Tema 6. La observación y la autobservación (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Avaluació Psicològica
Año del apunte 2016
Páginas 11
Fecha de subida 05/04/2016
Descargas 17
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 6: La observación y la autobservación 1. INTRODUCCIÓN Podemos ver la observación como un método o bien como una técnica pero nosotros la estudiaremos como técnica.
Una técnica es un procedimiento que permite recoger información. La observación como técnica se puede llevar a cabo de dos maneras: o Observación asistemática: sin tener una serie de categorías previamente definidas y rigurosa y estamos atentos al p/c que tenemos delante para recoger el máximo de información.
o  Primeras fases de la evaluación  No hay operativización previa de las conductas a observar.
Observación sistemática: tenemos unas conductas previas a observar, hemos definido ya la conducta a observar, …  Fases posteriores del proceso de evaluación.
 Conductas a observar precisas y operativizadas.
“La observación como técnica es un procedimiento encaminado a la percepción deliberada de una realidad conductual de forma que mediante su registro, codificación y análisis nos proporcione resultados significativos del sujeto en evaluación. Anguera 1986/1990.” Conclusión: el objeto de la observación es la manifestación conductual, NO el sujeto.
La observación sistemática implica: 1. Determinar qué se va a observar 2. Seleccionar la muestra de sujetos y conductas a observar 3. Elegir el tipo de observación (participante, no participante) 4. Seleccionar escenarios y momentos de observación 5. Seleccionar las técnicas de registro 2. ¿QUIÉN OBSERVA? Tipos de observación en función del grado de participación/implicación del observador: a) Auto observación (el propio sujeto): Observador y observado son la misma persona.
b) Observación / participación (una persona allegada al sujeto): Observador y observado pertenecen al mismo grupo natural. No se trata de la misma persona pero comparten la misma situación, por ejemplo madre e hijo, profesor y alumnos, etc. La conducta que observamos muchas veces también incluye al observador.
c) Observación participante (un observador ajeno pero participante): observador y observado tienen un contacto a pesar de que no pertenecer al mismo grupo natural. Es el tipo más frecuente en Evaluación. Este observador ha recibido entrenamiento, permanece físicamente en el lugar, mantiene contactos más o menos estrechos con los sujetos observados, pero no es una persona allegada al sujeto.
d) Observación no participante: Entre observador y observado hay un contacto nulo, hasta el punto que la persona observada no sabe que lo está siento o no le importa. Esto sucede cuando se observa a través de registros mecánicos o cuando analizamos productos de conducta del pasado o bien cuando el observador permanece oculto.
3. UNIDAD DE ANÁLISIS: ¿QUÉ OBSERVAR? La unidad de análisis principal es la conducta manifiesta, es decir, el objeto observado será siempre un evento conductual.
Las unidades de observación pueden basarse en categorías:  Moleculares  Molares Continuo de comportamiento: se observa toda la conducta tratando de registrar de forma descriptiva lo que ocurre de forma natural en amplias unidades de tiempo. No hay especificación previa de la conducta a observar. Observación en tiempo real y de forma continua. Descripción de aspectos verbales, no verbales y espaciales. Pueden incluirse impresiones del observador sobre lo observado.
Conductas: Des de una perspectiva conductual se suele utilizar como unidad de análisis la conducta manifiesta (motora, verbal o fisiológica). La definición de la unidad de observación varía en un continuo de molaridad-molecularidad. La conducta/objetivos deben definirse de forma válida, objetiva, clara y completa. El nivel de inferencia es mínimo por parte del observador.
Interacciones: Unidad de observación considerada en caso de estudiar relaciones funcionales entre eventos (entre sujetos, entre sujetos y acontecimientos ambientales).
Existe una especificación previa de la conducta a observar. Las unidades de tiempo están previamente establecidas, adecuadas a las unidades de observación.
Productos de conducta: Se observa el resultado de un conjunto de actividades internas o externas realizadas por sujetos en situaciones que pueden ser naturales o artificiales.
Existen dos tipos fundamentales:  Medida no reactiva: Productos de conducta procedentes de las ejecuciones del sujeto en el pasado: distinguimos entre:  Medidas de erosión: Destrucciones, daños u otros cambios físicos que existen en el ambiente habitual del sujeto como consecuencia de su conducta.
 Medidas de huella (imprenta): Productos de la conducta del sujeto al utilizar objetos o al consumirlos.
 Medidas de archivo: procedentes de informes y documentos, generalmente registradas de forma escrita.
 Medidas reactivas o de ejecución: Productos de ejecución que el sujeto realiza en base a determinadas tareas que el evaluador le presenta.
4. UNIDADES DE MEDIDA: ¿CUÁL ES LA MEJOR MEDIDA? Las unidades de medida son la especificación cuantitativa o cualitativa de las unidades de observación. El tipo de medida utilizado dependerá siempre de la unidad de observación.
Distinguimos entre: o Ocurrencia: es la dimensión más simple. Consiste en observar si un determinado evento se da o no se da.
o Frecuencia: número que un determinado evento ocurre por unidad de tiempo. Se utiliza en conductas discretas. Refleja cambios a través del tiempo.
o Duración: tiempo total que dura la manifestación conductual. Es una medida especialmente útil cuando los eventos no son discretos, es decir, cuando se producen de forma temporalmente extensa. Distinguimos entre: o  Duración  Latencia  Intervalo inter-respuesta Dimensiones cualitativas: contempla los aspectos cualitativos de una determinada unidad de observación. Distinguimos entre:  Intensidad  Magnitud 5. TÉCNICAS DE REGISTRO ¿CON QUÉ OBSERVAR? En un continuum de estructuración se ubican las diferentes técnicas de registro  Registros narrativos: esta técnica se utiliza para registrar el continuo comportamiento.
No existe estructuración previa que dirija o articule la recogida de datos, siguiendo un estilo textual. Paso previo a registros más estructurados.
 Estalas de apreciación: se utilizan cuando se pretende la cuantificacions, calificación o clasificación de las actividades de un sujeto según determinadas conductas, dimensiones o atributos previamente establecidos. El observador cono al observado previamente. La observación es diferida y puede utilizarse como una primera aproximación cuantitativa a la conducta a observar.
 Catálogos de conducta: Serie específica de conductas, clase de conductas y/o relaciones funcionales entre las mismas. Sirven para observar la conducta o las interacciones. No pretenden ser exhaustivos (no recogen la totalidad de conductas que definen un problema, sólo aquellos aspectos más relevante). Se distinguen básicamente dos tipos:  Registros de conducta: Agrupación de una serie de conductas, previamente seleccionadas en función del caso a estudiar. Suele utilizarse en diseños de caso único, construyéndose ad hoc para cada caso. Permite especificaciones situacionales.
 Matrices de interacción: se utilizan para constatar relaciones funcionales por parte del observador entre una conducta y sus determinantes y/o estudiar relaciones interpersonales.
 Códigos o sistemas de categorías: Son procedimientos más sofisticados. Sirven para observar la conducta o las interacciones. Co se construyen de forma específica para un solo sujeto, sino que normalmente están estandarizados y tipificados para poder ser aplicados a diferentes sujetos. Su creación. Su creación es laboriosa. Están pensados más para investigar que para ser usados como tratamiento.
 Registros de productos de conducta: un sujeto realiza una determinada tarea y el evaluador puntúa sus ejecuciones según unas dimensiones de respuesta. Se pueden registrar en situaciones artificiales (tests) o naturales (productividad laboral).
 Procedimientos automáticos de registro: dispositivos automáticos de registro que facilitan la tarea del observador, evitan sesgos del observador y la reactividad del observado. Nos referimos a grabadoras, videos, espejos unidireccionales, y técnicas objetivas registros fisiológicos.
5.1 Consideraciones para seleccionar una técnica de registro: 1. Complejidad y especificidad del evento a observar. A mayor complejidad y menor especificidad, será mejor una menor estructuración inicial del registro, y se exigirá una mayor planificación.
2. En caso de eventos bien definidos y escaso número conviene utilizar catálogos de conducta construidos a tal efecto.
3. En los problemas primariamente interactivos utilizar matrices de interacción.
4. Si se trata de problemas complejos, bien especificados, sobre los que ya hay códigos de categorías, elegir estas mismas.
5. En la medida de lo posible, utilizar procedimientos automáticos, objetivos y/o ocultos.
6. En las primeras aproximaciones es aconsejable el uso de escalas de apreciación cumplimentadas por personas allegadas.
6. MUESTREO: ¿ CUÁNDO Y/O A QUIÉN OBSERVAR? El objetivo del muestreo es obtener una muestra del comportamiento que sea representativa y significativa de la/s conducta/s a observar. Decidir a cerca de estas cuestiones implica tres tipos de muestreo: muestreo de tiempo, muestreo de situaciones y muestreo de sujetos.
6.1 Muestreo de tiempo Implica decidir durante cuánto tiempo va a observarse, con qué frecuencia y en qué momentos; en función de: el tipo de evento a registrar, su complejidad y número, la frecuencia y duración con la que se supone que ocurren y el tipo de unidad de medida o dimensiones de la respuesta elegida. La duración de la observación ha de ser inversamente proporcional a la frecuencia del evento observado.
En todo muestreo de tiempo deberemos tener en cuenta períodos de observación, de registro y, cuando los periodos de observación son excesivamente largos, en ocasiones de descanso.
Es necesario determinar también intervalos de tiempos: o Intervalo total: Implica que la conducta no se registra si no tiene lugar durante toda la duración del intervalo fijado. Se utiliza cuando es importante saber que la conducta no va a ser interrumpida.
o Intervalo parcial: El observador debe anotar toda conducta que ocurra durante el intervalo de observación. La conducta debe aparecer como mínimo en una ocasión en todo el intervalo. Se utilizan para registrar conductas transitorias.
o Intervalo momentáneo: Tan solo se registran las conductas que aparecen en un momento predeterminado del intervalo de observación. Útil para conductas muy frecuentes y persistentes. El observador sólo debe observar en un momento determinado y anotar si la conducta se está produciendo o no.
Recomendaciones en el muestreo de tiempo:  Registrar periodos cortos de tiempo varias veces al día  Prolongar el período de observación inicial (LB) hasta que la conducta observada se estabilice  Conductas estables: menor tiempo de observación 6.2 Muestreo de situaciones Este muestreo se realiza con el objetivo de comprobar la generalidad o especificidad de la conducta observada a diferentes situaciones. Esta es una característica especialmente relevante desde la perspectiva conductual.
6.3 Muestreo de sujetos Se realiza cuando se observa a un grupo. Existen distintas posibilidades: o Seleccionar los sujetos en función del número de intervalos o Seleccionar los intervalos en función del número de sujetos a observar o Elegir un criterio de razón fija o variable para la selección de sujetos o Rotar el criterio de selección de los sujetos 7. LUGAR DE OBSERVACIÓN ¿DÓNDE OBSERVAR? Podemos hablar de un continuo de naturalidad en el que situar cualquier observación, a pesar de que toda observación se artificializa en el momento en que se introduce un observador.
7.1 Observación en situaciones naturales (in situ) Observación en el mismo lugar en el que tiene lugar la conducta, sin que el evaluar medie en la provocación de los eventos objeto de estudio. Este tipo de observación es la que presenta mayor validez externa.
Pero presenta problemas prácticos:  El sujeto puede negarse a que se le observe  El psicólogo puede no poder desplazarse  El costo es muy elevado Posibles soluciones:  Que la observación natural sea realizada por personas allegadas al sujeto (teniendo en cuenta que se reduce la objetividad)  Cuando el evaluador forme parte del medio natural  Utilizar rastros de conducta (observar las consecuencias de las conductas) Ejemplo: Supernani, psicóloga conductual. Tiene en cuenta que la conducta está determinada por el aprendizaje, los estímulos ambientales,… a nivel de evaluación por tanto lo que hará será observación in situ. E intervención conductual.
7.2 Observación análoga en situaciones artificiales Observación en situaciones de laboratorios con las variables ambientales controladas. Estas observaciones tienen una mayor validez interna (control experimental), pero menor validez externa y posibilidades de generalización. Los principales son: test situacionales y técnicas de role-playing.
Es decir como mas artificial menos fiables serán los resultados y nunca puede ser una única técnica de evaluación.
8. GARANTIAS CIENTÍFICAS DE LA OBSERVACIÓN 8.1 Fuentes de error de la observación Procedentes del sujeto observado:  Reactividad: cambio que se produce en la conducta de una persona por el simple hecho de sentirse observada. Hemos de saber cómo detectamos si hay reactividad. Y lo comprobaremos si hay:  Un cambio sistemático de frecuencia.
 Un incremento de la variabilidad sin relación con el ambiente.
 Expresión verbal de que se produce reactividad  Discrepancia con datos de otros procedimientos.
 Diferencias entre lo observado y criterios previamente conocidos.
Recomendaciones para minimizar los efectos de esta fuente de error:  Utilizar como observadores personas allegadas.
 Utilizar dispositivas ocultas y/o a distancia.
 Minimizar la interacción observador – sujeto.
 Dar instrucciones sobre la importancia de comportarse de una manera natural.
 Hacer un amplio periodo de habituación.
Medidas libres de reactividad:  Medidas de erosión, huella y archivo.
 Productos de conducta en situaciones de máximo realismo.
 Observación simples por sujetos ocultos.
Procedentes del observador:  Grado de participación: cuanto más participa el observador, más se distorsiona la información recogida, menos objetiva y precisa es, aunque se reduce la reactividad, Este inconveniente puede superarse entrenando a los observadores allegados.
 Expectativas: pueden provocarse sesgos por conocimientos de los objetivos.
 Entrenamiento: cuanta más instrucción tenga el observador, más objetividad.
 Características personales: sexo, edad, habilidades, …  Efecto Halo: sesgo cognitivo por el cual la percepción de un rasgo particular es influenciada por la percepción de rasgos anteriores en una secuencia de interpretaciones.
 Deriva del observador: se explica por un fenómeno de habituación, de manera que conductas significativas pasarían desapercibidas. El fenómeno de deriva del observador se da cuando éste va desarrollando una particular interpretación del sistema de categorías original desviándose del plan original.
Procedentes del sistema de observación: Para incrementar la bondad de estos instrumentos:  Claridad en las definiciones conductuales.
 Reducido número de categorías.
 Usar códigos estándar con garantías científicas probadas.
 Definición operativo de los eventos a observar, es decir que variables claramente hay que recoger.
 Si se emplean clasificaciones sobre atributos o escalas de conducta, debe permitirse al observador un conocimiento suficiente del sujeto observado.
9.
AUTOOBSERVACIÓN Atender a la propia conducta y registrarla mediante un procedimiento previamente establecido. Es útil para:  Acceder a pensamientos internos.
 Conducta de baja frecuencia.
 No procede que haya observadores externos. Hay situaciones muy intimas en las que la presencia de un observador agravara el problema.
Ventajas:  Puede ser adaptado con facilidad a cada cliente  Posibilidad de recoger información de forma inmediata tras la ocurrencia de los sucesos de interés.
 Economía.
 Poder registrar ciertos tipos de conducta cuya observación por parte de los demás seria inconveniente o imposible.
En clínica:  Incrementa el conocimiento de sus problemas por parte del cliente.
 Facilita información útil para orientar el tratamiento  Facilita feedback continuo de los cambios que se producen  Permite al terapeuta comprobar el cumplimiento de las actividades entre sesiones.
Problemas:  Reactividad: mayor cuanto mayor es la motivación. Esta reactividad puede ser usada con fines terapéuticos. Se recomienda alargar la línea base para conseguir habituación, ya que los efectos reactivos suelen ser temporales.
 Posible falta de precisión de los datos: podemos incrementar la precisión si:  La persona que se autobserva sabe que está siendo observada.
 Se refuerza la autobservación precisa  Las respuestas que se observan son motoras en vez de verbales  La valoración es positiva en vez de negativa  El cliente anota inmediatamente los aspectos a registrar  El autoresgistro es sencillo en vez de complejo y hay que anotar pocos aspectos  La autobservación no se ve interferida por otras respuestas concurrentes  Los clientes han sido entrenados en autobservación.
Recomendaciones a la hora de elaborar un autorregistro:  Adaptarlo a las características del problema y del cliente.
 Especificar claramente las variables que deben registrarse  Buscar el autoregistro sea fácil de cumplimentar, buscando un equilibrio entre la información óptima y las disponibilidades y motivación del p/c.
 El entrenamiento en autobservación es necesario para que el autoregistro sea completado correctamente:  Explicar al p/c el objetivo y la utilidad del autorregistro.
 Enseñar al cliente como rellenar el autoregistro.
 Revisarlos con el cliente para detectar errores, complementaria y ofrecer retroalimentación correctiva.
 Reforzar el cumplimiento adecuado de los mismos.
solicitar información ...