Evidencia 1 (2012)

Ejercicio Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Pedagogía - 2º curso
Asignatura Economia
Año del apunte 2012
Páginas 3
Fecha de subida 30/11/2014
Descargas 1

Vista previa del texto

Laia Martínez Rodríguez.
11/03/2013 Primera evidencia.
Hoy día nos encontramos en una sociedad consumista y capitalista que nos engloba a todos. Leyendo fragmentos de las diferentes obras de Adam Smith1 y Francis Fukuyama2, podemos intentar responder a dos grandes preguntas que están muy al día en esta sociedad de la que hablábamos: “¿Podemos encontrar en el presente diferentes ideologías (económicas) que conviven? O es el fin de las ideologías?, “¿Qué repercusión tiene sobre nuestra realidad educativa actual?”.
Para poder responder a dichas preguntas, primero debemos saber de que trata principalmente los fragmentos que hemos leído. El texto de Smith, para empezar, debemos tener en cuenta que está en una época en la cual solo podían acceder a los estudios las personas de un nivel económico alto ya que no hay escuelas públicas. Lo que pide Smith en estos fragmentos es que el Estado se haga cargo de la educación, ya que si la educación es igualitaria sería mucho mejor para el trabajo y así, consecutivamente, mejoraría la sociedad por si sola. Podríamos decir entonces, que el tema principal de estos fragmentos leídos es que el Estado debe facilitar el acceso a la educación para así tener mayor riqueza en la nación.
Por otro lado encontramos el texto de Fukuyama, el cual está escrito en la época contemporánea y, por lo tanto, habla de temas sociales actuales. La idea principal de este texto es que la hegemonía del mundo de occidente está por encima del resto, es decir, hay diferentes causas como el consumismo, que hacen que actualmente se eduque para una sola ideología mientras que en otras épocas se educaba para distintas ideologías. Fukuyama expone que todas las ideologías actuales se dirigen más hacia el capitalismo que no hacia ninguna otra y todo esto es a causa del gran consumismo que podemos encontrar actualmente en nuestras sociedades. La gente ya no se preocupa por el bien de la sociedad en general, sino por su bien personal.
Yo, personalmente e intentando responder a la primera pregunta, creo que no podemos encontrar distintas ideologías económicas conviviendo ya que vivimos en un mundo globalizado por el capitalismo y este capitalismo mueve todas las sociedades actuales ya que hay un consumismo extremo.
Está claro que no vivimos en la sociedad que Adam Smith había propuesto (aunque algunos comparen esta ideología económica con la que actualmente se convive).
1 Smith, Adam (1776). La riqueza de las naciones. Londres: W. Strahan & T. Cadell.
2 Fukuyama, Francis (1992). El fin de la historia y el último hombre. Barcelona: Editorial Planeta.
Smith había propuesto una sociedad en la cual el sistema económico funcione por la libertad individual y la competencia entre mercados para poder dar el equilibrio necesario. Propone que el Estado no participe en los asuntos económicos del mercado y propone el <<Laissez faire>> (dejar hacer).
Actualmente, el “dejar hacer” podríamos decir que se ha llevado a un extremo insostenible. Como dice Fukuyama, nos encontramos prácticamente en el punto y final de la evolución ideológica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano. El “dejar hacer”, como he dicho anteriormente, se nos ha ido de las manos. Actualmente, gana más quien más tiene. Para poder explicar esto me basaré en ejemplos de grandes multinacionales: por la libre competencia que proponía Smith, la multinacional Nike podrá hacer muchas zapatillas por un precio mínimo y las vende a un precio sumamente elevado para poder ganar así varios beneficios y aprovechándose de su fama mundial, mientras que una marca no conocida se gastará más en materia prima (porque no compra grandes cantidades) y la tendrá que vender a un precio inferior que la otra marca porque nadie la conoce y la sociedad suele asociar marca con calidad (aunque esté demostrado que en muchos casos eso no sea así).
Y este ejemplo propuesto, se podría proponer con muchísimas otras multinacionales como Apple o Adidas.
Vivimos en una sociedad moderna liquida3, la cual nos hace cambiar constantemente nuestros hábitos y rutinas antes de que estos lleguen a considerarse como tal.
Esta sociedad moderna líquida, la ha causado el consumismo y capitalismo. Gracias a la competencia, cada día encontramos miles de productos nuevos los cuales quizás no necesitamos pero nos hacen creer esa necesidad para poder consumirlos.
Por lo tanto, y para concluir esta respuesta, yo afirmaría tal y como lo hace Fukuyama que nos encontramos en el fin de las ideologías económicas y que estaremos continuamente en un ciclo de capitalismo y, por lo tanto, consumismo.
La segunda pregunta trata sobre la educación actual. Centrándonos en el tema anterior (ya que está relacionado indirectamente), creo que la educación se va a unificar para todas las sociedades, es decir, la educación se va a globalizar. Vivimos en una sociedad en la cual no podemos educar distinto a lo que nos encontramos en la realidad, y nuestra realidad es que vivimos en un sistema capitalista.
La humanidad no se preocupa por la ideología a la cual seguir, sino que se preocupa por su propio interés y bienestar. En las escuelas, se tiene que implantar esta ideología de consumismo y capitalismo para que los niños puedan salir a una sociedad real el día de mañana.
3 Término utilizado por el sociólogo Frederick Baumann.
Baumann, Frederick (2003). Modernidad líquida. Reino Unido :FCE.
Esta manera de vivir que encontramos hoy día nos va afectar porque no contaremos con la diversidad de pensamiento, es decir, no habrán pensadores como en la época de Smith, revolucionarios que propongan una nueva ideología, sino que nos acostumbraremos a vivir en esta porque ya nos va bien.
Aunque siempre haya una minoría revolucionaria, no podrá superar en número a la gran masa que se mueve por la ideología capitalista. Creo que vivimos sumergidos en ella y nadie se da cuenta, vivimos nuestro día a día pensando si esta es realmente la ideología que queremos vivir y seguir, pero no tenemos tiempo para pararnos a pensar si esto lo queremos así o no porque estamos demasiado “ocupados” para poder llevar nuestra vida.
Para finalizar mi aportación, me gustaría dejar una frase de Karl Marx que resume lo que he estado diciendo anteriormente sobre que las personas no se paran a cuestionar la sociedad en la cual viven: “El sistema capitalista no precisa de individuos cultivados, sólo de hombres formados en un terreno ultraespecífico que se ciñan al esquema productivo sin cuestionarlo.” - Karl Marx.
...