LAS CONSONANTES (CONTINUACIÓN) (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Español: Lengua y Literatura - 1º curso
Asignatura Fonética y fonologías del español
Año del apunte 2011
Páginas 8
Fecha de subida 11/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

I.
Consonantes fricativas Según el punto de vista articulatorio reciben el nombre de consonantes constrictivas debido a que durante su emisión se produce un estrechamiento del canal bucal sin llegar al cierre completo. Según el punto de vista acústico reciben el nombre de fricativas porque lo más audible en ellas es la fricción que produce el aire a pasar a través de la estrechez formada entre dos órganos articulatorios. Frente a las oclusivas las consonantes fricativas reciben el nombre de consonantes continuas. Desde el punto de vista fonológico tenemos cinco fonemas fricativos: /f/  fonema fricativo labiodental sordo.
/y/  fonema fricativo linguopalatal sonoro.
/θ/  fonema fricativo linguodental sordo.
/x/  fonema fricativo linguovelar sordo.
/s/  fonema fricativo linguoalveolar sordo.
A. Fonéticamente:  /b/  [ƀ] (variante alofónica, b fricativa bilabial sonora).
 La [b] se utiliza como oclusiva: en posición inicial absoluta del grupo fónico o después de nasal.
 /f/  [f] (alófono fricativo labiodental sordo) [węrfano].
 /d/  [đ] (variante alofónica: d fricativa, linguointerdental sonora).
 La [d] se utiliza como oclusiva: en posición inicial absoluta de grupo fónico, después de nasal o después de la lateral [l].
[θ]  /θ/ [ẓ] ( estando en posición implosiva va seguida de una consonante sonora).
[s] (consonante fricativa, linguoalveolar, sorda [kǫnsęxo].
[s̹ ] (consonante fricativa, linguodental, sorda (seguida de t y d) [as̹ ta].
 /s/ [z] (consonante fricativa, linguoalveolar, sonora [įzla].
[z̹] (consonante fricativa, linguodental, sonora [dez̹ de].
 /y/  [y] [máyo].
 /x/  [x] [oręxa].
 /g/  [ǥ] (alófono fricativo) [roǥar].
 La [g] se utiliza como oclusiva: en posición inicial absoluta de grupo fónico, o precedida de nasal.
B. Caracterización acústica.
Distinguimos dos tipos de fricativas:  Fricativas de resonancia baja: ƀ, đ, ǥ, y. Las zonas de resonancia están situadas principalmente en la mitad inferior de su espectro.
 Fricativas de resonancia alta: f, θ, x, s. Las zonas de resonancia están situadas principalmente en la mitad o parte superior de su espectro. De estas consonantes la que presentan mayor intensidad es la s, luego la x, y por último la f y la /θ/.
C. Configuración de las transiciones.
i e a u o t2 t3 t2 t3 t2 t3 t2 t3 t2 t3 ƀ - - - - - - - - - - đ - - - - + + + + + + ǥ = = + - + - = - = - y - + + + + + + - + - f - - - - - - = = = = θ - - - - - - + - + - s = = - = - = + - + - x - - - - + + + - + - D. Rasgos acústicos.
RASGOS f θ s y x Vocálico – No vocálico - - - - - Consonántico – No consonántico + + + + + Denso – Difuso - - - + + Grave – Agudo + - - - + Sonoro – Sordo - - - + - Continuo – Interrupto + + + +/- + Estridente – Mate - - + - - E. Otros fenómenos.
 Aspiración de la –s implosiva sobre todo a final de palabra. Se registran en zonas de Andalucía, Canarias, Toledo, Murcia, La Mancha, ciertas partes de Madrid, Cuenca, Ávila, Salamanca, la Rioja baja e Hispanoamérica.
 Aspiración de la -j en zonas de Canarias, Andalucía, Extremadura e Hispanoamérica.
 Frecuentemente cuando en la cadena hablada se encuentra /s/ + /r̄ / esa -s se pierde y surge esta pronunciación [r̄ ] (fricativa, asibilada, sonora) como en [įr̄ aęl].
 III.
Seseo y Ceceo.
Consonantes africadas Desde el punto de vista acústico reciben el nombre de consonantes africadas. Desde el punto de vista articulatorio reciben el nombre de consonantes semioclusivas. Se trata de unos sonidos en cuya articulación interviene un momento oclusivo y otro fricativo. Ambos se producen en el mismo lugar de articulación y el mismo momento de su tensión.
/ĉ/  [ĉ] alófono del fonema /ĉ/ [péĉo] /ŷ/  [ŷ] alófono del fonema fricativo /y/ Se utiliza como africada [ŷ] cuando en interior de palabra va precedida de la lateral [l] o [n] amplían su forma de articulación y resultan algo palatalizadas [l̮ ] y [n̮]: [el̮ ŷųŋke] [kǫn̮ŷųxe].
También se emplean en posición inicial absoluta de grupo fónico si se habla con algo de énfasis [ŷo pjenso].
Las africadas son sonidos simples ya que: 1. Psicológicamente el hablante tiene la intención de pronunciar y de oír un solo sonido.
2. Las dos fases articulatorias de las consonantes africadas se realizan en el mismo lugar de articulación y por los mismos órganos articulatorios.
3. El límite silábico en una palabra que contenga una consonante africada está situado siempre antes o después de ella, pero es imposible dividir una consonante africada en dos silabas diferentes.
4. Existen diferencias entre la articulación de una consonante africada y combinaciones como t+s y t+š.
5. Aunque las dos fases principales de las africadas manifiestan una cierta semejanza con los sonidos que forman parte de la fonética de la lengua, esto no quiere decir que sean los mismos sonidos.
A. Caracterización acústica de las consonantes.
El espectrograma de muchacha  [muĉaĉa]. Cuando aparece la ĉ el espectrograma se divide en dos partes por un espacio en blanco, como en las oclusivas y luego aparece la turbulencia propia del momento fricativo. El momento de la fricación es mayor que el de una consonante oclusiva aspirada, pero es menor que el momento de una consonante fricativa pura.
Generalmente la oclusión es mayor que la constricción, la duración media del momento oclusivo es de 9,25 centésimas de segundo y la duración media del momento fricativo es de 7,36 centésimas de segundo. La duración media total de la consonante fricativa es de 8,48 centésimas de segundo, el momento oclusivo de 5,28 centésimas de segundo y el momento fricativo de 3,2 centésimas de segundo; es decir, 2184 ciclos por segundo. De esto se deduce que el alófono aparece por regla general con una zona de contacto palatal mayor y más posterior que el alófono sordo.
B. Configuración de las transiciones.
i Ĉ e a o u T2 T3 T2 T3 T2 T3 T2 T3 T2 T3 - + - + + - + - + - C. Rasgos acústicos.
 No vocálico.
 Consonante.
 Denso.
 Agudo.
 Oral.
 Interrrupto.
 Sordo.
 Estridente.
IV.
Consonantes nasales Durante su producción se un cierre completo de los órganos articulatorios bucales y un pasaje rinofaríngeo abierto, esto se debe a que el velo del paladar no está adherido a la pared faríngea. El aire sale constantemente por la nariz.
[m]  nasal, bilabial, sonoro [káma] [también] [n]  nasal, linguoalveolar, sonoro [r̄ ána] [m̭]  sonido alófono nasal, labiodental, sonoro [ẽm̭férmo] n + f/v = m̭ [n̥]  sonido alófono nasal, linguointerdental, sonoro [õn̥θe] [n̹]  sonido alófono nasal, linguodental, sonoro [kán̹taro] n + t/d = n̹ [ŋ]  sonido alófono nasal, linguovelar, sonoro [θįŋko] Linguopalatal en posición explosiva o prenúclear [len̮a] [n̮] Linguopalatalizada [ãn̮ĉo] A. Caracterización acústica.
Observamos que frente a lo que ocurrían a las consonantes oclusivas, en el momento de la tensión aparecen determinados formantes:  1º formante que es el principal responsable de la nasalidad. Tiene aproximadamente 6 decibelios.
 2º y 3º formantes más débiles, 15 decibelios menos que cualquier vocal.
Suelen aparecer a la siguiente frecuencia: en relación con el 1º formante 480 ciclos por segundo; la frecuencia del 2º formante de 1052 ciclos por segundo y el de la n̮ de 1004 ciclos por segundo. El 3º formante de la m de 2320 por segundo, el de la n de 2240 ciclos por segundo y el de la n̮ de 2400 ciclos por segundo. Las consonantes nasales comparten con las consonantes oclusivas la forma y la dirección de las transiciones del segundo y tercer formantes de las vocales contiguas.
B. Configuración de las transiciones.
i T2 e T2 a T2 o T2 u T2 6 T3 T3 T3 T3 T3 - - - - - m - - n - - n̮ - = + = - + + + + + - + - + - C. Rasgos acústicos.
RASGOS m n n̮ Vocálico / no vocálico - - - Consonántico / No consonántico + + + Denso / Difuso + - - Grave / no grave + - - Agudo / no agudo - - + Nasal / oral + + + Sonoro / sordo + + + Continuo / Interrupto + + + D. Otros fenómenos.
En relación con la n vamos a hablar lo que sucede con las silabas __________:  Se conserva totalmente [ĩns̹ trumẽn̮to], reviste un carácter acertadamente culto.
 Otras veces se produce como n débil, breve, relajada [ĩns̹ trumẽn̮to], sigue siendo una forma culta.
 Se orosanaliza la vocal precedente [ĩs̹ trumẽn̮to], forma semiculta.
7  Y hay otras ocasiones en las que se pierde por completo [įs̹ trumẽn̮to], forma popular.
 La n se realiza como m en posición final de palabra en la costa del pacifico colombiano (Choco, Valle, Calídas) tanto en el habla culta como inculta.
 La n se velariza [ŋ] en posición final de palabra por un lado en la Península y por otro en Hispanoamérica: Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, México, Puerto Rico, Trinidad. Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela.
 En el grupo nm –de acuerdo con Navarro Tomás– la articulación de la 1ª consonante (n) en la conversación ordinaria va cubierta generalmente por la articulación de la segunda (m).
 En relación con las realizaciones de la m: con lo que respecta a la m ante pausa. Se produce generalmente como una m relajada [ạlbųn]. En la cadena hablada se asibila a su lugar o punto de articulación de la consonante siguiente [ạlbųn̹ de teatro].
 Como la realización de la consonante b suele ser muy breve, por eso en el caso mb se da [tamjẽn] o [kamjár], rasgo francamente vulgar.
 Con las secuencias: o [mn]  [kolųmna]  pronunciación culta.
o [nn]  [kolųnna]  pronunciación culta.
o [gn]  [kolųgna]  pronunciación semiculta.
o [ŋn]  [kolųŋna]  pronunciación popular.
8 ...

Tags:
Comprar Previsualizar