TEMA 5 - CONTRATOS (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Contractes
Año del apunte 2016
Páginas 8
Fecha de subida 20/09/2017
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5 – EL INCUMPLIMIENTO Introducción Para determinar si se ha producido un incumplimiento contractual y se puede aplicar el régimen de responsabilidad por incumplimiento, hay que analizar las siguientes cuestiones: Tenemos que analizar una serie de fases que consisten en: 1. Noción de incumplimiento en sentido material Un incumplimiento en sentido material es cualquier desajuste de la realidad con el contrato que provoca la insatisfacción del interés del acreedor (si se pacta entregar 1000€ y el deudor solamente entrega 300€).
Noción amplia de incumplimiento: no realización de la prestación debida, realización de la prestación debida de manera defectuosa o parcial, retraso en la realización de la prestación debida, etc.
o El punto de referencia para saber si ha habido un incumplimiento en sentido material es lo dispuesto en el contrato.
o La determinación de si se ha producido un incumplimiento material corresponde a los tribunales de instancia y, al tratarse de una cuestión de hecho, su valoración no es en principio susceptible de revisión en casación por el Tribunal Supremo.
Supuestos que se incluyen en la noción de incumplimiento en sentido material: - Mora: casos en los que el deudor se retrasa en la realización de la prestación. Por ejemplo, cuando te entregan el objeto con retraso, es decir, no entrega la prestación el día pactado.
- Incumplimiento definitivo: el deudor no realiza ninguna prestación. Por ejemplo, no se entrega la prestación debida.
- Cumplimiento defectuoso: el deudor realiza una prestación defectuosa. cuando se entrega un coche rojo en lugar de un coche azul, de manera que no se adapta a las características del contrato.
1.1 Mora (arts. 1100, 1101, 1108 CC) “Incurren en mora los obligados a entregar o a hacer alguna cosa desde que el acreedor les exija judicial o extrajudicialmente el cumplimiento de su obligación.
No será, sin embargo, necesaria la intimación del acreedor para que la mora exista: 1. Cuando la obligación o la ley lo declaren así expresamente.
2. Cuando de su naturaleza y circunstancia resulte que la designación de la época en que había de entregarse la cosa o hacerse el servicio, fue motivo determinante para establecer la obligación.
En las obligaciones recíprocas ninguno de los obligados incurre en mora si el otro no cumple o no se allana a cumplir debidamente lo que le incumbe. Desde que uno de los obligados cumple su obligación, empieza la mora para el otro”.
Presupuestos de aplicación: o Es necesario que el deudor se retrase en el cumplimiento de la prestación debida, sin embargo, esta prestación sigue siendo posible y útil. También hay que tener en cuenta que el acreedor tenga un interés por la deuda. En el caso que ya no le interesase, estaríamos en un supuesto de incumplimiento definitivo.
o El retraso sea imputable al deudor, es decir, que sea por culpa del deudor. Si el retraso se ha producido por caso fortuito o por un caso de fuerza mayor o un tercero, entonces, no será posible aplicar el régimen de la mora.
o La prestación que debe realizar el deudor tiene que estar vencida y, por lo tanto, ser exigible y, además, tiene que ser líquida. Esto supone que el plazo tiene que estar vencido y por eso se puede exigir la deuda y que sea líquida supone que la prestación esté determinada en el contrato o, al menos, esté determinable.
o Intimación o interpelación (reclamación) del acreedor al deudor para que cumpla:  Intimación mediante una declaración unilateral y recepticia.
 Intimación judicial o extrajudicial.
 Excepciones a la interpelación o intimación al deudor: Tenemos algunos casos en que la mora opera automáticamente:  Cuando las partes han pactado que si el deudor se retrasa, este deudor entre automáticamente en situación de mora.
 Cuando así lo establece la ley, es decir, cuando es por imperativo legal. En caso de las obligaciones recíprocas, se entiende que cuando una de las partes cumple, la otra entra automáticamente en situación de mora. Por ejemplo, la compraventa que genera obligaciones recíprocas. De manera que, si el vendedor vende la cosa y el comprador no paga, entonces, el comprador entra en situación de mora (basta que una de las partes cumpla con su obligación para que la otra entre en situación de mora).
 Cuando se ha fijado un momento de cumplimiento y este ha sido decisivo para la decisión de contratar pero, sin embargo, este momento no puede considerarse un término esencial porque al acreedor todavía le interesa que el deudor realice la prestación. Por ejemplo, si somos escritores y mandamos una novela a una editorial y esta se compromete a tenerla editada para el día de la feria del Libro. Si no la tiene editada para ese día, a nosotros nos interesa igualmente que esa editorial nos la edite.
Prestación debida: o Obligación de dar, hacer o no hacer o Prestación posible o Obligación vencida, exigible, líquida Los efectos para el deudor son los siguientes:  Realización de la prestación debida: En la mora hay un retraso, pero el cumplimiento sigue siendo posible, y esto significa que un primer efecto de la mora es que el deudor realice la prestación debida. Se denomina cumplimiento forzoso. Por ejemplo, la editorial tendrá que entregar la novela editada.
 Indemnización de daños y perjuicios: El deudor en la mora, realiza la prestación debida con retraso. Por lo tanto, hay que aplicar alguna penalización (indemnización). En el caso de las obligaciones pecuniarias (deuda que consiste en un pago de dinero), está indemnización de daños y perjuicios, esta indemnización se denomina interés de demora, y será el interés que hayan pactado las partes y en caso que no hayan pactado nada, será el interés que se prevea en los Presupuestos Generales del Estado (este año era del 4% y antes de las elecciones lo bajarán a 3’75%).
 - Deuda= 10.000 / 20 días / 3’75% - Interés= 10.000 x 20 días / 365 x 0’00375 = 20,55€ Perpetuatio obligationis: si la cosa se pierde o destruye de manera fortuita (sin culpa) estando en poder de un deudor constituido en mora, dicho deudor no queda exonerado de responsabilidad sino que debe pagar una indemnización de daños y perjuicios (se trata de una excepción a la regla general según la cual la pérdida o destrucción de la cosa sin culpa del deudor le exonera de responsabilidad) La mora finaliza cuando (terminación):  Cumple el deudor con la prestación debida  Cuando resulta que, además del deudor, el acreedor también incurre en mora (se niega a recibir el pago o cumplimiento por parte del deudor). Se dice que las moras se compensan.
 Cuando el acreedor purga la mora, lo que supone que ofrece al deudor un plazo al adicional al que estaba previsto cumplir o bien, cuando el acreedor renuncia a aplicar el régimen de la mora si el deudor se retrasa en el cumplimiento.
1.2 Incumplimiento definitivo Se produce un incumplimiento definitivo cuando, llegado el momento del vencimiento de la obligación, la prestación es:  Posible pero inútil: supuestos de término esencial. Un término es esencial cuando es necesario que el cumplimiento se realice en un determinado momento para poder satisfacer el interés del acreedor.
El acreedor podrá resolver el contrato y solicitar una indemnización de daños y perjuicios.
 Imposible: supuestos de imposibilidad sobrevenida (pérdida de la cosa). Según el art. 1122.2º CC, “(…) la cosa se pierde cuando perece, queda fuera del comercio o desaparece de modo que se ignora su existencia, o no se puede recobrar”.
o Reglas de la imposibilidad sobrevenida en las obligaciones de dar:  Exoneración de responsabilidad del deudor si la cosa se pierde sin su culpa (caso fortuito o fuerza mayor) y el deudor no está constituido en mora (art. 1182 CC)  Presunción iuris tantum de culpa del deudor si la cosa se pierde cuando estaba en su poder (art. 1183 CC)  Responsabilidad del deudor si la cosa se pierde por su culpa. El acreedor puede exigir una indemnización de daños y perjuicios.
o El régimen de la imposibilidad sobrevenida en las obligaciones de dar se aplica también a las obligaciones de hacer.
1.3 Cumplimiento defectuoso El cumplimiento defectuoso puede ser:  Cumplimiento irregular: la prestación que realiza el deudor no se corresponde exactamente con la que se había previsto en el contrato. Por ejemplo, entregar una camisa de manga larga cuando se había previsto una camisa de manga corta.
 Cumplimiento parcial: el deudor no realiza toda la prestación debida, si no que cumple en parte el contrato. Por ejemplo, si se tenían que entregar 500kg de naranjas, solamente entrega 200kg.
El CC no contiene una regulación general del cumplimiento defectuoso. Hay que estar a las normas previstas en distintos tipos contractuales [arts. 1484 y ss. CC (vicios o defectos ocultos de las cosas vendidas), 1591 CC (vicios o defectos en las cosas construidas), etc.] y a las leyes especiales que se han ocupado de esta cuestión (por ejemplo, los arts. 114 y ss. TRLGDCU, que regulan el principio de conformidad con el contrato en las compraventas de bienes de consumo).
Según el art. 114 TRLGDCU, el vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, respondiendo frente a él de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del producto. Por su parte, el art. 116.1 señala que, salvo prueba en contrario, se entenderá que los productos son conformes con el contrato siempre que cumplan todos los requisitos que se expresan a continuación, salvo que por las circunstancias del caso alguno de ellos no resulte aplicable: a. Se ajusten a la descripción realizada por el vendedor y posean las cualidades del producto que el vendedor haya presentado al consumidor y usuario en forma de muestra o modelo.
b. Sean aptos para los usos a que ordinariamente se destinen los productos del mismo tipo.
c. Sean aptos para cualquier uso especial requerido por el consumidor y usuario cuando lo haya puesto en conocimiento del vendedor en el momento de celebración del contrato, siempre que éste haya admitido que el producto es apto para dicho uso.
d. Presenten la calidad y prestaciones habituales de un producto del mismo tipo que el consumidor y usuario pueda fundadamente esperar, habida cuenta de la naturaleza del producto y, en su caso, de las declaraciones públicas sobre las características concretas de los productos hechas por el vendedor, el productor o su representante, en particular en la publicidad o en el etiquetado. El vendedor no quedará obligado por tales declaraciones públicas si demuestra que desconocía y no cabía razonablemente esperar que conociera la declaración en cuestión, que dicha declaración había sido corregida en el momento de celebración del contrato o que dicha declaración no pudo influir en la decisión de comprar el producto.
Estos remedios son los siguientes: a. Pedir la sustitución de la prestación defectuosa por otra conforme a la pactada en el contrato y una indemnización de daños y perjuicios, en su caso.
b. Pedir la reparación de la prestación defectuosa y una indemnización de daños y perjuicios, en su caso.
c.
Pedir la reducción del precio y una indemnización de daños y perjuicios, en su caso (no se puede pedir una indemnización por la disminución de valor de la prestación, pues supondría indemnizar dos veces el mismo concepto, pero sí por cualquier otro perjuicio).
d. Pedir la resolución del contrato, si los defectos son muy graves, el deudor no sustituye la prestación defectuosa o no rectifica o repara tales defectos, junto con una indemnización de daños y perjuicios, en su caso.
*A todos estos remedios se le puede sumar la IDP (indemnización por daños y perjuicios).
2. Criterios de imputación de responsabilidad Los criterios de imputación de responsabilidad son criterios de conducta (culpa o dolo) o situación (responsabilidad objetiva) que permiten atribuir responsabilidad al deudor que ha incumplido el contrato en sentido material.
 Criterios de imputación: culpa, dolo, responsabilidad objetiva  La apreciación de culpa, dolo o responsabilidad objetiva es una calificación jurídica susceptible de ser revisada en casación por el Tribunal Supremo.
Para imputar al deudor de responsabilidad tiene que darse uno de los siguientes criterios: 2.1 Culpa (o negligencia) Según el art. 1104 CC, “la culpa o negligencia del deudor consiste en la omisión de aquella diligencia que exija la naturaleza de la obligación y corresponda a las circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar”.
El deudor actúa culposa o negligentemente cuando omite la diligencia que le es exigible:  Diligencia del buen padre de familia (diligencia media).
 Lex artis ad hoc (diligencia profesional): se exige a unas determinadas personas por razón del cargo o de la profesión que realizan. Ejemplo: los abogados que ejercen. También los arquitectos o auditores.
Los tribunales pueden moderar la responsabilidad del deudor en función de la gravedad de su incumplimiento negligente (art. 1103 CC).
2.2 Dolo El deudor actúa dolosamente cuando incumple el contrato de manera consciente y voluntaria, aunque no tenga intención de causar un daño a la otra parte contratante. No es necesario que el deudor tenga la intención de causar un daño a la otra parte del contrato, solo se requiere la intención de incumplir.
Las consecuencias de un incumplimiento doloso son:  El juez no puede moderar la responsabilidad (no puede reducir la indemnización que tiene que pagar el deudor).
 Si las partes han pactado en el contrato que el deudor doloso puede exonerarse en algunos casos, esta cláusula será nula.
 La indemnización que tiene que pagar el deudor doloso va a ser superior a la del deudor negligente.
2.3 Responsabilidad objetiva El CC recoge varios supuestos en los que el deudor responde por el mero hecho del incumplimiento, sin que sea necesario probar un comportamiento doloso o culpable por parte del mismo. Ejemplos: obligaciones pecuniarias, de resultado, genéricas, obligación de entrega de los transportistas (salvo fuerza mayor), obligación de protección de los bienes depositados que incumple a los hoteleros, etc.
- El deudor incumple una obligación pecuniaria (pagar dinero) - El deudor incumple una obligación de resultado: Ejemplo: si un médico de cirugía estética no cumple con el contrato de servicios.
- El deudor incumple la obligación de entregar la cosa debida: cuando no sea por fuerza mayor, el deudor que es transportista responde.
- El deudor es un hotelero que incumple la obligación de proteger las cosas de dentro del hotel.
3. Causas de exoneración de responsabilidad El deudor quedará exonerado de responsabilidad, aunque se haya probado la existencia de un incumplimiento, en los siguientes supuestos:  Caso fortuito y fuerza mayor  Mora del acreedor  Pactos de exclusión de responsabilidad 3.1 Caso fortuito Según el art. 1105 CC, “fuera de los casos expresamente mencionados en la Ley y de los en que así lo declare la obligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse, o que, previstos, fueran inevitables”. La producción de un suceso imprevisible o que, previsto, es inevitable, comportará la exoneración de responsabilidad del deudor. Si, por el contrato, el suceso pudo ser conocido y/o evitado con la diligencia exigible, el deudor responderá frente al acreedor.
Requisitos para la exoneración de responsabilidad:  Sucesos ajenos a la voluntad del contratante incumplidor  Sucesos extraños a la esfera de control del contratante incumplidor  La existencia de caso fortuito y fuerza mayor debe ser probada por el deudor.
3.2 Fuerza mayor Incluye todos aquellos acontecimientos que aunque son previsibles, son, en cambio, inevitables. Ejemplo: todos los fenómenos de la naturaleza como un tornado, vientos insólitos, terremotos, tsunami.
Sin embargo, el deudor no queda exonerado de responsabilidad cuando: o Se trate de un acontecimiento previsible y evitable o Se trate de un acontecimiento dentro de su esfera de control 3.3 Mora del acreedor La mora del acreedor no cuenta con una regulación general en el CC, sino que se encuentra dispersa en varios artículos del mismo. Se puede constituir al acreedor en mora cuando imposibilita o dificulta el cumplimiento del deudor.
Presupuestos:  Obligación vencida y exigible  El deudor ha intentado cumplir pero el acreedor se ha negado a recibir la prestación de manera injustificada o no ha hecho todo lo posible para que aquélla devenga efectiva  No es necesaria una intimación del deudor al acreedor, sino que se produce de manera automática Efectos:  En caso de que el deudor también esté constituido en mora, se producirá una compensación de moras  El acreedor soportará el riesgo de pérdida de la cosa por caso fortuito  Si se trata de una obligación de dar, el deudor puede consignar y liberarse de responsabilidad  Si se trata de una obligación recíproca o sinalagmática, la mora del acreedor comportará la resolución del contrato 3.4 Pactos de exclusión de responsabilidad Las partes contratantes pueden incluir en sus contratos, en virtud del principio de autonomía privada (art.
1255 CC), cláusulas que permitan exonerar de responsabilidad al deudor.
Requisitos de validez de estas cláusulas:  No pueden ser contrarias a los límites a la autonomía privada (ley, moral, orden público). Por ejemplo, el art. 1202 CC declara la nulidad de las cláusulas que exoneren de responsabilidad al deudor doloso.
 En contratos con consumidores, no pueden ser abusivas: o Art. 86.1.I TRLGDCU: es abusiva la cláusula que excluye los derechos legales básicos de los consumidores en caso de incumplimiento del empresario.
o Art. 86.2 TRLGDCU: es abusiva la cláusula que excluye la responsabilidad del empresario por los daños que haya causado.
...

Comprar Previsualizar