TEMA 4. Causalidad y explicación en las ciencias sociales (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Girona (UdG)
Grado Criminología - 1º curso
Asignatura sociologia
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 07/09/2014
Descargas 39
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 4. Causalidad y explicación en las ciencias sociales 1. Descripción, comprensión, explicación Se trata de tres niveles de análisis diferentes que existen en sociología: Descripción (Boudon): se quiere representar la realidad tal cual es. Es muy importante porque en todo trabajo científico la descripción es fundamental, ya que gran parte del trabajo científico es descriptivo. No se puede explicar un fenómeno sin describirlo.
Comprensión: el objetivo es captar los significados de las acciones, el significado guía la comprensión de las acciones sociales, el trabajo comprensivo es similar al trabajo descriptivo, son labores fundamentales de la ciencia.
Explicación 2. La explicación en ciencias sociales Existen dos tipos de estrategias para explicar las acciones: la explicación basada en leyes y la explicación basada en mecanismos.
2.1 Explicación basada en leyes (y correlaciones estadísticas) Se basa en la idea de que en la medida que se quiere explicar un evento se debe identificar que haya alguna ley en la que se subsumire el evento. Se refiere, primero, a identificar qué ley podría explicarlo, y segundo, para explicarlo se deben dar una serie de condiciones y se aplican estas condiciones para que sea cierto.
En principio no existe ningún problema de la explicación basada en leyes, es la idea a la que nos gustaría llegar. El problema en las ciencias sociales es que no existen leyes de este tipo, sino que utilizamos leyes probabilísticas.
En las leyes deterministas hay un fenómeno que causa otro, en leyes probabilísticas no existe esa relación que una causa tenga un efecto. Como bien he dicho, en las ciencias sociales utilizamos las leyes probabilísticas, en que dadas determinada condiciones con una probabilidad tal se produce x fenómeno.
Existen dos tipos de leyes: En las leyes deterministas, dadas una serie de condiciones “A” causan “B”, es decir siempre que se den aquellas condiciones “A” causará “B”. Por ejemplo, siempre que yo levante una botella y la deje caer (condiciones necesarias), la gravedad (fenómeno “A”) causará que la botella caiga en el suelo (fenómeno “B”). El problema, es que en las ciencias sociales no existen las leyes deterministas.
En las leyes probabilísticas, dadas una serie de condiciones, “A” en un % de probabilidades causará “B”, es decir, no siempre que se den aquellas mismas condiciones “A” producirá ”B”. Lo único que sabemos es que existe una cierta relación entre las dos variables, la cual nos permite predecir con más o menos certeza. Estas leyes tienen un problema, ya que la ley no sirve para explicar un caso concreto con total exactitud, porque otro hecho puede haberse adelantado.
Leyes probabilísticas: C I %x O Pero, encontramos una serie de dificultades de la explicación basada en leyes. En primer lugar, que se den las condiciones, no significa que la ley sea aplicable. Otro problema, es la correlación que es espuria (puede que en realidad no haya una relación entre las dos variables y que exista una tercera que explique estas dos) cuando nos sugiere que hay una relación causal cuando en realidad no la hay. Creemos que dos variables son correlativas, pero en realidad una no causa la otra, hay una tercera variable que el modelo no considera, que si la consideráramos veríamos que es la causante de las dos anteriores.
2.2 Explicación basada en mecanismos Como las leyes deterministas son el ideal y no nos podemos fiar de las leyes probabilísticas necesitamos otro sistema.
Dos definiciones: • Conjunto coherente de proposiciones que provee una explicación plausible de cómo I y O están relacionados • Construcción analítica que provee un vínculo hipotético entre eventos observados.
Por ejemplo, la tasa de mortalidad infantil, que el primer día es más alta que el segundo, et tercero, etc. Pero sabemos que existe una correlación entre la clase social y la tasa de mortalidad infantil, aún así, se desconoce la causa (ejemplo vínculo causante: la salud de la madre de clase baja y la salud de una madre de clase alta).
Ante un fenómeno concreto tenemos que encontrar el mecanismo que lo ha producido. Un mecanismo siempre ha de hacer referencia a cómo actúan los individuos.
CI M O Los mecanismos a los cuales nos referimos, son aquellos vínculos causales que provocan el efecto. Estos vínculos son esenciales para comprender los fenómenos sociales y explicarlos, ya que si sólo nos limitamos a decir que una causa provoca un efecto, en realidad no estamos aportando nada de nuevo, tan solo estamos haciendo es una mera descripción de la realidad.
En todo fenómeno existe una cadena causal, una serie de mecanismos, los cuales, si no abres la llamada “caja negra” te los perderás y no podrás encontrar la verdadera solución. Por ejemplo, si yo no abro la dicha “caja negra” para encontrar los mecanismos que han provocado x acción, puedo caer fácilmente en el error de decir que ha ocurrido por y, cuando en realidad la causa ha sido z.
2.3 Individualismo metodológico Sin agente causal no puede existir una explicación inteligible. Para explicar fenómenos hay que identificar la causa. En las ciencias sociales los agentes causales son los individuos, es decir, ningún fenómeno social se produce sin un individuo. Por lo tanto, en ciencias sociales, los agentes causales elementales son los individuos (sus acciones e interacciones). Por eso hablamos de individualismo metodológico: “todos los fenómenos sociales pueden reducirse en última instancia fenómenos referentes a individuos, propiedades de individuos o relaciones entre individuos” (Jon Elster), es decir, para estudiar un fenómeno, el mecanismo siempre tiene que apuntar a las acciones individuales de las personas ya que estas son la causa de la causa que se pretende explicar.
Una vez más nos aparece el Barco de Coleman: MACRO MACRO Mecanismos situacionales Mecanismos transformacionales Mecanismos de Acción individual MICRO MICRO A partir de este mecanismo, que nos permite realizar una explicación exacta de cualquier fenómeno social existente, distinguiremos tres tipos de mecanismos que se desarrollan a lo largo del Barco de Coleman: Mecanismos situacionales: son aquellos que explican como los individuos, a partir de un determinado contexto o situación, forman sus creencias e ideas, es decir, generan una serie de estados mentales en los individuos. Se producen las preferentes adaptativas, cuando se reduce tu conjunto de oportunidades, que te adaptas a tus probabilidades. He adaptado mis preferencias al conjunto de oportunidades que se ha reducido. A partir de aquí, el individuo modifica sus creencias. El problema es, que muchas veces los mecanismos vienen en paros antagónicos. No siempre surgen las probabilidades adaptativas, sino que a veces surgen las preferentes contra adaptativas: cuando una opción sale de tu oportunidad lo deseas con más intensidad.
No se sabe que preferente se activará una vez ocurra esta situación, porque los mecanismos se activan en situaciones desconocidas.
Este mecanismo lo encontramos en el primer vínculo causa, entre el primer Macro y el primer micro.
Mecanismos de acción individual: que son aquellos que explican de qué forma todos los estados mentales que se han generado en el individuo, conducen a una realizar una acción u otra, es decir, nos dicen que el individuo elige un tipo de acción u otra como resultado de sus creencias. Y por lo tanto son los que vinculan el primer y el segundo micro.
Mecanismos transformacionales: son aquellos mecanismos que intentan explicar de qué forma una acción individual puede afectar a una acción colectiva y por lo tanto generar un fenómeno social. Estos son los que actúan entre el segundo micro y el segundo Macro.
2.3.1 Algunos ejemplos de mecanismos: La profecía autocumplida (Merton): En algunas ocasiones las predicciones de las personas (aunque sean falsas) acaban produciendo ese fenómeno social. Esto es a causa del efecto cascada, las acciones de unos provocan que cada vez haya más probabilidades de que otras personas hagan lo mismo. Por ejemplo, hay el rumor de que un banco va a quebrar, la posibilidad de creérselo es dependiente en función del dinero que tienes en el banco. Ponemos que tenemos mucho dinero, entonces decidimos retirar el dinero. Por lo tanto, ya no se trata de un rumor tan solo, sino que incentiva a sacar el dinero a más gente, de manera que, la gente va sacando el dinero porque ya no se trata solo de un rumor, sino que todos sacan el dinero, y se ha convertido en un hecho. Estamos delante de un rumor, que con su propia profecía ha establecido su cumplimiento. La propia acción de sacar el dinero incentiva a los demás a sacar su dinero. De ésta manera se forma una manera, y efectivamente el banco acaba quebrando La difusión en red (Coleman): El proceso de difusión es dependiente de una estructura de red social, ya que en las situaciones de incertidumbre es habitual mirar lo que hacen los demás. Esto pasa, por ejemplo, cuando sale un medicamento nuevo: cuando aparece un medicamento nuevo en el mercado, hay cierta incertidumbre sobre lo que hay que hacer. Pero entre los médicos hay una red social, es decir, los médicos actuaban según lo que hacían sus amigos, por tanto, hay que tener en cuenta las redes sociales entre ellos. La difusión del medicamento depende de la estructura de la red inicial.
El “umbral” la acción colectiva (Granovetter): En muchas ocasiones la probabilidad de que nosotros hagamos una acción depende de cuantas personas lo estén haciendo ya en ese momento. El umbral seria el número de personas que necesitas para sumarte a una acción colectiva. Por ejemplo, cuando hay dos restaurantes, y decidimos ir a uno en concreto porque está lleno y el otro.
En los tres casos se nos presenta la incertidumbre, esta incertidumbre se resuelve mirando cuantas persones han tomado la decisión antes que tu. Para nosotros las creencias tienen un papel, las acciones de los demás hacen actualizar nuestras creencias. Tu propensión depende de cuantas personas antes que tú han tomado esa decisión.
Además, tienen la validación social como característica común, como ya he dicho, porque las acciones sociales de los otros nos sirven de indicador para saber qué tengo que hacer yo. Por lo tanto, vemos que Weber tenía todo la razón cuando afirmaba que nuestras acciones sociales están orientadas en función de lo que hacen los otros.
2.3.2 Explicación basada en mecanismos y predicción El objetivo de la ciencia es la predicción y para realizar dichas predicciones se basa en las explicaciones basadas en mecanismos. Los mecanismos nos dicen que puedes explicar una situación sin tener una capacidad de predecir y viceversa.
Por ejemplo sabemos que entre dos variables “A” y “B” hay una relación, esto ya nos da una capacidad de predicción (con un cierto margen de error) sin necesidad de explicar el vinculo causal entre “A” y “B”, es decir podemos no saber la correlación entre estas dos variables pero si predecir qué pasará cuando “B” tenga una cierto valor. Es más puede ser que no exista ninguna relación entre “A” y “B”, ya que en realidad puede ver una tercera variable que cause “A” y “B”, es lo que se llama correlación espuria.
2.3.3 Ventajas de la explicación mediante mecanismos Dichas explicaciones presentan una serie de ventajas importantes: Se trata de una explicación más detallada y profunda, que dan la sensación de ser totalmente completas, ya que todo queda totalmente explicada y enlazado.
Nos ofrecen una cierta seguridad de que existe una correlación entre la causa y el efecto, por lo tanto, no es espuria sino una vinculación causal.
Nos proporciona una mayor capacidad de intervenir eficazmente en al realidad, para poder cambiar dicha situación.
...