La neolitización del Valle del Nilo (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Arqueología - 3º curso
Asignatura Egiptología
Año del apunte 2014
Páginas 2
Fecha de subida 22/10/2014
Descargas 4

Vista previa del texto

La neolitización del valle del Nilo y el periodo predinástico Se sitúa en el paso del Pleistoceno al Holoceno.
a) En el Pleistoceno terminal hubo un periodo de extrema aridez fría que corresponde a la última glaciación en Europa. En el Nilo, la población siguió viviendo aunque explotaron de manera masiva los recursos del río, por lo que este periodo se conoce como adaptación nilótica. También se explotaron cereales silvestres, aunque no se está todavía ante sociedades agrarias.
b) En el Holoceno, el periodo climático actúal, se produjo el final de las glaciaciones. En la primera mitad del Holoceno las poblaciones humanas y animales pudieron volver a poblar el desierto ya que subieron las temperaturas, aumentaron las precipitaciones y aumentó mucho la humedad. A partir de la segunda mitad del Holoceno comenzó el proceso de desertización que encontramos hoy en el desierto del Sahara.
Las poblaciones humanas se instalaron en altiplanos y montañas y comenzaron a practicar el arte rupestre. La provincia más oriental del arte rupestre se encuentra en el Sur del Alto Egipto. Entre los animales representados encontramos el cocodrilo, jirafas y elefantes (necesitan abundante vegetación y agua).
También comenzaron a representarse animales domésticos como ovinos y bovinos.
- La neolitización La neolitización fue el paso de una economía de subsistencia a una economía de producción. El neolítico pleno se define por la práctica de agricultura y ganadería (ovejas, cabras, vacas y cerdos). También encontraremos la presencia de la cerámica, la cestería y el tejido. El Próximo Oriente fue el foco primario de la neolitización, sin embargo, hubo un proceso de neolitización igual de antiguo en el Sahara (aunque con ritmos distintos). En el Sahara se encuentra la cerámica más antigua del mundo, aun no se había comenzado con la agricultura, por lo que su función era almacenamiento de la recolección. Tras esto tuvo lugar la domesticación del buey (autóctono de la zona) y, posteriormente, la de las ovejas y las cabras (aunque estas tuvieron que provenir del Medio Oriente ya que no hay ancestros antiguos en la zona).
En el Valle del Nilo se dio una neolitización tardía debido a que el medio fue suficientemente abundante como para permitir a las comunidades la explotación de los recursos fluviales. Algunas de las plantas y los animales domésticos provenían del Medio Oriente, y la cerámica procedía del desierto del Sahara.
Distinguimos dos áreas de neolitización.
a) El área A comprende al delta occidental y al oasis de El Fayum. Es la más antigua y no es homogénea, por lo tanto las costumbres funerarias serán muy diversas.
b) El área B comprende el Alto Egipto. Estos yacimientos presentan una civilización unitaria, conocida como cultura badariense. Esta cultura conoce el tratamiento del metal. Los enterramientos tendrán lugar en necrópolis ubicadas en el desierto. Los cuerpos se entierran en zonas circulares, colocados en posición fetal con la cabeza hacia el sur mirando hacia occidente (el reino de los muertos). En él tuvo lugar el proceso que condujo de las comunidades neolíticas al estado Egipcio.
Los yacimientos badarienses se encuentran concentrados en el centro del Alto Egipto. En cambio, la cultura de Nagada I se extiende por la mayor parte del sur del Alto Egipto. Al final de Nagada II todo el valle del Nilo presenta una cultura homogénea originaria del alto Egipto.
En la época badariense destaca la cerámica roja de bordes e interior negro y sin decoración figurativa.
Podemos ver un enterramiento en fosa cuyo individuo no ha sido embalsamado, se ha dado una momificación natural.
En Nagada I encontramos cerámica roja con decoración figurativa en blanca, con motivos humanos, animales, vegetales y geométricos. Se depositarían también armas (mazas discoides) como ofrenda funeraria y se encontró una paleta con forma de antílope que serviría para el uso del maquillaje. También podríamos encontrar estatuillas con barba, lo que será un símbolo de poder que hace referencia al rey y los dioses.
Durante Nagada II encontramos cerámica beige con decoración figurativa en color marrón o rojo oscuro.
Tendrían marcas de múltiples remos asociadas al simbolismo funerario. También encontraremos cabezas de mazas discoides (en forma de disco) y piriformes (redondas). Las primeras serían características de Nagada I, mientras que las piriformes (propias de Nagada II) se convertirán en un símbolo de la realeza faraónica ya que se trata de la principal arma de los faraones.
...