FINAL - Seguretat i salut laboral (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Politécnica de Cataluña (UPC)
Grado Ciencias y Tecnologías de la Edificación - 1º curso
Asignatura Seguretat i salut laboral
Año del apunte 2014
Páginas 83
Fecha de subida 08/04/2015 (Actualizado: 08/04/2015)
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 1 GESTIÓN Y ORGNIZACIÓN DE LA PREVENCIÓN 1. Principios conceptuales de la seguridad. Estudio del riesgo y de sus causas.
Con la revolución industrial se introducen unos cambios realmente revolucionarios en la forma de enfocar y desarrollar el trabajo. Cambian los métodos de trabajo y los métodos productivos, sin olvidar la evolución de los planteamientos sociopolíticos. El trabajador va adquiriendo una mayor conciencia de la influencia que para su salud tiene el trabajo, por la adquisición de enfermedades a casusa de los productos manipulados o de las malas condiciones de trabajo.
La revolución industrial implicó la adopción y el desarrollo de nuevos procesos de fabricación, de incorporación de nueva maquinaria, de nuevas formas de concepción del trabajo y de profundos cambios en las relaciones laborales, en la convivencia y en el orden social. El trabajo artesanal pasa a ser trabajo industrial.
Las jornadas de trabajo pueden llegar a dieciséis horas, siendo igual para mujeres o para niños, todo a cambio de un salario que en la mayoría de los casos no les alcanzaba para subsistir. Era el elemento humano puesto al servicio del capital. Se formaran grandes concentraciones humanas alrededor de las fábricas, creando suburbios carentes de servicios higiénicos, sanitarios, culturales y educativos, cercanos a la concepción del caos.
Pero la revolución industrial no conllevó el cambio de la organización laboral y social, sino sobre todo el cambio de mentalidad de la clase media y sobre todo de la clase baja .
Todas estas razones crearos unos fundados temores en los poderes políticos y económicos, suavizando su oposición a las iniciativas que surgían para mejorar las condiciones laborales y sociales.
Inicialmente, las actividades preventivas son canalizadas a través de la profesión médica, que son a quienes iban a parar los accidentados y enfermos. Con el aumento de la importancia del tema se irían creando departamentos de seguridad del trabajo.
Las acciones preventivas iban encaminadas a la evitación de los riesgos que provocaban los accidentes y cuyos resultados eran notoriamente más visibles y más numerosos.
Se ha mostrado que la seguridad es como una necesidad de luchar contra el alarmante incremento de los accidentes que sufrían los trabajadores desde que dio comienzo la revolución industrial. La prevención laboral no solamente se preocupo de la evitación de los accidentes, sino que en aquella época en la que la sequía de accidentes sociales era enorme y claramente escasa la preocupación que suscitaba, la seguridad se preocupó de reivindicar todas las acciones que tuviesen como fin la salud de los trabajadores.
2. La prevención Europea. Organismos y Entidades  Consejo Europeo. Comité de las Regiones.
El consejo europeo es una reunión de Jefes de Estado y de gobierno de los quince países miembros, más el presidente de la comisión. Ha sido institucionalizado por el Acta Única Europa.
El tratado de Maastrich prevé su creación para que las regiones de Europa puedan poner de manifiesto sus intereses.
Se compone de 222 miembros, llamados por el consejo de Ministros, por unanimidad a propuesta de los Estados miembros y un período de 4 años. El comité de regiones emitirá dictámenes no vinculados. Podrá emitir dictámenes por iniciativa propia cuando lo crea conveniente.
 Organización de la seguridad y salud en las instituciones comunitarias.
En esta área se invierten un número elevado de organismos de estructura, composición funciones y objetivos muy variados, clasificados en tres grupos: -comités institucionalizados como ahora el Comité consultivo para la seguridad, higiene y protección de la salud en el lugar de trabajo -instituciones para la mejora de condiciones de vida y de trabajo (fundación europea) -grupos de expertos constituidos para el estudio de temas concretos.
Comité Consultivo para la Seguridad, Higiene y Protección de la salud en el puesto de trabajo: prepara y pone en marcha las actividades que se realicen en el ámbito de la seguridad, la higiene y la protección de la salud de los trabajadores. Define los objetivos de trabajo y colabora con la información que se debe proporcionar sobre los proyectos comunitarios a la administración, la higiene y la protección de la salud de los trabajadores. Tiene una estructura tripartita: dos representantes de cada gobierno, dos de las organizaciones sindicales de los trabajadores y dos de las de los empresarios.
Fundación Europea para la mejora de las condiciones de vida y trabajo: plantea la necesidad de que las instituciones comunitarias se dotaran de un órgano que se encargara de realizar estudios e investigaciones sobre aquellos factores que inciden en las condiciones de vida y trabajo, dando atención especial a: -la condición del hombre trabajador -la organización del trabajo y las características de los puestos de trabajo -los problemas específicos de determinadas categorías de trabajadores a largo plazo -la distribución especial y temporal de las actividades humanas.
 El derecho comunitario privado Los reglamentos comunitarios son disposiciones equiparables a las leyes, tienen un alcance general y son aplicables directamente por los Estados miembros de las comunidades y por sus Tribunales, sin necesidad de desarrollo por el medio de la norma estatal.
Las Directrices establecen para los Estados miembros una obligación de resultado pero los dejan en libertad, para tomar la medidas que se crean más oportunas para conseguir la finalidad deseada en un término preestablecido.
La Decisiones son directamente obligatorias para sus destinatarios concretos, ya sean Estados miembros o personas individuales, físicas o jurídicas. Tiene un rango inferior a las recomendaciones y son dictadas por la Comisión.
Las recomendaciones y los Dictámenes no tienen fuerza jurídica obligatoria, solo expresan opiniones o puntos de vista de la institución de la que emanan. Llevan al cabo una armonización legislativa entre los estados.
Las recomendaciones son dictadas por el consejo o por la comisión y los destinatarios son los estados y las Empresas.
Las resoluciones sirven para manifestar una intención voluntad en un punto determinado.
 Directivas La directiva no es obligatoria, pero impone a los estados miembros una obligación de resultado, y los deja en libertad para escoger la forma y los medios para darle complemento.
 El acta única europea Es un nuevo Tratado que tiene por objeto adaptar la CE a las exigencias del momento y llevar a cabo un auténtico mercado común.
Comprende diversos bloques de cuestiones. El primero constituye cierta reforma institucional. El segundo es el relativo al mercado interior que persigue el conseguimiento de una Europa sin fronteras. El tercer bloque es el referente a las cuestiones monetarias. Un cuarto bloque comprende las políticas de investigación y desarrollo tecnológico, medio ambiente y asuntos sociales. Y por último un bloque dedicado a la política exterior común.
Se adquiere el compromiso de promover la mejora del medio ambiente de trabajo con la finalidad de proteger la salud y la seguridad de los trabajadores. La Comunidad adoptará, mediante directivas las disposiciones mínimas que habrán de aplicar progresivamente teniendo en cuenta las condiciones y regulaciones técnicas existentes en cada uno de los estados miembros. El articulo 188 A, implica el establecimiento de un conjunto de directivas que definen las medidas básicas de seguridad y salud que se deben aplicar, al nivel de empresa, a cualquier país de la Comunidad.
Un producto es seguro cuando no implica ningún peligro para el usuario que lo utiliza correctamente.
El desarrollo de la política comunitaria relativa a la seguridad y la salud de los trabajadores, persigue la armonización en el progreso de las condiciones que existen sobre esta materia a los Estados miembros, mediante un conjunto de directivas que fijen los mínimos a cumplir para cada empresa.
 Tratado de Maastricht Fue la primera gran reforma después del Acta Única Europa. Implica una aceleración importante del proceso de integración Europea, con la determinación de las etapas y los criterios para la aceptación de la Unión Económica y Monetaria, y por otro lado el establecimiento de las bases que tendrán que permitir el desarrollo de una futura Unión Política Europea.
 Organizaciones Internacional del trabajo (OIT) Sus antecedentes vienen de la revolución industrial. Los progresos que se iban consiguiendo en cada país encontraban el obstáculo de la competencia a escala internacional , eso llevo a la elaboración de una legislación internacional del trabajo que hiciera frente a la competencia desleal. En 1906 se adoptaron los dos primeros Convenios internacionales, el primero sobre la prohibición del trabajo nocturno de la mujeres en las industrias y el segundo la prohibición del fósforo blanco en la fabricación de cerillas.
La conferencia de la Paz , dio fruto a la PARTE XII del Tratado de Versalles, dedicada a las cuestiones de trabajo que preveía la creación de una Organización Internacional de Trabajo, que mejorara aquellas condiciones de trabajo que implican una amenaza para la paz y la armonía general.
La carta de Filadelfia, rectifica las bases de la constitución de la OIT modernizándolas.
La OIT se compone de tres órganos principales: -Conferencia general- órgano legislativo de la Organización. Se reúne una vez al año y se compone de 4 delegados de cada país. Establece normas sectoriales, en forma de convenio o Recomendación.
-Consejo de Administración- órgano ejecutivo y de la coordinación de la OIT. Pone en práctica las decisiones de la conferencia, establece el orden del día de cada reunión de la Conferencia y decide las medidas que se deben tomar de acuerdo con las resoluciones que se han aprobado.
-Oficina Internacional del Trabajo- secretaría permanente de la organización. Le corresponde la centralización y la distribución de todas las informaciones referentes a la reglamentación internacional de las condiciones de vida de los trabajadores y del régimen de trabajo.
Para poder llevar a cabo la misión que le fue encargada, la OIT dispone de varios métodos de actuación: normas, investigación y divulgación de la información y cooperación técnica.
Los convenios de la OIT, una vez rectificados por los Estados Miembros, tienen valor de tratados multilaterales, la finalidad de los cuales es la de conseguir el establecimiento y aplicación de normas uniformes para todos los países en materia laboral. El convenio es la norma de más rango adoptada por la OIT, y para su aprobación es necesaria una mayoría de 2 tercios de votos.
Las recomendaciones son documentos de asesoramiento o consejo, dirigidos a los gobiernos de los Estados miembros para que consideren la posibilidad de adaptar su normativa laboral a términos de la propia Recomendación.
Entre el Convenio y la Recomendación hay una diferencia básica de forma y es que la recomendación no es presentada a los estaos para su satisfacción, sino que lo es para su examen y posterior ejecución si el Estado lo considera pertinente.
Las resoluciones se refieren básicamente a los órganos de la OIT.
La Cooperación Técnica alcanza toda la asistencia operativa que la OIT ofrece en los Estados miembros con la finalidad de Promover el progreso en el campo social y laboral.
 Organización Mundial de la Salud (OMS) Tiene la finalidad de conseguir el grado más alto posible de salud para todos los pueblos. Pueden formar parte de la OIT todos los estados de la tierra.
Para poder conseguir el grado más alto de salud posible, las funciones que han sido asignadas a la OMS son muy variadas y abrazan todos los campos relacionados con la salud.
Se compone de los siguientes órganos: -Asamblea Mundial de la Salud- sesiones anuales donde se determina la política general de la Organización y determinar las normas de actuación que se llevaran a cabo en todas las áreas de su competencia.
-Consejo Ejecutivo – se reúne dos veces al año y tiene las siguientes funciones básicas: llevar al cabo decisiones de política de la Asamblea de la Salud, actuar como órgano ejecutivo de la nombrada Asamblea, asesorarla en los asuntos que le sean pedidos y someter a la Asamblea a un plan general de trabajo -Secretaría- lleva al cabo todas aquellas actividades necesarias para el funcionamiento diario de la organización.
Actividades que desarrolla  Cooperación técnica con Estados Miembros  Directrices – concebidos para servir de ayuda a la formación de los trabajadores.
 Estudios de campo – actividades de investigación, orientadas a la creación de servicios de salud en el trabajo y a su promoción.
 Coordinación – coordinación con la OIT El programa de Acción sobre la salud de los trabajadores tiene dos objetivos prioritarios: el desarrollo y la promoción de los programas de asistencia sanitaria de los trabajadores, y el desarrollo de la tecnología para la salud en el trabajo.
 Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS) Coopera a nivel internacional en la protección, promoción y desarrollo de la seguridad social en todo el mundo.
Forman parte de la AISS los departamentos gubernamentales, instituciones centralizadas y federaciones nacionales o instituciones que administran una o más ramas de la seguridad social.
El consejo se compone de delegados, cada uno representa un país y es el encargado de poner en práctica las decisiones tomadas por la Asamblea General.
La AISS ha organizado Comités Técnicos Permanentes y Grupos de Estudio, que trabajan en un campo específico y preparan informes que se someten a un examen de la Asamblea General.
La asociación organiza periódicamente una gran variedad de actos con la finalidad de poner en relieve determinando problemas y tratar de encontrar la solución. También se han organizado reuniones con el objetivo de tratar los riesgos profesionales derivados de la utilización de la electricidad de la maquinaria.
3. La prevención en España. La Legislación Española.
Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, que son las secuelas de los riesgos inherentes al trabajo.
Las primeras normas españolas en esta materia son: la Ley de 24 de julio de 1873 que prohibió el trabajo a menores de 10 años, y estableció jornadas especiales para los niños; la Ley de 26 de julio de 1878, que prohibió que los niños participasen en traba- jos peligrosos de equilibrio, fuerza o dislicación; y la Ley de Accidentes de Trabajo de 31 de enero de 1900, con su Reglamento de 18 de julio del mismo año, mediante la cual se estableció un catálogo de mecanismos preventivos de accidentes de trabajo.
Actualmente España está comprometida por el Convenio nº 155 de la OIT (ratificado por España el 26 de julio de 1985, publicado en el “Boletín Oficial del Estado” del 11 de noviembre de 1985. Entró en vigor en España el 11 de septiembre de 1986).
• La Constitución (CE) La Constitución Española de 27/12/1978 (título I) Política Social y Económica en el artículo 40.2 establece que “los poderes públicos velarán por la seguridad y la higiene en el trabajo y garantizan el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados”.
La Constitución trata de dibujar las líneas generales de una política de salud, seguridad, higiene y bienestar de los trabajadores. Así, el artículo 43.1 consagra un interés por la salud de los ciudadanos, sean o no trabajadores, y el artículo 40.2 desplaza este interés al ámbito de lo estrictamente laboral, y se concreta en la seguridad e higiene en el trabajo.
• El Estatuto de los Trabajadores (ET) Junto al contenido jurídico público que la Constitución otorga a la seguridad e higiene, y que tiene como destinatario el conjunto del factor trabajo, existe un interés específico de cada trabajador en concreto porque las condiciones de seguridad e higiene se incluyan en su contrato de trabajo.
• Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) Reglamento de los servicios de prevención, R.D. 1627/97; serán objeto de análisis en el capítulo dedicado expresamente a ellos, dada su importancia.
• Código Técnico de la Edificación (C.T.E.) ; será tratado el apartado dedicado a la Seguridad de Utilización (S.U.) dentro del desarrollo de la asignatura.
4. Estudio del riesgo y de sus causas – Teoría de la Causalidad 4.1. El riesgo de accidente. Concepto de riesgo Se pretende demostrar que el análisis del accidente –de cualquier accidente– va a permitir descubrir que éste se produce porque es el desenlace normal de una cadena de circunstancias –no deseables– que generan, desarrollan y culminan finalmente en un suceso capaz de producir lesiones a los trabajadores expuestos. Ese desenlace es posible porque lo que era una posibilidad, es decir, un riesgo, se ha transformado en un hecho con consecuencias lesivas y/o con pérdidas materiales.
El concepto de riesgo-El riesgo de accidente puede considerarse como un conjunto de causas y su combinación, posibilitadoras de que durante el desarrollo del trabajo ocurra un accidente.
Pero para la Seguridad lo más resaltable es su particularidad de ser previsible.. La probabilidad de que ocurra un accidente es detectable; Riesgo aceptable: Del estudio de los riesgos puede establecerse una escala cuyo punto de origen estaría en el riesgo nulo y el punto final en el riesgo máximo, situado este último en el límite con el concepto de peligro • Una limitada posibilidad de que se actualice en accidente.
• Unas consecuencias poco importantes.
• Una escasa frecuencia de repetición del riesgo o del tiempo de exposición a él por parte del trabajador o de los trabajadores.
Diferencia entre riesgo y peligro: El peligro es una situación que excede y rebasa amplia- mente el límite del riesgo aceptable; el concepto encierra la idea de una situación considerada como de riesgo potencial ha pasado a convertirse, por alteraciones de tipo técnico o humano, en riesgo inminente. El peligro lo podemos definir como: un riesgo que ofrece grandes posibilidades de que se origine el accidente de forma inmediata o, en el mejor de los casos, en un corto plazo de tiempo, con previsión de graves consecuencias.
Detección e identificación La detección de riesgos es un proceso a través del cual se trata de localizar las situaciones de trabajo o del trabajo que pueden deparar accidentes. Esto se consigue mediante: – La observación del mal estado de las máquinas, etc – La observación de falta de dispositivos o elementos de seguridad.
– La observación de acciones humanas inseguras que propicien el fallo humano.
Un riesgo queda definido por: – La forma del accidente prevista.
– El agente material y/o por la parte del agente material que lo ocasiona.
– Las causas que lo conforman (por lo menos las causas principales).
– La gravedad de las consecuencias previsibles.
Evaluación del riesgo La evaluación analítica de los riesgos se expone más adelante en otro capítulo. Pero conviene aclarar que esa evaluación debe tomarse más como una ordenación de los riesgos detectados que como una graduación discriminatoria –excepto en casos muy claros y concretos– que sirva para delimitar riesgos aceptables de riesgos no aceptables.
A la hora de actuar sobre los riesgos en estudio, deberá tenerse en cuenta: a) La probabilidad, que se analizará teniendo en cuenta la doble vertiente de: probabilidad de que ocurra un accidente, probabilidad de que se produzcan lesiones.
b) La gravedad, que atenderá a la calificación de las lesiones, para lo que se tendrán en cuenta las consecuencias que se prevea pueda provocar, o el número de trabajadores a los que puede afectar.
c) La frecuencia con la que se repita el riesgo, o el tiempo de exposición a que el trabajador o trabajadores estén expuestos. La evaluación de riesgos constituye una fase fundamental para medir y planificar adecuadamente la función preventiva.
4.1.1 Causas de los Accidentes Esta teoría tiene como base el principio de que los accidentes no son el producto de la casualidad, es decir, de la mala suerte, sino que los accidentes son el resultado de unas causas que pueden ser descubiertas. (14) Durante el proceso constructivo, existirán riesgos no evitables, pero previsibles (fase estructura).
4.1.1.1. Teoremas 1 – Las causas naturales de los accidentes: establece la posibilidad de encontrar el origen de los accidentes y la posibilidad de eliminarlos o controlarlos científicamente. Sirve de fundamento a la Seguridad científica.
2 – La multicausalidad justifica y explica que cada accidente sea diferente e irrepetible en todas sus causas, es decir, que no hay dos accidentes totalmente idénticos. Los accidentes podrán ser similares, ya que siempre existirá alguna causa o combinación de éstas y sus consiguientes secuencias que los diferenciará, pero nunca podrán ser iguales.
3 – Propiedad factorial de las causas principales: Este teorema se convierte en el principio práctico de la Seguridad científica. Éste soluciona las dudas sobre su éxito, puesto que para impedir un accidente no es indispensable hallar las causas, será suficiente con identificar una, tan sólo una, de las causas principales y actuar sobre ella para eliminarla.
4.1.2. Clasificación de las causas a) Por su origen. Atendiendo a los dos factores que intervienen en todo accidente: el técnico y el humano.
Causas técnicas o factores técnicos. Se considera como tales a todas las condiciones materiales derivadas de los agentes, principalmente mecánicos y físicos, que originan y propician que se desarrolle un accidente.
Suelen, en ocasiones, denominarse “condiciones materiales inseguras, fallos técnicos o fallos materiales”.
 Causas humanas o factores humanos. Se incluyen todos los hechos humanos que, por acción o por omisión, originan y propician que se desarrolle un accidente.
A veces se les designa como “acciones inseguras, actos peligrosos o fallos humanos”.
b) Por su situación cronológica en el desarrollo del accidente.
 Causas inmediatas o desencadenantes. Las causas inmediatas son las que se presentan como los últimos eslabones de la cadena de causas que sucesivamente inter- vienen en un accidente, son las que actualizan y ponen en marcha el proceso del accidente.
 Causas remotas o de base. Son las causas anteriores a las inmediatas, explican la posibilidad potencial del accidente y son aquellas que confirman el riesgo.
c) Por los efectos que originan en el desenlace final del riesgo.
- Causas de los accidentes. Son todas las que conforman el accidente o el suceso anormal.
- Causa de las lesiones. Son las que explican el contacto o la acción lesiva.
- Por su importancia en la generación del accidente.
- Causas principales u originarias: Son las que están relacionadas factorialmente, de manera que la eliminación de una evita que se desencadene el accidente. Este concepto se desprende del tercer Teorema de la Causalidad.
- Causas secundarias: Son aquellas cuya incidencia en la generación y desarrollo del accidente es relativamente importante, ya que su eliminación no garantiza que el accidente no hubiese tenido lugar o que no pueda repetirse.
4.1.3. Análisis y clasificación de los accidentes • Factores Personales Son aquellos que nos dicen porqué la gente no actúa como debe: - Deficientes aptitudes físicas y fisiológicas - Fortaleza física desproporcionada - Deficiencias de visión, audición,... Deficiencias sensoriales (tacto, olfato, equilibrio) - Aptitudes mentales / psicológicas inadecuadas - Inhabilidad comprensiva - Deficiente sentido común (malos juicios) - Capacidad lenta de reacción - Situaciones anormales (tensiones) físicas o fisiológicas - Exposición a temperaturas extremas - Drogadicción (15) - Situaciones anormales (tensiones) mentales o psicológicas - Rutina, monotonía - Exigencias de extrema concentración/percepción - Frustraciones, preocupaciones Falta de conocimientos - Falta de experiencia - Orientación / adiestramiento inadecuado - Instrucciones no comprendidas - Falta de habilidades - Actuaciones esporádicas / infrecuentes - Práctica inadecuada - Falta de preparación - Valoración impropia de actuaciones (machismo) - Falta de incentivos • Factores del trabajo Son aquellos que explican por qué existen o se crean condiciones subestandar.
- Herramientas y equipo inadecuados - Deficiente valoración de necesidades y riesgos - Inadecuadas consideraciones ergonómicas - Disponibilidad y especificaciones inadecuadas - Criterios de trabajo inadecuados - En su desarrollo (participación/procedimientos) - En la comunicación (distribución/entreno/refuerzos) - En mantenimiento (puesta al día/control del uso) 4.2. Criterios específicos aplicados al sector de la construcción  TODO ACCIDENTE TIENE, AL MENOS, UNA CAUSA  GENERALMENTE, EN UN ACCIDENTE CONCURREN VARIAS CAUSAS (CADENA CAUSAL)  LAS CAUSAS DE LOS ACCIDENTES SE RELACIONAN ENTRE SÍ FACTORIALMENTE  EL ANÁLISIS DE LOS PUESTOS DE TRABAJO DEBE CONDUCIRNOS A LA ELIMINACIÓN DE CAUSAS EN BASE A ESTOS CRITERIOS:  INFLUENCIA DETERMINANTE DE LOS HECHOS - POSIBILIDAD RAZONABLE (TÉCNICA Y ECONOMÍA) DE SU ELIMINACIÓN - EFECTIVIDAD SUPUESTA DE SU ELIMINACIÓN Factores y Agentes en el Trabajo: El Informe Lorent La UE encargó en el año 1990 a Pierre Lorent un informe sobre los accidentes en la construcción y las causas que los producen.
 PROCESO CONSTRUCTIVO: - Representa el 10% del Producto Interior Bruto de la CEE - Existen 1.350.000 empresas constructoras (90% PYME) - El 44% de los intervinientes va a utilizar, durante el proceso constructivo, instrumentos potencialmente peligrosos para realizar su actividad.
 ACCIDENTES «MORTALES» EN UNA OBRA Análisis de las causas: - Planificación 35% - Organización 28% Ejecución 37% Lorent llega a la conclusión que el 35% tienen origen en la concepción de los proyectos. La mala organización previa a los trabajos causa el 28%. El 37% restante de los accidentes mortales son imputables a los riesgos en la ejecución. La prevención en la fase de concepción de los proyectos se considera, pues, prioritaria (17).
- 1. Perspectiva Económica Las pérdidas anuales por accidente de trabajo en España alcanzan cifras tan importantes como la que supone aproximarse al 10% de la renta anual nacional. Resulta evidente la necesidad de profundizar en las causas que las originan y en los medios para reducirlas.
Algunos estudios han hallado la relación entre ambos costes, llegando a la conclusión de que los llamados gastos «indirectos» representan cuatro veces los llamados gastos «inmediatos o directos».
5.1 Para motivar a la gerencia, para que invierta en aplicar la seguridad - Directos o asegurados: - Atención al enfermo --->Mútua Accidente de Trabajo (Sanitario) - Indemnización ---> (Salario) - Salario (75%) --->Mútua - Indirectos o no asegurados: - Producción - Daños materiales (Instalaciones y Maquinaria) - Horas personal Horas sustitutos - Daños imagen - 25% (por convenio) - Costos legales (abogados, costas juicios, etc) - Multas Penalizaciones - Materiales (productos primeros) El Instituto Nacional de Pérdidas establece la siguiente proporcionalidad: Con el nombre de Control Total de Pérdidas, se intenta estructurar un sistema contable que tome en cuenta todos estos costes indirectos para llegar a una evaluación real y completa de los daños económicos que causan el accidente.
El costo no asegurado de los accidentes es mucho más elevado de lo que pudiera parecer a primera vista. Un estudio realizado por Frank Bird y Frank Fernández, del INTERNATIONAL LOSS CONTROLL INSTITUTE de los Estados Unidos, tomando Empresas de todo el mundo, demostró que el costo no asegurado de los accidentes es 5 veces mayor que el que queda cubierto por el seguro médico y de pago de salario al accidentado (Mutuas Patronales en nuestro país) y que en ocasiones puede llegar a ser hasta 5 veces mayor.
A eso habría que agregar y contabilizar otros costos varios e igualmente invisibles que generan o triplican al asegurado.
33% ACCIDENTES «IN ITINERE» 33% CARDIOVASCULARES 33% EN EL LUGAR DE TRABAJO + CIRCULACIÓN • Baja por enfermedad común: 60% Baja Reguladora ---> 15 días primeros los paga el empresario • Baja por accidente de trabajo: 75% sin convenio ---> Paga la Mutua desde el 1º día 100% con convenio ---> 25% paga el empresario 2. Estadística. Cálculo de los Índices de Siniestralidad.
La estadística es la ciencia que tiene por objeto el estudio numérico de los sucesos que interesa ponderar. Sus propiedades más importantes son la veracidad, la homogeneidad de los datos y la utilidad que su interpretación nos permita: Evitar los riesgos - Definir las acciones de prevención necesarias.
6.1. Índices estadísticos de siniestralidad Son parámetros que expresan en cifras relativas las características globales de la siniestralidad en la empresa, en el colectivo o en el territorio al que se aplica, proporcionando unos valores útiles para conocer la situación actual, para comparar entre períodos de tiempo, entre colectivos, entre empresas, entre territorios o, dentro del colectivo al que se integre, para comprobar la evolución de la siniestralidad y la efectividad de las actuaciones preventivas.
6.2. Índices empleados Los índices más conocidos son los establecidos en la 10ª Conferencia de Estadígrafos del trabajo, convocada por la OIT en octubre de 1962. Los índices implantados en ella se les denominó: índice de frecuencia, índice de gravedad, índice de incidencia e índice de duración media.
 Índice de frecuencia (IF) Parámetro que relaciona el número de accidentes con el número de horas trabajadas. Indica el número de accidentes por millón de horas reales trabajadas por el colectivo de trabajadores que se tiene en cuenta.
Nº total de accidentes IF= x 10 6 Nº total de horas-hombre trabajadas  Índice de gravedad (IG) Parámetro que representa el número de jornadas perdidas por accidentes de trabajo cada mil horas trabajadas.
Nº de jornadas perdidas IG= x 10 3 Nº total de horas-hombre trabajadas  Índice de incidencia (II) Parámetro que indica el número de accidentes por cada mil personas que estén o puedan estar expuestas.
Nº de accidentes II= x 10 3 Nº de trabajadores  Índice de duración media (IDM) Parámetro que se utiliza para cuantificar el tiempo medio de duración de las bajas por accidente.
Nº de jornadas perdidas IDM= Nº de accidentes 6.3. Análisis y clasificación de los accidentes Es necesaria una metodología racional que permita adentrarnos en el análisis y clarificación posterior de los accidentes, con el objetivo primario de elaboración estadística y el fin último de la toma de medidas para la disminución o eliminación del riesgo.
Conocer las causas básicas u orígenes de un buen número de los accidentes, nos ayudará sin duda, en este apartado.
A efectos prácticos los agruparemos en dos gran- des apartados: A. Factores personales Son aquellos que nos dicen porqué la gente no actúa como debe.
- Deficientes aptitudes físicas y fisiológicas: - Fortaleza física desproporcionada - Deficiencias de visión, audición,...
- Deficiencias sensoriales (tacto, olfato, equilibrio) - Aptitudes mentales / psicológicas inadecuadas: - Inhabilidad comprensiva - Deficiente sentido común (malos juicios) - Capacidad lenta de reacción - Situaciones anormales (tensiones) físicas o fisiológicas: - Fatiga por falta de descanso - Exposición a temperaturas extremas - Drogadicción - Situaciones anormales (tensiones) mentales o psicológicas: - Rutina, monotonía - Exigencias de extrema concentración / percepción - Frustraciones, preocupaciones - Falta de conocimientos: - Falta de experiencia - Orientación / adiestramiento inadecuado - Instrucciones no comprendidas - Falta de habilidades: - Actuaciones esporádicas / infrecuentes - Práctica inadecuada - Falta de preparación - Motivaciones inadecuadas: - Valoración impropia de actuaciones (machismo) - Falta de incentivos - Exceso de celo (economizar tiempo) - Presiones inadecuadas del grupo / de superiores - Ridículos por seguir actuaciones / procedimientos correctos Excesos dirigidos a llamar la atención - Incentivos de producción, impropios B. Factores de trabajo Son aquellos que explican por qué existen o se crean condiciones subestandar.
- Dirección y/o supervisión inadecuada: - Deficiencias de identificación de exposiciones a pérdida - Inadecuada transmisión de normas / procedimientos - Inhibirse en la exigencia de practicar la normativa - Inadecuada medición y evaluación del trabajo - Gestión inadecuada de ingeniería: - Valoración inadecuada de factores ergonómicos - Valoración deficiente de exposiciones a pérdidas - Especificaciones y criterios de diseño inadecuados - Compras inadecuadas o su control: - Incorrectas especificaciones en los pedidos - Valoración inadecuada respecto a incidentes / pérdidas - Identificación inadecuada de artículos peligrosos - Mantenimiento deficiente: - M. preventivo inadecuado en: - Valoración de necesidades - Lubricación / servicios Ajuste /montaje - Limpieza - Puestas a punto - M. reparativo inadecuado: - Comunicación de necesidades - Examen de necesidades reales Sustitución de partes - Herramientas y equipo inapropiados: - Deficiente valoración de necesidades y riesgos - Inadecuadas consideraciones ergonómicas - Disponibilidad y especificaciones inadecuadas - Criterios de trabajo inadecuados: - En su desarrollo (participación / procedimientos) - En la comunicación (distribución / entreno / refuerzos) - En mantenimiento (puesta al día / control del uso) - Desgaste: - Extensión impropia de la vigencia del servicio - Inspección / vigilancia / mantenimiento inadecuados Utilización para fines distintos a los previstos - Uso Anormal : - Consentimiento por la supervisión, deliberadamente - No consentido por supervisión: infracción deliberada / involuntaria TEMA 2 LEGISLACIÓN. Gestión de la prevención de riesgos laborales LEY PREVENCIÓN RIESGO LABORAL (Ley 31/1995) OBJETIVO DE LA LEY: Promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y desarrollo de actividades.
• Prevención de riesgos.
• Responsabilidad de los Empresarios.
• Participación de los trabajadores.
 Ámbito de aplicación(art.3): Todas las empresas, incluyendo las sociedades cooperativas, así como el personal civil de las Administraciones Públicas. También es aplicable a los trabajadores autónomos, respetando sus prerrogativas especiales.
 Inspección de Trabajo y Seguridad Social(art. 9): - Vigilar el cumplimiento de la normativa.
- Asesorar e informar a las empresas y a los trabajadores.
- Elaborar los informes solicitados por los juzgados.
- Informar a la autoridad laboral sobre los accidentes.
- Comprobar y favorecer el cumplimiento de las obligaciones asumidas por los servicios de prevención.
- Ordenar la paralización inmediata de los trabajos cuando se advierta la existencia de riesgo grave e inminente.
 Derechos y obligaciones(art. 14) - Los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad e higiene.
- Los empresarios tienen el deber de proteger eficazmente («garantizar la seguridad y la salud») a sus trabajadores frente a los riesgos laborales.
 Principios de la acción preventiva(art. 15): - Evitar los riesgos.
- Evaluar los riesgos que no se pueden evitar.
- Combatir los riesgos en su origen.
- Adaptar el trabajo a la persona.
- Tener en cuenta la evolución de la técnica.
- Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
- Planificar la prevención.
- Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
- Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.
 Evaluación de riesgos(art. 16). la acción preventiva en la empresa se planificará por el empresario a partir de una evaluación inicial de riesgos.
DEFINICIONES 1. “PREVENCIÓN”: conjunto de actividades o medidas para evitar riesgos de trabajo 2. “RIESGO LABORAL”: posibilidad de que un trabajador tenga un determinado daño derivado de su trabajo (probabilidad y dimensión del daño) 3. “DAÑOS”: derivados del trabajo, enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo 4. “RIESGO LABORAL GRAVE E INMINENTE”: aquél que resulte probable racionalmente que se materialice en un futuro inmediato y pueda suponer un daño grave para la salud de los trabajadores (aun cuando éstos no se manifiesten de forma inmediata) 5. “SITUACIONES POTENCIALMENTE PELIGROSAS”: aquéllos que en ausencia de medidas preventivas específicas, originen riesgos para la Seguridad y la Salud de los trabajadores 6. “EQUIPO DE TRABAJO”: cualquier característica que pueda tener una influencia significativa en la generación de riesgos para la seguridad y la salud del trabajador 7. “CONDICIÓN DE TRABAJO”: cualquier característica que pueda tener una influencia significativa en la generación de riesgos para la seguridad y la salud del trabajador: a) Las características del local, equipos, productos y útiles b) Agentes físicos, químicos y biológicos c) Procedimiento utilización agentes apartado b) d) Todas las características del trabajo, que influyan en el riesgo.
8. “EQUIPO DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL”: cualquier equipo, destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos, que puedan amenazar su Seguridad o su Salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.
TEMA 3 ANALISIS, EVALUACIÓN Y CONTROL DE RIESGOS 1. EL RIESGO DE ACCIDENTE 1.1 CONCEPTO El concepto de riesgo es fundamental en seguridad, puesto que toda su acción va dirigida a la prevención o a la corrección de los riesgos.
El riesgo de accidente puede considerarse como un conjunto de causas y su combinación, posibilitadoras de que durante el desarrollo del trabajo ocurra un accidente.
1.2. DIFERENCIA ENTRE Riesgo – Probabilidad de que ocurra el accidente.
– Previsión de consecuencias graves o leves.
– Frecuencia escasa de repetición del riesgo o de la exposición en él.
Peligro – Certeza de que ocurrirá en breve.
– Previsión de graves consecuencias.
– Frecuencia reiterada de los accidentes, de la repetición del riesgo o de exposición continúa.
1.3. DETECCIÓN E IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS: – La observación del mal estado de las máquinas, aparatos, herramientas o elementos utilizados que pueden propiciar un fallo técnico.
– La observación de falta de dispositivos o elementos de seguridad.
– La observación de acciones humanas inseguras que propicien el fallo humano.
Esquema de la concatenación del proceso de un accidente Causas - Riesgo - Peligro - Accidente - Pérdidas humanas - Pérdidas materiales 2.2. TIPOS DE EVALUACIÓN a) Evaluación de riesgos impuesta por legislación específica.
b) Evaluación de riesgos para los que no existiendo legislación específica, está establecido en normas internacionales, europeas, nacionales o en guías de organizaciones oficiales u otras de reconocido prestigio.
c) Evaluación de riesgos que precisa de unos métodos específicos de análisis.
d) Evaluación general de riesgos.
Es la evaluación que nos interesa primordialmente y a la que vamos a dedicar un amplio estudio y análisis. Trata de riesgos generales, muy comunes y habituales, en nuestra tarea diaria del puesto de trabajo.
Hay tres fases: 1. Clasificación de actividades: una lista de cada etapa de la obra 2. Evaluación del riesgo: Análisis (identificar peligros, estimar severidad y probabilidad) y valoración 3. Planificación: control de riesgos. Posterior a la evaluación 2.3.2. Análisis de Riesgos: Consiste en identificar el peligro y estimar el riesgo, para lo cual debes tener en cuenta la: • SEVERIDAD del daño; es decir, las consecuencias que se pueden derivar si el riesgo se materializa.
• PROBABILIDAD de que ocurra; es decir, que el riesgo se materialice.
2.3.2.1. Identificación de peligros: Para proceder a la identificación de peligros tienes que preguntarte tres cosas: • ¿Existe una fuente, un foco de daño? • ¿Quién, qué trabajador puede ser dañado? • ¿Cómo, de qué forma puede ocurrir el daño? 2.4. Estimación del Riesgo Para cada peligro que hayas detectado, debes hacer una estimación del riesgo, para lo cual tienes que determinar la potencial severidad del daño (CONSECUENCIAS) y la probabilidad de que ocurra.
• Severidad del daño: = «Parte del cuerpo afectada»: LEVES O LIGERAMENTE DAÑINO - Daños superficiales: Cortes y magulladuras pequeñas, irritación de los ojos por polvo.
- Molestias e irritación (dolor de cabeza) GRAVE O DAÑINO - Quemaduras, conmociones, torceduras importantes, fracturas menores.
- Sordera, dermatitis, asma, trastornos musculo esqueléticos, enfermedad que conduce a una incapacidad no invalidante.
MUY GRAVE-MORTAL O EXTREMADAMENTE DAÑINO - Amputaciones, fracturas mayores, intoxicaciones, lesiones múltiples, lesiones fatales.
- Cáncer y otras enfermedades crónicas.
• Probabilidad de que ocurra el daño: BAJA: El daño ocurrirá raras veces.
MEDIA: El daño ocurrirá en algunas ocasiones.
ALTA: El daño ocurrirá siempre o casi siempre.
2.5. Valoración de riesgos: Nivel de peligro La clave para actuar en seguridad, en prevención, te la da el cuadro anterior de niveles de riesgo, atendiendo a los criterios de actuación y temporización del cuadro siguiente: TEMA 4 MEDIDAS DE SEGURIDAD Y SALUD (I) Primeros auxilios y desfibrilador 1. Niveles de acción preventiva:  Primaria: actuación antes de que ocurra la enfermedad.
Las medidas de protección son en la Sanidad medioambiental, Prevención de riesgos laborales e Higiene alimentaria. La promoción de la salud es un estilo de vida saludable, vacunas y quimioprofilaxis.
 Secundaria: actuación al inicio de la enfermedad, interrumpiéndola o enlentenciédola.
Se emplean técnicas de diagnóstico precoz en el entorno laboral.
 Terciaria: actuación cuando la enfermedad o lesión ya se ha establecido.
2. Primeros auxilios: Proteger-Alertar-Socorrer A: lugar, quien llama, ocurrido, estado de la víctima y asistencia recibida.
Son cuidados inmediatos, adecuados y provisionales prestados a las personas accidentadas antes de ser atendidas por personal sanitario.
Tratan de conservar la vida, evitar complicaciones, ayudar a la recuperación y asegurar una atención posterior.
3. Paro cardiorespiratorio y reanimación cardiopulmonar Las constantes vitales aseguran los órganos vitales en funcionamiento y su ausencia alerta de emergencia grave: estado de conciencia, respiración y pulso.
Subir barbilla y bajar frente, meter dedo en gancho en la boca, comprobar pulso: Si hay, poner en posición lateral de seguridad o hacer la maniobra de Heimlich (cubrir el puño con la mano y presionar hacia adentro-arriba).
Si no hay, hacer masaje cardíaco (2 respiraciones-30 pulsaciones).
(II) Equipos de protección individual El R.D. 773/1.997 de 30 de Mayo define el Equipo de Protección Individual como: «cualquier equipo destinado a ser llevado o sujeto por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.» Se excluyen de esta definición: a) La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén específicamente destinados a proteger la salud o la integridad física del trabajador.
b) Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
c) Los equipos de protección individual de los militares, de los policías y de las personas de los servicios de mantenimiento del orden.
d) Los equipos de protección individual de los medios de transporte por carretera.
e) El material de deporte.
f) El material de autodefensa o de disuasión.
g) Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos y de los factores de molestia.
Los EPI’s deberán utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente.
Será obligación del empresario determinar los puestos de trabajo donde debe recurrirse al uso de los EPI’s, al no poder «evitar o eliminar» por: • Medios técnicos de Protección Colectiva • Organización del trabajo con medios o métodos Los EPI’s los debe facilitar el empresario de manera gratuita.
3.3. CARACTERÍSTICAS DE LOS EPI’S Los EPI’s deben proporcionar una «protección eficaz» frente a los riesgos que motivan su uso y además: a) No suponer riesgos por sí mismos b) No ocasionar riesgos adicionales c) No producir molestias innecesarias Para cumplir los requisitos: a) Responder a las condiciones del lugar de trabajo b) Tener en cuenta las condiciones anatómicas y fisiológicas del trabajador c) Adecuarse al usuario con los ajustes necesarios 3.4. CATEGORÍAS DE LOS EPI’S CATEGORÍA I Son los EPI’s de diseño sencillo y que proporcionan una protección ligera. Símbolo: CE - CAT. I Ejemplos: guantes para coger piezas calientes > 50º C , Ropa o calzado para agentes atmosféricos no extremos.
CATEGORÍA II Son los EPI’s de diseño medios que proporcionan una protección media. Símbolo: CE - CAT. II Ejemplos: equipos de protección específicos pies / manos, todos los cascos CATEGORÍA III Son los EPI’s de diseño complejo destinados a proteger al usuario de todo peligro mortal o que pueda dañar gravemente y de forma irreversible su salud. Símbolo: CE - CAT. III XXXX (distintivo del organismo notificado en fase de producción) Ejemplos: todos los dispositivos de protección diseñados, todos los equipos de protección y fabricados para proteger contra las caídas de altura. Respiratoria contra los aerosoles sólidos y líquidos o los gases.
3.5. INVENTARIO DE LOS RIESGOS / EPI’S A UTILIZAR • El empresario se responsabilizará de la elección de los equipos individuales de Protección, previa consulta con los representantes de los trabajadores o directamente con éstos.
1. Análisis y evaluación de los riesgos existentes, que no puedan evitarse o limitarse por otros medios.
2. Definir las características que deberán reunir los EPI’s 3. Verificar que el EPI’s está certificado para el riesgo.
4. RELACIÓN DE EPI’S CON LAS ACTIVIDADES QUE DEBEN UTILIZARSE PARTE DEL CUERPO A PROTEGER Protectores de cabeza (cráneo).
EPI Cascos protectores.
ACTIVIDAD Obras de construcción.
Especialmente, actividades en, debajo o cerca de andamios. Obras de encofrado y desencofrado.
Demoliciones.
Obras en fosas, zanjas.
Protección del pie.
Calzado de protección y seguridad.
Protección ocular o facial.
Gafas de protección, pantallas o pantallas faciales.
Protección respiratoria.
Equipos de protección respiratoria.
Protección del oído.
Protección del oído.
Protección del tronco, brazos y manos.
Protección del tronco, brazos y manos.
Prendas y equipos de protección.
Guantes.
Protección del tronco, brazos y manos.
Protección del tronco, brazos y manos.
Ropa de protección para el mal tiempo.
Dispositivos de prensión del cuerpo y equipos de protección anticaídas Movimientos de tierra y obras en roca.
Trabajos en canteras.
Actividades en ascensores, mecanismos elevadores y medios de transporte.
Trabajos de obra gruesa, ingeniería civil y construcción de carreteras.
Trabajos en andamios.
Demolición.
Obras de construcción de hormigón y de elementos prefabricados que incluyan encofrado y desencofrado.
Actividades en obras de construcción.
Trabajos de perforación.
Talla y tratamiento de piedras.
Utilización de máquinas que al funcionar levanten virutas.
Manipulación o utilización de productos ácidos y alcalinos, desinfectantes y detergentes corrosivos.
Trabajos en contenedores, locales exiguos.
Pintura con pistola sin ventilación suficiente.
Trabajos en pozos y otras obras subterráneas.
Trabajos con utilización de dispositivos de aire comprimido.
Manipulación o utilización de productos ácidos y alcalinos desinfectantes y detergentes corrosivos.
Trabajos de soldadura.
Manipulación de objetos con aristas cortantes.
Trabajos con cementos y hormigones.
Trabajos al aire libre con tiempo lluvioso o Trabajos al aire libre con tiempo lluvioso o frío.
Trabajos en andamios.
Montaje de piezas prefabricadas.
Trabajos en postes y torres.
Trabajos en cubiertas.
Tema 5: Actuaciones previas de obra 1. RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN 1.1. ACTUACIONES PREVIAS A LA OBRA 1. Proteger todos los huecos de bordes de forjados tras la inmediata retirada de sus respectivas protecciones.
2. Proteger los huecos abiertos en los forjados para el vertido de escombros.
3. Señalizar la zona del vertido de los escombros en la planta baja.
4. No arrojar escombros a través de la caja de escalera.
5. No retirar nunca la barandilla original de la escalera. Mantener limpia la escalera de escombros.
6. Procurar evitar el uso de las escaleras de mano.
7. Por los huecos abiertos para el vertido de escombros no arrojar elementos de gran longitud que puedan rebotar en las plantas inferiores.
8. Sujetar adecuadamente y de una forma estable el final del conducto de evacuación de escombros prefabricado antes de llegar al contenedor de los mismos.
9. EI final del conducto deberá quedar siempre por debajo de la línea que marque el máximo nivel del contenedor de escombros.
10. Instalar un plástico o lona sobre el contenedor de escombros para evitar la propagación del polvo en cada vertido.
11. Durante los trabajos de carga por medio de maquinaria se prohibirá el acceso de personas en su radio de acción.
12. Cuando el volumen de escombros alcance una altura superior a un metro, la maquinaria no circulará sobre los mismos.
13. Todas las medianeras que queden desprotegidas al finalizar la demolición, deberán enlucirse con mortero de cemento para evitar la reclamación en caso de producirse filtraciones por agua de lluvia.
14. Todos los elementos que se retiraron antes de comenzar la demolición del mobiliario urbano, se volverán a instalar en sus respectivos lugares.
15. Todos los apuntalamientos que se instalen deberán apoyarse siempre sobre durmientes.
16. Reparar las juntas que queden abiertas en las antiguas uniones de la cubierta para evitar posibles filtraciones de agua de lluvia en el edificio vecino.
17. La excavación necesaria para la demolición de los cimientos deberá practicarse con especial atención en los casos en que nos encontremos junto a medianeras; en estos casos se realizarán por bancadas o bataches para evitar el derrumbe del edificio colindante.
18. En días lluviosos evitar la acumulación excesiva de escombros en los forjados por aumentar el peso de los mismos al estar mojados.
19. En días lluviosos procurar que los elementos que queden sin derribar por completo no queden expuestos a la lluvia de tal forma que ésta pueda llegar a perjudicarles tanto que incluso llegue a peligrar su estabilidad o consolidación.
20. No existe forma de medir o calcular el peso del escombro ya que su densidad y homogeneidad es casi incalculable.
21. La mejor solución para ello consiste en no acumularlo en los forjados.
22. Los huecos de paso que haga falta abrir para facilitar los itinerarios o zonas de paso en una misma planta no deben quedar con resaltos en la parte inferior y deben tener cómo mínimo 70 cm. de anchura y 2 m. de altura libre.
23. Nunca se efectuarán trabajos manuales por debajo del nivel del operario que los realice así como tampoco por encima de la estatura del propio operario.
24. No olvidaremos nunca el solicitar a la empresa de demoliciones una copia de la contratación de la póliza de seguro de Responsabilidad Civil.
25. Todos los operarios deberán estar dados de alta en la Seguridad Social por la empresa correspondiente.
26. No deben comenzar los trabajos hasta estar concedida la correspondiente Licencia Municipal de obras correspondiente.
1.2. TIPOS DE APEOS 2.
DEMOLICIONES Y DECONSTRUCCIÓN 2.1. SISTEMA MANUAL El hombre es parte en la demolición; pala recogedora / retroexcavadora.
Orden a seguir: (por planta) 1. Salientes de cubierta, 2. Cubierta, 3. Obertura de forjados, 4. Terrazas, 5. Paredes / Pilares, 6. Forjados, 7. Ruinas.
Herramientas: - Para derrumbar: pico i pala, - Para serrar: sierra, - Para golpes: mallo y martillo. No es aconsejable el uso del martillo neumático.
2.2. SISTEMA MECÀNICO El hombre ejerce funciones accesorias. Instrumentos mecánicos por rentabilidad.
A) Demolición por colapso: acción a la base del edificio donde se substituye los elementos resistentes para maderas i se rocían con combustible, entonces toda la construcción cae.
B) Demolición por tracción: tracción por cable; toro/pala cargadora. Se utiliza un segundo cable de seguridad por si se rompiera el primero.
C) Demolición por empuje: operación realizada por el conductor de la máquina. El edificio no debe ser más alto que el brazo de la máquina. La pala cargadora con pórtico de seguridad.
D) Demolición a bola: siempre con grúa móvil, consiste en hacer pendular una bola de acero fundido de un cable.
Suele utilizarse en edificios aislados.
Entre el cable y la bola hay un elemento elástico. Hay un segundo cable de seguridad. La cabina del operario, con pórtico de seguridad.
3. SISTEMA POR EXPLOSIVO - Se tiene que utilizar la Ordenanza Laboral y el Reglamento de la Policía Minera.
- Rechazar los trabajos con pólvora negra = sensibilidad a la humedad y fallos.
- Este sistema es para aplicarlo en edificios aislados y barrado.
Tipos de Explosivos 4. DECRETO 201/1994 DECRETO 201/1994, de 26 de julio, regulador de los DERRIBOS y otros residuos de la construcción.
Los DERRIBOS, los escombros y otras basuras de la construcción constituyen residuos que contienen fracciones que se tienen que recuperar y otras fracciones que tienen que ser objeto de deposición controlada en la.
Estos residuos se originan, mayoritariamente, en el sector de la construcción.. Producción anual en más de dos millones de t con ratios por habitante y año que oscilan entre 375 Kg. Esta materia residual se elimina hoy casi en su totalidad mediante el sistema de verter en la tierra. Esta práctica de gestión de los residuos conlleva: a) Afecciones negativas al medio ambiente, ya que algunas de estas materias no son inertes.
b) Derroche de recursos naturales c) Afecciones negativas al paisaje.
d) Acelerado enripiado de los abocadores de residuos por causa de su importante volumen.
4.1. LOS PARTICIPANTES En el Decreto se definen tres participantes principales en el proceso de producción y de gestión de los residuos: A. PRODUCTOR DE LOS RESIDUOS Es el propietario del inmueble o estructura que los origina.
El productor es toda persona física o jurídica que produce residuos con su actividad constructora, aunque no se haga un derrumbamiento previo B. POSEEDOR DE LOS RESIDUOS Es el titular de la empresa que efectúa las operaciones de derrumbamiento, construcción, reforma, excavación… o la persona física o jurídica que los tiene en posesión y que no tiene la condición de gestor de residuos.
El poseedor es quien hace materialmente los trabajos de desmontaje, desmantelamiento y derrumbamiento de una construcción o los trabajos de excavación.
C. GESTOR DE RESIDUOS Es el titular de las instalaciones en que se efectúan las operaciones de valoración de los residuos y en que se efectúa la disposición de desechar. Los gestores son los titulares de las plantas de reciclaje, de tratamiento de residuos o de contenedores. La titularidad de estas instalaciones puede ser pública -los propios ayuntamientos- o privada.
4.1.2. Las Obligaciones del Productor y del Poseedor.
En el decreto, para el productor y el poseedor de los residuos se determina en las siguientes obligaciones: a) Garantizar que las operaciones de valoración y disposición de desechar se llevan a cabo según las determinaciones de este Decreto.
b) Garantizar que en las operaciones de gestión in situ de los residuos se cumplen las prescripciones de este Decreto.
c) Abonar los costes que se originen para la gestión de los residuos.
4.2. LOS RESIDUOS La composición de los residuos resultantes de las actividades de construcción no es uniforme en todos los países de nuestro entorno.
Las prácticas constructivas habituales varían según las regiones o países (más madera en los países centroeuropeos, por ejemplo), y los residuos de construcción también cambian en función de las características de las obras.
COMPOSICIÓN DE LOS RESIDUOS Los principales materiales que forman estos residuos son de origen pétreo. El hormigón, la obra de fábrica, el tapiado, entre otros, participan de forma muy significativa en la composición material de los residuos: 4.2.1. Residuos de Derribos Los materiales y componentes de construcción que se obtienen como resultado de las operaciones de desmontaje, desmantelamiento y derribos de edificios y de instalaciones.
También cabe considerar aquí los residuos de derribos parciales, originados por trabajos de reparación o de rehabilitación. Son los residuos que tienen mayor volumen y peso en el conjunto de residuos generados por la actividad constructora.
4.2.2. Residuos de Construcción Productos originados en el proceso de ejecución material de los trabajos de construcción, tanto si es de nueva planta, como de rehabilitación o de reparación.
4.2.3. Residuos de Excavación Son los resultantes de los trabajos de excavación, en general previos a la construcción. La composición de los residuos es menos variable que la de los grupos anteriores. Tienen una composición más homogénea y son de naturaleza pétrea.
4.3. LAS OPERACIONES Las acciones que facilitan una mejor gestión de los derribos y de los demás residuos de construcción pueden ser efectuadas: a) en el lugar donde se producen los residuos, y consiste en una separación y recogida selectiva.
b) Externas al lugar donde se producen y consisten en la reutilización, el reciclaje y el tratamiento especial de los residuos.
4.3.1. La Deconstrucción Es un conjunto de operaciones coordinadas de recuperación de los residuos con el fin de minimizar el volumen destinado al contenedor.
Cuando al proceso de demolición de una construcción se incorporan de manera coordinada las operaciones que hemos definido, esta demolición adquiere una complejidad más grande que un derrumbamiento habitual.
4.4. EL FINANCIAMIENTO Las operaciones de gestión de residuos tienen un coste que hace falta financiar. Es por eso que en el decreto se establece que: El productor y el poseedor de los residuos tienen la obligación de depositar una finanza, excepto en el caso de que sea aportada por el gestor de residuos.
Tema 6. Acondicionamiento del terreno 1. Información previa a) Inf. Topográfica: plano topográfico con curvas de nivel con un perímetro x15 del solar e indicaciones de árboles, minas, etc.
b) Inf. Urbanística: conocer los elementos enterrados para conocer posibles instalaciones que afecten el movimiento de tierras, electricidad, etc.
c) Inf. De la localidad: forma y medios usuales en excavaciones similares.
d) Inf. Legal: necesaria para licencias de obertura, colocación de vallas, señales, desvío de tráfico y maquinaria.
e) Inf. De la dirección general del patrimonio arquitectónico: saber si hay restos arquitectónicos en la zona.
f) Inf. De los edificios próximos: para no descalzar una zapata mediana, hace falta conocer los tipos, situación, profundidad y dimensiones de los cimientos de los edificios contiguos, y notificar de la construcción a los vecinos.
g) Inf. Geotécnica: es la más importante porque nos da las características del terreno, considerando: Cantidad de puntos a reconocer (mínimo 2) Profundidad de cada punto Situación de los puntos Técnicas de reconocimiento (pozos, sondeos, penetrómetro) Nombre y tipo de muestras que se deben extraer Ensayos que se deben hacer in situ y en laboratorio Informe geotécnico (resultados obtenidos e interpretación)  El terreno será coherente si está formado por arcilla, e incoherente si lo está por arena o grava.
2. Explanación Según el terreno serán necesarios desmontes y/o terraplenes.
Los riesgos más habituales son: a) Deslizamiento de tierras o de rocas b) Colisiones, vuelcos, falsas maniobras de máquinas c) Caídas del personal d) Interferencias con conducciones subterráneas e) Contactos eléctricos f) Existencia de gases tóxicos Las medidas preventivas a seguir son: a) Las tierras, maquinaria y materiales se mantendrán alejados 2m del borde b) Los vehículos de carga contarán con un tramo horizontal de terreno de longitud superior a ‘una vez y media’ los ejes del camión (mínimo 6m) c) La anchura mínima de la rampa de circulación será de 4,5m y las pendientes inferiores a 12% en recta y 8% en curva d) La coronación de taludes se protegerá con barandillas de 90cm de altura, listón intermedio y rodapié de 2m e) Según el tipo de terreno se tomarán diferentes medidas f) Se tienen que utilizar testigos para indicar movimiento del terreno g) Se delimitará el entorno y se prohibirá el desplazamiento de personas en el radio de acción del brazo de la máquina 3.
Se usan con debajo Los son: a) Vaciados en el caso de edificios proyectados sótanos, trabajos por de la cota ±0.
riesgos más habituales Repercusiones en las estructuras de edificios vecinos b) Desmoronamiento de tierras y rocas por filtraciones c) Atropellos, colisiones, vuelcos y falsas maniobras de las máquinas d) Caída del personal, maquinaria, coronación de taludes e) Interferencias con conducciones de agua o energía eléctrica f) Inundación, asfixia Las medidas preventivas a seguir son: a) Durante los vaciados, se debe tener en cuenta las mismas normas que en las explanaciones b) Una vez llegado a la cota inferior, se debe revisar la medianera c) Se mantendrán las contenciones y apuntalamientos hasta la construcción de paredes y fondos d) En el fondo de los vaciados se mantendrá el desagüe necesario para impedir la acumulación de agua 4. Pantallas Los riesgos más habituales, las medidas preventivas y los EPI’s de protección personal a utilizar son los mismos que en excavaciones y vaciado.
El transporte suspendido de armaduras se debe hacer colgándolas por medio de eslingas y con ganchos provistos de pestillo de seguridad.
Hace falta que haya un interruptor diferencial en las instalaciones eléctricas para elementos auxiliares (según el reglamento electrotécnico de baja tensión, para la conexión al suelo se debe consultar CTE).
En el vertido de hormigón por bombeo se tienen que anclar los tubos de conducción y limpiar el interior una vez acabado el bombeo.
Si se utiliza cieno tixotrópicos se tiene que extremar la recuperación o la eliminación y evacuación, y evitar la suciedad y el mal estado de la zona de trabajo.
5. Zanjas y pozos de servicio Los riesgos más habituales son: a) Los mimos que en caso de los vaciados Las medidas preventivas a seguir son: a) Las zanjas más hondas a 1,3m han de tener escalera (preferiblemente metálica), que sobrepase 1m los bordes de las zanjas b) Cuando haya operarios en el interior hace falta alguien de guardia en el exterior para dar la alarma c) Las zanjas a una profundidad superior a 1,5m se apuntalarán y los estribos saldrán 0,2m del nivel del terreno y 0,75m de los bordes d) A una profundidad mayor a 2m se rodeará con una barandilla sólida de 0,9m formada por pasamano, listón intermedio y rodapié a 2m del extremo e) Para la iluminación se harán torres aisladas con conexión al suelo y proyectores a la intemperie f) Se revisará el estado de los taludes a intervalos regulares, se secará el agua g) En los pozos se prohíben máquinas de combustión o explosión h) En las zanjas se tenderá una malla de alambre de hierro galvanizado sujeta por tiras de hierro de 1m ancladas al terreno i) No se debe trabajar simultáneamente en diferentes niveles en la misma verticalidad 6. Excavaciones de tierra procedimientos neumáticos Los riesgos más habituales son: a) Caídas de objetos y personas b) Golpes y proyecciones c) Lesiones por roturas de barras o taladros d) Lesiones por rotura de mangueras o trabajados expuestos al ruido e) Desprendimiento de tierras o rocas f) Sobreesfuerzos Las medidas preventivas a seguir son: a) Poner cinturón de seguridad sujetado en un punto sólido del terreno si hay riesgo de caída de altura b) Prohibir trabajos a distancia inferior a 5m de un martillo neumático en uso c) Los empalmes/uniones y mangueras de presión deben revisarse periódicamente d) No apoyar el cuerpo en controles o culatas para evitar la transmisión de vibraciones 7. Condicionamiento del terreno - Zanjas sin estribar: a) El ángulo de las paredes ha de ser igual o menor que los taludes indicados: b) En los contornos no debe haber elementos que hagan variar las condiciones c) Sanear los tramos para evitar deslizamientos parciales - Zanjas estribadas: Se estribará cuando no se cumplan las condiciones del apartado anterior, las secciones y separación de maderas debe cumplir las Normas Tecnológicas de la Construcción y la OSHA. Se recomienda que la estribada salga 20cm del borde de la zanja para hacer de zócalo, además: a) Tiene que proteger la zona superior y llegar, como mínimo, a la mitad de la pared b) La anchura debe ser un tercio de la altura - Apuntalamiento de zanjas: a) Con postes horizontales: es uno de los sistemas más utilizados cuando el terreno tiene suficiente cohesión como para ser autoestable.
b) Con postes verticales: es el más aconsejable si el terreno no presenta suficiente cohesión.
8. Sistema Heidbreder Se hace bajar un andamio reforzado con tubos de acero mediante la retroexcavadora: 1 fase: ponerlo en un lugar separado para no comprometer la estabilidad de la zanja (3 o 4m).
2 fase: colocar las maderas de forma que las agujas que aguanten los tablones estén bien amarradas.
3 y 4 fase: izar y colocar la bastida dentro de la zanja.
5 fase: levantar las agujas.
6 fase: apuntalar los tablones, los operarios bajarán con una escalera.
7 y 8 fase: retirada del andamio una vez han salido los operarios.
Como norma los trabajadores deben estar familiarizados con este proceso, llevar casco y botas con puntera reforzada.
9. Sistema Lamers Se bajan dentro de la zanja dos cajas y se colocan a una distancia inferior a ‘la alargada de las maderas de apuntalamiento’. El lado abierto se coloca al lado contrario de la excavadora.
Se colocan las maderas para la estribada que hay en el exterior (lo hace el trabajador más lejano de la excavadora).
La caja más lejos de la excavadora (la caja de montaje), se lleva al centro de las hileras de postes horizontales ya colocadas y se apuntalan.
Cuando se haya hecho otra parte de la excavación, se traslada la caja situada más cerca de la excavadora (la caja portante) al extremo del revestimiento que acaba de ser colocado, a una distancia igual a ‘la largada de las maderas de revestimiento más la caja de montaje’ y se procede al último apuntalamiento.
10. Sistema Quillery En el caso que en el apuntalamiento se hagan servir plafones de madera prefabricados, no deben ser de más de 2,5-3,5m de altura.
Los plafones se tienen que poner dentro de la zanja mediante barras, un operario sitúa los tablones transversales y coloca unos jabalcones para impedir el acercamiento de los plafones. De esta forma se puede proceder al apuntalamiento definitivo empezando por arriba.
11.
Otros sistemas de apuntalamiento 12.
dimientos operativos de seguridad y trabajos iniciales y de reparar-confección de pilotes Operaciones de introducción de barras o metálicos en el terreno mediante perforación y posterior refuerzo mediante lechada de hormigón (fuera o dentro del tubo).
Los recursos considerados son: a) Materiales: Barras o tubos metálicos, conectores b) Mano de obra: Especialistas o peones c) Maquinaria: Perforadoras, martinetes de hinca, bombas de hormigonado d) Medios auxiliares: Guías y elementos de afianzamiento de los tubos, cables y eslingas de izado Los riesgos más frecuentes son: a) Desprendimientos del terreno b) Vuelcos de la maquinaria c) Empujes y golpes a personas d) Caídas de personas al mismo nivel e) Ruido f) Polvo y proyección de partículas g) Rotura de cables metálicos de izado y mangueras de aire o agua de instalación h) Rotura de instalaciones públicas i) Electrocuciones j) Cortes y heridas punzantes k) Humedad l) Golpes en pies y manos Los EPI (Equipo individual de protección) que se debe utilizar es: a) Casco b) Botas de seguridad con puntera metálica c) Botas impermeables d) Traje de agua e) Guantes de cuero f) Protectores auditivos g) Gafas contra proyección de partículas h) Mascarilla antipolvo Los elementos de protección colectiva son: a) Señalización de pilotes Proce tubos previa b) Vallas de delimitación de zonas de acopio c) Balizamiento de zonas de trabajo y zona de influencia de la maquinaria de hinca y pilotaje Las condiciones de seguridad que debe reunir el tajo son: a) Las zonas de circulación estarán señalizadas y las de paso de máquinas y camiones de gran tonelaje, estarán consolidadas b) La maquinaria de hinca, cuando no esté en uso, debe mantenerse en posición tal que quede asegurada la imposibilidad de movimiento o caídas accidentales de elementos de la misma c) Las conducciones de agua, aire Y de conductos eléctricos, deberán estar protegidas de golpes, cortes o torceduras d) En caso de existencia de agua deberán preverse las bombas o elementos de achique necesarios 13. Normas de actuación 1. Antes de inicio de los trabajos: a) Se acordarán los lugares en que se efectúe el pilotaje, prohibiéndose el paso de personal de la obra ajeno a los mismos b) El personal interviniente en los trabajos de pilotaje será conocedor del correcto sistema constructivo a emplear y estarán dirigidos por un especialista en el mismo c) Se evitará la permanencia o paso de personal bajo cargas suspendidas, acotando las áreas de trabajo d) La recepción y acopio de las cabezas y fustes se efectuará en los lugares determinados y señalados en los planos e) La descarga de los fustes se hará suspendiéndolos de dos puntos distantes, mediante balancín indeformable que penderá del gancho de la grúa f) El acopio se hará ordenadamente sobre durmientes de madera de reparto g) Los martinetes deberán estar bien afianzados sobre durmientes de madera sólidos, asientos de hormigón u otra base sólida y estable h) Si la seguridad lo exige, se deberán arriostrar convenientemente los martinetes i) Se deberán tomar precauciones especiales cuando se hayan de instalar martinetes a proximidad peligrosa de conductores eléctricos j) Si fuera necesario instalar dos martinetes en un mismo lugar, deberá haber una separación entre ellos igual por lo menos a la longitud del pié más largo k) Deberá asegurarse el acceso a las plataformas de trabajo y a la polea superior por medio de escaleras que cumplan con las disposiciones pertinentes l) Las plataformas de trabajo y los puestos de los operarios deberán estar convenientemente protegidos contra la intemperie 2. En el acondicionamiento del terreno: a) Cuando las guías de hayan de ser inclinadas deberán equilibrarse por medio de contrapesos, y el dispositivo de inclinación deberá estar bien fijado para que no se desplace b) Los acoplamientos de manguera deberán reforzarse con cables o cadenas c) La manguera de los martinetes neumáticos deberá estar bien amarrada al martinete para que no dé latigazos en caso de rotura de una junta d) Se deberán controlar los conductos de aire comprimido mediante válvulas de cierre fácilmente accesibles e) Las roldanas de los martinetes deberán estar resguardadas para impedir que arrastren a los trabajadores f) Se deberán tomar precauciones necesarias para impedir el vuelco del martinete g) Se deberán tomar las medidas necesarias, por medio de bridas u otros dispositivos apropiados, para impedir que salga el cable de la polea o rueda superior h) Se deberán tomar las precauciones adecuadas para impedir que falle el golpe del martinete i) En caso necesario, se deberán afianzar por medios apropiados los pilotes largos y las tablestacas pesadas para impedir que se caigan j) Diariamente se revisará el estado de los dispositivos de manejo e hinca de los pilotes, antes de comenzar los trabajos 3. Durante la realización de los trabajos: a) Se prohíbe arrastrar los fustes hasta el lugar del montaje b) Se prohíbe izar los fustes hasta la posición vertical dando tirones sesgados c) Los fustes en suspensión vertical se dirigirán mediante sogas atadas al extremo libre, nunca directamente con las manos d) En las operaciones de soldadura y cortes se observarán lo que al respecto se incluye en los apartados de soldadura y oxicorte e) Se suspenderán los trabajos cuando exista viento con una velocidad superior a 50 km/h f) g) h) i) j) k) l) m) n) o) p) q) 4.
a) b) c) En caso necesario, se deberán afianzar por medios apropiados los pilotes largos y las tablestacas pesadas para impedir que se caigan El manejo de los martinetes deberá estar únicamente a cargo de personas competentes Las operaciones de hundimiento de pilotes deberán dirigirse mediante señales Los trabajadores ocupados a proximidad de un martinete deberán llevar un casco de seguridad Siempre que sea posible, deberán prepararse los pilotes a una distancia mínima del martinete igual al doble de la longitud del pilote más largo Los pilotes izados en el aparejo deberán eslingarse de manera que no sea necesario balancearlos ni puedan oscilar intempestivamente o dar bandazos Durante el izado de pilotes, todos los trabajadores no ocupados en esta operación deberán mantenerse a una distancia prudencial Al izar un pilote para colocarlo en las grúas, los trabajadores no deberán apoyar las manos o los brazos entre el pilote y la guía interior ni sobre la cabeza del pilote, sino que deberán utilizar una cuerda para dirigir el movimiento de éste Si la seguridad lo exige, los pilotes hincados en sentido inclinado deberán apoyarse en un dispositivo de guía No se deberá purgar ninguna tubería de vapor o de aire comprimido hasta que todos los trabajadores se encuentren a una distancia prudencial Los barriles, barricas y recipientes análogos que contengan combustible deberán conservarse en lugar seguro y estar bien sujetos Cuando no se esté utilizando un martinete se deberá descender y bloquear el martillo al pié de las guías Revisiones Se deberán examinar los cables y las poleas antes de comenzar cada turno de trabajo Todo órgano o accesorio defectuoso, como roldanas, mecanismos, eslingas o mangueras, sólo deberán ser reparados por personas competentes No se deberá reparar ningún elemento de la instalación de conducción de vapor o aire comprimido mientras dicha instalación esté funcionando o se halla bajo presión Tema 7: Trabajos con manipulación de hormigón / Estructura. Trabajos en altura PARTE I: TRABAJOS CON MANIPULACIÓN DE HORMIGÓN Fabricado, vertido y vibrado de hormigón: Elección del lugar de acopio de áridos y cemento: Deberá estar lejos de viento e instalaciones (de manera que no interfiera en otras actividades de la obra).
Tener en cuenta el acceso de camiones y vehículos para la descarga y movimiento de estos materiales: que tengan suficiente espacio.
Si hay cabina fija para guardar el árido y el cemento: uso mascarilla antipolvo + guantes + botas impermeables + gafas.
Puesta en obra del hormigón: Accesible des del terreno: vertido directo des del camión a través de canaletas (colocar topes de retroceso para evitar que el camión se mueva).
Si no es accesible des del terreno: por medio de un cubo suspendido de la grúa.
El mayor riesgo en la puesta en obra del camión: el transporte neumático a través de estación de bombeo y por medio de tuberías unidas entre sí: limpieza periódica del circuito para evitar la obstrucción Vertido de hormigón: Prohibido usar una escalera=> Usar andamios o plataformas (fijas o móviles).
Si la grúa suministra el hormigón por medio de cubetas deberemos considerar que: - La cubeta debe tener un cierre perfecto: evitar caídas de materiales en su recorrido.
- Al verter el hormigón, precaución de que no caiga material sobre otros operarios.
Los vibradores utilizados deben tener doble aislamiento y estar conectados a tierra.
Encofrados: Conjunto resistente y estable = soportar esfuerzos estáticos y dinámicos (ferralla, viguetas, piezas prefabricadas…) = evitar accidentes.
Riesgos más habituales: - Desprendimientos por mal apilado de la madera.
- Golpes y heridas en las manos durante el trabajo con las puntas.
- Vuelco de los paquetes de madera durante las maniobras de izado a las plantas. Ídem de las tablas durante las operaciones de desencofrado.
- Caída encofradores al vacío o de otros trabajadores al caminar o trabajar sobre las vigas o jácenas.
- Cortes al utilizar sierras de mano cortadoras o sierra circular.
Medidas preventivas: Uso de redes+ barandillas de cubrición de huecos.
PROHIBIDO: Permanencia operarios en zonas de cubrición de huecos + zonas de batido de cargas durante ciertas operaciones (puntales, ferralla…) Ascenso y descenso personal a los encofrados= uso escaleras de mano.
Instalación listones sobre los fondos de madera de las losas = tránsito seguro + evitar caídas.
Instalación señales de: -Uso obligatorio de casco.
-Uso obligatorio de botas, guantes y cinturón de seguridad.
-Peligro, contacto con la corriente eléctrica.
-Peligro de caída de objetos.
-Peligro de caída al vacío.
- Cordón de balizamiento ante los huecos peligrosos.
- Desencofrado = uso de uñas metálicas (se realizará desde el lado del que no puede desprenderse la madera, es decir, desde el ya desencofrado) Ordenanza general de seguridad e higiene en el trabajo (1971): Extremidades inferiores: Zapatos o botas de seguridad adaptados a los riesgos a prevenir La protección frente al agua y la humedad se efectuará con botas altas de goma.
Extremidades superiores: Guantes, mangas, mitones y manguitos.
Cimentaciones: Las Normas Tecnológicas de Edificación: •Se evitará la permanencia o paso de personas bajo cargas suspendidas, acotando las áreas de trabajo.
•Se suspenderán los trabajos cuando llueva, nieve o exista viento con una velocidad superior a 50 km/h (En este último caso se retirarán los materiales y herramientas que puedan desprenderse).
•Diariamente se revisará el estado de los aparatos de elevación y cada 3 meses se realizará una revisión total de los mismos.
•Los operarios que manejan el hormigón = guantes + botas •En las instalaciones de energía eléctrica para elementos auxiliares de accionamiento eléctrico (ej: hormigoneras y vibradores), se dispondrá a la llegada de los conductores de acometida un interruptor diferencial.
•Los operarios encargados del montaje o manejo de armaduras = guantes + calzado de seguridad + mandiles + cinturón + portaherramientas.
•Vertido hormigón se realice mediante bombeo = los tubos de conducción estarán anclados + atención en su limpieza interior una vez terminado el hormigonado (evitar obstrucción).
CONTENCIONES A.1 Muros y pantallas: - Uso de redes, viseras o elementos de protección equivalentes.
- Se habilitarán los accesos a los distintos niveles de la estructura con: * Escaleras o rampas de anchura mín. 0.60m * Barandillas de 0.90 m de altura * Rodapiés de 0.20 m (Cuando no se disponga de dicha protección = cinturón de seguridad) A.2 Taludes: - Los conductores de estas instalaciones y elementos serán de tipo antihumedad e irán protegidos por cubierta aislante de suficiente resistencia mecánica.
PILOTES B.1. Encepados: -Transporte armaduras = eslingas - Vibradores eléctricos = doble aislamiento B.2. “In situ”: - Aparatos y dispositivos = revisión diaria - Uso de máscaras cuando exista posibilidad de que emanen gases tóxicos en la excavación.
- Comprobación cierre cuando de realice el hormigonado (antes de su traslado).
-Utilización yodos = uso gafas.
B.3. Prefabricados: - Aparatos y dispositivos = revisión diaria - Maquinaria de hinca = cuando no se use, debe estar en posición tal que quede asegurada la imposibilidad de movimiento o caídas de elementos de la misma.
- Encargados picado= gafas, casco, mandil y botas - Trabajadores sometidos a ruido continuo o impacto = tapones o auriculares que amortigüen el nivel sonoro.
SUPERFICIALES: C.1 Corridas: - Vibradores eléctricos = doble aislamiento -Transporte armaduras = eslingas C.2 Losas: - Las zonas de transporte deben estar protegidas de circulación o trabajo.
- Vibradores eléctricos = doble aislamiento -Transporte armaduras = eslingas C.3. Vigas flotantes: - En los trabajos de desencofrado se tomarán medidas para evitar la caída de material.
- Vibradores eléctricos = doble aislamiento.
- No se andará por las vigas hasta pasadas las 24h del hormigonado.
C.4. Zapatas: -Transporte armaduras = eslingas - Cuando se utilicen vibradores eléctricos, serán de clase III.
CONTROL DE SEGURIDAD DE ZANJAS: Accidentes de excavaciones: ocurren por no haberse planeado o ejecutado el trabajo de la forma debida.
Antes de excavar verifique: • Las condiciones del suelo.
• La proximidad de los edificios, instalaciones de servicio público, carreteras de mucho tráfico y cualquier otra fuente de vibraciones.
• Si el suelo ha sido alterado en alguna forma.
• Proximidad de arroyos, alcantarillas antiguas, cables soterrados, etc.
• Equipos, equipos de protección del personal, materiales de apuntalamiento, letreros, barricadas, luces, maquinaria, etc.
Mientras excava observe: • Si cambian las condiciones del suelo, especialmente después de haber llovido.
• Si las condiciones indican algo de oxígeno o gas en la zanja.
• Las condiciones del apuntalamiento y si es adecuado según avanza la obra.
• La manera de entrar y salir de la excavación.
• Cambios en el movimiento de vehículos; mantenga los camiones lejos de los muros de la excavación.
• Que el material excavado está a más de 60 cm. De los bordes de la zanja.
• Colocación de los equipos pesados o tuberías.
• Si las pantallas portátiles de protección de zanjas son las adecuadas.
• Posición correcta de las riostras atravesadas o gatos y si son adecuados para evitar que pueda correrse el apuntalamiento.
• Que los trabajadores conocen los procedimientos apropiados y seguros y que no se suponen pasando por alto estas verificaciones.
PARTE II: ESTRUCTURA.
TRABAJOS EN ALTURA Encofrado: Comprende todas las operaciones de fabricación y puesta en obra de los distintos moldes, para el vertido y contención del hormigón.
Riesgos más frecuentes: - Caídas de altura.
- Punturas y golpes en los pies.
- Desprendimiento de tierras o piedras.
- Caídas de objeto.
- Caída de materiales: tableros o paneles.
- Caídas a nivel.
- Golpes con herramientas.
Equipo individual de protección: - Casco.
- Buzo de trabajo.
- Botas anticlavo y con puntera metálica.
- Cinturón de seguridad.
- Guantes.
- Bolsa para herramientas.
Elementos de protección colectiva: - Barandillas en andamios y plataformas de trabajo.
- Sirgas y cables metálicos para anclaje del cinturón de seguridad.
- redes protectoras de recogida de personas.
- Vallas, balizas y señales.
5.1. Condiciones de seguridad que debe reunir el tajo: Generales: - Cimbras + encofrados + uniones de sus distintos elementos = resistencia y rigidez suficiente para soportar cargas, sobrecarga y acciones sin deformaciones ni asientos (como consecuencia del proceso de hormigonado y vibrado del hormigón).
- No se procederá a desencofrar hasta que no hayan transcurrido los días necesarios para el perfecto fraguado y consolidación del hormigón establecidos por las Normas oficiales en vigor.
- Maquinaria empleada en condiciones de utilización segura.
- Herramientas en buen estado.
- Los puntales deberán tener la sección adecuada para resistir las solicitaciones y esfuerzos a soportar. Punteles > o iguales a 5m: arriostramiento horizontal.
- Los andamios y plataformas de trabajo tendrán 60 cm. como mínimo de ancho y estarán provistos de barandillas protectoras.
- Estarán señalizados los riesgos y peligros de la obra.
- Las oberturas estarán tapadas o protegidas con barandillas.
- La tronzadora tendrá las protecciones superior e inferior del disco, el disco estará en condiciones de trabajo, y la toma de corriente eléctrica estará conectada a los dispositivos de seguridad del cuadro.
- Los accesos a los puestos de trabajo se realizarán mediante escaleras debidamente protegidas.
- La recogida de cargas en plantas intermedias se efectuará desde plataformas voladas.
- Si fuese preciso, se emplearán redes donde los andamios o plataformas tuvieran una construcción difícil.
- Se cercarán las zonas donde hubiese peligro de caídas de materiales.
2. En la utilización de puntales metálicos: - Todos los puntales se colocarán sobre durmientes de tablón bien nivelados y perfectamente aplomados.
- Si fuera necesario colocar puntales inclinados, se acuñará el durmiente de tablón, nunca el puntal.
- Es necesario realizar el hormigonado tratando de no desequilibrar las cargas que van a recibir los puntales, para la cual se deben tener en cuenta los ejes de simetría.
- Una vez los puntales en carga, no podrán aflojarse ni tensarse, y si por cualquier razón se viera que algunos puntales trabajan con exceso de carga, se colocarán a su lado otros que absorban este exceso de carga, sin tocar para nada el sobrecargado.
- Procurar no usar nunca los puntales a su altura máxima, y en caso en que las necesidades de la obra obliguen a ello, estos puntales se deberán arriostrar transversalmente en las dos direcciones, utilizando para ello las abrazaderas que suministran las casas proveedoras.
- Para el cálculo de puntales que tienen que trabajar inclinados, téngase en cuenta el exceso de carga sobre la vertical, ya que en este caso lo que recibe el puntal es la fuerza resultante (diagonal del paralelogramo).
5.2. Normas de actuación: 1. Antes del Inicio de los Trabajos: - Se analizará la resistencia del encofrado en su máxima solicitación. Desencofrado = forma menos peligrosa para evitar derrumbamientos.
- Atención a las condiciones del suelo sobre el que se apoyará la estructura del encofrado.
- Se vigilará las condiciones del corte de la excavación del terreno: prever desprendimiento de tierras o piedras, se efectuarán los correspondientes apuntalamientos o se efectuará el saneo que proceda.
- Cálculo de los anclajes y dimensiones de los pescantes para soportar los andamios o plataformas - Se tendrá el acopio necesario de las prendas del equipo individual de protección que se vayan a emplear en la obra.
- Se instruirá al personal en el correcto manejo de las máquinas y herramientas.
2. Durante la Realización de los Trabajos: - El personal = uso protecciones - Uso protección colectiva, medios auxiliares, máquinas y herramientas.
- No se permanecerá debajo de cargas en suspensión, ni de andamios o plataformas.
- No se arrojarán herramientas y materiales desde altura.
- Se quitarán las puntillas del maderamen y se eliminarán de la zona de trabajo.
- Se mantendrán limpias de materiales las plataformas y andamios.
- Depositar los materiales en las zonas de acopio o de escombros.
- Se utilizarán cuñas prefabricadas en el taller de carpintería, para evitar cortes en las manos.
- La sierra deberá tener las protecciones del disco puestas y los operarios emplearán guantes, gafas y empujadores.
- Ne deben utilizarse las estructuras de las andamiadas y encofrados, para acceder a niveles superiores, accediendo a éstos por las escaleras situadas al efecto.
- Montaje de las estructuras y encofrados = con cinturón de seguridad y siguiendo las instrucciones precisas.
Estructuras de hormigón armado. Ferrallado: Operación de colocación de armaduras de acero para construcción de estructuras de hormigón armada, tanto en zapatas, cimentaciones corridas, losas, muros, pilares, jácenas y tableros.
Riesgos más frecuentes: - Caídas al mismo nivel.
- Caídas a distinto nivel.
- Punturas y golpes en los pies.
- Desprendimientos de tierras o piedras.
- Caída de objetos y herramientas.
- Caídas de tableros y paneles.
- Golpes con herramientas.
- Cortes en manos con alambres de atado.
- Partículas y radiaciones en los ojos por oxicorte.
Equipo individual de protección: - Cascos.
- Buzo de trabajo.
- Botas anticlavos y con puntera metálica.
- Guantes anticorte.
- Gafas soldadura y antimpacto.
- Cinturón de seguridad.
- Bolsa de herramientas.
- Hombreras para el transporte del hierro.
Elementos de protección colectiva: - Barandillas en andamios y plataformas de trabajo.
- Sirgas y cables metálicos para anclaje del cinturón de seguridad.
- Redes protectoras de recogida de personas.
- Vallas, balizas y señales.
6.1. Condiciones de seguridad que debe reunir el tajo: 1. En el acopio de Ferralla: -Se vigilarán las operaciones de carga y descarga, forma de embargar y estado de los cables.
- Las barras acopiadas se colocarán entre piquetes clavados en el suelo, para evitar desplazamientos laterales.
- Zona de paso libre - Maquinaria segura.
2. En la elaboración de Ferralla: - La distancia entre las máquinas será la suficiente para que no haya interferencia entre los trabajos de cada una.
- Conducciones eléctricas seguras.
3. En la colocación de la Ferralla: -Se colocarán pasarelas para que el personal camine por ellas cuando se trate de armaduras horizontales.
- Si fuera preciso: barandillas para los huecos de las zapatas.
- En las armaduras no se colgarán cables eléctricos ni focos de alumbrado.
- Para la colocación de armaduras en altura, se emplearán andamios o plataformas de trabajo cuyas dimensiones mínimas serán de 3 tablones de 20 cms. de ancho y 5 cms. de grueso.
- Estas plataformas o andamios, tendrán sus respectivas barandillas a 100 cm, sobre el nivel de las mismas y su rodapié de 20 cms., que evite la caída de materiales.
- Uso escaleras reglamentarias.
6.2 Normas de actuación: 1. Antes del Inicio del Trabajo: - Establecer talleres de ferralla + distribución máquinas + zona de acopios + distribución zona eléctrica.
- Se tendrá el acopio necesario de las prendas del equipo individual de protección que se vayan a emplear en la obra.
- Previsión medios de protección colectiva + medios auxiliares.
- Se instruirá al personal en el correcto manejo de las máquinas y herramientas.
2. Durante la Realización de los Trabajos: - El personal: protección individual + colectiva - No se permanecerá debajo de las cargas en suspensión, ni debajo de andamios o plataformas.
- Se vigilará el acopio de fajos de barras de hierro sobre los encofrados, para no sobrecargar éstos.
- Elaboración la ferralla en las opraciones de doblado y corte los trabajadores estarán fuera del radio de acción de las barras.
- No se utilizará la ferralla como medio de acceso vertical.
- Mantener limpia de recortes las plataformas, andamios y zonas de trabajo.
- El transporte manual se efectuará sin coger sobrepesos y cuando sean barras muy largas deberá efectuarse como mínimo entre dos personas.
- Se vigilará la forma de elevación del material preformado y de los paquetes de barras, estado de los balancines, ganchos y estrobos.
3. Revisiones: - Comprobación estado y funcionamiento de las máquinas + herramientas.
- Revisión instalación eléctrica.
Estructuras de hormigón armado. Hormigonado Operación de transporte del hormigón desde su lugar de fabricación y vertido y vibrado en su emplazamiento definitivo.
Riesgos más frecuentes: - Afecciones de la piel.
- Salpicaduras en ojos.
- Golpes contra objetos.
- Caídas al mismo ninivel.
- Caídas a distinto nivel.
- Caídas de objetos.
- Atropellos por vehículos.
- Electrocuciones.
- Golpes en extremidades.
- Roturas de conducciones de aire comprimido.
- Incendios de carburante.
Equipo individual de protección: - Casco.
- Guantes de goma.
- Botas de goma.
- Gafas contra proyecciones.
- Buzo de trabajo.
- Cinturón de seguridad.
- Cinturón antivibratorio Elementos de protección colectiva - Topes para vehículos en operaciones de descarga al borde de zanjas.
- Banderolas, balizas y vallas al borde de zanjas, excavaciones y aberturas de menos de 2 m. de altura, y fuera de zonas de trabajo y tránsito.
- Barandillas y parapetos al borde de zanjas, excavaciones y aberturas de más de 2 m. de la atura con riesgo de caída.
- Señalización riesgos en las operaciones.
- Señales generales y de circulación dentro de la obra.
- Sistemas de protección por redes en las zonas de riesgo continuado de caídas de altura.
- Sirgas, cables y anclajes metálicos para la sujeción del cinturón de seguridad en las zonas de trabajo con peligro de altura y situación de riesgo puntual y esporádico.
- Diferenciales y tomas de tierra en la instalación eléctrica y máquinas.
- Extintor contra incendios de polvo polivalente.
- Señales ópticas y sonoras que indiquen la posición y movimiento de máquinas.
- Sistema de iluminación diurna y nocturna necesaria.
7.1. Condiciones de seguridad que debe reunir el tajo: - Los accesos para vehículos y personas estarán en buenas condiciones.
- Los topes estarán colocados antes de las operaciones de vaciado.
- Las maniobras de los camiones, tanto hormigonera como basculantes, deberán ser dirigidas por un operario competente.
- La capacidad de los cubilotes estarán en consonancia con la carga máxima admisible por la grúa.
- El sistema de enganche de los cubilotes será el normalizado.
- El hormigonado de pilares se efectuará mediante torretas metálicas debidamente protegidas y con escalera de acceso.
- Paso de personas bajo los encofrados y apuntalamientos = restringido (durante las operaciones de llenado = poner señales y balizas) - Se dispondrá de pasarelas y escalers suficientes para la circulación del personal durante el hormigonado.
- Se comprobará que están bien colocadas las vallas, señalizaciones y redes de seguridad que se utilizan en las obras.
- La zona de los trabajos estará limpia.
- El grado de iluminación será suficiente, y en caso de luz artificial la intensidad será de 50 lux como mínimo.
- Los vibradores eléctricos estarán alimentados a una tensión de 24 voltios o por medio de transformadores o grupos convertidores de separación de circuitos.
7.2. Normas de actuación 1. Antes del Inicio de los Trabajos: - Se examinará el material del encofrado.
- Se estudiará la conveniencia de utilizar uno u otro medio de hormigonado en lo que atañe a la seguridad en los trabajos.
- Se efectuará un estudio de habilitación de las zonas de hormigonado, para prever la colocación de plataformas, torretas, zonas de paso y formas de acceso y poderlos utilizar de forma conveniente.
- Revisión instalación eléctrica, la situación y estado de los cables, diferenciales y tomas de tierra.
- Personal instruido para el uso correcto de las máquinas.
2. Durante la Realización de los Trabajos: - Se vigilará el comportamiento de los encofrados y apuntalamiento. En caso de notar alguna anomalía, cesará inmediatamente la operación, no iniciándose hasta haberla subsanado.
- Protección individual.
- No se deberá permanecer debajo de cargas suspendidas, la trampilla del cubilote.
- La descarga del hormigón se efectuará teniendo cuidado de que las acciones dinámicas repercutan lo menos posible sobre los encofrados.
- En los sistemas de hormigonado por bombas se deberán cumplir los requisitos especificados en sus normas de seguridad.
- Las maniobras de montaje y desmontaje de la tubería de distribución del hormigón, se realizarán con las máximas precauciones.
- Se dirigirán las maniobras de camiones, grúas, bombas de hormigonado, cubilotes, etc., por personal auxiliar competente.
- Los vehículos y máquinas utilizarán las señales ópticas y sonoras durante sus desplazamientos y maniobras. Las personas no deberán colocarse jamás detrás de ellos, para evitar ser atropellados.
3. Revisiones: - Las propias de la maquinaria utilizada en la obra.
- De los encofrados y medios de apeo.
- De los andamios, torretas, plataformas, superfíces de trabajo y de circulación.
- Redes, barandillas, vallas, balizas y demás medios de protección colectiva y señalización.
- De la instalación eléctrica, elementos de protección, tomas de tierra, cables, vibradores.
- En vibradores neumáticos, estado de las mangueras y tuberías.
Sierra circular para madera: Máquina ligera y sencilla, compuesta de una meda fija con una ranura en el tablero que permite el paso de un disco de sierra, un motor y un eje porta-herramientas. La transmisión puede ser por correa, en cuyo caso la altura del disco sobre el tablero es regulable a voluntad, o directamente del motor al disco, siendo entonces éste fijo.
Riesgos más frecuentes: A) Contacto con el dentado del disco en movimiento.
Este accidente puede ocurrir al tocar el disco por encima del tablero, zona de corte propiamente dicha, o por la parte inferior dl mismo: - Al finalizar el paso de la pieza las manos del operario que la empuja entran en contacto con el disco.
- Las maderas con nudos e incrustaciones pétreas, clavos, etc., oponen una resistencia inesperada a la penetración, lo que origina un brusco acercamiento al disco.
- Al tratar de extraer los recortes residuales y virutas depositados junto al disco las manos pueden ser heridas por él.
- Cuando se mecanizan piezas de excesivas dimensiones dan lugar a basculamientos que inesperadamente producen el contacto d las manos con el disco en movimiento.
- Si el operario se resbala y cae en el dentado del disco.
- El peligro de sufrir el accidente se incrementa durante la ejecución de cuñas, estacas y cortes de pequeñas piezas.
B). Retroceso y proyección de la madera.
El uso de maderas blandas y fibrosas + su estado frecuentemente húmedo por el apilamiento a la intemperie = aumento accidentes.
Presión insuficiente de las manos del operario sobre la pieza que se alimenta.
Maniobra fortuita que lleve la pieza a la parte superior del disco.
Atascamiento de la pieza ente el disco y la guía (caso de existir), cuando esta se prolonga más allá del eje de la sierra.
C) Proyección del disco o parte de él.
- Utilización del disco a velocidad superior a la recomendada por el fabricante.
- Incorrecta fijación del eje.
- Disco desequilibrado.
- Empleo de madera con incrustaciones duras: clavos, piedras, etc.
- Abandono de herramientas junto al disco.
- Utilización de disco excesivamente desgastado.
D) Contacto con las correas de transmisión.
El atrapamiento se produce por: - Manipulación, a máquina parada, cuando se agarrota el disco.
- Introducción de la mano bajo la mesa para accionar el interruptor situado próximo a las correas.
- Uso de ropas sueltas.
E) Contacto eléctrico indirecto con los elementos metálicos de la sierra Equipo individual de protección - Casco.
- Botas normalizadas.
- Guantes de cuero (para el manejo de materiales).
- Empujadores (para ciertos trabajos).
- Gafas antipartículas, protectores, resguardos.
Resguardos, Dispositivos de Seguridad y Señalización • Cuchillo divisor: Actúa como una cuña e impide a la madera cerrarse sobre el disco. Sus dimensiones deben ser determinadas en función del diámetro y espesor del disco utilizado.
• Carcasa superior: Impedir el contacto de las manos con el disco + proteger contra la proyección de fragmentos.
• Resguardo inferior: Para conseguir la inaccesibilidad a la parte del disco que sobresale debajo la mesa.
• Careando de la correa de transmisión: El acceso, voluntario o involuntario, de las manos del operario a las correas de transmisión.
• Señales de riesgo específico: - Cartel indicativo sobre «el uso de empujadores».
- Cartel indicativo sobre «el uso de las gafas antipartículas».
1. Medidas preventivas: - Ubicación adecuada sin interferencias ni obstáculos y debidamente nivelada.
- Normas de uso para el personal que la maneje.
- Elementos móviles con protecciones.
- Prohibición de hacer ciertos trabajos peligrosos (cuñas, p.e.).
- Señalización sobre ciertos peligros.
- Control del estado o las condiciones de algunos materiales que se van a cortar.
- Conexión a tierra de la máquina.
8.1 NORMAS DE ACTUACIÓN - La máquina usada por personal experto y autorizado.
- Previa comprobación nudos o clavos en la madera.
- El interruptor debería ser de tipo embutido y situado lejos de las correas de transmisión.
- Las masas metálicas de la máquina estarán unidas a tierra y la instalación eléctrica dispondrá de interruptores diferenciales de alta sensibilidad.
- No uso de un disco de diámetro superior al que permite el resguardo instalado.
- Formación operario = uso correcto de las protecciones.
- Aceitar sierra para evitar desviaciones.
- El disco será desechado cuando el diámetro original se haya reducido 1/5.
- Uso de gafas.
- Se recomienda paralizar los trabajos en caso de lluvia y cubrir la máquina con material impermeable. Una vez finalizado el trabajo colocarla en un lugar abrigado.
- Se mantendrá en todo momento la máquina y sus alrededores libres de recortes, serrín y cualquier otro obstáculo.
Revisiones - Las propias de una máquina eléctrica.
- Se regularán correctamente los dispositivos de protección.
Se comprobará el eje de giro del disco de corte y las condiciones de trabajo de la hoja.
PREGUNTA EXÁMEN: ¿Sigue en vigor la Ordenanza General de Seguridad e Higiene del Trabajo? Pese a que fue muy buena, a día de hoy está totalmente derogada.
(Fue una buena normativa pero estaba mal aplicada. En 1995 aún perduraba pero querían cambiarla).
TEMA 8 Accidente eléctrico: paso de la corriente eléctrica a través del cuerpo humano en condiciones no controladas.
Umbral de percepción: valor de la corriente que atraviesa el cuerpo humano cuando, sujetando con las manos un electrodo en tensión, sufre una sensación de cosquilleo, sin sensación desagradable de daño físico o dolor muscular.
Corriente límite: intensidad que es capaz de soportar el cuerpo humano cuando, estando sujetando un electrodo con las manos, conserva la posibilidad de soltar el electrodo, mediante la utilización de los mismos músculos que están siendo estimulados por la corriente.
Efectos que produce un accidente: - Físicos: energía térmica y electromagnética.
- Químicos: cambios electrolíticos en los fluidos corporales.
- Biológicos: modificaciones de estructuras excitables.
- Contracturas musculares.
- Trastornos neurológicos.
- Alteraciones cardíacas.
Consecuencias: - Directas: quemaduras, ceguera, electrocución, etc.
- Indirectas: caídas, incendios, explosiones, etc.
Factores que afectan directamente a la gravedad del accidente: - Intensidad de la corriente.
- Diferencia de potencial.
- Resistencia corporal: este aspecto está, a su vez, influenciado por: - Trayectoria de la corriente.
- Grado de humedad de la piel.
- Estado fisiológico general.
- Tipo de corriente.
- Superficie de contacto.
- Edad.
- Peso.
- Sexo.
- Tiempo de paso.
- Frecuencia de la corriente.
- Presencia de campos electromagnéticos.
TIPOS DE ACCIDENTES ELECTRICOS Por contactos directos: producidos entre una parte activa de la instalación y tierra, o entre dos partes activas.
Por contactos indirectos: entre partes no activas que, por defecto se han puesto bajo tensión.
Efectos según el tipo de corriente:  Corriente alterna: su peligrosidad disminuye tanto en las frecuencias muy bajas como en las altas.
 A 0.1 MHz el umbral de percepción se sitúa alrededor de los 100 mA.
 Sobre los 0.2 MHz la sensación de hormigueo se transforma en sensación de calor.
 A altas frecuencias, los únicos efectos serios son el calor, las quemaduras y los daños nerviosos. A estas frecuencias se pueden alcanzar intensidades de hasta lA sin riesgos biológicos.
 Corriente continua: no es tan peligrosa como la alterna. Produce fundamentalmente calentamiento.
 Para valores muy elevados puede llegar a producir electrólisis en la sangre.
 Efectos distintos según la fuente que los genere: son más graves los de una corriente rectificada que los de la obtenida por máquina rotativa, por la diferente presencia de armónicos.
SISTEMAS DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN Medidas generales de prevención: - Eliminación de las causas (fallos de las instalaciones).
- Evitar contactos.
- Reducir los factores peligrosos de la corriente (intensidad y tiempo), a valores inofensivos.
Soluciones concretas según el tipo de contacto:  Contactos directos: - Alejamiento de las partes activas de la instalación.
- Interposición de obstáculos.
- Recubrimiento de las partes activas de la instalación.
- Utilización de interruptores diferenciales de alta sensibilidad.
- Aislamiento del neutro del transformador de alimentación.
 Contactos indirectos: - Separación de circuitos.
- Utilización de pequeñas tensiones de alimentación.
- Inaccesibilidad simultánea entre elementos conductores y masa.
- Aislamiento de protección.
- Conexiones equipotenciales.
- Puesta al neutro con dispositivos de corte.
- Relevadores de tensión de tierra.
Recomendaciones para trabajadores con equipos eléctricos:  Todas las reparaciones de equipos eléctricos deben ser realizadas por personas cualificadas.
 Evitar reparaciones provisionales (chapuzas).
 Corte la corriente antes de realizar cualquier operación.
 Trate los cables, clavijas y conectores con cuidado.
 No use aparatos que presenten defectos en los cables, clavijas o en la carcasa.
 Asegúrese de que las herramientas tienen sus aislamientos en perfecto estado, no la use en caso contrario.
 Tenga en cuenta que ciertos dispositivos (p. Ej. condensadores) pueden mantenerse en tensión durante un cierto tiempo después de desconectar la alimentación.
 Utilice las prendas de protección necesarias en cada caso, aíslese lo máximo posible.
 No utilice anillos, pulseras, cadenas, relojes, etc.
 No toque simultáneamente las carcasas de dos aparatos distintos, pueden estar a diferente tensión.
 Siga siempre las normas de seguridad de su empresa y, en cada caso, las del fabricante de la máquina que este manejando.
 Cuando desconecte un cuadro de maniobra o un equipo, por avería o para realizar algún trabajo, señalícelo adecuadamente y de forma visible.
 Los carteles de anulación de equipos sólo pueden ser retirados por la misma persona que los colocó.
 No acceda sin autorización a los locales técnicos de acceso restringido.
 No trabaje en solitario en operaciones con riesgo eléctrico.
 No utilice aparatos eléctricos con las extremidades húmedas.
 No deje aparatos eléctricos en lugares húmedos.
1.1. LEGISLACIÓN Protección contra contactos en instalaciones y equipos eléctricos Artículo 51, O.G.S.H.- Protección contra contactos en instalaciones y equipos eléctricos 1. Prevención para protección de personas.
a) Se alejarán las partes activas de la instalación del lugar donde las personas habitualmente se encuentran o circulan.
b) Se recubrirán las partes activas con aislamiento apropiado.
c) Se interpondrá obstáculos que impidan todo contacto accidental con las partes activas de la instalación.
2. Protección de riesgos de contacto en corriente alterna: a) Las masas deben estar unidas eléctricamente a una toma de tierra.
b) Instalaciones permanentemente controladas por un dispositivo que indique automáticamente la existencia de cualquier defecto, o que separe automáticamente la instalación en la que esté el defecto, de corte automático o de aviso, sensibles a la corriente de defecto (interruptores diferenciales) o a la tensión de defecto (relés de tierra).
c) Unión equipotencial o por superficies aisladas de tierra o de las masas (conexiones equipotenciales).
d) Separación de los circuitos de utilización de las fuentes de energía, por medio de transformadores o grupos convertidores manteniendo aislados de tierra todos los conductores de circuito de utilización, incluido el neutro.
e) Por doble aislamiento de los equipos y máquinas eléctricas.
3. En corriente continua se adoptará sistema de protección adecuados para cada caso similar a los referidos para la alterna.
4. Será necesario adecuar al C.T.E. en materia de Incendios (S.I.).
1.2. INACCESIBILIDAD A LAS INSTALACIONES ELÉCTRICAS Artículo 52. O.G.S.H. - Inaccesibilidad a las instalaciones eléctricas a) Los lugares de paso deben tener un trazado y dimensiones que permitan el tránsito cómodo y seguro.
b) Todo el recinto de una instalación de alta tensión debe estar protegido desde el suelo por un cierre metálico o de fábrica, con una altura mínima de2.20 metros, provisto de señales.
c) Los interruptores de gran volumen de aceite o de otro líquido inflamable, cuya maniobra se efectúe manualmente, estarán separados de su mecanismo de accionamiento por una protección o resguardo adecuado.
1.3. NOTAS TÉCNICAS DE PREVENCIÓN 1. Contadores de energía, caja general de protección y acometida • Si la potencia a contratar es superior a 15Kw, deberá contar con contador de energía reactiva, en otro caso dispondrá de un sólo contador (activo).
• Se debe realizar una derivación de la red de suministro hasta la caja general de protección, dotada de cartuchos fisibles calibrados puestos en tierra y bornes de conexión para el Centro.
• La acometida normalmente se realizará con red trenzada de baja Tensión grapeada sobre fachadas próximas a la obra o mediante postas de sujeción, siendo los conductores aislados de 1.000 V, designación 0,611 Kv. Altura mínima al suelo de 2,5 m.
2. Cuadro general • De la caja general de protección se realiza la derivación exterior de 1.000 V (siempre en el exterior 1000V) al equipo de medida, cuadro general de mando y protección. En instalaciones interiores podrán ser de 440 V como mínimo de tensión nominal.
• Estos cuadros, si son metálicos, estarán debidamente conectados a tierra.
• Los elementos que se instalen adosados a la superficie del cuadro (tomas de corriente, mando de accionamiento, etc.), tendrán el mismo tipo de aislamiento y grado de protección.
• Dentro del cuadro se instalarán como mínimo los siguientes elementos: • Fusibles generales.
• Contador (activa-reactiva) • Embornado distribución.
• Interruptor automático general tetrapolar.
• Interruptor diferencial (fuerza) • Interruptores generales magneto térmicos en diferentes circuitos de fuerza, 300 mA.
• Interruptores diferencial (alumbrado 30 mA).
• Interruptores automáticos magneto térmicos en diferentes circuitos de alumbrado.
• Transformador de seguridad.
• Salida de enlace con toma de tierra 3. Cuadros secundarios Los cuadros secundarios de distribución, que se puedan repetir en distintos puntos de la obra, cumplirán con lo expuesto para el cuadro general.
• El interruptor general automático de corte omnipolar tendrá la capacidad de corte suficiente, para la intensidad de cortocircuito que pueda producirse en el punto de su instalación.
• Los interruptores diferenciales deberán resistir las corrientes de cortocircuitos que puedan presentarse e el punto de su instalación y si no cumplieran esta condición estarán protegidos por corto circuitos fusible.
4. Medios de protección para posibles contactos.
• Interposición de obstáculos.
• Distancia seguridad partes de las instalaciones • Aislamiento efectivo de las partes activas Para protección de contactos eléctricos indirectos: A. Interruptor diferencial completado con la puesta a tierra de la instalación: • La sensibilidad del interruptor diferencial será de 300 miliamperios.
• La resistencia de tierra de un electrodo depende de sus dimensiones, de su forma, y la resistividad del terreno en el que se establece.
La toma de tierra de la instalación estará constituida por:  Punto de puesta a tierra, constituido por dispositivos de conexión (regla, borne) permite la unión entre los conductores de la línea de enlace y principal de tierra.
 Línea de enlace con tierra, formada por los conductores que unen el electrodo con el punto de puesta a tierra, sección min. de 35mm2.
 Electrodo, masa metálica permanentemente en buen contacto con el terreno.
B. Tensión de seguridad Su efectividad es debida a no superar los 24V en la intensidad que pueda circular por el cuerpo humano.
Se obtendrá mediante transformador de seguridad, con salida a esta tensión, que hace innecesario el empleo de otras protecciones. Los conductores aislados que se empleen en estos circuitos podrán ser de 250 voltios de tensión nominal.
2. INSTALACIONES ELÉCTRICAS 2.1. INTRODUCCIÓN La energía eléctrica ofrece con relación a otras energías existentes la ventaja de transportarse a los puntos de consumo, poco volumen de ocupación, buen rendimiento, limpieza, gran número de maquinaria adaptable, indispensable para la iluminación sin contaminar, etc. Si añadimos los inconvenientes en las obras para utilizar otras energías, vemos que son precisas en los trabajos de edificación.
Inconveniente: su contacto con el cuerpo humano produce lesiones. Con humedad aumenta.
2.2. SUMINISTROS DE ELECTRICIDAD 2.2.1. Por red general Disponer a pie de obra la conexión necesaria para los pertinentes usos, se realiza por el personal especializado y perteneciente a la compañía suministradora.
Si hay que efectuar de zanjas y albañilería para la aproximación de la red, la compañía permita que se realice por operarios del peticionario (lo que supone un ahorro considerable), pero ello debe hacerse siempre bajo su control.
La llegada de los conductores debe ser a un cuadro de recepción en hornacina normalizada, donde se dispondrá el contador, dispositivos de protección y bornes de conexión.
Algunas veces estos elementos se disponen en cuadros sobre parámetros verticales y con pies de madera hincadas en el terreno para permitir ser trasladados a otros puntos de la obra. Esta situación no debería ocurrir, y para los casos precisos se debe colocar el cuadro de recepción en edificios colindantes o la hornacina, fuera del solar, pero siempre de forma fija y estable. Si hiciese falta, a partir de aquí si dispone una manguera de sobrada longitud y a ella se conectará el posterior y perceptivo cuadro general.
A la salida del cuadro de recepción es el lugar más adecuado para poner el interruptor general de corte omnipolar y si no fuese aconsejable por el acceso de tercera persona, se coloca a la entrada del cuadro general. De este interruptor hay que hacer uso siempre que sea preciso y al terminar cada jornada. El corte de suministros debe poderse realizar desde el exterior del armario de protección, que tendrá llave y la puesta en servicio requerir su apertura.
2.2.2. Por generador de corriente Se usa cuando la cometida de energía eléctrica a la red general se retrasa, en tal caso a los condicionantes de la tensión debe añadirse los imputables a un motor de explosión, entre los que se encentran el ruido y la emanación de gases.
Funcionamiento: instalación de un motor (gasolina o a gas-oil) unido a un generador con alternador, con el fin de producir la energía eléctrica adecuada al consumo necesario.
La frecuencia de uso debe fijarse en 50 Hz, pero como puede variar según las revoluciones del alternador (que está en sintonía con el motor) se dispone de un frecuencímetro que la regulará y mantendrá en el nivel indicado. Otros aparatos de control y protección: amperímetro, voltímetro y interruptor de corte.
La medida de seguridad más importante -> conexión a tierra.
Es la que más fallos tiene: la carcasa está conectada a piqueta sólo en el 40% de los casos y en su mayoría de formas incorrectas y el alternador conectado al neutro en el 60% de los apreciados. El alternador debe estar siempre en conexión con el neutro. Los cuatro bornes del generador se verán ocupados.
Los operarios no deben estar sometidos durante la jornada laboral al ruido del motor del generador, y si para ello hay que ubicar el generador en un local o recinto cerrado deberá garantizarse una ventilación suficiente para eliminar el riesgo que supone la entrada de operarios en el mismo.
Bien por la red general o por el generador, las tensiones necesarias en obra son de 380 y 220 voltios, pudiéndose obtener otras como la de seguridad a partir de la instalación de un transformador .
2.2.3. Cuadro eléctrico 1º puntos de acometida 2º interruptor general 3º cuadro eléctrico general Este armario estará diseñado y preparado por personal especializado (instalador) según Norma UNE 20324-78.
La información está en el reverso de la puerta del cuadro, esquemas sencillos y claros con expresión en letras y/o números de los circuitos a que corresponden los interruptores instalados.
Si los puntos de consumo son muchos y la instalación lo permite, lo adecuado es disponer de «cuadros auxiliares», equipados con interruptores, en lugar de tener varios cables por las zonas de paso conectados al general. En estos casos es recomendable la instalación en el cuadro general de un temporizador de 0,5 segundos máximo para accionar el diferencial.
Tanto si el suministro es de red general como de generador autónomo, la instalación del cuadro general así como de interruptores automáticos, magneto térmicos, por diferencial, por circuitos (fuerza, alumbrado), transformador para línea de seguridad, bases para tomas de corriente y borne para toma de tierra, es obligatorio (IP.447).
La entrada y salida de conductores debe efectuarse por orificios en la parte inferior y las conexiones, siempre con clavijas; no debiendo permitir uniones por el frente (sin base), pues obligan a dejar la puerta abierta ofreciendo un riesgo añadido.
El cuadro debe disponer de cierre y su interior no utilizarse para archivo de documentos y mucho menos de herramientas manuales.
A. Interruptor automático diferencial Uno de los elementos obligados, más útiles y necesarios, que debe estar instalado en los cuadros generales, con funciones de protección contra sobrecarga y cortocircuitos, protección de personas contra contactos indirectos y márgenes de 300-30-10 mA, puede efectuar una protección complementaria contra contactos directos y proteger la instalación contra defectos de aislamiento.
Funcionamiento: detección del paso de una corriente secundaria por el conducto neutro que atraviesa un campo eléctrico. En función de la sensibilidad el interruptor actuará, empleándose para circuitos de maquinaria sensibilidades de 300 mA y para iluminación 30 mA.
2.2.4. Toma de tierra Partes:  Electrodo: masa metálica que se hinca o entierra en el suelo para descargar la tensión creada (de forma involuntaria).
 Conductor: cable de mínima resistencia que une las dos masas mencionadas (metálica y tierra).
¿Qué suelos conviene más situar el electrodo? Instrucción MI.BT 039 del Reglamento Electrotécnico de B.T.
Dependiendo de la disposición en tierra, con un mismo electrodo se puede reducir a la mitad, y al 20% y de esta resistencia según: Los interruptores de seguridad que se instalan en los cuadros deben cubrir las fugas por circuitos, de aquí que, además del de sensibilidad máxima 300 miliamperios (0,3 A), se recomienda que instalen interruptores diferenciales de lata sensibilidad (0,03 A - 0,01 A).
2.2.5. Clases de contacto A. Contacto Directo • En los trabajos de movimientos de tierras, si los maquinistas actúan sin la adecuada información y/o formación.
(Tanto aéreos como subterráneos.) • Con el cubo de hormigonar, al aplastar y cortar éste contra forjado las conducciones (o situaciones similares).
• Al tocar conductores con el aislante deteriorado (al aire).
• Al efectuar empalmes o conexiones sin regletas o conexiones.
• Al realizar tareas en el cuadro eléctrico.
• Al transportar o usar pértigas, tubos metálicos junto líneas sin aislante.
B. Contactos Indirectos Consideramos así cuando el cuerpo humano toca masas que en circunstancias normales carecen de tensión. Si el cable conductor que alimenta de tensión la grúa-torre, la hormigonera, la mesa metálica de la sierra, etc., tiene una derivación en contacto con dichas masas, éstas entran en tensión y lo mismo ocurriría con la carcasa del generador y dichas masas metálicas, al ser tocadas por el cuerpo humano transmitirían dicha tensión a éste; se produciría la electrización y/ o electrocución.
Los mecanismos de protección (en el cuadro) deben cortar el paso de corriente en el menor tiempo posible y en función de la tensión que adquiera el cuerpo.
Norma UNE 20572 (relaciona tiempos de contacto con intensidad) Para una tensión de 25 voltios en 5 segundos máximo « 50 voltios en 0,5 « « 150 voltios en 0,05 « « 100 voltios en 0,1 « « 200 voltios en 0,02 « 3. EFECTOS DE LA CORRIENTE ELÉCTRICA SOBRE EL CUERPO HUMANO Descarga eléctrica: paso de la corriente sin que llegue a establecerse el contacto físico al saltar el arco eléctrico, aprovechándose de condiciones atmosféricas adversas (humedad, lluvia, ionización del aire, etc.).
3.1. CONTRACCIONES MUSCULARES Si son afectados los músculos respiratorios, rápidamente las victimas pierden el conocimiento.
Pueden ser:  Contracciones musculares desordenadas y violentas a consecuencia de las cuales la víctima sale despedida.
 Tetanizaciones musculares, en cuyo caso la víctima queda sujeta al conductor, si es que lo cogió con las manos.
3.2. QUEMADURAS El cuerpo humano se comporta = q la resistencia: dando calor -> quemaduras.
- Incremento de la pérdida de agua, pasa de 15 ml por m2 en piel sana a 100 ml en piel quemada.
- Un aumento de la pérdida de calor.
- Una más fácil entrada de bacterias.
La temperatura en el centro del arco eléctrico puede alcanzar hasta los 10.000º 3.3. FIBRILACIÓN VENTRICULAR Influye también sobre la musculatura del corazón (miocardio), trastorna el ritmo cardíaco, provoca fibrilación ventricular (movimientos desordenados de algunas fibras del miocardio), interrumpe el proceso de circulación de la sangre, el pulso se detiene y en consecuencia la víctima se encuentra en peligro de muerte.
3.4. LESIONES OCULARES Consecuencia de deslumbramiento y por proyección de metal fundido.
Consecuencias: - Desprendimientos de partículas de córnea a personas que utilicen lentillas.
3.5. ASFIXIA Cuando pasa una corriente de 20 y 40 mA a través del tórax, los músculos pectorales se contraen.
Si se interrumpe el paso de la corriente y se aplican las técnicas de reanimación, en caso de que la víctima esté con pérdida de consciencia, es factible conseguir la recuperación. Si se ha de hacer una hora, se hace.
3.6. PARADA RESPIRATORIA La pueden causar sacudidas eléctricas que pasen a través de los centros que controlan la respiración, que se encuentran localizados en la parte ínfero-posterior del cerebro.
Si las maniobras de recuperación son rápidas y correctas, es factible mantener a la víctima en estado de vida latente hasta la vuelta a la normalidad.
3.7. SÍNDROME TARDÍO Después de un tiempo tras el accidente, puede aparecer un coma tardío.
El tiempo de aparición va desde unos minutos hasta horas después del accidente, iniciándose las manifestaciones por síntomas nerviosos, dolores de cabeza, fotofobia, sopor, convulsiones y trastornos renales.
En esta situación, de no tratarse médicamente se puede llegar a la muerte. El tratamiento está basado en transfusiones de plasma, suero salino, glucosado, antibióticos, etc.
3.8. MUERTE Hay una muerte real y una muerte aparente. En la muerte aparente no se perciben signos de vida, sin embargo sigue la actividad cerebral y metabólica.
4. INSTALACIÓN PROVISIONAL DE OBRA. ESQUEMA BÁSICO 1. Punto de entrega de la Energía (Hidroeléctrica) 2. Acometida 3. C.G.P. (Caja General de Protección) 4. Armario de contadores 5. Derivación individual 6. Armario-Cuadro general de obra.
7. Automático Magnetotérmico General 8. Interruptor: diferencial general (retardado).
9. Automáticos Magnetotérmicos para grandes receptores 10. Automáticos Magnetotérmicos para líneas de cuadros secundarios 11. Aut. Magnetotérmico y diferncial para alumbrado obra.
12. Automático Magnetotérmico línea a oficina obra.
13. Red General de Tierras enterrada bajo Cimentaciones.
14. Tomas de Tierra individuales (Picas o Placas).
15. Derivaciones individuales a grandes receptores.
16. Derivaciones individuales y distribución cuadros secundarios.
17. Derivación individual y distribución alumbrado obra.
18. Derivación individual para caseta oficina obra.
20. Luminarias alumbrado nocturno obra 21. Cuadro protección con int. diferencial y magnetotérmico.
22. Red secundaria de redes.
5. INSTRUCCIONES GENERALES DE SEGURIDAD. INSTALACIÓN ELÉCTRICA EN OBRA 5.1. INSTALACIONES DE OBRA Carácter evolutivo en las instalaciones de obra. Han de ser frecuentemente desmontadas y vueltas a montar, exige la utilización de materiales normalizados que permitan trabajar con rapidez Toda la instalación será subdividida en varios circuitos que limiten las consecuencias de los fallos que pudieran producirse en cada uno de ellos. Esta subdivisión facilita la localización de las averías, así como el mantenimiento de la instalación.
Dividir instalación eléctrica en zonas, según nivel de riesgo directo o indirecto: - Zona A: Se encuentran aparatos e instalaciones fijas. (Aún siendo provisionales, no son desplazadas bajo tensión durante los trabajos.) - Zona B: Se encuentran aparatos móviles o portátiles alimentados por conductores flexibles, siempre accesibles al trabajador. Es necesario instalar interruptores diferenciales de alta sensibilidad para garantizar una protección totalmente eficaz.
Equipos necesarios según tamaño de obra: - Obra pequeña: Directamente conectada a la red de distribución pública de baja tensión, a través de un único armario. El dispositivo de corte estará mandado por un interruptor diferencial de alta sensibilidad (30 mA).
- Obra mediana: La instalación comprenderá un armario de distribución general, instalado en el punto de suministro, seguido de otros armarios divisorios que alimentan, unos al equipo fijo (armario tipo A) y otros al equipo móvil (armario tipo B):  Armario tipo A: protegido a la entrada por un dispositivo diferencial de media sensibilidad no retardado.
 Armario tipo B: protegido a la entrada por un dispositivo diferencial de alta sensibilidad (30 mA) no retardado.
- Grandes obras: Alimentadas a través de centros de transformación pertenecientes a la propia instalación de obra.
Comprende un armario general instalado a la salida del transformador, en cuyo interior se halla un dispositivo de protección diferencial temporizado, las protecciones contra sobre intensidad, un sistema de parada de emergencia y los dispositivos de seccionamiento de las salidas principales.
El esquema comprende, además: - Armario tipo A.
- Armarios tipo B.
- Cofres tipo C: destinados a la alimentación de equipos móviles utilizados en las diferentes plantas de la obra.
Únicamente están equipados con una toma de corriente y un dispositivo de protección contra sobreintensidades.
COMPONENTES DE LA INSTALACIÓN 1.- Armarios: - En el origen de la instalación se dispondrá un interruptor general de corte omnipolar, accesible desde el exterior del cuadro eléctrico sin tener que abrir la tapa, que corte la corriente a la totalidad de la obra.
- Se dispondrán interruptores diferenciales cuyas sensibilidades mínimas serán: - 300 mA para la instalación de fuerza.
- 30 mA para la instalación de alumbrado. (Esto se repite siempre) - Existirán tantos interruptores magneto térmicos como circuitos haya instalados.
- Los distintos elementos deben disponerse sobre una placa de montaje de material aislante.
- El conjunto, por las condiciones desfavorables de la obra, se ubicará en un armario con las siguientes características.
 Sus grados de estanqueidad contra el agua, polvo y resistencia mecánica contra impactos tendrán unos índices de protección de, al menos, I.P. 5-4-3.
 Su carcasa metálica estará dotada de puesta a tierra.
 Dispondrá de cerradura que estará al cuidado del encargado o especialista que se designe, teniendo la puerta siempre cerrada.
 Las partes activas de la instalación se recubrirán con aislante adecuado.
 Las tomas de corriente se ubicarán preferentemente en los laterales del armario para facilitar que éste pueda permanecer cerrado.
 Las bases de enchufe dispondrán de los correspondientes puntos de toma de tierra, para poder conectar, así, las distintas máquinas que lo necesiten.
 Los accesos al cuadro eléctrico deberán mantenerse en todo momento limpio y libre de obstáculos, en previsión de facilitar cualquier maniobra en caso de emergencia.
2.- Cables.
- No se colocarán por el suelo en zonas de paso de vehículos y acopio de cargas. Si no se puede evitar: se pondrán elevados y fuera del alcance de los vehículos o enterrados y protegidos, señalizados.
- Deben instalarse de forma que no se ejerzan esfuerzos de tracción sobre las conexiones de los conductores.
- Extremos dotados de clavijas de conexión, prohibido conectar los hilos desnudos a las bases de enchufe.
- Empalmes realizados por una persona especializada.
- Debido a las condiciones meteorológicas desfavorables de la obra, y fundamentalmente por la acción solar, los cables de PVC envejecen pronto, por lo que se aconsejan los aislados con neopreno, de mejores cualidades mecánicas y eléctricas.
- Un cable deteriorado no debe forrarse nunca con esparadrapo, cinta aislante ni plástica, sino con la autovulcanizante.
- Los cables de las diferentes máquinas, llevarán los hilos de alimentación eléctrica y uno más para la conexión a tierra en el enchufe.
3.- Puestas a tierra.
- Toda máquina utilizada en la obra con alimentación eléctrica que trabaje a tensiones superiores a 24 V y no posea doble aislamiento, deberá estar dotada de puesta a tierra, con resistencia adecuada. Esta adecuación estará en función de la sensibilidad del interruptor diferencial, cuya relación será: - Diferencial de 30 mA. —— Resistencia a tierra 800 ohmios - Diferencial de 300 mA —— Resistencia a tierra 80 ohmios - Las casetas metálicas de obra que dispongan de instalación eléctrica estarán conectadas a tierra.
-Los conductores para puesta a tierra irán directamente de la máquina al electrodo, sin interposición de fusible ni dispositivo de corte alguno.
4.- Útiles portátiles.
Son los equipos más peligrosos, (estrecho contacto entre el hombre y la máquina y porque, en las obras, los trabajos se realizan, en la mayoría de los casos, sobre emplazamientos conductores.) Categorías: - CLASE I - aislamiento principal + puesta a tierra.
- CLASE II - aislamiento principal + aislamiento suplementario.
- CLASE III- alimentadas por transformador de seguridad.
Las clases recomendables son la II y la III.
- No deben conectarse herramientas o máquinas portátiles sin tener la seguridad de que existe un interruptor diferencial de alta sensibilidad instalado más arriba.
- Usuarios deben indicar anomalías a una persona expresamente designada.
- Las lámparas portátiles cumplirán las siguientes condiciones:  Tendrán mango aislante.
 Dispondrán de un dispositivo protector de lámpara.
 Su tensión de alimentación será de 24 V., o bien estar alimentadas por medio de un transformador de separación de circuitos.
 Las tomas de corriente y prolongadores no serán intercambiables con otros elementos iguales utilizados en instalaciones de voltaje superior.
NORMAS DE ACTUACIÓN Normativas de obligado cumplimiento: - Reglamento Electrotécnico para B/T (B.O.E. 09.09.73) - Ordenanzas General de Seguridad e Higiene en el Trabajo (O.09.03.71) Directrices preventivas contra contactos indirectos 1. Todos los materiales eléctricos han de ser armados o blindados (por posibles golpes). Los cables de alimentación a equipos móviles tendrán cubiertas protectoras de materiales resistentes a la abrasión (neopreno).
2. Los mandos de todos los motores estarán instalados junto a los operadores y alejados de partes móviles de las máquinas, (facilitar maniobra urgente).
3. Se dispondrán tantas puestas a tierra como sea posible. Todas las masas se conectarán equipotencialmente entre sí y a la red de tierras. Se llevará un control y mantenimiento periódico de la red de tierras, se vigilará el buen estado de los conductores y protección.
4. Es preferible alimentar los aparatos eléctricos móviles mediante transformadores de separación particulares. Si no, por lo menos hay que ponerlos a tierra, aprovechando como conductor de protección uno de los conductores de cable de alimentación.
5. Instalar, por lo menos, un interruptor automático que corte la acometida general de alimentación. Es preferible accionar este interruptor mediante un relé diferencial (sensible a la corriente de derivación a tierra), en lugar de emplear un relé sensible a la tensión de defecto, pues para obtener una buena protección con éste es preciso conectarlo a otra tierra independiente, suficientemente alejada.
6.1. SOLICITACIÓN MECÁNICA Resistencia a golpes tanta como la que presenta el material eléctrico utilizado en la industria pesada. La tercera cifra del grado de protección, deberá ser al menos de 7, que corresponde a un choque de 6J de energía. Para ciertos materiales, accesibles a todo el personal, se recomienda el índice 9.
6.2. COMPETENCIA PERSONAL El material, equipos y aparellaje eléctrico deben tener unas características tales que puedan ser manipulados por los operarios con toda seguridad (cap. 6 y 7).
Los trabajos con riesgos eléctricos claros, sólo realizados por personal cualificado.
6.3. RIESGO ELÉCTRICO PARA LOS TRABAJADORES Tener en cuenta: *Baja resistencia al paso de la corriente que ofrece el cuerpo humano *Elevada frecuencia que se producen contactos entre los materiales eléctricos y las superficies conductoras unidas a tierra.
6.4. INFLUENCIAS PARTICULARES Deben ser tenidas en cuenta las circunstancias siguientes, que son función de la situación y características de la obra: • Presencia de sustancias corrosivas o contaminantes (obra junto al mar, industria química, fábrica de cemento, etc.) • Presencia de vibraciones: equipos compresores, grupos electrógenos, etc.
• Presencia de vegetación abundante, musgo, moho.
• Riesgo de rayos en las regiones con tormentas frecuentes (obras d montaña) • Normas específicas a observar en las obras subterráneas.
Tema 9: SEGURIDAD: ALBAÑILERÍA, CERRAMIENTOS Y CIRCULACIÓN OBRA MEDIOS AUXILIARES EN OBRA 1. ALBAÑILERÍA 1.1. RIESGOS MÁS HABITUALES - Los derivados de trabajar en ambientes polvorientos.
- Dermatitis - Partículas en los ojos.
- Sobreesfuerzos - Electrocución - Atrapamientos.
- Los derivados del uso de (borriqueta, escaleras, andamios) 1.2. MEDIDAS PREVENTIVAS -Proteger huecos, grandes huecos (patios) se pone una red horizontal o mallazo de forjado.
- Las redes de las fachadas se descenderán a nivel de la primera planta, sujetando la cuerda, así se construyen protegidas les plantes bajas i primeras. Se repetirá el proceso descendiendo las redes de la tercera planta i así se protege la tercera i segunda planta. Así sucesivamente.
1.3. PRENDAS DE PROTECCIÓN PERSONAL RECOMENDABLES - Casco de polietileno - guantes de P.V.C., de goma o cuero - Botas de goma con puntera reforzada.
- Cinturón de seguridad, clases A, B o C.
- Ropa de trabajo 2. CERRAMIENTOS VERTICALES Riesgo de caídas.
Las medidas de seguridad serán para evitar la caída, cubrir todos los huecos i los operarios deben estar protegidos.
13 - Los operarios estarán protegidos en la totalidad de las fases de la obra.
2.1. CERRAMIENTOS INTERIORES 2.1.1. CERRAMIENTOS DE ESCALERAS Se tiene que hacer el cerramiento de toda la caja. El peldaño de anchura min90cm, la huella max de 23 i la contrahuella, min20cm.
2.1.2. HUECOS DE PATIOS Realizar una pared que lo aísla, poner barandillas i red horizontal cada 2 plantas.
1.1.3. HUECOS DE ASCENSOR Cerramiento completo del hueco, la puerta debe tener un listón de 90cm de altura i el listón intermedio y rodapié de 20cm.
2.2. CERRAMIENTOS EXTERIORES 2.2.1. CERRAMIENTOS CON FÁBRICA DE LADRILLOS Hay dos formas de realizar cerramientos: 1. Desde interior de las plantas (obras poca altura.
2. Desde el interior de la fachada (menos peligroso).
2.2.2. CERRAMIENTOS CON APLACADOS DE PIEDRA 2.2.3. CERRAMIENTOS CON PREFABRICADOS se montan con rapidez 2.2.4. CERRAMIENTOS CON CARPINTERÍA EXTERIOR Utiliza andamios provistos de barandillas, provoca riesgo de caída.
2.2.5. CERRAMIENTOS CON AISLAMIENTO Y VIDRIERA Se intentará la substitución de materiales ríos en amianto por otros menos peligrosos. Si no, se utilizara mascarillas durante el corte o la pulverización.
2.2.6. CERRAMIENTOS RETRANQUEADO DE FACHADA (variante fabrica ladillo) tiene más riesgo debido al efecto de retranqueo 3. CUBIERTAS Y TEJADOS 3.1. PRINCIPALES RIESGOS Y PROTECCIONES GENERALES Accidentes por exceso de confianza del obrero.
3.2. TERRAZAS PLANAS: riesgo caída es inferior 3.3.
3.3. CUBIERTAS TRADICIONALES 1. orden adecuado en los trabajos 2. proteger huecos (chimeneas) 3.4. CUBIERTAS CON MATERIALES LIGEROS No gran resistencia vertical por eso se trabaja sobre plataformas 3.5. TRABAJOS SOBRE CUBIERTAS 3.5.1. TRABAJOS DE IMPERMEABILIZACIÓN Se utilizan derivados de asfalto que se aplican en caliente sobre imprimaciones que se han extendido previamente en frio.
3.5.2. TRABAJOS DE RESTAURACIÓN Y MANTENIMIENTO (mas riscos) Conllevan a la NO utilización de medidas de protección colectivas fiándose de la experiencia.
4. INSTRUCCIONES GENERALES DE SEGURIDAD.
CIRCULACIÓN EN OBRA 4.1.2. CIRCULACIÓN PEATONAL Y DE VEHÍCULOS AJENOS A LA OBRA - recinto obra será vallado perimetral -marquesina -protección colectiva completa (redes, barandillas) -señales de tráfico -señales de seguridad normalizadas -obstáculos señalizados Estará contratado el seguro de responsabilidad civil de la obra.
4.1.3. CIRCULACIÓN DEL PERSONAL DE OBRA -elementos inferiores a 1.8m habrán de ser señalizados.
-zonas anchura inferior a 0.60m no serán zonas de paso.
-pasos con desniveles (zanjas), se colocaran pasarelas con barandillas.
-accesos fijos con distinto nivel, se colocaran escaleras peldaño amplio, barandillas y se cerraran los laterales.
-zonas de paso deben estar libres sin obstáculos -puntos de previsible caída, se señalizan -huecos protegidos -iluminación zonas de paso.
4.1.4. CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS DE OBRA I. Plan de circulación II. Establecimiento de las pistas -comprobar estado terreno (afectados por climatología) -sistema de desagüe -fijar anchura y pendiente según las maquinas. Hacer posible el sentido único.
- no sobrepasar pendientes 10% -señalización de circulación -colocar stop en las vías secundarias, dar prioridad a la vía principal.
-prever un señalista -iluminar puntos peligrosos -señalar líneas eléctricas, su conducción debe de ser a mas de 3m de altura.
-puentes provisionales darles anchura igual al ancho de la via -las excavaciones próximas estarán protegidas con topes situados a 1m del perímetro del desnivel.
III. Circulación en carreteras y pistas de circulación y aéreas de maniobra -limitar la velocidad -velocidad reducida(hielo, niebla..
-prohibir la circulación marcha atrás -prohíbe circulación peatones en vías para vehículos -colocar semáforos y iluminación -foco color ámbar para alertar (máquinas) IV. Aparcamiento -prohibir fuera de zonas reservadas -señalar maquina inmovilizada y evacuarse de ella -imponer detención al motor y ajustar el freno V. Mantenimiento -mantener en buen estado las vías de circulación -regar pistas para retener polvo VII. Consignas a dar a los conductores de máquinas o de vehículos 5. TRABAJOS DE ACABADOS E INSTALACIONES Plataformas móviles Almacén de materiales peligrosos 5.3.1. INSTALACIÓN ELÉCTRICA Podemos evitar las conexiones accidentales de la red si realizamos la conexión al cuadro general de la compañía suministradora una vez terminado todo el montaje de la instalación, y comunicando tanto esta operación como la fecha de realización de las pruebas a todos los operarios.
5.3.2. INSTALACIÓN DE FONTANERÍA Y SANEAMIENTO Produce vapores tóxicos, por tanto no se permitirá soldar con plomo en lugares cerrados. No se usarán mecheros. Se controlará la dirección de la llama durante las operaciones de soldadura. los aparatos sanitarios pueden producirse aplastamientos, por lo que esta operación será realizada por un mínimo de tres operarios, dos controlarán la pieza mientras el tercero la recibe.
5.3.3. INSTALACIÓN DE GAS La distancia mínima entre una tubería de gas y otra de vapor, agua caliente o conducción eléctrica, será de 3 cm. en curso paralelos y de 1 cm. si se cruzan, y la distancia mínima a un conducto de evacuación de humos o gases quemados será de 5 cm.
5.3.4. INSTALACIÓN DE APARATOS ELEVADORES El perfil para el cuelgue de cargas en la sala de máquinas, llevará inscrito, en color blanco, el peso máximo de carga que puede soportar.
Las puertas que den acceso a la plataforma de trabajo y al casetón de ascensores, tendrán un letrero con la siguiente leyenda: «SE PROHIBE LA ENTRADA A TODA PERSONA AJENA A LA INSTALACIÓN».
5.3.5. CARPINTERÍA Se produce una gran cantidad de polvo, que según el tipo de madera puede ser incluso tóxico, por tanto se dotará a los operarios de mascarillas adecuadas al tipo de madera con que estén trabajando.
5.4. SIERRA CIRCULAR 5.4.1. HERRERÍA Uno de los accidentes más frecuentes es la proyección de chispas y partículas de escoria que producen quemaduras en los ojos, la cara y las manos, por tanto los operarios que realicen las soldaduras estarán equipados con prendas ignífugas, guantes, manguitos y petos de cuero, así como gafas especiales o pantallas de soldador. Puede producirse la inhalación de gases tóxicos, para evitar esto se instalarán sistemas de ventilación forzada o se dotará a los operarios de mascarillas o equipos de respiración adecuados.
5.4.2. PINTURAS Y BARNICES Manteniendo una ventilación permanente del lugar de trabajo, usando mascarillas y evitando fumar y usar máquinas que puedan producir chispas, se pueden eliminar los accidentes por intoxicaciones y por explosiones.
5.4.3. VIDRIO Los cortes y los choques con cristales ya colocados son los accidentes que se dan con más frecuencia en esta fase de la obra.
5.4.4. MARMOLERÍA Y CANTERÍA Puede haber gran producción de polvo y proyección de partículas al realizar cortes con la sierra, por tanto los operarios utilizarán gafas de protección y mascarillas.
5.5. TRONZADORA 5.5.1. PAVIMENTOS PLÁSTICOS implica el uso de colas y disolventes, que pueden producir atmósferas, tóxicas e inflamables 5.5.2. ESCAYOLAS El contacto constante con sustancias caústicas hace necesario el uso de guantes en la realización de estos trabajos. Se trabaja constantemente sobre plataformas.
6. TRABAJOS EN FACHADAS 6.3.1. Muros cortina La ejecución de este tipo de cerramientos tiene dos fases, la primera es la colocación de las guías y la segunda la de los paneles definitivos.
a) Colocación de guías. Si se realiza desde el interior de los forjados puede considerarse de alto riesgo, ya que para montar estas guías antes hay que desmontar las protecciones colectivas que como barandillas o pantallas impiden la ejecución de los trabajos. Por tanto, no hay más remedio que confiar la seguridad a equipos individuales como cinturones de seguridad, o a sistemas que delimiten la caída como redes elásticas.
b) Colocación de paneles. Si no hay andamios, se confiará la seguridad únicamente a los sistemas de protección individual.
6.3.2. Obras de fábrica. Los cerramientos con fábricas de ladrillo pueden realizarse de dos formas, desde el interior, para edificios de pocas plantas y poco volumen, o desde el exterior.
6.3.3. Paneles prefabricados. La seguridad en este tipo de cerramientos empieza con el diseño y fabricación de las piezas, de manera que su transporte e instalación no presenten peligros 6.3.4. Cerramientos con chapados o aplacados de piedra. El peligro de este tipo de cerramiento radica, además de los propios de los trabajos en altura, en la posibilidad del desprendimiento de las placas, tanto durante la ejecución de la obra como una vez que ésta haya finalizado.
6.3.5. Carpintería exterior y acabados. En la colocación de la carpintería exterior el principal riesgo sigue siendo el de caídas de altura, por tanto los medios de protección a utilizar serán las barandillas provistas de rodapiés para los andamios, los cinturones de seguridad anclados a elementos resistentes, las redes elásticas y las marquesinas para protección de terceros.
Otros riesgos son los golpes o posibles heridas durante la colocación de la carpintería por tanto se emplearán botas con puntera reforzada y guantes.
En cuanto a los aislamientos, se usarán mascarillas autofiltrantes o aparatos respiratorios para las operaciones de corte o en las aplicaciones de pulverización.
7. SISTEMAS DE PROTECCIÓN COLECTIVA 7.1. ANDAMIAJES a) Marco legal Se tendrá que adaptar, los andamios, a lo que establece el R.D. 2177/2004, de 12 de noviembre.
b) Condiciones que deben reunir los andamios Andamios tubulares Estos andamios constituyen auténticas estructuras metálicas que como tales deben ser consideradas en todo momento.
Actualmente existen en el mercado modelos de andamios, fabricados según la norma HD-1000, que están dotados de sistemas de seguridad integrados.
Se pueden considerar los siguientes elementos fundamentales: 1. Arranque o apoyo sobre el suelo: Deberá efectuarse sobre zonas que no ofrezcan puntos débiles.
2. Arriostramientos propios: En los modelos antiguos todos los módulos del andamio deberán disponer de arriostramiento del tipo «Cruz de San Andrés» por ambas caras. Además, se dispondrá de tubo de extremo aplastado por encima de 1.90 m.
3. Arriostramientos a fachada: Los andamios tubulares deberán arriostrarse a los paramentos verticales, anclándose a puntos fuertes de los mismos. Este arriostramiento puede realizarse mediante el amarre a un puntal firmemente acuñado entre dos forjados, a un husillo o tornillo sin fin acuñado firmemente entre dos alfeizares de una ventaba o hueco, o bien mediante topes o latiguillos.
4. Plataforma de trabajo: Estarán formadas por tablones sin defectos visibles, ni nudosidades que puedan disminuir su resistencia. La anchura mínima será de 60 cm, con una fijación sólida a la estructura tubular para evitar deslizamientos. Los andamios modernos llevan todos plataformas prefabricadas, con superficie antideslizante que permiten evitar el uso de tablones. Las plataformas deberán llevar barandillas rígidas en todo su perímetro, con una altura de 90 cm y constituidas por pasamanos, barra intermedia y rodapié. La separación máxima entre la plataforma de trabajo y el paramento será de 30 cm.
5. Accesos a la plataforma: Deberá realizarse por escaleras laterales adosadas o interiores incorporadas a las plataformas, no debiendo utilizarse para este fin los travesaños laterales de la estructura del andamiaje.
También se podrá acceder desde el propio edificio, en cuyo caso, la plataforma deberá estar enrasada o existir un peldaño de diferencia, como máximo.
6. Dispositivos especiales de seguridad: Algunos modelos de andamios llevan incorporados sistemas que permiten realizar las operaciones de montaje y desmontaje en condiciones seguras. Se trata de unas barandillas provisionales que se van trepando a medida que se colocan las definitivas y que el andamio va creciendo en altura.
7. Normas generales de seguridad: No deberá sobrecargarse la plataforma, Durante los trabajos de montaje y desmontaje de la estructura tubular se utilizarán cinturones de seguridad y dispositivos anticaídas.
Prohibir el trabajo en días de fuerte viento.
Operarios tendrán prohibido eliminar elementos estructurales o de seguridad del andamio, aunque sea provisionalmente.
7.2. ANDAMIOS COLGADOS Este tipo de andamios tienen las siguientes partes: -Pescantes o suellos - Cables -Mecanismos de elevación y descenso -Plataforma de trabajo EQUIPOS DE PROTECClÓN INDIVIDUAL - Cinturones de seguridad homologados, anclados a elementos resistentes.
- Calzado homologado provisto de suela antideslizante.
- Casco de seguridad homologado.
- Ganchos de anclaje para cinturones de seguridad.
- Mono de trabajo con perneras y mangas perfectamente ajustadas.
- Guantes para el manejo de ladrillos y placas de piedra.
8. TRABAJOS EN CUBIERTAS Y TEJADOS Los aspectos principales son: - Forma de la cubierta.
- Materiales de que va a estar construida.
- Procedimiento constructivo.
8.3. CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS Los tipos de cubiertas más habituales En principio, y como división más general, hay que distinguir entre: · Cubiertas planas: aquéllas cuya pendiente no es superior al 15% · Cubiertas inclinadas: cuando su pendiente es superior al 15% Se distinguen los siguientes tipos de cubiertas y elementos: A) Azoteas: - Ajardinadas.
- No transitables.
- Transitables.
B) Lucernarios: - Claraboyas.
- De hormigón traslúcido.
C) Tejados: - De fibrocemento.
- Galvanizados.
- De aleaciones ligeras.
- De pizarra.
- Sintéticos - De tejas.
- De zinc.
Por otro lado hay que tener en cuenta que los riesgos no dependerán solamente de los elementos de cubrición propiamente, sino también de los sistemas que se utilicen para soportarlos. En este sentido se pueden considerar básicamente los siguientes, sobre todo en lo referente a cubiertas inclinadas: Apoyos continuos: - Forjados.
Apoyos discontinuos: - Tabiquillos.
- Entramado de hormigón.
- Entramado metálico.
- Entramado de madera.
8.4. ANÁLISIS DE RIESGOS En principio estableceremos una división amplia, diferenciando entre cubiertas planas e inclinadas, para posteriormente afinar más entre los diferentes tipos de cubiertas 8.4.1. RIESGOS EN CUBIERTAS PLANAS Los más significativos son: - Caídas de personas por los bordes - Caídas de personas por huecos interiores - Caídas de personas al mismo nivel - Caídas de objetos a niveles inferiores - Caídas de objetos desde la grúa - Golpes por los materiales suspendidos de la grúa - Golpes o cortes por manejo de herramientas y materiales - Sobreesfuerzos - Quemaduras - Contactos con líneas eléctricas aéreas 8.4.2. RIESGOS EN CUBIERTAS INCLINADAS Aunque son parecidos a los anteriores, existen algunas diferencias notables: - Caídas de personas por los aleros.
- Caídas de personas por huecos interiores.
- Caídas de personas por rotura o hundimiento de la superficie de apoyo.
- Deslizamiento de personas por la cubierta.
- Caídas de objetos a niveles inferiores.
- Caídas de objetos desde la grúa.
- Golpes por los materiales suspendidos de la grúa.
- Golpes o cortes por manejo de herramientas y materiales.
- Sobreesfuerzos.
- Quemaduras.
- Contactos con líneas eléctricas aéreas.
8.5. SISTEMAS PREVENTIVOS 8.5.1. CUBIERTAS PLANAS El primer requisito que se debe exigir antes de comenzar a trabajar en una cubierta es que los bordes perimetrales y los huecos interiores estén correctamente protegidos. Esto se puede conseguir de varias maneras, dependiendo del tipo de cubierta de que se trate.
8.5.1.1. AZOTEAS TRANSITABLES - Mediante una protección perimetral a base de barandillas, o de andamios tubulares o, incluso, de redes.
- Mediante sistemas de sujeción que deberán estar compuestos por cinturones homologados y por medios de amarre para ellos que sean seguros y que, al mismo tiempo permitan el movimiento relativamente libre de los trabajadores.
8.5.1.2. AZOTEAS NO TRANSITABLES 1) Garantía de la potencia de los tornillos, no sólo en el momento de la instalación, sino a lo largo de todo el tiempo que deben estar colocadas las barandillas.
2) Deformabilidad de los montantes que puede hacer que se pierda el efecto de apriete de los tornillos.
3) Capacidad del peto en el caso de que no haya deformación del montante 8.5.2. CUBIERTAS INCLINADAS Se pueden construir básicamente mediante tres procesos constructivos, a saber: 1) Forjado horizontal sobre el que se montan tabiquillos que sirven de apoyo a la cubierta o a un tablero que la soporta.
2) Forjado inclinado que servirá de soporte al tejado propiamente dicho (riesgos de encofrado) 3) Entramado metálico o de madera constituido por correas sobre cerchas u otros elementos estructurales.
8.5.2.1. TRABAJOS SOBRE PLANOS INCLINADOS Hay que considerar varios aspectos: a) Accesos a la cubierta.
b) Prevención de caídas por los bordes de los faldones o por los huecos interiores.
c) Prevención de caídas por rotura de la techumbre.
9. TRABAJOS CON MATERIALES BITUMINOSOS Riesgos específicos: - Al utilizar botellas de propano o butano, puede producirse autoinflamación de estos Productos con riesgo de quemaduras, incendios y explosiones.
- Derrame de productos bituminosos calientes por vuelco de calderetas.
- Explosiones por acumulación de gas por fugas, en locales inadecuados o mal almacenamiento.
- Afecciones de la piel por contacto con los productos bituminosos.
- Inhalación de gases o vapores tóxicos Las medidas preventivas recomendables para evitar estos riesgos son: 9.1. PROTECCIONES - Casco de seguridad - Ganchos de anclaje para seguridad.
- Mono de trabajo con perneras y mangas perfectamente ajustadas.
- Guantes para el manejo de tejas.
- Guantes para el trabajo con mantas asfálticas.
- Cinturones de seguridad homologados, anclados a elementos resistentes.
- Calzado homologado provisto de suela antideslizante.
Dispositivos anti-caídas: cables -Dispositivos de paro de caídas -Líneas de guarda -Carriles de seguridad INDIVIDUALES homologado.
cinturones de SEGURIDAD. MEDIOS AUXILIARES EN OBRA 10.1. ANDAMIO DE BORRIQUETAS 10.1.2. CAUSAS DE LOS RIESGOS - Material deficiente.
- Montaje inadecuado.
- Sobrecarga de uso.
- Mal trato de los diferentes componentes.
- Defectos en la unión de los diferentes componentes.
- Instalación en precario por negligencia o comodidad.
- Desconocimiento o imprudencia del operario.
10.1.3. MEDIDAS DE PREVENCIÓN 1. los andamios no tengan defectos apreciables a simple vista, y después de su montaje se comprobará que su coeficiente de seguridad sea igual o superior a 4 veces la carga máxima prevista de utilización.
2. Las operaciones de montaje, utilización y desmontaje estarán dirigidas por personas competentes para desempeñar esta tarea, y estará autorizado para ello por el Responsable técnico de la ejecución material de la obra o persona delegada por la dirección Facultativa de la obra.
3. No se permitirá, la instalación de este tipo de andamios, de forma que queden superpuestos en doble hilera o sobre andamio tubular con ruedas.
4. Se asentarán sobre bases firmes niveladas y arriostradas, en previsión de empujes laterales y su altura no rebasará sin arriostrar los 3 m., entre 3 y 6 m. se emplearán borriquetas armadas de bastidores móviles arriostrados.
5. La anchura mínima de la plataforma de trabajo será de 0,60 m. La superficie será lisa, antideslizante y monolítica.
6. Las zonas perimetrales de las plataformas de trabajo así como los accesos, pasos y pasarelas a las mismas, susceptibles de permitir caídas de personas u objetos desde más de 2 m. de altura, están protegidas con barandillas de 1 m. de altura, equipadas con listones intermedios y rodapiés de 20 cms. de altura, capaces de resistir en su conjunto un empuje frontal de 150 kgs./ml.
7. No se depositarán cargas sobre las plataformas de los andamios de borriquetas, salvo en las necesidades de uso inmediato y con las siguientes limitaciones: • Debe quedar un paso mínimo de 0,40 m. libre de todo obstáculo.
• El peso sobre la plataforma no superará a la prevista por el fabricante y deberá repartirse uniformemente para no provocar desequilibrio.
• La barandilla perimetral estará equipada con rodapiés de 0,20 m. de altura.
8. Tanto en su montaje como durante su utilización normal, estarán alejadas más de 5m. de la línea de alta tensión más próxima, o 3 m. en baja tensión.
9. Los andamios sobre borriquetas emplazados en el exterior no se utilizarán por el personal ni tendrán materiales reposando sobre las plataformas de trabajo a temperaturas inferiores a 0 grados Cº, cuando llueva o nieve, o si la velocidad del viento supera los 50 km/hora.
10. Características de las tablas o tablones que constituyen las plataformas: • Madera de buena calidad, sin grietas ni nudos: será de elección preferente el abeto sobre el pino.
• Escuadra de espesor uniforme y no inferior a 2,5 x 15 cms.
• No pueden montar entre sí formando escalones.
• No pueden volar más serán de cuatro veces su propio espesor, máximo 0, 20 cm.
• estarán sujetos por las a las borriquetas.
11. Está prohibido el uso de ésta clase de andamios cuando la superficie de trabajo se encuentre a más de 6 m. de altura de apoyo en el suelo de la borriqueta.
10.1.4. MEDIDAS DE PROTECCIÓN 1. Será obligatorio el uso de casco con barbuquejo, botas de seguridad contra riesgos mecánicos y guantes de trabajo.
2. A partir de 2 m. de altura habrá que instalar barandilla perimetral completa o, en su defecto, será obligatorio el empleo de cinturón de seguridad de sujeción, para el que obligatoriamente se habrán previsto puntos fijos de enganche, preferentemente sirgas de cable de acero tensas.
3. A nivel del suelo se acortarán las áreas de trabajo y acopio de materiales y se colocará la señal normalizada: «RIESGOS DE CAÍDAS DE OBJETOS».
10.2. ANDAMIO COLGADO MOVIL 10.3.2. CAUSAS DE LOS RIESGOS - Material deficiente.
- Montaje inadecuado.
- Sobrecarga de uso.
- Mal trato de los diferentes componentes.
- Defectos en el ensamblado de los diferentes componentes.
- Instalación en precario por negligencia o comodidad.
- Desconocimiento o imprudencia del operario.
10.3.3. MEDIDAS DE PREVENCIÓN 1. Previamente a su montaje se habrá de examinar en obra que todos los elementos de los andamios no tengan defectos y después de su montaje, se comprobará que su coeficiente de seguridad sea igual o superior a 4 veces la carga máxima prevista de utilización.
2. Las operaciones de montaje, utilización y desmontaje estarán dirigidas por personas competentes para desempeñar esta tarea, y estará autorizado para ello por el Responsable técnico de la ejecución material de la obra o persona delegada por la dirección Facultativa de la obra.
3. En el andamio tipo «MUNDUS» no se deberá aplicar a los pemos un par de apriete superior al fijado por el fabricante 4. los módulos de base queden perfectamente nivelados 5. los elementos verticales y horizontales del andamio están unidos entre sí y arriostrados con las diagonales correspondientes.
6. la verticalidad de los montantes. La longitud máxima de los montantes para soportar cargas comprendidas entre 125 kgs/m2 no será superior a 1,80.
Para soportar cargas inferiores a 125 kgs/m2 la longitud máxima de los montantes será de 2,30 m.
7. Se comprobará durante el montaje la horizontalidad entre largueros. La distancia vertical máxima entre largueros consecutivos nos será superior a 2 m.
8. Los montantes y largueros estarán grapados sólidamente a la estructura, tanto horizontal como verticalmente, cada 3 m. como mínimo.
9. En el andamio de pórtico tipo «JEIPP» o similar se respetará escrupulosamente la zona destinada a peldaños manteniendo su continuidad, uniformidad y destino en todo su emplazamiento vertical. Prohibiéndose la utilización de los peldaños como zona de apoyo del piso o plataforma de trabajo.
10. Las plataformas de trabajo son las normalizadas por el fabricante para sus andamios y no se depositarán cargas sobre los mismos salvo en las necesidades de uso inmediato y con las siguientes limitaciones: • Quedará un pasaje mínimo de 0,60 m. libre de todo obstáculo (anchura mínimo de la plataforma con carga 0,80 m.).
• El peso sobre la plataforma de los materiales, máquinas, herramientas y personas será inferior a la carga de trabajo prevista por el fabricante.
• Reparto uniforme de las cargas, sin provocar desequilibrios.
• La barandilla perimetral de seguridad estará equipada con rodapiés de 0,20 m.de altura.
• Bajo las plataformas de trabajo se señalizará o balizará adecuadamente la zona prevista de caída de materiales u objetos.
11. Tanto en su montaje como en su utilización normal ningún elemento del andamio estará a menos de 5 m. de la línea de alta tensión más próxima o a 3 m. en baja lesión.
12. Se inspeccionará semanalmente el conjunto de los elementos que componen el andamio así como después de un período de mal tiempo, heladas o interrupción importante de los trabajos.
13. Los andamios exteriores no podrán ser utilizados por el personal ni tener materiales reposando sobre las plataformas de trabajo a temperaturas inferiores a 0 grados Cº, cuando llueva o nieva, o si la velocidad del viento sobre pasa los 50 kms/hora.
14. Las zonas perimetrales de las plataformas de trabajo estarán protegidas con barandillas de 1 m. de altura, equipados con listones intermedios y rodapiés de 0,20 m. de altura, capaces de resistir en su conjunto un empuje frontal de 150 kgs/ml.
15. No se permitirá trabajar en los andamios sobre ruedas.
16. El espacio horizontal entre un parámetro vertical y la plataforma de trabajo no podrá ser superior a 30 cm.
17. El piso de las plataformas de trabajo de los andamios tipo «JEIPP» o similar será el normalizado por el fabricante.
Excepcionalmente las plataformas de trabajo realizadas con madera para los andamios tipo «MUNDUS» reunirán las siguientes características: • Madera de buena calidad sin grietas ni nudos. Será de elección preferente el abeto sobre el pino.
• Escuadra de espesor uniforme y no uniforme a 7 cms. de canto (5 cms. si se trata de abeto).
• Longitud máxima entre apoyos de tablones 2,50 m.
• Los elementos de madera no pueden montar entre sí formando escalones ni sobresalir en forma de llatas de la superficie lisa de paso sobre las plataformas.
• Estarán sujetos por las a la estructura portante.
18. En los andamios tipo «MUNDUS» el acceso vertical a la plataforma de trabajo se efectuará mediante una escalera que tenga 5,50 m. como mínimo de ancho y que estará colocada en la parte contraria a donde se realiza el trabajo.
19. Las pasarelas, rampas y pasos entre andamios deberán tener las siguientes características: • Anchura útil mínima: 0.60 m.
• Barandillas completas a alturas de acceso superiores a 2 m.
• Inclinación máxima admisible: 25% • Nivelados transversalmente.
• Superficie, antideslizante y resistente a las cargas que tengan que soportar.
20. Las plataformas de los andamios volarán como mínimo 0,60 m. d la arista vertical en los ángulos formados por parámetros verticales de la obra.
10.3.4. MEDIDAS DE PROTECCIÓN 1. Será obligatorio el empleo de casco de seguridad con barbuquejo, botas de seguridad contra mecánicos y guantes de trabajo.
2. Para alturas superiores a los 4 m. la escalera estará dotada de criolina desde los dos metros sobre el nivel del suelo o dispondrá de sirga vertical para el amarre y deslizamiento del anclaje del cinturón de sujeción.
3. A nivel del suelo se acotarán las áreas de trabajo y acopio de materiales y se colocará la señal normalizada: «RIESGO DE CAÍDAS DE OBJETOS».
4. Las plataformas de trabajo que estén en servicio deberían estar limpias, bien iluminadas y libres de obstáculos. Las que estén fuera de servicio tendrán los accesos condenados, balizados o con indicación de que está prohibida su utilización.
MÉTODO OPERATIVO PARA EL MONTAJE DEL ANDAMIO 1 OPERACIÓN- Colocar los husillos con placa en el terreno debidamente acondicionado.
2 OPERACIÓN- Introducir el soporte de iniciación en los husillos con placa.
3 OPERACIÓN - Colocar la plataforma en soportes de iniciación 4 OPERACIÓN - Insertar en los husillos con placa, el correspondiente marco.
5 OPERACIÓN - Colocar los arriostramientos horizontales diagonales 6 OPERACIÓN - Colocar las barandillas y seguir el encadenado M andamio.
7 OPERACIÓN - Colocar la plataforma en el nivel superior 8 OPERACIÓN a) Nivelación vertical y horizontal con un nivel de burbuja de la primera tramada instalada b) Comprobar la separación M andamio a la fachada, de acuerdo a las cotas indicadas en el proyecto (máximo 30 cm).
9 OPERACIÓN Acceso por la escalera con trampilla al nivel superior.
10 OPERACIÓN Colocación del marco de montaje y seguir montando el encadenado M andamio en el nivel superior.
11 OPERACIÓN Colocar los pasadores de seguridad en todos los niveles M andamio.
12 OPERACIÓN Colocar en la parte superior final del andamio los montantes de la barandilla, en todo el perímetro de la plataforma de trabajo y colocar el encadenado de las barandillas en la coronación del andamio: pasamano, barra intermedia y rodapié 13 OPERACIÓN Comprobación final de la correcta instalación según el proyecto y realización del Acta de recepción del andamio.
RIESGOS DE ACCIDENTES LABORALES EN EL MONTAJE, USO, DESMONTAJE Y ALMACENAMIENTO DEL ANDAMIO Son debidos básicamente a caídas, golpes y al derrumbe de la propia estructura, entre otros.
a) Riesgo de caída en altura debido a: 1. Insuficiente anchura en la plataforma de trabajo.
2. No disponer de la barandilla de seguridad en la plataforma de trabajo.
3. Acceso a la plataforma de trabajo trepando por la estructura.
4. Separación excesiva entre el andamio y el paramento (fachada).
5. Movimiento de la plataforma de trabajo al no haberse sujetado a la estructura del andamio.
6. Por vuelco del andamio al estar incorrectamente apoyado en el sueldo.
7. Por vuelco del andamio al ser incorrecto o inexistente el amarre al anclaje del edificio.
8. Por rotura de la plataforma de trabajo al haberse sobrecargado excesivamente.
9. Por rotura de la plataforma de trabajo debido al deterioro del material e incluso de un mal del mismo.
10. Deslizamiento en escaleras de acceso a la plataforma de trabajo.
b) Riesgo de derrumbe de la propia estructura debido a: 1. Hundimiento del terreno donde se apoya el andamio.
2. Apoyo del andamio sobre materiales poco resistentes.
3. Montaje del andamio sin un método operativo contrastado técnicamente.
4. Modificación de alguno de los elementos estructurales sin el correspondiente permiso del técnico competente.
5. Anclajes y amarres incorrectos.
6. Arriostramientos incompletos de la propia estructura.
7. Inclemencias del tiempo (calor, frio, viento).
C) Otros riesgos: 1. Electrocución debido al empleo de la electricidad a líneas eléctricas aéreas de AT y/o BT.
2. Caída al mismo nivel debido a la falta de orden y limpieza.
3. Lesión en la cabeza debido a golpes.
4. Lesión en las manos y pies debido a la manipulación de los elementos estructurales del andamio.
5. Riesgos a terceros por caída de objetos desde el andamio.
NORMAS GENERALES DE SEGURIDAD EN EL MONTAJE, USO, DESMONTAJE Y ALMACENAMIENTO DEL ANDAMIO - Los andamios deben montarse bajo la supervisión de una persona competente, si es posible de un aparejador o arquitecto técnico.
- En el caso de que el andamio tenga que apoyarse sobre el terreno éste debe de ser plano y compactado o en su defecto se apoyará el andamio sobre tabla o tablón plano (durmiente).
- se debe disponer en la obra de los planos de montaje - En el caso de que una línea eléctrica de AT esté próxima al andamio y haya posibilidad de contacto directo en la manipulación de los elementos prefabricados cuando se realice el montaje o se pueda entrar en la zona de influencia de la línea eléctrica, se tomarán las siguientes medidas: a) Se solicitará a la compañía suministradora por escrito que se proceda a la descarga de la línea, su desvío o en caso necesario su elevación.
b) En el caso de que no se pueda realizar lo anterior, se establecerán unas distancias mínimas de seguridad, medidas desde el punto más próximo con tensión al andamio.
10.4. ESCALERA PORTÁTIL 10.4.2. CLASIFICACIÓN 1. Escaleras de mano de un solo cuerpo 2. Escaleras de mano telescópicas.
3. Escaleras de tijera.
10.4.3. CAUSAS DE LOS RIESGOS - Deficiente apoyo y fijación de la escalera.
- Base de sustentación deslizante.
- Instalación en precario por negligencia o comodidad.
- Mal estado de mantenimiento.
- Utilización inadecuada por desconocimiento o imprudencia del operario 10.4.4. MEDIDAS DE PREVENCIÓN Se comprobará previamente que reúne las necesarias garantías de solidez, estabilidad y seguridad y, en su caso, de aislamiento o resistencia al fuego, además de las siguientes: • Largueros de una sola pieza.
• Peldaños bien ensamblados. No se utilizarán escaleras con peldaños clavados o sin ensamblar.
• En las de madera el tratamiento protector será transparente, para permitir la inspección de los posibles defectos.
• Las bases de sus montantes estarán provistas de zapatas, puntas de hierro, grapas u otro mecanismo antideslizante y de gancho de sujeción en la parte superior.
• Espacio igual peldaños y distanciados entre 25 y 35 cms. Su anchura mínima será de 50 cm.
• En las metálicas los peldaños estarán embrochados o soldados a los montantes.
3. Nunca se apoyarán sobre materiales sueltos, sino sobre superficies planas, suficientemente resistentes y no deslizantes.
4. La escalera se apoyará siempre por los montantes, nunca sobre el peldaño inferior 5. No se utilizarán simultáneamente por dos trabajadores.
6. No se transportará a brazo sobre los mismos pesos superiores a 25 kgs.
7. El ascenso y descenso se efectuará siempre frente a las mismas.
8. Las utilizadas para subir a andamios sobre ruedas se afianzarán sólidamente a los mismos.
9. Si la escalera no puede amarrarse a la estructura, precisará ser sostenida en su base por un auxiliar.
10. En las inmediaciones de zonas eléctricas en tensión se mantendrán las distancias de seguridad: • Alta tensión: 5 m.
• Baja tensión: 3 m.
11. Una escalera nunca se transportará horizontalmente sobre el hombro, sino de forma que la parte delantera vaya a más de 2 m. por encima del suelo. Esta forma no es de aplicación cuando el peso de la escalera requiera dos personas para su transporte.
10.4.5. MEDIDAS DE PROTECCIÓN 1. asegurar la estabilidad de la escalera: calzados, ganchos, amarres, tirantes de apertura.
2. Para acceder a alturas superiores a 4 m. se utilizará criolina (aros guardaespaldas) a partir de los 2 m., 10.4.6. TIPOS 1. Escaleras de mano de un solo cuerpo: Causas de los riesgos: Las comunes a las escaleras portátiles Medidas de prevención: 1. No deberán salvar más de 5 m. de altura, a no ser que estén reforzadas.
2. La longitud máxima de la escalera sin relleno intermedio no podrá ser superior a 7 m.
3. La inclinación de la escalera apoyada deberá estar en torno a los 75 grados.
4. Los dos montantes deben reposar en el punto superior de apoyo y estar sólidamente fijados a él.
5. La parte superior de los montantes debe sobrepasar en un metro su punto superior de apoyo.
2. Escaleras de mano telescópicas: Medidas de prevención: Además de las comunes a todas las escaleras de mano se adoptarán las siguientes: 1. Dispondrán como máximo de dos tramos de prolongación, además del de base, cuya longitud máxima total del conjunto no superará los 12 m.
2. Estarán equipadas con dispositivos de enclavamiento y correderas que permitan fijar la longitud de la escalera en cualquier posición, de forma que coincidan siempre los peldaños sin formar dobles escalones.
La anchura de su base no podrá ser nunca inferior a 75 cm., siendo aconsejable el empleo de estabilizadores laterales que amplíen esta distancia.
3. escaleras de tijera: Medidas de prevención: Además de las comunes a todas las escaleras de mano se adoptarán las siguientes: 1. Estarán provistas de cadenas o cables que impidan su abertura al ser utilizadas, así como topes en su extremo superior.
2. su altura máxima no deberá rebasar los 5,5 m.
Medidas de protección: Además de las comunes a todas las escaleras de mano, es aconsejable adoptar la siguiente: • Disponer estabilizadores laterales en las escaleras de más de 3 m. de altura.
11. ORDENANZA GENERAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO.
De 9 de marzo de 1971 Ruidos, vibraciones y trepitaciones - Evitar que los fenómenos de reflexión y resonancia alcancen niveles peligrosos para la salud de los trabajadores.
- A partir de los 80 dB, se emplearán obligatoriamente dispositivos de protección personales tales como tapones, cascos, etc., a y a partir de los 110 dB, se extremará tal protección para evitar totalmente las sensaciones dolorosas o graves.
Equipos y herramientas eléctricas portátiles - La tensión de alimentación en las herramientas eléctricas portátiles de cualquier tipo, no podrá exceder de 250 V con relación a la tierra.
11.1. NORMATIVA LEGAL VIGENTE Se recoge a continuación parte de lo previsto en la Ordenanza Laboral para las Industrias de la Construcción y en la Ordenanza General de seguridad e Higiene en el Trabajo, por su claridad de conceptos y clara aplicación en las labores generales de obra contempladas hasta ahora.
11.2. NORMATIVA LEGAL VIGENTE ORDENANZA LABORAL PARA LAS INDUSTRIAS DE LA CONSTRUCCIÓN, VIDRIO Y CERÁMICA de 28 de Agosto de 1970 (mirar artículos) T10.Seguridad, maquinaria de obra. La grúa-torre.
1. MÁQUINAS COMO MEDIO DE ELEVACIÓN Las mejoras en las técnicas constructivas, el proceso de industrialización de la construcción y especialmente el valor del suelo hacen que éste se aproveche cada vez mejor mediante la construcción en altura. En este punto cobran vital importancia los aparatos elevadores.
 MAQUINARIA DE ELEVACIÓN DE CARGAS: GRÚA-TORRE El uso de maquinaria de elevación de cargas implica una serie de riesgos que pueden ocasionar accidentes de gravedad si no se adoptan las medidas necesarias que puedan evitarlos.
Según las características de los riesgos, las medidas preventivas pueden aplicarse en las distintas fases de la «vida» de la máquina. Es decir, se podrá actuar: - En la fase de diseño de la máquina.
- Durante el proceso de selección y compra de la misma.
- En las fases de organización y planificación de los trabajos.
- Durante el periodo de utilización de la máquina.
A. LEGISLACIÓN Y NORMATIVA.
Los aparatos de elevación de cargas y, en concreto los que se utilizan habitualmente en las obras, están sometidos a una serie de normas que se relacionan a continuación: - Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención (R.D. 2291/ 1985)».
- I.T.C.- M.l.E.-A.E.M.2, referida a grúas torre (Orden de 28 de Junio de 1988).
- Norma U.N.E. 58-101-80, referida a condiciones de resistencia y seguridad, y a condiciones de diseño y fabricación, que queda recogida en la ITC anterior.
- R.E.B.T. referido a la instalación eléctrica.
- Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo.
- Ordenanza Laboral de Construcción, Vidrio y Cerámica.
- Directiva 85/374 de 25 de Julio de 1985.
- Aspectos fundamentales de la Directiva 85/374 y su desarrollo en España por la Ley 22/1994 de 6 de Julio de 1994.
B. RIESGOS.
El uso y montaje de los aparatos de elevación de cargas en general y de las grúas-torre en particular implican una serie de riesgos, de los cuales, los más significativos son: - Caída de personas desde altura.
- Vuelco de la máquina.
- Atrapamientos con partes móviles.
- Atropellos durante la traslación.
- Desplome de la carga.
- Golpes de la carga durante el transporte.
- Contactos eléctricos: • Por defecto de la propia máquina.
• Por contacto con instalaciones ajenas.
C. PRINCIPALES CAUSAS DE LOS ACCIDENTES.
Las causas básicas que provocan la mayor parte de los accidentes con la maquinaria de elevación de cargas se pueden agrupar en cuatro grandes bloques: a) Causas imputables a la máquina: - Falta de protección en los elementos agresivos que puedan producir atrapamientos.
- Falta de espacio en el interior de la cabina para que el operario pueda manejar todos los mandos con comodidad.
- Falta de protección en la instalación eléctrica - Mala visibilidad desde el puesto de control, se compensará con la ayuda de un señalista.
- Insuficientes protecciones en los accesos a la cabina, en escaleras y plataformas.
- Mal montaje del lastre, mala nivelación o mal anclaje que pueden producir vuelcos de la máquina.
b) Causas imputables al usuario: - Distracciones y falta de formación del operario que maneja la grúa, que puede producir choques con edificaciones o con operarios.
- La utilización de recipientes inadecuados, no usar ganchos con seguro o cables en malas condiciones puede producir la caída de materiales.
- Falta de mantenimiento de los limitadores o reiterado uso de estos en operaciones para los que no están indicados.
- No utilización del cinturón de seguridad.
- Revisiones en malas condiciones sin parar la máquina y sin asegurar elementos que puedan caer.
- Falta de señalización indicando que la máquina está fuera de servicio.
- No dejar la máquina de la forma debida al abandonar el puesto de trabajo.
c) Causas imputables a la organización: - Defectos en la planificación de los trabajos.
- Defectos en la programación de la formación de los operarios.
- Defectos en la organización del mantenimiento preventivo.
d) Causas imputables al medio ambiente: - Problemas atmosféricos.
D. NORMAS GENERALES DE SEGURIDAD.
En función de estas causas y de los riesgos comentados anteriormente, se deduce una serie de recomendaciones generales, válidas para todas las máquinas. Se forjará sobre la grúa una placa visible, de forma, tamaño y material adecuado que especifique: alcance, carga máxima y distancias.
Dichas causas las agrupamos en dos bloques: a) Dirigidas a la empresa: - Comprar sólo máquinas que reúnan todos los dispositivos de seguridad exigidos por la reglamentación vigente.
- Elaborar normas de uso para los operadores.
- Planificar y desarrollar su formación.
- Planificar y desarrollar un programa de mantenimiento preventivo.
- Proporcionar a los trabajadores los medios de seguridad necesarios.
- Planificar y delimitar los trabajos en la obra.
- Valorar los riesgos que se deriven de los problemas atmosféricos y adoptar las medidas necesarias para paliarlos.
b) Dirigidas a los operadores de las máquinas: - Cumplir las normas de seguridad, tanto de los fabricantes como de la propia empresa.
- Participar activamente en los programas de formación que organice la empresa.
- Utilizar la máquina y los equipos adecuados para cada caso.
- No sobrepasar nunca la carga máxima de la máquina.
- Cuando esté fuera de uso, dejar la máquina completamente bloqueada.
- Ser muy cuidadoso y estricto en el mantenimiento diario.
2. GRUA-TORRE 1. Resumen de la I.T.C.
La I.T.C. es aplicable a todas las grúas torre desmontables para obras, movidas mecánicamente y destinadas a la elevación y distribución de materiales, tanto en obras como en otras aplicaciones.
Los fabricantes, o en su caso importadores, deberán entregar junto a cada grúa torre que construyan un certificado en el que se acredite que la grúa cumple todas las especificaciones de la I.T.C. La responsabilidad de la construcción de la grúa corresponde al fabricante, o en su caso al importador Las grúas cumplirán con la norma UNE 58-101-80 en cuanto a: - Condiciones de resistencia y seguridad.
- Condiciones de diseño y fabricación.
En la instalación eléctrica cumplirán el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.
Para la instalación se requiere la presentación de un proyecto ante el órgano competente de la Administración pública, suscrito por el técnico competente y visado por el Colegio Oficial al que pertenezca.
El montaje se realizará de acuerdo con la norma UNE 58-101-80(Parte II). Los montadores que lo realicen serán de probada capacidad, dependiendo de un técnico titulado que planificará y se responsabilizará del proceso, extendiendo los pertinentes certificados de montaje.
Las empresas instaladoras deberán contar con un mínimo de tres montadores, dos de especialidad mecánica y uno, necesariamente, de especialidad eléctrica. La puesta en servicio se hará conforme al R.D. 2135/1980 sobre liberalización industrial, previa justificación de que la grúa cumple las condiciones de montaje anteriores.
- La conducción de la grúa la hará una persona cualificada que reúna las condiciones de la Norma UNE 58-101-80.
- El fabricante o importador suministrará un manual y un libro de registro. Las revisiones las realizarán empresas conservadoras o el mismo propietario si cumple las condiciones exigidas para ello.
2. Condiciones previas.
En primer lugar se seleccionará la posición en que se situará la grúa, considerando: - Si existen líneas de alta tensión, en cuyo caso, se tomarán las medidas oportunas.
- En el caso de montar varias grúas se cuidará que no hayan interferencias entre ellas, colocando limitadores de giros si es necesario.
- Cuando el terreno tenga una fatiga admisible menor a 3 kg/cm2, habrá que calcular una cimentación para la instalación de la grúa.
3. Normas para el montaje.
En el caso de que la grúa vaya sobre vías, se seguirán las siguientes medidas: - El tamaño de las vías, así como la distancia entre ejes de las traviesas, las marcará el constructor de la grúa.
- Las vías estarán perfectamente puestas a tierra.
- Los topes de los extremos dejarán muerto un metro de vía, que se cubrirá con grava.
- Cuando la grúa esté fija, se ajustarán las mordazas a los carriles.
En el montaje de la grúa se tendrán en cuenta los siguientes aspectos: - Todos los elementos usados en el montaje de la grúa serán los diseñados por el constructor.
- El montaje lo realizará una empresa especializada.
- En la grúa se instalarán cables fiadores o carriles salvacaídas para anclaje de cinturones de seguridad en operaciones de mantenimiento.
- Los pasillos entre grúa y construcción serán de 80 cm. como mínimo.
- La distancia desde cualquier punto de la grúa al conductor eléctrico más cercano, será como mínimo de 5 m - Si hay zanjas o taludes cercanos a la grúa se vigilará la aparición de grietas, comunicándolo al técnico responsable si se diera el caso.
4. Dispositivos de seguridad.
Todas las grúas llevarán los siguientes dispositivos de seguridad: - Una protección contra el vuelco capaz de resistir las acciones originadas por un descarrilamiento o rotura de un carril.
- Mordazas de sujeción a la vía para evitar desplazamientos fortuitos.
- Frenos capaces de detener la grúa en cualquiera de sus posiciones: - Movimientos horizontales.
- Movimientos verticales.
- De fin de carrera del carrito.
- De fin de carrera superior e inferior del gancho.
- De fin de carrera de traslación sobre las vías. Además llevará un tope de fin de recorrido.
- De orientación o de giro.
- Los engranajes, correas y partes móviles en general irán debidamente protegidos mediante cajas convenientemente tapadas.
- En el caso de que la grúa deba montarse elevada a una altura superior a la autoestable, se colocarán arriostramientos, consultando antes con el constructor de la máquina.
Aparte de los sistemas mecánicos de seguridad, existen en la grúa limitadores electrodomésticos, los cuales estarán siempre reglados y constantemente vigilados: Son los siguientes: • Limitadores de par máximo o de momento: corta el avance y la subida del gancho cuando se eleva una carga superior a la prevista para cada alcance. Permite bajar el gancho y retroceder el carro.
• Limitador de carga máxima: corta la subida del gancho cuando se intenta levantar una carga que sobrepase la máxima en un 10%. Permite bajar el gancho.
• Limitador de recorrido en altura del gancho: son dos fines de carrera superior e inferior, de los movimientos de elevación y descenso, que actúan sobre el mecanismo tanto en la subida como en la bajada, pudiendo efectuar el movimiento contrario.
5. Verificaciones periódicas.
- Las inspecciones oficiales que comprueban la estructura de la grúa, sus elementos de seguridad y el estado de la grúa en cuanto a corrosión, se realizan:  1ª Inspección a los 4 años del primer montaje.
 Luego cada 3 años.
 Cuando el tiempo de utilización de la grúa sobrepase los límites aconsejables se revisará todos los años.
- Se llevará un libro de mantenimiento y control de cada grúa en el cual se indicarán todas las revisiones, reparaciones, piezas sustituidas y demás incidencias, así como las fechas de realización.
- Mensualmente, al menos, se comprobará el buen funcionamiento del limitador del par máximo.
- Trimestralmente se hará una revisión de los cables, frenos, controles eléctricos y sistemas de mando, así como los mecanismos de izar, de giro, de dirección y traslación.
- Además, el gruista tendrá que realizar una serie de comprobaciones antes de comenzar el trabajo:  Reconocimiento de la vía.
 Verificar el aplomado de la grúa.
 Comprobar lastres y contrapesos.
 Verificar los niveles de aceite y conocer los puntos de engrase.
 Comprobar los mandos en vacío.
 Comprobar el correcto funcionamiento de los dispositivos de seguridad.
 Correcta puesta «fuera de servicio» de la grúa.
 Comprobar el estado de los cables y accesorios de elevación.
 Comunicar al encargado cualquier anomalía que pudiera producirse.
6. Normas para el manejo de la grúa El encargado de manejar la grúa deberá cumplir una serie de requisitos fundamentales para poder ocupar el puesto: - Ser mayor de 18 años.
- Tener las condiciones psicosomáticas adecuadas.
- Poseer una instrucción profesional.
- Nociones de electricidad.
- Nociones sobre las características de la grúa.
- Nociones sobre mecanismos.
- Conocer la documentación de la grúa.
- Conocer el cuadro de ademanes.
Además, mientras maneje la grúa cumplirá con las siguientes medidas de precaución: - Si se habían detectado anomalías, comprobar que se han subsanado antes de comenzar a trabajar.
- No efectuará tracciones oblicuas.
- No arrancará objetos del suelo.
- No elevará cargas superiores a las máximas permitidas.
- No dará contramarchas para el frenado.
- No arrastrará cargas por el suelo.
- No elevará cargas entre dos grúas.
- No se usarán eslingas que se hayan estirado o ganchos que hayan comenzado a abrirse.
- No se dejarán cargas suspendidas.
- No se moverá la carga sin haber atendido la señal del señalista.
- Estará atento a las indicaciones del anemómetro, y detendrá la grúa si el viento tiene una velocidad excesiva.
- Estará atento a los ruidos anómalos que se produzcan en la grúa.
- Al finalizar el trabajo llevará a cabo las siguientes operaciones: - Subir el gancho hasta la altura máxima permitida.
- Llevar el carro de la pluma a su alcance mínimo.
- Llevar la grúa a la posición de seguridad (viento), y ponerla en situación de veleta.
- Desconectar la corriente.
- Anclar la grúa mediante mordazas.
 MONTACARGA Estos aparatos no forman parte del edificio en construcción, estando adosados a él y desplazándose por guías verticales o débilmente inclinadas respecto a la vertical. Sirve niveles definidos y está dotado de una cabina cuyas dimensiones y constitución permiten el acceso de material y personal.
La utilización de estos aparatos es muy frecuente en obras por encima de las 12 plantas, donde resulta muy rentable, al disminuir en gran proporción el número de operarios necesarios para el movimiento de materiales, al tiempo que mejoran las condiciones de seguridad.
 MONTACARGAS 1. Condiciones previas Este capítulo se refiere únicamente a montacargas que sólo sirven para transportar carga, en ningún caso para transportar personas.
2. Normas para el montaje - Todos los aparatos poseerán un libro en el que se registren los sucesivos montajes y operaciones de mantenimiento.
- El montador está obligado a:  Armar el elevador de acuerdo con el proyecto y normas del fabricante.
 Observar las normas de seguridad y las especificaciones del reglamento de aparatos elevadores.
 Certificar que el aparato ha sido montado de acuerdo con las normas anteriores, indicando fecha, lugar de emplazamiento, así como el número de empresa y de carnet de la empresa conservadora.
- Cualquier desmontaje figurará igualmente en el libro de seguimiento.
- La empresa montadora no pondrá en marcha el elevador hasta que los propietarios no contraten el mantenimiento con una empresa autorizada.
3. Dispositivos de seguridad - Interruptores de puertas y en la cabina, que impidan cualquier maniobra si hay una puerta abierta.
- Cerraduras de puertas, que impidan que ésta pueda abrirse si el aparato no está bien nivelado.
- Interruptor de desequilibrio de los cables, que impide que el aparato se mueva si existe un alargamiento diferencial de los cables.
- Finales de carrera que detienen el montacargas si se sobrepasan estos límites.
- Paracaídas, capaz de detener la cabina, ya sea por rotura del cable o porque la velocidad sea excesiva.
- Limitadores de velocidad que disparan el paracaídas cuando la velocidad del montacargas es excesiva.
- Botón de parada de emergencia, uno en cada parada.
- Protección contra sobrecargas, corta la energía del motor si la carga es excesiva.
- Interruptor general, corta las tres fases. Estará situado en un lugar accesible para el encargado de la máquina.
- Aro salvavidas inferior, de forma que si el montacargas tropieza en el descenso con algún obstáculo que ofrezca la más mínima resistencia, pare la cabina.
4. Mantenimiento y verificaciones La empresa conservadora firmará un contrato de mantenimiento con la propiedad en el que se indiquen las operaciones a realizar, que serán, entre otras: - Efectuar una revisión, al menos una vez al mes, engrasando la maquinaria que lo necesite.
- Comunicar a la propiedad el estado del elevador, informando de las piezas que deben ser cambiadas para un correcto funcionamiento del aparato, parándolo si no presenta las suficientes garantías de utilización.
- Se harán revisiones generales, una después del montaje y las demás cada seis meses.
Además el encargado del aparato tendrá las siguientes obligaciones: - Comprobar diariamente los enclavamientos eléctricos y mecánicos.
- Impedir el uso del elevador si no se encuentra en perfecto estado, indicándolo mediante carteles anunciadores. En este caso avisar a la empresa encargada del mantenimiento.
- Conservar el libro de registro de montaje y mantenimiento.
5. Condiciones de seguridad y normas de uso - La instalación eléctrica estará protegida con disyuntor diferencial de 300 mA. y toma de tierra adecuada para todas las masas metálicas.
- El castillete estará cimentado en su base con hormigón, no presentará desplomes, la estructura será indeformable, resistente y perfectamente anclado al edificio, a distancias inferiores a la de pandeo, para evitar el vuelco.
- El cable estará sujeto con gazas realizadas con un mínimo de tres grapas correctamente colocadas y no presentará un deshilachado mayor del 10% de hilos.
- El castillete estará protegido y vallado para evitar el paso o la presencia de personal bajo la carga.
- Habrá un cartel bien visible en todos los accesos que prohíba el uso por personas.
- La carga máxima estará indicada en todos los accesos.
- Todas las zonas de embarco y desembarco deberán protegerse con barandillas que impidan la caída accidental de personas al vacio.
- Todos los elementos que puedan crear riesgos de atrapamiento (poleas, engranajes, tambores de enrollado, etc.), irán protegidos con carcasas eficaces que impidan estas situaciones.
- Las plataformas irán dotadas en los laterales de cartelas que impidan la caída de materiales.
- Todas las cargas de elementos pequeños irán en carros para poder sacarlas sin acceder a la plataforma.
 MAQUINILLO El maquinillo o grúa-pluma ha sido hasta hoy uno de los aparatos elevadores más utilizados, por su facilidad de montaje y manejo, aún cuando tiene el inconveniente de una escasa capacidad de carga y de no llevar el material elevado hasta su lugar de utilización.
En su emplazamiento, deberá tenerse en cuenta, que los accesos de los materiales a las zonas de izado sean seguros, que en la vertical de la zona de enganche no se produzcan caídas de material o vertidos y que la plataforma sobre la que trabaja el maquinista sea lo suficientemente cómoda para efectuar las descargas y esté dotada, cuando menos, de un punto de seguridad al que enganchar el cinturón. La fijación del maquinillo se efectuará a elementos de forjado, empleando tres puntos de anclaje que abarquen tres viguetas. Nunca se utilizará el sistema de contrapeso.
Evidentemente, cada máquina estará dotada de dispositivos de protección en función de sus componentes, trabajo a realizar, dificultades propias del tajo, así como otras variables que se dan en la obra.
Las grúas-torre, aparte de tener mecanismos de seguridad, deberán disponer de un dispositivo esencial, la puesta a tierra, para la protección de los trabajos. Una mala realización de esta instalación puede ser origen de graves accidentes.
1. Puesta en obra - Los accesos de material a las zonas de enganche serán seguros. En la vertical de la zona de enganche no se producirán caídas de material. La plataforma sobre la que trabaje el maquinista será lo suficientemente cómoda para efectuar las descargas, además existirá un punto seguro para anclar el cinturón.
- La fijación del maquinillo se hará sobre elementos no dañados del forjado, empleando tres puntos de anclaje cada uno de los cuales cogerá una vigueta distinta.
-Se prohíbe el anclaje usando contrapesos.
2. Dispositivos de seguridad - Existirá una barandilla delantera de forma que el maquinista se encuentre protegido; su altura será de 0,90 cm y su resistencia será la necesaria para su función. Además de la barandilla con que cuenta la máquina, se instalarán barandillas que cumplirán las mismas condiciones que en el resto de huecos.
- El cable de alimentación, desde el cuadro secundario, estará en perfecto estado de conservación.
- Se instalará una toma de tierra y un disyuntor diferencial para eliminar el riesgo de electrocución.
- Los mecanismos estarán protegidos con tapas para evitar los atrapamientos.
- La máquina llevará en lugar visible la carga admisible.
- El cable llevará un limitador de altura poco antes del gancho, que pulsará un interruptor que detendrá la elevación antes de que el gancho golpee la pluma del maquinillo.
El maquinista no usará este limitador como forma asidua de parada, ya que puede quedar inutilizado.
- El gancho irá provisto de pestillo de seguridad, para evitar la caída de cargas en una mala maniobra.
3. Verificaciones periódicas Se revisará diariamente el estado del cable para detectar posibles deshilachados o cualquier otro desperfecto.
Se comprobará también el estado de las eslingas y del gancho, comprobando el pestillo.
4. Normas de seguridad - El maquinista se situará de forma que en todo momento vea la carga a lo largo de su trayectoria; si no fuera así, se utilizará además un señalista.
- El maquinista llevará en todo momento cinturón de seguridad, anclado a un punto fijo y resistente del edificio; nunca al propio maquinillo.
- El operario que recoja la carga llevará también cinturón de seguridad.
- El operario que engancha la carga se asegurará que está bien colocada, de forma que no pueda dar lugar a basculamientos o enganches.
- Estará prohibido arrastrar cargas por el suelo, hacer tracción oblicua, dejar cargas suspendidas con la máquina parada o intentar levantar cargas ancladas al suelo o a otro punto.
- Estará prohibido circular o situarse bajo la carga suspendida.
-Para la elevación de las cargas se utilizarán recipientes adecuados. Nunca se usará una carretilla para elevar materiales.
- Al término de la jornada, se pondrán los mandos a cero, no se dejarán cargas suspendidas y se desconectará la corriente eléctrica en el cuadro secundario.
 GRÚA-TORRE Pueden ser fijas o móviles. En el primer caso, tendríamos las que poseyendo medios de traslación por estar empotradas, ancladas o directamente sobre el chasis. En cuanto a las segundas se consideran dos grupos, las que se desplazan sobre vías rectas y las que lo hacen sobre vías curvas.
1. Emplazamiento Se planificará la situación para que durante todo el proceso constructivo no interfiera su situación ni a la obra ni a los edificios vecinos.
2. Montaje de las vías. Sobre cama de grava y arena En este caso se excluirá la utilización de sílex u otro material que pudiera ser triturado (ejemplo: escorias, puzolanas, etc.). Es ideal la utilización de basalto, si bien las piedras no deberán ser redondeadas y deberán observar las siguientes condiciones.
3. Sobre zapatas de hormigón Se habrán calculado previamente en función de la tensión admisible del terreno, la presión máxima en los rodillos y la distancia entre ellos. Se tendrán asimismo en cuenta las siguientes consideraciones.
4. Montaje y desmontaje El montador tendrá una orden de trabajo en la que se aparecerán, al menos, los siguientes datos: • Marca, tipo y número de fabricante de la grúa.
• Alturas de montaje inicial y final.
• Longitudes de la pluma y contrapluma.
• Características de los laterales y contrapesos.
• Cargas y sus distancias admisibles.
• Tipo de reenvío de elevación.
• Tensión de alimentación.
• Datos del arriostramiento, si fuere necesario.
5. Manejo de la grúa Existen dos tipos de grúas, las mandadas por «controller» y las dirigidas con mando mediante la botonera. En las primeras, el operador necesita de la ayuda del señalista, situación innecesaria en la segunda, pues mediante su desplazamiento puede dirigir la operación.
6. Grúa torre El montaje se efectuará en una primera operación en tierra. Montando pluma, primer tramo de la torre y contrapeso, para después, en sucesivas operaciones, seguir montándola.
El montaje de la torre se realiza por levantamiento, usándose para ello un brazo auxiliar montado en el pórtico que se sujeta por una tiranta sujeta en su extremo a un contrapeso. Para evitar desplazamientos, el pórtico estará firmemente sujeto al carril.
Tres son los operarios que intervienen en las obras: maquinistas, enganchador y señalista, si bien, los dos últimos suelen ser la misma persona.
Cada uno de ellos deberá cumplir las siguientes condiciones: a) MAQUINISTA Es el operario especialista con formación específica y carnet acreditativo, para accionar los mandos.
Aptitudes psíquicas y físicas: • El gruista debe ser una persona con gran sentido de la responsabilidad y que esté perfectamente informado de las partes mecánicas y eléctricas de la grúa, así como las maniobras que puede realizar y las limitaciones de la máquina.
• Se recomienda que el manejo de la grúa se confíe únicamente a personas mayores de veinte años, que posean un grado de visión y audición elevado.
Los montadores de las grúas deben ser personas con sentido de la responsabilidad. Deberán asistir anteriormente a un curso de capacitación y someterse a reconocimientos médicos periódicos.
b) ENGANCHADOR Es el operario el encargado de realizar el enganchado de los materiales c) SEÑALISTA Siempre que las cargas a transportar se encuentren fuera del alcance visual del gruista, existirán una o varias personas (señalista) que conozcan debidamente los ademanes y aseguren que las maniobras se desarrollen con seguridad.
7. Características generales: La grúa-torre es una máquina empleada para la elevación de cargas por medio de un gancho suspendido en un cable, y su transporte, en un radio de varios metros a todos los niveles y en todas las direcciones.
Está constituida esencialmente por una torre metálica, con un brazo horizontal giratorio y los motores de orientación, elevación y distribución o traslación de la grúa cuando se encuentra dispuesta sobre carriles.
La torre de la grúa puede empotrarse en el suelo, inmovilizada sin ruedas o bien desplazable sobre vías rectas o curvas.
Las operaciones de montaje deben ser realizadas por personal especializado. Asimismo las operaciones de mantenimiento y conservación se realizarán de acuerdo con las normas dadas por el fabricante.
8. RIESGOS Y MEDIDAS PREVENTICAS EN LA GRÚA TORRE 9. NORMAS DE SEGURIDAD En el funcionamiento  El gruista debe probar el buen funcionamiento de todos los movimientos y de los dispositivos de seguridad.
 Previamente se deben poner a cero todos los mandos que no lo estuvieran.
Durante el funcionamiento:  El gruista debe saber que no se han de utilizar las contramarchas para el frenado de la maniobra. Para que el cable esté siempre tensado se recomienda no dejar caer el gancho al suelo.
 El conductor de la grúa no puede abandonar el puesto de mando mientras penda una carga del gancho.
 En los relevos debe el gruista saliente indicar sus impresiones al entrante sobre el estado de la grúa y anotarlo en un libro de indicaciones que se guardará en la obra.
 Los mandos han de manejarse teniendo en cuenta los efectos de inercia, de modo que los movimientos de elevación, traslación y giro cesen sin sacudidas.
 Si estando izando una carga se produce una perturbación en la maniobra de la grúa, se pondrá inmediatamente a cero el mando del mecanismo de elevación.
 Los interruptores y mandos no deben sujetarse jamás con cuñas o ataduras. Sólo se deben utilizar los aparatos de mando previstos para este fin.
 Se prohibirá arrancar con la grúa objetos fijos.
 El conductor debe observar la carga durante la traslación.
 Dará señales de aviso antes de iniciar cualquier movimiento.
 Se debe evitar dentro de lo posible que la carga vuele por encima de las personas.
 Estará totalmente prohibido subir personas con la grúa así como hacer pruebas de sobrecarga a base de personas.
Existirá un libro de obligaciones del gruista a pie de obra.
Obligaciones diarias del gruista: - Comprobar el funcionamiento de los frenos.
- Observar la normalidad de funcionamiento de la grúa, sólo si se perciben ruidos o calentamientos anormales.
- Verificar el comportamiento del lastre.
- Colocar la carga de nivelación para evitar que el cable de elevación quede destensado y enrolle mal en el tambor de elevación.
- Al terminar el trabajo subir el gancho hasta el carrito, amarrar la grúa a los carriles, dejar la pluma en dirección al viento, con el freno desenclavado y cortar la corriente.
Obligaciones semanales del gruista: - Reapretar todos los tornillos y principalmente los de la torres, pluma y corona giratoria.
- Verificar la tensión del cable del carro, así como el cable de carga y su engrase.
- Comprobar el buen funcionamiento del pestillo de seguridad del gancho.
- Se deben probar las protecciones contra sobrecargas, interruptores fin de carrera, mecanismos de elevación, izado y descenso de la pluma y traslación de los dos movimientos.
- Comprobar tramos de vía.
- Vigilar las partes sujetas a desgaste, como cojinetes, superficies de los rodillos, engranajes, zapatas de freno, etc., debiendo avisar para su cambio caso de ser necesario.
10. SISTEMAS DE SEGURIDAD Los sistemas de seguridad de que debe disponer una grúa son: - Limitador de fin de carrera del carro de la pluma.
- Limitador de fin de carrera de elevación.
- Limitador de fin de carrera de traslación del aparato.
- Topes de las vías.
- Limitador de par.
- Limitador de carga máxima.
- Sujeción del aparato a las vías mediante mordazas.
Además las grúas deben poseer escaleras dotadas de aros salvavidas, plataformas y pasarelas con barandillas, cable tendido longitudinalmente a lo largo de la pluma y la contrapluma y en su caso cable tendido longitudinalmente a lo largo de la torre.
11. COMPORTAMIENTO ERGONÓMICO El operario deberá reposar periódicamente dado que los reflejos son muy importantes para manejar adecuadamente la grúa.
Cuando se considere necesario se utilizará la cabina situada en la parte superior de la grúa (caso de poseerla) o la plataforma instalada en voladizo en el último forjado del edificio en construcción.
12. PROTECCIONES PERSONALES El personal empleado en el montaje de grúas irá provisto de casco (MT-1) y cinturón de seguridad (MT-13), así como de calzado de seguridad (MT-5). La ropa de trabajo será ajustada.
Los gruístas deben ir provistos en todo momento de casco de seguridad (MT-1).
Todas las prendas serán homologadas según O.M. de 17.5.74 (BOE nº 128 de 29.5.74).
13. LEGISLACIÓN AFECTADA 1. De la Ordenanza Laboral de Construcción, Vidrio y Cerámica (O.M. 28.8.70) se consideran afectados los artículos que figuran en el apartado «Aparatos de Elevación, Transporte y Similares». Artículos desde el 277 al 291.
2. En las Ordenanzas Municipales de algunos ayuntamientos existen normas referentes a la ubicación y utilización de las grúas de los edificios en construcción, que son de obligado cumplimiento.
3. Respecto a los trabajos prohibidos a menores, se consideran afectados el artículo 291 de la Ordenanza Laboral de Construcción, Vidrio y Cerámica (O.M. 28.8.70) y el decreto del 26 de julio de 1957 (B.O.E. de 26 de agosto) que incluye el Reglamento de trabajos prohibidos a mujeres y menores por peligrosos e insalubres.
4. Ley de responsabilidad Civil por daños causados por productos defectuosos. Directiva 85/374 de 25/7/1985 y su desarrollo en España por Ley 22/1994 de 6/7/1994: A. Alcance de la repsonsabilidad del fabricante, del importador y del suministrador de productos defectuosos.
B. Causas de exoneración de la repsonsabilidad y límites de la misma.
C. Riesgos para el Fabricante: Nuevos Riesgos La Gerencia de los Riesgos derivados de la R.L.P.
La financiación de los Riesgos derivados del producto.
D. La asegurabilidad de la responsabilidad civil derivada de los productos.
Prácticas habituales del mercado español.
El seguro de R.L. productos Problemas que plantea el tratamiento actual del seguro.
5. Real Decreto 1627/1997m por el que se establecen las disposiciones mínimas de Seguridad y Salud en las obras de construcción. En el Anexo IV, Parte C, Apartado 6, hace referencia a los APARATOS ELEVADORES.
6. Real decreto 1215/1997, por el que se establecen las disposiciones mínimas de Seguridad y Salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
14. NORMAS ESPECÍFICAS DE SEGURIDAD. MAQUINARIA – MAQUINARIA DE ELEVACIÓN, GRÚAS-TORRES Legislación específica Orden de 28 de Junio de 1988, por la que se aprueba la Instrucción Técnica Complementaria MIE-AEM2 del Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención, referente a grúas torre desmontables para obra.
 NORMAS UNE, sobre aparatos pesados de elevación: UNE 58-101-92 - parte 1. Condiciones de diseño y fabricación - parte 2. Condiciones de instalación y utilización.
- parte 3. Documentación.
- parte 4. Vida de la grúa.
UNE 58-132-91 - parte 6. Reglas de Seguridad.
1ª Requisitos Generales: - Certificado expedido por fabricante o por entidad colaboradora, en caso de imposibilidad, que acredite que la grúa suministrada cumple todas las estipulaciones de la I.T.C.
- La grúa dispondrá de todas las placas de Identificación exigidas.
- Deberá estar provista de un libro de Registro y de un Manual de Utilización suministrados por el fabricante o Entidad de Inspección y Control colaboradora del organismo de la Administración competente en materia de Industria.
2º Para el Montaje: - Seguro de cobertura mínima de 50 millones = 300.506,05 � - Proyecto de montaje suscrito por técnico competente.
- Certificado de construcción si es el primer montaje o certificado de adaptación.
- Certificado final del montaje por el instalador.
- Contrato de mantenimiento.
Todos los datos correspondientes se harán constar en el Libro de Registro.
3º Para el mantenimiento y Conservación: - La realizarán empresas especializadas o personal cualificado de la Empresa utilitaria.
- Cualquier operación que se realice en la grúa deberá ser anotada inmediatamente en el libro de Registro, tanto en las realizadas por Empresas de Conservación como las realizadas por el propio gruista.
 Inspecciones Oficiales: - Grúas con más de dos años a la fecha de entrada en vigor de la I.T.C. (7 de Julio de 1990). Dentro de los dos años desde la fecha de entrada en vigor de la I.T.C.
- Restantes, dentro de los tres primeros años.
- Las inspecciones oficiales reglamentarias a realizar por una E.C.A., serán anuales cuando se sobrepase el plazo de vida útil de la grúa-torre, según el siguiente criterio.
15. GRÚAS MOVILES Se incluyen tanto las grúas sobre orugas como las que van sobre ruedas.
1. Normas de seguridad - Este tipo de máquinas pueden sufrir daños en el transporte, por lo que hay que hacerles una revisión general antes de comenzar a trabajar con ellas (aceite, engrase, cable, horas trabajadas, etc). Además, cuando la máquina permanezca estática durante varios días, se realizarán revisiones periódicas.
- Los cables, poleas y ranuras donde enrollan los cables deben estar perfectamente engrasados.
- Cuando la máquina esté realizando desplazamientos de traslación, el freno de rotación deberá estar accionado - Cuando se trabaje en pendiente la tracción debe estar frenada.
- Nunca se elevarán cargas superiores a las máximas.
- Hay que tener en cuenta que el motor de estas máquinas tiene la potencia suficiente como para volcarlas.
- Para izar todos aquellos elementos que no tengan un punto especialmente proyectado para ser colgados, se deberán utilizar eslingas con varios puntos de sujeción, fijos o móviles.
- Se prohibirá permanecer en el radio de acción de las grúas.
- Las máquinas sólo deben ser utilizadas por personal especializado y designado para tal función.
- Todos aquellos elementos de las máquinas que puedan originar riesgos de atrapamientos deberán ser debidamente protegidos, y nunca se trabajará sin estar estas protecciones colocadas.
- Para realizar las revisiones y operaciones de mantenimiento, se seguirán las instrucciones que aparecen en el Libro de Mantenimiento de la máquina.
- Los trabajos con cargas importantes se harán lentamente y sin movimientos bruscos que puedan volcar la máquina o dañar los cables.
- Siempre habrá un auxiliar que ayude al gruista, guiándole en las maniobras y alejando al personal ajeno a los trabajos de la grúa.
- La máquina se conservará en perfecto estado de limpieza general, tanto los accesos libres de barro y grasas, como el motor.
- El maquinista antes de abandonar su puesto deberá realizar las siguientes operaciones:  Accionar freno de rotación y de tracción.
 Accionar el trinquete de seguridad del tambor de la pluma. (Nunca se accionará este trinquete con cargas suspendidas).
 Desembragar el motor.
 Todas las palancas se dejarán en punto muerto.
- El transporte de cargas se hará siempre con el tren de rodaje parado, maniobrando únicamente con la pluma.
- El maquinista no permitirá que patine el embrague.
- Para dirigir cargas a un punto determinado se hará mediante cuerdas, manteniéndose siempre el operario a una distancia prudencial.
- La revisión de las poleas de la cabeza de la pluma se hará todos los días. Para ello se bajará la pluma hasta el suelo sujetándola con caballetes.
- La bajada libre de cucharas y de cargas se hará siempre usando el freno del tambor.
- El cable siempre estará tenso, de lo contrario se enrollará mal en el tambor, deteriorándolo.
- Cuando se baje la pluma se colocará paralela al eje de las orugas.
- La cabina estará insonorizada.
- Cuando la carga esté muy vertical hay que vigilar que un desprendimiento de ésta no la lance contra la cabina.
- No se trabajará a menos de 2 m. de un talud.
- Las máquinas irán equipadas con escaleras fijas para acceder a los puntos elevados. Estas escaleras estarán debidamente protegidas contra caídas de altura.
- Los operarios que suban a los mástiles y a la pluma llevarán cinturón de seguridad.
- Durante las operaciones de mantenimiento la máquina permanecerá parada.
- En las grúas montadas sobre ruedas hay que colocar los gatos y estabilizadores antes de realizar cualquier operación, de forma que las ruedas no toquen el suelo.
- El área de trabajo siempre estará señalizada y despejada.
T11. Otros aspectos relacionados con las obras de construcción 1. REAL DECRETO 1627/1997 DISPOSICIONES MÍNIMAS DE SEGURIDAD Y DE SALUD EN LAS OBRAS DE CONSTRUCCIÓN La Ley 31/1995 (de 8 de noviembre), de “Prevención de Riesgos Laborales”, como cuerpo básico de garantías y responsabilidades, de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo.
En el ámbito de la Unión Europea, mediante la directiva 92/57/CEE, (de 24 de Junio), establece las disposiciones mínimas de seguridad y de salud que deben aplicarse en las obras de construcciones temporales o móviles.
Mediante el presente Real Decreto se procede a la transposición al derecho español de la citada directiva: 1. Se introducen las figuras del coordinador en materia de seguridad y salud, a) durante la elaboración del proyecto de obra, b) durante la ejecución de la obra.
2. Tiene en cuenta; a) Real Decreto 555/1986 (de 21 de febrero), obligatoriedad de inclusión de un estudio de Seguridad e Higiene en los proyectos de edificación y obras públicas, (modificado por R.D. 84/1990, de 19 de enero).
Derogado.
3. El Real Decreto establece mecanismos específicos para la aplicación de la ley de Prevención de Riesgos Laborales y del Real Decreto 39/1991, el Reglamento de los Servicios de Prevención.
2. ASPECTOS DE LA NUEVA NORMATIVA DE SEGURIDAD Y SALUD Aspectos Generales El R.D. 1627/1997 incide de pleno en el ejercicio de la profesión de los arquitectos técnicos. El arquitecto técnico, como técnico competente para asumir las funciones que el decreto dispone, puede asumir las tareas siguientes: - Coordinador de seguridad en la fase de proyecto - Coordinador de seguridad en la fase de ejecución de obra.
- Redacción del estudio de seguridad - Redacción del estudio básico de seguridad - Aprobación del plan de seguridad preparado por el contratista - Utilización y custodia del Libro de Incidencias.
El nuevo R.D. conlleva una cierta continuidad en relación a la situación engendrada por el R.D. 555/1986, vigente hasta el 25 de diciembre, aunque modifica algunos aspectos. La innovación más importante que aporta la nueva reglamentación es la creación de la figura del Coordinador de seguridad en la fase de proyecto y del Coordinador de seguridad en fase de ejecución de la obra. Otra novedad importante la encontramos en el Plan de seguridad, que pasa a ser un documento que elabora siempre el contratista y que tiene que ser aprobado por el Coordinador de seguridad en la fase de ejecución.
Cuando no hace falta nombrar un Coordinador de seguridad en la fase de ejecución de obra, la Dirección facultativa asume unas responsabilidades importantes que, en caso contrario, forman parte de la misión del Coordinador de seguridad. Se trata de aprobar el Plan de seguridad del contratista y de tener cuidado del Libro de incidencias y de las anotaciones que se hagan.
A. El Coordinador de seguridad Las funciones del Coordinador de seguridad tienen algunos puntos en común en el que hasta ahora asumía el arquitecto técnico en los trabajos de seguridad.
El Coordinador de seguridad en la fase de proyecto coordinará que, en la concepción, estudio y elaboración del proyecto, se tenga en consideración los principios generales de prevención según el art. 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, particularmente: a) En el momento de tomar decisiones constructivas, técnicas y de organización con la finalidad de planificar los diferentes trabajos o fases que se desarrollarán simultáneamente o sucesivamente.
b) En la estimación de la duración requerida para la ejecución de estos distintos trabajos o fases de trabajo.
También coordinará que se tenga en cuenta cualquier Estudio de seguridad o Estudio básico sobre el proyecto.
El Coordinador de seguridad en la fase de proyecto tiene que ser nombrado por el promotor tan sólo en el caso en que intervengan varios proyectistas. Esto minimiza la aplicación del decreto y supone una verdadera limitación en la coordinación de la seguridad.
En este sentido, los expertos coinciden en afirmar que es en la fase de proyecto donde se podrían evitar una gran parte de los riesgos que aparecerán después en la obra.
Las funciones del Coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra son las siguientes: a) Coordinar la aplicación de los principios generales de prevención y de seguridad: 1. En el momento de tomar las decisiones técnicas y de organización con la finalidad de planificar las diferentes tareas o fases de trabajo que se hayan de desarrollar simultáneamente o sucesivamente.
2. En la estimación de la duración requerida para la ejecución de estos diferentes trabajos o fases de trabajo.
b) Coordinar las actividades de la obra para garantizar que los contratistas, los subcontratistas y los trabajadores autónomos apliquen de manera coherente y responsable los principios de la acción preventiva que recoge el art. 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales durante la ejecución de la obra y, en particular, en las tareas o actividades a que se refiere el artículo 10 de este Real Decreto.
c) Aprobar el Plan de seguridad y salud elaborado por el contratista y, de darse el caso, las modificaciones que se hayan introducido. La dirección facultativa asumirá esta función cuando no haga falta la designación de coordinador.
d) Organizar la coordinación de actividades empresariales prevista en el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
e) Coordinar las acciones y funciones de control de la aplicación correcta de los métodos de trabajo.
f) Adaptar las medidas necesarias para que sólo las personas autorizadas puedan acceder a la obra. La dirección facultativa asumirá esta función cuando no sea necesaria la designación del coordinador.
El artículo 10 del Real Decreto, recoge los principios generales de la acción preventiva que se tienen que aplicar durante la ejecución de la obra: Artículo 10. Principios generales aplicables durante la ejecución de la obra. De conformidad con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, los principios de la acción preventiva que se recogen en el artículo 15 se aplicarán durante la ejecución de la obra y, particularmente, en las siguientes tareas o actividades: a) El mantenimiento de la obra en buen estado de orden y limpieza.
b) La elección del emplazamiento de los lugares y áreas de trabajo, teniendo en cuenta sus condiciones de acceso, y la determinación de las vías o zonas de desplazamiento o circulación.
c) La manipulación de los diferentes materiales y la utilización de los medios auxiliares.
d) El mantenimiento, el control previo a la puesta en servicio y el control periódico de las instalaciones y dispositivos necesarios para la ejecución de la obra, con el objeto de corregir los defectos que pudieran afectar a la seguridad y salud de los trabajadores.
e) La delimitación y el condicionamiento de las zonas de almacenamiento y depósito de los diferentes materiales, en particular si se trata de materias o sustancias peligrosas.
f) La recogida de los materiales peligrosos utilizados.
g) El almacenamiento y la eliminación o evacuación de los residuos y escombros.
h) La adaptación, en función de la evolución de la obra, del período de tiempo efectivo que deberá dedicarse a los distintos trabajos o fases del trabajo.
i) La cooperación entre los contratistas, subcontratistas y trabajadores autónomos.
j) Las interacciones e incompatibilidades con cualquier otro tipo de trabajo o actividad que se realice en la obra o cerca de la obra.
El Coordinador de seguridad en la fase de ejecución de obra tiene que ser nombrado por el promotor en todos aquellos casos en que interviene más de una empresa y trabajadores autónomos o diversos trabajadores autónomos.
Estas situaciones se dan con frecuencia y el desarrollo de la figura del Coordinador, responde a las necesidades de plantear y hacer frente a los verdaderos problemas que supone la organización de la obra: desde el control de acceso a la obra hasta la coordinación de las diversas actividades, la coincidencia de diferentes oficios, el proceso de información a todos los que intervienen en una obra y la atención a la formación mínima que se requiere.
Por tanto, hace falta conocer bien las funciones del Coordinador tanto en la fase de proyecto como de ejecución de la obra y se tiene que tener en cuenta que la misión del Coordinador, fuera de las obras que sean muy simples, no siempre será compatible fácilmente con el ejercicio de la dirección de la obra, dada la poca coincidencia entre las obligaciones que generan los dos tipos de intervenciones.
B. El estudio de seguridad y salud La publicación de este R.D. supone que a partir del 25 de diciembre de 1997 todos los proyectos tendrán que incorporar documentación sobre seguridad.
A partir de esta fecha, tendrán que tener un Estudio de Seguridad y Salud todos los proyectos de obras en que se produzca alguna de las situaciones siguientes:  El presupuesto de adjudicación por contrato sea igual o superior a 450.000 euros (75 millones de ptas.)  La duración deseada sea de más de 30 días y, en algún momento, ocupe más de 20 trabajadores a la vez.
 Los días de trabajo del total de los trabajadores sea superior a 500.
 Las obras de túneles, galerías, conducciones subterráneas y presas.
Para el resto de proyectos no incluidos en el apartado anterior, hace falta preparar un Estudio Básico de Seguridad.
En el Real Decreto se establece el contenido mínimo de los estudios de seguridad y salud: memoria descriptiva, pliego de condiciones, planos, amidamientos y presupuestos.
El contenido mínimo de los Estudios Básicos de Seguridad y Salud será una memoria y unos planos.
Tanto el Estudio como el Estudio Básico tienen que ser elaborados por un técnico competente designado por el promotor, cuando sea obligatoria la existencia de un Coordinador de seguridad durante la elaboración del proyecto de obra, él será el encargado de elaborar o hacer que se elabore, bajo su responsabilidad, el Estudio o el Estudio Básico.
Aquellos proyectos que pasen por los trámites de expedición de la licencia municipal y otros trámites y autorizaciones de cualquiera de las Administraciones Públicas tendrán que tener el Estudio de Seguridad o el Estudio Básico de Seguridad. También se exigirá para el visado del proyecto en el Colegio correspondiente.
C. El Plan de Seguridad y Salud Para la aplicación del Estudio de Seguridad o del Estudio Básico cada contratista tendrá que elaborar un Plan de Seguridad. El plan puede modificar los amidamientos, cualidades y valoraciones que figuren en el estudio, pero estas modificaciones no podrán implicar una disminución del importe total.
El Plan de seguridad tendrá de ser aprobado, antes del inicio de la obra, por el Coordinador de seguridad y salud de la ejecución de la obra. Si no es necesario el Coordinador, la aprobación corresponderá a la Dirección Facultativa.
Según el proceso de ejecución de la obra, el contratista podrá modificar el plan.
En las obras de la Administración, el trámite de aprobación del Plan de Seguridad se continuará haciendo desde la oficina de supervisión de proyectos correspondiente.
D. Disposiciones específicas de seguridad y salud que tendrán que aplicarse a las obras Estas disposiciones figuran en el anexo IV del Real Decreto y serán de obligatoria aplicación en todas las obras a partir del 26 de diciembre de 1997, aunque los proyectos correspondientes hayan estado visados antes de la entrada en vigor de la nueva reglamentación.
E. Entrada en vigor de la nueva reglamentación La nueva normativa entrará en vigor el 26 de diciembre de 1997. A partir de esta fecha restarán derogados el Real Decreto 555/1986 y el Real Decreto 84/1990, que modifica el anterior.
Las obras con proyectistas visados por el Colegio profesional correspondiente o aprobados por las Administraciones Públicas antes del 25 de diciembre se regirán aún por la normativa anterior. No obstante, estas obras tendrán que ajustarse en la fase de ejecución a algunos aspectos que contempla la normativa, y que figuren en los apartados siguientes del Real Decreto: - Artículo 10, en el que se fijan las actividades de obra en las que se han de aplicar los principios de la acción preventiva relacionados con la información de los trabajadores.
- Artículo 11, en el que se fijan las obligaciones de los contratistas y subcontratistas.
- Artículo 12, referente a las obligaciones de los trabajadores autónomos.
- Anexo IV. En este Anexo se fijan las disposiciones mínimas de seguridad en los lugares de trabajo de las obras: salidas de emergencia, puertas, vías de circulación, servicios higiénicos, andamios, etc.
En aplicación del Real decreto 1627/1997, el promotor tendrá que designar, según el caso:  Coordinador de Seguridad en la fase de proyecto  Coordinador de Seguridad en la fase de ejecución de la obra  Redactor del Estudio de Seguridad y Salud  Redactor del Estudio Básico de Seguridad para todos los demás proyectos ALGUNAS CUESTIONES SOBRE LA APLICACIÓN DEL REAL DECRETO 1627/1997 ¿En qué caso el promotor tiene que designar un Coordinador de Seguridad? El promotor tiene que designar un Coordinador de Seguridad en fase de proyecto cuando en el proyecto interviene más de un proyectista.
El promotor tiene que designar un Coordinador de Seguridad en fase de ejecución de obra cuando tiene que intervenir en la obra más de una empresa, una empresa y trabajadores autónomos o diversos trabajadores autónomos. El mismo Coordinador puede asumir las dos funciones.
¿En qué caso el promotor ha de designar un técnico que redacte un Estudio de Seguridad o un Estudio Básico de Seguridad? Cuando un proyecto tiene un presupuesto de ejecución por contrato igual o superior a 450.000 euros, cuando la duración estimada sea más de 30 días y, en un momento dado, se ocupen más de 20 trabajadores a la vez.
Cuando los días de trabajo del total de los trabajadores sea superior a 500. Siempre, en obras de túneles, galerías, conducciones subterráneas y presas. Si el presupuesto no llega a 450.000 se tiene que redactar el Estudio Básico de Seguridad.
¿Quién tiene que redactar el Estudio de Seguridad o el Estudio Básico? El Coordinador de Seguridad en fase de proyecto tiene, entre otras, la responsabilidad de preparar el Estudio de Seguridad o el Estudio Básico.
Si no hace falta nombrar Coordinador de Seguridad en fase de proyecto, el promotor ha de nombrar un técnico competente para que redacte el Estudio de Seguridad o el Estudio Básico.
¿Quién ha de presentar el Plan de Seguridad de la obra? El Contratista es quien ha de preparar, siempre, el Plan de Seguridad.
¿Quién aprueba el Plan de Seguridad del contratista? El Coordinador de Seguridad en fase de ejecución de obra tiene, entre otras, las siguientes funciones: - Aprobar el Plan de Seguridad del contratista - Utilizar y custodiar el Libro de Incidencias.
Estas funciones pasan a ser obligación de la Dirección Facultativa cuando no haga falta nombrar Coordinador en fase de ejecución de obra.
¿Hay Libro de Incidencias? El R.D. obliga a tener un Libro de incidencias con la finalidad de controlar que se cumpla el Plan de Seguridad y lo tiene que facilitar al Colegio al que pertenece el técnico que apruebe el Plan de Seguridad y Salud Laboral.
En caso de una anotación, el Coordinador de Seguridad en la fase de ejecución de la obra o la Dirección Facultativa, cuando no haga falta designar Coordinador, ha de enviar en 24 horas una copia a la Inspección de Trabajo. También se debe notificar al contratista afectado y a los representantes de sus trabajadores.
¿Qué es el aviso previo? Es una notificación que el promotor debe entregar a la autoridad laboral, cuando hace alguna de las obras que están afectadas por el R.D.
¿El aviso previo sustituye la comunicación de apertura del centro de trabajo? El aviso previo no sustituye ningún otro trámite. Se debe seguir haciendo la comunicación de apertura del centro de trabajo y adjuntar una copia del Plan de Seguridad y Salud.
3. ARTICULOS DE LA LEY DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES REFERENCIADOS AL REAL DECRETO 1627/1997 Artículo 15. Principios de la acción preventiva.
1. El empresario aplicará las medidas que integran el deber general de prevención previsto en el artículo anterior, con arreglo a los siguientes principios generales: a) Evitar los riesgos.
b) Evaluar los riesgos que no se pueden evitar.
c) Combatir los riesgos en su origen.
d) Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.
e) Tener en cuenta la evolución de la técnica.
f) Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
g) Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo.
h) Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
j) Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.
2. El empresario tomará en consideración las capacidades profesionales de los trabajadores en materia de seguridad y de salud en el momento de encomendarles las tareas.
3. El empresario adoptará las medidas necesarias a fin de garantizar que sólo los trabajadores que hayan recibido información suficiente y adecuada puedan acceder a las zonas de riesgo grave y específico.
4. La efectividad de las medidas preventivas deberá prever las distracciones o imprudencias no temerarias que pudiera cometer el trabajador. Para su adopción se tendrán en cuenta los riesgos adicionales que pudieran implicar determinadas medidas preventivas, las cuales sólo podrán adoptarse cuando la magnitud de dichos riesgos sea sustancialmente inferior a la de los que se pretende controlar y no existan alternativas más seguras.
5. Podrán concertar operaciones de seguro que tengan como fin garantizar como ámbito de cobertura la previsión de riesgos derivados del trabajo, la empresa respecto de sus trabajadores, los trabajadores autónomos respecto a ellos mismos y las sociedades cooperativas respecto a sus socios cuya actividad consista en la presentación de su trabajo personal.
Artículo 18. Información, consulta y participación de los trabajadores.
1. A fin de dar cumplimiento al deber de protección establecido en la presente Ley, el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban todas las informaciones necesarias en relación con: a) Los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo, tanto aquellos que afecten a la empresa en su conjunto como a cada tipo de puesto de trabajo o función.
b) Las medidas y actividades de protección y prevención aplicables a los riesgos señalados en el apartado anterior.
c) Las medidas adoptadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20 de la presente Ley.
En las empresas que cuentan con representantes de los trabajadores, la información a que se refiere el presente apartado se facilitará por el empresario a los trabajadores a través de dichos representantes; no obstante, deberá informarse directamente a cada trabajador de los riesgos específicos que afecten a su puesto de trabajo o función y de las medidas de protección y prevención aplicables a dichos riesgos.
2. El empresario deberá consultar a los trabajadores, y permitir su participación, en el marco de todas las cuestiones que afecten a la seguridad y a la salud en el trabajo, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo V de la presente Ley.
Los trabajadores tendrán derecho a efectuar propuestas al empresario, así como a los órganos de participación y representación previstos en el capítulo V de esta Ley, dirigidas a la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud en la empresa.
Artículo 21. Riesgo grave e inminente.
1. Cuando los trabajadores estén o puedan estar expuestos a un riesgo grave e inminente con ocasión de su trabajo, el empresario estará dispuesto a: a) Informar lo antes posible a todos los trabajadores acerca de la existencia de dicho riesgo y de las medidas adoptadas o que, en su caso, deban adoptarse en materia de protección.
b) Adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo. En este supuesto no podrá exigirse a los trabajadores que reanuden su actividad mientras persista el peligro, salvo excepción debidamente justificada por razones de seguridad y determinada reglamentariamente.
c) Disponer lo necesario para que el trabajador que no pudiera ponerse en contacto con su superior jerárquico, ante una situación de peligro grave e inminente para su seguridad, la de otros trabajadores o la de terceros a la empresa, esté en condiciones, habida cuenta de sus conocimientos y de los medios técnicos puestos a su disposición, de adoptar las medidas necesarias para evitar las consecuencias de dicho peligro.
2. De acuerdo con lo previsto en el apartado 1 del artículo 14 de la presente Ley, el trabajador tendrá derecho a interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo, en caso necesario, cuando considere que dicha actividad entraña un riesgo grave e inminente para su vida o su salud.
3. Cuando en el caso a que se refiere el apartado 1 de este artículo el empresario no adopte o no permita la adopción de las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, los representantes legales de éstos podrán acordar, por mayoría de sus miembros, la paralización de la actividad de los trabajadores afectados por dicho riesgo. Tal acuerdo será comunicado de inmediato a la empresa y a la autoridad laboral, la cual, en el plazo de veinticuatro horas, anulará o ratificará la paralización acordada.
El acuerdo a que se refiere el párrafo anterior podrá ser adoptado por decisión mayoritaria de los Delegados de Prevención cuando no resulte posible reunir con la urgencia requerida al órgano de representación del personal.
4. Los trabajadores o sus representantes no podrán sufrir perjuicio alguno derivado de la adopción de las medidas a que se refieren los apartados anteriores, a menos que hubieran obrado de mala fe o cometido negligencia grave.
Artículo 24. Coordinación de actividades empresariales.
1. Cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades trabajadores de dos o más empresas, éstas deberán cooperar en la aplicación de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. A tal fin, establecerán los medios de coordinación que sean necesarios en cuanto a la protección y prevención de riesgos laborales y la información sobre los mismos a sus respectivos trabajadores, en los términos previstos en el apartado 1 del artículo 18 de esta Ley.
2. El empresario titular del centro de trabajo adoptará las medidas necesarias para que aquellos otros empresarios que desarrollen actividades en su centro de trabajo reciban la información y las instrucciones adecuadas, en relación con los riesgos existentes en el centro de trabajo y con las medidas de protección y prevención correspondientes, así como sobre las medidas de emergencia a aplicar, para su traslado a sus respectivos trabajadores.
3. Las empresas que contraten o subcontraten con otras la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquellas y se desarrollen en su propios centros de trabajo deberán vigilar el cumplimiento por dichos contratistas y subcontratistas de la normativa de prevención de riesgos laborales.
4. Las obligaciones consignadas en el último párrafo del apartado 1 del artículo 41 de esta Ley serán también de aplicación, respecto de las operaciones contratadas, en los supuestos en que los trabajadores de la empresa contratista o subcontratista no presten servicios en los centros de trabajo de la empresa principal, siempre que tales trabajadores deban operar con maquinaria, equipos, productos, materias primas o útiles proporcionados por la empresa principal.
5. Los deberes de cooperación y de información e instrucción recogidos en los apartados 1 y 2 serán de aplicación respecto de los trabajadores autónomos que desarrollen actividades en dichos centros de trabajo.
Artículo 42. Responsabilidades y su compatibilidad.
1. El incumplimiento por los empresarios de sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales dará lugar a responsabilidades administrativas, así como, en su caso, a responsabilidades penales y a las civiles por los daños y perjuicios que puedan derivarse de dicho incumplimiento.
2. La empresa principal responderá solidariamente con los contratistas y subcontratistas a que se refiere el apartado 3 del artículo 24 de esta Ley del cumplimiento, durante el período de la contrata, de las obligaciones impuestas por esta Ley en relación con los trabajadores que aquellos ocupen en los centros de trabajo de la empresa principal, siempre que la infracción se haya producido en el centro de trabajo de dicho empresario principal.
En las relaciones de trabajo de las empresas de trabajo temporal, la empresa usuaria será responsable de la protección en materia de seguridad y salud en el trabajo en los términos del artículo 16 de la Ley 14/1994, de 1 de julio, por la que se regulan las empresas de trabajo temporal.
3. Las responsabilidades administrativas que se deriven del procedimiento sancionador serán compatibles con las indemnizaciones por los daños y perjuicios causados y de recargo de prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social que puedan ser fijadas por el órgano competente de conformidad con lo previsto en la normativa reguladora de dicho sistema.
4. No podrán sancionarse los hechos que ya hayan sido sancionados penal o administrativamente, en los casos en que se aprecie identidad de sujeto, hecho y fundamento.
En los casos de concurrencia con el orden jurisdiccional penal será de aplicación lo dispuesto en el artículo 3 de la Ley 8/1988, de 7 de abril, sobre Infracciones y Sanciones de Orden Social, para cuya efectividad la autoridad laboral y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social velarán por el cumplimiento de los deberes de colaboración e información con el Ministerio Fiscal.
5. La declaración de hechos probados que contenga una sentencia firme del orden jurisdiccional contenciosoadministrativo, relativa a la existencia de infracción a la normativa de prevención de riesgos laborales, vinculará al orden social de la jurisdicción, en lo que se refiere al recargo, en su caso, de la presentación económica del sistema de la Seguridad Social.
Artículo 44. Paralización de trabajos.
1. Cuando el Inspector de trabajo y seguridad Social compruebe que la inobservancia de la normativa sobre prevención de riesgos laborales implica, a su juicio, un riesgo grave e inminente para la seguridad y la salud de los trabajadores podrá ordenar la paralización inmediata de tales trabajos o tareas. Dicha medida será comunicada a la empresa responsable, que la pondrá en conocimiento inmediato de los trabajadores afectados, del Comité de Seguridad y Salud, del Delegado de Prevención o, en su ausencia, de los representantes del personal. La empresa responsable dará cuenta al Inspector de Trabajo y Seguridad Social del cumplimiento de esta notificación.
El Inspector de Trabajo y Seguridad Social dará traslado de su decisión de forma inmediata a la autoridad laboral. La empresa, sin perjuicio del cumplimiento inmediato de tal decisión, podrá impugnarla ante la autoridad laboral en el plazo de tres días hábiles, debiendo resolverse tal impugnación en el plazo máximo de veinticuatro horas. Tal resolución será ejecutiva, sin perjuicio de los recursos que procedan.
La paralización de los trabajos se levantará por la Inspección de Trabajo y seguridad Social que la hubiera decretado, o por el empresario tan pronto como se subsanen las causas que la motivaron, debiendo, en este último caso, comunicarlo inmediatamente a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
2. Los supuestos de paralización regulados en este artículo, así como los que se contemplen en la normativa reguladora de las actividades previstas en el apartado 2 del artículo 7 de la presente Ley, se entenderán, en todo caso, sin prejuicio del pago del salario o de las indemnizaciones que procedan y de las medidas que puedan arbitrarse para su garantía.
ARTICULO 1: OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN 1. Disposiciones mínimas de seguridad y de salud aplicables a las obras de construcción.
2. No será de aplicación el R.D. a industrias extractivas a cielo abierto o subterráneo o por sondeos; se regulan por su normativa específica.
3. Las disposiciones del R.D. 39/1997, Reglamento de los Servicios de Prevención, se aplicarán plenamente, en el apartado: 1 ARTICULO 2: DEFINICIONES a) Obra de construcción u obra: Cualquier obra pública o privada, en la que se efectúen trabajos de construcción o ingeniería civil b) Trabajos con riesgos especiales: Trabajos cuya realización exponga a los trabajadores a riesgos de especial gravedad para su seguridad y salud.
c) Promotor: Cualquier persona física o jurídica por cuenta de la cual se realiza una obra.
d) Proyectista: EI autor o autores, por encargo del promotor, de la totalidad o parte del «proyecto» de obra.
e) Coordinador: en materia de seguridad y de salud durante la elaboración del proyecto de obra: EI «técnico competente» designado por el promotor para coordinar, durante la fase del proyecto de obra, la aplicación de los principios del artículo 8.
f) Coordinador en materia de seguridad y de salud durante la “ejecución” de la obra: EI técnico competente integrado en la dirección facultativa, designado por el promotor para llevar a cabo las tareas que se mencionan en el artículo 9.
g) Dirección facultativa: EI técnico o técnicos competentes designados por el promotor, encargados de la dirección y del control de la ejecución de la obra.
h) Contratista: La persona física o jurídica que asume contractualmente ante el promotor, con medios humanos y materiales, propios o ajenos, el compromiso de ejecutar la totalidad o parte de las obras con sujeción al proyecto y al contrato.
i) Subcontratista: La persona física o jurídica que asume contractualmente ante el contratista, empresario principal, el compromiso de realizar determinadas partes o instalaciones de la obra, con sujeción al proyecto por el que se rige su ejecución.
j) Trabajador autónomo: La persona física distinta del contratista y del subcontratista, que realiza de forma personal y directa una actividad profesional sin sujeción a un contrato de trabajo, y que asume contractualmente ante el promotor, el contratista o el subcontratista el compromiso de realizar determinadas partes o instalaciones de la obra.
1. Cuando el trabajador autónomo emplee en la obra a trabajadores por cuenta ajena tendrá la consideración de contratista o subcontratista a efectos del presente Real Decreto.
2. EI contratista y el subcontratista a los que se refiere el presente Real Decreto tendrán la consideración de empresario a los efectos previstos en la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales.
3. Cuando el promotor contrate directamente trabajadores autónomos para la realización de la obra o de determinados trabajos de la misma, tendrá la consideración de contratista respectos de aquellos a efectos de lo dispuesto en el presente R.D.
ARTICULO 3: DESIGNACIÓN DE LOS COORDINADORES DE SEGURIDAD 1. Cuando en la elaboración del proyecto de obra intervengan varios proyectistas, el promotor designará un coordinador en materia de seguridad y de salud, durante la elaboración del proyecto de obra.
2. Cuando en la ejecución de la obra intervengan más de una empresa, o una empresa y trabajadores autónomos o diversos trabajadores autónomos, el promotor, antes del inicio de los trabajos o tan pronto como se constate dicha circunstancia, designará un coordinador de Seguridad y Salud, durante la ejecución de la obra.
3. La designación de los coordinadores en materia de Seguridad y Salud, durante la elaboración del proyecto de obra y durante la ejecución de la obra podrá recaer en la misma persona.
4. La designación de los coordinadores no eximirá al promotor de sus responsabilidades.
ARTÍCULO 4: OBLIGATORIEDAD DEL ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD O DEL ESTUDIO BÁSICO DE SEGURIDAD Y SALUD EN LAS OBRAS.
1. EI promotor estará obligado a que en la fase de redacción del proyecto se elabore un Estudio de Seguridad y Salud en los proyectos de obras en los siguientes supuestos: 2. En los proyectos de obras no incluidos en ninguno de los supuestos previstos en el apartado anterior, el promotor estará obligado a que en la fase de redacción del proyecto se elabore un Estudio Básico de Seguridad y Salud.
ARTÍCULO 5: ESTUDIO DE SEGURIDAD Y SALUD 1. Será elaborado por un técnico competente designado por el promotor. Cuando deba existir un coordinador en materia de seguridad y salud, durante la elaboración del proyecto de obra, le corresponderá a éste elaborar o hacer que se elabore, bajo su responsabilidad, dicho estudio.
2. EI estudio contendrá como mínimo: a) Memoria descriptiva; De los procedimientos, equipos técnicos y medios auxiliares que hayan de utilizarse o cuya utilización pueda preverse, identificación de los riesgos laborales que puedan ser evitados, relación de los riesgos laborales que no puedan eliminarse.
- Se incluirá la descripción de los servicios sanitarios y comunes del centro de trabajo, en función del número de trabajadores que vayan a utilizarlos.
- Habrán de tenerse en cuenta las condiciones del entorno en que se realice la obra, así como tipología y características de los materiales, elementos que hayan de utilizarse, determinación del proceso constructivo y orden de ejecución de los trabajos.
b) Pliego de condiciones particulares; Se tendrán en cuenta las normas generales y reglamentarias aplicables a las especificaciones técnicas propias de la obra de que se trate, así como las prescripciones que se habrán de cumplir en relación con las características, la utilización, la conservación de las máquinas, útiles, herramientas, sistemas y equipos preventivos.
c) Planos; En los que se desarrollarán los gráficos y esquemas necesarios para la mejor definición y comprensión de las medidas preventivas definidas en la memoria con expresión de las especificaciones técnicas necesarias.
d) Mediciones; De todas aquellas unidades o elementos de seguridad y salud que hayan sido definidas o proyectadas.
e) Presupuesto; Cuantificar el conjunto de gastos previstos para la aplicación y ejecución del estudio de seguridad y salud.
3. Dicho estudio deberá formar parte del proyecto de ejecución de obra o, en su caso, del proyecto de obra, ser coherente con el contenido del mismo y recoger las medidas preventivas, en función de la obra.
4. EI presupuesto para la aplicación y ejecución del estudio cuantificará el conjunto global de gastos previstos (suma total y valoración unitaria), con referencia al cuadro de precios sobre el que se calcula.
- No podrán figurar partidas alzadas en los casos de elementos u operaciones de difícil previsión.
- Las mediciones, calidades y valoraciones, recogidas en el presupuesto del Estudio de Seguridad y Salud, podrán ser sustituidas por alternativas propuestas por el contratista en el Plan (artículo 7), previa justificación técnica motivada, siempre que no suponga disminución en el coste total del estudio.
- EI presupuesto del estudio, se incorporará al presupuesto general de la obra, como un capítulo más del mismo.
- No se incluirán en el presupuesto del Estudio de Seguridad y Salud, los coste exigidos por la correcta ejecución profesional de los trabajos. (Conforme normas en vigor y criterios técnicos).
5. EI estudio de seguridad y salud, deberá tener en cuenta cualquier tipo de actividad que se lleve a cabo en la obra, debiendo estar localizadas e identificadas las zonas (Anexo II), así como sus medidas específicas.
6. En el estudio se contemplarán también las previsiones y las informaciones útiles, para efectuar en su día, en las debidas condiciones de seguridad y salud, los previsibles Trabajos.
ARTÍCULO 6: “ESTUDIO BÁSICO” DE SEGURIDAD Y SALUD 1. EI “Estudio Básico” (apartado 2, art. 4), será elaborado por el “técnico competente”, designado por el promotor cuando deba existir un Coordinador en materia de seguridad y salud, durante la elaboración del proyecto de obra, le corresponderá a éste elaborar o hacer que se elabore, bajo su responsabilidad.
2. EI Estudio Básico deberá precisar las normas de seguridad y salud aplicables a la obra: - Identificación de riesgos laborales para ser evitados. (lndicando las medidas técnicas necesarias).
- Relación de riesgos laborales que no puedan ser eliminados. (lndicando las medidas y protecciones técnicas tendentes a reducirlas y valorando su eficacia, en especial cuando se proponen medidas alternativas).
- Se tendrá en cuenta cualquier otro tipo de actividad y contendrá medidas específicas (Anexo II).
3. EI Estudio Básico, contemplará las previsiones e informaciones útiles y los previsibles trabajos posteriores.
ARTÍCULO 7: “PLAN” DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO 1. En aplicación del estudio de seguridad y salud, o en su caso, del estudio básico, cada coordinador o técnico competente elaborará un plan de seguridad y salud en el que deberá: estudiar, desarrollar y completar las previsiones contenidas en el estudio o estudio básico, en función de su propio sistema de ejecución de la obra.
En dicho plan se incluirán, las propuestas de medidas alternativas de prevención que el contratista proponga con la correspondiente justificación técnica, sin disminución de los niveles de protección previstos en el Estudio o Estudio Básico.
- Las medidas alternativas de prevención incluirán la valoración económica, que no podrá implicar disminución del importe total (párrafo segundo, apartado 4, artículo 5).
2. EI Plan de Seguridad y Salud, deberá ser aprobado, antes del inicio de la obra, por el Coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra.
- En obras de las administraciones públicas, el plan, con el correspondiente informe del coordinador en seguridad y salud, durante la ejecución de la obra, se elevará para su aprobación a la Administración Pública que haya adjudicado la obra.
3. En relación con los puestos de trabajo en la obra, el Plan de Seguridad y Salud, constituye el instrumento básico de ordenación de las actividades de identificación, y de evaluación de los riesgos y planificación de la actividad preventiva, según capítulo II.
4. EI Plan de Seguridad y Salud, podrá ser modificado por el contratista, a lo largo de la obra, con “aprobación expresa” (apartado 2). Quienes intervengan en la ejecución de la obra u órganos con responsabilidad, podrán presentar por escrito y razonada, las sugerencias y alternativas oportunas. EI Plan de Seguridad y Salud, estará en la obra a disposición permanente de los mismos.
5. EI Plan de Seguridad y Salud, estará en la obra a disposición permanente de la dirección facultativa.
ARTÍCULO 8: PRINCIPIOS GENERALES AL «PROYECTO» DE OBRA 1. Conforme a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, art.15: deberán ser tomados en consideración por el proyectista en las fases: concepción, estudio, elaboración del proyecto de obra y en particular: a) AI estimar las decisiones constructivas, técnicas y de organización, para planificar los distintos trabajos o fases de trabajo simultáneamente o sucesivamente.
b) AI estimar la duración requerida para la ejecución.
2. Cada vez que sea necesario, se tendrá en cuenta, cualquier estudio de seguridad y salud, o estudio básico, así como las previsiones e informaciones útiles: -Apartado 6, a. 5 -i ... los previsibles trabajos posteriores.
-Apartado 3, a. 6 ... los previsibles trabajos posteriores.
3. EI Coordinador en Seguridad y Salud, durante la elaboración del proyecto de obra coordinará su aplicación.
ARTÍCULO 9: “OBLIGACIONES” DEL COORDINADOR EN MATERIA DE SEGURIDAD Y DE SALUD DURANTE LA “EJECUCIÓN” DE LA OBRA: EI Coordinador de Seguridad y Salud durante la ejecución de la obra, deberá desarrollar las siguientes funciones: A) Coordinar la aplicación de los principios generales de prevención y seguridad 1. Al tomar las decisiones técnicas y de organización con el fin de planificar los distintos trabajos o fases, a desarrollarse simultáneamente o sucesivamente.
2. Al estimar la duración requerida para la ejecución de esos distintos trabajos o fases de trabajo.
B) Coordinar las actividades de la obra, para garantizar que los contratistas, y en su caso, los subcontratistas y los trabajadores autónomos apliquen de manera “coherente y responsable”, los principios de la acción preventiva, del art. 15 de la Ley P.R.L., durante la ejecución de la obra, y en particular, en las tareas o actividades a que se refiere el art. 10 del Real Decreto: principios generales aplicables durante la ejecución obra.
ARTÍCULO 10: “PRINCIPIOS GENERALES APLICABLES DURANTE LA EJECUCIÓN DE LA OBRA” Principios de la acción preventiva, art. 15 Ley P.R.L. Se aplicarán durante la ejecución de la obra y, en particular, en las actividades o tareas: A) EI mantenimiento de la obra en buen estado de orden y limpieza.
B) La elección del emplazamiento de los puestos y áreas de trabajo, condiciones de acceso, determinación de las vías o zonas de desplazamiento o circulación.
C) La manipulación de los distintos materiales y la utilización de los medios auxiliares.
D) EI mantenimiento, el control previo a la puesta en servicio y el control periódico de las instalaciones y dispositivos necesarios para la ejecución de la obra con objeto de corregir los defectos que pudieran afectar a la seguridad y salud de los trabajadores.
E) La delimitación y el condicionamiento de las zonas de almacenamiento y depósito de los distintos materiales, en particular de materias o sustancias peligrosas.
F) La recogida de los materiales peligrosos utilizados.
G) EI almacenamiento y la eliminación o evacuación de residuos y escombros.
H) La adaptación, en función de la evolución de la obra, del período de tiempo efectivo a dedicar en los distintos trabajos o fases de trabajo.
I) La cooperación entre los contratistas, subcontratistas y trabajadores autónomos.
J) Las interacciones e incompatibilidades con cualquier otro tipo de trabajo o actividad que se realice en la obra o cerca del lugar de la obra.
ARTÍCULO 11: OBLIGACIONES DE LOS CONTRATISTAS Y SUBCONTRATISTAS 1. Estarán obligados a: A) Aplicar los principios de acción preventiva del art. 15 L.P.R.L. y en particular al desarrollar las tareas o actividades indicadas en el artículo 10 del presente R.D.
B) Cumplir y hacer cumplir a su personal el ”Plan” de Seguridad y Salud del artículo 7.
C) Cumplir la normativa, sobre obligaciones de coordinación del artículo 24 L.P.R.L., así como las normas mínimas del Anexo IV durante la ejecución de la obra disposiciones mínimas de Seguridad y Salud que deberán aplicarse en las obras.
D) Informar y proporcionar las instrucciones adecuadas a los “trabajadores autónomos”.
E) Atender las indicaciones y cumplir las instrucciones del coordinador.
2. Los contratistas y los subcontratistas serán responsables de la ejecución correcta de las medidas preventivas fijadas en el Plan de Seguridad y Salud, a ellos directamente, o, en su caso, a los trabajadores autónomos por ellos contratados.
3. Las responsabilidades de los coordinadores, de la dirección facultativa y del promotor no eximirán de sus responsabilidades a los contratistas y a los subcontratistas.
ARTÍCULO 12: “OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS” 1. Estarán obligados a: A) Aplicar los principios de la acción preventiva art. 15 L.P.R.L. en particular al desarrollar las tareas o actividades art. 10 R.D.
B) Cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y salud, anexo IV.
C) Cumplir obligaciones artículo 28, apartado 1 y 2 L.P.R.L.
D) Ajustar su actuación en la obra, a los deberes de coordinación de actividades empresariales, según artículo 24 L.P.R.L.
E) Utilizar equipos de trabajo que se ajusten a lo dispuesto en el R.D. 1215/1997, de 18 de Julio 2 F) Elegir y utilizar equipos de protección individual, en los términos previstos en el R.D. 773/1997, de 30 de mayo 3 G) Atender las indicaciones y cumplir las instrucciones del coordinador, durante la ejecución de la obra, o en su caso, de la dirección facultativa.
2. Los trabajadores autónomos deberán cumplir lo establecido en el Plan de Seguridad y Salud.
ARTÍCULO 13: “LIBRO DE INCIDENCIAS” 1. En cada centro de trabajo existirá con fines de control y seguimiento del «Plan» de Seguridad y Salud un libro de incidencias que constará de hojas por duplicado, habilitado al efecto.
2. Facilitado por: A) EI Colegio profesional del técnico que haya aprobado el Plan.
B) La oficina supervisora del proyecto u órgano equivalente de las Administraciones Públicas.
3. EI libro de incidencias, que deberá mantenerse siempre en la obra, a disposición del coordinador y de la dirección facultativa.
Tendrán acceso: -Dirección facultativa.
-Contratistas y subcontratistas y trabajadores autónomos.
-Personas u órganos en seguridad de las empresas intervinientes en la obra.
-Los representantes de los trabajadores.
-Los técnicos especializados de la administración pública.
4. Efectuada una anotación en el libro de incidencias, el coordinador en materia de Seguridad y Salud, o por defecto, de la dirección facultativa, estarán obligados a remitir, en el plazo de 24 horas, una copia a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la provincia en que se realice la obra. Igualmente, deberán notificar las anotaciones en el libro al contratista afectado y a los representantes de los trabajadores de éste.
ARTICULO 14: “PARALIZACIÓN DE LOS TRABAJOS” 1. Sin perjuicio de lo previsto en los apartados 2 y 3 artículo 21 y en el artículo 44 L.P.R.L.: Cuando el coordinador u otra persona de la Dirección Facultativa, observase incumplimiento de las medidas de Seguridad y Salud, advertirá al contratista de ello, dejando constancia de tal incumplimiento en el libro de incidencias, cuando exista según apartado 1, artículo 13, y quedando facultado para, en circunstancias de riesgo grave e inminente para la Seguridad y Salud de los trabajadores, disponer la paralización de los tajos o, en su caso, de la totalidad de la obra.
2. En el supuesto anterior, la persona que ordenó la paralización deberá dar cuenta a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, a los contratistas y, en su caso, a los subcontratistas afectados por la paralización, así como a los representantes de los trabajadores.
3. Sin perjuicio de la normativa sobre contratos de las Administraciones Públicas relativas al cumplimiento de plazo y suspensión de obras.
ARTÍCULO 15: “INFORMACIÓN A LOS TRABAJADORES” 1. Conforme al artículo 18 L.P.R.L., los contratistas y subcontratistas deberán garantizar que los trabajadores reciban una información adecuada de todas las medidas que hayan de adoptarse para su Seguridad y Salud en la obra.
2. La información deberá ser comprensible para los trabajadores afectados.
ARTÍCULO 16: “CONSULTA Y PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES” 1. Según apartado 2, artículo 18 L.P.R.L.
2. Cuando sea necesario, según el nivel de riesgo y la importancia de la obra, según apartado 3, artículo 39 L.P.R.L.
3. Una copia del Plan de Seguridad y Salud y de sus posibles modificaciones según apartado 4, art. 7 R.D. para su conocimiento, será facilitado por el contratista a los representantes de los trabajadores en la obra.
ARTÍCULO 17: “VISADO DE PROYECTOS” 1. La inclusión en el proyecto de ejecución de obra del estudio de Seguridad y Salud, o del estudio básico, será «requisito básico» para: -Visado del colegio profesional correspondiente.
-Licencia Municipal.
-Y demás autorizaciones y trámites por las administraciones públicas.
2. En la tramitación para la aprobación de los proyectos de obra de las Administraciones Públicas se «hará declaración expresa», por la oficina de supervisión de proyectos u órgano equivalente sobre la inclusión del Estudio de Seguridad y Salud o del Estudio Básico.
ARTÍCULO 18: “AVISO PREVIO” 1. En las obras incluidas en el R.D., «el promotor» deberá efectuar un «aviso» a la autoridad laboral competente «antes» del comienzo de los trabajos.
2. EI aviso previo se redactará según Anexo III R.D., y deberá exponerse en la obra, actualizándose si fuera necesario.
ARTÍCULO 19: “INFORMACIÓN A LA AUTORIDAD LABORAL” 1. La comunicación de «apertura» a la autoridad laboral competente «deberá incluir» el Plan de Seguridad y Salud, según el art. 7 R.D.
2. EI Plan de Seguridad y Salud, estará a disposición permanente de: - Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
- Técnicos órganos especializados y Administraciones Públicas competentes.
4. PSICOSOCIOLOGÍA La función de la psicología, en materia de prevención de la salud en el trabajo, consiste en determinar en qué circunstancias y por qué motivos los trabajadores actúan ante los riesgos procurando controlarlos y evitarlos, o exponiéndose a ellos.
¿Por qué un trabajador actúa de forma insegura frente a un riesgo? a) Porque el procedimiento o el método de trabajo que conlleva menos seguridad lo considera más sencillo, menos molesto o más rápido.
b) Porque estima que el método imprudente es mejor.
c) Porque considera que las precauciones son cuidados que están de sobra.
d) Porque piensa que a él nadie debe decirle de qué manera ha de realizar su trabajo.
e) Porque suele actuar de forma contraria a las indicaciones u órdenes que recibe del jefe o del compañero.
f) Porque le avergüenza adoptar medidas precautorias ante los demás, o le gusta hacerse el arriesgado como muestra de su “valentía”.
g) Porque desconoce una forma de actuación más segura.
h) Porque no tiene consciencia real de las consecuencias que le puede acarrear el riesgo al que se expone.
A. AGENTES CAUSALES Cabe preguntarse cuáles son los estímulos o agentes causales de tipo psicosocial presentes en el puesto de trabajo, y los factores humanos que dan lugar a tales efectos.
La OMS, en su Informe Técnico Nº 517, los enumera, incluyendo los factores humanos que incitan o acentúan la generación de los efectos y su alcance, y hasta menciona las repercusiones que sobre la salud tienen los efectos originados.
– Factores psicosociales (factores agresivos): a) La organización y las malas condiciones de trabajo.
b) El tipo de trabajo.
a) La organización y las malas condiciones de trabajo.
• Horario de trabajo. En sus múltiples facetas de duración de la jornada, reparto del horario, trabajo a turnos; con sus efectos en la fatiga del individuo, que, a su vez, repercute psíquicamente en la vida familiar o en la vida social.
• Salario. Cuestión importantísima, que en muchas ocasiones se convierte en el principal factor de satisfacción o de insatisfacción: a veces un buen salario consigue compensar, en buena medida, las insatisfacciones del trabajo a través de las satisfacciones extralaborales que se logren con el poder adquisitivo y por el estatus social que proporcione. Su mejora es uno de los grandes y constantes alicientes que los trabajadores poseen.
• Promoción. Profesional e individualmente es la vía que motiva y da esperanza a las naturales expectativas de superación y de reconocimiento profesional del trabajador posibilitado para ello. La promoción proporciona el reconocimiento de la valía de la persona y de sus aptitudes e interés por el trabajo. Su falta de reconocimiento engendra una pérdida de motivación y, consiguientemente, de satisfacción. Además, con la promoción se consigue un incremento salarial y una mejor posición profesional dentro de la empresa e, incluso, social, lo que repercute positivamente en el ánimo del trabajador.
• Organización y mandos. Los trabajadores se encontrarán más satisfechos en aquellas empresas en las que exista una organización que les permita conocer con la debida antelación qué deben hacer, cuándo y cómo lo deben hacer, sin que se caiga en desórdenes, contradicciones o apresuramientos. Igualmente, apreciarán que la Dirección de la empresa y los mandos tengan en consideración su opinión profesional y favorezcan los cauces de participación de los trabajadores, para solucionar los trabajos y problemas de la empresa.
• Tamaño de la empresa. La dimensión de la empresa influye en la satisfacción del trabajador. En una gran empresa puede sentirse como un número irrelevante dentro de la masa de trabajadores; aunque la presente circunstancia depende en muchos casos de la organización empresarial, del estilo de mando y de las relaciones con el grupo de trabajo.
• Grupo de trabajo. En la satisfacción e insatisfacción del trabajo en grupo, influyen factores como: la cohesión, la buena armonía de relación entre los miembros o la coincidencia de los objetivos personales con los grupos.
– Tipo de trabajo Antes de la Revolución industrial el trabajo era puramente artesanal: habitualmente una persona comenzaba un trabajo y ella lo terminaba; se poseía la satisfacción de “hacer la obra”. Pero tras la implantación de los sistemas productivos organizados, sobre todo de los trabajos en serie, el trabajador corre normalmente el riesgo de sentirse como un engranaje más de la máquina o de la instalación en la que trabaja, en “algo” que debe ejecutar unos movimientos repetitivos y monótonos, dentro de una llamada operación de trabajo; movimientos condicionados y obligados, que le coartan cualquier iniciativa u otra posibilidad de actuación, ya no creativa, sino de independencia, impidiéndole disponer de un mínimo grado de autonomía.
Los nuevos métodos de trabajo crean una serie de factores que afectan psíquicamente al trabajador, máxime si, como suele ser el caso, estos factores nunca se encuentran aislados, como pueden ser: • La automatización. El trabajo productivo en serie o en cadena limita el desarrollo de las capacidades mínimas creativas de toda persona, lo que quita alicientes al trabajo y favorece notablemente la insatisfacción laboral.
• Monotonía. Un trabajo repetitivo se convierte siempre en trabajo monótono que conduce, con toda seguridad, al aburrimiento y a la insatisfacción.
• Responsabilidad. Una persona necesita, en mayor o menor grado, poner en juego alguna de las características más básicas del ser humano, como el espíritu de iniciativa un cierto grado de libertad o autonomía, el mostrar las aptitudes, o el sentir un cierto grado de responsabilidad; el hacerle notar la importancia de sus iniciativas o de su participación en la creación de un objeto le provoca un notable estado de satisfacción; la situación contraria influiría en el proceso de insatisfacción.
B. FACTORES PERSONALES No todos los factores vistos anteriormente actúan de la misma manera sobre las personas; sus respuestas varían en función de su capacidad de tolerancia y de adaptación a los estímulos o inconvenientes del medio en el que se desenvuelve. El éxito o fracaso dependerá, en buena parte, de la madurez afectiva y de la madurez social del individuo.
En la forma e intensidad de las respuestas influyen una serie de factores personales, que la OMS agrupa de la siguiente manera: C.
MÉTODO PREVENTIVO El método preventivo utilizado por la acción psicosociológica se basa fundamentalmente en: – El diagnóstico de la situación de trabajo.
– La intervención global o diferenciada.
1. DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN Supone la detección e identificación de los trastornos que afectan a la situación de trabajo y, en concreto, al sistema “ambiente social/condiciones técnicas”, a partir de un análisis de síntomas.
Previamente al diagnóstico ha de efectuarse un prediagnóstico cuya finalidad es determinar el marco de referencia más adecuado para el análisis posterior de los trastornos, o, dicho de otra forma, plantear la situación de manera general, para poder enfocar y centrar mejor y más fácilmente el análisis de los problemas.
– Sintomatología Para realizar el diagnóstico es preciso determinar, identificar, recoger y seleccionar un elevado número de síntomas, como pueden ser: • Las modificaciones de conducta que sufra la persona, no habituales anteriormente.
Entendiéndolas como una manifestación de la alteración de su conducta personal.
• Los incidentes críticos. Considerando como tales los acontecimientos no normales dentro de la dinámica de trabajo habitual en la que se desenvuelve la vida del centro.
• Los accidentes, protagonizados por la persona o por el grupo de trabajo, que revistan peculiaridades extraordinarias, bien por su número o por sus características, pueden ser síntomas de alteración personal o de desequilibrio en las relaciones de grupo.
• Las averías anómalas son, igualmente, una posible muestra de los desequilibrios personales o de los creados en el grupo.
• Los defectos de producción o desviaciones comprobadas y repetidas de los resultados previstos del trabajo.
2. INTERVENCIÓN GLOBAL O DIFERENCIADORA Tras la recogida y selección es necesario proceder al tratamiento de los síntomas, lo que permitirá hacer una mejor interpretación y un mejor diagnóstico. Con ese objetivo se emplean dos métodos: • El tratamiento estadístico, que trata de hallar las relaciones eventuales entre los síntomas y los trastornos de funcionamiento del sistema.
• El tratamiento clínico, que orienta en los casos examinados individualmente y con todo detalle sobre los procesos o alteraciones en juego.
Conocidas las relaciones síntomas-trastornos, se pasa a determinar el tipo de intervención a realizar, la cual puede estar dirigida hacia uno o hacia los tres elementos considerados en la unidad empresarial: el individuo, el grupo o el medio laboral en general.
5. ERGONOMÍA Etimológicamente, el vocablo “Ergonomía” proviene de los términos ergon (trabajo) y nomos (ley o norma); literalmente podría traducirse por “normativa del trabajo”; menos literalmente podría explicarse su significado como “el conjunto de normas aplicables al trabajo”.
La denominación se atribuye a Mürrell, uno de los creadores, en 1949, de la Sociedad Científica Británica “Ergonomics Research Society”, sociedad pionera en el tema, cuyo objetivo es tratar de la problemática aplicable al trabajo humano. En EEUU se denomina “Human Factors Engineering” o “Engineering Psicology”. Fue en ese país donde esta disciplina dió comienzo, durante la Segunda Guerra Mundial, en el intento de mejorar el rendimiento en la industria armamentística.
Varios años tuvieron que pasar hasta que en agosto de 1961 se celebró, en Estocolmo, el I Congreso Internacional de Ergonomía.
A. La Ergonomía y la Organización del Trabajo La Ergonomía es una especialidad ligada a la última etapa de la historia del trabajo y a su organización.
Dentro de la historia del trabajo, analizando la época de industrialización, se observa que las primeras tentativas de su organización iban orientadas a obtener el máximo rendimiento de todos y cada uno de los factores de producción, olvidando las condiciones de trabajo que afectaban a las personas. Fueron Taylor y Gilbreth, con su obra Organización Científica del Trabajo, y Münsterber, con los estudios de la psicología industrial, encaminados a seleccionar y orientar profesionalmente al trabajador, los que intentaron incrementar el rendimiento a través de la consecución de la máxima adaptación del hombre al trabajo. Posteriormente los investigadores percibieron el error cometido y trataron de invertir la orientación, dirigiéndola a adaptar la máquina al hombre; siendo a partir de la creación de la sociedad “Ergonomics Research Society” cuando la Ergonomía no sólo se interesó por el puesto de trabajo individual, sistema hombre-máquina, sino que comenzó el estudio del sistema complejo.
Es, en consecuencia la problemática creada por el planteamiento persona-máquina y todo su entorno, es decir, los problemas colectivos de organización, de comunicación, etc. La Ergonomía actual trata de buscar un equilibrio entre lo mental (la psique) y lo físico (el soma) del ser humano, entre las ciencias humanas, las ciencias de la naturaleza y las ciencias tecnológicas. Todas ellas forman parte de un todo que actúa sobre el ser humano inmerso en el ambiente laboral y, por tanto, es imposible contemplarlas de manera independiente. En los inicios de la industrialización la anarquía existente llevó a hacer que fuese el hombre el que tuviese que adaptarse a la máquina, situación a la que contribuyó el escaso bagaje técnico disponible, que conducía a la construcción de máquinas de grandes dimensiones y apariencia tosca, así como el escaso precio del trabajo humano. El concepto comenzó a variar a principios de siglo XX –a pesar de que todavía permanecía en algunos dirigentes retrógrados, la idea de que eran las personas las que debían adaptarse a la máquina- partiendo del principio de que el ser humano ha de trabajar en unas condiciones: • Integradoras del concepto de salud, como equilibrio de salud física, psíquica y social.
• Que atiendan a las leyes fisiológicas y a sus condicionamientos anatómicos.
• Que representen el máximo ahorro de movimientos y de esfuerzos físicos y mentales.
Puesto que cuanto mayor sea la salud física y mental, mayor podrá ser el rendimiento. Porque suele decirse, de una forma simplificada, que la Ergonomía es la ciencia del confort, pero habrá que añadir que además lo es del equilibrio y del máximo rendimiento productivo.
Sin embargo, la adaptación del sistema hombre-máquina, como ya se ha hecho constar, no es más que una de las consideraciones a tener en cuenta, dado que un puesto de trabajo es algo más que una máquina y una persona; por tal razón, hay que incluir los factores psicosociales incidentes.
B. Definición El concepto de Ergonomía ha pasado por varias fases, desde su concepción inicial en la que se considera como la ciencia cuyo fin es el estudio de la problemática del trabajo.
En el Congreso Internacional celebrado en Estrasburgo en 1970, se definió como la ciencia cuyo objetivo es la adaptación al hombre de los medios tecnológicos de producción y de los entornos de trabajo y vida.
En Estados Unidos llegó a definirse como “la ciencia que busca acoplar a los seres humanos con las máquinas, de forma que la combinación resultante sea confortable, segura y más eficiente”.
Hoy día se la prefiere explicar como la ciencia aplicada al ambiente laboral que trata del estudio y diseño de los puestos y de los lugares de trabajo, así como el medio físico que componen el medio real en el que se desenvuelve el trabajador, de manera que se consiga una adaptación entre éste y los aspectos expresados.
C. Objetivos y Aplicación de la Ergonomía El objetivo de la Ergonomía es lograr la mejora de las condiciones de trabajo, es decir, alcanzar unas situaciones que hagan más cómodo el trabajo, más seguro y, en resumen, más satisfactorio en todos los aspectos que intervienen en él.
La Ergonomía, en su sentido más amplio, abarca desde la prevención de siniestros hasta la conservación y mejora del ambiente laboral, desde el confort hasta la productividad óptima. Como puede intuirse, éstos son unos planteamientos más bien marcados por los teóricos de la Ergonomía, en su intento, innecesario, de potenciarla, abarcando campos ocupados y consolidados por otras disciplinas anteriores a la de su aparición. Pero el verdadero encaje de esta especialidad, en las que tradicionalmente han venido moviéndose, ha sido en las concepciones psicológicas y geométricas del ambiente y del puesto de trabajo o, también, en la organización del trabajo y en el diseño. Son típicos los estudios sobre: - Cargas de trabajo.
- Fatiga física y psíquica.
- Biomecánica.
- Antropometría funcional.
El procedimiento empleado para la consecución de objetivos se basa en estudios psicológicos, psicosociológicos, médicos, técnicos, etc., que en muchos casos se complementan.
D. ESPECIALIDADES DE LA ERGONOMÍA Las nuevas tendencias encaminan a la Ergonomía hacia el estudio integral de un sistema de trabajo, considerando al trabajador como un ser inmerso en un medio básicamente hostil, con el que hay que colaborar para eliminar en lo posible los elementos contrarios al confort global. Cabe distinguir en ella distintos subgrupos dependiendo de la visión o enfoque que se le dé; divisiones cuya descripción ayudará a completar el concepto de Ergonomía: - Ergonomía del puesto de trabajo y de sistemas. La Ergonomía del puesto de trabajo se refiere al estudio concreto y exhaustivo de las relaciones entre una sola persona y una máquina, incluidos los medios e instrumentos que utiliza para la ejecución de su trabajo. La falta de sintonía entre las características técnicas de la máquina, de su diseño y de los demás elementos componentes del puesto de trabajo, pueden dar lugar a una inadaptación de la persona, a molestias musculares, de las articulaciones, de la columna o a dolores diversos.
De ahí que el estudio ergonómico de un puesto de trabajo implique la consideración ineludible de las características humanas, entre ellas sobresalen: • Las dimensiones del cuerpo (antropometría).
• La movilidad.
• La resistencia muscular.
• La capacidad sensorial.
• La capacidad de adaptación.
• Las aptitudes intelectuales.
La Ergonomía de sistemas se ocupa de las relaciones entre las componentes de una empresa y el medio (humano y físico) en que éstos se desenvuelven mediante el estudio de los mecanismos de estimulación, interrelación y respuesta.
La diferencia entre Ergonomía del puesto de trabajo y la de sistemas se basa en que la primera actúa sobre la relación concreta persona-máquina o medios materiales utilizados, mientras que en la Ergonomía de sistemas se estudia el conjunto de elementos humanos y no humanos sometidos a interacciones.
- Ergonomía preventiva o de proyecto. Se habla de Ergonomía preventiva cuando el sistema que se estudia no existe todavía en la realidad; constituye la Ergonomía en fase de proyecto. Busca conseguir el diseño óptimo de los sistemas antes de su puesta en funcionamiento, teniendo en cuenta las dificultades que representa modificar los ya existentes.
- Ergonomía geométrica, ambiental y temporal. Ésta es una división que suele hacerse habitualmente, teniendo en cuenta aspectos parciales que delimitan campos de aplicación y desarrollo. Dada, pues, su importancia, se pasa a analizar más detalladamente su contenido.
E. Ergonomía Geométrica.
Estudia la relación entre el hombre y las condiciones métricas y posicionales del puesto de trabajo. Su objetivo es el diseño del puesto de trabajo y de sus componentes, tendente a crear o a facilitar las posturas de trabajo más confortables. Considera al hombre como una estructura móvil, con unas necesidades determinadas de espacio, satisfechas cuando alcanza un buen nivel de confort, definido por tres aspectos: - El confort posicional busca la adecuada interacción entre el puesto de trabajo y el cuerpo humano. Parte de la consideración de datos antropométricos. Su aplicación va dirigida hacia el diseño de puestos de trabajo o de los elementos que lo conforman (asientos, herramientas, mesas de trabajo, etc.); así como a determinar las posturas más adecuadas, las que se pueden resumir en: - Postura de pie.
- Postura sentado.
- Postura de pie-sentado - Postura de conductor La antropometría tiene una muy destacada importancia en la labor que le corresponde a la Ergonomía Geométrica.
Se considera como la técnica que se ocupa del estudio de la geometría de los cuerpos humanos y de su medición, para establecer, dentro de la población analizada, las variaciones cuantitativas existentes y, así, poder realizar una mejor adaptación del entorno y de los medios a las características de la población en cuestión. Su aplicación es sumamente útil en la Ergonomía del trabajo, estudiando la adaptación de las máquinas (mandos, punto de operación, etc.) e instalaciones, a las dimensiones medias de las personas.
Una aplicación, inevitablemente resaltable, de la antropometría, es la determinación del espacio óptimo que una persona puede «dominar» para realizar una serie de actividades.
En sentido vertical se pueden colocar estanterías o elementos suspendidos siempre que no se supere el radio que puede describirse con el brazo extendido, la mano cerrada y a una altura que no supere la de los hombros del usuario.
- El confort cinético-operacional analiza y diseña los mandos y mecanismos de operación, en función del rendimiento, del consumo energético, del esfuerzo y de la fatiga, es decir, que en este punto tiene en cuenta el movimiento muscular, la forma de trabajo de éstos y su adaptación a la tarea que han de desarrollar.
En el movimiento muscular cabe distinguir dos tipos, los estáticos y los dinámicos. La diferencia esencial entre ambos estriba, para el músculo, en que para el esfuerzo muscular dinámico la fuerza desarrollada es mayor que la fuerza exterior opuesta; en consecuencia, el músculo se acorta y cuando la fuerza ha actuado un tiempo suficientemente amplio para ejecutar el movimiento que se quiere obtener, el músculo se relaja de nuevo.
Por el contrario, en el esfuerzo muscular amplio estático, el músculo queda más o menos tiempo en estado de contracción, no modifica su longitud, pero queda sometido a una tensión que se traduce en un gasto continuo de energía; en este último tipo de movimiento muscular, la presión que se ejerce en el interior de los tejidos comprime los vasos sanguíneos, el músculo no recibe, por tanto, ni azúcar ni oxígeno y ha de consumir sus reservas; todo ello provoca una fatiga destacable acompañada de un dolor agudo.
En todo trabajo han de evitarse, o reducir lo máximo posible, los movimientos musculares estáticos que entrañen, además, un esfuerzo importante. A este respecto, suele ser muy conocida la regla que establece que “los movimientos de los brazos han de efectuarse en sentidos opuestos simétricos”, inspirada en el hecho físico de que cuando se mueve sólo un brazo se producen acciones musculares en el tronco que tiene el mismo efecto que si se realizase un trabajo muscular estático; por el contrario, el movimiento simétrico del otro brazo introduce alteraciones análogas, típicas del trabajo muscular dinámico, que favorecen el riego sanguíneo del músculo y, consiguientemente, reducen la fatiga.
En cuanto a la superficie horizontal, la zona de trabajo óptima se corresponde con los arcos que el operario puede realizar con el brazo flexionado y la mano cerrada; y la zona de máximo agarre, con los arcos realizados teniendo el brazo extendido y la mano cerrada. La primera zona será para el trabajo rutinario; y en la segunda zona, se situarán los elementos de uso esporádico.
F. Ergonomía Ambiental Es la parte de la Ergonomía que contempla las relaciones entre el hombre trabajador y los factores ambientales que inciden sobre los: - Factores ambientales físicos: - Temperatura - Iluminación - Ruido - Vibraciones - Humedad - Factores ambientales químicos. Pureza del aire.
- Factores ambientales biológicos Su contenido está muy próximo al de la Higiene laboral; incluso va un paso más allá, pretendiendo, no ya eliminar los factores de riesgo higiénico, sino proporcionar estados de confort: confort respiratorio, confort climático, confort visual o confort auditivo.
G. Ergonomía Temporal Busca el bienestar del trabajador en relación con los tiempos de trabajo; es decir, estudia los horarios de trabajo, la duración de las jornadas, y la optimización de los procesos de descanso o de los ritmos de trabajo.
En sus observaciones influyen factores como la fatiga física y la fatiga mental, incluida la fatiga visual, auditiva y sensorial; todo ello hace que no pueda establecerse un horario de trabajo universal, puesto que han de tomarse en consideración el tipo de trabajo, la carga y el contenido del mismo, al igual que el método de sistema productivo (individual o colectivo).
El horario general de trabajo tiene una apreciable incidencia en la productividad de los trabajadores. Por ejemplo, los estudios realizados han evidenciado que, en general, el mayor rendimiento se obtiene en los trabajos de tarde, y el menor en los de noche; el número de errores aumenta tras el descanso de comer (hacia las 15 h., posiblemente por la digestión), lo mismo sucede hacia las tres de la madrugada, este caso se achaca a la disminución de la pérdida de actividad del sistema nervioso central, relacionado con el ciclo del sueño.
En la implantación de horarios de trabajo han de tenerse en cuenta los ritmos naturales de la alternancia vigiliasueño, la alimentación, el facilitar la vida de relación en el seno de la familia y de los grupos sociales, las diversas posibilidades de horarios de trabajo, sean jornadas continuadas, jornadas partidas, trabajo a turnos, horario flexible (éste posibilita que el trabajador, cumpliendo un número fijo de horas diarias o semanales, decida, dentro de unos límites, sus horas de entrada y salida).
H. Principios de Planteamiento Ergonómico Hay que añadir que a la hora de efectuar unos planteamientos de la Salud Laboral, dirigidos especialmente al ámbito empresarial, ha de considerarse la positiva incidencia que la aplicación de la Ergonomía tiene en los resultados de la actividad laboral, que muy resumidamente son: - La salud humana necesaria para desarrollar en las mejores condiciones un trabajo, ha de buscarse en el equilibrio entre salud física, mental y social.
- El rendimiento será mayor cuanto mayor sea la salud física y mental del trabajador.
- El máximo ahorro de movimientos favorece el rendimiento y evita la fatiga.
- Atender al equilibrio de los trabajadores, teniendo en cuenta las limitaciones fisiológicas de los órganos anatómicos y de los sentidos, repercutirá beneficiosamente en los resultados productivos.
• La mesa de trabajo debe estar a una altura que permita mantener los codos en un ángulo de 90º, de forma general, si bien se pueden considerar modificaciones en función de las tareas a desarrollar. Las dimensiones de la mesa y la ubicación de los elementos o utensilios de trabajo serán de forma que se eviten esfuerzos, torsiones o flexiones de la columna que, con el tiempo, se pueden traducir en lesiones.
...