Tema 13. El contrato seguro (2010)

Apunte Español
Universidad Instituto Químico de Sarriá (IQS)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Derecho de Empresa
Año del apunte 2010
Páginas 5
Fecha de subida 19/05/2014
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

Tema  13.  El  contrato  de  seguro.     1. Definición  y  concepto:     El  contrato  de  seguro  es  aquel  por  el  que  el  asegurador  se  obliga,  mediante  el  cobro  de  una  prima  y   para   el   caso   que   se   produzca   el   evento   cuyo   riesgo   es   objeto   de   cobertura,   a   indemnizar,   dentro   de   los   limites   pactados,   el   daño   producido   al   asegurado   o   a   satisfacer   un   capital,   una   renta   u   otras   prestaciones  convenidas.   El  evento  es  aleatorio,  ya  que  no  sabemos  si  se  va  a  producir  o  no.   El  contrato  de  seguro  transfiere  al  asegurador  las  consecuencias  financieras  de  un  siniestro,  mediante   el  pago  periódico  de  una  cantidad  determinada  denominada  prima.   El   seguro   permite,   a   través   de   la   concentración   de   gran   cantidad   de   riesgos   de   análoga   naturaleza,   eliminar  la  indeterminación  de  un  suceso  aleatorio.  La  aplicación  de  la  teoría  de  probabilidades  sobre   un  gran  número  de  riesgos  permite  predecir  el  coste  de  los  siniestros  que  van  a  producirse.   Además,   cuantos   más   accidentes   tengas   más   primas   te   cobrarán,   por   lo   que   te   interesa   reducir   accidentes.     2. Sujetos  del  contrato  de  Seguro:     − Tomador   del   seguro   o   contratante:   asume   las   obligaciones   frente   al   asegurador.   Firma   el   contrato  y  paga  la  prima.   − Asegurado:  persona  que  ella  o  sus  bienes  están  expuestos  a  un  posible  riesgo.   − Beneficiario:   persona   que   tiene   derecho   a   la   prestación   o   indemnización.   Percibe   cantidad   económica  o  el  arreglo  físico  de  los  daños.   − Asegurador:   persona   jurídica   que   se   obliga   a   indemnizar   mediante   el   cobro   de   una   prima.   Compañía  de  seguros.   − Corredor   de   seguros   o   agente   libre:   representa   al   asegurado   frente   al   asegurador.   Puede   trabajar  con  distintos  aseguradores  a  la  vez.  Es  una  entidad  o  grupo  de  personas  que  te  ponen  en   contacto  con  la  compañía  de  seguros  y  pueden  trabajar  para  varias  a  la  vez  e  irlas  recomendando   todas.   − Agente  afecto:  representante  del  asegurador  frente  al  asegurado  (trabaja  para  un  asegurador).     El   tomador   del   seguro,   el   asegurado   y   el   beneficiario,   pueden   confundirse   en   función   del   tipo   de   contrato.     3. Características  del  contrato:     Formal:  el  contrato  de  Seguro  y  sus  modificaciones  o  adiciones  deberán  ser  por  escrito,  no  existen  los   contratos  verbales.    El  asegurador  está  obligado  a  entregar  al  tomador  del  seguro  la  póliza  (contrato)   o,  al  menos,  el  documento  de  cobertura  provisional.     Duradero:  la  duración  del  contrato  será  determinado   en   la   póliza,  la  cual  no   podrá   fijar   un   plazo   superior   a   diez   años.  Sin  embargo,  podrá   hacer   que   se   prorrogue   una   o   más   veces  por  un  periodo   no   superior   a   un   año   cada   vez   que   se   prorrogue.   Las   partes   pueden   oponerse   a   la   prórroga   del   contrato   mediante   una   notificación     escrita   a   la   otra   parte,   efectuada   con   un   plazo   de   dos   meses   de   anticipación  a  la  conclusión  del  período  del  seguro  en  curso.  Si  renuevas  automáticamente  cada  año,   pasa  a  ser  “indefinido”.     Oneroso:   es   un   intercambio   de   prestaciones   entre   dos   partes   y   no   gratuito.   Si   por   culpa   del   tomador   la   primera   prima   no   ha   sido   pagada,   o   la   prima   única   no   lo   ha   sido   a   su   vencimiento,   el   asegurador  tiene  derecho  a  resolver  el  contrato  o  a  exigir  el  pago  de  la  prima  debida  en  vía  ejecutiva   con   base   en   la   póliza.   Salvo   pacto   en   lo   contrario,   si   la   prima   no   ha   sido   pagada   antes   de   que   se   1     produzca  el  siniestro,  el  asegurador  quedará  liberado  de  su  obligación.  En  caso  de  falta  de  pago  de  una   de  las  primas  siguientes,  la  cobertura  del  asegurador  queda  suspendida  un  mes  después  del  día  de  su   vencimiento.   Si   el   asegurador   no   reclama   el   pago   dentro   de   6   meses   siguientes   al   vencimiento   de   la   prima  se  entenderá  que  el  contrato  queda  extinguido.   Contrato   de   adhesión:   las   condiciones   generales,   que   en   ningún   caso   podrán   tener   carácter   lesivo   para   los   asegurados   (el   consumidor   siempre   debe   tener   un   beneficio   de   la   operación),   habrán   de   incluirse   por   el   asegurador   en   la   proposición   de   Seguro   si   la   hubiese   y   necesariamente  en   la   póliza   del   contrato  o  en  el  documento  complementario  que  se  suscribirá  por  el  asegurado  y  al  que  se  entregará   copia  del  mismo.  Las  condiciones  generales  y  particulares  se  redactarán  en  forma  clara  y  precisa.  Se   destacarán  de  modo  especial  las  cláusulas  limitativas  de  los  derechos  de  los  asegurados,  que  deberán   ser  específicamente  aceptadas  por  escrito.   Las  condiciones  generales  del  contrato  no  pueden  ser  contraproducentes  o  lesivas  para  el  consumidor.   Está  controlado  por  la  Ley.   No  tenemos  margen  de  negociación  porque  las  condiciones  ya  están  fijadas  por  la  compañía.     Aleatorio:  las  pérdidas  o  daños  deben  depender  de  un  acontecimiento  incierto  o  que  debe  ocurrir  en   un  tiempo  determinado.  Incierto  el  hecho  y  el  cuándo.   El   contrato   de   seguros   será   nulo,   salvo   en   los   casos   previstos   por   la   ley,   si   en   el   momento   de   su   constitución  no  existía  el  riesgo  o  había  ocurrido  el  siniestro.     Contrato   de   buena   fe:   si   el   usuario   miente   a   la   compañía   en   la   encuesta   que   hacen   para   saber   el   grado  de  riesgo  que  tiene,  pueden  no  pagarte  o  pagarte  proporcionalmente  como  hubiesen  pagado  si   hubieses  dicho  la  verdad.   Si   hay   dolo   o   culpa   grave   del   tomador   del   seguro,   quedará   el   asegurador   liberado   del   pago   de   la   prestación.   El  tomador  del  seguro  o  el  asegurado  deberán,  durante  el  curso  del  contrato  comunicar  al  asegurado,   tan  pronto  como  le  sea  posible,  todas  las  circunstancias  que  agraven  o  modifiquen  el  grado  de  riesgo   que  tiene  asignado  por  la  compañía.     4. El  siniestro:     Comunicación   del   siniestro:   el   tomador   del   seguro,   el   asegurado   o   el   beneficiario,   deberán   comunicar   al   asegurador   el   suceso   del   siniestro   dentro   del   plazo   máximo   de   7   días   de   haberlo   conocido,   salvo   que   se   haya   fijado   en   la   póliza   un   plazo   más   amplio.   Si   no   lo   cumple,   el   asegurador   puede   penalizarle   reclamando   los   daños   y   perjuicios   causados   por   la   falta;   pero   no   pierdo   mis   derechos.     Comunicación   de   los   daños:  una  vez  producido  el  siniestro,  y  en  el  plazo   máximo   de   5   días   de   la   notificación   del   siniestro,  el  asegurador  o  el  tomador  deberán  comunicar  por  escrito  al  asegurador   los  daños  que  se  han  causado,  según  las  estimación  de  un  perito.     Deber  de  salvamento:   el   asegurado   o   el   tomador   del   seguro,   deberá   emplear   los   medios   a   su   alcance   para   reducir   el   riesgo   y   aminorar   las   consecuencias   del   siniestro,   ya   que   sino   el   asegurador   tendrá   derecho  a  reducir  el  pago  en  proporción  al  grado  de  culpa  del  asegurado.   Todos   los   gastos   en   que   el   asegurado   incurra   para   reducir   las   posibilidades   de   siniestro,   los   paga   la   compañía  siempre  y  cuando  estén  justificados.     Pago   de   la   indemnización:   el   asegurador   está   obligado   a   pagar   la   indemnización   al   término   de   las   investigaciones  y  peritaciones  para  establecer  la  existencia  del  siniestro  y,  en  su  caso,  el  importe  de  los   daños   que   resulten   del   mismo.   En   cualquier   caso,   el   asegurador   deberá   efectuar,   dentro   de   los   cuarenta  días  a  partir  de  la  recepción  de  la  declaración  del  siniestro,  el  pago  del  importe  mínimo.   Si  la  naturaleza  del  seguro  lo  permite  y  el  asegurado  lo  consiente,  el  asegurador  podrá  sustituir  el  pago   de  las  indemnizaciones  por  la  reparación  o  reposición  del  objeto  siniestrado.   2     Se  considerará  mora  del  asegurador  si  no  ha  pagado  en  el  plazo  de  tres  meses  desde  la  producción   del   siniestro   o   no   hubiera   pagado   el   importe   mínimo   dentro   de   los   cuarenta   días   a   partir   de   la   declaración.   La   indemnización   por   mora   consistirá   en   el   pago   de   un   interés   anual   igual   al   del   interés   legal   del   dinero  vigente  en  el  momento,  incrementado  en  el  50%.       Subrogación   del   asegurado:   el   asegurador,   una   vez   pagada   la   indemnización,   podrá   ejercitar   los   derechos  y  las  acciones  que  por  razón  del  siniestro  correspondieran  al  asegurado  frente  a  las  personas   responsables  del  mismo,  hasta  el  límite  de  la  indemnización.  Es  decir,  una  vez  ha  pagado  los  daños  al   asegurado,  el  asegurador  puede  reclamarlo  al  último  causante  del  incidente.     5. Seguros  contra  daños:     Dos  tipos:   − Seguros  contra  daños  en  general.   − Seguros  de  responsabilidad  civil.     Seguros   contra   daños   en   general:   son   los   que   tienen   por   objeto   proteger   el   patrimonio   del   asegurado  frente  a  los  daños  aleatorios  que  pueda  sufrir.   Lo  que  se  indemniza  es  el  daño  efectivamente  producido,  de  tal  manera  que  éste  actúa  como  límite  de   la  indemnización  para  evitar  que  el  asegurado  obtenga  un  enriquecimiento  injusto.  Es  decir,  si  yo   no  he  puesto  el  suficiente  cuidado,  no  estoy  cumpliendo  con  el  principio  de  buena  fe  y  si  me  pagan  por   los   daños   me   voy   a   enriquecer   injustamente   porque   no   he   tenido   la   suficiente   diligencia   o   responsabilidad.   La  suma  asegurada  representa  el  límite  máximo  de  la  indemnización  a  pagar  por  el  asegurador  en  cada   siniestro.  No  obstante,  si  yo  intento  engañar  a  la  compañía  no  me  lo  va  a  pagar.     Ahora  bien,  la  suma  asegurada  prevista  contractualmente  no  tiene  que  coincidir  necesariamente  con  el   valor  del  interés  (bien  o  derecho)  asegurado.  Nos  podemos  encontrar  con  tres  situaciones:   − Seguro  pleno:  el  valor  del  bien  asegurado  y  la  suma  indemnizatoria  pactada  coinciden.   − Infraseguro:  la  suma  asegurada  es  inferior  al  valor  del  interés  (mi  casa  vale  100  y  yo  la  aseguro   por  50).  El  beneficio  de  ello  es  que  pagas  menos  primas  de  seguro  pero  sales  perdiendo  en  caso  de   daños,   por   lo   que   tienes   que   tener   bastante   seguridad   de   que   tu   riesgo   es   muy   bajo.   En   caso   de   siniestro,  sólo  te  pagarían  en  referencia  al  valor  de  la  indemnización,  aunque  el  valor  del  bien  sea   superior.   − Sobreseguro:  la  suma  asegurada  sobrepasa  el  valor  del  bien  o  derecho  asegurado  (mi  case  vale  40   y   yo   la   aseguro   por   80).   Es   inhabitual   porque   finalmente   la   compañía   no   va   a   pagar   de   más,   y   el   valor   del   bien   asegurado   actuará   de   tope   máximo   de   la   indemnización   para   evitar   el   enriquecimiento  injusto.     Principales   tipos   de   Seguros   contra   daños:   de   incendios,   de   daños   por   agua,   contra   el   robo,   de   transportes,  de  lucro  cesante,  de  caución  (garantía,  fianza,  aval,  prenda,…),  de  crédito,…     Seguro   de   responsabilidad   civil:  cubre  los   daños   que   sufra   un   tercero.  No  son  los  daños  que  puede   sufrir   el   tomador   con   su   patrimonio,   sino   que   paga   los   daños   que   va   a   sufrir   un   tercero   del   que   el   tomador   es   responsable,   causados   por   un   hecho   previsto   en   el   contrato   de   cuyas   consecuencias   sea   civilmente  responsable  el  asegurado.   Se   puede   asegurar   la   responsabilidad   civil   derivada   de   hechos   de   los   que   es   civil   o   penalmente   responsable  el  asegurado,  pero  no  se  puede  asegurar  la  responsabilidad  penal  y  las  sanciones  que  de   ella  se  derivan  (como  podrían  ser  multas,…).   Si   la   compañía   detecta   que   uno   de   los   contribuyentes   ha   sido   responsable   por   no   tener   suficiente   diligencia,  se  negará  a  pagar  y  reclamará  responsabilidades  al  último  causante  y  responsable.   3       Derechos   del   perjudicado:   acción   directa:   el   perjudicado   o   sus   herederos   tendrán   acción   directa   contra   el   asegurador   para   reclamarle   directamente   el   pago   y   el   cumplimiento   de   la   obligación,   sin   perjuicio   del   derecho   del   asegurador   a   repetir   contra   el   asegurado,   en   el   caso   de   que   sea   debido   a   conducta  dolosa  de  éste.  Es  inmune  a  las  excepciones  que  puedan  corresponder  al  asegurador  contra   el   asegurado.   El   asegurador   puede,   no   obstante,   oponer   la   culpa   exclusiva   del   perjudicado   y   las   excepciones  personales  que  tenga  contra  éste.   El   asegurado   estará   obligado   a   manifestar   al   tercero   perjudicado   o   a   sus   herederos   la   existencia   del   contrato  de  Seguro  y  su  contenido.     Principales  tipos  de  seguros  de  responsabilidad  civil:  seguro  obligatorio  de  vehículos  de  motor,  de   productos,   profesional,   contractual,   de   fabricación   o   explotación   del   negocio,   por   contaminación   del   medio  ambiente,  de  riesgos  nucleares,…     6. Seguro  de  personas:     Comprende   todos   los   seguros   que   puedan   afectar   a   la   existencia   (fallecimiento),   integridad   corporal   (me  rompo  un  brazo)  o  salud  (me  pongo  enfermo)  del  asegurado.  Cubres  tu  salud  con  una  prima.   El  asegurador,  después  de  pagar  la  indemnización,  no  puede  reclamar  contra  un  tercero  responsable   del  siniestro,  a  excepción  de  lo  relativo  a  los  gastos  de  asistencia  sanitaria.     Seguros  sobre  la  vida:   el   seguro   puede   estipularse   sobre   la   vida   propia   o   la   de   un   tercero,   tanto   para   caso  de  muerte  como  para  caso  de  supervivencia  o  ambos  conjuntamente.   Tipos:   − Seguro  de  muerte:  temporal  o  vida  entera.   − Seguros  de  supervivencia:  capital  diferido  o  rentas  vitalicias.   − Seguros  mixtos.     En   bastantes   casos,   el   asegurador   debe   cobrar   cantidades   superiores   al   riesgo   durante   los   primeros   años.   Esto   obliga   al   asegurador   a   constituir   la   reserva  matemática   y   hace   que   el   asegurado   adquiera,   al  cabo  de  un  cierto  tiempo,  los  derechos  de  rescate  (cobrar  una  determinada  cantidad  si  se  cancela  el   contrato),  reducción  de  la  indemnización  (pero  sigue  vigente  el  contrato  si  el  tomador  deja  de  pagar   las  primas)  y  anticipo  o  derecho  a  que  el  asegurador  anticipe  ciertas  cantidades.     Seguro   de   accidentes:   cubre   las   lesiones   corporales   que   deriven   de   una   causa   violenta,   súbita,   externa  y  ajena  contra  el  asegurado,  que  produzca  invalidez  temporal  o  permanente  o  muerte.   Cubre  tu  sanidad  sin  que  eso  suponga  un  daño  personal.     Seguros  de  enfermedad  y  de  asistencia  sanitaria:  cuando  el  riesgo  asegurado  sea  la  enfermedad,  el   asegurador  podrá  obligarse,  dentro  de  los  límites  fijados  en  la  póliza,  en  caso  de  siniestro,  al  pago  de   ciertas  sumas  y  de  los  gastos  de  asistencia  médica  y  farmacéutica.   Si   el   asegurador   asume   directamente   la   prestación   de   los   servicios   médicos   y   quirúrgicos,   su   realización   se   efectuará   dentro   de   los   límites   y   condiciones   marcadas   en   las   disposiciones   reglamentarias.     7. Reaseguro:     El  reasegurador  se  obliga  a  reparar,  dentro  de  los  límites  fijados  en  la  Ley  y  en  el  contrato,  la  deuda   que   nace   en   el   patrimonio   del   reasegurado   a   consecuencia   de   la   obligación   por   éste   asumida   como   asegurador  en  un  contrato  de  Seguro.  Es  decir,  es  una  compañía  que  asegura  a  aseguradoras,  dándoles   una   recobertura,   de   manera   que   pagan   los   daños   causados   que   no   puede   cubrir   la   compañía   asegurada.     4     Tipos  de  reaseguro:   − Proporcional  o  “cuota  parte”:  asegurador  y  reasegurador  se  reparten  proporcionalmente  la  prima   de  riesgo  y  el  pago  de  siniestros.   − Exceso  de  pérdidas  o  de  excedentes:  el  reasegurador  se  obliga,  mediante  el  cobro  de  una  parte  de   la  prima  de  riesgo,  a  pagar  los  siniestros  en  cuanto  excedan  de  una  determinada  suma.     8. El  Consorcio  de  Compensación  de  Seguros:     Es  una  entidad  de  carácter  público  que  tiene  como  objetivo  asumir   ciertos   riesgos   catastróficos   y   extraordinarios  que  debido  a  la  amplitud  de  los  daños  producidos,  no  pueden  ser  cubiertos  por   las  entidades  aseguradores  privadas.  El  Consorcio  tiene  una  exclusiva  sobre  dichos  riesgos.     Se  entiende  por  acontecimientos  extraordinarios  los  daños  producidos  por:  terremotos  y  maremotos,   inundaciones   extraordinarias,   erupciones   volcánicas,   tempestades   ciclónicas   atípicas,   caídas   de   cuerpos   siderales   y   aerolitos,   terrorismo,   rebelión,   sedición,   motín   y   tumulto   popular,   modos   o   actuaciones  de  las  fuerzas  armadas,  o  de  las  fuerzas  y  cuerpos  de  seguridad  en  tiempo  de  paz.     También  se  puede  acudir  si  una  o  varias  compañías  deniegan  un  seguro  a  una  persona,  por  lo  que  en   éste  caso  actuarían  como  entidad  privada.     El  consorcio  se  nutre  con  un  porcentaje  de  las  primas  que  cobran  los  aseguradores  (recargo),  por  lo   que  sólo  indemniza  en  caso  de  existencia  de  una  póliza  de  Seguro.     En   algunos   seguros   como   los   de   la   vida   (no   accidentes),   de   responsabilidad   civil   y   lucro   cesante   no   interviene  el  Consorcio  de  Compensación  de  Seguros.     Funciones  del  Consorcio  de  Compensación  de  Seguros  -­‐>  página  118,  ha  dicho  sólo  leerlo.               5     ...