Tema 5-6: Fuentes del derecho y Estado de las autonomías (2012)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Constitucional II
Año del apunte 2012
Páginas 15
Fecha de subida 10/10/2014
Descargas 1

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   Tema  5:  Fuentes  del  derecho  y  Estado  de  las  autonomías1   Principios  constitucionales  que  inspiran  el  Estado  autonómico   Encontramos  los  siguientes  principios  con  carácter  general  de  dos  tipos:   • Expresos,   aquellos   que   están   de   forma   clara   en   la   constitución:   principio   de   unidad  y  de  autonomía  à  Los  2  grandes  PRINCIPIOS   • Tácitos,   aquellos   que   no   están   de   forma   expresa   en   la   CE:   Principio   dispositivo     Los   principios   expresos   (de   autonomía   y   unidad)   se   encuentran   plasmados   en   el   preámbulo  de  la  Constitución.  En  el  título  preliminar  de  la  CE  también.     El   título   8   de   la   constitución   hace   referencia   al   principio   de   solidaridad,   a   la   igualdad  de  todos  los  españoles     El  principio  dispositivo  se  puede  ver  en  el  carácter  abierto,  flexible  y  dinámico  que   la  propia  CE  da  al  carácter  autonómico.   Este   mismo   principio   también   puede   verse   en   el   artículo   2   de   la   CE   cuando   distingue   entre   nacionalidad   y   región.   Esta   distinción,   a   la   vez,   no   concreta   que   territorios   son   nacionalidad   y   cuales   podemos   entender   que   son   región;   el   constituyente   no   deseo   clasificarlos.   La   distinción   nacionalidad   región   no   determina  cual  es  cual  pero  la  CE  nos  da  alguna  pista,  referencia,  para  entender  a   que   territorios   nos   referimos   para   distinguir   entre   nacionalidad   y   región:   la   disposición  adicional  primera  hace  referencia  a  las  regiones  forales  y  la  disposición   transitoria  segundo.   El   Estatuto   no   solo   se   configura   como   la   norma   institucional   básica   de   cada   comunidad   autónoma   sino   que,   además,   debe   disponer   una   serie   de   órganos   o   instituciones   (denominación,   sede   de   las   instituciones   de   gobierno,   deberá   disponer  de  unos  órganos  de  autogobierno…).  La  CE  obliga  a  que  cada  comunidad   autónoma   en   sus   estatutos   determine   cuales   son   sus   órganos   de   relevancia   constitucional  pero  tampoco  prohíbe  de  forma  expresa  la  fijación  de  otros  órganos   (defensor   del   pueblo,   síndic   de   greuges…)   otra   muestra   del   principio   dispositivo   (art.  147).   El  principio  dispositivo  también  se  refleja  en  que  la  disponibilidad  para  acceder  a   la  autonomía,  la  CE  consagra  distintas  vías  para  acceder  a  la  autonomía.  El  143,  con   carácter   general,   nos   habla   de   los   distintos   sujetos   habilitados   para   acceder   a   la   autonomía   política;   habla   de   las   provincias   limítrofes   que   podrán   unirse   para   conseguir   la   autonomía.   El   mismo   artículo   contempla   una   gran   excepción   manifestada   en   la   disposición   transitoria   segunda.   Ésta   dice   que   aquellos   territorios   que   hubieran   plebiscitado   estatutos   podrán   seguir   la   vía   rápida,   estos   son:  Cataluña,  Euskadi  y  Galicia.         Principio   de   unidad:   El   TC   nos   dice   que   la   unidad   siempre   debe   expresarse   dentro   del   respeto   a   la   pluralidad.   Es   decir   que   la   unidad   no   es   obstáculo   para   que   hayan   distintos   entes   que   ostenten   poder   político,   el   Estado   no   debe   concentrar                                                                                                                   1  Manual:  Temas  20  a  24     1   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   todo   el   poder   político.   Así   pues,   el   autogobierno   de   las   Comunidades   Autónomas   debe  ejercerse  en  el  marco  de  un  conjunto  más  amplio  que  es  el  Estado.     En   lo   que   se   refiere   al   principio   de   unidad,   se   configura   un   único   estado   con   las   caracteres  propias  de  un  Estado  de  acuerdo  con  la  Teoría  General  del  Estado.   Para  que  un  estado  sea  considerado  como  tal,  acorde  a  la  Teoría  General  del  Estado   (Staatslehre),  debe  tener:     • Un   espacio   territorial   delimitado   por   fronteras,   sobre   el   que   el   poder   político  ejerce  su  potestad.   • Una  población  a  la  que  se  dirige  el  ejercicio  del  poder  político   • El   Estado   es   el   único   sujeto   en   el   derecho   internacional.   No   es   incompatible   con  que  haya  una  manifestación  exterior  de  las  comunidades  autónomas.   • Símbolos  que  identifiquen  el  Estado   • Capital   • Una  lengua  oficial  para  todo  el  Estado.     Esta   unidad   se   manifiesta   en   que   internamente   hay   un   único   sujeto   del   poder   constituyente.   El   Estado   es   además   el   único   titular   de   los   órganos   comunes   o   constitucionales.  Externamente  se  manifiesta  la  unidad  en  que  el  Estado  español  es   el  único  sujeto  de  derecho  internacional.     En  la  medida  que  el  art.  1  de  la  CE  dice  que  hay  un  único  sujeto  de  a  soberanía     Las  reglas  que  concretan  la  unidad  en  la  CE  son  los  siguientes:   • El  llamado  principio  de  solidaridad  contenido  en  el  art.  2,  138  y  156.  Dicen   que  las  autonomías  no  podrán  tener  privilegios,  que  prevaldrá  la  igualdad   de  derechos  de  todas  las  CE  españolas.   • El  principio  de  igualdad,  plasmado  en  el  art.  149.1.  Éste  le  otorga  al  Estado   la   capacidad   de   dictar   legislación   con   carácter   básico,   común   para   todos   los   territorios   de   España,   que   garantice   el   ejercicio   igualitario   de   todos   los   derechos  y  en  el  cumplimiento  de  los  deberes  constitucionales.     Una   manifestación   del   principio   de   unidad   es:   Las   relaciones   de   complementariedad   se   concretan   en   que   no   siempre   se   atribuyen   en   bloque   la   competencia   a   un   solo   ente,   sino   que   se   utilizan   algunas   técnicas   como   la   legislación  básica  (149.1)  o  incluso  las  clausulas  de  prevalencia  y  supletoriedad.  La   clausula  de  prevalencia  dice  que  en  caso  de  conflicto  entre  una  ley  estatal  y  una  ley   autonómica  prevalece  la  ley  estatal,  esta  clausula  esta  actualmente  OBSOLETA.  La   clausula  de  supletoriedad  dice  que  si  hay  una  laguna  en  el  derecho  autonómico  que   no  puede  ser  suplida  por  otras  normas  autonómicas  intervendrá  el  derecho  estatal.     La   última   expresión   del   principio   de   unidad   es   que   hay   un   único   TC   para   todo   el   estado.         El   principio   de   autonomía:  se  manifiesta  en  el  reconocimiento  de  que  existen  dos   niveles  de  poder  distintos  que  no  se  relacionan  jerárquicamente  sino  que  hay  una   distribución   territorial   del   poder   político,   es   decir   se   relacionan   competencialmente.  Se  manifiesta  en  que  el  poder  de  toda  la  comunidad  autónoma   tiene   su   origen   o   emana   en   la   propia   constitución.   Autonomía   no   equivale   a     2   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   soberanía,   se   le   está   otorgando   un   poder   limitado   a   las   CCAA.   El   derecho   a   la   autonomía  también  se  concreta  en  el  derecho  a  dotarse  en  un  OJ  propio.     Es  importante  ver  donde  se  anclan,  se  encuentran,  estos  dos  principios.   Por  lo  que  al  principio  de  autonomía  se  refiere,  el  principio  del  poder  no  emana  del   Estado,   sino   que   el   origen   del   poder   está   en   la   Constitución.   La   autonomía   no   equivale  a  soberanía,  es  un  poder  limitado  (gran  diferencia  con  el  estado  federal).   Esa  autonomía,  aunque  sea  limitada,  debe  garantizar  el  hecho  de  que  la  comunidad   autónoma   pueda   realizar   políticas   propias   en   el   ámbito   de   sus   competencias.   Deben   disponer   de   órgano   institucional   propio.   Finalmente,   la   comunidad   autónoma   podrá   disponer   de   un   sistema   de   producción   normativo   propio,   y   así   pues  un  ordenamiento  propio.   *  Ver  tema  6  de  Constitucional  I   Naturaleza,  función  y  contenido  del  Estatuto   Naturaleza  y  función   Cuando   hablamos   de   la   naturaleza   del   estatuto   no   existe   en   la   CE   una   definición   precisa   de   lo   que   debe   entenderse   por   estatuto.   Es   una   plasmación   más   del   principio   dispositivo.     La   CE   define   el   estatuto   como   norma   institucional   básica,   nos  dice  las  materias  que  debe  acoger  con  carácter  mínimo.   Norma   institucional   básica   hace   referencia   a   que   funda   la   comunidad   autónoma,   la   dota  de  poder  político  y  permite  disponer  de  la  potestad  legislativa  y  la  potestad   reglamentaria.  Además,  la  sentencia  determina  que  es  el  fundamento  de  la  validez   de  las  normas.     Hay  un  debate  doctrinal  acerca  de  si  el  estatuto  es  solo  una  norma  estatal,  si  es  solo   una   norma   autonómica   o   si   es   un   híbrido.   Es   un   híbrido   pues   es   una   norma   estatal   y   una   norma   autonómica   que   complementa   la   Constitución.   Es   una   norma   de   carácter   bilateral   entre   las   CCAA   y   el   Estado   central.   Un   aspecto   que   demuestra   esta  bilateralidad  es  el  procedimiento  de  aprobación  (que  requiere  la  participación   de  las  CCAA  y  del  Estado).  El  segundo,  es  el  procedimiento  de  reforma.  El  tercero   se   plasma   en   el   artículo   81   de   la   CE,   en   que   dice   que   las   leyes   que   aprueben   los   estatutos  de  autonomía  serán  orgánicas.  La  doctrina  considera  que  desde  el  punto   de   vista   formal   cualquier   estatuto   es   ley   orgánica   (por   tanto   es   una   ley   estatal)   pero   materialmente   tiene   otras   funciones   que   no   son   propiamente   las   que   corresponden   al   resto   de   leyes   orgánicas.   De   aquí   que   se   diga   que   el   estatuto   es   una   ley   orgánica   atípica   (ni   desarrolla   derechos   fundamentales,   ni   regula   el   régimen   electoral   general…).   Esto   se   ve   en   analizado   con   profundidad   a   continuación.     La   determinación   de   la   naturaleza   jurídica   y   la   función   de   los   estatutos   de   autonomía   ha   suscitado   un   profundo   debate   que   ha   llevado   a   distinguirse   entre   dos  posiciones  extremas  y  completamente  opuestas.     Por   un   lado,   hay   quien   compara   la   naturaleza   jurídica   del   Estatuto   de   Autonomía   a   la   de   las   constituciones   de   los   estados   federales.   Ésta   posición   tan   extrema   ha   sido   desestimada   en   numerosas   ocasiones   por   el   Tribunal   Constitucional,   pues,   el   estatuto   no   puede   suponer   una   expresión   de   soberanía   sino   una   expresión   de     3   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   autonomía.  Además,  las  constituciones  de  los  estados  federales,  son  normas  que  se   autootorgan  los  propios  entes  autónomos  y  son  de  existencia  previa,  en  general,  a   la   propia   constitución   federal,   siendo   así   la   norma   suprema   del   orden   constitucional  de  cada  estado.  Mientras  que,  el  estatuto  de  autonomía,  a  pesar  de   ser   la   norma   institucional   básica   de   la   comunidad   autónoma,   es   también   una   norma  derivada  de  la  propia  Constitución  y  aprobada  por  las  Cortes  Generales.       Por   otro   lado,   otros   juristas   rebajan   a   la   calidad   de   mera   ley   orgánica   a   los   estatutos  de  las  Comunidades  Autónomas.  A  pesar  de  que,  novedosamente,  la  STC   31/2010  defiende  esta  posición  como  se  verá  más  adelante,  esta  calificación  no  es   del  todo  ajustada  y  requiere  algunos  matices.   Así   pues,   aunque   si   que   es   una   ley   orgánica,   tiene   unas   características   en   su   elaboración  (que  impone  la  colaboración  de  las  instituciones  que  representan  las   instituciones  del  Estado  y  las  de  la  Comunidad  Autónoma  en  cuestión)  y  reforma   (la   cual   deberá   ser   realizada   mediante   los   mecanismos   que   imponga   el   propio   estatuto)  que  le  confieren  la  posición  de  una  ley  orgánica  completamente  atípica.   Además,  en  relación  a  la  función  que  cumple,  el  estatuto  es  la  norma  institucional   básica   de   la   comunidad   autónoma   y,   como   tal,   establece   la   titularidad   de   los   poderes   de   la   naturaleza   estatal   que   ésta   podrá   ejercer   delimitando,   negativamente,   la   parte   de   poder   de   la   que   no   es   titular   el   Estado   central.   Pero,   los   estatutos   no   únicamente   se   encargan   del   reparto   competencial   por   mandato   constitucional   sino   que   también   se   deben   encargar   de   establecer   la   ordenación   del   sistema   de   fuentes   del   derecho.   Así   pues,   es   una   norma   que   por   su   importancia   no   únicamente  desarrolla  la  Constitución  sino  que  la  integra  y  la  extiende  pasando  a   formar  parte  del  denominado  “bloque  constitucional”.     A   modo   de   resumen,   el   estatuto   no   puede   ser   concebido   como   una   mera   ley   de   Cortes   sino   como   una   ley   que   complementa   material   y   directamente   la   Constitución,  contribuyendo  a  la  configuración  del  modelo  de  estado  actual.     Posición  del  estatuto  en  el  sistema  de  fuentes     La   Constitución,   como   norma   superior   del   ordenamiento   jurídico,   está   en   una   posición   jerárquicamente   superior   a   la   del   estatuto   Las   consecuencias   de   la   subordinación  del  Estatuto  a  la  CE  son:   • El   Estatuto   está   supeditado   a   la   CE,   por   lo   tanto   el   TC   podrá   anular   preceptos  de  éste  si  contraviene  a  la  Constitución.   • La   interpretación   del   estatuto   se   debe   realizar   a   la   luz   de   la   Constitución,   conforme  ésta.     En   relación   con   las   leyes   autonómicas,   el   estatuto   es   la   norma   primaria   del   ordenamiento  autonómico,  por  lo  que  la  regla  de  la  jerarquía  es  de  plena  aplicación   en   su   relación   con   éstas.   Así   pues,   constituye   el   criterio   de   validez   formal   y   material  de  la  ley  autonómica.  Tiene  fuerza  activa  y  fuerza  pasiva  ante  la  ley  en  los   ámbitos  de  actuación  que  sean  coincidentes.       En   relación   con   leyes   ordinarias   si   estos   se   contravienes,   el   Estatuto   queda   por   encima  de  las  leyes  ordinarias  por  lo  que  se  aplica  el  principio  de  jerarquía.     4   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   En   relación   entre   un   eventual   conflicto   de   normas   entre   el   Estatuto   y   una   ley   orgánica  se  aplicará  el  principio  de  competencia.  Es  muy  polémico  si,  dado  que  el   Estatuto   tiene   un   rango   de   ley   orgánica,   un   Estatuto   podría   modificar   una   ley   orgánica.  El  TC  tiene  dos  posiciones  contrarias  en  sus  sentencias  del  2007  y  2010.   En  una  alega  que  si  que  se  podría  y  en  otro  que  no.  Lo  lógico  es  que  no  se  pueda.   Una  ley  orgánica  estatal  no  puede  reformar  un  estatuto  bajo  ningún  concepto.   El   estatuto   de   autonomía   no   es   equiparable   por   su   función   al   resto   de   leyes   orgánicas:   la   Constitución   efectúa   un   llamamiento   al   estatuto   no   sólo   a   desarrollarla,   sino   también   a   completarla   desde   la   perspectiva   del   reparto   del   poder   político   estatal   y   de   la   ordenación   de   las   fuentes   del   derecho.   Por   ello,   los   estatutos  de  autonomía  constituirían  una  categoría  normativa  intermedia  entre  la   norma   constitucional   y   el   resto   de   leyes   estatales   y,   en   consecuencia,   su   posición   en   el   ordenamiento   sería   de   superioridad   respecto   al   resto   de   normas.   Ello   conllevaría   aplicar,   en   los   casos   de   colisión   entre   el   estatuto   y   el   resto   de   leyes   estatales,   incluidas   las   orgánicas,   la   regla   de   la   jerarquía,   la   cual,   no   obstante,   en   el   juego  de  las  reservas,  actúa  de  manera  matizada.   Dada  su  superioridad  funcional,  desarrollan  fuerza  activa  y  fuerza  pasiva  respecto   al   resto   de   leyes   estatales,   postulados   clásicos   de   la   actuación   jerárquica.   Tienen   fuerza   pasiva   porque   la   única   forma   de   modificar   un   estatuto   es   activando   los   procedimientos  de  reforma  que  él  mismo  establece.  Por  tanto,  su  fuerza  pasiva  no   se   debe   a   la   reserva   material   del   147.2   de   la   Constitución,   sino   a   la   rigidez   que   deriva   de   su   posición   superior.   La   fuerza   activa   de   los   estatutos   se   manifiesta   en   que   actúan   positivamente   sobre   la   conformación   normativa   de   todas   las   actuaciones  estatales  que  puedan  afectar  al  ámbito  material  que  les  está  reservado.   El   hecho   de   que   sea   una   jerarquía   funcional   implica   que   su   aplicabilidad   tiene   sólo   lugar  en  el  marco  que  la  Constitución  reserva  materialmente  a  los  estatutos.     Contenido   El  contenido  es  el  estipulado  en  el  artículo  147.2.     2.  Los  Estatutos  de  autonomía  deberán  contener:   a) La  denominación  de  la  Comunidad  que  mejor  corresponda  a  su  identidad   histórica.   b) La  delimitación  de  su  territorio.   c) La  denominación,  organización  y  sede  de  las  instituciones  autónomas  propias.   d) Las  competencias  asumidas  dentro  del  marco  establecido  en  la  Constitución  y   las  bases  para  el  traspaso  de  los  servicios  correspondientes  a  las  mismas.     A   tenor   del   artículo   147   de   la   Constitución,   el   estatuto   deberá   contener   la   denominación   de   la   Comunidad   que   mejor   corresponda   a   su   identidad   histórica,   la   delimitación   de   su   territorio,   la   denominación,   organización   y   sede   de   las   instituciones   autónomas   propias   y   las   competencias   asumidas   dentro   del   marco   establecido   de   la   Constitución   y   las   bases   para   el   traspaso   de   los   servicios   correspondientes   a   las   mismas.   Asimismo   deberá   estipular   los   distintos   procesos   de  reforma  y  modificación.   Además   de   estas   materias,   la   Constitución,   a   lo   largo   de   su   articulado   establece   diversas   reservas   a   los   estatutos   de   autonomía   como   son   el   reconocimiento   de   banderas   y   enseñas   propias   de   la   comunidad,   la   declaración   de   oficialidad   en   el   ámbito  de  la  comunidad  autónoma  con  lengua  propia  distinta  al  castellano…     5   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   La   polémica   aparece   cuando   los   estatutos   intentan   regular   más   materias.   Consecuentemente,   se   cree   que   podrá   contener   otras   materias   no   estipuladas   expresamente   por   razón   de   conexión   material   con   las   disposiciones   constitucionales  que  expresamente  prevén  cuál  debe  ser  el  contenido  de  la  norma   estatutaria.   De   acuerdo   con   esta   perspectiva   los   estatutos   podrían   contener   seis   bloques  materiales  distintos:   - Normas  orgánicas   - Normas   sobre   los   sujetos   a   los   cuales   se   aplican   los   estatutos   y   normas   sobre  derechos   - Normas  sobre  el  ordenamiento  autonómico   - Normas  sobre  normas   - Normas  sobre  financiación   - Normas  sobre  el  mismo  estatuto       Las  competencias   La  tipología  de  las  competencias  es  la  siguiente:   • Exclusiva:   Un   mismo   órgano   ejerce   todas   las   funciones   sobre   una   determinada  materia.   • Compartida:   El   estado   se   reserva   la   capacidad   para   dictar   las   bases   y   la   CCAA   su   desarrollo   normativo   y   las   funciones   ejecutivas.   Hay   materias   reguladas  por  leyes  con  un  mínimo  común  normativo.  La  CCAA  desarrollará   la   materia   mediante   leyes   emanadas   de   su   parlamento.   Está   prohibido   la   posibilidad  de  que  materialmente  las  bases  sean  tan  exhaustivas  como  para   que  la  comunidad  autónoma  no  pueda  desarrollar  sus  políticas.   • Ejecutivas:  Le  corresponde  al  estado  toda  la  función  legislativa  y  a  las  CCAA   la   potestad   ejecutiva.   Es   decir   la   capacidad   de   gestión   y   la   posibilidad   de   dictar  reglamentos  de  autogestión.   *Existen  también  las  competencias  concurrentes,  pero  este  régimen  competencial   no  ha  sido  incorporado  a  nuestro  sistema.     El  sistema  de  reparto  de  competencias  diseñado  por  el  título  VIII  de  la  Constitución   se  basa  en  una  doble  lista  de  materias  y  una  clausula  residual  o  de  cierre.       La   lista   del   artículo   149.1   de   la   Constitución   contiene   las   competencias   que   corresponden  al  Estado  de  manera  exclusiva.     La   lista   del   artículo   148   de   la   Constitución   contiene   las   materias   que   “podrían   asumir”   las   comunidades   autónomas   en   sus   estatutos   de   autonomía   “dentro   del   marco  establecido  por  la  Constitución”.     La  clausula  de  cierre  es  un  mecanismo  de  integración  competencial  que  figura  en  el   149.3   CE.   Esta   cláusula   tiene   un   doble   contenido,   por   lo   que   también   recibe   el   nombre  de  clausula  de  doble  reenvío.  Establece  que  las  competencias  no  atribuidas   expresamente   al   Estado   por   la   Constitución   pueden   corresponder   a   las   comunidades   autónomas   en   virtud   de   sus   estatutos,   y   que,   en   caso   de   no   ser   asumidas  por  éstas  en  los  estatutos,  corresponden  al  Estado.     6   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   Regulación  extraestatutaria  de  competencias   Las  condiciones  para  el  ejercicio  de  una  competencia  se  puede  alterar  mediante   diversos  métodos:   1. Normas  relativas  a  los  traspasos   2. Legislación  básica   3. Por   el   artículo   150   CE.   Este   artículo   regula   algunos   supuesto   de   modificación   de   la   regulación   extraestatutaria   de   las     competencias.   En   este   artículo   se   habla   de   leyes   de   transferencia   y   delegación.   También   se   mencionan   las   leyes   marco,   así   como   las   de   armonización.   Habla   de   tres   instrumentos:   a. 150.1   Relativo   a   las   leyes   marco:   Confieren   al   estado   la   capacidad   de   dictar   normas   que   fijen   algunas   bases   o   directrices   para   que   las   autonomías  …   b. 150.2  Leyes  de  transferencia  y  delegación:   c. 150.3  Leyes  de  armonización           1.   Además   de   poseer   un   título   competencial,   el   inicio   del   ejercicio   competencial   autonómico   es   señalado,   por   lo   general,   por   un   acto   previo   consistente   en   el   traspaso   del   Estado   a   la   comunidad   autónoma   de   esa   concreta   competencia;   es   decir,   de   un   acto   consistente   en   el   traspaso   de   los   medios   materiales,   financieros   y   personales   necesarios   para   poder   ejercerla.   Esta   distinción   entre   titularidad   competencial  y  ejercicio  plenamente  efectivo  de  las  competencias  estatutarias  por   medio  del  correspondiente  traspaso  ha  sido  reafirmado  por  el  TC,  señalando  que  si   bien   las   normas   de   atribución   competencial   son   la  Constitución,  los   estatutos   y  las   disposiciones  incluidas  en  el  denominado  bloque  de  constitucionalidad,  el  traspaso   de   servicios   es   también   una   condición   de   pleno   ejercicio   de   las   competencias   estatutariamente   transferidas   cuando   por   su   naturaleza   sea   necesario   e   imprescindible   y   sirve,   además,   de   pauta   interpretativa   de   la   delimitación   de   las   competencias  contenida  en  aquellos  textos  legales.   La   CE   relega   a   los   estatutos   la   regulación   de   las   bases   para   el   traspaso   de   servicios   correspondientes  a  las  competencias  incluidas  en  las  propias  normas  estatutarias.   Todos  ellos  han  instituido  la  figura  de  la  comisión  mixta,  cuyos  acuerdos  deberán   ser   aprobados   con   posterioridad   por   parte   del   Gobierno   estatal   mediante   la   forma   de   real   decreto   y   publicados   en   el   BOE   y   en   el   diario   oficial   de   cada   comunidad   autónoma.       El   traspaso   consiste   en   traspasar   del   estado   a   la   CCAA   la   materia   y   la   competencia.   La   competencia   hace   referencia   a   la   potestad   para   regular   eso   en   concreto.   La   materia  se  refiere  a  los  medios  materiales  para  ejercer  esa  potestad.       3.   a.   Leyes   marco:  tienen  su  origen  en  la  ley  fundamental  de  Bohn  (Constitución  de   Alemania).   Están   pensadas   para   que   en   determinadas   competencias   exclusivas   del   Estado   la   CCAA   pueda   dictar   normas   con   fuerza   de   ley   en   el   marco   de   los   principios,   las   bases   y   las   directrices   fijadas   por   el   Estado.   El   Parlamento   ha   aprobado  un  reducido  número  de  leyes  marco  y  todas  ellas  referidas  a  la  cesión  de   tributos   del  Estado   a   distintas  comunidades   autónomas.  Por   medio   de   este   tipo   de     7   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   leyes,   las   comunidades   autónomas   pueden   desarrollar   tanto   las   directrices   estatales   en   ámbitos   en   que   el   correspondiente   estatuto   de   autonomía   no   ha   asumido   competencias   legislativas,   como   ejercer   competencias   legislativas   reservadas   al   Estado   expresamente   por   la   Constitución.   Desde   un   punto   de   vista   formal,   la   ley   marco   debe   aprobarse   como   una   ley   ordinaria.   No   se   integrará   un   texto   articulado   detallado   y   completo,   sino   que   se   contendrán   los   principios,   las   bases   y   las   directrices   a   que   deben   ajustarse   las   CCAA   autorizadas   a   legislar   y   complementar  este  marco  legislativo.     La  doctrina  conceptualiza  las  leyes  marco  y  las  critica:   1. Confusión  entre  leyes  marco  y  leyes  básicas   2. Polémica  sobre  a  quien  le  corresponde  el  enjuiciamiento  de  las  leyes  marco.   Surge  por  la  mala  redacción  del  artículo.   3. En   ningún   caso   figuran   los   estatutos.   Es   decir   que   la   constitución   se   inventa   las  leyes  marco  pero  en  ningún  caso  tienen  reflejo  en  los  estatutos.         b.   Las   leyes   de   transferencia   o   delegación   son   de   transferencia   exclusiva   del   estado  a  la  CCAA.  Autoriza  al  estado  a  transferir  a  favor  de  la  CCAA,  mediante  una   ley  orgánica,  facultades  correspondientes  a  una  materia  de  titularidad  estatal  que   por   su   naturaleza   sean   susceptibles   de   transferencia   o   de   delegación.   Lo   que   se   transfiere   por   parte   del   estado   a   la   comunidad   autónoma   es   el   ejercicio   de   competencias   estatales   pero   no   de   su   titularidad   ya   que   esta   última   está   exclusivamente   diseñada   por   el   artículo   149   y   por   los   respectivos   estatutos   de   autonomía.     La   transferencia   y     la   delegación   son   dos   instrumentos   jurídicos   distintos   cuyas   diferencias  se  hallan  en  su  respectivo  alcance  material.   La   transferencia:   transferir   la   titularidad   de   la   capacidad   jurídica   (no   de   la   competencia),  que  no  solo  tiene  componente  de  gestión  sino  también  de  carácter   económico,   autoriza   a   dictar   leyes   y   auténticos   reglamentos.   La   transferencia   comporta   la   transmisión   de   competencias   bifuncionales   o   completas   (competencias   de   naturaleza   normativa   y   de   ejecución).   En   general   las   de   transferencia  suceden  en  materias  de  cariz  económico.     La   delegación   no   implica   ceder   la   titularidad   de   la   capacidad   jurídica   sino   que   simplemente   otorga   la   capacidad   de   ejercer   la   potestad   en   nombre   del   estado,   consiste   básicamente   de   la   capacidad   de   realizar   la   gestión   o   actos   de   mera   ejecución.   Se   aplica   a   la   mera   cesión   de   facultades   ejecutivas   o   de   gestión   de   los   servicios  estatales.      El   150.2   establece   un   requerimiento   adicional:   deben   ser   materias   que   por   su   propia   naturaleza   sean   susceptibles   de   transferencia   y   delegación.   Por   materias   que  por  su  propia  naturaleza  sean  susceptibles  de  transferencia  o  delegación  no  se   tiene   muy   claro   a   que   hace   referencia.   Parece   que   los   principios   de   unidad   y   de   soberanía   podrían   contribuir   a   dotar   de   contenido   la   idea   de   intransferibilidad   o   no  delegación,  a  pesar  de  que  no  es  fácilmente  traducible  en  una  lista  de  materias   de  naturaleza  no  transferible  o  delegable.  El  juicio  ex  ante  sobre  la  concurrencia  de   esa   naturaleza   corresponde   en   primera   instancia   a     las   cortes   y   corresponde   su   enjuiciamiento  o  control  a  la  jurisdicción  constitucional.       8   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6     Surgen  varias  cuestiones  respecto  este  tipo  de  leyes:   § ¿Se  transfieren  de  manera  definitiva  las  materias?  à  No,  en  el  caso  de  una   transferencia   el   Estado   puede   recuperar   la   materia   por   medio   de   otra   ley   orgánica   ya   que   no   se   está   reformando   el   estatuto   (que   no   se   podría   reformar  por  ley  orgánica)  sino  otra  ley  orgánica.       c.  El  150.3  de  la  CE  otorga  a  las  Cortes  la  facultad  de  aprobar  leyes  que  tienen  por   finalidad   armonizar   las   normas   autonómicas   si   así   lo   exige   el   interés   general,   es   decir   las   leyes  de  armonización.  Debe   tener   rango   de   ley.   El   supuesto   habilitante   a   favor   de   las   cortes   o   presupuesto   material   para   poder   intervenir   con   leyes   armonización   es   que   se   haya   lesionado   el   interés   general   debido   a   una   discordancia   entre   distintas   normas.   No   se   trata,   por   tanto,   de   que   pueda   existir   la   posibilidad   de   lesión   del   interés   general,   sino   de   que   ésta   se   haya   efectivamente   producido.   En   este   sentido,   las   leyes   de   armonización   operarán   ex   post   a   las   normas  autonómicas,  una  vez  estas  últimas  hayan  sido  dictadas  y  hayan  generado   consecuencias  negativas  en  el  interés  general.   Un  ejemplo  es  la  LOAPA  (Ley  Orgánica  de  Armonización  del  Proceso  Autonómico)   del   1981   que   trata   de   intentar   fijar   unas   reglas   comunes   para   todas   las   comunidades   autónoma.   El   segundo   objetivo   era   intentar   acelerar   el   acceso   a   la   autonomía   política   de   las   CA   de   segundo   grado.   El   TC   dijo   que   las   cortes   no   podían   actuar  preventivamente  para  que  no  se  produjese  un  perjuicio  del  interés  general   sino  que  este  debe  ser  efectivo,  así  pues  dijo  que  no  era  una  ley  de  armonización  ni   orgánica,  quitándole  dos  letrasà  LPA   Desde  esta  ley  no  ha  habido  nunca  más  ninguna  otra  ley  de  armonización.     Desde   el   punto   de   vista   formal   es   una   ley   ordinaria   con   una   especialidad   procedimental   consistente   en   una   votación   previa   a   la   aprobación,   en   la   cual   se   exige   una   mayoría   cualificada   en   el   Congreso   y   en   el   Senado   para   apreciar   la   existencia   de   la   lesión   del   interés   general.   En   el   supuesto   de   que   se   aprecie   esa   lesión   se   tramita   por   el   procedimiento   legislativo   común   (igual   que   cualquier   ley   ordinaria).     Desde  el  punto  de  vista  material  es  susceptible  de  armonización  cualquier  tipo  de   disposición  de  la  comunidad  autónoma.  (ley,  reglamento…)     Desde  el  punto  de  vista  del  contenido,  el  TC  dice  que  debe  contener  los  principios   necesarios   para   restituir   el   interés   general   y   armonizar   pero   no   normas   concretas.   No   trata   de   usurpar   o   retirara   a   la   CCAA   su   capacidad   o   su   potestad   sobre   una   determinada  cuestión  que  es  de  su  competencia  sino  que  solo  intenta  armonizar  la   organización   autonómica   en   base   a   principios.   Estas   prescripciones   abiertas   o   principios   orientarán   a   las   CCAA   con   el   fin   de   reducir   las   discordancias   que   cuestionan  el  interés  general.   Una   ley   de   armonización   está   dirigida   a   limitar   el   ejercicio   competencial   de   las   CCAA   afectadas,   en   el   sentido   de   que   están   destinados   a   reducir   las   posibles   alternativas   de   decisión   autonómicas.   Las   CCAA   tendrán   que   respetar   los   principios  armonizadores  y  adaptarse  a  ellos  dictando  una  normativa  específica  o   derogando  las  normas  que  causaban  la  lesión  al  interés  general.     9   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6     Se  trata  de  una  ley  de  ultima  ratio,  quiere  decir  que  esta  ley  es  el  último  recurso   que   tiene   en   sus   manos   el   legislador   estatal   si   quiere   restituir   el   interés   general   que   se   ha   visto   afectado.   EL   perjuicio   tiene   que   ser   claro,   material,   se   debe   usar   cuando  haya  sucedido  la  lesión  o  se  vea  claramente  y  no  con  carácter  preventivo.   “solo   a   aquellos   supuestos   en   que   el   legislador   estatal   no   disponga   de   otros   caminos  constitucionales  para  el  ejercicio  de  su  potestad  legislativa  o  éstos  no  sean   suficientes  para  garantizar  la  armonía  exigida  por  el  interés  general.”     Relaciones  entre  el  ordenamiento  jurídico  estatal  y  los  ordenamientos  jurídicos   autonómicos   El   principio   de   autonomía   que   estructura   territorialmente   el   Estado   comporta   que   sus  CCAA  creen  ordenamiento  jurídico  propio  como  expresión  y  fundamento  del  su   singular  proceso  político.     Las  relaciones  entre  el  OJ  central  y  los  autonómicos  se  explican,  en  primer  termino,   a   partir   del   principio   de   separación.   Cada   ordenamiento   autonómico   constituye   una  unidad  dotada  de  identidad  propia  y  es  independiente  de  las  demás  CCAA  y  del   ordenamiento  del  Estado  central.   Esta   separación   sucede   porque   las   relaciones   entre   el   derecho   del   Estado   central   y   el   que   crean   las   CCAA   en   uso   de   su   autonomía   no   pueden   explicarse   a   partir   del   principio  de  jerarquía,  sino  del  de  competencia.  Como  principio  estructurante  del   OJ,   supone   la   obligación   de   no   regular   o   modificar   ámbitos   atribuidos   a   otros   órganos  competentes,  de  modo  que  cada  ente  solo  puede  actuar  válidamente  en  los   ámbitos  para  los  cuales  está  investido  de  competencia.     Ahora   bien,   existen   también   las   competencias   compartidas   que   le   principio   de   separación   no   consigue   explicar.   El   derecho   estatal   y   el   autonómico   actúan   de   manera  complementaria,  produciéndose  una  relación  de  colaboración  entre  ambos   ordenamientos,   necesaria   para   producir   la   compleción   y   la   congruencia   de   la   regulación   de   un   determinado   ámbito   material.   A   pesar   de   que   el   punto   de   partido   que   explica   las   relaciones   entre   ordenamientos   será   el   principio   de   separación,   éste  se  modula  por  las  relaciones  de  complementariedad  que  derivan  del  complejo   sistema  de  distribución  competencial.     Clausulas  de  cierre   Encontramos  una  serie  de  clausulas  de  cierre  en  el  149.3  en  materia  de   competencias,  que  permiten  integrar  los  diversos  ordenamientos:   § Clausula   residual   universal:   Es   una   clausula   de   doble   reenvío.   Establece   que   las   competencias   no   atribuidas   expresamente   al   Estado   por   la   Constitución  pueden  corresponder  a  las  comunidades  autónomas  en  virtud   de   sus   estatutos,   y   que,   en   caso   de   no   ser   asumidas   por   éstas   en   los   estatutos,  corresponden  al  Estado.   § Clausula   de   supletoriedad:   normas   que   permitan   la   integración   del   derecho   de   la   comunidad   autónoma,   cuando   existan   lagunas   en   el   Ordenamiento   Jurídico   autonómico   el   derecho   estatal   actúa   como   supletorio.     10   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   § Clausula   de   prevalencia:  en  caso  de  conflicto  entre  normas  de  la  CCAA  y   del   estado   prevalecen   las   normas   del   Estado   en   todo   lo   que   no   sea   competencia   exclusiva   de   la   CCAA.   Esta   clausula   es   de   dudosa   aplicación   en   el  ordenamiento  español  debido  a  la  inexistencia  de     La   colaboración   entre   el   Estado   y   las   Comunidades   autónomas   en   el   ejercicio   de   la   potestad   legislativa:   las   bases   y   su   definición   en   la   jurisprudencia  constitucional   En  el  caso  de  las  competencias  compartidas,  donde  el  Estado  y  la  CCAA  se  reparten   el   ejercicio   de   una   competencia   corresponde   al   Estado   dictar   y   desarrollar   las   bases,  así  como  su  ejecución.     Una   ley   básica   o   de   bases   puede   versar   sobre   aquellas   materias   en   las   que   la   Constitución  establece  una  reserva  expresa  de  ley  básica  (por  ejemplo  en  el  149.1   de  la  CE).     La  STC  69/1988  introduce  el  concepto  material  y  formal  de  bases.     Por   materia   el   TC   entiende   que   debe   ser   una   cuestión   de   especial   relevancia   o   básica   dentro   de   un   determinado   sector   (sector   del   ordenamiento,   cuestión   física….).  Corresponde  al  legislador  estatal  el  juicio  sobre  que  es  y  que  no  es  básico.   Desde  el  punto  de  vista  formal  el  TC  dice  que  las  normas  básicas  deben  tener  rango   de   ley,   deben   ser   aprobadas   por   las   Cortes.   Aún   así,   la   STC   autoriza   a   que   solo   excepcionalmente   no   sea   el   parlamento   sino   el   Gobierno   el   que   pueda   establecer   las  bases  a  través  de  reglamentos.  Hay  dos  condiciones  a  este  supuesto:  que  haya   una   ley   anterior   que   así   lo   autorice   y   que   en   el   propio   reglamento   quede   identificado  claramente  lo  que  es  básico  y  lo  que  no.   El  TC  dice,  además,  que  deben  ser  normas  con  un  carácter  principal.  Debe  ser  un   común   denominador   normativo   que   debe   dejar   espacio   suficiente   para   el   desarrollo  por  parte  de  la  CCAA,  con  dos  objetivos:  para  que  la  CCAA  pueda  fijar  o   establecer   sus   propias   opciones   normativas   y   para   que   pueda   desarrollar   políticas   coherentes   en   un   ámbito   material   concreto.   Las   bases   no   pueden   ser   tan   expansivas  como  para  que  en  la  practica  las  CCAA  no  puedan  desarrollar  políticas   propias.   Ejemplo:   La   Ley   de   Función   Pública.   El   legislador   decide   que   parte   es   básica   y   cual   no.   El   legislador   estatal   decidió   que   lo   básico   es   la   adquisición   y   pérdida   de   la   categoría  de  funcionaria  y  la  retribución  de  los  funcionarios.     La   ley   básica   y   la   ley   de   desarrollo   se   relacionan   en   el   Ordenamiento   Jurídico   no   mediante   una   relación   de   jerarquía   sino   una   relación   de   adecuación   lógica   o   una   relación  competencial  funcional.       ¿qué   sucede   en   el   supuesto   de   que   la   CE   diga   en   el   149   que   el   legislador   debe   adoptar   una   ley   de   bases   sobre   una   cuestión   y   el   estado   no   lo   hace,   puede   la   comunidad   autónoma   desarrollarla   o   debe   esperar   a   que   se   rellene   el   vacío   legislativo?   à   El   TC   dice   que   no   siempre   debe   preceder   en   el   tiempo   la   ley   de   bases   a   la   ley   de   desarrollo   autonómico,   porque   entiende   que   la   CCAA   puede   deducir,   es   decir   inferir,   del   conjunto   de   la   legislación   estatal,   las   normas   que   pueden  ser  básicas.  Así  pues,  la  CCAA  tiene  la  capacidad  de  desarrollar  la  materia     11   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   deduciendo   lo   que   debe   considerarse   básico   y   lo   que   no   puede   regular.   El   TC   lo   resuelve  aludiendo  a  un  principio  que  es  el  principio  de  asunción  competencial  por   parte  de  la  CCAA.  (STC  32/1981).     Potestad  normativa  de  las  CCAA   Norma  en  un  sentido  amplio  que  abarca  leyes  y  reglamentos.       El  estatuto  de  autonomía  es  la  norma  primaria  de  cada  ordenamiento  autonómico   que  determina  el  sistema  de  producción  normativa  de  cada  comunidad  autónoma,   esto  es,  los  órganos  creadores  de  normas  y  las  categorías  normativas  o  fuentes  que   emanan  de  ellos.   Con  carácter  general  la  norma  institucional  básica  y  la  fuente  de  la  que  emana  todo   el   OJ   autonómico   le   confiere   a   la   comunidad   autónoma   la   potestad   legislativa   (ejercida   a   través   del   parlamento   o   asamblea   legislativa)   y   la   potestad   reglamentaria  (ejercida  a  través  de  los  órganos  ejecutivos)  es  el  Estatuto.       Potestad   normadora   hace   referencia   a   que   exista   una   competencia   que   sea   de   la   CCAA.   Lo   que   habilita   a   la   CCAA   para   crear   leyes   o   aprobar   reglamentos   es   la   potestad  normadora.     Potestad  legislativa   La  ley  autonómica  ocupa  la  misma  posición  que  el  resto  de  leyes  del  ordenamiento;   presenta  el  mismo  rango  y  la  misma  fuerza  vinculante.  Así  pues,  está  subordinada   a  la  Constitución  pero,  a  diferencia  de  la  ley  ordinaria  estatal,  se  subordina  también   al   estatuto.   De   este   modo,   cuando   se   produzca   una   infracción   que   contravenga   tanto   la   CE   como   el   Estatuto   (o   uno   de   dos)   la   norma   deviene   inconstitucional.   Cualquier  norma  opuesta  al  Estatuto  deviene  inconstitucional.  Consecuentemente,   el   control   de   estas   leyes   autonómicas   se   atribuye   al   Tribunal   Constitucional   a   través  del  supuesto  del  recurso  de  inconstitucional  o  los  conflictos  de  competencia.   Existe  la  posibilidad  de  impugnar  disposiciones  o  resoluciones  que  emanen  de  los   órganos  autonómicos.   Presenta   el   mismo   rango   y   fuerza   vinculante   que   la   ley   estatal   por   diversos   motivos:     • Procede   de   un   órgano   de   representación   popular,   dotado   de   potestad   legislativa,  de  manera  que  se  configura  como  una  ley  en  sentido  formal.     • Es   la   fuente   superior   dentro   del   ordenamiento   autonómico   después   del   estatuto   y   no   tiene   límites   de   regulación   material   en   su   relación   con   el   reglamento,  siempre  dentro  del  ámbito  competencial.     • La   ley   autonómica   puede   regular   todas   las   materias   que,   una   vez   sometidas   a  reserva  de  ley  por  la  Constitución,  no  lo  estén  a  una  ley  específicamente   estatal   (como   puede   ser   la   ley   orgánica);   es   decir,   el   hecho   de   que   la   Constitución   establezca   una   reserva   de   ley   en   una   determinada   materia   significa  que  ésta  será  regulada  por  una  ley  autonómica  o  estatal.       12   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   • La   ley   autonómica,   como   cualquier   ley   estatal,   vincula   a   los   jueces   y   tribunales  y  sólo  puede  ser  controlada  por  el  Tribunal  Constitucional.       La   potestad   legislativa   ejercida   por   la   CCAA   es   una   potestad   de   libre   configuración   que   no   tiene   ningún   límite   ni   condicionante   por   parte   del   legislador   estatal.   Se   ejerce   la   potestad   legislativa   sobre   una   materia   de   la   competencia   autonómica.   Esta  competencia  estará  comprendida  (en  el  bloque  de  competencia)  artículos  148   y  149  así  como  en  los  Estatutos.       Las   leyes   autonómicas   se   relacionan   con   las   estatales   no   según   el   principio   de   jerárquica  sino  acorde  al  de  competencia.       En   cuanto   al   procedimiento   legislativo,   corresponde   al   parlamento   o   a   la   asamblea   legislativa  autonómica  la  aprobación  de  las  leyes  con  un  procedimiento  análogo  al   procedimiento   legislativo   estatal   pero   con   ciertas   diferencias   (también   se   incluyen   diferencias  de  la  ley  autonómica  en  si  respecto  de  la  estatal):     § No   son   siempre   los   mismos   sujetos   de   la   iniciativa   legislativa.   Además   de   los   sujetos   de   la   iniciativa   legislativa   estatal   se   le   atribuye   a   otro   sujeto   la   posibilidad   de   iniciar   un   procedimiento   legislativo:   a   los   órganos   locales   supramunicipales  (los  Consejos  Comarcales).       § Las   leyes   autonómicas   no   se   sancionan   ni   se   promulgan,   es   decir   que   no   serán   registradas   por   el   Rey   ni   él   ordenará   su   publicación.   Dado   que   el   presidente   de   la   CCAA   es   el   representante   ordinario   del   estado   y   tiene   la   posición  representativa  será  éste  el  que  ordene  la  publicación  en  el  boletín   oficial   de   la   comunidad.   Sin   perjuicio   de   que   se   puedan   publicar,   de   igual   modo,  en  el  boletín  oficial  del  estado  con  funciones  publicitarias.       § El   Estado   goza   de   cierto   poder   jurisdiccional   respecto   a   las   normas   autonómicas.  Cuando  es  el  estado  el  que  impugna  normas  de  la  CCAA  ante   el   TC   automáticamente   se   suspende   su   eficacia   por   un   plazo   de   5   meses.   Pasado  este  plazo  el  TC  deberá  decidir,  en  un  auto,  si  levanta  la  suspensión   o  la  prorroga.  Además,  entre  los  sujetos  legitimados  para  recurrir  contra  las   leyes   autonómicas   se   excluyen   los   propios   órganos   de   las   comunidades   autónomas,  lo  que  debilita  la  defensa  de  la  normatividad  de  los  estatutos.     § La   aplicabilidad   territorial   de   la   ley   autonómica,   lo   que   supone   que   mientras   que   las   leyes   estatales   pueden   desarrollar   sus   efectos   en   la   totalidad   del   territorio   del   Estado,   las   leyes   autonómicas,   en   cambio,   limitan,   en   principio,   su   aplicabilidad   al   territorio   de   la   respectiva   comunidad  autónoma.     § La  vinculación  a  la  legislación  básica  del  Estado  cuando  se  trate  del  ejercicio   de   una   competencia   compartida,   de   manera   que   una   vulneración   de   las   bases   fijadas   por   la   ley   estatal   puede   suponer   la   declaración   de   inconstitucionalidad  por  extralimitación  de  su  ámbito  competencial.         13   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6   §   También   existe   en   el   ámbito   de   la   potestad   legislativa   autonómica   la   legislación   excepcional   o   de   urgencia.   Han   sido   los   estatutos   de   segunda   generación   los   que   han   dado   la   posibilidad   de   que   se   aprueben   decretos   legislativos   por   las   CCAA   (textos   refundidos   y   ley   de   bases).   Aún   así,   hay   ciertas   normas   autonómicas   que,   por   su   importancia,   están   exentas   de   delegación:   los   presupuestos,   la   reforma   de   los   estatutos,   las   leyes   de   desarrollo   básico   estatutario,   el   desarrollo   de   los   derechos   estatutarios.   También   se   podrán   aprobar   decretos   leyes   cuando   concurra   el   hecho   habilitante,   igual   que   en   el   caso   estatal.   Pero   hay   algunas   materias   que   quedan   excluidas   de   ser   reguladas   por   decreto   ley   en   el   caso   autonómico:   presupuestos,   reforma   de   los   estatutos,   leyes   de   desarrollo   básico   estatutario,  desarrollo  de  los  derechos  estatutarios.   § En   el   ámbito   autonómico   encontramos   las   leyes   de   desarrollo   básico   estatutario.   Tiene   una   gran   relevancia   estatutaria   que   tienen   unas   características  muy  parecidas  a  las  de  la  ley  orgánica.  El  concepto  material   de   las   leyes   de   desarrollo   básico   estatutario   está   regulado   en   el   estatuto,   pues   determina   que   materias   deberán   ser   objeto   de   desarrollo   básico   estatutario.  (El  EAC  determina  en  su  artículo  62.2  las  materias  sobre  las  que   recae  reserva  de  ley  de  desarrollo  básico  estatutario  como  por  ejemplo:  la   ley   del   presidente   y   del   gobierno,   leyes   lingüísticas,   leyes   electorales).   En   cuanto   al   punto   de   vista   formal,   se   requieren   las   mayorías   propias   de   las   leyes   orgánicas   estatales   aunque,   a   veces,   se   requieren   mayorías   incluso   más  reforzadas.  (mínimo  mayoría  absoluta  pero  a  veces  se  exige  más).         Diferencia  entre  sanción  y  promulgación:  La  sanción  se  realiza  por  el  Rey,  el  cual   registra   la   ley   y   ordena   su   publicación   (conocido   como   ordenar   su   publicación   por   parte  del  Rey)     Potestad  reglamentaria   El  reglamento  autonómico  halla  un  límite  en  las  reservas  de  ley  establecidas  por  la   Constitución,   que   deben   ser   reguladas   por   ley   autonómica   en   las   materias   que   son   competencia  de  la  comunidad  autónoma.  También  halla  un  límite  en  las  reservas   de   ley   establecidas   por   el   estatuto,   las   cuales   también   han   de   ser   objeto   de   disciplina  legal  autonómica.     Los   reglamentos   estatales   y   autonómicos   se   diferencian   por   su   alcance   según   el   tipo  de  competencia  ejercitado.   La  potestad  reglamentaria  autonómica  se  desarrolla  plenamente  en  el  marco  de  las   competencias  exclusivas  y  en  el  de  las  competencias  de  desarrollo  legislativo  y  de   ejecución   de   la   legislación   básica   del   Estado.   En   ambos   casos   corresponde   a   las   comunidades   autónomas   la   facultad   de   dictar   reglamentos   normativos   de   desarrollo   tanto   de   la   ley   autonómica   como   de   la   ley   estatal,   así   como   reglamentos   organizativos.   Pero   en   el   marco   de   las   competencias   ejecutivas   es   el   Estado   quien   dicta   los   reglamentos   ejecutivos   mientras   que   las   potestades   reglamentarias   autonómicas   se   limitan   a   la   elaboración   de   reglamento   de   organización   interna   y   de   ordenación   funcional  de  la  competencia  ejecutiva  autonómica.     14   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Constitucional  II  –  Tema  5/6       Según  el  objeto  del  reglamento  encontramos:   1. Los   reglamentos   ejecutivos:   Tienen   por   objeto   el   desarrollo   directo   y   detallado  de  una  ley.     2. Los  reglamentos  de  autogestión  o  organizativo:  Están  destinados  a  regular   los  instrumentos  internos  de  organización  de  la  administración  autonómica.     Según  el  órgano  que  dicta  el  reglamento  encontramos:   § Órgano   colegiado:   el   Consejo   de   Gobierno   (cuyos   reglamentos   se   denominan  Decretos).     § Órgano   “personal”:   Los   Consejeros   o   titulares   de   un   departamento   o   consejería  (homólogo  de  ministro)  y  el  presidente  (de  manera  excepcional).       Los   consejeros   aprueban   órdenes.   Por   otro   lado,   el   Consejo   de   Gobierno   y   el   Presidente  aprueban  decretos.     Consejo   de   Gobierno   o   de   Ministros:   Cuando   el   gobierno   está   reunido   en   sesión.   Cuando  no  están  reunidos  en  sesión  es  genéricamente  el  Gobierno.     El  control  de  la  potestad  reglamentaria  autonómica  se  le  atribuye  a  los  tribunales   de   jurisdicción   ordinario,   concretamente   a   la   jurisdicción   contencioso-­‐ administrativa.   Con   una   única   excepción,   los   conflictos   de   competencia   que   surgen   por   reglamentos   serán   enjuiciados   por   el   Tribunal   Constitucional.   Así   pues,   se   puede   llegar   a   impugnar   un   decreto   o   una   orden   autonómica   por   que   se   considera   que  la  materia  regulada  no  es  de  su  competencia.   Se   debe   recurrir   ante   la   jurisdicción   contenciosa   cuando   lo   que   se   discutan   sean   cuestiones   de   legalidad,   y   ante   el   TC   cuando   se   cuestionen   elementos   de   constitucionalidad,   es   decir   cuando   en   el   fondo   de   la   controversia   exista   un   discusión   de   titularidad   de   las   competencias   para   dictar   la   norma   reglamentaria   objeto  de  recurso.     15   ...

Tags: