Apuntes intro Penal (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Cantabria
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Introducción al derecho penal
Año del apunte 2014
Páginas 41
Fecha de subida 16/09/2015
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

Vicente  Olmos  Ros     Apuntes   Introducción  Penal   INTRODUCCIÓN  Y  FUNDAMENTOS  DEL  DERECHO  PENAL     Lección  1     A)  EL  CONCEPTO  DE  DERECHO  PENAL:       A).1.El  derecho  penal  como  control  social:  Controles  formales  e  informales   -­‐Medios   de   Control   social   son   aquellos   sistemas   normativos   que   tratan   de   regular   la   convivencia   social   mediante   el   establecimiento   de   pautas   de   conducta   normativizadas.   Algunos   medios   de   control   social   son   informales,   porque   no   tienen   una   fuente   generadora   única  y  preestablecida.  En  tanto  que  otros  son  formales,  su  forma  de  creación  y  difusión,  está   de  alguna  forma  regulada  y  debe  cumplir  determinados  requisitos.     Los   medios   de   control   social   informal   son   la   buena   educación,   la   moral   o   la   religión.   Un   medio   de   control   social   formal   es   el   Derecho,   y,   el   más   altamente   formalizado,   es   el   derecho   penal,  porque  sus  procedimientos  de  creación  y  aplicación  son  los  más  formales  y  exigentes.     Todos   los   medios   de   control   social   prevén   sanciones,   pero   las   sanciones   más   graves   son   las   que   impone   el   derecho   penal,   las   penas   y   las   medidas   de   seguridad.   De   ahí   que   el   derecho   penal  sólo  deba  intervenir,  cuando  se  afecte  a  los  valores  más  importantes  para  la  sociedad  y   frente  a  los  ataques  más  graves.     B)  CONCEPTO  MATERIAL  DEL  DERECHO  PENAL:       B).1.Los  fines  del  Derecho  penal.  El  derecho  penal  mínimo   -­‐Viviendo   en   una   sociedad   compleja   y   plural,   donde   conviven   distintas   sensibilidades   ideológicas,   se   da   el   concepto   de   “derecho   penal   mínimo”,   esto   es,   un   derecho   penal   que   proteja   bienes   jurídicos   que   gocen   de   un   amplio   consenso   social   frente   a   las   conductas   más   graves  y  con  la  mínima  sanción  posible.  Actualmente,  lo  que  existe  es  un  expansionismo  del   derecho  penal,  al  ser  usado  éste  políticamente,  como  medio  de  obtención  de  votos,  naciendo   así   un   concepto   de   derecho   penal   contrario   de   lo   que   propugna   la   teoría   del   derecho  penal   mínimo.   La   legislación   penal   no   debe   estar   cambiándose   constantemente   debido   a   su   importancia  y  transcendencia  social.   Así,   el   derecho   penal   cumple   una   función   simbólica   y   didáctica,   en   el   sentido   de   que   los   ciudadanos  perciben  como  desvaloradas  aquellas  conductas  que  se  tipifican  como  tales.  Esta   función   simbólica   puede   ser   utilizada   para   potenciar   valores   que   aún   no   son   percibidos   como   tales  por  el  conjunto  o  la  mayoría  de  la  sociedad  (en  su  momento,  medio  ambiente;  violencia   contra   la   mujer,   etc...).   Pero   también   puede   serlo   para   imponer   una   determinada   ideología   (lo   cual   es   contrario   a   un   modelo   de   derecho   penal   mínimo),   para   ocultar   deficiencias   estructurales   o   calmar   a   la   opinión   pública   sin   adoptar   la   medidas   sociales   necesarias   (generalmente,  más  costosas  que  la  mera  modificación  del  CP).   -­‐El   derecho   penal   se   distingue   desde   el   punto   de   vista   objetivo   (el   objeto   tipificado   como   pena)   y   subjetivo   (el   sujeto   que   posee   el   derecho   de   dictar   que   conductas   son   castigadas   con   el  ius  puniendi  del  Estado,  y  que  otros  comportamientos  no  son  castigados):   1-­‐Por   Derecho   penal   objetivo   (Ius   poenale),   se   entiende   aquel   conjunto   de   normas   jurídicas  dictadas  por  el  Estado  que  regulan  la  vida  social  de  una  comunidad,  conjugando  la   realización   de   conductas   previamente   definidas   como   delictivas   (o   peligrosas),   con   la   imposición  de  una  pena  o  medida  de  seguridad.   En   sentido   objetivo,   el   derecho   penal   como   conjunto   de   normas   es   un   sistema   de   normas   jurídico.   Esto   quiere   decir   que,   está   integrado   por   normas   jurídicas   sistemáticamente   organizadas,   siguiendo   criterios   lógicos   de   ordenación   y   funcionamiento,   jerarquizadas   en   atención  a  los  valores  que  protegen  y  con  pretensión  de  unidad  y  no  contradicción  entre  ellas.     1   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     Pero  el  derecho  penal  en  sentido  objetivo,  como  conjunto  de  normas  jurídicas  que  surgen  o   emanan   de   la   sociedad,   actúa   como   factor   en   la   evolución   del   sistema   social.   La   opción   que   se   lleve  a  cabo,  y  como  se  utilice  este  derecho  penal,  puede  convertirlo  en  un  factor  de  progreso   o   en   un   factor   de   mantenimiento   del   status   quo,   sin   perjuicio   de   que   dentro   de   un   mismo   sistema  penal  coexistan  sub-­‐factores  progresistas  con  otros  inmovilistas.     Dada   la   trascendencia   que   tiene   la   imposición   de   la   pena   en   la   vida   de   los   individuos,   es   preciso   que   la   intervención   penal   se   limite   a   la   protección   de   los   valores   compartidos   por   todas   las   ideologías;   a   un   mínimo   ético   de   valores   esenciales   para   las   personas   y   para   el   funcionamiento   social.   El   único   modelo   posible   en   un   Estado   Democrático   de   Derecho   es   aquel   que,   de   acuerdo   con   la   Constitución,   sea   el   mínimo   imprescindible   para   mantener   la   pacífica  convivencia,  un  Derecho  penal  mínimo.   2-­‐El   Derecho   penal   subjetivo,   derecho   a   castigar   o   Ius   puniendi,   es   la   facultad   que   corresponde  al  Estado  de  dictar  normas  penales,  aplicarlas  y  ejecutarlas.  Es  decir,  la  facultad   de  crear  y  a  aplicar  el  derecho  penal  objetivo.   Los  fines  del  derecho  penal  -­‐  Se  suele  afirmar  con  rotundidad  que  el  fin  del  derecho  penal  es  la   protección   de   bienes   jurídicos   (entendiendo   por   tales   los   valores   esenciales   para   la   convivencia).   Y   así   es,   pero   ¿cómo   realiza   esta   protección?.   El   derecho   penal   protege   bienes   jurídicos   mediante   la   imposición   de   normas   de   conducta;   esto   es,   estableciendo   modelos   de   comportamiento  que  deben  seguir  los  ciudadanos.     De   esta   forma,   la   norma   jurídica   penal   indica   al   ciudadano   que   comportamientos   son   valiosos   y  que  comportamientos  están  desvalorados  (en  cuyo  caso,  su  realización  llevará  aparejada  la   imposición  de  una  pena  o  una  medida  de  seguridad).  En  definitiva,  el  fin  último  del  derecho   penal  es  contribuir  al  mantenimiento  del  orden,  la  paz  social  y  la  convivencia  pacífica.     B).2.Concepto  y  función  de  la  pena:     a)La  interpretación  del  art.  25.2  de  la  CE.     Delito:   1-­‐   Un   delito   es   una   conducta   típica   que   debe   de   coincidir   con   la   descripción   que   el   legislador   ha   descrito   en   el   CP.   2-­‐   Esa   conducta   debe   ser   antijurídica,   la   conducta   que   encaja   en   uno   de   los   tipos   penales   descritos,   además   deberá   ir   contra   el   ordenamiento   jurídico   (se   puede   encajar   en   una   de   esas   figuras   y   siempre   que   se   cumplan   determinados   requisitos,   o   puede  no  tener  pena  pese  a  encajar,  Ej.  Matar  en  legítima  defensa).  3-­‐  Culpabilidad,  el  sujeto   que   comete   ese   delito   antijurídico   y   descrito   en   el   CP,   además   ha   de   tener   capacidad   para   saber   y   conocer   (Ej.   Delito   por   un   deficiente   mental,   o   por   alguien   drogado),   ser   culpable   significa  que  el  sujeto  conoce  o  puede  llegar  a  conocer  la  ilegalidad  de  la  norma,  además,  dicho   sujeto  ha  de  verse  libre  de  coacciones  durante  la  realización  del  acto.   -­‐La   pena   es   una   consecuencia   jurídica   derivada   de   la   comisión   de   un   delito;   de   hecho,   es   la   más   común   y   la   que   se   impondrá   en   la   mayoría   de   los   supuestos,   siempre   que   el   autor   sea   un   sujeto  culpable.  La  pena  consiste  en  la  privación  de  alguna  libertad  o  de  algún  derecho  a  los   infractores   de   la   norma   penal,   como   la   libertad   ambulatoria   (pena   privativa   de   libertad),   derechos   económicos  (pena  de  multa),  etc.  Nuestro  CP  en  el  art.  32  y  ss.  establece  el  catálogo   de   penas   que   pueden   imponerse   en   nuestro   ordenamiento   jurídico.   El   legislador   cuando   determine  la  pena  a  imponer,  deberá  tener  en  cuenta  los  siguiente  criterios:   1-­‐   Personal:   se   impone   al   autor   responsable   de   un   hecho   punible,   pero   no   a   su   familia   o   a   otras   personas   que   no   son   responsables   del   delito.   Es   el   llamado   principio   de   responsabilidad  de  la  pena,  por  tanto,  no  pueden  recaer  sobre  terceros  ajenos  al  derecho,   la  pena  ni  se  hereda,  ni  se  vende.  Esto  no  siempre  ha  sido  así,  hubo  épocas  en  las  que  las   penas  se  heredaban  e  incluso  se  compraba  el  indulto.  Las  penas,  por  desgracia,  también   afectan   a   terceros   de   manera   colateral,   pero   eso   es   inevitable   como   derivación   de   la   pena  (Ej.  Que  el  cabeza  de  familia  vaya  a  la  cárcel  y  una  familia  quede  sin  sustento).   2-­‐  Necesaria:  La  pena  debe  ser  necesaria  para  cumplir  los  fines  que  persigue  el  derecho   penal.   Cuando   la   imposición   de   una   pena   en   un   supuesto   concreto   no   sea   necesaria   (por     2   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     ejemplo,   porque   su   imposición   de   ninguna   forma   sirva   para   motivar   al   sujeto)   no   debería  imponerse.  Se  habla  también  de  la  pena  natural,  es  la  que  se  da  cuando  de  la   propia  comisión  del  delito  se  deriva  para  el  delincuente  algún  mal,  según  cierta  doctrina   y  jurisprudencia,  debería  tenerse  en  cuenta  a  la  hora  de  determinar  la  pena,  ya  que  no   tomarlo  en  cuenta  significaría  infligir  al  reo  una  pena  desproporcionada.  Ej.  el  sujeto  que   conduciendo  bajo  los  efectos  del  alcohol,  provoca  un  accidente  en  el  que  muere  parte  de   su   familia,   lo   que   le   origina   un   gran   sufrimiento.   Si   aplicáramos   la   tesis   de   la   pena   natural,   deberíamos   tener   en   cuenta   este   sufrimiento,   pues,   en   caso   contrario   quebraríamos,  entre  otros,  el  principio  de  proporcionalidad  y  de  necesidad  de  la  pena.   Hay  que  afirmar,  sin  embargo,  que  los  tribunales  no  pueden  dejar  de  imponer  una  pena   salvo  por  los  casos  expresamente  previstos  en  el  CP.   3-­‐  Proporcionada  a  la  gravedad  del  delito.   4-­‐  No  puede  consistir  en  trato  inhumano  o  degradante.   5-­‐  Debe  estar  orientada  a  la  reinserción  del  reo  en  la  sociedad  (art.  25  CE).   -­‐Para  que  un  Juez  pueda  declarar  una  pena  del  CP  a  un  sujeto,  ha  de  cumplirse  el  delito,  si  el   juez   no   puede   imponerle   la   pena   por   que   falta   algún   requisito,   deberá   hacer   una   previsión   de   conducta,  en  caso  de  determinarse  que  el  sujeto  sea  potencialmente  peligroso.     Nuestro   sistema   es   de   doble  vía,   ya   que   impone   penas   a   los   delitos   y   medidas   de   prevención   ante   conductas   que   prevean   un   nuevo   delito,   muchas   veces,   las   consecuencias   en   ambas   suelen   ser   parecidas.   Los   jueces   nunca   pueden   dejar   de   aplicar   la   ley,   están   obligados   a   imponer  la  pena  prevista,  sólo  se  le  exime  de  ello  cuando  el  propio  legislador  así  lo  prevé.     b)Teorías  de  la  retribución,  de  la  prevención  general  negativa  y  de  la  prevención   general  positiva   -­‐Tradicionalmente,   los   fines   del   derecho   penal   se   hacían   depender   de   determinados   fines   que   se  asignaban  a  la  pena  (Teorías  de  la  pena).  Pero  el  debate  sobre  los  fines  de  la  pena  ha  sido   poco  fructífero  y  de  alto  contenido  ideológico.  Este  debate  debe  ser  superado  para  entender  la   pena  como  un  elemento  importante,  pero  accesorio  del  derecho  penal.     La   capacidad   regulativa   del   derecho   penal   no   depende   exclusivamente   de   la   pena,   sino   de   otros   factores   como   la   integración   social   del   sujeto.   La   norma   penal,   por   si   sola,   es   eficaz   para   cumplir   sus   fines   de   protección   de   bienes   jurídicos   y   la   pena   no   es   necesaria.   Sólo   en   aquellos   en  los  que  la  norma  penal  se  vulnera  (quebrándose  las  reglas  básicas  de  la  convivencia)  y  se   lesionan  o  ponen  en  peligro  los  bienes  jurídicos  protegidos,  se  impondrá  una  pena.     La   imposición   de   la   pena   se   realiza   por   impresión  psicológica,   para   evitar  la  venganza  privada;   etc.  Junto  a  estas  razones,  la  pena  privativa  de  libertad  tiene  serios  inconvenientes,  debido  a   que  estigmatiza  al  reo,  lo  aparta  de  la  sociedad  y  favorece  la  marginalidad,  y  no  se  ha  podido   constatar  que,  de  forma  significativa,  evite  la  comisión  de  delitos  por  sí  misma.     Las  teorías  de  la  pena  tratan  de  justificar  y  legitimar  la  imposición  de  la  pena.  Las  teorías  de  la   pena   han   tratado   de   legitimar   al   derecho   penal,   distinguiendo   entre   teorías   absolutas   (retributivas)  y  relativas  (preventivas).     Las   teorías   absolutas   o   retributivas,   en   ellas   la   pena   es   el   justo   castigo   que   merece   el   delincuente,   el   Estado   persigue   imponer   la   pena   y   nada   más   (ley   del   Talión,   ojo   por   ojo),   ningún   delito   debe   quedar   sin   castigo,   sus   máximos   exponentes   son   Kant   y   Hegel   (el   delito   niega   la   norma   y   la   pena   niega   el   delito,   doble   negación   que   confirma),   el   Estado   afirma   el   derecho  a  través  de  la  pena.  No  tienen  cabida  actualmente,  es  un  sistema  incompatible  con  la   suspensión  de  penas  cortas  o  con  instituciones  como  la  prescripción  o  el  indulto.   Las  teorías  relativas  o  preventivas,  se  basan  en  pensar  que  el  Estado  no  persigue  la   imposición   de   la   pena,   sino   que   es   un   instrumento   para   perseguir   otros   fines,   como   la   prevención  general  negativa,  positiva  o  especial:   • Prevención   general   negativa   –   La  pena  persigue  motivar  al  conjunto  de  ciudadanos  en   contra  de  la  realización  de  delitos  (intimidación  del  conjunto  de  la  ciudadanía  para  que   se   abstengan   de   cometer   delitos),   persigue   que   el   resto   de   ciudadanos   a   la   vista   de   la     3   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     pena,  se  abstengan  de  cometer  dicho  delito,  es  una  teoría  elaborada  por  Feuerbach.  En   contra   de   dicha   teoría   cabe   decir   que,   1.el   verdadero   efecto   motivador   de   no   cometer   delitos   es,   que   las   penas   se   ejecuten   y   ,   además   que   se   haga   rápidamente.   2.También   admite   como   crítica   que   los   delitos   más   comunes   y   que   más   se   repitan,   habrán   de   tasarse   fuertemente,   elevándose   la   pena   de   esos   delitos   repetidos,   dándose   un   sobredimensionamiento   del   derecho   penal,   pero   esto   es   fácilmente   rebatible,   al   observar   que   los   delincuentes   miden   lo   que   roban   para   evitar   el   salto   de   falta   a   delito,   o   que   las   bandas   organizadas   usen   menores   de   edad,   etcétera,   lo   cual   nos   dice   que   ese   cálculo  que  realizan  los  delincuentes  nos  confirma  que  la  teoría  funciona.   • Prevención   general   positiva   –   El   delincuente   cuando   comete   un   delito,   cuestiona   la   vigencia   de   una   norma   penal   impuesta   por   el   Estado,   y   el   Estado   a   su   vez,   cuando   impone  una  pena  está  remarcando  la  vigencia  de  dicha  norma.  Es  una  retribución  oculta   (teoría  de  la  retribución  o  absolutista).  Es  un  planteamiento  adoptado  por  ciertos  países   (tras   los   atentados   del   11-­‐S),   el   cual   les   niega   la   condición   de   personas,   tratándolos   como   enemigos   (derecho   penal   del   enemigo)   y   por   tanto   no   dándole   las   garantías   del   derecho   penal,   debido   a   que   el  derecho  penal  es  sólo  para  los  ciudadanos,  pero  no  para  los   declarados  enemigos.  Esto  es  propio  de  Guantánamo  o  de  campos  de  exterminio  Nazis.   • Prevención   especial   –   El   Estado,   además  de  imponer  una  pena  al  delincuente,  prevé  en   dicha  pena  (yendo  más  allá  que  la  prevención  general  negativa)  que  el  sujeto  no  vuelva  a   delinquir.   Von   Liszt   (creador   de   la   teoría)   y   Dorado   Montero   (exponente   español   de   la   teoría).   3   tipos   de   delincuentes,   los   corregibles   (que   pueden   ser   resocializado),   los   delincuentes   socializados   (delinquen   pero   aún   están   sociabilizados)   y   los   que   son   irresocializables,   para   los   cuales   sólo   cabe   por   parte   del   Estado   la   inocuización   (apartándole  de  donde  el  sujeto  cometió  el  delito).  La  doctrina  se  impuso  en  los  años  70.   Dicha   teoría   quería   eliminar   las   causas   que   llevaron   al   sujeto   a   cometer   su   delito   tratándolos,  con  el  fin  de  resociabilizarlos.  El  problema  se  plantea  en  el  límite  de  ¿hasta   donde  puede  actuar  el  Estado  sobre  ellos  para  que  se  integren  en  el  grupo  social?.   • Crisis  de  las  teorías  de  la  pena.  Las  teorías  mixtas  o  ecléticas  surgen  con  la  finalidad   de   superar   el   debate   doctrinal   en   torno   a   los   fines   de   la   pena,   la   mayor   parte   de   la   doctrina   opta   actualmente   por   intentar   conjugar   retribucionismo   y   prevención   en   teorías   mixtas,   que   de   hecho,   no   son   más   satisfactorias   que   las   simples.   Su   máximo   exponente  es  Roxin.     B).3.Fines  y  funciones  de  las  medidas  de  seguridad   -­‐Los  fines  de  la  pena  en  nuestro  sistema  son,  la  prevención   general   negativa  y  junto  a  ésta,  la   prevención   especial   con   el   fin   presente   de   la   resocialización,   según   el   art.   25.2   “las   penas   privativas   de   libertad   y   las   medidas   de   seguridad   estarán   orientadas   hacia   la   reeducación   y   reinserción  social…”.  Es  un  mandato  para  que  los  poderes  públicos  remuevan  todos  los  medios   necesarios,  con  el  fin  de  que  un  sujeto  acabe  resocializándose,  sin  posibilidad  de  incluir  penas   que  cercenen  la  resocialización  del  sujeto  (como  la  cadena  perpetua).       B).4.Relaciones  entre  penas  y  medidas  de  seguridad   -­‐Nuestro  sistema  es  dual  o  de  doble  vía,  hay  penas  y  medidas  preventivas  también,  pero  sólo  si   existe   riesgo   de   que   el   sujeto   vuelva   a   delinquir,   en   caso   contrario,   el   juez   no   podrá   aplicar   medidas   de   seguridad,   si   entiende   que   ese   sujeto   no   es   peligroso.   Actualmente   sólo   caben   medidas   de   seguridad   tras   cometer   el   delito   (no   caben   medidas   pre-­‐delictuales),   pero   en   el   anterior  CP,  se  permitían  dichas  medidas  de  seguridad  a  individuos  concretos,  según  su  modo   de   vida,   pese   a   que   nunca   hubiesen   cometido   un   delito,   Ej.   las   leyes   pre-­‐delictuales,   Ley   de   vagos   y   maleantes   de   1933.   En   la   actualidad   sólo   caben   las   medidas   de   seguridad   post-­‐ delictuales   (CP   1955),   peligrosidad   derivada   del   hecho   cometido   y   prevención   especial   (menores,  enfermos  mentales  y  drogodependientes).     4   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     Mientras   que   la   pena   se   impone   a   personas   culpables   que   realizan   un   hecho   típico   y   antijurídico,   la   medida  de  seguridad   se   impone   a   personas   no   culpables   que   realizan   un   hecho   típico  y  antijurídico,  cuando  existe  un  pronóstico  de  peligrosidad.  Esto  ha  sido  modificado  por   la   LO   5/2010,   de   22-­‐6,   que   introduce   la   libertad   vigilada   para   personas   no   culpables   y   personas   culpables   que   hayan   cometido   ciertos   delitos   (contra   la   libertad   sexual   y   de   terrorismo),  con  una  clara  función  inocuizadora.  Los  requisitos  para  imponer  una  medida  de   seguridad  son:  1-­‐previsión  legal  previa  (arts.  6  y  95.1  CP),  2-­‐comisión  de  un  delito  previo  y  3-­‐ peligrosidad   (pronostico   de   comportamiento   futuro   que   realiza   el   Juez.).   La   medida   de   seguridad  ha  de  ser  necesaria  para  prevenir  la  peligrosidad,  su  imposición  es  facultativa  y  su   ejecución   flexible   (art.   97   CP),   su   duración   no   puede   exceder   de   la   pena   abstracta   prevista   para   el   delito,   y   para   el   caso   de   la   libertad   vigilada   se   dan   unas   particularidades   cuando   se   impone   a   personas   culpables   de   delitos   de   libertad   sexual   y   terrorismo,   ha   de   darse   una   presunción   de   peligrosidad   que   persista   tras   el   cumplimiento   de   la   pena   (imposición   obligatoria  y  se  ejecuta  después  de  la  pena)  y  su  duración  no  está  determinada.     Lección  2  –  El  derecho  penal  objetivo     2.1.Concepto.  El  sistema  penal  como  conjunto  de  normas   -­‐El   derecho   penal   objetivo   es   un   conjunto   de   normas   que   regulan   aquellas   conductas   que   han   sido  marcadas  como  peligrosas  por  el  Estado,  es  un  sistema  normativo  esquematizado,  están   ordenadas  según  la  importancia  que  ellas  tienen  para  la  sociedad,  comenzando  por  la  defensa   del   derecho   a   la   vida,   como   primer   valor   defendido   por   el   CP.   Al   ser   un   sistema   normativo,   actúa   bajo   el   principio  de  unidad  y  no  contradicción,   el   ordenamiento   es   un   todo   cuyas   normas   están  perfectamente  coordinadas  (debido  a  que  no  se  pueden  condenar  actuaciones  que  están   permitidas  por  otros  sectores  del  derecho,  Ej.  el  policía  que  usa  su  arma  de  fuego,  para  cuyo   uso  está  autorizado  en  el  ordenamiento,  el  CP  debe  contemplar  dichas  causas  eximentes,  para   no  condenarlo  por  ese  uso,  contemplando  el  CP  al  resto  del  ordenamiento  también).     2.2.Clases  de  normas  jurídico-­‐penales:  Normas  primarias  y  normas  secundarias   -­‐Una  norma  jurídico-­‐penal  es  un  enunciado  prescriptivo  que  ordena  algo,  la  norma  primaria   (o  de  conducta),  es  la  que  va  dirigida  a  la  ciudadanía  (suele  estar  implícita  en  el  dictado  de  la   norma  penal  en  el  CP),  y  la  norma  secundaria  (o  de  sanción)  va  dirigida  al  operador  jurídico   (juez),  ésta  lleva  aparejada  un  presupuesto  de  hecho,  para  que  el  juez  adapte  el  caso  dado  en   la   realidad   al   presupuesto   de   hecho,   y   también   lleva   una   pena   tipificada,   aparejada   a   ese   presupuesto  de  hecho.     2.3.Teoría  de  las  normas   A)Normas  primarias   –Para   las   teorías   valorativas,   la   norma   primaria   es   una   norma   de   objetiva   valoración,   a   través   de   ella   el   Estado   realiza   un   juicio   impersonal   del   valor   a   proteger,   el   Estado   señala   conductas   valoradas   negativamente   porque   éstas   suponen   un   ataque   al   valor   que   el   Estado   quiere   proteger,   por   tanto,   la   conducta   antijurídica   surge   cuando   la   actuación   de   un   sujeto   lesiona  el  valor  que  el  Estado  ha  intentado  proteger  (produciéndose  el  desvalor  de  resultado).   -­‐Las  teorías  imperativas,  para  ellas  la  norma  no  es  un  juicio  de  valor  (el  juicio  de  valor  existe   en   esta   teoría,   pero   lo   esencial   para   ella   es   el   mandato   que   el   Estado   dicta),   sino   que   es   un   imperativo  que  el  Estado  dirige  a  los  ciudadanos  y  es  de  obligado  cumplimiento  (la  norma  es  un   imperativo  y  no  un  juicio  de  valor).  Para  los  partidarios  de  un  (a)imperativismo  subjetivo,  la   antijuricidad   vendría   cuando  el  ciudadano  contradice  el  mandato,   lo   importante   es   la   actitud   del   sujeto   contra   el   derecho,   mediante   la   cual   infringe   esa   norma   (desvalor   de   acción   o   desobediencia  a  la  norma),  pero  el  hecho  también  vendría  reflejado  en  la  tentativa  en  caso  de     5   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     verse   frustrado   en   el   desarrollo   de   la   conducta   antijurídica.   El   (b)imperativismo   objetivo,   para   ellos   el   juicio   de   antijuricidad   sería   mixto,   para   que   la   conducta   se   considere   antijurídica   deberá  existir  desvalor   de   acción  (realización  voluntaria  de  la  conducta  prohibida)  y  desvalor   de  resultado  (fundamentado  en  el  fin  del  DP,  que  quiere  proteger  un  bien  jurídico  concreto).   -­‐Las  teorías  dualistas  o  mixtas  sobre  la  estructura  primaria  de  la  norma,  éstas  entienden  que   la   norma   presenta   2   componentes   igualmente   de   importantes   o   esenciales,   pero   diferenciados,  la  norma  de  valoración  y  la  norma  de  acción.   -­‐Posición   propia,   (1)cuando   el   Estado   crea   una   norma   penal   lo   hace   para   resolver   un   conflicto  en  el  que  confluyen  distintos  intereses,  el  Estado  en  dicho  conflicto  coge  el  valor  que   entiende  que  debe  ser  protegido  en  dicho  conflicto  y  a  raíz  de  esa  perspectiva,  defiende  ese   valor   social   a   proteger   sobre   los   demás,   emitiendo   un   juicio   de   valor   negativo   (es   decir,   desvalora)   sobre   aquellas   conductas   que   ataquen   ese   bien   jurídico   que   intenta   proteger.   (2)Esa  norma  genera  una  norma  de  conducta,  con  el  fin  de  proteger  y  respetar  el  bien  social   que  el  Estado  quiere  proteger.  (3)En   un   tercer   momento,   esa   pauta   se   impone   como   norma   jurídica  y  se  reviste  de  imperio  del  Estado.     2.4.La  estructura  lógica  de  la  norma  penal   -­‐Las   normas   penales   primarias   son:   (1)prohibiciones,   (2)mandatos   y   (3)proposiciones   permisivas   (Ej.   autorizando   al   agente   de   la   autoridad   al   uso   de   un   arma   de   fuego).   La   pauta   general   es   que   vayan   dirigidas   a   toda   la   ciudadanía,   y   como   excepción   se   da   el   hecho   de   proposiciones   permisivas   a   determinados   sujetos,   siempre   y   cuando   éstos   respeten   unos   mínimos  establecidos  por  el  Estado.   -­‐La  norma  secundaria,  dirigida  al  juez,  tiene  la  estructura  de  un  silogismo  hipotético,  dándose   un  presupuesto  de  hecho  y  una  consecuencia  jurídica  para  cuando  se  de  ese  presupuesto  de   hecho   en   la   realidad,   la   norma   secundaria   es   un   imperativo   de   obligado   cumplimiento,   el   juez   tiene  que  imponer  siempre  la  pena  que  se  refleje  en  ésta.     2.5.Leyes  penales  incompletas  y  leyes  penales  en  blanco   -­‐Las  normas  penales  por  regla  general  son  incompletas  (pese  a  que  posean  un  presupuesto   de   hecho   y   una   consecuencia),   debido   a   que   ha   de   recurrirse   a   otras   normas   (a   la   parte   general,  para  regular  determinados  aspectos),  para  ver  en  esas  otras  normas  como  se  regulan   determinados   aspectos   abiertos   en   la   norma.   En   sentido   estricto,   se   denominan   normas   incompletas  aquellas  que  para  su  integración  se  remiten  a  otras  del  propio  CP,  pero  que  son   ajenas  a  la  parte  general  (EJ.  Art.  237  CP,  no  posee  pena  alguna  en  dicha  norma).   -­‐Las   leyes   penales   en   blanco   son   los   preceptos   que   recogen   la   consecuencia   jurídica,   pero   no   recogen  todo  el  presupuesto  de  hecho  (en  ellas  el  presupuesto  de  hecho  está  incompleto),  el   mismo   precepto   incompleto   remite   a   normas   que   no   están   en   el   CP   (EJ.   Art.   316,   que   remite   a   las  normas  de  prevención  de  riesgos  laborales,  pero  sí  lleva  aparejada  la  pena).  En  síntesis,  en   las  leyes  penales  en  blanco,  el  legislador  remite  parte  de  la  norma  (la  que  fija  el  presupuesto   de  hecho)  a  otras  normas  no  penales,  establecido  en  otra  legislación  distinta  a  la  penal,  para  la   que  la  norma  penal  lleva  aparejada  una  sanción.   Las   normas   penales   en   blanco   son   constitucionales,   según   el   TC,   sí   su  (1)remisión  es  expresa  a   otra   normativa   y   (2)   si   la   norma   penal   en   blanco   contiene   la   (a)consecuencia   jurídica   y   si   posee   el   (b)núcleo   esencial   de   la   prohibición   (la   norma   penal   ha   de   recoger   las   formas   de   ataque   al   bien   jurídico   que   el   legislador   describe   como   delito,   el   núcleo   esencial   de   la   prohibición   debe   estar   claramente   expresado,   no   se   puede   remitir   todo   a   la   normativa   ajena),   no  vale  con  expresar  una  normativa  ajena,  se  debe  tipificar  la  conducta  que  se  quiera  evitar.           6   Vicente  Olmos  Ros     Apuntes   Introducción  Penal   Lección  3  –  El  derecho  penal  subjetivo     3.1.Introducción   -­‐El   Estado   es   quién   asume   el   ius   puniendi   en   régimen   de   exclusividad   (en   detrimento   de   la   venganza  privada  primitiva),  es  el  único  que  tiene  la  capacidad  para  crear  y  aplicar  normas  de   carácter  penal,  el  único  que  puede  recurrir  a  la  violencia  actuando  de  manera  legítima.   Hay  delitos  públicos  que  pueden  ser  castigados  de  oficio,  otros  que  son  semi-­‐privados  y  otros   privados   totalmente,   salvo   para   los   delitos   públicos   en   los   que   el   Estado   actúa   de   oficio,   en   los   privados  (injurias  a  una  persona)  y  los  semi-­‐privados  (delitos  sexuales)  debe  de  denunciarse   y  exigirse  por  el  particular  la  justicia,  para  que  el  Estado  actúe.     3.2.Fundamentos  del  ius  puniendi  estatal   -­‐En  el  surgimiento  del  Estado  liberal,  surge  la  necesidad  de  explicar  porque  el  Estado  puede   actuar   en   las   esferas   de   los   derechos   particulares   (Ej.   Derecho   a   la   libertad,   el   Estado   ha   de   explicar   porque   puede   limitar   esos   derechos   en   determinadas   situaciones).   Ello   se   explica   mediante  la  teoría  del  contrato  social,  en  la  manera  que  para  que  el  Estado  pueda  defender  los   derechos  de  los  ciudadanos,  éstos  habrán  de  ceder  parte  de  esos  derechos  propios  al  Estado   (la  cualidad  de  limitar  la  libertad  en  determinados  casos),  con  el  fin  de  que  el  Estado  pueda   actuar   ante   la   violencia   de   otros   sujetos,   para   proteger   bienes   jurídicos   e   intereses   de   la   comunidad.  Todo  ello  justifica  el  ius  puniendi  estatal,  la  defensa  ante  los  males  que  ataquen  a   la  comunidad.     3.3.Naturaleza  del  ius  puniendi   -­‐Modernamente  el  ius  puniendi  se  concibe  como  un  poder  el  Estado  más  que  como  un  derecho   del  Estado.  El  hecho  de  que  la  población  deba  someterse  al  ius  puniendo  del  Estado,  no  implica   que   éste   poder   sea   ilimitado,   por   tanto,   surgen   unos   límites   esenciales   para   garantizar   los   derechos  y  libertades  constitucionales  de  los  ciudadanos.  Límites  materiales  y  formales.     3.4.El  titular  del  ius  puniendi   -­‐El   titular   del   ius  puniendi   es   el   Estado,   con   carácter   de   exclusividad,   pese   a   la   existencia   de   delitos  privados  y  semi-­‐privados.     3.5.Bien  jurídico.  Concepto.  Bien  jurídico  y  Constitución.  Clases  de  bienes  jurídicos     -­‐El   concepto   de   bien   jurídico   es,   un   valor.   Los   bienes   jurídicos   protegidos   son,   los   bienes   esenciales  que  constituyen  los  presupuestos  que  toda  persona  necesita  para  el  desarrollo  de   su  personalidad  y  de  su  vida  dentro  del  grupo  social.     ¿Cuáles  son  esos  valores  esenciales  para  el  funcionamiento  de  la  comunidad?   El   bien   jurídico   protegido   penalmente   debe   ser   el   bien   constitucional   y   no   otro   (el   Estado   necesita   que   se   le   limite   a   la   hora   de   imponer   su   ius   puniendi),   debido   a   que   el   Estado   al   legislar   en   materia   penal,   está   coartando   la   libertad   en   ese   ámbito   regulado   penalmente   de   sus  ciudadanos,  por  tanto,  debe  ir  acorde  con  los  valores  que  tengan  relevancia  constitucional,   ello  no  quiere  decir  que  todos  los  valores  constitucionales  deban  ser  protegidos  penalmente,   el  Estado  debe  elegir  aquellos  presentes  en  la  CE  y  que  quiera  proteger  penalmente,  salvo  en  2   casos,  medio  ambiente  y  patrimonio  histórico  (arts.  55.2  y  46  CE),  que  la  propia  CE  obliga  al   Estado  a  regularlos  penalmente.  También  hay  que  entender  los  valores  constitucionales  que   van   aunados   a   otros,   mediante   ellos   el   Estado   puede   estirarlos   y   aunar   muchos   valores   constitucionales  (Ej.  El  riesgo  que  una  persona  puede  ocasionar   en  la  carretera  puede  llegar  a   atentar   con   el   derecho   a   la   vida   de   otra   persona).   En   definitiva,   el   Estado   debería   legislar   sobre   los   valores   esenciales   para   el   funcionamiento   del   grupo   social,   ajustándose   al   marco   constitucional.  El  Estado  debe  recurrir  al  derecho  penal  sólo  cuando  las  sanciones  de  otros  de     7   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     sus  órganos  no  son  suficientemente  disuasorias  (Ej.  Las  sanciones  administrativas).  Los  bienes   jurídicos  que  deben  ser  protegidos  por  el  ius  puniendi  deben  reservarse  para  aquellos  supuestos   en  los  que  los  otros  medios  del  Estado  no  sean  efectivos  (sanciones  administrativas,  etcétera).   a)Clases  de  bienes  jurídicos   -­‐Son  bienes  jurídicos  (1)individuales  aquellos  que  son  de  una  persona  concreta  (la  salud,  la   vida,  el  patrimonio,  el  honor,  etcétera).  Son  bienes  jurídicos  (2)supraindividuales  los  que  son   de   un   colectivo,   dentro   de   éstos   hallamos   los   (2.a)generales,   los   referidos   con   afección   a   todas   las   personas   (medio   ambiente,   seguridad   vial,   etcétera)   y   los   (2.b)difusos,  estos  bienes   son  intereses  que  no  pertenecen  a  la  generalidad  de  los  ciudadanos,  sino  que  pertenece  a  un   grupo  amplio,  pero  individualizable  o  limitable  a  unas  características,  con  las  cuales  afecta  tan   sólo   a   una   parte   de   los   individuos   (derechos   de   los   trabajadores,   derechos   de   los   consumidores,   etcétera),   estos   bienes   se   caracterizan   por   tener   un   carácter   dialéctico   (ello   quiere   decir   que   son   oponibles   a   otros   intereses   difusos,   intereses   de   otro   grupo   social,   los   derechos   de   los   trabajadores   se   enfrentan   al   grupo   de   los   empresarios,   por   tanto,   debe   existir   un  equilibrio  entre  las  protecciones  de  ambos  los  grupos).     3.6.Límites  al  ius  puniendi   A)Formales:  los  derivados  del  principio  de  legalidad  penal   -­‐Son  los  límites  que  se  derivan  del  principio  de  legalidad  penal,  como  el  principio  de  seguridad   jurídica,  principio  de  taxatividad  (lex  certa),  principio  de  irretroactividad  de  la  ley  penal  (lex   praevia)  y  prohibición  de  analogía  (lex  stricta).     B)Materiales:  consideración  del  arma  penal  como  último  recurso   -­‐Son   los   límites   ante   la   acción   material,   entendiendo   ésta   como   el   último   recurso   al   que   el   Estado  puede  acudir  con  el  fin  de  disuadir  una  conducta.  El  fundamento  constitucional.     1-­‐Principio   de   intervención   mínima   –   El   derecho   penal   sólo   está   legitimado   para   intervenir   en   relación   con   los   ataques   más   graves,   a   los   bienes   más   importantes   (que   la   sociedad   o   el   Estado   consideren   más   importantes)   y   sólo   cuando   otras   instancias   estatales   hayan  fracasado  con  sus  medidas  de  sanción  frente  a  la  acción  de  una  conducta  dolosa  para   esos  ataques.  El  principio  de  intervención  mínima  tiene  dos  manifestaciones,  el  1.1.principio   de   fragmentariedad   (mediante   este   principio,   el   derecho   penal   sólo   puede   intervenir   en   las   conductas   más   peligrosas   en   contra   del   bien   protegido,   descartando   las   actuaciones   menos   graves   contra   el   bien   protegido,   dejándoselas   a   otros   mecanismos   estatales,   sin   interferir   tan   excesivamente  en  la  libertad  de  los  ciudadanos);  según  el  1.2.principio  de  subsidiariedad  (el   derecho   penal   sólo   puede   intervenir   cuando   el   resto   de   actuaciones   estatales   hayan   fallado   o   no   se  adecúen  a  la  hora  de  proteger  un  bien  jurídico).     2-­‐Principio   de   exclusiva   protección   de   bienes   jurídicos   –   Sólo   es   legítima   la   intervención   penal,   para   la   protección   de   los   valores   o   intereses   sociales   más   importantes   para  la  sociedad.  El  principio  de  exclusiva  protección  del  bien  jurídico  dice  que  la  intervención   penal   sólo   es   legítima   para   proteger   un   bien   jurídico,   pero   no   es   legítima   para   proteger   cualquier   otra   cosa   que   no   pueda   alcanzar   la   consideración   de   un   bien   jurídico.   Pero   el   problema  existe  en  el  momento  en  que,  el  propio  legislador  es  el  mismo  que  elige  cuales  son   los  bienes  jurídicos  a  proteger  por  el  derecho  penal  y  cuales  no,  dándose  una  auto-­‐limitación   en  éste  principio,  con  poca  efectividad,  al  ser  el  propio  Estado  el  que  se  limita.     C)Principio  de  lesividad   -­‐Está  vinculado  al  principio  de  exclusiva  protección  de  bienes  jurídicos.  El  delito  ha  de  poner   en  peligro  o  lesionar  efectivamente  el  bien  jurídico  protegido  (Nullum   crime   sine   iniura).  Hay   conductas   que   no   vienen   a   poner   en   peligro   el   bien   jurídico,   o   es   muy   difícil   que   esa   acción   pueda   llegar   a   lesionar   el   bien   jurídico   (aquí   entra   en   juego   el   adelantamiento   de   la   acción   penal,   para   que   no   se   llegue   a   lesionar   el   bien   jurídico),   hay   que   medir   la   proximidad   de   la   peligrosidad   en   casos   de   querer   prever   el   daño   del   bien   jurídico   con   la   norma   penal   (una     8   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     manifestación  no  autorizada  ¿es  un  delito  tan  grave  como  sacar  una  navaja  en  una  reyerta?),   por   ello,   hay   que   sopesar   el   bien   jurídico   que   se   quiere   proteger,   y   por   ende,   tipificar   en   consecuencia,   penalmente   o   no   (Ej.   del   carnet   o   la   perdida   de   puntos   ¿ello   implica   que   esa   persona  no  sepa  conducir?  ¿debe  ir  a  la  cárcel  por  ello  como  actualmente  sucede?  ¿valdría  que   se  sancionara  administrativamente  tan  sólo?).   D)Principio  de  culpabilidad   -­‐Según   el   principio   de   culpabilidad,   para   imponer   una   pena   a   una   persona   es   necesario   que   el   sujeto   haya   sido   declarado   culpable,   lo   que   supone   admitir   unos   requisitos   mínimos   de   capacidad  (ha  de  probarse  que  la  persona  tiene  capacidad  para  entender  la  medida  penal,  si   no  los  cumple,  el  juez  deberá  tomar  medidas  contra  esa  persona  para  mantener  la  seguridad   en   caso   de   ser   peligroso,   pero   no   podrá   ser   juzgado   por   el   incumplimiento   de   dicha   norma   penal,   pero,   si   no   se   considera   peligroso   no   se   tomarán   medidas   contra   esa   persona),   la   responsabilidad   penal   exige   un   requisito   de   comprensión   de   la   norma   y   si   no   se   diese,   se   tomarán  sólo  medidas  de  seguridad  (en  el  caso  de  drogodependientes,  etcétera).  Se  ha  visto   alterado   por   la   ley   5/2010,   23-­‐6,   que   reconoce   también   la   responsabilidad   penal   de   las   personas  jurídicas  y  de  sus  representantes.   Es   un   principio   que   encierra   en   él   una   serie   de   garantías   que   son   esenciales   en   el   proceso   democrático  (nullum  crimen,  nulla  pena  sine  culpa).  Relacionado  con  los  principios   siguientes:   1)principio   de   responsabilidad   subjetiva,   2)humanidad,   3)proporcionalidad,   4)efectividad   y   5)non  bis  in  ídem.     E)Principio   de   responsabilidad   subjetiva,   humanidad,   proporcionalidad,   efectividad  y  non  bis  in  ídem   1-­‐Principio   de   responsabilidad   subjetiva   –   Cada   uno   tiene   que   responder   por   su   propia   conducta   (cuando   hablamos   de   delitos   cometidos   por   un   grupo   de   personas,   en   donde   cada   persona   responde   por   su   intervención,   no   se   le   puede   acusar   del   resto   del   comportamiento   de   las   demás   personas).   Otra   cosa   distinta   es   la   responsabilidad   civil   (que   sí   actúa   de   forma   subsidiaria).   Este   principio   exige   que   la   responsabilidad   penal   ha   de   ser,   al   menos  a   título   de   imprudencia   (de   ahí  en  adelante),  hay  dos  modos   de  conducta,  la  (2)dolosa   (poseyendo   conocimiento   de   que   está   tipificado   penalmente   y   lo   realiza)   e   (1)imprudente   (aquella  que  se  realiza  por  un  descuido,  Ej.  el  medico  que  mediante  su  imprudencia  causa  la   muerte  a  un  paciente,  se  infringe  por  no  tener  en  cuenta  el  principio  de  cuidado  previo  de  la   medicina),  versari  in  re  illicita,  este  principio  supone  que  una  persona  ha  de  responde  de  todas   las   acciones   derivadas   de   su   conducta   (Ej.   Una   discusión   que   se   da   un   empujón   a   la   otra   persona  y  con  un  mal  golpe  la  persona  empujada  muere,  es  un  acto  muy  grave,  debido  a  que   fallece,   pero   es   imprudente,   debido   a   que   la   intención   no   era   la   de   matar).   Mediante   este   principio   no   se   mide   el   fin,   sino   el   medio,   una   persona   puede   ocasionar   un   resultado   grave,   pero  se  podrá  medir  que  no  hubo  intencionalidad,  y  por  tanto,  será  calificado  de  imprudente.   2-­‐Principio  de  culpabilidad  –  Para  imponer  una  pena  es  necesario  que  el  sujeto  haya   sido  declarado  culpable,  lo  que  supone  admitir  unos  requisitos  mínimos  de  capacidad.  No  está   expresamente   reconocido,   pero   se   deduce   de   los   arts.   19,   20.1ª   y   20.3ª   en   relación   con   la   disposición   adicional   1ª   CP,   “cuando   una   persona   sea   declarada   exenta   de   responsabilidad   criminal  por  incurrir  alguna  de  las  causas  previstas  en  los  números  1º  y  3º  del  artículo  20  de  este   Código,   el   Ministerio   Fiscal   instará,   si   fuera   procedente,   la   declaración   de   incapacidad   ante   la   Jurisdicción  Civil,  salvo  que  la  misma  hubiera  sido  ya  anteriormente  acordada  y,  en  su  caso,  el   internamiento   conforme   a   las   normas   de   la   legislación   civil”.   Invita   a   revisar   críticamente   la   existencia  de  medidas  de  seguridad  de  carácter  penal.   3-­‐Principio  de  imputación  personal  del  injusto  –  Si  una  conducta  es  antijurídica  del   hecho   y   el   sujeto   es   culpable,   tenemos   el   injusto,   que   provoca   que   ese   sujeto   tenga   que   ser   castigado  penalmente,  pero  se  ha  de  distinguir  entre  ambos.  La  culpabilidad  (en  el  caso  de  que   el   sujeto   cumpla   los   requisitos   mínimos   de   capacidad)   cumple   la   función   de   la   individualización  del  sujeto  que  cumple  el  delito,  debido  a  que  mediante  dicha  culpabilidad  se     9   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     atiende  a  las  características  propias  del  sujeto  que  lo  ha  cometido  (para  un  sujeto  que  comete   un  delito  por  un  miedo  externo  y  ajeno  a  él,  la  norma  penal  no  podrá  recaer  sobre  él  como  la   previó   el   legislador,   Ej.   Una   persona   que   vigila   un   zulo,   porque   la   están   amenazando   con   matar  a  su  familia).  La  motivación  del  sujeto  es  importante  a  la  hora  de  medir  su  culpabilidad,   la  culpabilidad  es  la  que  mide  los  matices  del  individuo.   4-­‐Principio  de  responsabilidad  penal  por  el  hecho  –  La  culpabilidad  ha  de  basarse  en   el   hecho   cometido   y   no   en   la   forma   de   ser   del   sujeto,   medio   de   vida,   etcétera   (porque   la   persona   sea   vagabundo,   prostituta,   homosexual,   etcétera).   Es   un   principio   que   marca   la   orientación   general   de   nuestro   ordenamiento   jurídico   (principio   estructural   de   nuestro   ordenamiento   jurídico).   Se   contrapone   a   un   derecho   penal   de   autor   (en   el   cuál   se   impondrían   medidas  penales  en  función  del  sujeto  y  no  de  la  acción  del  sujeto).   5-­‐Principio   de   proporcionalidad   de   la   pena   –   Debe   haber   una   congruencia   entre   la   pena,  la  gravedad  de  las  conductas  y  el  bien  jurídico  protegido.  La  pena  ha  de  adecuarse  a  la   gravedad   de   la   conducta   realizada   por   el   sujeto   y   a   la   importancia   del   bien   jurídico   que   se   pretende  proteger,  de  modo  que,  el  legislador  debe  establecer  las  penas  de  manera  acorde  al   bien  jurídico  protegido,  al  igual  que  el  juez  ha  de  adecuar  su  sentencia  proporcionalmente  a  la   acción  del  sujeto  a  la  hora  de  infringir  la  norma,  dentro  del  marco  penal  que  el  legislador  le   ofrece.  Cuando  se  modifica  la  pena  de  un  bien  jurídico,  ha  de  revisarse  el  resto  (Ej.  Se  modificó   la   pena   por   delitos   sexuales   a   menores   de   13   años,   sin   revisarse   el   del   homicidio   de   éstos,   siendo   mayor   la   del   delito   sexual   que   la   del   homicidio,   por   tanto,   al   delincuente   sexual,   le   interesa  cometer  el  homicidio  al  tener  éste  tipificado  una  pena  menor).   6-­‐Principio   de   humanidad   –   El   derecho   penal   debe   inspirarse   en   un   modelo   humanitario,  que  respete  los  derechos  humanos,  todo  el  derecho  penal  estatal  debe  enfocarse   al  canon  internacional  del  respeto  de  los  derechos  humanos.  Ello  ha  hecho  que  se  supriman   determinadas  penas  de  la  tradición  penal  española,  que  no  respetaban  este  canon  mínimo  de   respeto    de  los  derechos  humanos  internacionales.   7-­‐Principio  de  non  bis  in  ídem  –  Este  principio  prohíbe  la  doble  sanción  de  una  misma   conducta,  la  cual  rige  cuando  se  da  la  triple  identidad,  mismo  sujeto,  mismo  hecho  y  mismo   fundamento   del   hecho   delictivo   (el   fundamento   es   importante   a   la   hora   de   distinguir   si   se   incumple  o  no  el  non  bis  in  idem).  Este  principio  rige  entre  el  derecho  penal  y  otros  ordenes   (fundamentalmente   entre   el   derecho   administrativo   sancionador   y   el   derecho   penal).   Para   evitar   esto,   se   ha   dado   preferencia   al   orden   penal.   En   el   momento   que   se   inicie   un   procedimiento  administrativo  sancionar,  y  se  observe  alguna  conducta  delictiva,  se  remitirá  al   orden  penal  para  que  se  incoe  el  procedimiento  penal,  sino  fuera  motivo  suficiente  para  una   pena,   se   remitirá   de   nuevo   al   orden   administrativo.   Si   ya   se   hubiese   impuesto   una   sanción   administrativa,  se  descontará  de  la  penal.   El  principio  del  non  bis  in  ídem  actúa  también  dentro  del  propio  derecho  penal,  a  la  hora  de   valorar   unos   hechos,   éstos   sólo   podrán   ser   valorados   una   vez   (Ej.   Antes   de   matar   a   una   persona   hacerle   cortes   para   agravar   su   dolor,   estando   tipificado   2   veces   en   nuestro   CP,   una   como   delito   y   otra   como   agravante,   como   asesinato   y   como   agravante   del   homicidio,   sólo   podrá   ser   tomado   una   vez   en   cuenta   y   no   primero   una   vez   para   calificar   el   delito   y   posteriormente   otra   para   agravar   la   pena   de   asesinato),   en   síntesis,   un   mismo   dato   de   la   realidad  no  se  puede  tener  en  cuenta  2  veces  a  la  hora  de  imponer  una  pena.  También  tiene   incidencia  en  los  llamados  concursos   de   leyes,  nos  impide  castigar  a  un  sujeto  por  una  misma   conducta  por  2  delitos  tipificados  en  el  CP.               10   Vicente  Olmos  Ros     Apuntes   Introducción  Penal   Lección  4  –  Fuentes  del  derecho  penal     A)  FUENTES  DEL  DERECHO  PENAL     4.1.Introducción   -­‐La   fuente   del   derecho   penal   sólo   es   la   ley,   debido   al   principio   de   legalidad   penal,   a   diferencia   como   sucede   en   otros   ordenes   que   son,   la   ley,   la   costumbre   y   los   principios   generales   del   derecho.  Esto  se  debe  a  que  se  ha  de  seguir  el  principio  de  la  legalidad  penal,  es  decir,  dar  a   conocer  al  individuo  previamente,  las  conductas  que  el  Estado  quiere  evitar  (ninguna  pena  sin   una   ley   previa,   FEUERBACH,   nullum  crimen,  nulla  poena  sine  lege).   Todo   el   proceso,   desde   que   se   ejecuta   el   acto   delictivo,   hasta   que   se   dicta   una   pena   para   dicha   actuación   tipificada   penalmente,  han  de  estar  plasmados  en  una  norma.     4.2.La  ley:  concepto,  caracteres,  contenido  y  clases     4.3.El   principio   de   legalidad:   origen,   significado,   consecuencias   y   garantías.   Especial   consideración  de  la  prohibición  de  la  analogía   -­‐Esta   concepción   tiene   su   origen   en   la   ilustración   y   el   liberalismo   político,   surge   con   un   doble   significado,  el  de  la  garantía  de  la  libertad  del  ciudadano  (permite  que  el  ius  puniendi  estatal   garantice   la   libertad   del   ciudadano)   y   de   la   seguridad  jurídica   (el   principio   de   legalidad   penal,   mediante   la   acción   democrática,   el   ciudadano   aprueba   mediante   sus   representantes   en   las   Cámaras   legislativas,   asegurándose   que   la   creación   de   normas   penales   es   con   la   participación   de  la  ciudadanía  a  través  de  sus  representantes,  en  lugar  de  emanar  de  algún  soberano).   Un  juez  penal  ha  de  vincularse  a  lo  que  diga  la  ley  penal,  no  puede  dejar  de  aplicarla,  además   ha  de  ceñirse  a  lo  puesto  en  la  norma,  en  caso  de  que  el  juez  observe  una  pena  muy  leve  o  muy   grave,  no  podrá  dejar  de  aplicarla  o  modularla  a  su  antojo,  tan  sólo  podrá  instar  al  Gobierno  a   cambiar  dicho  precepto.   -­‐Las   garantías   formales   del   proceso   penal   son:   (1)la  garantía   criminal,   la   ley   es   la   única   que   puede   tipificar   una   conducta   como   delito,   por   tanto,   no   se   pueden   castigar   como   delito  conductas  que  no  lo  hayan  sido  definidas  como  tal,  previamente  por  el  legislador  en  el   CP  (art.  25  CE  /  arts.  1.1  y  10.1  CP).  (2)  la  garantía  penal,  no  puede  imponerse  una  pena  que   no  esté  establecida  en  una  ley  (arts.  2.1  y  10  CP  /  art.  25.1  CE  implícitamente).  (3)  la  garantía   jurisdiccional,   la   existencia   del   delito   debe   determinarse   en   virtud   de   sentencia   judicial   dictada   conforme   al   procedimiento   legalmente   establecido   (art.   3.1   CP).   (4)   la  garantía   de   ejecución,  tiene  que  ser  una  ley  la  que  establezca  las  consecuencias  del  delito,  sin  perjuicio  de   que   exista   algún   reglamento   (como   el   reglamento   penitenciario)   que   regule   el   medio   de   ejecución  de  la  pena,  pero  sólo  desarrolla,  el  grueso  se  plasma  en  la  ley  general  penitenciaria   (art.  3.2  CP).   -­‐Las   garantías   materiales,   el   mandato   de   taxatividad   nos   dice   que   la   ley   ha   de   recoger  de  forma  precisa,  clara  y  completa,  la  conducta  (la  manera  mediante  la  cuál  se  infringe   la  norma)  y  la  consecuencia  jurídica  (clase  y  duración  de  la  pena).  Pese  a  que  la  conducta  suele   ser   tipificada   con   detalle,   la   consecuencia   no   siempre   lo   es,   y   por   tanto,   con   ello   se   estaría   incumpliendo  con  ello  el  mandato  de  taxatividad  de  la  consecuencia  jurídica  (Ej.  en  los  casos   de   inhabilitación,   el   juez   pone   la   pena   que   quiera,   pudiendo   imponer   que   no   se   realice   una   acción   u   otra,   es   una   decisión   que   debería   tomarla   el   legislador   y   se   deja   en   manos   del   juez,   si   se  priva  el  derecho  de  no  ir  a  un  lugar  determinado  o  de  no  conectarse  a  internet,  etcétera).   En   síntesis,   ha   de   estar   regulado   taxativamente   en   la   norma   tanto   la   conducta   como   la   consecuencia  jurídica,  dejando  al  juez  un  marco  razonable,  pero  no  con  una  amplitud  grande.         11   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     4.4.Principio  de  legalidad  y  medidas  de  seguridad   -­‐El  principio  de  legalidad,  es  un  principio  fundamental  en  un  Estado  democrático  de  derecho,   partiendo  de  sus  fuentes,  en  las  cuales  existe  una  reserva  de  ley  en  materia  penal,  de  tal  modo   que   ni   la   jurisprudencia,   ni   los   principios   generales,   ni   la   costumbre,   son   de   aplicación   en   materia  penal,  pese  a  que  el  CP  haga  referencia  a  veces  a  ellos  en  algunas  partes  (debido  a  que   hace  referencia  a  otras  ramas  del  ordenamiento  en  las  cuales  rigen  esas  fuentes,  pero  no  son   fuentes  del  derecho  penal),  ninguna  de  ellas  valdría  para  tipificar  penalmente  una  conducta,   salvo  la  ley.     Además,  la  ley  penal  ha  de  estar  regulada  en  una  Ley  Orgánica,  debido  a  que  cuando  una  ley   penal   limita   una   conducta,   limita   también   la   libertad   del   individuo,   por   tanto,   está   ligada   a   los   derechos   fundamentales,   estableciéndose   una   reserva   de   ley   (art,   81.1   CE),   de   ley   orgánica   en   la  CE  para  éstos.  La  única  fuente  que  coexiste  con  la  ley  (art.  25.1  CE  reserva  absoluta  de  ley   para  el  DP)  en  derecho  penal,  es  la  jurisprudencia  del  TC,  que  es,  en  todo  caso,  una  fuente  en   sentido   negativo.   Dándose   una   prohibición   absoluta   de   la   irretroactividad   penal   y   de   la   analogía  Los  presupuestos  de  aplicación  para  las  medidas  de  seguridad  deben  de  establecerse   en   la   ley.   Art.   1.2   CP,   las   medidas   de   seguridad   sólo   podrán   aplicarse   cuando   concurran   los   presupuestos  establecidos  previamente  por  la  ley.     4.5.Otras  fuentes   4.6.El  papel  de  la  jurisprudencia     B)  INTERPRETACIÓN  Y  APLICACIÓN  DE  LA  LEY  PENAL     4.7.Concepto.  Interpretación  objetiva  y  subjetiva   -­‐Interpretar   una   norma,   supone   extraer   de   ella   la   aplicación   a   un   supuesto   concreto   que   se   nos   plantea   en   la   realidad,   en   materia   penal   y   como   consecuencia   al   principio   de   legalidad   existen  diversos  tipos.     4.8.Clases  de  interpretación  según  los  sujetos,  los  métodos  o  los  resultados     Según  los  sujetos   • Interpretación  auténtica:  la  realizada  por  la  propia  ley.   • Interpretación  doctrinal:  realizada  por  el  cuerpo  teórico  de  la  doctrina.   • Interpretación  jurisprudencial:  realizada  por  los  jueces  y  tribunales  en  el  ejercicio  de   su  función  jurisdiccional.   Según  los  métodos   • Interpretación  histórica   • Interpretación   lógico-­‐sistemática:   una   vez   abstraída   la   interpretación   gramatical,   ha   de  observase  la  situación  de  la  norma  en  la  legislación,  debido  a  que  las  normas,  más  aún   las  penales,  están  organizadas  sistemáticamente  en  el  entramado  legislativo,  agrupadas   en  principio  por  el  bien  jurídico  protegido,  por  tanto,  hay  que  observar  donde  se  ubica  la   norma,  para  obtener  más  información  sobre  ella.  Ej.  de  una  casa  habitada,  una  casa  de   vacaciones  puede  considerarse  habitada,  pero  nunca  podría  considerarse  habitada  una   casa  abandonada.   • Interpretación   gramatical:   Marca   el   límite   máximo   de   la   labor   de   interpretación,   acudiendo   a   otros   criterios   de   interpretación,   pero   sólo   dentro   de   los   márgenes   gramaticales   o   del   sentido   máximo   posible   que   la   norma   permite.   Debe   ser   complementado  por  otros  criterios.  Ej.  del  secreto  de  empresa,  que  si  está  en  delitos  de   mercado,   será   porque   el   legislador   no   querrá   que   atente   contra   el   derecho   a   la   intimidad,  debido  a  que  para  ello  debería  estar  situado  en  otra  parte  de  la  legislación.     12   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     • Interpretación   teleológica   (estudio   de   los   fines):   Hay   que   saber   el   fin   de   la   norma,   debido  a  que  es  necesario  para  saber  la  repercusión  de  la  norma,  hay  que  saber  cual  es   el  bien  jurídico  protegido.   Según  los  resultados   • Interpretación   extensiva:   Cuando   se   estén   acogiendo   todos   los   sentidos   gramaticales   posibles  en  la  norma  o  más  de  los  previstos.   • Interpretación   restrictiva:   Cuando   la   ley   abarca   menos   supuestos   de   los   inicialmente   posibles,  cuando  se  acoge  sólo  una  parte  de  los  supuestos  posibles.     4.9.Interpretación  analógica  y  analogía   -­‐La   aplicación   de   casos   parecidos   regulados   penalmente,   a   otros   que   no   están   regulados   taxativamente,   está   totalmente   prohibido,   debido   a   que   sería   un   otorgamiento   de   poderes   legislativos  al  juez,  la  jurisprudencia  distingue  entre  analogía  favorable  y  desfavorable.     Ej.  del  hurto  dentro  de  una  casa,  la  cuál  incluye  como  exención  penal,  si  el  hecho  había  sido   realizado   por   familiares,   dentro   de   un   grado   de   consanguineidad,   entre   los   que   estaba   el   matrimonio,  y  que  anteriormente  no  estaban  incluidas  las  relaciones  análogas  al  matrimonio   (pareja   de   hecho,   etcétera),   actualmente   lo   están,   pero   se   aplicaba   análogamente.   Pero   la   analogía  desfavorable  está  totalmente  prohibida.     Pese  a  que  la  analogía  favorable  sea  de  difícil  aceptación  si  se  aplica  el  art.  4.1  CP,  “las  leyes   penales  no  se  aplicarán  a  casos  distintos  de  los  comprendidos  expresamente  en  ellas”.   Pese   a   que   en  el  CP  se  de  alguna  analogía  prevista  por  el  legislador,  como  sucede  en  el  art.  21.  7ª  CP,  pero   en  dicho  caso  es  el  propio  legislador  quien  autoriza  a  aplicar  esa  analogía.     4.10.Aplicación  de  la  ley  penal:  modernas  tendencias  hermenéuticas     Lección  5  –  Ley  penal  en  el  tiempo     5.1.Cuestiones  generales:  entrada  en  vigor  y  derogación  de  la  ley  penal.  El  problema  de   la  declaración  de  inconstitucionalidad  de  las  leyes     5.2.El   principio   de   irretroactividad   de   la   ley   penal   desfavorable:   fundamento   y   extensión   -­‐Con   carácter   general   en   DP,   rige   la   irretroactividad   de   las   leyes   penales.   Basándose   en   el   principio   de   seguridad   jurídica,   arts.   25.1   CE   y   2.1   CP   (los   ciudadanos   deben   saber   que   conductas   están   prohibidas),   de   modo   que   dichas   normas   puedan   cumplir   su   función   preventiva,  para  que  el  ciudadano  tenga  una  concepción  de  culpabilidad  (se  concibe  como  la   exigibilidad,  si  el  Estado  puede  exigir  o  no  legítimamente  una  conducta  acorde  a  la  norma,  el   Estado  no  puede  exigir  el  cumplimiento  de  determinadas  normas  en  ciertas  circunstancias,  Ej.   actuar   bajo   un   miedo   o   temor   irresistible)   de   una   determinada   conducta,   y   tampoco   se   puede   exigir   que   se   respete   una   norma   que   no   existe,   el   Estado   no   puede   exigir   posteriormente   el   respeto  a  una  norma  que  no  existía  en  el  momento  de  la  realización  del  acto.   La   irretroactividad   afecta   a   (1)las   normas   que   establecen   delitos   y   penas,   estados   peligrosos  y  medidas  de  seguridad,  pero,  también  son  irretroactivas  (2)las  normas  sobre  la   prescripción   de   los   delitos   y   de   ejecución   para   cumplir   las   penas   derivadas   de   éstos   (pese   a  que  existan  algunos  casos  que  no  prescriban,  como  el  de  terrorismo,  etcétera),  también  son   irretroactivas   (3)las   normas   que   complementen   a   las   leyes   penales   en   blanco   (L.P.B.),   en   caso  de  que  las  normas  administrativas  a  las  que  hace  remisión  la  norma  penal  en  blanco  haya   sido   modificada.   Todas   ellas   se   consideran   irretroactivas,   siempre   y   cuando   perjudiquen   al   delincuente,  si  lo  favorecen  si  son  aplicables  para  él.       13   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     5.3.Momento  de  la  comisión  del  delito   -­‐La  ley  aplicable  es  la  que  esté  vigente  en  el  momento  de  comisión  del  delito,  pero  se  plantea   la  cuestión  de  ¿Cuándo  se  produce  la  comisión  del  delito?.  Ej.  el  envenenamiento  a  largo  plazo   ¿Cuándo  se  comete  el  delito?  Cuando  se  realiza  la  conducta,  independientemente  de  cuando   muera  la  victima,  art.  7  CP  “…los  delitos  y  faltas  se  consideran  cometidos  en  el  momento  en  que   el  sujeto  ejecutaba  la  acción  u  omite  el  acto  que  estaba  obligado  a  realizar”.   Supuestos  especiales,  (1)delitos  permanentes,  en  ellos  el  delito  se  entiende  cometido  cuando   cesa   la   situación   antijurídica,   en   el   ejemplo,   cuando   se   libera   a   la   persona   (Ej.   Un   delito   de   retención   ilegal,   debido   a   que   coarta   su   libertad   ambulatoria,   la   libertad   de   movimiento   y   desplazarse,   y   la   situación   antijurídica   se   prolonga   en   el   tiempo,   dándose   un   delito   permanente);   y   (2)delito   continuado,   en   ellos   el   delito   se   entiende   cometido   cuando   se   realiza  la  última  conducta  antijurídica,  del  complejo  de  acciones  delictivas  (Ej.  De  la  cajera  que   roba   dinero   de   la   caja   sistemáticamente,   día   a   día,   cada   día   está   cometiendo   una   infracción,   pero   con   una   idéntica   ocasión   o   circunstancias   para   ejecutarlo,   o   con   un   plan   preconcebido,   sería  un  delito  continuado,  pese  a  que  existan  lapsos  de  tiempo,  permitiendo  englobar  varios   delitos)   (Ej.   De   la   persona   que   entra   en   una   vivienda,   todo   el   tiempo   que   dure   esa   invasión   de   la  vivienda,  se  dará  un  delito  continuado,  desde  el  momento  que  entró  en  la  vivienda).     5.4.Retroactividad  de  la  ley  penal  más  benigna:  fundamentos  y  alcance.  Determinación   de  la  ley  penal  más  favorable   -­‐La   excepción   de   la   irretroactividad   aparece   con   la   “retroactividad   de   la   ley   penal   favorable”,   art.   2   CP,   el   juez   está   obligado   a   aplicar   la   norma   penal   más   favorable   para   el   sujeto,   incluso   aunque   las   partes   no   lo   soliciten,   el   juez   habrá   de   aplicarlo   de   oficio.   Ello   se   debe   a   la   orientación   general   “pro   reo”   y   por   razones   de   política   criminal.   Cuando   una   conducta  se  ha  reducido,  es  debido  a  que  socialmente  se  ha  mejorado  la  percepción  de  dicha   conducta,   o   que   la   concepción   negativa   de   dicha   conducta   directamente   es   nula   (como   la   destipificación   del   delito   de   adulterio).   El   alcance   de   la   retroactividad   se   da   hasta   la   ejecución   de  la  pena,  lo  cual  significa  que,  si  el  reo  está  en  la  cárcel  por  un  delito  que  ya  no  se  tipifica   como  tal,  tendrá  que  sacarse  de  ella.   Hay   una   propuesta   doctrinal   que   dice   que   cuando   el   reo   ha   cumplido   una   pena   y   esta   pena   ha   sido   eliminada   del   CP,   como   beneficio   al   reo,   se   le   deberían   de   borrar   los   antecedentes   penales.  Lo  habitual  no  es  que  se  destipifique  la  pena,  sino  que  se  modifique  favorablemente.   A   la   hora   de   cumplir   el   juez   el   principio   de   retroactividad   favorable   ha   de   tener   en   cuenta   diversas   variables,   entre   las   que   se   encuentra,   el   trámite   de   audiencia   al   reo   (Disposición   transitoria  2ª  CP),  dicha  audiencia  del  reo  será  oída  por  el  juez  pero  sin  vincularle,  y  el  otro   patrón   para   determinar   la   ley   más   favorable   es,   la   comparación   de   las   normas   en   su   integridad.  Una  vez  que  el  juez  elija  una  norma  penal  como  la  más  favorable,  se  aplicará  esa   íntegramente,  no  cabe  aplicar  un  poco  de  una  norma  y  otro  poco  de  otra  norma.     5.5.Supuestos  especiales:  leyes  penales  intermedias,  leyes  especiales  y  temporales   Leyes  intermedias  –  Puede  ocurrir  que  desde  cuando  el  sujeto  comete  el  delito,  hasta  que  el   sujeto  es  juzgado  por  dicho  delito,  se  hayan  dado  varias  leyes  sobre  ese  delito,  en  cuyo  caso,   deberá  aplicarse  la  más  benigna,  pese  a  que  el  sujeto  debería  ser  juzgado  por  la  primera  ley,   pero   según   el   principio   de   ley   penal   más   benigna,   se   aplicará   la   más   benigna   para   él,   ya   sea   la   ley  que  esté  en  vigor  cuando  sea  juzgado  o  alguna  de  las  leyes  intermedias  que  hubo  durante   el  lapso  del  proceso.    Cuando  se  aplica  una  ley  intermedia  se  llama  ultra-­‐actividad.   Leyes   especiales   y   leyes   temporales   o   de   excepción   (Excepción   de   la   excepción)   –   Son   leyes  que  nacen  con  un  periodo  de  vigencia  finito,  o  a  causa  de  un  acontecimiento  especial  (Ej.   Una   catástrofe   natural),   estas   leyes   suelen   ser   más   duras   y   tienen   que   aplicarse   a   todos   los   delitos  que  se  tipifiquen  en  ella,  tal  como  se  hayan  tipificado,  durante  ese  lapso  de  tiempo  en   el   que   estuviera   vigente   (son   una   previsión   para   pillajes   en   caso   de   catástrofe,   etcétera),   pese     14   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     a  que  el  sujeto  sea  juzgado  posteriormente,  al  fin  de  esa  ley  especial  o  temporal,  por  tanto,  son   una   excepción   al   principio   de   ley   penal   más   favorable,   debido   a   que   dicho   delito   estaría   cubierto   únicamente   por   las   leyes   especiales   o   temporales   pertinentes,   obviándose   el   principio   de   aplicación   de   leyes   más   benignas,   sin   poder   usarse   otra   ley   posterior   para   procesar  al  sujeto  por  el  delito  cometido  durante  el  periodo  de  vigencia  de  la  ley  especial.     Lección  6  –  Ley  penal  en  el  espacio     6.1.Principio   de   territorialidad:   reconocimiento   legal   y   determinación   jurídica   del   concepto  de  territorio   -­‐El   ius   puniendi   del   Estado   se   ejerce   sobre   su   territorio,   por   tanto,   la   ley   penal   española   se   aplicará  a  los  delitos  cometidos  en  su  territorio  con  independencia  de  la  nacionalidad  de  los   sujetos   que   los   hayan   cometidos   (Art.   8.1   C.Civil,   las   leyes   penales,   las   de   la   policía   y   las   de   seguridad   pública   obligan   a   todos   los   que   se   hallen   en   territorio   español),  (Art.  23.1  LOPJ,  en   el   orden  penal  corresponderá  a  la  jurisdicción  española,  el  conocimiento  de  las  causas  por  delitos  y   faltas   cometidos   en   territorio   español   o   cometidos   a   bordo   de   buques   o   aeronaves   españoles,   sin   perjuicio  de  lo  previsto  en  los  tratados  internacionales  en  los  que  España  sea  parte).  Pese  a  ello,   los  principios  generales  pueden  ser  excepcionados  por  los  tratados  internacionales.     1.Pº.  de  territorialidad  (art.  23.1  LOPJ)   -­‐  El  concepto  jurídico-­‐penal  de  territorio,   territorio   geográfico:   incluye   el   1-­‐espacio   terrestre   (tierra   firme   y   aguas   interiores   dentro   de   las   fronteras)  y  el  2-­‐espacio  marítimo,  en  el  cuál  sólo  se  incluye  el  mar  territorial  (12  millas)  pero   no   la   zona   contigua,   salvo   que   se     establezca   así   en   tratados   internacionales   para   alguna   materia  específica  (como  en  narcotráfico  internacional).  También  integra  el  concepto  penal  de   territorio   el   3-­‐espacio  aéreo   (el   que   se   eleva   sobre   el   espacio   terrestre   y   el   mar   territorial),   como  límite  hasta  la  atmosfera.  Y  también  entrarían  como  territorio  nacional  los  4-­‐edificios  de   embajadas   y   consulados  (CV  de  1961  y  63).  Además  también  serían  espacios  nacionales  5-­‐las   embarcaciones  y  aeronaves  que  porten  pabellón  español,  atendiendo  el  derecho  penal  español   a  los  crímenes  cometidos  en  ellos,  salvo  la  legislación  de  yates  de  recreo  y  buques  mercantes   que  tendrán  excepciones  cuando  atraviesen  el  mar  territorial  de  otro  Estado  a  los  efectos  de   delitos  cometidos  en  ellos.     6.2.Lugar  de  la  realización  del  delito   -­‐El  lugar  de  la  comisión  del  delito:  Teoría  de  la  acción  (el  delito  se  realiza  donde  se  produce   la   conducta,   Ej.   el   petrolero   naufraga   en   aguas   francesas),   teoría   del   resultado   (el   delito   se   entiende   cometido   donde   se   obtiene   el   resultado   delictivo,   Ej.   El   vertido   llega   a   costas   españolas)  y  teoría  de  la  ubicuidad  (admite  que  el  delito  que  se  comete  en  otro  lugar,  aunque   el  resultado  se  de  en  otro  país,  puede  ser  juzgado  en  un  sitio  o  en  otro,  pero  sólo  en  uno,  el   sujeto   del   delito   se   reclama   para   ser   juzgado   por   el   delito   en   el   territorio   donde   se   ha   dado   el   resultado,  este  principio  depende  mucho  de  los  tratados  internacionales  que  tengan  las  partes   firmados,  para  que  sea  juzgado  el  sujeto  en  el  territorio  donde  se  haya  dado  la  conducta  o  en   el  que  se  haya  dado  el  resultado).     6.3.Aplicación  ultraterritorial  de  la  ley  penal:  los  principios  de  personalidad,  real  o  de   protección  de  intereses,  de  justicia  universal  y  de  justicia  supletoria   2.Pº.   De   personalidad  (art.  23.2  LOPJ,  asimismo,   conocerá   de   los   hechos   previstos   en   las   leyes   penales   españolas   como   delitos,   aunque   hayan   sido   cometidos   fuera   del   territorio   nacional,   siempre   que,   los   criminalmente   responsables   fueran   españoles   o   extranjeros   que   hubieran   adquirido   la   nacionalidad   española   con   posterioridad   a   la   comisión   del   hecho…)  –  España  tiene   capacidad   para   perseguir   los   delitos   que   un   español   cometa   en   el   extranjero,   dando   igual   si   poseía   la   nacionalidad   española   cuando   cometió   el   delito   o   la   adquirió   tras   cometerlo.   Para     15   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     que  España  pueda  enjuiciar  al  sujeto,  debe  existir  una  1-­‐doble  incriminación  (que  sea  delito  en   el   Estado   donde   lo   cometió   y   en   España).   Se   exige   que   2-­‐el   agraviado   o   el   Ministerio   Fiscal   presente  una  querella,  LO  1/2014,  de  13  de  marzo,  no  pueden  requerirlo  los  jueces  y  tribunales   de   oficio.   Se   establece   3-­‐el   carácter   subsidiario   de   las   jurisdicción   penal   española,   tiene   preferencia  el  Estado  donde  se  cometió  el  delito,  si  en  ese  Estado  ya  ha  sido  juzgado  España   no  puede  volver  a  juzgarlo,  pese  a  que  en  la  ley  española  suponga  una  absolución,  lo  único  que   podría  hacer  España  es  pedir  que  cumpla  la  condena  en  territorio  nacional.   3.Pº.  real  o  de  protección   (art.   23.3   LOPJ)   –   España   puede   perseguir   delitos   establecidos   en   dicho   artículo   (listado   cerrado   de   delitos,   en   su   mayoría   contra   el   Estado,   la   Corona,   la   Moneda  del  país,  etcétera)  siendo  irrelevante  la  nacionalidad  del  sujeto  y  el  lugar  de  comisión   del  delito.  Delitos  como,  un  atentado  contra  la  moneda  del  país,  sedición,  rebelión,  etcétera.   4.Pº.   de   justicia   universal  (art.  23.4  LOPJ,  aplicación  de  le  ley  penal  española  a  determinados   delitos  con  independencia  de  la  nacionalidad/lugar  de  comisión)  –  Ha  sido  modificado  por  la   LO  1/2014,  de  13  de  marzo,  y  era  afectado  ya  anteriormente  por  la  LO  1/2009  3-­‐11  (limitó   las   posibilidades   de   persecución   de   los   crímenes   internacionales,   introduciendo   requisitos   para  poder  ser  invocado,  obligando  a  que  tuviera  algún  punto  de  conexión  con  España,  como   victimas   españolas,   cuando   el   responsable   estuviera   en   territorio   español,   etcétera),   este   principio   permitía   aplicar   la   ley   penal   española   a   determinados   delitos   de   carácter   internacional,  con  independencia  de  la  nacionalidad  del  sujeto  y  del  lugar  de  comisión,  delitos   que  suponen  un  ataque  grave  a  la  comunidad  internacional,  y  este  principio  trataba  de  evitar   espacios   de   impunidad   en   el   mundo.   Tras   la   reforma   de   13   de   marzo   de   2014,   el   elenco   de   delitos  se  ha  ampliado  (pese  a  que  anteriormente  llevaba  aparejada  una  cláusula  de  cierre  que   también   los   englobaba,   mediante   delitos   que   estuviesen   tipificados   en   los   tratados   internacionales,  dicha  cláusula  de  cierre  se  mantiene).     Pero  actualmente  los  requisitos  que  se  establecen  varían  según  el  delito  o  grupos  de  delitos,   por   tanto,   los   requisitos   son   diferentes   para   cada   delito,   una   síntesis   de   ello   sería   que   ese   delito   tenga   una   vinculación   directa   con   nuestro   país,   además   de   estar   incluido   en   el   elenco   anterior,  y  para  algunos  casos  son  más  férreos,  obviando  que  existan  victimas  españolas  o  no.   Los   requisitos   para   el   principio   de   justicia   universal   son:   1-­‐la   vinculación   con   España,   2-­‐la   querella   del   agraviado   o   del   MF   y   3-­‐subsidiariedad   de   la   jurisdicción   española,   pero,   si   un   nacional  comete  un  delito  en  el  extranjero,  en  base  a  este  principio  (como  por  el  contrario,  si   sucede   en   base   al   principio   de   personalidad),   no   es   necesario   el   criterio   de   la   doble   incriminación  (que  sea  tipificado  también  en  el  país  donde  se  cometió  el  delito  tipificado  como   tal  en  España  y  no  en  el  país  de  origen.  Ej.  Lo  del  vientre  de  alquiler  en  china).  Pero  España  no   podrá  esgrimir  este  principio  si  1-­‐existiera  un  procedimiento  ante  un  tribunal  internacional  o   en   otro   Estado,   2-­‐salvo   que   se   sepa   que   ese   procedimiento   sea   ficticio,   para   así   evitar   este   principio   de   justicia   universal,   o   cuando   ese   Estado   que   inicia   el   procedimiento   no   tenga   capacidad  real  para  llevar  a  cabo  el  procedimiento,  es  decir,  que  faltase  voluntad  o  capacidad   por  parte  del  Estado  que  ha  iniciado  el  procedimiento,  ello  será  valorado  por  la  Sala  2ª  del  TS.       6.4.Derecho  penal  internacional  y  Derecho  penal  de  la  UE   Derecho   penal   internacional   –   Es   el   conjunto   de   normas   jurídico-­‐penales   emanadas   de   la   comunidad   internacional,   dirigidas   a   la   tipificación   y   persecución   de   delitos.   Las   fuentes   de   este  derecho  son  los  tratados  internacionales,  en  cuya  elaboración  no  suele  ser  habitual  que   participen   los   ciudadanos   (tan   sólo   mediante   sus   representantes,   es   decir,   mediante   el   parlamento),   por   tanto,   se   incumpliría   el   principio   de   legalidad,   ello   se   evita   incluyendo   cualquier   delito   que   se   establezca   en   un   tratado   internacional   en   el   ordenamiento   interno,   mediante   ley   orgánica,   por   ello,   cuando   España   firma   un   tratado   internacional   en   el   que   aparecen   delitos   que   no   están   tipificados   en   el   CP,   estos   delitos   han   de   incorporarse   necesariamente  al  CP  mediante  ley  orgánica.  El  derecho  penal  internacional  (DIP)  es  aquel  del   que  son  competentes  los  tribunales  internacionales,  como  la  Corte  Penal  Internacional.     16   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     -­‐La   Corte  Penal  Internacional,   es   el   primer   tribunal   penal   de   carácter  permanente   (nacido   a   raíz   del   tribunal   no   permanente   de   Ruanda   en   1991   y   el   de   la   antigua   Yugoslavia   en   1994),   creado  por  el  Estatuto  de  Roma  de  17  de  julio  de  1998.  Es  el  primer  tribunal  internacional  en   el  que  se  le  exige  responsabilidad  a  individuos  en  lugar  de  a  Estados,   por   delitos   de  1-­‐genocidio,   2-­‐crímenes  de  guerra,  3-­‐de  lesa  humanidad  y  4-­‐agresión.  Los  dos  últimos  delitos  son  nuevos,   incorporados  por  el  Estatuto  de  Roma  de  1998.     Los  antecedentes  de  éste  son  el  tratado  de  Versalles  de  1919,  tras  la  primera  guerra  mundial   para  juzgar  por  los  delitos  de  ésta  se  creo  un  tribunal  ad  hoc.  También  lo  fueron  los  tribunales   de   Nüremberg   (acuerdo   de   Londres   de   8   de   Agosto   de   1945)   y   Tokio   (Carta   para   la   constitución   del   Tribunal   Militar   Internacional   para   el   Extremo   Oriente,   de   19   de   enero   de   1946),  tras  la  segunda  guerra  mundial.  Pese  a  que  no  fuesen  un  ejemplo  a  seguir,  debido  a  la   cantidad  de  injusticias  cometidas  en  ellos   La  competencia  de  la  CPI  es  limitada,  en  base  a  2  criterios,  1-­‐la  nacionalidad  del  sujeto  y  el  2-­‐ lugar   de   comisión   del   delito.   Fue   creada   por   un   tratado   internacional,   por   tanto,   tendrá   jurisdicción   sobre   los   Estados   que   hallan   ratificado   dicho   tratado   internacional,   aunque   también  3-­‐en  el  caso  de  que  el  Estado  no  sea  parte,  la  CPI  podrá  juzgar  a)si  el  Estado  admite  la   competencia  de  la  corte  (de   su   consentimiento   a   la   CPI).   b)En  el  supuesto  de  que  el  CS  de  la  ONU   inste  el  procedimiento,  la  CPI  estará  habilitada  para  un  supuesto  de  competencia  ilimitada.  Los   procedimientos  en  la  CPI  se  podrán  iniciar  a  instancia  de  Estado  Parte  o  Fiscal,  o  también  a   instancia  del  CS  de  ONU.   El  papel  que  juegan  los  Estados  en  relación  con  los  crímenes  que  también  son  competencia  de   la  CPI,  rige  el  principio  de  complementariedad,  es  decir,  el  Estado  tiene  prevalencia,  y  ante  la   inactuación   o   ante   la   incapacidad   de   actuar   del   Estado   (falta   de   medios,   recursos,   etcétera),   actuará  entonces  la  CPI.   Crímenes  de  Estado:   1.Genocidio   –   Genos:   raza,   tribu;   Cide:   matar.   Destrucción   de   un   grupo   étnico   o   una   nación   (LEMKIN,   jurista   polaco   de   origen   judío).   Supone   la   negación   del   derecho   a   la   existencia   de   determinados   grupos   de   personas.   Para   que   se   de   el   concepto   jurídico   de   genocidio  no  es  necesario  que  nadie  tenga  que  morir,  la  privación  de  la  reproducción  de  este   grupo   (mediante   la   esterilización   o   la   suministración   de   anticonceptivos   forzosamente)   también   entraría   dentro   del   concepto   de   genocidio.   Los   elementos   que   constituyen   el   genocidio   son   las   1-­‐agresiones   (pese   a   que   también   puede   darse   sin   agresión   física   propiamente,   como   en   el   caso   del   genocidio  cultural,   donde   se   prohíbe   la   proliferación   de   una   cultura   concreta,   o   erradicarlo   mediante   las   deportaciones),   la   2-­‐finalidad   de   destrucción   (para  que  se  tipifique  como  genocidio,  no  es  necesario  que  se  alcance  el  fin  previsto,  valdría   con  que  se  pruebe  que  el  fin  perseguido  era  la  erradicación  de  ese  grupo  de  personas)  y  que   3-­‐sea  sobre  una  determinada  nacionalidad,  etnia,  raza  o  religión  como  criterios  de  adscripción   (es   la   diferencia   existente   entre   el   genocidio   y   el   delito   de   lesa   humanidad).   Clases   de   genocidio,  el  físico,  cultural  y  de  deportaciones.  Tiene  sus  antecedentes  en  una  resolución  de   UN  de  1946  y  en  la  convención  para  la  prevención  y  sanción  del  delito  de  genocidio  de  1948.   2.Crimenes   de   guerra   –   Son   aquellos   cometidos   en   conflictos   armados   internacionales   e   internos   como   parte   de   un   plan   o   política   sistemática.   Se   recogen   los   de   los   Convenidos   de   Ginebra  de  1949;  y  otros  nuevos  que  se  han  adicionado,  entre  ellos  como:  violación,  esclavitud   sexual,  prostitución  forzada,  embarazo  forzado,  etcétera.   3.Crímenes   de   lesa   humanidad   –   Son   atentados   contra   bienes   jurídicos   individuales   fundamentales,  cometidos  como  parte  de  un  ataque  generalizado  o  sistemático,  realizado  con  la   participación  o  tolerancia  del  poder  político  de  iure  o  de  facto  contra  la  población  civil.     Esas   agresiones   individuales   deben   estar   orquestadas   de   acuerdo   con   una   estrategia   para   atacar  a  un  sector  de  la  población  civil,  esos  ataques  deberán  ser  por  parte  del  aparato  estatal   o   por   otro   grupo,   pero   consentido   por   el   aparato   político.   Se   diferencia   del   genocidio   por   que,   las   victimas   integran   un   grupo,   pero   no   hay   criterios   típicos   para   los   sujetos   que   integren  ese  grupo  (etnia,  religión,  etcétera).  Además,  para  el  crimen  de  lesa  humanidad  no     17   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     se   exige   que   los   ataques   persigan   una   determinada   finalidad,   eliminar   al   grupo,   control   del   grupo  u  otra  finalidad  (en  el  genocidio  el  fin  sería  el  de  eliminar  al  grupo).  En  el  Estatuto  de   Roma  se  plasman  los  bienes  que  han  de  atacarse  para  que  se  de  un  crimen  de  lesa  humanidad,   si   se   dan   los   otros   requisitos,   como   el   Apartheid   (privar   a   un   grupo   social   de   la   posibilidad   de   entrada  en  el  aparato  estatal  o  en  la  vida  social,  dándose  una  situación  de  dominación  de  un   grupo  social  sobre  otro)  o  por  razón  de  género,  arts.  7  g),  h)  y  j).   4.Crimenes  de  agresión  –  La  CPI  aún  no  puede  ejercer  esta  competencia  de  manera  efectiva,   hasta   que   no   se   de   una   definición   del   crimen   de   agresión.   La   resolución   3313   (1974)   de   la   ONU,  definió  la  agresión,  pero  no  con  fines  de   la  persecución  penal:  “La  agresión  es  el  uso  de  la   fuerza   armada   por   un   Estado   contra   la   soberanía,   la   integridad   territorial   o   la   independencia   política   de   otro   Estado…”.   En   el   año   2010,   la   conferencia   de   Estados   partes   del   Estatuto   de   Roma  en  la  Resolución  de  6  de  Junio  de  2010,  copiando  la  definición  de  1974,  pero  hasta  que   no  se  ratifique  por  30  Estados  y  trascurra  un  periodo  de  carencia  de  2  años,  la  CPI  no  puede   conocer  de  los  actos  de  agresión.   Diferencia  entre  Genocidio  y  crímenes  de  lesa  humanidad    **EXAMEN**   El  derecho  penal  comunitario  o  europeo     -­‐La   UE   tiene   algunas   competencias   en   materia   penal   a   raíz   del   tratado   de   Lisboa,   pero   no   posee   una   competencia   penal   general,   la   cual   reside   en   los   Estados,   por   tanto,   no   puede   ponerse  a  legislar  en  materia  penal,  siendo  ello  competencia  de  los  Estados  exclusivamente.   La   competencia   penal   de   la   UE   se   refiere   a   determinados   sectores   de   criminalidad,   aquellos   que   tienen   un   carácter   trasfronterizo   o   atacan   las   competencias   comunitarias.   El   sistema   normativo   penal   (el   cual   no   es   un   sistema,   propiamente   dicho)   europeo   es   un   conjunto   disperso  de  normas,  es  una  forma  reforzada  de  Derecho  penal  internacional  (con  el  fin  de   ayudar  a  castigar  conductas,  juzgadas  por  los  Estados,  dentro  del  marco  territorial  europeo):   1-­‐NO   es   un   sistema   jurídico.   2-­‐Principio   de   subsidiariedad,   sobre   los   sistemas   normativos   penales   de   los   Estados.   3-­‐Tiene   competencias   limitadas   (armonización   de   mínimos).   4-­‐ Armonización  de  legislaciones  nacionales,   es   una   armonización   de   mínimos,   la   UE   les   dirá   a   los   Estados   como   deben   legislar   en   determinados   delitos   (con   el   fin   de   que   los   Estados   posean   una   regulación   parecida,   para   que   las   condenas   y   las   sentencias   puedan   ser   aplicadas   y   respetadas   por   los   demás   Estados   de   la   UE).   El   tratado   de   Lisboa,   se   carga   las   decisiones   marco   y   se   carga   los   pilares   de   las   comunidades   europeas,   entre   ellos   el   de   colaboración   penal,   institucionalizando   ésta,   ejerciéndose   a   través   de   directivas   (han   de   transponerse   al   derecho  interno)  que  se  adoptarán  por  el  procedimiento  legislativo  ordinario,  en  lugar  de  la   unanimidad  única  del  Consejo  que  se  daba  antes  del  tratado  de  Lisboa.  5-­‐Sistema  de  fuentes   inadecuado.  6-­‐Procedimiento  de  aprobación  de  normas.   El   tratado   de   Lisboa   suprimió   la   organización   en   pilares   de   la   CE,   y   con   él   llego   una   profundización   de   la   integración   política   y   social   (ciudadanía   de   la   Unión   y   una   Carta   de   derechos).   Competencias  penales  de  la  UE  –  1.La  UE  tiene  una  competencia  penal  directa  (significa  que   la  UE  puede  aprobar  directivas,  que  deberán  ser  transpuesta  en  los  derechos  internos,  sobre   estos  delitos),  en  relación  con  delitos  graves  con  dimensión  transfronteriza  (art.  83.1  TFUE),   terrorismo,  trata  de  personas,  explotación  sexual  de  mujeres  y  niños,  tráfico  de  drogas  y  armas,   blanqueo   de   capitales,   corrupción,   falsificación   de   medios   de   pago,   delincuencia   informática,   delincuencia   organizada.   No   hay   cláusula   de   cierre   que   permita   añadir   más,   tan   sólo   se   permite  ampliar  el  números  clausus  actual.   2.La   UE   tiene   también   competencias   vinculadas   (art.   83.2   TFUE)   a   sus   competencias   atribuidas,  por  tanto,  en  ocasiones  tiene  que  armonizar  el  derecho  penal  de  los  Estados,  para   mantener  la  eficacia  de  las  políticas  europeas  en  sus  competencias  atribuidas  (en  trabajo,  o  en   otras   competencias   no   penales,   pero   que   necesitan   como   consecuencia   que   las   legislaciones   penales   de   los   Estados   estén   armonizadas).   También   se   ejerce   a   través   de   directivas.   Esta   competencia   vinculada   no   es   nueva,   es   reconocida   anteriormente   por   el   TJCE   en   Sentencia   de     18   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     13   de   Septiembre   de   2005,   debido   a   que   los   Estados   denunciaban   a   la   UE   por   no   tener   competencia   en   materia   penal,   al   plantearles   la   UE   directivas   de   armonización   cuando   era   necesario   por   interrumpir   sus   políticas   en   competencias   derivadas,   y   el   TJCE   le   dio   la   razón   a   la  UE,  diciendo  que  pueden  armonizar  unos  mínimos  para  que  se  desarrollen  sus  políticas  en   materias   relacionadas   sin   cortapisas.   *Las  directivas  pueden  ser  invocadas  por  los  ciudadanos   en  caso  de  que  no  se  hayan  aplicado  por  el  Estado  aún,  pero  en  materia  penal,  éstas  NO  pueden   ser  invocadas  por  los  ciudadanos,  es  el  llamado  efecto  directo  de  las  directivas.     6.5.La  extradición:  concepto,  principios  reguladores,  clases  y  fuentes.  Los  acuerdos  de   extradición   suscritos   por   España:   especial   referencia   a   los   convenios   europeos   de   extradición  y  terrorismo   -­‐Extradición   y   orden   europea   de   detención   y   entrega,   en   ambos   casos   se   trata   de   procedimientos   de   entrega   del   sujeto   al   Estado   que   lo   reclama   para   juzgarlo   o   ejecutar   una   pena.   La   Euro-­‐orden   u   orden   europea   de   detención   y   entrega,   ha   sustituido   a   la   extradición   entre   los   Estados   miembros   de   la   UE,   la   cual   prevé   menos   causas   de   denegación;   y   para   sujetos  que  se  hallen  en  países  no  miembros,  se  usará  la  extradición.   Extradición   –   Históricamente   era   un   acto   de   naturaleza   política,   en   función   del   principio   de   reciprocidad   con   otros   Estados,   pero   actualmente   es   un   procedimiento   predominantemente   jurídico,   es   decir,   los   delitos   que   pueden   llevarse   a   cabo   mediante   una   extradición   se   regulan   en   normas   de   derecho   positivo,   así   como   el   procedimiento   y   las   causas   de  denegación  de  la  extradición.  Pero  aún  quedan  vestigios  de  ese  carácter  político,  entrando   a   través   del   Ministerio   de   exteriores   o   de   justicia   la   solicitud   de   extradición,   para   ser   remitidos   posteriormente   a   los   órganos   judiciales,   así   como   que   en   la   Ley   de   extradición   pasiva   de   1985   (ley   para   que   España   extradite   sujetos,   la   extradición   activa   está   en   la   LECrim),  se  remite  al  órgano  judicial,  esté  podrá  denegarla  en  cuyo  caso  no  pasa  nada,  pero   podrá   darle   el   visto   bueno   y   sufrir   ello   un   veto   posterior   por   el   Gobierno,   siendo   un   reflejo   de   lo  histórico  de  esta  institución.   Los   principios   en   materia   de   extradición   son:   1-­‐Pº   de   legalidad,   las   fuentes   serán   los   tratados  internacionales,  que  pueden  ser  multilaterales  (como  son  los  de  la  UE)  o  bilaterales.   Si  existe  un  tratado,  éste  regirá  las  extradiciones  en  lugar  de  la  Ley  de  extradición  pasiva  de   1985,   que   sólo   se   aplicará   en   caso   de   la   no   existencia   de   tratado.   La   extradición   sólo   se   produce   por   la   violación   de   una   norma   patente   en   el   tratado   internacional   o   en   la   Ley   de   extradición  pasiva  de  1985  de  manera  subsidiaria  (la  cual  establece  unos  requisitos  relativos   a   la   gravedad   del   delito,   para   solicitar   la   extradición,   el   delito   deberá   tener   un   mínimo   de   gravedad   para   estar   establecido   en   ella).   2-­‐Pº  de  especialidad   (art.   21   Ley   Extradición   Pasiva),   en   la   extradición   han   de   especificarse   los   motivos   por   los   que   se   les   acusa   y   si   ya   ha   sido   juzgado,   el   Estado   reclamante   deberá   señalar   la   pena   que   se   le   ha   impuesto,   y   una   vez   extraditado,   el   Estado   reclamante   deberá   cumplir   con   lo   expresado   en   la   solicitud   de   extradición,   no   pudiendo   aprovechar   la   extradición   para   juzgar   o   aplicarle   al   sujeto   otros   delitos   que   no   hayan   sido   tipificados   en   la   orden   de   extradición,   salvo   que   se   de   una   ampliación  de  la  extradición  y  el  país  al  que  se  le  reclamó  el  sujeto  lo  acepte  (esta  caución  se   debe   a   que   no   es   causa   de   extradición   la   causa   por   delitos   políticos,   para   los   cuales   un   Estado   puede   reclamar   a   un   sujeto   por   una   causa   distinta   y   posteriormente   adjuntarle   un   delito   político,   la   duda   surge   al   evaluar   que   es   delito   político,   por   ello,   el   terrorismo   nunca   se   considerará   delito   político,   así   como   un   ataque   al   jefe   de   Estado,   etc.).   3-­‐Doble  incriminación  o   identidad  de  la  norma,  es  necesario  que  el  delito  esté  tipificado  en  ambas  legislaciones  en  el   caso  de  la  extradición,  no  hace  falta  que  se  llame  igual  el  delito  ni  que  de  él  se  derive  la  misma   pena.   4-­‐Pº   de   la   no   entrega   por   motivos   políticos,   los   delitos   de   terrorismo   no   son   delitos   políticos  (art.  13.3  CE).  5-­‐Pº  de  no  entrega  de  los  nacionales,  porque  se  entiende  que  el  Estado   ejerce   su   soberanía   y   debe   proteger   a   sus   nacionales,   ello   no   significa   que   al   denegar   una   extradición   sobre   un   nacional,   el   sujeto   se   libere,   sino   que   será   juzgado   en   España.   6-­‐Pº  de     19   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     exclusión   de   delitos   leves   (art.   2.1   LEP),   sólo   se   puede   realizar   la   extradición   en   caso   de   aquellos  delitos  que  posean  gravedad  (aquellos  delitos  de  pena  por  debajo  de  1  año  no  se  les   concede  la  extradición,  o  tampoco  para  la  aplicación  de  condenas  ya  juzgadas  de  menos  de  4   meses),  todo  ello  para  casos  ante  los  que  no  exista  un  tratado  que  diga  lo  contrario.   Euro-­‐orden   (orden   europea   de   detención   y   entrega)   –   Sustituye   a   la   extradición   cuando  los  dos  Estados  son  miembros  de  la  UE.  Es  una  decisión  marco  del  Consejo,  de  13  de   junio   de   2002,   relativa   a   la   orden   de   detención   europea   y   a   los   procedimientos   de   entrega   entre  Estados  miembro.  En  España  se  adapta  dicha  decisión  marco  en  una  ley  de  2003.     La   Euro–orden   supone   la   comunicación   directa   entre   los   órganos   judiciales   de   los   Estados   miembros,  saltándose  el  paso  gubernamental  tradicional  de  la  extradición,  evitando  el  posible   veto   gubernamental   posterior   a   la   orden,   que   puede   darse   en   la   extradición   común.   Para   ejecutar  la  orden,  el  competente  es  el  juzgado  central  de  instrucción,  tramitando  este  órgano  el   procedimiento   y   decidiendo   la   entrega   si   el   sujeto   consiente   y   el   MF   no   pone   impedimento.   Ejecutará  la  orden  la  sala  de  lo  penal  de  la  AN.  Permitirá  la  orden,  el  Juez  o  Tribunal  que  conoce   del   caso.  Pero,  en  materia  de  euro-­‐orden  no  rigen  los  principios  comunes  de  extradición,  por   ejemplo,  no  existe  el  principio  de  no  entrega  de  los  nacionales  (sólo  se  puede  evitar  la  entrega   de  los  nacionales,  si  la  orden  europea  de  detención  es  para  ejecutar  una  condena,  que  podría   cumplirla   en   el   territorio   nacional).   Características   1-­‐Cooperación   judicial   directa   entre   Estados,  2-­‐Procedimiento  simplificado,  3-­‐No  aplicación  de  los  principios  de  extradición.  Además,   NO   rige   el   principio   de   la   doble  incriminación   para   diversos   delitos   (pese   a   que   los   delitos   que   se  incluyen  están  en  todos  los  CP  de  los  Estados  miembros),  para  los  delitos  que  no  figuran  en   la  lista,  el  Estado  miembro  puede  exigir  que  rija  el  principio  de  la  doble  incriminación.     6.6.El  derecho  de  asilo   -­‐El  Asilo  se  otorga  a  nacionales  o  apátridas  a  quienes  se  reconozca  la  condición  de  refugiados   de   acuerdo   con   la   ley   (Ginebra   1951),   los   solicitantes   del   asilo,   son   sujetos   que   no   pueden   residir   en   el   país   de   otro   modo,   la   concesión   del   asilo,   supone   la   no   expulsión   del   país   y   el   otorgamiento  del  derecho  de  residencia,  además  de  la  no  devolución  a  su  país  de  origen,  de   manera   implícita.   Se   otorga   a   sujetos   que   si   regresan   a   sus   países   de   origen,   podrán   sufrir   daños  y  ser  objetos  de  ataques  reiterados  (no  sólo  han  de  ser  ataques  físicos).  El  asilo  consiste   en  la  no  expulsión  y  su  no  extradición.   El   sujeto   debe   ser   objeto   de   ataques   reiterados   de   los   motivos  tasados.  Ley  12/2009  reguladora  del  derecho  de  asilo  y  de  la  protección  subsidiaria,   art.   13.4   CE   “la  ley  establecerá  los  términos  en  que  los  ciudadanos  de  otros  países  y  los  apátridas   podrán  gozar  del  derecho  de  asilo  en  España”,  art.  14  D.  Universal  de  los  Derechos  Humanos.   Protección  subsidiaria  –  Dispensada  a  las  personas  de  otros  países  y  a  los  apátridas  que   no   reúnen  los  requisitos  para  obtener  el  asilo  y  ser  reconocidos  como  refugiados,  pero  respecto   de   las   cuales   se   den   motivos   para   creer   que   si   regresasen   a   su   país   de   origen   en   el   caso   de   los   nacionales   de   algún   país   o,   al   de   su   anterior   residencia   habitual   en   el   caso   de   los   apátridas,   se   enfrentarían   a   un   riesgo   real   de   sufrir   daños   graves,   y   que   no   pueden   o,   a   causa   de   dicho   riesgo,  no  quieren,  acogerse  a  la  protección  del  país  de  que  se  trate.     La   diferencia   con   el   asilo   es   que,   si   regresa   a   su   país   no   será   perseguida   por   motivos   de   raza,   nacionalidad,  religión,  etcétera,  tan  sólo  corren  riesgo  de  sufrir  un  perjuicio  en  su  país  (Ej.  Que   una   persona   salga   de   Siria   porque   la   obligan   a   combatir   y   pida   protección   subsidiaria).   La   protección   puede   ser   considerada   como   una   no   expulsión,   ni   devolución   a   su   país   de   origen   o   de  residencia.   Refugiado   –   Persona   que,   debido   a   fundados   temores   de   ser   perseguida   por   motivos   de   raza,   religión,  nacionalidad,  opiniones  políticas,  pertenencia  a  determinado  grupo  social,  de  género  u   orientación   sexual,   se   encuentra   fuera   del   país   de   su   nacionalidad   y   no   puede   o,   a   causa   de   dichos  temores,  no  quiere  acogerse  a  la  protección  de  tal  país,  o  al  apátrida  que,  careciendo  de   nacionalidad   y   hallándose   fuera   del   país   donde   antes   tuviera   su   residencia   habitual,   por   los   mismos  motivos  no  puede  o,  a  causa  de  dichos  temores,  no  quiere  regresar  a  él.     20   Vicente  Olmos  Ros     Apuntes   Introducción  Penal   LAS  CONSECUENCIAS  JURÍDICAS  DEL  DELITO     Lección  7  –  El  sistema  de  penas  en  el  código  penal  español     7.1.La  pena.  Concepto.  Fines.  Clases   -­‐La   pena   es   la   principal   consecuencia   jurídico-­‐penal   del   delito,   la   doctrina   la   define   como   la   privación  o  restricción  de  bienes  jurídicos,  impuesta  conforme  a  la  ley  penal  por  los  órganos   jurisdiccionales  al  culpable  de  una  infracción  penal.     Hay  otras  circunstancias  que  no  son  penas  (art.  34  CP),  como  son:  1-­‐la  detención,  la  prisión   preventiva,   y   otras   mediadas   cautelares   2-­‐multas   y   otras   correcciones   gubernativas   y   disciplinarias,   3-­‐privaciones   de   derechos   y   sanciones   reparadoras   previstas   por   las   leyes   civiles  o  administrativas.   Los   fines   de   la   pena   son:   1-­‐la   prevención   general   negativa   y   2-­‐la   prevención   especial   (intimidación,  y  reeducación  y  reinserción  social,  art.  25.2  CE).   Las  clases  de  penas  se  dan  por:  1-­‐Por   su   gravedad  (Art.  33CP),  en  graves,  menos  graves  y   leves  (características  de  cada  una  en  el  PDF),  además  de  los  supuestos  especiales,  las  penas   impuestas   a   las   personas   jurídicas,   son   siempre   graves,   y   la   responsabilidad   personal   subsidiaria   por   impago   de   multa.   2-­‐Por  su  naturaleza,   distinguiendo   entre   penas   privativas   de   libertad   (prisión,   localización   permanente   y   la   responsabilidad   subsidiaria   ante   el   impago   de   multas),   penas   privativas   de   otros   derechos   (es   donde   el   legislador   engloba   todas   aquellas   penas   que   no   sean   privativas   de   libertad,   ni   sean   multa,   en   él   caben   penas   muy   distintas   que   no   tienen   que   ver   unas   con   otras)   o   la   pena   de   multa   (existe   por   cuotas   y   la   multa   proporcional,   consiste   en   la   obligación   del   pago   de   una   determinada   cantidad   pecuniaria   determinada   por   el   juez).   3-­‐Por   su   forma   de   aplicación,   existen   penas   principales  (las  que  el  legislador  prevé  para  cada  delito  o  grupo  de  delitos  en  la  primera  parte   del   CP,   pueden   ser   1   o   más   [Ej.   Art.   305.1   CP,   donde   se   dan   3   penas   principales],   caracterizadas  por  ser  penas  autónomas,  independientes  unas  de  otras),  estas  penas  pueden   ser  únicas,  cumulativas  (se  aplican  todas  las  penas  que  lleve  aparejada  la  norma,  debiéndose   tratar  la  totalidad  de  las  penas  a  efectos  de  su  regulación,  en  caso  de  ser  sólo  tentativa  o  ser   cómplice)   o   alternativas,   y   penas   accesorias   (se   caracterizan   por   no   estar   previstas   en   la   parte  general,  están  en  los  arts.  54  a  57  CP,  “las  penas  inhabilitación  son  accesorias  en  los  casos   en  los  que,  no  imponiéndolas  expresamente  ,  la  Ley  declare  que  otras  penas  las  llevan  consigo”,   es  decir,  van  anexas  a  otras  penas,  y  no  solamente  tratan  sobre  la  inhabilitación,  en  síntesis,   son  penas  dependientes  de  la  pena  principal).     7.2.Penas  privativas  de  libertad.  Los  sustitutivos  de  la  pena  de  prisión   -­‐Art.   35,   1.prisión,   2.localización   permanente   y   3.responsabilidad   personal   subsidiaria   por   impago  de  multa.   1.La  pena   de   prisión,  es  aquella  que  establece  una  privación  temporal  de  la  libertad   ambulatoria  de  un  sujeto,  al  internar  a  éste  en  un  centro  penitenciario,  sin  perjuicio,  de  que  el   penado,  durante  esta  pena  de  prisión,  vaya  pasando  por  cotas  que  le  permiten  algunas  dosis   de  libertad,  hasta  llegar  al  tercer  grado  (que  le  autoriza  tan  sólo  a  pernoctar  en  la  prisión)  o  la   libertad  condicional  (en  la  cual,  el  sujeto  está  libre  pero  vigilado).  Art.   25   CE  “…El  condenado  a   pena  de  prisión  que  estuviere  cumpliendo  la  misma  gozará  de  los  derechos  fundamentales  (…),  a   excepción  de  los  que  se  vean  expresamente  limitados  por  el  contenido  del  fallo  condenatorio,  el   sentido   de   la   pena   y   la   ley   penitenciaria.   En   todo   caso,   tendrá   derecho   a   un   trabajo   remunerado   y   a   los   beneficios   correspondientes   de   la   Seguridad   Social,   así   como   al   acceso   a   la   cultura   y   al   desarrollo   integral   de   su   personalidad”,   ello   quiere   decir   que   los   presos   sólo   han   de   ser   privados   de   los   mínimos   derechos   posibles   (EJ.   ante   se   les   privaba   del   derecho   de   sufragio     21   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     activo,   pero   en   la   actualidad,   siguen   siendo   sujetos   de   derecho,   privados   únicamente   de   los   derechos  que  sean  necesarios  para  cumplir  sus  penas).   Art.  36.1  CP,  la  duración  de  la  pena  de  prisión  será  entre  3  meses  (art.  71  CP)  y  máxima  de  20   años   (algunos   delitos   tienen   prevista   prisión   de   25   ó   30   años),   salvo   lo   que   excepcionalmente   dispongan  otros  preceptos  del  CP  (pese  a  que  el  límite  máximo  de  condena  sea  de  40  años,  art.   77  CP),  estos  límites  afectan  al  legislador.   Críticas  de  la  pena  de  prisión,   se   critica   la   “huida  hacia  la  prisión”,   los   efectos   nocivos   que   tiene   la  prisión,  que  debería  haber  alternativas  a  la  prisión,  que  ésta  debería  ser  el  último  recurso   para   penar   un   delito,   que   el   legislador   debería   buscar   alternativas   a   la   prisión.   Pese   a   que,   desde  otros  sectores  se  propugna  su  endurecimiento,  por  no  responder  a  delitos  muy  graves   con  la  suficiente  dureza.  Como  respuesta  a  esa  demanda  de  endurecimiento,  se  da  la  prisión   perpetua  revisable,  en  el  proyecto  de  reforma  del  CP  de  2013  (BOCCGG  4-­‐10-­‐2013),  una  pena   de   prisión   perpetua,   sometida   a   un   procedimiento   de   revisión   una   vez   transcurridos   los   primeros   25   años,   sin   acceder   durante   esos   años   a   los   beneficios   penitenciarios,   y   a   los   25   años   se   revisa   la   condena,   si   el   resultado   es   favorable   saldrá   en   libertad   condicional,   si   esa   revisión  no  es  favorable  el  sujeto  seguirá  cumpliendo.  Aplicable  para  determinados  asesinatos   agravados,  genocidio,  terrorismo,  algunos  casos  de  lesa  humanidad  y  atentar  contra  el  jefe  del   Estado.     2.La   pena   de   localización   permanente   (art.   37   CP),   consiste   en   la   restricción   temporal  de  la  libertad  ambulatoria,  a  través  de  la  imposición  al  sujeto  de  permanecer  en  su   domicilio   o   en   el   lugar   fijado   por   el   juez   en   la   condena   como   lugar   de   cumplimiento.   Se   introdujo  en  la  reforma  de  2003  (LO  15/2003),  con  el  fin  de  evitar  la  prisión  para  delitos  de   baja   temporalidad,   es   el   arresto   domiciliario   que   existía   anteriormente   (una   privación   de   libertad   que   el   sujeto   cumple   en   su   domicilio).   Se   reformó   en   el   año   2010   (LO   5/2010),   aumentándose   el   1-­‐ámbito   de   aplicación,   como   responsabilidad   penal   subsidiaria   por   el   impago  de  multas,  como  penas  sustitutivas  menos  gravosas  ante  prisiones  cortas.  2-­‐Duración,   hasta   2010   tenía   una   duración   máxima   de   12   días   y   se   aumentó   hasta   los   6   meses.   Y   3-­‐ ejecución,   a   partir   de   2010,   se   permite   que   la   localización   se   cumpla   en   un   centro   penitenciario   en   lugar   de   en   el   domicilio   (mutilando   el   espíritu   inicial   de   dicha   pena,   transformándola  en  el  arresto  de  fin  de  semana  que  se  daba  antes  de  2003).   El   lugar  de  cumplimiento   será   el   domicilio   del   condenado   o   el   lugar   donde   el   condenado   tenga   su  residencia  habitual.  Si  esta  pena  no  puede  cumplirse  en  el  domicilio  (Ej.  en  caso  de  ser  un   indigente),  se  prevé  que  el  juez  pueda  dictar  otros  lugares  donde  deberá  ser  cumplida  la  pena   de  localización  permanente.  La  posibilidad  de  que  la  localización  permanente  se  pueda  dar  en   un   centro   penitenciario   sólo   se   prevé   en   las   faltas   de   hurto   reiteradas,   como   método   disuasorio  mayor,  pese  a  que  continúen  con  esta  pena,  manteniendo  sus  lazos  sociales,  trabajo   y   demás   (art.   623.1   CP).   En   los   supuestos   de   violencia   de   género   o   supuestos   de   faltas   de   amenazas,   coacciones   o   vejaciones   leves   contra   sujetos,   plasmados   en   el   art.   173.2   CP   (contra   familiares)   (pero   no   está   incluido   el   maltrato   habitual,   pese   a   que   en   cuyo   caso,   el   juez   también  podrá  determinar  que  la  pena  se  cumpla  en  otro  lugar,  pese  a  no  estar  expresado  así)   y  de  que  concurra  el  mismo  domicilio  en  el  caso  de  agresor  y  víctima,  se  deberá  cumplir  en   otro  lugar  apartado  de  la  víctima,  en  cuyo  caso,  el  domicilio  será  el  de  algún  familiar.  En  los   demás  casos,  a  falta  de  un  domicilio,  se  usarán  casas  de  familiares,  centro  de  acogida,  etcétera,   el  juez  deberá  determinarlo.   La  forma  de  cumplimiento  suele  ser  continua,  es  decir,  ininterrumpido,  pero  excepcionalmente   podrá   ser   de   forma   discontinua   (la   unidad   mínima   es   el   día,   se   trabaja   en   unidades   de   24   horas),   con   el   fin   de   que   el   sujeto   mantenga   su   trabajo,   etcétera,   con   el   fin   de   evitar   la   desocialización   del   sujeto.   La   ley   de   2010   estableció   la   posibilidad   del   uso   de   medios   electrónicos   o   telemáticos   de   control   para   llevar   a   cabo   el   cumplimiento   de   la   pena,   pese   a   ello,  aún  no  se  ha  sustituido  la  vigilancia  tradicional  (la  visita  de  los  guardias  a  la  vivienda).     22   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     3.Los   sustitutivos   de   la   pena   de   prisión   -­‐   La   sustitución   se   fundamenta   con   la   prevención  especial,  cuando  un  juez  sustituye  una  pena  de  prisión  por  otra  pena  que  no  lo  sea,   el  juez  lo  hace  mirando  en  la  resocialización  del  penado.  Estas  penas  sustitutivas  son:   1.La   suspensión   condicional   (el   sujeto   está   en   libertad   sometido   a   control,   si   el   sujeto   supera  ese  periodo  de  prueba,  al  término  de  ese  plazo  de  prueba  vigilada,  la  pena  se  da  por   cumplida   a   todos   los   efectos),   arts.   80   y   ss.   CP,   las   que   pueden   ser   afectadas   por   ésta   son   sólo   las   penas   privativas   de   libertad,   pero   es   una   acción   discrecional   del   juez,   podría   otorgarla   o   no,   pese   a   que   se   cumplan   los   requisitos   para   que   pueda   otorgar   la   suspensión   condicional.   Los   requisitos   para   que   el   juez   pueda   acudir   a   esta   pena   están   en   el   art.   81   CP,   son   que   el   sujeto  sea  un  1-­‐delincuente  primario,  es  decir,  que  sea  una  persona  que  delinca  por  primera   vez,   que   de   él   no   consten   antecedentes   penales,   no   se   tomarán   en   cuenta   los   antecedentes   penales   por   delitos   imprudentes   (éstos   no   se   tendrían   en   cuenta),   tampoco   se   tienen   en   cuenta   antecedentes   penales   que   han   sido   o   deberían   haber   sido   cancelados   ya,   además   tampoco   los   antecedentes   por   faltas,   que   no   están   expresados   en   el   art.   81   CP,   por   tanto,   la   doctrina   mayoritaria   tampoco   los   tienen   en   cuenta,   es   decir   pese   a   que   tenga   antecedentes   penales  por  faltas,  el  sujeto  será  considerado  como  delincuente  primario.  2-­‐que  la  duración  de   la  o  las  penas  no  sean  superiores  a  2  años.  3-­‐Satisfacción  de  la  responsabilidad  civil,  salvo  que  el   juez   motivadamente   lo   diga   así,  el  sujeto  ha  de  cumplir  con  la  responsabilidad  civil  del  delito,   la   salvedad   de   no   cumplir   con   ella,   podrá   motivarla   el   juez   para   casos   en   los   que   le   sea   imposible   al   sujeto   satisfacer   la   responsabilidad   patrimonial,   es   una   medida   para   evitar   que   personas  con  bajos  recursos  no  puedan  acceder  a  esta  medida  de  suspensión,  convirtiendo  así   en  una  injusticia  para  las  personas  con  pocos  recursos  frente  a  las  que  tienen  más  recursos.  Si   no  concurren  estos  3  requisitos  el  juez  no  podrá  suspender,  salvo  que  se  trate  de  alguno  de  los   2   siguientes   supuestos   especiales,   1-­‐por   afección   de   enfermedad   grave   con   padecimientos   incurables   (art.   80.4   CP),   en   estos   casos   no   regirá   ninguno   de   los   3   requisitos   generales,   se   acude   a   este   caso   cuando   no   se   cumplen   los   3   requisitos   y   se   da   la   grave   enfermedad   incurable,  podrá  aplicarse  a  condenas  de  cualquier  duración,  es  una  facultad  que  tiene  el  juez,   para  cuando  prevea  que  el  sujeto  no  ha  utilizado  su  enfermedad  grave  para  delinquir  sin  tener   repercusión  alguna,  ni  si  quiera  se  le  exige  la  responsabilidad  civil  previa  (que  si  se  les  exige  a   los  sujetos  comunes)  para  que  se  le  conceda  la  suspensión  (cosa  que  no  es  muy  lógica,  salvo   que   sea   insolvente,   en   cuyo   caso   nunca   podría   pagar   y   por   tanto   sólo   se   le   otorgaría   si   el   juez   así   lo   motiva),   pero   posteriormente   tendrá   que   hacer   frente   a   esa   responsabilidad   civil.   2-­‐   condenados  a  los  que  se  les  ha  aplicado  la  atenuante  del  art.  21.2  CP   (grave   adicción),   en   el   caso   de   drogodependientes   se   pueden   suspender   penas   de   hasta   5   años,   podrían   tener   antecedentes   penales   (no   es   necesario   que   sea   delincuente   primario),   pero   si   se   exige   que   hagan   frente   a   la   responsabilidad   civil,   salvo   que   el   juez   motive   que   no  pueden   hacer   frente   a   ello,  pero  se  exige  el  requisito  especial  de  que  se  someta  a  un  tratamiento  de  rehabilitación.     El  juez,  una  vez  cumplidos  los  requisitos,  para  otorgar  la  suspensión,  deberá  tener  en  cuenta   los   criterios   del   art.   80.1   CP,   como   son,   la   peligrosidad   del   sujeto   y   la   existencia   de   otros   procedimientos  penales  en  curso,  ello  significa  que  pese  a  que  se  den  los  requisitos  del  art.  81,   el   juez   podrá   o   no   conceder   la   suspensión   a   raíz   de   los   criterios   del   art.   80.1   CP.   Además,   si   la   condena   es   por   delito   privado   o   semipúblico,   será   preceptiva   la   audiencia   del   ofendido   (art.   86  CP).   El   periodo   de   suspensión,   tiene   unos   plazos   (art.   80.2   CP),   que   serán   para   penas   leves   de   3   meses   a   1   año   de   suspensión   y   para   el   resto   de   penas   de   2-­‐5   años,   y   unas   condiciones   (art.   83   CP)  de  no  delinquir  y  si  el  juez  lo  considera  pertinente,  también  podrá  imponer  unas  reglas  de   conducta  (prohibición  de  acudir  a  determinados  lugares,  prohibición  de  moverse  de  una  zona   concreta,   etcétera),   en   caso   de   que   el   sujeto   incumpla   alguna   de   estas   normas   de   conducta,   dicho   incumplimiento   no   tiene   porque   anular   la   suspensión,   el   juez   podrá   dar   otra   oportunidad,   ampliando   el   pazo   de   suspensión,   en   casos   de   violencia   de   genero   se   imponen     23   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     unas  conductas  determinadas  que  sí  son  de  obligado  cumplimiento,  en  caso  de  incumplirlas  se   revoca  la  suspensión,  es  un  régimen  más  estricto  que  el  general.   2.La  sustitución,  art.  88  CP,  afecta  a  la  prisión  únicamente  en  penas  de  duración  máxima  de  1   año,  excepcionalmente  el  juez  podría  llegar  a  sustituir,  motivadamente,  hasta  penas  de  2  años,   para   casos   donde   se   estime   oportuno   que   el   reo   no   entre   en   prisión.   Para   que   se   de   esta   sustitución   se   exige   que  el  reo  no  sea  habitual   (concepto   de   reo   no   habitual   del   art.   94   CP,   que   no  haya  cometido  al  menos  3  delitos  de  un  mismo  capítulo,  en  un  plazo  no  superior  a  cinco   años   y   hayan   sido   condenados   por   ellos),   pero   no   se   exige   que   el   sujeto   esté   exento   de   antecedentes  penales,  los  requisitos  son  más  flexibles  que  para  la  suspensión.   Las  penas  sustitutivas  son  3  (art.  88  CP):  la  multa,  los  trabajos  en  beneficio  de  la  comunidad  y   la   localización   permanente.   Cuando   la   condena   es   inferior   a   6   meses   se   podrá   sustituir   por   cualquiera  de  las  3  sustituciones,  en  penas  inferiores  a  1  año,  sólo  se  optará  la  sustitución  por   multa  o  TBC  y  en  casos  de  violencia  de  genero,  se  optará  por  TBC  o  localización  permanente   (en   el   domicilio   distinto   al   de   la   víctima).   También   se   pueden   imponer   las   reglas   de   conducta,   además   de   los   módulos   de   conversión   del   art.   88.1   CP   (cada   día   de   prisión   por   2   cuotas   de   multa,  por  una  jornada  de  TBC  o  por  un  día  de  localización  permanente),  el  incumplimiento  de   la   sustitución   da   lugar   a   la   ejecución   de   la   pena   sustituida.   Pese   a   que   se   cumplan   los   requisitos,   el   juez   podrá   optar   por   la   sustitución   o   no,   el   juez   tiene   que   valorar   para   ello   el   conjunto   de   causas   del   caso   (atendiendo   ello   a   los   esfuerzos   que   el   sujeto   haya   realizado   para   compensar   el   daño),   no   se   menciona   el   hecho   de   la   responsabilidad   civil   derivada,   al   estar   implícito  en  el  esfuerzo  por  resarcir  el  daño.   Expulsión  de  extranjeros  -­‐   Art.  89  CP,   es   una   sustitución   total   o   parcial   de   las   penas   privativas   de   libertad   por   la   expulsión   del   territorio   nacional,   una   prohibición   de   volver   al   territorio   nacional   por   un   tiempo   determinado,   renunciando   el   Estado   a   ejercer   su   ius   puniendi  sobre  el  sujeto  que   no  tiene  su  residencia  legal  en  el  territorio  nacional,  esto  lo  hace   el  Estado  por  razones  de  las  políticas  estatales  de  inmigración,  tratando  así   de  evitar  que  la   comisión  de  un  delito  pueda  ser  una  causa  de  permanencia  de  esa  persona  en  nuestro  país  sin   que  ello  debiera  ser  así.  Se  introdujo  en  1995  y  ha  sido  reformada  en  2000,  2003  (se  le  añadió   un  carácter  preceptivo  y  automático,  para  que  los  jueces  pudiesen  negarse  a  expulsarlo,  con   un  margen  muy  pequeño  para  que  el  juez  pudiese  tener  en  cuenta  la  existencia  de  su  familia   en  el  territorio  nacional,  como  forma  de  arraigo,  negándosele  la  audiencia  del  reo  con  el  juez,   para   que   explique   sus   motivos   personales,   para   lo   que   la   jurisprudencia   cambió   el   sentido,   haciendo  necesario  que  se  escuche  al  extranjero  afectado)  y  2010  (la  expulsión  sigue  teniendo   carácter   preceptivo   pero   da   más   margen   al   juez,   introduciéndose   el   trámite   de   audiencia   al   afectado   con   el   juez,   con   el   fin   de   mitigar   los   efectos   nocivos   que   la   expulsión   puede   tener).   Puede  generar  una  apariencia  de  impunidad,  debido  a  que  el  extranjero  se  expulsa  en  algunos   casos  sin  que  llegue  a  dictarse  una  pena  o  condena  (por  tanto,  no  llega  ni  siquiera  a  ejecutarse   la  condena),  privando  así  a  la  pena  de  su  aspecto  disuasorio  (el  sujeto  sin  residencia  legal  en   el  país  puede  cometer  un  delito  sin  consecuencias  más  allá  de  que  sea  expulsado  hacia  su  país   de   origen).   También   puede   verse   desde   el   punto   de   vista   del   extranjero,   para   el   cuál   no   siempre  supone  un  beneficio  (caso  de  sujetos  que  tienen  su  familia  en  situación  irregular  en  el   territorio   nacional).   Ni   la   doctrina,   ni   la   jurisprudencia   ven   clara   la   expulsión,   por   el   hecho   de   la  posible  violación  de  los  derechos  fundamentales  del  sujeto.   Están  excluidos  una  serie  de  delitos  de  la  expulsión,  a  raíz  de  los  sujetos  afectados  (extranjeros   sin  residencia  legal  en  España,  salvo  los  menores)  y  a  raíz  de  los  delitos  excluidos,  aquellos  de   tráfico  de  mano  de  obra  (debido  a  que  si  no,  se  daría  un  favorecimiento  de  la  emigración  de   trabajadores  y  favorecimiento  de  la  inmigración  clandestina.).   Si  se  cumplen  los  requisitos,  cabrá  el  cambio  de  la  totalidad  de  la  pena  por  la  expulsión  o  tan   sólo   una   parte   de   la   pena,  art.  89.1  CP.  En  las  penas  privativas  de  libertad  inferiores  a  6  años,   se  podrá  sustituir  en  su  totalidad,  pero  cuando  la  condena  sea  superior  a  6  años,  sólo  se  podrá   optar   por   la   expulsión   como   cumplimiento   de   una   parte   de   la   condena,   todo   ello   tendrá     24   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     carácter  preceptivo,  salvo  que  el  juez  o  el  tribunal  previa  audiencia  del  penado,  del  MF  y  de  las   partes  personadas,  de  forma  motivada,  aprecie  razones  que  justifiquen  el  cumplimiento  de  la   condena   en   un   centro   penitenciario   en   España.   También   se   prevé   el   cumplimiento   de   una   parte  tan  sólo  (sustitución  parcial,  art.  89.5  CP),  cualquier  pena  privativa  de  libertad  (prisión   independientemente   de   su   duración),   los   requisitos   que   se   exigen   son   que   esté   cumpliendo   el   tercer  grado  o  que  se  haya  dado  el  cumplimiento  de  la  condena  en  ¾  partes  (la  expulsión  en   casos   de   más   de   6   años,   habrá   cumplido   una   pena   significativa   de   la   condena   en   nuestro   país,   por   razones   de   la   prevención   general   de   la   pena),   ello   es   preceptivo   salvo   que   de   forma   motivada   el   juez   aprecie   razones   que   justifiquen   el   cumplimiento   íntegro   de   la   condena   en   nuestro  país,  dándose  una  audiencia  del  penado.   Las   consecuencias   de   la   expulsión   llevará   aparejada   una   prohibición   de   regreso   por   un   periodo   entre   5   a   10   años   (en   caso   de   encontrarlo   de   nuevo   en   el   país   deberá   cumplir   la   condena,  si  se  haya  en  la  frontera,  se  le  deniega  le  entrada  y  comienza  a  contar  de  nuevo  la   prohibición   de   entrada   en   el   país),   además,   se   le   archivan   los   eventuales   procedimientos   administrativos  dirigidos  a  obtener  el  permiso  de  trabajo  o  residencia.       7.3.Penas  privativas  de  otros  derechos  (sólo  las  cuestiones  esenciales  de  clase)   -­‐Arts.  39  y  ss.  CP.  Las  penas  privativas  de  derechos  se  considera  una  categoría  heterogénea  y   residual   (cajón   desastre),   algunas   de   sus   críticas   son   que   no   están   orientadas   a   la   resocialización,   que   poseen   connotaciones   infamantes   (no   cumplen   los   fines   legítimos   de   la   prevención   de   la   norma,   sólo   ponen   de   manifiesto   que   los   condenados   por   algunos   delitos,   no   son  dignos  de  ejercer  determinados  cargos)  y  es  una  regulación  arcaica.   Son  penas  que  recaen  sobre  derechos  políticos  (derecho  de  sufragio  pasivo),  empleos  y  cargos   públicos,   1-­‐Inhabilitación  absoluta,   art.   41   CP,   (afecta   a   cualquier   cargo   u   honores   que   tenga   o   pueda   llegar   a   adquirir   durante   la   ejecución   de   esa   condena),   al   condenado   de   una   inhabilitación   absoluta   se   le   incapacita   para   adquirir   su   anterior   empleo   público   (sea   funcionario   o   no),   además   de   la   privación   temporal   del   derecho   de   sufragio   pasivo.   2-­‐ Inhabilitación   especial   para   empleo   o   cargo   público,  art.  42  CP,  afecta  sólo  a  la  que  el  juez  cita   en   la   sentencia,   y   será   el   relacionado   directamente   con   el   delito   cometido   (que   por   norma   general   estará   vinculado   a   su   empleo   público,   para   el   cual   lo   inhabilita,   dejando   abierta   la   posibilidad   para   que   ejerza   cualquier   otro   cargo   público   o   acceda   a   otros   cargos).   3-­‐ Inhabilitación   especial   para   el   derecho   de   sufragio   pasivo,   art.   44   CP,   se   priva   al   penado,   durante   el   tiempo   de   condena   a   que   pueda   acceder   a   cualquier   cargo   público   electo.   4-­‐ Suspensión   de   empleo   o   cargo   público,  art.  43  CP,  sólo  priva  de  su  ejercicio  al  penado  durante   el  tiempo  de  la  condena,  pero  cuando  se  cumple  la  condena,  el  sujeto  puede  volver  a  ejercer,   por   tanto,   no   pierde   el   empleo   ni   el   cargo,   tan   sólo   se   congela,   pero   las   consecuencias   administrativas  si  conllevan  la  expulsión  del  cargo  público.     Penas   que   recaen   sobre   el   ejercicio   de   profesión   u   oficio,   Inhabilitación   para   el   ejercicio   de   profesión  u  oficio,  art.  45  CP,  prohibición  temporal  de  ejercer  la  profesión  u  oficio  determinada   en  la  sentencia  (el  abogado  que  defiende  a  las  2  partes  en  un  caso,  sin  saberlo  éstas),  por  su   relación   con   el   delito,   se   puede   aplicar   a   cualquier   profesión   u   oficio,   pese   a   no   estar   regulado   o  controlado  por  colegio  profesionales  (como  los  abogados),  el  único  problema  que  plantea,  es   el  control  de  la  garantía  de  cumplimiento  de  la  pena.     7.4.Penas  pecuniarias   -­‐Arts.  50  a  53  CP,  es  una  sanción  pecuniaria,  art.  50.1  CP,  es  un  buen  sustitutivo  para  evitar  la   pena   de   prisión.   El   CP   1995   regula   2   sistemas,   1-­‐días-­‐multa   (o   multa   por   cuotas)   y   2-­‐multa   proporcional  (establecida  en  muy  pocos  casos,  establecido  en  proporción  al  valor  del  delito).   La  multa  debe  reunir  una  igualdad  de  sacrificio  (para  evitar  que  no  se  de  el  caso  de  que  una   persona   con   más   dinero   que   otra   tenga   más   facilidad   de   librarse,   por   tanto,   se   adecua   la   cuantía   según   el   sujeto   de   que   se   trate).   El   sistema   de   días-­‐multa,   se   estructura   en   2     25   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     elementos   que   permiten   combinar   dos   aspectos   esenciales   en   la   determinación   de   la   pena:   1-­‐ La  cuota  (día-­‐multa),  extensión  desde  10  días  hasta  2  años  (art.  50.3  CP),  y  2-­‐la  cuantía  de  la   cuota,   oscilará   entre   2   y   400€,   se   usa   como   criterio   la   situación   económica   del   reo,   pero   no   sólo  su  nómina,  sino  su  situación  real  patrimonial,  gastos,  cargas  familiares,  etcétera  (art.  50.4   CP),  es  modificable  si  cambia  la  situación  económica  del  reo,  en  casos  en  los  que  se  da  el  pago   fraccionado   del   pago,   puede   cambiar   la   cuantía   de   la   multa   hacía   abajo,   en   caso   de   que   el   sujeto  hubiese  perdido  el  trabajo  por  ejemplo  (art.  51  CP).  El  cumplimiento  puede  ser  como   un   pago   único,   o   de   manera   aplazada   (hasta   un   máximo   de   2   años),   art.   50.6   CP.   El   impago   de   la  multa  llega  aparejada  la  responsabilidad  personal  subsidiaria  (que  lleva  aparejada  la  pena   de  prisión  para  el  sujeto).   El   sistema   de   multa   proporcional,   la   multa   se   determina   en   proporción,   sobre   el   beneficio   obtenido  (Ej.  art.  286  bis  CP),  según  el  valor  del  objeto  del  delito  (Ej.  art.  368  CP),  o  según  al   perjuicio  causado.  La  multa  proporcional  tendrá  como  mínimo  la  cuantía  base  y  como  máximo   el  múltiplo  que  fije  el  articulo  del  CP,  en  ese  marco  que  nos  salga,  se  aplicarán  las  reglas  de   medición  de  la  pena  (no  se  aplican  las  reglas  de  los  arts.  66  a  68).   La  responsabilidad  personal  subsidiaria  por  impago  de  multa   -­‐Se   da   en   casos   de   que   el   sujeto   no   pague   la   multa,   incluso   tampoco   por   vía   de   apremio   (es   decir,  carece  de  patrimonio  para  hacer  frente).  Puede  cumplirse  mediante  prisión,  localización   permanente  (sólo  en  faltas)  y  TBC  (trabajos  en  beneficios  de  la  comunidad).  Las  equivalencias   para   que   esa   multa   sea   cumplida   por   su   responsabilidad   penal   subsidiaria   son,   en   casos   de   días-­‐multa,  1  día  de  privación  de  libertad  por  cada  2  días-­‐multa  impagados;  en  casos  de  multa   proporcional,  la  duración  la  establecerá  el  Juez  hasta  1  año  como  máximo.     7.5.Las  penas  accesorias   -­‐Arts.  54  a  57  CP,  Son  penas  privativas  de  derechos  que  van  acompañando  a  penas  de  prisión   principales,   dependen   de   la   pena   principal,   hay   que   distinguir   entre  1-­‐las   penas   accesorias   de   los  arts.  55  (penas  iguales  o  superiores  a  10  años)  y  56  (penas  inferiores  a  10  años,  se  habrá   de   imponer   una   de   las   penas   accesorias   de   este   artículo   en   cualquier   caso,   la   que   más   se   relacione   con   alguna   de   estas   penas,   cuando   no   tenga   relación   el   delito   con   alguna   de   estas   penas,   se   impondrá   la   de   inhabilitación   especial   para   el   derecho   de   sufragio   pasivo   durante   el   tiempo   de   la   condena)   CP,   sólo   se   aplica   en   casos   de   pena   de   prisión   y   debe   tener   relación   directa   con   el   delito   cometido   (debiéndose   motivar   en   la   sentencia),   es   decir,   sólo   podrá   ponerse   la   pena   accesoria   de   la   privación   de   la   patria   potestad,   si   el   delito   pone   de   manifiesto   que   el   sujeto   ha   ejercido   de   manera   inadecuada   sus   funciones   en   dicho   derecho   a   la   patria   potestad.   2-­‐Las   penas   accesorias   del   art.   57   CP,   en   él   se   recogen   unas   penas   accesorias   distintas  de  los  arts.  55  y  56,  son  penas  de  alejamiento  dirigidas  a  la  protección  de  la  víctima  u   otras   personas,   se   aplican   en   presupuestos   de   los   enumerados   en   este   artículo   o   por   peligrosidad  latente,  la  duración  cuando  acompañan  a  la  prisión  superarán  la  duración  de  la   pena   principal,   la   duración   será   a   determinar   por   el   Juez   en   función   del   delito   y   de   las   características  del  sujeto,  sólo  en  el  caso  de  personas  del  57.2  CP  (relaciones  de  parentesco),   será  obligatorio  que  el  juez  imponga  las  penas  accesorias  de  este  artículo.     Lección  8  –  Determinación  de  la  penal  aplicable.  Reglas  generales     8.1.Introducción   8.2.La  pena  en  el  momento  de  su  previsión  legal.  Determinación  o  indeterminación  de   la  pena:  sistemas,  con  especial  consideración  del  adoptado  por  el  Código  penal  español   8.3.  Determinación  del  marco  penal  y  de  las  penas  superior  o  inferior  en  grado       26   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     8.4.Determinación  de  la  pena  correspondiente  a  los  actos  preparatorios,  a  la  tentativa   acabada  e  inacabada,  y  a  la  complicidad   8.5.Duración   y   grados   de   las   penas   divisibles.   Determinación   de   dichos   grados   en   presencia  de  circunstancias    modificativas  de  la  responsabilidad  criminal   8.6.Excepciones   al   régimen   general   de   determinación   legal   de   las   penas   A)Faltas;   B)Delitos  imprudentes;  C)Multa   8.7.La  pena  en  el  momento  de  su  individualización  judicial     Lección   9   Parte   1   –   Determinación   de   la   pena   y   circunstancias   atenuantes     9.1.Introducción  y  teoría  general  de  las  circunstancias  modificativas   -­‐Los   tipos   de   la   pena   establecen   marcos   penales   que   deben   ser   concretados   por   el   Juez   atendiendo   a   3   criterios:   1.el   grado   de   ejecución   del   sujeto,   2.el   grado   de   participación   del   sujeto,  3.las  circunstancias  modificativas  de  la  responsabilidad  criminal.   -­‐Las   circunstancias   modificativas,   son   instrumentos   que   el   legislador   pone   a   disposición   del   Tribunal  sentenciador  para  que  valore  “otras  circunstancias”,  que  junto  a  las  descritas  en  los   tipos  de  delitos,  pueden  incidir  en  el  caso  concreto  (agravándolo  o  atenuándolo)  y  que  deben   ser   tenidas   en   cuenta   en   la   graduación   concreta   de   la   pena.   La   aplicación   de   estas   circunstancias   modificativas   es   preceptiva.   Éstas   contienen   elementos   que,   sin   afectar   a   la   existencia   del   delito,   inciden   en   la   pena   por,   1.suponer   un   incremento   o   disminución   de   la   culpabilidad,  2.suponer  un  incremento  o  disminución  del  injusto  y  3.por  razones  de  política   criminal  (Ej.  Art.  21.4º  CP).   Clases   de   circunstancias   modificativas:   1.Según   su   forma   de   tipificación,   en   a)genéricas,   reguladas   en   los   arts.   21,   22   y   23   CP,   aplicables   a   todos   los   delitos   por   regla   general,   y   b)específicas,   establecidas   en   concretos   tipos   penales   (Ej.   La   alevosía,   el   enseñamiento   o   el   precio   del   asesinato,   presentes   en   el   propio   art.   139   CP).   2.Según   su   naturaleza,   en   a)circunstancias   objetivas,   relativas   al   injusto,   deben   ser   abarcadas   por   el   dolo   del   sujeto   activo,    y  b)subjetivas,  relativas  a  la  culpabilidad.  3.Según  sus  efectos,  en  a)atenuantes  (art.  21   CP),   rebajan   la   pena,   b)agravantes   (art.   22   CP),   incrementan   la   pena,   c)mixta   (art.   23   CP),   según  las  circunstancias  del  caso,  puede  actuar  como  atenuante  o  como  agravante.   Las   aplicación  de  las  circunstancias   de   a)naturaleza   personal   sólo   versan   en   las   personas   en   quien   concurra,   por   contra,   b)las   que   sean   a   causa   material   del   hecho   o   en   los   medios   empleados  para  realizarlo,  se  aplican  a  quien  las  conocieran  al  realizar  el  hecho,  art.  65  CP.   Las   circunstancias  inherentes   (art.   67   CP),   son   las   que   forman   parte   de   la   descripción   típica,   bien   de   forma   expresa   (Ej.   Alevosía   en   el   asesinato),   bien   de   forma   tácita   (Ej.   El   prevalecimiento   del   carácter   público   del   culpable   en   los   delitos   cometidos   por   funcionario   públicos),  no  pueden  ser  aplicados  en  estos  casos  también  como  circunstancias  genéricas.   Compatibilidad  de  circunstancias  modificativas,   hay   que   seguir   los   criterios   jurisprudenciales   de  posibles  concurrencias  en  la  apreciación  de  las  circunstancias,  no  son  compatibles  aquellas   que  se  hallen  ligadas  entre  sí,  de  tal  forma  que  unas  supongan  necesariamente  las  otras  (Ej.   Alevosía,  que  es  utilizar  medios  debilitadores  de  la  defensa,  con  disfraz).     9.2.Eximentes  incompletas   -­‐Son  las  atenuantes  del  art.  20  CP,  pero  la  minoría  de  edad  del  art.  19  CP  no  es  graduable.  Si  se   dieran   los   casos   del   art.   20   CP   (el   art.   19   no   es   graduable,   se   da   o   no   esa   minoría   de   edad),   pero  faltare  algún  elemento  no  esencial,  entraría  en  juego  el  art.  68  CP,  el  cual  permite  bajar  la   pena  en  1  o  2  grados.       27   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     9.3.Atenuantes  ordinarias:  Atenuantes  basadas  en  estados  pasionales.  Arrepentimiento   espontáneo   -­‐Las   atenuantes   ordinarias   son   las   plasmadas   en   el   art.   21   CP,   son   circunstancias   que   disminuyen   la   culpabilidad,   algunas   son   actuaciones   posteriores   al   hecho   delictivo   (como   el   hecho   de   resarcir   el   daño)   y   otras   anteriores   (como   tener   una   adicción   a   las   drogas),   también   se  incluye  una  cláusula  de  cierre  en  el  art.  21.7º,  para  aquellas  situaciones  análogas.   1.Grave   adicción   a   determinadas   sustancias   (art.   21.2ª   CP),   disminuye   la   imputabilidad   del   sujeto,   pero   deben   cumplirse   los   siguientes   requisitos:   a)debe   ser   una   adicción   grave,   no   basta   con   el   mero   hecho   de   consumir   drogas,   ha   de   acreditarse   una   adicción   grave   (si   la   adicción  es  leve,  podrá  usarse  la  atenuante  analógica),  y  b)debe  existir  una  relación  entre  la   adicción  y  el  delito  (según  el  TS,  que  sea  una  delincuencia  funcional),  es  decir,  la  satisfacción   de  la  adicción  ha  de  ser  el  motivo  único  o  principal  del  delito  (Ej.  El  adicto  a  la  heroína  que   comete  delitos  patrimoniales  para  conseguir  dinero  para  comprarla).   2.Estados   pasionales   (art.   21.3º   CP),   disminuye   la   imputabilidad   del   sujeto,   deben   darse   los   siguientes   requisitos:   a)un   estímulo   externo,   que   por   norma   general   procede   de   la   víctima,   éste  habrá  de  ser  adecuado  para  producir  el  arrebato  o  la  obcecación,  jurisprudencialmente  se   exige  que  sea  proporcionado,  e  incluso  una  conducta  ilícita  de  la  víctima,  y  b)una   reacción   al   estímulo,  jurisprudencialmente  se  dice  que  sea  una  reacción  acorde  y  próxima  en  el  tiempo.   3.Confesión   (art.   21.4º   CP),   los   requisitos   que   se   exigen   son:   a)material,   confesión   de   los   hechos  por  el  responsable  del  delito,  que  esa  confesión  sea  veraz  y  mantenida  en  el  proceso,   que   se   realice   ante   la   autoridad   policial   primariamente,   siendo   irrelevantes   los   motivos   que   lleven  a  esa  confesión  (moral,  religiosos,  etc),  y  b)cronológico,  la  confesión  deberá  realizarse   antes   de   que   el   sujeto   sepa   que   se   dirige   contra   él   un   procedimiento,   aunque,   en   caso   de   confesiones   extemporáneas,   puede   aplicarse   la   atenuante   analógica   (art.   21.7ª   CP)   en   función   de  la  utilidad  de  la  información.   4.Reparación   del   daño   (art.   21.5ª   CP),   los   requisitos   que   se   exigen   son:   a)material,   que   se   realice  la  reparación  del  daño  o  la  disminución  de  sus  efectos,  ya  sea  total  o  parcial,  pero  que   sea   significativa   y   realizada   por   el   responsable   del   delito,   y   b)cronológico,   habrá   de   realizarse   previamente  al  juicio  oral.   5.Dilaciones   indebidas   (art.   21.6ª   CP),   es   introducida   en   la   reforma   de   la   LO   5/2010,   sus   requisitos   son   que   no   se   de   una   dilación   extraordinaria   e   indebida   en   el   proceso,   siempre   que   esa  dilación  no  sea  imputable  a  la  conducta  del  detenido,  ni  tampoco  a  la  complejidad  del  caso.     9.4.Las  atenuantes  analógicas   -­‐Art.   21.7ª   CP,   cualquier   otra   circunstancias   de   análoga   significación   que   las   anteriores,   es   la   cláusula   de   cierre   para   dar   la   posibilidad   al   juez   de   incluir   la   conducta   en   ésta,   a   conductas   parecidas  a  las  demás,  cuando  esas  no  se  den  completamente.     Lección  9  Parte  2  -­‐  Circunstancias  agravantes     9.5.Alevosía   -­‐Art.  22.1,  hay  alevosía  cuando  el  culpable  comete  cualquiera  de  los  delitos  contra  las  personas   empleando   en   la   ejecución   de   medios,   modos   o   formas   que   tiendas   directa   o   especialmente   a   asegurarla,  sin  el  riesgo  que  para  su  personas  se  pudiera  proceder  de  la  defensa,  por  parte  del   ofendido.  Se  debe  de  tener  cuidado  de  no  aplicar  cuando  ya  está  implícitamente  en  la  norma   (Ej.  Art.  139  CP),  es  aplicable  a  delitos  contra  personas  únicamente.  Se  diferencia  del  abuso  de   superioridad   por   la   intensidad   de   la   indefensión   (en   la   alevosía   la   indefensión   es   nula,   no   existe   posibilidad   de   defensa   de   la   víctima).   Existen   3   tipos   de   alevosía,   la   súbita   como   un   ataque  sorpresivo,  la  proditoria  con  ocultamiento  del  autor,    y  la  sobrevenida  aprovechando  de   la  indefensión  causada  por  una  primera  agresión.     28   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal       9.6.Difráz,  abuso  de  superioridad  o  aprovechamiento  de  circunstancias  que  debiliten  la   defensa  de  la  víctima  o  faciliten  la  impunidad   -­‐Art.   22.2ª   CP,   disfraz,   uso   de   medios   objetivamente   idóneos   para   impedir   la   identificación   en   el  momento  de  cometer  el  delito.  Engloba  también  el  abuso  de  superioridad,  el  cual  consiste  en   el   aprovechamiento   del   desequilibrio   de   fuerzas   entre   agresor   y   víctima   (se   exige   el   conocimiento   de   la   situación   de   superioridad).   También   engloba   el   aprovechamiento   de   circunstancias   de   lugar   y   tiempo,   circunstancias   de   lugar   (zonas   despobladas   o   con   escasas   probabilidades   de   que   sean   frecuentadas   por   personas),   circunstancias   de   tiempo   (hora   intempestiva,   oscuridad,   soledad   de   la   víctima),   éstas   habrán   de   ser   buscadas   o   aprovechadas   conscientemente.   Por   último,   engloba   el   auxilio   de   otras   personas,   auxilio   que   debilite   la   defensa  del  ofendido  o  facilite  la  impunidad  del  delincuente.     9.7.Precio,  recompensa  o  promesa     -­‐Art.   22.   3ª   CP,   se   trata   de   que   la   comisión   del   delito   se   ha   realizado   a   cambio   de   una   contraprestación  (ésta  podrá  ser  económica  o  de  otra  índole).  Los  requisitos  son:  a)que  exista   entrega   u   ofrecimiento   de   esa   contraprestación,   b)que   exista   la   intervención   de   2   o   más   personas   (la   que   delinque   y   la   que   ofrece   al   menos),   y   c)que   ese   precio,   recompensa   o   promesa  tenga  una  eficacia  motivadora  en  el  sujeto  para  delinquir.     9.8.Obrar  por  motivos  racistas  o  discriminatorios   -­‐Art.  22.4ª  CP,  lo  que  se  castiga  aquí  es  el  móvil  que  ha  llevado  al  sujeto  a  delinquir,  por  ser  un   móvil  discriminatorio,  los  motivos  en  estos  casos  están  tasados  (raza,  religión,  etcétera).     9.9.Aumento  deliberado  del  mal  del  delito  (Ensañamiento)   -­‐Art.   22.5   CP,   consiste   en   aumentar   deliberada   e   inhumanamente   el   sufrimiento   de   la   víctima,   causando   a   ésta   un   padecimiento   innecesario   para   la   ejecución   del   delito,   no   es   aplicable   a   comportamientos   post-­‐mortem   a   la   víctima,   ni   tampoco   se   exige   un   carácter   perverso   del   sujeto.     9.10.Abuso  de  confianza   -­‐Art.   22.6ª   CP,   se   trata   de   un   quebrantamiento   de   deberes   de   lealtad   existentes   entre   los   sujetos,   y   un   aprovechamiento   de   circunstancias   de   hecho   que   favorecen   la   comisión   del   delito.   Los   requisitos   son:   a)que   exista   una   relación   de   confianza,   y   b)un   aprovechamiento   consciente  de  esa  ventaja  por  el  sujeto  que  comete  el  delito.     9.11.Prevalimiento  del  carácter  público  que  tenga  el  culpable   -­‐Art.   22.7ª   CP,   los   requisitos   han   de   ser:   a)que   el   sujeto   tenga   la   condición   de   funcionario   público  o  autoridad,  y  b)que  este  sujeto  se  prevalga  de  ese  carácter  público  para  el  fin.     9.12.Reincidencia   -­‐Art.  22.8ª  CP,  la  reincidencia  se  basa  en  que  existan  condenas  previas  a  la  comisión  del  delito,   quedando  excluidas  para  la  reincidencia  las  condenas  por  faltas,  las  condenas  que  se  toman  en   cuenta  son  aquellas  que  sean   firmes  y  dictadas   por   tribunales   españoles,  salvo  excepciones  en   que   se   tienen   en   cuenta   las   dictadas   por   tribunales   extranjeros   (Ej.   Art.   177   bis.   10   CP),   además   no   contarán   los   antecedentes   penales   no   cancelados   o   cancelables.   Habrá   de   estarse   para   aplicar   la   reincidencia,   a   que   el   delito   cometido   sea   del   mismo   Título   del   CP   y   de   la   misma  naturaleza  también.           29   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     9.13.La  circunstancia  mixta  de  parentesco   -­‐Art.   23   CP,   es   una   circunstancia   que   puede   atenuar   o   agravar   la   responsabilidad,   según   la   naturaleza,  los  motivos  y  los  efectos  del  delito,  ser  o  haber  sido  el  agraviado  cónyuge  o  persona   que   esté   o   haya   estado   ligada   de   forma   estable   por   análoga   relación   de   afectividad,   o   ser   ascendiente,  descendiente  o  hermano  por  naturaleza  o  adopción  del  ofensor  o  de  su  cónyuge  o   conviviente.   No   se   establecen   criterios   para   determinar   cuando   agrava   o   cuándo   atenúa,   tampoco   es   obligatoria   su   apreciación   por   el   juez,   tradicionalmente   en   el   homicidio   agrava,   pero  hoy  en  día  puede  atenuar  (Ej.  en  un  anciano  que  mata  a  su  mujer  gravemente  enferma   para   ahorrarle   sufrimiento.   Es   discutible,   pero   ¿puede   tener   sentido   que   el   parentesco   atenúe   la  pena?).     Lección  10  –  Determinación  de  la  pena  y  concurso  de  delitos     10.1.Justificación  de  la  ubicación  del  concurso  de  delitos  en  sede  de  determinación  de   la  pena   -­‐Un   concurso   de   delitos   o   concurso   de   normas,   es   cuando   se   da   el   caso   de   que   una   conducta   puede   subsumirse   en   varios   preceptos   penales.   Ej.   El   que   matare   a   otro   con   ensañamiento,   tipificado   el   homicidio   en   el   art.   138   CP   y   en   el   art.   139.   3CP   también.   Existe   concurso   de   normas  en  aquellos  casos  que,  pese  a  la  concurrencia  de  normas,  basta  con  aplicar  una  para   cubrir   todos   los   aspectos   de   la   conducta.   Se   denominan   concursos   aparentes   de   normas,   debido  a  que  sólo  una  de  ellas  es  la  que  será  aplicada  al  caso.  En  el  concurso  de  delitos,  sin   embargo,  se  podrán  aplicar  varias  normas  penales  a  una  serie  de  hechos  para  poder  abarcar   toda  la  conducta.     10.2.Diferencias  con  el  concurso  de  leyes  y  principios  que  son  de  aplicación  en  relación   con  éste  último   -­‐En  caso  de  duda,  se  deberá  aplicar  la  norma  que  abarque  toda  la  conducta,  en  caso  contrario,   estaremos  ante  un  concurso  de  delitos  en  lugar  de  un  concurso  de  normas  (concurso  aparente   de  normas,  debido  a  que,  en  realidad  sólo  se  aplica  una  norma,  o  se  vulneraría  el  principio  de   non   bis   in   idem).  El  art.   8   CP  establece  una  relación  de  principios  para  los  casos  de  concurso   de  normas,  estos  principios  son:  1º  el  principio  de  especialidad,  la  ley  especial  recogerá  todo  lo   que  recoja  la  general  con  especialidades  (Ej.  Arts.  138  y  139),  2º  el  principio  de  subsidiariedad,   hay   algunas   normas   penales   que   sólo   se   aplican   en   defecto   de   otras   normas   (Ej.   Art.   556   y   550,  art.   556   CP   “los   que   sin   estar   comprendidos   en   el   art.   550….”,  aplicándose  con  preferencia   el   550),   es   un   principio   que   puede   confundirse   con   el   principio   de   especialidad,   llegando   la   mayoría  de  veces  aplicando  ambos  preceptos,  3º  el  principio  de  consunción,  el  precepto  penal   más  amplio  o  complejo  absorberá  a  los  que  castiguen  las  infracciones  consumidas  en  él  (Ej.  Un   delito  de  robo  con  fuerza  con  la  consecuente  rotura  de  la  puerta,  se  da  el  robo  y  la  rotura  de  la   puerta   como   otro   delito,   asumiendo   el   propio   elemento   de   robo   con   fuerza   el   hecho   de   la   rotura  de  la  puerta,  debido  a  que  sino  no  sería  con  fuerza,  entonces  los  daños  de  la  rotura  de   la  puerta  se  entienden  absorbidos  por  la  pena  principal  y  no  se  da  un  concurso  de  daños  por   tanto),  4º  el  principio  de  alternatividad,  es  un  principio  residual,  que  sólo  actúa  en  defecto  de   los   otros   3   principios,   este   principio   dice   que   se   habrá   de   escoger   el   que   imponga   la   norma   penal  más  grave  (es  algo  ilógico,  debido  a  que  en  derecho  penal  siempre  se  actúa  de  manera   más  benevolente).   También  ocurre  a  veces  que  el  legislador  se  salte  el  principio  del  non  bis  in  ídem,  diciendo  que   deben  ser  aplicadas  varias  normas,  pese  a  tratarse  de  un  concurso  de  normas.           30   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     10.3.Pluralidad  de  acciones  y  unidad  de  delito:  el  delito  continuado  y  delito  masa    Delito  continuado  –  Se  exige  identidad  de  sujeto  activo,  es  decir,  que  sea  la  misma  persona  la   que   realiza   los   hechos,   dándose   también   una   pluralidad   de   acciones,   cada   una   de   las   cuales   son  aisladamente  constitutivas  de  infracción  penal,  penas  a  las  que  el  legislador  les  concede   una   pena   unitaria.   Las   acciones   tendrán   que   ser   realizadas  aprovechando  idéntica  ocasión  o  en   ejecución   de   un   plan   preconcebido.  Pueden  afectar  a  sujetos  distintos.  El  delito  continuado  no   cabe  en  relación  con  bienes  jurídicos  personales,  sólo  en  bienes  patrimoniales  (Ej.  No  cabe  un   delito   continuado   de   homicidio)   y   en   los   casos   de,   1.delitos   contra   el   honor   y   2.contra   la   indemnidad  e  integridad  sexual  (sólo  cabría  en  estos  2  últimos  bienes  jurídicos  personales).   Estas  2  particularidades  ante  los  2  bienes  jurídicos  personales,  habrán  de  ser  contra  el  mismo   sujeto,   deberán   de   ser   penas   similares,   es   decir,   comporta   una   serie   de   particularidades,   la   aplicación   de   delito   continuado   en   este   caso   es   facultativa,   es   decir,   tendrá   que   decidir   el   juez   sobre  si  aplica  el  delito  continuado  o  no.  La  jurisprudencia  exige  que  las  distintas  acciones  se   realicen  en  un  espacio  temporal  próximo  (a  valoración  del  juez).   La   regla   general  en   el   delito   continuado  es   la   del  art.   74.1   CP,   es   decir,   la   pena   de   la   infracción   más  grave  en  su  mitad  superior  o  pudiendo  llegar  a  la  mitad  inferior  de  la  superior  en  grado,   esta  subida  en  grado  se  hará  cuando  se  observe  un  número  elevado  de  delitos.  En  el  art.  74.2   CP   se   derivan   2   reglas   de   él,   que   se   estará   al   total   del   perjuicio   causado,   la   cual   permite   cambiar  la  denominación  de  la  falta,  pudiendo  convertirse  en  delito  (Ej.  De  la  cajera  que  sólo   roba  50€  todos  los  días)  y  la  segunda  parte  del  mismo,  referente  al  delito  masa,  en  cuyo  caso   podrá   elevarse   1   o   2   grados.   Si   se   aplica   el   art.   74.2,   no   podrá   aplicarse   posteriormente   el   art.   74.1,  debido  a  que  se  rompería  el  principio  non  bis  in  ídem,  al  agravarse  2  veces  la  pena,  en   lugar  de  una  sola  vez,  con  un  mismo  artículo.   Delito  masa  –  Es  una  modalidad  especial  de  delito  continuado,  integrado  por  delitos  contra  el   patrimonio  únicamente,  pero  debe  tener  1-­‐una  extraordinaria   gravedad  (que  sea  evidente)  y   2-­‐las  acciones  del  delincuente  deben  afectar  a  un  conjunto  amplio  de  personas,  una  generalidad   de   personas   (la   conducta   del   delincuente   va   dirigida   a   perjudicar   a   una   masa   de   personas   indefinida,  es  decir,  existe  un  plan  preconcebido).  Está  contemplado  en  la  segunda  parte  del   art.  74.2,  pudiendo  darse  el  salto  en  1  o  2  grados  en  la  pena.     10.4.Unidad  de  acción  y  pluralidad  de  delitos:  el  concurso  ideal  y  medial   -­‐Un   mismo   hecho   que   da   lugar   a   varios   delitos.   Existen   los   concursos   ideales  homogéneos  (un   solo  hecho  da  lugar  a  delitos  iguales  o  de  la  misma  naturaleza)  y  los  heterogéneos  (un  mismo   hecho  da  lugar  a  varios  delitos  diferentes).  La  jurisprudencia  para  delitos  en  los  que  el  sujeto   usa   medios   para   cometer   un   delito   con   muchas   consecuencias   (una   bomba,   un   incendio,   etcétera),   usa   el   concurso   real   (evitando   así   aplicar   la   regla   del   art.   77   CP),   con   el   fin   de   evitar   usar  el  régimen  más  favorable  del  concurso  ideal.   Aplicación  del  concurso   ideal   -­‐   La   regla   general   es   que,   se   aplica   1   única   pena   en   su   mitad   superior  (El  art   33  establece  un  elenco  de  clasificación  de  las  penas  en  graves,  menos  graves  y   leves,  para  determinar  cual  es  la  pena  más  grave),  la  más  gravemente  penada  de  todas.  Tras   elegir   esa   pena   y   calcular   su   mitad   superior,   han   de   aplicarse   las   reglas   de   la   eximente   incompleta   y   las   reglas   de   los   arts.   61   y   ss.   Una   vez   realizado   ello   se   realiza   la   suma   de   las   penas   por   separado,   aplicando   a   cada   una   de   ellas   las   eximentes   y   las   reglas   pertinentes,   para   comprobar  que  la  suma  de  éstas  por  separado  supera  la  pena  resultante  del  concurso  ideal,  en   caso   de   que   no   supere,   se   aplicará   la   acumulación   de   penas.   Calcular   el   marco   penal   bien,   si   es  en  grado  de  tentativa  o  si  tiene  circunstancias  atenuantes  o  agravantes.   Concurso  medial  -­‐  El  juez  debe  determinar  si  los  delitos  han  sido  cometidos  con  un  fin,  pero   se   aplica   la   pena   del   concurso   ideal   (pese   a   ser   en   realidad   un   concurso   real),   el   juez   debe   apreciarlo  en  el  delito  en  concreto  debido  a  que  en  abstracto  cada  pena  no  tiene  relación  con   la  otra,  tan  sólo  si  se  observa  que  han  sido  realizados  todos  ellos  con  un  mismo  fin,  influyendo   en  él  el  principio  de  exasperación.     31   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     10.5.Pluralidad  de  acciones  y  pluralidad  de  delitos:  el  concurso  real   -­‐El   concurso  real,   se   da   cuando   nos   encontramos   con   la   comisión   de   varios   hechos,   cada   uno   de   los   cuales   constituye   un   delito   diferente   que   es   penado   separadamente.   Dándose   una   acumulación  de  las  penas,  generándose  un  cumplimiento  simultáneo  de  las  penas  aplicables,   siempre  que  sea  posible  (acumulación  material,  arts.  69  y  70.1  CP).  Existiendo  un  límite  por   acumulación  jurídica  (art.  76  CP),  que  establece  unos  máximos  a  cumplir,  el  total  será  el  triple   de   la   pena   más   grave   infringida   y   en   todo   caso   no   podrá   superar   los   20   años   (excepcionalmente  hasta  40  años).     10.6.El  cumplimiento  efectivo  de  la  pena  en  casos  de  acumulación  de  delitos  (art.  76)   10.7.El  problema  de  la  unidad  de  pena  y  el  concurso  de  procesos  (NO  ENTRA)     Lección  11  –  Cumplimiento  de  las  penas  privativas  de  libertad     11.1.El  sistema  penitenciario  español:  características  de  la  Ley  General  Penitenciaria  y   de  su  Reglamento   -­‐El   centro   penitenciario   es   el   lugar   de   ejecución   de   las   penas   de   prisión.   Las   normas   que   regulan  la  ejecución  de  las  penas  y  que  regulan  el  funcionamiento  de  estos  entes  conforman  el   Derecho  penitenciario.  Dichas  normas  se  contienen  en  el  CP  en  los  arts.  90  y  ss,  que  son  los   que  contemplan  la  posibilidad  de  libertad  condicional  y  el  art.  36  que  establece  un  periodo  de   seguridad.  Además  existen  la  ley  orgánica  general  penitenciaria  y  el  reglamento  penitenciario.   Un   sistema   penitenciario   se   organiza   de   manera   sistemática   y   ordenada,   para   obtener   una   finalidad,  que  es  la  resocialización  de  los  penados.   La   evolución   del   sistema   penitenciario   se   caracteriza   por   la   evolución   desde   el   aislamiento   de   los   internos   (en   régimen   de   aislamiento),   hasta   los   actuales   sistemas   en   régimen   abierto,   donde   los   presos   hacen   su   vida   en   común.   Además,   se   pueden   incluir   otros   derechos   ganados   como  el  respeto  a  la  dignidad  de  los  reclusos,  la  prohibición  de  dañar  la  integridad  física  del   reo   (darles   palizas).   En   los   sistemas   penitenciarios   europeos   actuales   rige   el   principio   de   humanidad,  de  legalidad,  y  la  incorporación  de  garantías  jurídicas  en  el  funcionamiento  de  la   prisión.   El   sistema   penitenciario   español   es   un  sistema  de  individualización  científica   (art.   72.1   LOGP,   “las   penas   privativas   de   libertad   se   ejecutarán   según   el   sistema   de   individualización   científica,  separado  en  grados,  el  último  de  los  cuales  será  el  de  libertad  condicional,  conforme   determina   el   Código   penal”).   Basado   en   los   actuales   sistema   progresivos,   orientados   a   preparar  al  condenado  para  volver  a  vivir  en  libertad.   • División  de  la  ejecución  del  penado  en  fases:   o 1er  grado:  establecimientos  de  régimen  cerrado,  para  recursos  muy  problemáticos.   o 2º   grado   (ordinario):   establecimiento   del   régimen   ordinario,   socializándose   con   el   resto  de  sujetos  del  centro  penitenciario.   o 3er  grado  (semi-­‐libertad):  establecimientos  de  régimen  abierto,  los  reclusos  realizan   parte   de   sus   actividades   fuera   del   centro   penitenciario,   sólo   pernoctan   en   el   centro   penitenciario,  se  desarrollan  en  centros  de  régimen  abierto  (de  inserción  social).   o 4º   grado   o   Libertad   Condicional:   es   la   última   fase,   se   caracteriza   por   la   puesta   en   libertad   del   recluso,   éste   sigue   cumpliendo   pena   (el   sujeto   sigue   teniendo   que   respetar  una  serie  de  normas),  pero  realiza  su  vida  fuera  del  centro  penitenciario.   El   fin   de   esa   división   de   la   ejecución   de   la   pena   en   fases   son   los   instrumentos   para   que   el   sujeto  pueda  readaptarse  al  sistema  social  de  nuevo,  una  vez  cumplida  su  pena  privativa  de   libertad  con  la  justicia.   En   el   sistema   penitenciario   español,   por   el   hecho   de   ser   un   sistema   de   individualización   científica,  estudia  individualizádamente  a  la  persona,  se  da  una  flexibilidad  en  la  progresión,  por   tanto,   los   internos   pueden   clasificarse   en   uno   u   otro   grado   a   raíz   de   este   estudio.   La   idea     32   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     originaria  hasta  2003  era  que  cualquier  sujeto  pueda  encajar  en  uno  de  los  3  primeros  grados   en  base  a  ese  estudio  individualizado  que  se  le  realiza  al  sujeto.  En  el  año  2003  se  produjo  la   LO   7/2003,   con   el   fin   del   cumplimiento   íntegro   de   las   condenas   (del   límite   máximo   de   cumplimiento   establecido   en   el   art.   66   CP,   es   decir,   20   años   por   regla   general),   introduciendo   los   llamados   periodos   de   seguridad,   que   son   los   periodos   que   el   sujeto   ha   de   cumplir   íntegramente   en   el   centro   penitenciario   antes   de   acceder   al   tercer   grado   o   a   la   libertad   condicional,   estos   periodos   se   cargan   el   sistema   penitenciario   español,   pero   refuerzan   la   prevención  general  negativa  de  la  pena  (efecto  disuasorio).  En  el  art.  36.2  CP  se  introdujo  un   periodo   de   seguridad   para   el   acceso   al   tercer   grado   (para   penas   de   más   de   5   años   cumplimiento  de  la  mitad  de  la  pena  impuesta  para  poder  acceder  al  tercer  grado),  pero  un   sujeto   al   que   se   le   impone   una   pena   inferior   a   5   años   regirá   la   anterior   norma   del   estudio   individualizado,   por   tanto   podrá   clasificarse   en   cualquier   grado   penitenciario   directamente   (salvo   en   libertad   condicional).   El   periodo   de   seguridad   es   facultativo   según   el   art.   36.2   CP,   pero  el  propio  CP  no  da  las  pautas  para  aplicarlo  o  no,  por  tanto,  se  hará  en  virtud  al  criterio   del   juez,   quedando   en   manos   del   juez   la   aplicación   del   periodo   de   seguridad   para   penas   mayores  a  5  años  o  no  aplicarlo.  Existen  regímenes  especiales  en  el  art.  36.2  CP,  para  los  que   el   periodo   de   seguridad   es   obligatorio   e   irrevocable,   para   los   delitos   de   terrorismo,   delitos   de   organización  criminal,  delitos  sexuales  cuando  la  víctima  sea  menor  de  13  años  y  delitos  de   prostitución  y  corrupción  de  menores  de  13  años.   El   art.   78.1   CP   resuelve   lo   expuesto   en   el   art.   76.1   CP,   en   lo   referente   a   la   aplicación   de   los   periodos  de  seguridad  al  límite  máximo  de  cumplimiento,  el  art.  78.1  CP  nos  resuelve  sobre   que  sucede  cuando  la  suma  de  las  penas  superan  los  20  años  como  tiempo  máximo,  en  cuyo   caso   el   periodo   de   seguridad   versa   sobre   el   límite   máximo,   es   decir,   sobre   20   años,   ello   no   ocurre  cuando  la  suma  de  las  penas  sobrepasan  los  20  años  y  además  su  mitad  también,  en   cuyo  caso  actúa  sobre  la  totalidad  (Ej.  Un  reo  que  ha  cometido  5  homicidios  de  10  años  cada   uno,  con  una  suma  de  50  años,  la  mitad  serían  25  años,  por  tanto,  debe  cumplir  25  años  antes   de  obtener  beneficios  penitenciarios,  pero  como  el  máximo  de  cumplimiento  son  20  años,  el   reo   cumplirá   20   años   y   saldrá   a   la   calle,   por   tanto   saldrá   sin   cumplir   ningún   beneficio   penitenciario,  con  las  consecuencias  resocializadoras  que  ello  supone  para  el  sujeto)  .   Especial  referencia  al  tratamiento  como  derecho  del  penado   -­‐El   tratamiento   es   siempre   voluntario   y   no   se   le   puede   sancionar   por   no   seguir   el   tratamiento   individualizado   propuesto.   Art.   59   LOPG   “1.El   tratamiento   penitenciario   consiste   en   el   conjunto  de  actividades  directamente  dirigidas  a  la  consecución  de  la  reeducación  y  reinserción   sociales   de   los   penados.   2.El   tratamiento   pretende   hacer   del   interno   una   persona   con   la   intención   y   la   capacidad   de   vivir   respetando   la   Ley   penal,   así   como   de   subvenir   a   sus   necesidades.  A  tal  fin,  se  procurará,  en  la  medida  de  los  posible,  desarrollar  en  ellos  una  actitud   de   respeto   a   sí   mismos   y   de   responsabilidad   individual   y   social   con   respecto   a   su   familia,   al   prójimo   y   a   la   sociedad   en   general”.  Es  parte  esencial  del  tratamiento  el  trabajo  penitenciario,   es   un   derecho-­‐deber   del   recluso,   siempre   que   sea   un   trabajo   que   respete   la   dignidad   de   los   penados,  caso  de  ser  productivo,  será  remunerado  y  con  alta  en  la  seguridad  social.   • Características:   o Voluntario   o Individualizado   o Programado   o Complejo   § Actividades  formativas   § Programas  y  técnicas  psicosociales   § Contactos  con  el  exterior   o Continuo  y  dinámico  en  función  de  la  evolución  del  interno.     11.2.Cumplimiento  de  la  pena  y  resocialización     33   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     11.3.Presupuestos  y  requisitos  de  la  libertad  condicional   -­‐La  concesión  de  la  libertad  condicional,  que  realiza  el  Juez  de  vigilancia  penitenciaria,  supone   que  el  recluso  sale  del  centro  y  éste  realiza  su  vida  fuera  del  centro  penitenciario,  esa  libertad   está   sometida   al   hecho   de   no   delinquir,   debido   a   que   está   cumpliendo   aún   pena,   en   caso   de   cometer   otro   delito,   volverá   al   centro   penitenciario   y   cumplirá   la   pena   que   le   quedaba,   además   de   la   nueva   condena   por   el   delito   cometido.   Además,   el   juez   de   vigilancia   penitenciaria   podrá   imponerle   alguna   de   las   reglas   de   conducta   de   los   arts.   83   y   96.3   CP,   caso   de  incumplirse  también  deberá  volver  al  centro  penitenciario  a  cumplir  su  pena.   Los  requisitos  en  el  régimen  general  están  en  el  art.  90.1  CP:   • Poner  o  clasificar  al  recluso  en  el  3er  grado  penitenciario.   • Extinción  de  ¾  de  la  condena,  haber  cumplido  esa  parte  de  la  misma.   • Buena   conducta   y   pronóstico   individualizado   y   favorable   de   reinserción   social   (obtención  de  un  informe  favorable,  que  lo  emitirá  la  junta  penitenciaria,  basándose  en   una  observación  directa  del  recluso).  No  se  podrá  hacer  el  informe  favorable  sin  que  se   den  2  cosas:   o Satisfacción  de  la  responsabilidad  civil  derivada  del  delito  (exigencia  para  el  informe   de   buena   conducta,   sopesando   la   condición   económica   del   recluso,   valorando   el   juez  el  esfuerzo  que  ha  realizado  el  sujeto  para  la  satisfacción  de  ésta).   o Para   casos   de   terrorismo   y   organizaciones   criminales,   deberán   dar   signos   inequívocos  de  haber  abandonado  los  fines  y  los  medios  de  la  actividad  terrorista,   y   además   una   colaboración  activa  con  las  autoridades   para   poder   identificar   a   más   responsables  de  delitos  relacionados.   Los  requisitos  para  los  supuestos  especiales,  art.  91  CP:   • Extinción  de  las  2/3  partes  de  la  condena.   • Si  cumplen:   o Además   de   2   (a)   y   c))   de   los   requisitos   del   art.   90   CP,   ha   participado   en   programas  de  reparación  a  las  víctimas  o  desintoxicación.   o No  han  sido  delitos  referentes  a  organizaciones  y  grupos  terroristas  o  delitos  de   terrorismo.   • Art.   92   CP,   para   aquellos   que   por   edad   o   enfermedad   grave   con   padecimientos   incurables  pueda  acceder  directamente  a  la  libertad  condicional:   o No  se  prevé  periodo  de  seguridad.   o Se  exige  pronóstico  favorable  de  reinserción.     11.4.El  trabajo  penitenciario   -­‐El   trabajo   penitenciario   no   es   un   beneficio   penitenciario   actualmente,   pero   sí   es   parte   del   tratamiento  de  resocialización:   • Concepto  amplio.   • Derecho-­‐deber  del  recluso  (pese  a  que  se  diga  que  el  trabajo  penitenciario  es  un  deber   de   los   reclusos,   no   se   le   puede   sancionar   por   no   ejercerlo),   el   trabajo   podrá   realizarse   dentro  o  fuera  (fuera  únicamente  los  sometidos  al  tercer  grado  penitenciario).   • Respeto   a   la   dignidad   de   los   internos   y   no   supeditado   a   intereses   económicos   de   la   administración.   • Si  es  productivo,  remunerado  y  se  dará  de  alta  en  la  seguridad  social.     11.5.Los  beneficios  penitenciarios  (NO  ENTRA  PARA  EL  EXAMEN)   11.6.Breve  referencia  a  los  problemas  planteados  por  la  prisión  provisional  (NO  ENTRA   PARA  EL  EXAMEN)       34   Vicente  Olmos  Ros     Apuntes   Introducción  Penal   Lección  12  –  Causas  de  la  extinción  de  la  responsabilidad  penal  y   rehabilitación     12.1.Muerte  del  reo  y  cumplimiento  de  la  condena   -­‐Art.  130.1.1º  CP,  la  muerte  del  reo  produce  la  extinción  de  la  responsabilidad  criminal,  pero   seguiría  viva  la  responsabilidad  civil,  la  cual  persistiría  en  la  herencia  del  reo.   -­‐Art.   130.1.2º   CP,   el   cumplimiento   de   la   condena   también   es   causa   de   la   extinción   de   la   responsabilidad  criminal.   -­‐Art.  130.1.3º  CP,  también  será  la  remisión  (el  fin  de  la  suspensión  por  parte  del  cumplimiento   de  ésta  impuesta  por  el  juez)  una  causa  definitiva  de  la  extinción  de  la  responsabilidad  penal.   -­‐Además  está  el  indulto  (art.  130.1.4º  CP),  la  prescripción  del  delito  (art.  130.1.6º  CP)  o  de  la   pena  (art.  130.1.7º  CP)  y  el  perdón  del  ofendido  (art.  130.1.5º  CP)  para  aquellos  delitos  que   así  lo  permiten.     12.2.Amnistía  e  indulto   1.El  indulto  –  Art.  130.1.4º  CP  y  art.  62.  I)  CE,  el  indulto  también  es  otra  causa  de  extinción  de   la  responsabilidad  penal  (subsiste  la  responsabilidad  civil  y  los  antecedentes  penales  pese  a  la   concesión   de   un   indulto).   Lo   otorga   el   Gobierno   mediante   Real   Decreto   por   resolución   del   Consejo  de  Ministros,  se  solicita  al  Ministro  de  Justicia.  Es  una  herencia  del  derecho  de  gracia   que  otorgaban  los  monarcas  a  lo  largo  de  la  historia.  El  indulto  está  regulado  en  una  ley  de  18   de   Junio   de   1870   (reglas  para  el  ejercicio  de  la  gracia  del  indulto),   su   última   modificación   es   del   año   1988,   pese   a   ello   es   una   ley   bastante   arcaica   que   no   se   ajusta   en   muchos   de   sus   aspectos  al  sistema  penal  actual.     El   indulto   tiene   su   justificación   en   la   aplicación   de   la   ley   por   los   jueces   en   determinadas   ocasiones,  que  llevan  a  consecuencias  que  no  son  las  específicas  de  la  idea  de  justicia,  siempre   basadas   en   razones   y   criterios   de   equidad,   de   justicia   social,   etcétera.   El   derecho   de   indulto   tenía  su  justificación  en  el  concepto  de  Estado  absoluto,  pero  se  plantean  serias  dudas  sobre   su  necesidad  en  un  estado  de  derecho,  y  en  caso  de  mantenerse,  sí  ese  indulto  debería  estar  en   manos  del  ejecutivo  (Gobierno)  o  en  manos  del  poder  judicial  sólo.  El  indulto  puede  otorgarse   parcial  o  totalmente  (que  afectan  a  una  de  las  penas  o  a  todas,  o  a  una  parte  de  la  pena,  con  el   fin   de   reducir   la   pena   hasta   límites   de   pena   que   sean   suspendibles   o   sustituibles,   Ej.   De   los   mossos   de   escuadra),   lo   normal   es   que   se   de   el   indulto   parcial   únicamente.   Se   tendrán   en   cuenta  los  informes  favorables  o  desfavorables  del  tribunal,  será  necesario  que  sea  favorable   el   informe   para   otorgar   el   indulto   total,   si   el   informe   es   desfavorable,   sólo   se   podrá   otorgar   el   indulto  parcial.  El  indulto  podrá  solicitarse  por  cualquier  particular,  por  el  tribunal  o  de  oficio   por   el   Gobierno.   El   indulto   se   aplicará   a   un   sujeto   particular,   no   podrá   otorgarse   a   una   generalidad,   debido   a   que   debe   tratarse   un   delito   y   no   una   generalidad   de   delitos   en   él,   la   CE,   en   su   art.   62.   i)   CE,   prohíbe   expresamente   los   indultos   generales.   En   la   STS   sala   C-­‐A   de   20/11/2013,   se   expone   que   las   razones   de   equidad   y   proporcionalidad   por   las   cuáles   el   Gobierno   dicta   un   indulto,   el   tribunal   podrá   comprobar   que   exista   el   soporte   documental   y   legal   necesario   (sin   poder   entrar   el   tribunal   a   valorar   lo   que   en   ellos   se   contengan),   para   comprobar  que  exista  la  acreditación  de  las  razones  de  equidad,  etcétera  que  existen  en  la  ley   de   indulto   de   1870.   El   art.  4.4  CP   permite   solicitar   la   suspensión   de   la   pena   mientras   se   da   la   tramitación   de   la   solicitud   de   indulto,   con   el   fin   de   que   la   ejecución   de   la   pena   frustraría   la   finalidad  del  indulto,  así  como  en  caso  de  dilaciones  indebidas  del  proceso.   2.La  amnistía  –  No  aparece  ni  en  el  CP  ni  tampoco  en  la  CE,  es  una  manifestación  del  derecho   de  gracia.  Se  realiza  a  través  de  una  ley  (ley  parlamentaria)  y  no  se  exige  a  los  beneficiarios  de   ella  la  existencia  previa  de  una  condena  por  los  delitos.  La  amnistía  borra  todos  los  efectos  del   delito,   con   ella   se   hace   como   si   el   delito   o   delitos   incluidos   en   la   ley   nunca   hubiesen   existido,   con   independencia  de  que  hubiesen  sido  o  no  condenados.     35   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     12.3.El  perdón  del  ofendido   -­‐Art.   130.1.5º   CP,   sólo   podrá   extinguir   la   responsabilidad   penal:   1.sí   el   delito   es   un   delito   privado  o  semi-­‐público  (es   decir,   aquellos   que   no   pueden   perseguirse   de   oficio   por   parte   del   Estado  sin  denuncia  previa  del  agraviado),  y  2.la  eficacia  del  perdón  debe  de  estar   reflejada   expresamente  en  la  tipificación  por  el  legislador  para  ese  delito,  si  no  se  prevé  no  se  extingue.   Ese   perdón   deberá   otorgarse   por   el   ofendido   o   por   su   representante   legal   si   es   menor   o   incapaz,  deberá  hacerse  ante  el  juez,  expresamente  y  anterior  a  la  sentencia.  Está  previsto  en   muy  pocos  delitos,  y  sólo  para  delitos  que  no  pueden  ser  perseguidos  por  el  Estado.     12.4.Prescripción  del  delito   -­‐Art.   130.1.6º   CP,   supone   el   transcurso   de   un   plazo   determinado   tras   la   comisión   del   delito,   sin  que  éste  sea  juzgado,  en  cuyo  caso  el  Estado  dejará  de  poder  ejecutar  la  pena.     Fundamento  de  la  prescripción  del  delito:  1.principio  de  seguridad  jurídica,  no  se  puede  estar   indefinidamente  pendientes  de  cuando  será  el  delito  juzgado,  2.se  ha  de  propugnar  por  una   eficacia  en  el  tiempo  de  la  justicia,   debido   a   que   si   no   privaría   de   la   eficacia   a   la   teoría  de  la   prevención   general   negativa,   y   cuando   la   pena   no   cumple   los   objetivos,   la   imposición   de   la   pena   sólo   tendría   un   fin   retributivo,   3.además   existe   una   cuestión  procesal,  cuanto  más  tiempo   trascurre,  más  difícil  serán  los  efectos  probatorios.   Existen   delitos   especialmente   graves   que   son   imprescriptibles,   los   de   terrorismo   que   hayan   causado  muertes  (art.  131.4  CP)  y  aquellos  contra  la  comunidad  internacional.   Los   plazos   de   prescripción   están   plasmados   en   el   art.   131   CP.   El   plazo   de   prescripción   va   aumentando   cuando   el   delito   o   la   falta   es   más   grave.   Hay   supuestos   especiales   en   caso   de   delito  continuado,  concurso  de  infracciones  y  penas  compuestas.  El  plazo  de  prescripción  se   contará  desde  el  plazo  más  amplio,  dando  igual  que  las  penas  sean  facultativas  o  no,  siempre   se   tomará   el   máximo   para   medir   la   prescripción.   El   plazo   comienza   a   contarse   en   el   momento   en  el  que  el  delito  se  consuma  (cuando  el  sujeto  realiza  todos  los  elementos  típicos  del  delito).   Ej.  Para  el  homicidio  (10-­‐15  años),  sería  el  plazo  de  20  años,  comenzando  a  contar  desde  el  día   de  la  muerte  de  la  víctima.   Comienzo   del   computo   del   plazo.  Para  casos  de  1.delito   continuado,  comienza  a  contar  cuando   se   consuma   la   última   de   las   infracciones.   Para   casos   del   2.delito   permanente   (como   en   un   secuestro)   comenzará   a   contar   al   acabar   la   situación   jurídica.   Y   cuando   las   3.víctimas   son   menores  de  edad,  recogidas  en  el  p.3  del  art.  132.1  CP,  comenzará  a  contarse  la  prescripción   cuando  la  víctima  fallece  o  cuando  ésta  cumpla  la  mayoría  de  edad  (debido  a  que  la  víctima  se   considera  que  no  será  consciente  de  que  es  víctima  de  un  delito  hasta  que  cumpla  la  mayoría   de  edad,  ya  que  no  podrán  ser  conscientes  de  ciertas  conductas  delictivas).   Interrupción  del  plazo  de  prescripción.  Ha  sido  modificado  por  la  LO  5/2010  para  acabar  con  la   controversia   entre   el   TS   y   el   TC   sobre   la   materia   (el   TC   estableció   el   criterio   de   que   la   prescripción   se   interrumpía   cuando   se   admitía   la   querella   y   no   por   el   mero   hecho   de   presentarla,  al  cuál  el  TS  se  negó  a  aplicar).  Actualmente,  la  denuncia  o  la  querella  suspende  el   plazo  de  prescripción,  es  decir,  deja  de  correr  durante  un  tiempo  (6  meses  en  casos  de  delito  y   2  meses  en  caso  de  faltas),  en  ese  tiempo  el  juez  deberá  pronunciarse  sobre  ellas,  pudiendo  el   juez   admitirlas   o   no.   Si   no   las   admite   la   prescripción   correrá   como   si   nunca   se   hubiese   interpuesto   la   demanda,   pero   si   el   juez   admite   a   trámite   la   querella   la   interrupción   de   la   prescripción  se  entiende   retroactivamente  a  cuando  se  puso  la  querella,  el  plazo  se  pondría  a   0   (se   interrumpiría),   con   el   fin   de   que   comience   a   contar   desde   0   para   que   durante   la   instrucción  del  caso  (que  puede  ser  muy  larga)  no  llegue  a  prescribir  la  conducta  delictiva.   El   plazo   se   interrumpe   cuando   “el   procedimiento   se   dirija   contra   la   persona   indiciariamente   (*conforme  a  prueba  de  los  indicios  de  un  delito)  responsable  del  delito  o  falta”  (art.  132.2  CP),   es   decir,   que   cuando   se   producía   una   querella   o   una   denuncia   el   plazo   se   interrumpía   (en   esa   interrupción  es  donde  recaía  la  controversia  entre  TS  y  TC).     36   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     Esta   interrupción   del   plazo   de   prescripción   favorece   los   procedimientos   largos,   donde   el   perjudicado   es   el   acusado,   que   sufrirá   la   denominada   pena   de   banquillo,   al   estar   constantemente  involucrado  en  un  proceso  por  largo  tiempo,  pese  a  que  al  final  no  resultase   culpable  ya  habría  sufrido  la  denominada  pena  de  banquillo.     12.5.Prescripción  de  la  pena   -­‐Art.  130.1.7º  CP,  supone  el  transcurso  de  cierto  tiempo  tras  la  imposición  de  la  pena,  o  tras   una  interrupción  de  su  cumplimiento,  sin  que  se  cumpla.  La  pena  prescribe  si  trascurren  los   plazos   establecidos   en   el   art.   133   CP   sin   que   ésta   haya   sido   ejecutada.   El   dies  a  quo   (día   de   comienzo)   será   desde   que   la   sentencia   es   firme   o   del   quebrantamiento   de   la   condena   por   parte  del  sujeto.  *La  prescripción  es  algo  que  los  tribunales  deberán  apreciar  de  oficio.     12.6.Cancelación  de  antecedentes  delictivos  y  rehabilitación   -­‐Arts.   136   y   ss.   Cuando   las   sentencias   son   firmes,   se   inscriben   en   el   Registro   Central   de   Penados  y  Rebeldes  de  la  pena  impuesta,  según  el  art.  252  LECrim.,  los  tribunales  remitirán   directamente   a   dicho   Registro   notas   autorizadas   de   las   sentencias   firmes   en   las   que   se   imponga   alguna   pena   por   delito.   Éstos   antecedentes   penales   no   son   públicos.   Estos   antecedentes  penales  pueden  ser  un  obstáculo  para  la  reinserción  social.   Requisitos  para  la  cancelación  de  los  antecedentes  penales,   art.   136.2   CP,   el   trascurso   de   esos   plazos   serán   posibles   si   el   sujeto   no   delinque   de   nuevo,   y   habrá   de   tener   satisfecha   la   responsabilidad   civil   pertinente   (observándose   el   posible   caso   de   su   imposibilidad   económica).   La   cancelación   de   los   antecedentes   debe   ser   de   oficio,   aunque   también   podrá   ser   a  solicitud  del  interesado.     Lección  13  –  Las  medidas  de  seguridad  en  concreto     13.1.Las  medidas  de  seguridad  en  el  Derecho  positivo  español:  concepto  y  clases   -­‐Las   medidas   de   seguridad   tienen   su   fundamento   en   la   peligrosidad   del   sujeto,   mediante   la   prevención  especial.  Las  medidas  de  seguridad  suponen  una  forma  de  castigar  a  personas  que   no  pueden  serlo  (por  falta  de  capacidad  por  ejemplo),  se  ha  denominado  como  un  fraude  de   etiquetas   (imposición   de   medidas   de   seguridad   muy   parecidas   a   las   penas   de   privación   de   libertad).  El  juez  sólo  podrá  imponer  medidas  de  seguridad  que  estén  en  la  ley.   Presupuestos  para  su  imposición:  1.La  peligrosidad  criminal  del  sujeto,  se  hará  una  prognosis   de   comportamiento   futuro,   a   excepción   de   la   libertad   vigilada   impuesta   a   imputables  (caso   de  la  reforma  de  2010),  en  caso  de  no  imputables  o  de  semi-­‐imputables,  es  decir,  deficientes   mentales   o   sujetos   con   sus   capacidades   intelectuales   mermadas   (Ej.   una   persona   ebria),   el   juez   tendrá   que   modular,   haciendo   un   juicio   de   futuro   para   la   adopción   de   la   medida   de   seguridad,   pero   2.para   imponer   una   medida   de   seguridad   será   necesario   la  comisión   de   un   delito  previo,  art.  6.1  CP,  no  valen  medidas  predelictuales,  como  la  ley  de  vagos  y  maleantes.   Límites  y  garantías  previstos  para  las  penas:  El  juez  deberá  imponer  las  medidas  de  seguridad   en  los  límites  y  con  las  garantías  de  carácter  material  y  formal  que  tenga  la  pena.  El  límite  a  su   duración  deberá  de  ser  proporcional  al  delito  cometido  (art.  6.2  CP),  como  máximo  tendrá  la   duración  del  máximo  del  marco  penal  del  acto  cometido.   Imposición:  El  juez  podrá  modular  la  medida  de  seguridad  en  caso  de  que  el  sujeto  mejore  con   el  tiempo,  o  cambie  en  general,  hasta  el  hecho  de  dar  por  acaba  la  medida  de  seguridad.  Puede   coincidir   excepcionalmente   (frente   a   sujetos   que   tienen   mermadas   sus   capacidades   intelectuales)  que  se  de  una  medida  de  seguridad  junto  con  el  cumplimiento  de  la  pena,  si  son   de   distinta   naturaleza   se   dará   un   cumplimiento   simultáneo,   y   si   son   de   igual   naturaleza   versara  el  sistema  vicarial  para  sujetos  semi-­‐imputables,  dándose  un  cumplimiento  primero   de  la  medida  de  seguridad  y  posteriormente  de  la  pena,  sistema  vicarial.     37   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal       -­‐En   el   año   2010,   se   introduce   una   medida   de   seguridad   de   libertad   vigilada   que   puede   ser   impuesta   a   sujetos   imputables,   suponiendo   una   novedad   importante.   Se   introduce   para   regular   situaciones   en   las   que   había   delincuentes   que   habían   sido   condenados   a   una   pena   (terrorismo,   delincuentes   sexuales,   etcétera),   habían   cumplido   ésta,   pero   seguían   siendo   peligrosos,  se  introdujo  este  elemento  ante  la  imposibilidad  de  alargamiento  de  la  pena.  Art.   106  CP,  se  trata  de  una  medida  de  seguridad  que  no  persigue  ningún  fin  de  resociabilización,   tan  sólo  de  neutralizar  al  sujeto  potencialmente  peligroso  todavía.  El  juez  podrá  inaplicar  la   libertad  vigilada,  en  caso  de  ser  delincuentes  primarios  y  caso  de  que  no  se  estime  que  sean   peligrosos.   El   juez   cuando   condena,   impone   la   pena   y   una   vez   trascurrida   ésta,   cumplirá   la   libertad   vigilada   (pero   el   juez   no   dicta   que   tipo   de   medida   será,   la   elección   del   tipo   de   medida   está   en   manos   del   tribunal   de   vigilancia   penitenciaria),   sin   que   esta   medida   de   seguridad   descuente   tiempo   de   pena   alguna.   El   desconocimiento   de   la   elección   del   tipo   de   medida   adoptada   en   el   caso   de   la   libertad   vigilada   puede   llevar   a   un   caso   de   indeterminación   de   la   pena  por  parte  del  penado.     13.2.El   estatuto   de   la   víctima   en   el   proceso   penal.   Medidas   legales   de   protección   y   apoyo  a  las  victimas  de  delitos  (NO  ENTRA)     Lección  14  –  Responsabilidad  civil  y  costas  procesales  (Prácticas   y  costas  procesales  NO  entra)     14.1.Las  medidas  de  seguridad  en  el  Derecho  positivo  español:  concepto  y  clases   14.2.Restitución,  reparación  del  daño  e  indemnización  de  perjuicios   14.3.De  las  personas  civilmente  responsables  de  los  delitos  o  faltas.  Especial  referencia   a  los  aseguradores  y  a  los  responsables  civiles  subsidiarios   14.4.Modalidades  específicas  de  responsabilidad  civil  ex  delito   14.5.Transmisibilidad  y  extinción  de  la  responsabilidad  civil   14.6.Las  costas  procesales   14.7.Orden  de  prelación  en  el  cumplimiento  de  las  responsabilidades  pecuniarias   14.8.Las  consecuencias  accesorias:  Naturaleza  jurídica  y  clases     Lección   15   –   Responsabilidad   por   el   hecho   punible   (Teoría   y   Prácticas)     15.1.Modelos  de  imputación   15.2.Responsabilidad  penal  de  la  persona  física     a)Responsabilidad  penal  del  menor.  Concepto.  Ámbito  objetivo.  Ámbito  personal   -­‐La   mayoría   de   edad   penal   es   18   años   (por   encima   de   esta   edad   se   aplica   el   CP),   la   responsabilidad   penal   a   menores   (de   14   a   18   años)   se   exige   conforme   a   la   Ley   de   responsabilidad  penal  del  menor,  y  por  debajo  de  14  años  no  existe  responsabilidad  penal,  un   menor   de   14   años   sólo   podrá   ser   juzgado   mediante   las   medidas   del   C.Civil.   En   esa   ley   se   regula   expresamente   la   mediación,   se   regulan   2   formas   de   mediación,   la   conciliación   (pedir   perdón  a  la  víctima)  y  la  compensación  (reparar  el  daño  como  compensación  y  cumplimiento),   como   cauces   alternativos   para   poner   fin   al   proceso.   Es   positivo   en   el   momento   en   el   que   se   enfrenta   al   menor   con   las   consecuencias   de   su   delito.   Los   delitos   y   las   faltas   que   puede   cometer  son  los  regulados  en  el  CP,  en  la  ley  del  menor  se  regula  sólo  la  ejecución  de  dichas   penas,   por   tanto,   son   los   mismos   delitos   y   faltas,   mismas   eximentes   del   CP,   así   como   las   garantías  penales  y  procesales,  pero  con  el  tratamiento  específico  de  la  ley  penal  del  menor.     38   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     b)Medidas  aplicables  a  menores.  Ejecución     c)La   responsabilidad   civil   y   la   medición   en   la   Ley   Reguladora   de   la   Responsabilidad  Penal  de  los  menores     15.3.Responsabilidad  penal  de  las  personas  jurídicas   -­‐Se  introdujo  en  el  año  2010  a  través  de  la  LO  5/2010.  Lo  más  importante  fue  la  regulación,   por   primera   vez,   de   la   responsabilidad   penal   de   las   personas   jurídicas.   Lo   que   venía   sucediendo  hasta  ese  momento  era  que  los  mayores  peligros  no  procedían  de  personas  físicas,   sino   que   provenían   de   personas   jurídicas,   como   por   ejemplo   en   el   tema   de   medioambiente,   donde  los  mayores  infractores  son  personas  jurídicas  y  no  físicas.   Esta  responsabilidad  penal  a  las  personas  jurídicas  rompe  con  el  sistema  penal  liberal,  debido   a   que   los   conceptos   de   este   derecho   penal   estaban   enfocados   a   personas   físicas,   conceptos   como   el   dolo   sólo   tienen   cabida   en   personas   físicas.   Hasta   la   entrada   en   vigor   en   2010,   los   jueces  y  tribunales  tenían  que  rebuscar  dentro  de  la  estructura  de  la  persona  jurídica,  con  el   fin  de  encontrar  a  la  persona  física  a  la  cual  debe  asignarse  las  responsabilidad  por  el  hecho,   hablamos  de  personas  jurídicas  complejas  e  incluso  un  conglomerado  de  personas  jurídicas,   siendo   muy   difícil   encontrar   a   una   persona   física   responsable.   El   único   mecanismo   que   facilitaba   el   CP,   era   el   art.   129   CP   (también   modificado   en   el   2010),   en   él   se   reconoce   un   elenco   de   medidas,   que   no   se   sabe   si   son   penas   o   son   medidas   de   seguridad,   las   cuales   imponen   contratar   con   la   AP,   o   medidas   similares,   pero   para   poder   imponer   estas   medidas   se   exigía  que  se  hubiese  condenado  a  una  persona  física  previamente.   1.La   responsabilidad   de   la   persona   jurídica   tiene   carácter   autónomo   frente   a   la   responsabilidad   de   la   persona   física,   pudiendo   seguir   caminos   distintos,   pero   para   poder   exigir  la  responsabilidad  a  la  persona  jurídica,  habrá  de  poder  darse  también  en  una  persona   física   (que   ejecuta   materialmente   ese   delito),   una   vez   constatado   el   hecho   material   por   una   persona   física,   las   penas   a   la   persona   jurídica   y   física   siguen   caminos   distintos.   Ello   plantea   la   posible   vulneración   de   bis   in   ídem,   debido   a   que   cuando   la   persona   jurídica   es   unipersonal   puede   llevar   a   crítica,   pese   a   que   sean   sujetos   totalmente   diferenciados,   así   actúan   en   el   mercado  como  2  entes  distintos,  el  legislador  ha  dicho  que  no  se  da  el  incumplimiento  del  non   bis  in  ídem,  debido  a  que  las  penas  son  distintas.   2.Posibilidad  de  acumulación  a  la  de  la  persona  física,  el  legislador  prevé  en  el  art.  31.2  bis   CP   con   el   fin   de   que   la   multa   no   sea   desproporcionada   en   caso   de   acumularse   en   persona   jurídica   y   física,   lo   cual   genera   la   idea   de   que   si   puede   existir   alguna   vulneración   del   principio   non  bis  in  ídem.   3.Sistema   de   numerus   clausus,   sólo   existe   un   elenco   taxativo   de   delitos   por   los   que   una   persona  jurídica  puede  cometer,  es  decir,  una  persona  jurídica  no  puede  cometer  todo  tipo  de   delitos  del  CP.  En  este  númerus  clausus  no  están  delitos  importantes,  como  los  delitos  contra   los   trabajadores,   algunos   delitos   importantes   contra   la   salud   pública   (sólo   está   el   tráfico   de   drogas,  pero  no  la  alteración  de  alimentos  o  de  fármacos).     ¿Qué  sucede  cuando  no  está  el  delito?  Algunos  autores  remiten  al  art.  129  CP,  pero  la  realidad   es  que  si  se  quiere  respetar  el  principio  de  legalidad,  hay  que  observar  que  existe  una  laguna   legislativa   en   esta   materia.   Por   tanto,   para   lo   no   recogido   en   el   CP   sólo   se   podrán   imponer   sanciones  administrativas,  pero  no  penas  del  CP.   Ámbito  de  aplicación  subjetiva  de  la  aplicación  de  la  RPPJ   -­‐En   el   art.   31.5   bis   CP   se   establecen   las   personas   jurídicas   que   están   exentas   de   la   responsabilidad  penal  (Estado,  AP  territoriales  e  institucionales,  etcétera).   La   primera  vía  de  la  imputación  de  la  persona  jurídica,   será   cuando   sus   administradores   (de   hecho   o   de   derecho)   o   sus   representantes   legales   (éstos   tienen   capacidad   para   obligar   a   la   persona  jurídica),   cometen   un   acto   ilegal,   se   trata   de   altos   mandatarios   de   la   persona   jurídica   y  se  entienden  que  sus  hechos  son  los  que  dictan  la  realidad  que  la  persona  jurídica  quiere.  De   estos  delitos  se  derivará  responsabilidad  para  la  persona  jurídica  así  también  como  la  física.  El     39   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     delito  debe  cometerse  en  nombre  y  por  cuenta  de  la  persona  jurídica,  y  éste  no  ha  de  realizarse   en  su  beneficio  propio,  sino  en  a  favor  de  la  persona  jurídica   (se   exige   una   conducta   idónea   para   favorecer  a  la  persona  jurídica).  Establecido  en  el  art.  31.1  bis  párr.  1º  (pese  al  principio  de   culpabilidad   del   derecho   penal,   dice   que   la   responsabilidad   penal   es   intrasmisible,   la   doctrina   entiende  que  ha  de  constatarse  un  defecto  de  organización,  es  decir,  que  la  persona  jurídica   no   cuente   con   instrumentos,   sistemas   de   auto-­‐responsabilidad,   que   prevean   detectar   y   sancionar   delitos   de   esta   índole,   por   tanto,   se   entiende   que   la   persona   jurídica   es   castigada   por   su   conducta   de   defecto  de  organización.   Pese   a   ello,   la   fiscalía   acusa   según   el   delito   y   no   el   defecto  de  organización).   La  segunda  vía  de  la  imputación  de  la  persona  jurídica,  en  el  art.  31.1  bis  párr.  2º,  se  aplica  a  las   personas  jurídicas,  las  cuales  podrán  ser  condenadas  penalmente,  por  quien  estando  bajo  la   dirección  de  éstas  cometan  delitos  por  no  haberse  ejercido  sobre  ellos  el  debido  control  (aquí  si   se  contempla  el  defecto  de  organización),  incrementando  el  riesgo  de  delito.  En  este  caso  si  se   usa   como   vía   de   imputación   el   defecto   de   organización.   Para   librarse   de   este   defecto   de   organización  (como  medio  de  escape  de  la  responsabilidad  de  la  persona  jurídica),  no  basta   con   que   la   persona   jurídica   presente   un   sistema   sin   más,   ese   sistema   habrá   de   ser   adecuado   a   las   características   de   la   persona   jurídica   y   deberá   ser   un   sistema   eficaz   con   personas   asignadas  a  que  se  lleve  a  la  puesta  en  práctica  de  éste.   Circunstancias  modificativas  de  la  RPPJ   -­‐No   se   le   pueden   aplicar   las   agravantes   de   las   personas   físicas,   las   personas   jurídicas   sólo   tienen   atenuantes,   tiene   2   nuevas   añadidas   por   el   legislador,   únicamente   para   las   personas   jurídicas   y   otros   2   atenuantes   ya   previstos   para   las   personas   físicas,   art.   31.4   bis   CP.   1.Confesión   del   delito   antes   de   inicio   del   procedimiento,   2(parte  nueva).Colaboración   activa   con   la   investigación   en   cualquier   momento   del   proceso   con   la   aportación   de   pruebas  nuevas  y   decisivas,   3(atenuante   nueva   entera).Establecimiento   de   sistemas   de   prevención   y   descubrimiento   de   futuros   delitos   antes   de   la   apertura   de   juicio   oral   (es   decir,   una   mejora   del   sistema  de  auto-­‐control  de  la  persona  jurídica),  4.Reparación  del  daño  antes  del  juicio  oral.   Las  penas  de  las  personas  jurídicas   -­‐Arts.  33  y  66  bis  CP.  El  principio  de  responsabilidad  de  las  penas  puede  verse  afectado  en  el   caso  de  la  imposición  de  penas  de  las  personas  jurídicas.   Las   penas   en   las   personas   jurídicas   se   basan   principalmente   en   multas.   Las   penas   de   las   personas  jurídicas  son  todas  penas  graves  (art.  33.7  CP)  que  persiguen  apartar  a  la  persona   jurídica   del   foco   del   delito   (función   inocuizadora,   privándola   de   ayudas   públicas,   etcétera),   además  de  que  el  juez  podrá  asignar  un  administrador  o  un  supervisor  (éste  se  encargará  de   que   la   PJ   pague   la   pena   de   multa   y   no   la   evada),   que   persigue   minimizar   el   impacto   de   las   penas  sobre  trabajadores  y  acreedores  (es  decir,  sobre  terceros),  asegurándose  que  ésta  no  se   vaya  a  pique.   La   pena  de  multa   es   la   protagonista,   su   limite   será   de   10   días   a   5   años,   será   o   días   multa   o   multa   proporcional.   Pero   el   legislador   no   dice   nada   sobre   la   proporcionalidad   de   ésta,   debido   a  la  dificultad  de  saber  la  capacidad  económica  de  la  persona  jurídica,  por  tanto,  la  estimación   para  la  imposición  de  la  multa  es  ardua  difícil.  También  se  prevé  la  posibilidad  de  acordar  el   pago  aplazado  (con  el  fin  de  que  la  PJ  no  cierre  y  sus  trabajadores  pierdan  sus  empleos),  art.   53.5  CP.   Las  penas  privativas  de  derechos  (inhabilitaciones),  son  facultativas  en  su  imposición  por  parte   del   juez,   y   complementarias   a   las   de   multa.   Su   regulación   se   caracteriza   por   la   flexibilidad,   otorgándose  al  juez  a  amplias  facultades  para  decidir  el  sí,  el  cómo  y  el  cuánto  de  su  aplicación.   Ello   atenta   contra   el   principio   de   seguridad   jurídica   y   de   legalidad,   debido   a   que   las   penas   deben  estar  tasadas  en  el  CP  y  no  dejarse  al  arbitrio  del  juez  (debido  a  que  la  PJ  no  sabe  a  que   se   expone   cuando   comete   la   infracción,   además   de   la   multa,   debido   a   que   el   juez   podrá   poner   una  pena  privativa  de  derechos  en  un  marco  muy  amplio).  Estas  penas  privativas  de  derechos,   van   desde   la   disolución   (para   casos   muy   graves,   del   tipo   de   PJ   pantalla   para   ocultar   una     40   Vicente  Olmos  Ros   Apuntes   Introducción  Penal     actividad  criminal,  o  reincidencia  cualificada,  art.  66  bis  in  fine),  hasta  otro  tipo  de  penas  que   tan  sólo  priven  derechos  a  la  persona  jurídica.  Otro  problema  son  los  marcos  penales  que  no   son  normales,  debido  a  que  se  fijan  de  1  día  hasta  15  años  por  ejemplo.   Determinación  de  las  penas  de  las  personas  jurídicas  (remisión   al   caso   2   de   prácticas,   apartado  12)   12.   En   2011   la   empresa   “Monto   y   Mango   S.A”   no   ha   declarado   a   Hacienda   los   cuantiosos   beneficios   obtenidos   como   consecuencia   de   sus   actividades   en   el   mercado   inmobiliario,   que   ascienden   a   2.000.000  de  euros.  La  sociedad  es  condenada  por  un  delito  de  fraude  fiscal  (arts.  305  y  310  bis  CP).   En  este  caso  estamos  ante  la  imposición  de  la  pena  a  una  persona  jurídica  por  un  delito  de  fraude  fiscal   del   artículo   305   del   CP,   definiéndose   la   pena   en   el   artículo   310   bis   a).   Se   aplacará   la   redacción   posterior  a  2012  por  ser  más  beneficiosa,  pese  a  ser  inculpado  en  2011.   Pena  en  abstracto:  multa  del  tanto  al  doble  de  la  cantidad  defraudada  (porque  el  delito  cometido  por  la   persona  física  tiene  señalado  una  pena  no  superior  a  los  cinco  años  de  prisión.  Art  305.1  CP).   Según  dispone  el  artículo  318  del  CP,  cuando  este  tipo  de  hechos  se  atribuyan  a  una  persona  jurídica,   se   impondrá   la   pena   señalada   a   los   administradores   o   encargados   del   servicio   que   hayan   sido   responsables  de  los  mismos.     Para  determinar  la  pena  imponible  a  la  persona  jurídica  tendremos  que  tomar  en  consideración  que   las  penas  imponibles  a  las  personas  jurídicas  son,   con  carácter  general,    las  previstas  por  el  nº  7  del   artículo  33  del  CP  (las  reglas  de  determinación  de  penas  privativas  de  derechos  están  en  el  art.  66bis   CP),  una  vez  impuestas  las  penas  de  aplican  las  reglas  del  art.  66  bis  CP.       41   ...