como   hereditarios,   pagando   por   ello,   para   solicitar   la   heredidad   del   cargo,   más   por   cada   generación   añadida.   Así,   toda   una   familia   que   se   identifica  con  un  cargo  y  lo  hace  propio  como  elemento  de  legitimación  social.   Lleva   a   identificación   de   ramas   en   la   sociedad,   pero   también   dentro   de   un   más   complejo   sistema  estatal,  de  gobierno.  Esto  nos  lo  dicen  también  los  textos  de  la  época.  Un  documento   interesante  de  las  venalidades  lo  da  un  autor,  Charles  Loyseau.           Charles  Loyseay  (1610)     En   el   1610,   cuando   muere   Enrique   IV   (Loyseay   era   un   miembro   de   la   elite   de   esta   época   de   Francia).   Tratado   sobre   los   órdenes   de   esta   sociedad,   sobre   los   estamentos,   y   las   dignidades   sencillas,  las  que  se  podían  comprar,  y  representa  al  funcionario  como  ejemplo  del  poder  del   dios   a   través   del   príncipe.   Si   el   poder   del   príncipe   refleja   el   poder   de   Dios,   el   de   los   oficiales   es   influencia   de   este   poder   del   príncipe.   Dentro   de   esta   idealización   aspirada   a   un   poder   absoluto,     Los  oficiales  no  son  ya  los  nobles,  sino  aquellos  que  representan  el  poder  del  soberano  en  la   periferia,   en   todo   su   reino.   Dice   muy   bien   como   se   pensaba   esta   identidad   enajenada,   transformada  en  dinero,  que  luego  permitía  al  obtener  beneficios,  comprar  tierras  y  competir   con  los  nobles    y  dar  un  pequeño  paso  dentro  del  nuevo  estamento,  tras  lograr  la  actitud  de   caballero.  Se  abre  el  camino  a  la  nobleza  de  toga,  de  dignitarios  o  funcionarios.  Todo  ello  en   continua   justificación   de   una   naturaleza   noble   que   se   basaba   en   costumbres   propias   de   la   nobleza  y  además,  ejercicio  de  un  cargo  en  una  continúa  devoción  al  rey  que  se  lo  da.  Porque   si   la   deuda   del   cargo   era   importante,   más   lo   era   al   subir   en   la   escala   social.   Por   ello   el   rey   puede   confiar   más   en   esta   nueva   nobleza,   más   que   en   la   antigua   de   sangre.   Es   reflejo   del   poder  real.     Dentro   de   esta   nueva   nobleza   encontramos   entre   representantes   del   ejército,   pero   también   los   intelectuales,   que   siguen   los   discursos   de   cómo   ser   un   noble.   Siguen   el   Cortesano,   perfeccionado  a  finales  del  XVI  por  Justus  Lipsius,  humanista,  filósofo,  erudito,  padre  del  nuevo   estoicismo,  es  decir,  que  recupera  la  filosofía  de  Séneca,  fundador  del  estoicismo.       Lipsius     En  su  reflexión  para  adaptar  el  estoicismo  a  la  cultura  de  sus  tiempos  y  a  la  cultura  cristiana,  se   ven  unos   hábitos  nuevos  para  el  noble  y  el  monarca  de  la  época.  Se  ve  la  modalidad  de  ser  fiel   a  los  propios  principios  y  razones,  dar  respuestas  sólo  a  la  propia  razón  y  controlar  las  maneras   de   actuar   en   público   (controlar   la   expresión   de   emociones   y   pensamiento).   Disciplina   estoicismo  que  ya  se  veía  con  Cortesano.   Y  se  aplica  también  al  ámbito  militar,  en  las  escuelas  de  un  nuevo  ejército  permanente  que  es   con  el  que  se  han  de  dotar  todas  las  monarquías  del  XVI.     Séneca  entró  en  conflicto  con  Nerón  y  por  ello  se  suicida,  porque  ve  sus  principios  estoicos  por   encima  del  emperador.  Y  ante  el  autoritarismo,  el  neoestoicismo  también  abre  el  debate  sobre   la  obediencia  a  un  rey  que  se  quiere  mostrar  como  rey  absoluto.  Quiere  librarse  de  un  juego   regio,  tiránico,  que  no  respeta  los  principios  básicos  fundamentales  reconocidos  por  el  estoico.   En   el   neoestoicsmo   es   clave   en   época   autoritarismo,   porque   mantiene   vivo   el   debate   de   dependencia   o   no   ante   el   poder,   entra   en   conflicto   con   las   grandes   monarquías.   Tiene   gran   vivacidad   en   el   contexto   de   las   guerras   de   Flandes,   porque   presentaba   la   obediencia   a   la   autoridad  y  continuara  con  la  obediencia  a  Carlos  I  de  Inglaterra  a  lo  largo  revolución  inglesa.     Lipsius  y  su  influencia  en  la  reforma  militar  del  siglo  XVII-­‐XVIII     Nuevos   elementos   también   para   las   elites   aristocráticas   ya   del   XVII,   pues.   Estos   nuevos   atributos:     • • mayor  disciplina  del  actuar  en  la  sociedad   y   aplicado   a   las   carreras   militares   desde   la   publicación   de   la   obra   de   Lipsius   à   Recupera  de  la  antigüedad  técnicas  de  guerra  (de  los  romanos).   A  Lipsius  se  le  debe  un  tratado  llamado  “los  5  libros  sobre  la  milicia  romana”,  explica  por  qué   era   invencible   y   como   ponerlo   en   práctica   en   el   momento   presente.   Daba   importancia   a   las   fuentes   clásicas.   Y   su   texto   será   usado   como   manual   para   renovar   la   actividad   militar   en   Europa,  especialmente  durante  la  guerra  de  los  30  años.  Dio  las  pautas  para  unos  cambios  en   la  estructura  militar  que  se  darán  después.     La  milicia  romana  de  Lipsius  publicada  en  versos  luego  tienen  gran  difusión  en  guerra  de  los  80   años,  y  en  otros  contextos:  base  de  todas  las  reformas  militares  del  XVII  y  XVIII.       ...

Tags: