Tema 5 - Estereotipos y prejuicios (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Cognicion social
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 17/07/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5 . Estereotipos, prejuicios y discriminación Para Franzoi (2007), prejuicio se define como actitudes hacia miembros de grupos específicos que sugieren de manera directa o indirecta que merecen una posición social inferior. Al permitir la posibilidad de evaluaciones tanto positivas como negativas, esta definición incluye prejuicios que en ocasiones se describen como “ambivalentes”. En contraste con el prejuicio, la discriminación se define como una acción negativa y/o condescendiente hacia miembros de grupos específicos. Mientras que el prejuicio implica actitudes hacia grupos específicos, la discriminación implica acciones hacia esos grupos. En otras palabras, el desagrado, la falta de respeto y/o el resentimiento hacia personas debido a su pertenencia a un grupo son ejemplos de prejuicio. Atacar físicamente o no contratarlas para trabajos debido a su pertenencia a un grupo son ejemplos de discriminación. Un número creciente de investigadores cree que podemos albergar prejuicio aun sin ser conscientes de ello. El prejuicio explícito implica tener actitudes prejuiciadas hacia un grupo de forma consciente, aunque no se expresen en público. Estudios realizados durante los últimos años en EEUU y en Europa parecen mostrar que el prejuicio explícito ha disminuido, pero cuando se emplean medidas más indirectas que los cuestionarios de opinión, el prejuicio y la discriminación hacia los miembros de otros grupos siguen apareciendo. El prejuicio implícito, en cambio, implica tener actitudes prejuiciadas de forma inconsciente. Las personas con un prejuicio explícito bajo pero un prejuicio implícito algo hacia un grupo particular pueden no percatarse de su prejuicio negativo. En general, la investigación sugiere que el prejuicio implícito es más estable, duradero y difícil de cambiar que el prejuicio explícito.
A pesar de la naturaleza oculta del prejuicio implícito, los investigadores pueden estudiar su proceso utilizando varias técnicas, incluyendo la Implicit Association Test. Phelps et al. (2000) usaron la IAT para identificar a individuos blancos con prejuicio racial implícito alto y luego utilizaron imágenes de RMf para explorar sus cerebros mientras veían fotografías de caras negras y blancas familiares y desconocidas. Este estudio encontró que las caras negras desconocidas tienen mucha mayor probabilidad que las caras blancas desconocidas de activar la amígdala y el cingulado anterior en ambos hemisferios cerebrales. Estas estructuras cerebrales están implicadas en el aprendizaje emocional y desempeñan una función crucial en la detección de amenazas y el desencadenamiento del miedo. No se registró un aumento de la actividad de estas estructuras cuando los participantes con prejuicio implícito alto/explícito bajo vieron caras negras familiares. En el experimento de Kawakami (2001), los participantes eran citados para rellenar unos cuestionarios. Poco antes de comenzar, dos estudiantes tardíos cómplices de la experimentadora (uno blanco y otro negro) entraban en el aula. La persona negra fingía ausentarse del aula para responder a una llamada en el móvil, y en el camino golpeaba en la rodilla al cómplice blanco. Una vez que abandonaba el aula, se presentaban dos escenarios diferentes, según lo que decía en voz alta el cómplice blanco: “Típico; odio cuando los negros hacen esto” ó “Torpe niger” (el peor insulto que se puede utilizar con afroamericanos). Seguidamente, entraba el cómplice negro y comenzaba la tarea con los cuestionarios. A los participantes (de procedencia multiétnica pero sin negros) se les pedía que eligieran como compañero a uno de los dos cómplices, y el 63% escogió al cómplice blanco a pesar de los comentarios racistas. En la tercera fase, los experimentadores preguntaron a un conjunto de personas que no habían participado en este estudio qué harían en una situación similar: sólo el 17% dijo que elegiría al blanco.
Teorías que tratan de explicar las nuevas formas de prejuicio Teoría de la ambivalencia Esta teoría defiende la existencia de valores y creencias contradictorios: mientras que el igualitarismo llevaría a sentir simpatía hacia los inmigrantes, el individualismo llevaría a culparles de su situación de marginación.
Por ejemplo, el valor individualista estadounidense, el cual enfatiza la confianza en uno mismo y la iniciativa 1 individual en la búsqueda de metas de la vida, refuerza las percepciones sociales negativas sobre los negros.
Dada su propia falta de experiencia personal con el impacto negativo del prejuicio racial, muchos blancos tienden a creer que cualquiera que trabaja duro tiene una buena oportunidad de tener éxito en la vida. Por consiguiente, muchos de ellos concluyen que al menos parte de la fuente de desigualdad racial continua es lo que perciben como un nivel bajo de motivación y esfuerzo de parte de los negros y otros grupos en desventaja.
En consecuencia, la persona puede ser prejuiciosa o no dependiendo del contexto: cuando las personas se enfrentan a situaciones que amenazan su autoestima, pueden darse respuestas emocionales de gran intensidad que incrementen el estereotipo y el prejuicio.
Racismo aversivo Por una parte, la mayoría de los blancos tienen valores igualitarios que enfatizan el tratamiento igual de todas las personas y una simpatía por grupos sociales que han sido maltratados en el pasado. Por consiguiente, simpatizan con las víctimas del prejuicio racial y tienden a apoyar políticas públicas que promueven la igualdad racial. Por otra parte, debido a la exposición a estereotipos poco favorecedores e imágenes en los medios masivos de comunicación que describen a los afroamericanos como desmotivados y violentos, los investigadores creen que muchos blancos llegan a poseer sentimientos y creencias negativos sobre los negros que contradicen de forma directa sus valores igualitarios. Debido a que un sistema de valores igualitario desempeña una función en sus auto-conceptos, esta perspectiva supone que muchos estadounidenses blancos, ni siquiera reconocen ante sí mismos, mucho menos ante otros, que tienen estos sentimientos negativos. Es por esto que la combinación de creencias y sentimientos positivos y negativos sobre un grupo racial particular se llama racismo aversivo. Además, la manifestación de conductas prejuiciosas varía según la situación: cuando las normas sociales van en contra del prejuicio, la persona no lo manifestará, pero si las normas sociales son ambiguas, el prejuicio tiene mayor probabilidad de manifestarse.
Prejuicio sutil y manifiesto Los estudios del prejuicio desde una perspectiva europea diferencian entre el:  Prejuicio manifiesto, que es “caliente, cercano y directo”. Se caracteriza por una percepción amenazante del exogrupo y, por lo tanto, una oposición hacia el contacto íntimo con los miembros de dicho exogrupo.
 Prejuicio sutil, que es “frío, distante e indirecto”. Se basa en la defensa de los valores tradicionales y en la exageración de las diferencias culturales. Con el prejuicio sutil no se experimentan emociones negativas.
Estereotipos Como ya sabemos, las personas desarrollamos de forma natural y automática categorías sociales basadas en las características compartidas de las personas. Sin embargo, la categorización social típica no termina con el simple agrupamiento de las personas en categorías, sino que, una vez clasificadas, comenzamos a percibirlas de manera diferente. Estas creencias sociales, las cuales se aprenden de otros y se mantienen a lo largo de la interacción social regular, son estereotipos. Los estereotipos son un tipo de esquema, el cual es una teoría sobre la forma en que opera el mundo social. Como otros tipos de esquemas, los estereotipos influyen de manera significativa la forma en que procesamos e interpretamos la información social, aun cuando no nos percatemos de que han sido activados en la memoria. En este sentido se parecen a los prejuicios, pues pueden influir de manera no consciente en nuestros pensamientos y acciones. Una vez que se ha activado un estereotipo, tendemos a ver a las personas dentro de esa categoría social como poseedoras de los rasgos o características asociados con el grupo estereotipado. Las características generales de los estereotipos son:  Los estereotipos pueden ser positivos o negativos, pero generalmente son exagerados o inexactos.
 Tradicionalmente, el estereotipo se consideraba un procesamiento erróneo de la información.
2  A partir de los años 80, el estereotipo se ha entendido como un producto de la categorización social, cuya activación es inevitable al menos en condiciones que promueven un procesamiento heurístico o automatizado.
 Los estereotipos son esquemas cognitivos (actitudes grupales) que seleccionan, organizan, interpretan y facilitan el recuerdo de información sobre miembros de una categorías social.
 Se tiende a atender, a interpretar coherentemente con el estereotipo previo, y a recordar preferentemente la información consistente con el estereotipo.
 Mientras que los estereotipos son creencias, los prejuicios son valoraciones sobre dichas creencias.
 Los estereotipos son un atajo mental para procesar la información, al que recurrimos cuando nuestro pensamiento está sobrecargado o la información es ambigua.
Teorías de formación del estereotipo  Teoría del conflicto realista. Afirma que los grupos se vuelven prejuiciados uno hacia el otro porque están en conflicto por la competencia de recursos escasos. El conflicto de grupo, por tanto, es considerado racional o realista porque se basa en una competencia real. Esta teoría sostiene que cuando los grupos están en conflicto, ocurren dos cambios importantes en cada grupo: o Un incremento de la hostilidad hacia el exogrupo opuesto o Intensificación de la lealtad con el endogrupo.
Este patrón de comportamiento se conoce como etnocentrismo.
 Teoría de la personalidad autoritaria. Los autoritarios son sumisos ante las figuras de autoridad e intolerantes con aquellos que son débiles o diferentes. Los investigadores de Berkeley creían que las personalidades autoritarias eran resultado de prácticas de crianza severas que enseñaban a los niños a reprimir su hostilidad hacia la autoridad y, en cambio, redirigirla o desplazarla hacia personas menos poderosas que no pudieran tomar represalias.
 Teoría de la identidad social. La categorización social y el estereotipo | Categorización social extrema y fusión de identidades.
 Aprendizaje social. Condicionamiento clásico y operante | Aprendizaje por modelado | Medios de comunicación.
Heurísticos y sesgos relacionados  Heurístico de accesibilidad. Se tiende a producir cuando los estímulos son infrecuentes, extremos o indeseables y no existen estereotipos previos.
 Error de atribución fundamental. El efecto de la categorización intergrupal se caracteriza por la ilusión de homogeneidad exogrupal y la atribución de características positivas al endogrupo y características negativas al exogrupo.
 Correlaciones ilusorias. Tendencia a sobreestimar el grado de asociación entre dos estímulos, variables o acontecimientos.
Estereotipos de género Hay cierta verdad en los actuales estereotipos de género, y es que hay diferencias entre hombres y mujeres, pero estas diferencias son menores que las que se pueden observar en los estereotipos de género clásicos.
Los estereotipos pueden ser explícitos/implícitos y racionales/heurísticos.
3 ...

Tags:
Comprar Previsualizar