CAPÍTULO 7. PROCEDIMIENTO: APLICACIÓN PRÁCTICA DE LA EVALUACIÓN DEL RIESGO (2017)

Resumen Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 4º curso
Asignatura PREDICCIÓ, PREVENCIÓ I TRACTAMENT DE LA DELINQÜÈNCIA
Año del apunte 2017
Páginas 11
Fecha de subida 04/11/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

CAPÍTULO 7. PROCEDIMIENTO: APLICACIÓN PRÁCTICA DE LA EVALUACIÓN DEL RIESGO En el estado actual de la evaluación del riesgo con guías de juicio estructurado, el procedimiento se organiza en siete pasos: 1. Recopilar la información del caso.
2. Valorar la presencia de los factores de riesgo y/o protección.
3. Determinar la relevancia de los factores de riesgo.
4. Formular el riesgo.
5. Describir escenarios de riesgo.
6. Proponer estrategias de gestión del riesgo.
7. Ofrecer las conclusiones sobre el riesgo.
1. LA ELECCIÓN DE LA HERRAMIENTA Para elegir el mejor método y la mejor herramienta, debemos tener presentes los siguientes puntos: 1. Delimitar el objetivo de la evaluación.
2. Accesibilidad a fuentes de información.
3. Fiabilidad de la información disponible.
4. Temporalidad de la información.
5. Especificidad y temporalidad de la evaluación.
1 El profesional deberá optar por la herramienta que mejor se adecúe a sus objetivos y con la que pueda desarrollar una evaluación más precisa y fiable, en términos de riqueza de información e utilidad del resultado.
2. LA EVALUACIÓN El profesional procede a estimar la presencia y relevancia de los factores que componen una herramienta.
1. Recopilar la información del caso: Es importante realizar un listado de las fuentes consultadas; 1) porque justifica las bases en las que se fundamenta la opinión. 2) porque pone de manifiesto las posibles limitaciones de la evaluación. 3) porque sirve como lista de comprobación de cara a futuras valoraciones en las que se deba ampliar la información. 4) porque es de ayuda para cualquier profesional al que llegue la valoración del caso.
2. Sinopsis del caso: resumen en el que describir los antecedentes, el tipo de violencia, os acontecimientos más llamativos, los posibles desencadenantes, evaluaciones previas,… 3. Codificar cada ítem: a) Codificar la presencia o ausencia de los ítems (SI/NO/? si no es clara la presencia o ausencia), la omisión del ítem será con O. b) justificar cada valoración añadiendo información del caso que explique la decisión sobre la presencia o ausencia.
4. Valorar la relevancia de los factores.
2 3. FORMULACIÓN DEL RIESGO Método para integrar la información de un caso, que busca ofrecer un explicación sobre la violencia cometida y los roles causales que juegan los distintos factores de riesgo y de protección presentes en el caso. Su objetivo es diseñar las estrategias preventivas adecuadas para reducir el riesgo de que esta violencia pueda repetirse.
La formulación buscaría dar respuesta, tras la evaluación, a cuestiones como cuáles son los antecedentes, qué factores están presentes (de riesgo y de protección), qué personas concretas están en riesgo, qué factores pueden incrementar o reducir el riesgo.
La formulación en el ámbito de la salud mental como “el proceso o producto de la obtención en integración de diversa información para desarrollar un relato conciso de la naturaleza y etiología de los problemas que afectan a la salud mental de una persona para guiar el diseño del tratamiento ideográfico y la toma de decisiones.
En el juicio estructurado la formulación se organiza de dos formas: 1. Se analiza la violencia pasada como una toma de decisión.
2. Se especula sobre la violencia futura y se desarrollan planes de gestión utilizando la planificación de escenarios.
¿Por qué la persona que cometió un acto violento, de un tipo concreto y contra una persona determinada? Se realiza un proceso de cuatro pasos: 1. La idea de actuar de forma violenta.
2. Valoró las posibles consecuencias positivas.
3. Valoró las posibles consecuencias negativas.
4. Evaluó las opciones para cometer la violencia y la consideró viable.
3 Logan (2014), la formulación es el acto de comprender el mecanismo que hay detrás del potencial violento de un individuo. El punto de partida es la organización de la información más relevante del caso, respondiendo con el modelo clínico de las 5Ps: problema, predisponentes, precipitantes, perpetuadores y protectores.
Otro modelo de análisis propuesto es el de las 3Ds: motivadores (drivers), desinhibidores y desestabilizadores.
Lewis y Doyle (2009) proponen un modelo de evaluación del riesgo en cinco pasos: 1. Información del caso.
2. Presencia de factores de riesgo.
3. Presencia de factores protectores.
4. Formulación del riesgo: a) Historia, b) Presente, c) Futuro.
5. Plan de gestión: tratamiento, seguimiento, supervisión, planes de seguridad para la víctima e intervención en crisis.
El proceso de formulación en salud mental es: 1. Deductivo.
2. Orientado a la acción.
3. Guiado por un teoría.
4. Individualizado.
5. Narrativo.
6. Diacrónico.
7. Evaluable.
8. Ampliador.
Para valorar la calidad de una formulación (Cook, Hart): 1. Marco teórico.
4 2. Hechos en los que se fundamenta.
3. Libre de contradicciones.
4. Amplitud explicativa.
5. Capacidad de juntar el pasado, el presente y el posible futuro.
6. La claridad y sencillez.
7. Fiabilidad.
8. Generar predicciones precisas y contrastables.
9. Precisión o capacidad de predecir.
10. Aceptación por parte de los implicados.
4. DESARROLLO DE ESCENARIOS La planificación de escenarios se ha descrito como un método para desarrollar y analizar posibles futuros y vías de desarrollo. Su objetivo no es predecir, sino comprender mejor las vías lógicas que dan lugar a distintos escenarios y así desarrollar estrategias para afrontarlos.
Wulf, Meissner, Brands y Stubner; pasos para la planificación de escenarios: 1. Definir objetivos.
2. Analizar percepciones de los implicados en la planificación del escenario.
3. Analizar tendencias e incertidumbres.
4. Construir escenarios.
5. Definir estrategias.
6. Monitorizar.
5 4.1. Escenarios en evaluación del riesgo de violencia.
Los escenarios son hipótesis de futuro fundamentadas en los datos provenientes de la evaluación del riesgo. No equivalen a una predicción sobre lo que pasará, sino a un pronóstico genera o especulación sobre lo que podría pasar. Entre los aspectos a considerar para la elaboración de un escenario se señalan los siguientes: - Repetición: violencia similar a la ya cometida.
- Mezcla: la naturaleza de la violencia cambia, bien en la selección de la víctima o bien en el tipo de agresión.
- Escalada.
- Mejora.
Los escenarios deben ser realistas y plausibles, reflejo de la historia, trayectoria, situación actual y situación futura de nuestro caso. Suelen ser sometidos a evaluación atendiendo a los siguientes aspectos (Watt,2012): plausibilidad, utilidad y consenso.
5. GESTIÓN DEL RIESGO Risk managment: consiste en dar los pasos necesarios que permitan reducir el riesgo, evitar una futura agresión o minimizar las consecuencias en caso de que esta se produzca.
Storey y Hart (2011) diferencian entre tácticas y estrategias de gestión: - Táctica: actividad específica cuyo objetivo final es promover el cese de la violencia o reducir la vulnerabilidad de la víctima.
- Estrategia: grupo de tácticas que tienen el mismo objetivo o que afrontan el objetivo de una forma similar.
6 Errores habituales en las propuestas de gestión: 1. Hacer propuestas sin base científica.
2. Centrarse en un único objetivo.
3. Aplicar soluciones de talla única.
Las actividades para gestionar el riesgo se pueden clasificar en cuatro grupos: - Monitorización: evaluaciones repetidas, entrevistas frecuentes,… - Tratamiento: rehabilitación.
- Supervisión (control): restricción de derechos individuales.
- Planes de seguridad para la víctima: reducir las consecuencias.
Pasos que se deben seguir para adoptar la mejor alternativa de gestión: 1. Reflejo del riesgo específico del sujeto, así como de la naturaleza y magnitud de la violencia estimada.
2. Se deben dirigir a aspectos o factores de riesgo específicos. Los factores de riesgo pueden ser relevantes por ser motivadores, deshinibidores (implican una menor obediencia de las normas y menor efecto disuasorio) u obstructores (disminuyen la eficacia de las actividades de prevención).
3. Deben personalizarse.
Algunos principios para una gestión del riesgo efectiva: 1. El mayor número de recursos debe destinarse a los sujetos con mayores niveles de riesgo.
2. Los planes de gestión se deben ajustar a las realidades situacionales.
3. El plan debe ser específico pero flexible.
7 6. EL RESULTADO DE LA HERRAMIENTA Se deben tener en cuenta la capacidad predictiva de las herramientas y la efectividad de la comunicación del riesgo.
La comunicación presenta: el resultado de la evaluación (numérico o categórico) y a forma en la que se transmite la información a las partes interesadas, mediante un informe escrito o verbal. Hay tres formatos de presentación del resultado: el formato nominal o categorial (etiquetas), las categorías asociadas a puntos de corte y el formato asociado a tasas o porcentajes.
6.1. Formatos nominales o categorías de riesgo Nominal: riesgo bajo, medio o alto. Señalan un nivel de reincidencia superior al esperado.
El principal problema es el distinto significado que cada persona atribuye a una misma etiqueta.
6.2. Puntos de corte Se suelen proponer puntos de corte para las guías estructuradas y se trabaja con criterios de predicción numéricos. Los puntos de corte son criterios numéricos que ayudan al profesional a ubicar al sujeto en una etiqueta nominal correspondiente al riesgo. Son similares al uso de centiles, pues dividen a la muestra en niveles de riesgo según unos rangos de puntuación. El punto de corte simplemente divide la muestra en los tres o cuatro niveles de riesgo nominales que se suelen utilizar.
Enfoque actuarial ajustado: Es aquel que parte de la aplicación de una herramienta y metodología actuarial, pero que permite al profesional modificar el resultado final estimado. Esta opción está presente, por ejemplo, en herramientas de uso policial en España, que solicitan al evaluador que indique si está conforme con el resultado y lo modifique, justificando la decisión si lo considera oportuno.
8 6.3. Formatos numéricos Criterios no arbitrarios basados en la investigación, como pueden ser las tasas absolutas de reincidencia, los coeficientes de riesgo o los percentiles. Otra es con probabilidades o frecuencias.
6.4. Preferencias de los profesionales Las categorías nominales son la opción más aceptada. Las etiquetas nominales son consideradas más naturales y más fáciles de usar y entender.
6.5. Implicaciones y conclusiones sobre los formatos de resultado El formato de presentación del riesgo también afecta a las estrategias de gestión y a la eficacia de la predicción.
Conclusiones de los estudios que han prestado atención al formato de comunicación del riesgo: - El formato de presentación mejor valorado tiende a ser aquel que incluye factores de riesgo y las intervenciones recomendadas para reducir el riesgo.
- La escala numérica en la que se puede reflejar el resultado influye en la percepción del riesgo.
- Las escalas de frecuencia producen estimaciones de riesgo más conservadoras que las escalas probabilísticas.
- A utilización de etiquetas como bajo, medio o alto parece no tener un gran consenso entre los profesionales.
9 7. EL INFORME EN EVALUACIÓN DEL RIESGO En aquellas circunstancias en las que sea de interés y aplicable un informe escrito, es necesario señalar algunos contenidos mínimos a abordar.
La metodología empleada (técnicas de evaluación), los resultados obtenidos y la respuesta a la consulta que lo ha motivado. Su objetivo principal es aportar información al tribunal o jurado que debe llegar a un veredicto. El informe no debe establecer si el sujeto es imputable o no, solo si lo evaluado es compatible con la hipótesis de partida (afectación de capacidad de comprender y de actuar conforme a dicho entendimiento, por ejemplo).
La solicitud de un informe pericial sobre el riesgo de un delincuente puede solicitarse para el establecimiento de medidas de seguridad, propuestas de tratamiento o medidas de protección para la víctima.
Los requisitos que debería cumplir un informe psicológico sobre el riesgo de violencia son: 1. La valoración del caso por parte de dos peritos.
2. Recoger la cualificación y experiencia de los peritos.
3. Pasos seguidos en la evaluación: a) Guia seleccionada y su adecuación para el objetivo de evaluación. b) Propiedades de la herramienta y su validación. c) La información manejada para la evaluación. d) El proceso seguido para llegar a la conclusión.
Hilton, Harris y Rice (2010); regla de las “5W” para recordar cada uno de los pilares del proceso que deben estar contenidos en el informe: Who, What (qué entendemos por reincidencia, la probabilidad de ocurrencia de qué en concreto), Where, When y Why (información, el “cómo” se puede gestionar el riesgo).
Kropp (2008) recomendaciones básicas para los profesionales: 10 1. Debe presentar el riesgo de forma clara, concisa y con pruebas adecuadas.
2. El riesgo debe ser comunicado a la víctima.
3. Las opiniones sobre el riesgo deben estar debidamente fundamentadas.
Además, el informe debe resolver las siguientes cuestiones (Watt, 2012): - Resumen.
- Daño físico grave: posibilidad.
- Inmediatez.
- Revisión del caso: señalar una fecha aproximada para la próxima revisión del caso.
11 ...

Comprar Previsualizar