Tradición de la cultura romana (2013)

Pràctica Español
Universidad Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)
Grado Humanidades - 3º curso
Asignatura Antigüedad y legado clásico
Año del apunte 2013
Páginas 3
Fecha de subida 14/03/2016
Descargas 1
Subido por

Descripción

Una de las practicas que hay que entregar durante el curso

Vista previa del texto

FRANCISCO HERRERA MEGIA COMENTARIO EL PESO DE ROMA EN LA CULTURA EUROPEA La profesora italiana Eva Cantarella, experta en estudios clásicos y autora de varios libros donde pone de manifiesto el papel de la mujer en la Grecia y Roma antiguas, relata en El peso de Roma en la cultura europea además del inicio de una identidad geopolítica europea a partir del siglo VII, la génesis cultural de las tradiciones romanas y su trascendencia en el continente europeo.
La pugna entre Roma y Grecia antiguas por el título de cuna de la civilización occidental ha sido un debate que se ha enriquecido durante cientos de años, en donde las tendencias han cambiado sustancialmente respecto a si una es más influyente que la otra, sin embargo, la influencia de Roma y su lugar como forjadora de Occidente ha estado sesgada ‒si no es que cegada‒ por el “Milagro griego” que tuvo sus primeros albores como categoría de pensamiento para entender a occidente desde el siglo XIX.
Cantarella destaca que si bien Grecia ha sido un factor importante en la construcción de la cultura europea, Roma, a su vez no queda en nada rezagada en términos de influencia cultural respecto a Europa. Para mostrar la importante influencia romana Cantarella utiliza dos formas de categorizar a la cultura que legó Roma, a saber: alta cultura (literatura, filosofía, arte, ciencias jurídicas) y cultura antropológica, que da cuenta de una serie de costumbres y valores propios de ‒en este caso‒ Roma.
Roma fue por mucho tiempo reconocida como la cuna de la cultura europea; para los forjadores de la revolución francesa era un ideal de la libertad que debía buscarse con la revolución. Ahora bien, su valía no se limita solamente a la trascendencia romántica que muchos intelectuales quisieran darle.
Roma, además de una trascendencia en la literatura con autores como Virgilio, es indudable que su mayor influencia está en el derecho romano que ha influenciado casi todos los sistemas jurídicos menos el inglés, el common Law. El derecho romano, incluso hoy, en un país como Colombia (esto evidentemente refleja la innegable tradición europea que trasciende hoy día este país) en las facultades de derecho, el derecho romano es parte fundamental de los planes de estudios de los estudiantes.
El derecho romano ha inspirado el derecho común europeo y si bien sus fundamentos no han sido (por obvias razones) mantenidos a lo largo del tiempo, el Corpus Iuris Civilis, da cuenta de la gran valía del derecho romano.
Eva Cantarella es bastante restrictiva en su descripción de la cultura romana en un sentido antropológico, sin embargo, su descripción del papel de la mujer romana es sin duda maravillosa.
Cantarella cuenta cómo hubo un cambio en el rol que ejercía la mujer en Roma, a diferencia de las griegas, donde otrora fuera relegada a la tarea meramente procreativa; la mujer romana, por otra parte, se erigía como una parte importante en la crianza de los romanos, si bien en otro tiempo el padre se encargaba de estas tareas, la madre romana y su relación con sus hijos estaba atravesada por el “papel de consejera moral, mentora, custodia de valores cívicos…” y su tarea era reconocida y valorada por toda la comunidad, gozando de ciertos y relativos privilegios, aunque estos privilegios con los que contaba la mujer romana eran a su vez correspondidos con una serie de limitaciones que se ceñían radicalmente a los dominios de los hombres.
Sería válido preguntarse, dado este nuevo paradigma en las relaciones madre-hijo, si es probable que el complejo de Edipo, propuesto por Sigmund Freud, y aparentemente aplicable sólo a la civilización occidental, tiene su origen en esta nueva relación romana, pero este tema requeriría un análisis más profundo que sería importante emprender.
Las relaciones maritales romanas, aparentemente, se regían en un principio por una familia patriarcal donde el padre tenía incluso el poder de asesinar a su esposa si la encontraba en relaciones sexuales con otro hombre en su casa y este asesinato era a su vez propiciado o aceptado por las leyes romanas de le época.
La familia nuclear (modelo de familia contemporáneo occidental) se empezó a imponer a ese modelo patriarcal a principios de Siglo I y II y es probable que se haya iniciado en Roma. Sin embargo, es evidente que este reducto del sistema patriarcal incluso hoy es latente en el más bien simbólico sistema familiar nuclear de la civilización occidental.
Como vemos la tradición que nos ha dejado la cultura romana es innegable. No se puede dudar de los factores que han determinado nuestra manera de ser y de pensar. La cultura romana se forjo de tal manera que era imposible que no trascendiera más allá de su época.
...