Procesos de ejecucion parte 6 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Derecho - 4º curso
Asignatura procesos de ejecucion y procesos civiles especiales
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 03/08/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

optativa de 4º curso UAM

Vista previa del texto

El despacho de ejecución (si la demanda contiene todos los requisitos que se exigen), en la ejecución dineraria va a ser por el principal y por los intereses moratorios vencidos en la demanda y los intereses procesales. La cantidad que reclame el ejecutante + intereses y costas tendrá un importe que no podrá superar el 30% de lo que se reclama en la demanda, así se establece en el artículo 575 LEC. Una vez despachada ejecución, y antes del embargo, hay un trámite que es el requerimiento de pago al ejecutado. Este requerimiento de pago ha de efectuarse respecto a todos los ejecutados y se extiende al principal + intereses y costas. Pero hay excepciones porque hay veces que NO hace falta requerir de pago al deudor: - cuando el título es una sentencia, una resolución judicial, arbitral o resolución que apruebe transacciones entre las partes alcanzados dentro del proceso o bien cuando se trata de acuerdos de mediación - cuando a la demanda se acompaña un acta notarial de que se ha requerido de pago al deudor con al menos diez días de antelación a la interposición de la demanda En los demás supuesto que no son excepciones, hay que hacer requerimiento de pago en el lugar en que se indica en el título: en el domicilio que figura en el título. Habrá que hacer el requerimiento una vez despachada ejecución y antes de proceder al embargo de los bienes y se requiere con entrega personal de cédula o resolución, aunque es posible según lo establece el artículo 582 LEC el requerimiento por edicto desde que se despacha ejecución hasta el embargo.
Las costas del requerimiento siempre son para el ejecutado (artículo 583 LEC) aunque pague el dinero que debe por el cual se le ha instado.
EL EMBARGO El ejecutante quiere cobrar e interpone una demanda porque no le han pagado. A la vista de la demanda se despacha ejecución sin más porque el juez tiene el título y no tiene que llamar a nadie para ver si se opone o no.
A la vista del despacho de ejecución se va a requerir de pago al deudor (si hay que requerirle si ya se le ha requerido pues no). Entonces, tendrá lugar otro despacho judicial que es el embargo, que es el acto procesal que se practica por el agente judicial mediante el cual quedan afectados determinados bienes del deudor a la satisfacción del acreedor.
Antes de proceder al embargo, es necesario averiguar los bienes del ejecutado. El ejecutante en su demanda tiene que establecer o señalar bienes del ejecutado sobre los cuáles trabar el embargo. Puede ser que el ejecutante no sepa o no sea capaz de señalar bienes por no tener conocimiento de los mismos. Si no es capaz tiene que requerir al órgano jurisdiccional para que éste localice bienes sobre los cuáles trabar el embargo. En estos casos, el Secretario Judicial va a requerir de oficio al ejecutado para que éste manifieste relación de bienes y derechos de su pertenencia con relación de cargas y gravámenes que tengan estos bienes y derechos.
También, el Secretario Judicial instado por el ejecutante, además de requerir al ejecutado, se puede dirigir a las entidades de crédito (financieras, organismos públicos, registros…) para que éstas informen sobre los bienes y derechos del ejecutado. O sea que no solamente se va a dirigir al ejecutado para que éste manifieste sus bienes y derechos sino que además se puede dirigir a entidades de crédito.
La localización de los bienes precisa de que el ejecutante lo pida, por lo tanto siempre es a instancia del ejecutante NO de oficio por el órgano jurisdiccional.
En la misma línea, estos datos deben obtenerse por entidades financieras, organismos… según el artículo 590 LEC y estas entidades tienen la obligación de facilitar a la Administración de Justicia la información sobre los bienes y derechos del ejecutado (artículo 591 LEC) y así poder proceder a la traba de los mismos.
En principio, todos los bienes del ejecutado son susceptibles de embargo y por eso en principio todos los bienes del ejecutado quedan afectos al pago de las deudas que tiene. Están excluidos, según el artículo 605LEC: - los bienes fuera del comercio - los inalienables (bienes de dominio público) los bienes que atienden al mínimo de subsistencia Subjetivamente, son inembargables: - el menaje de la casa y el inmobiliario de la casa del ejecutado - sus ropas y las de su familia siempre que no sean superfluas (por ejemplo, un abrigo de visón) - los alimentos - el combustible (para la calefacción por ejemplo) - los libros y los instrumentos necesarios para ejercer su profesión, arte u oficio - los bienes sacros ni los dedicados al culto de las religiones reconocidas legalmente - los declarados inembargables atendiendo a Tratados Internacionales Todos estos bienes que acabamos de nombrar son inembargables y si se embargasen se tratará de un embargo nulo de pleno derecho. Al lado de estos bienes inembargables, el artículo 607 LEC establece bienes parcialmente embargables: - el sueldo, pensión, salario… siempre que no exceda del salario mínimo interprofesional Finalmente, el artículo 592 LEC establece los bienes que son embargables y además establece el orden de embargo: - en primer lugar, el dinero o cuentas corrientes - a continuación, los créditos o derechos realizables en el acto o corto plazo - joyas y objetos de arte - rentas en dinero - intereses y frutos de toda especie - bienes muebles - bienes inmuebles - sueldos, salarios, ingresos… procedentes de actividades profesionales - créditos o derecho realizables a corto y a medio plazo El orden para practicar el embargo es el siguiente: si las partes han pactado algo en el título, éste será el orden y en defecto de pacto se regirán por lo dispuesto en el artículo 592 LEC. Hay que atender siempre a la facilidad de enajenación y la menor onerosidad para el ejecutado (es decir si lo más fácil para embargar es dinero pues dinero) El valor del bien embargado no debe ser superior a la cantidad sobre la cual se ha despachado ejecución a no ser que no se pueda encontrar un bien de valor inferior.
En cuanto al procedimiento para ejecutar el embargo:  el dinero, los sueldos y las pensiones se ordena su retención a la entidad depositaria pagadera de los mismos  si se trata de saldos favorables de una cuenta abierta en una entidad de crédito se ordena su retención en esa entidad. Si se trata de intereses, rentas o frutos se va a dictar orden de retención a quien los deba pagar  si se trata de bienes inmuebles hay que hacer una anotación preventiva de embargo, se subastará etc.
 si se trata de valores o instrumentos financieros se ordenará al obligado a que reembolse su importe y al pago de sus rendimientos y se va a retener a disposición del órgano jurisdiccional  si se trata de valores cotizables en mercados secundarios, se impone esta obligación de retención, al órgano rector de este mercado y a la entidad encargada de su compensación  si se trata de participaciones en empresas o en personas jurídicas que no cotizan en mercados secundarios, entonces la obligación de retención de estas participaciones de los frutos de las rentas que dan estas participaciones es para los órganos de estas sociedades para que los retengan  Si se trata de bienes muebles, en la diligencia de embargo de los muebles, habrá que constar la descripción detallada de las características del mueble, de su situación física y jurídica…. Se levanta un acta donde se establecen todas estas circunstancias y se designa depositario del mismo a una persona. Cuando se embarga el bien mueble, en el acta del embargo tienen que recogerse las manifestaciones de las personas que asistan al mismo y que se refieran a la titularidad de las cosas embargadas.
El embargo concede al ejecutante el derecho a percibir el producto de lo que se obtenga con la realización del bien embargado con la finalidad de satisfacer la deuda del ejecutado, los intereses y las costas del proceso de ejecución.
El embargo puede ser mejorado, reducido o modificado. Si es mejorado es a instancia del ejecutante; si es reducido es a instancia del ejecutado y la modificación tiene lugar cuando se admite una tercería de dominio o bien una modificación en la cantidad por la cual se despacha ejecución.
La mejora del embargo tiene lugar cuando los bienes trabados son insuficientes para satisfacer la cantidad por la cual se ha despachado ejecución, es decir, para atender a las sumas que se reclaman. La mejora del embargo se puede hacer en cualquier momento, teniendo que solicitarla siempre el ejecutante (a instancia del ejecutante).
Es facultad del órgano jurisdiccional conceder el embargo o no, pero hay supuestos en los cuales hay que concederla: - cuando se amplíe la ejecución (artículo 578 LEC) - cuando se admite una tercería de dominio (artículo 598 LEC) La reducción del embargo tiene lugar contrariamente, es decir, cuando los bienes embargados (o el valor de los bienes mejor dicho) exceden en mucho a la cantidad por la cual se ha despachado ejecución, en estos supuestos el ejecutado puede pedir la reducción del embargo y el Secretario Judicial procederá a la reducción.
La modificación del embargo tiene lugar cuando se alza el embargo respecto de un bien para afectar otro bien en sustitución del primero. Para que proceda la modificación del embargo hace falta que la modificación no ponga en peligro los fines de la ejecución. La modificación puede venir motivada porque existan otros bienes que deban ser embargados con preferencia a los que fueron objeto de traba siempre con la prioridad de que nunca se afecte a los fines de la ejecución.
El embargo del sobrante (artículo 611 LEC) Cuando un bien ha sido embargado o está afecto a una ejecución hay una posibilidad futura e incierta de que el valor de enajenación del bien embargado reporte una suma superior a la cantidad reclamada, esto es lo que se conoce como “sobrante”. Este sobrante pertenece al ejecutado y el embargo de este hipotético sobrante (porque no sabemos si va a haberlo o no) es el embargo del sobrante. Si existe este sobrante una vez realizado el embargo del bien, se ingresará en la cuenta de depósitos a disposición del proceso en el cual se ordenó el embargo del bien.
Previamente habrá que haber hecho pago a los acreedores que tengan un derecho inscrito o anotado (siempre que tengan preferencia sobre el reembargante).
En la misma línea, debemos explicar que el REEMBARGO dispuesto el artículo 610 LEC supone que los bienes y los derechos pueden ser reembargados; el reembargante tendrá derecho a percibir lo que se obtenga una vez realizados los bienes reembargados y una vez que hayan sido satisfechos los derechos de los ejecutantes anteriores (o sea mi crédito nunca va a ser el primero).
OJO: embargo del sobrante NO es lo mismo que reembargo porque en el embargo del sobrante simplemente es que lo que exceda de un bien embargado también está embargado (por ejemplo si una casa vale un millón de euros y hay una deuda de 600.000 mil euros pues se embarga la casa y se sabe que va a sobrar dinero y entonces se hace un nuevo embargo con lo que sobra del dinero de la casa que no ha sido embargado = esto es el embargo del sobrante) mientras que el reembargo se produce cuando el ejecutante embarga un bien que ya ha sido embargado en otro procedimiento ejecutivo contra el mismo obligado, el derecho sobre el valor de realización del bien.
El reembargante puede pedir la realización forzosa del bien cuando se alcen los embargos anteriores (cuando hayan cobrado los acreedores anteriores).
...

Comprar Previsualizar