Práctica dunas (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Oviedo
Grado Biología - 3º curso
Asignatura Ecologia
Año del apunte 2016
Páginas 19
Fecha de subida 30/08/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Memoria de práctica Dunas costeras Playa de Xagó, Gozón 2 de diciembre de 2016 Cecilia López Martínez UO245958@uniovi.es PL 6 Introducción En esta práctica nos dirigimos a un sistema dunar costero para estudiar su morfología, los procesos que lo originan y los cambios en la vegetación que la habita a medida que avanzamos en su perfil.
Origen de las dunas costeras Las dunas costeras son ecosistemas situados en la transición entre ambientes terrestres y marinos. Como consecuencia de esta posición están expuestos a fuertes gradientes abióticos, orientados en dirección océano-continente, que condicionarán la presencia de diversos organismos.
Las dunas son un elemento dinámico del paisaje. Crecen a partir de la arena depositada por el oleaje en las playas, que después se seca y puede ser transportada por el viento. Este transporte puede verse dificultado por distintos obstáculos, formando acúmulos que originarán una nueva duna. Para que se forme una duna, por tanto, se necesitan tres factores: - Sedimentos de tamaño adecuado - Un medio de transporte, el viento - Obstáculos, que pueden ser rocas o plantas.
La arena de las dunas costeras está formada por pequeños gránulos de principalmente cuarzo, feldespato y partículas calcáreas. Para que la formación de dunas sea posible estos gránulos deben de medir entre 2-0,1mm, ya que tienen que ser transportados por el viento. Según cuanta arena llega o se retira de la playa debido a las mareas se pueden estableces distintos balances sedimentarios, que afectarán en gran medida al desarrollo del sistema dunar: - Regresivo: predomina la erosión, durante temporales o mareas vivas, frente al depósito en periodos de buen tiempo. La duna primaria tendrá una fuerte pendiente y derrumbes frecuentes.
- En equilibrio: erosión y depósito se compensan. En periodos favorables se puede formar una anteduna, que desaparece en los desfavorables. La duna primaria está bien desarrollada y suele tener gran altura.
- Progradante: predomina la aportación de sedimento. Se van formando sucesivos cordones de dunas, de baja altura, paralelos a la costa.
Entre las fuentes de sedimentos podemos destacar la erosión de acantilados, aportes fluviales, de la plataforma continental, del viento, humanos… Entre los sumideros usuales se encuentran la sedimentación en estuarios, puertos y otras estructuras, transporte hacia la plataforma continental, descomposición de la arena, extracción por el hombre. El transporte se puede producir por el oleaje, por el viento o por el hombre.
El viento es el principal sistema de transporte que origina las dunas, y esta tasa de transporte tiene una gran influencia en la dinámica y morfología del sistema dunar. Debido a que la arena es rugosa, se creará un flujo turbulento en la superficie del sedimento que podrá transportar las partículas de distintas formas según su tamaño: - Suspensión: para las partículas más pequeñas, entre 60-70 m. Viajan largas distancias suspendidas por los remolinos turbulentos. No son un aporte significante para las dunas.
- Saltación y reptación: en partículas de 60-500 m. La saltación es el modo de transporte dominante en la formación de dunas. La reptación es consecuencia del impacto de los granos que viajan por saltación.
- Deslizamiento: en partículas de gran tamaño, más de 500 m. Son demasiado grandes para saltar, asi que se van deslizando como consecuencia del impacto de los granos en saltación.
Los obstáculos son imprescindibles para la formación de dunas, ya que son los que forman las primeras acumulaciones de arena, modifican el flujo del transporte y permiten que se comience el crecimiento y desarrollo de un sistema dunar. Estos obstáculos pueden ser variados, pero en climas templados, donde las precipitaciones son suficientes, destaca el papel de la vegetación: Las semillas pueden germinar en la arena y la parte aérea que se desarrolla intercepta los granos de arena, formando pequeños acúmulos. A medida que los montículos crecen la planta, para evitar quedar enterrada, va creciendo con ellos, lo que permite que estas acumulaciones sigan creciendo en altura y tamaño hasta que acaben formando una pequeña duna embrionaria.
En ausencia de obstáculos, la disminución de la velocidad del viento hacia el interior también causaría la acumulación de sedimentos, pero este es un proceso mucho más lento.
Morfología En la sección transversal de una duna podemos distinguir una cara de barlovento, la que mira hacia la costa, con una pendiente muy suave, y una cara de sotavento con una pendiente muy pronunciada, que es donde se produce la caída de materiales desde la otra cara. Si nos encontramos en un sistema costero progradante el avance de los materiales hará que se formen varios cordones dunares paralelos, con distintas características: - Duna embrionaria: la primera línea de dunas, la más joven. Esta situada en una zona de alta salinidad, muy seco y expuesto al viento, por lo que la cobertura vegetal es escasa. Estas dunas pueden desaparecer con los temporales y volver a aparecer en periodos de buen tiempo.
- Duna primaria: o anteduna, es el cordón que se encuentra inmediatamente después del embrionario. Son permanentes, antiguas y altas, sus condiciones son algo más favorables para el desarrollo vegetal, pueden tener una cobertura de entorno al 80%.
- Depresión interdunar: se encuentra entre la duna primaria y la secundaria.
Pueden estar incluso por debajo del nivel freático. Esta situación de protección y mayor disponibilidad de agua hace que la vegetación prolifere con gran facilidad.
- Duna secundaria: condiciones más favorables que en la duna primaria, ya que está más protegida del viento y más alejada de la costa. El número de especies que se puede encontrar incrementa, ya se observa una capa de humus.
- Duna terciaria: tras la secundaria, generalmente cubierta de arbustos o incluso bosque. Suele estar muy modificada para intereses humanos.
Ecología El suelo de las dunas es poco evolucionado, principalmente arenoso y sin horizonte de humus. Estas características, junto con su proximidad al mar que crea una serie de gradientes abióticos, hacen que solo un número limitado de especies puedan habitarlas, principalmente psamófitas, xerófitas, halófitas, oligotrofas y resistentes al viento y a la movilidad del suelo. Los gradientes abóticos que nos podemos encontrar en esta zona son: - Viento: su intensidad y carga de sólidos disminuye hacia el interior - Salinidad: ya sea el contenido de sales del suelo o el spray salino, que daña la parte superficial de la planta, disminuye hacia el interior.
- pH: mas alcalino hacia la costa, más acido hacia el interior.
- Disponibilidad de agua: la arena tiene una capacidad muy limitada para retener humedad. A medida que nos alejamos de la cosa cambia la composición del suelo.
- Nutrientes: los pocos que hay son lavados rápidamente por el agua a capas más profundas, debido a la composición arenosa del suelo Todos estos gradientes van presentando condiciones más favorables para la vida a medida que nos alejamos de la costa, lo que causa un aumento de la diversidad. También se puede apreciar una zonación, una serie de horizontes donde las características abióticas de la zona solo permiten la proliferación de un cierto tipo de plantas.
La vegetación también juega un papel muy importante en la fijación de las dunas, las estabilizan y evitan que se produzcan grandes modificaciones o que desaparezcan.
Material y métodos Cada grupo trabajará con un transecto de 150m, del cual hay que trazar el perfil y realizar muestreos de la vegetación.
Perfil de la duna Utilizaremos dos tubos, uno de 1m y otro de 1,50m. Colocando el tubo de mayor longitud en la parte baja, se asciende por la duna con el tubo menor hasta que, colocándolos verticalmente en el suelo, la parte superior de ambos tubos está alineada (puede realizarse a ojo o colocando una cinta métrica encima, que deberá estar completamente horizontal). En la distancia que separa ambos tubos se habrá ascendido 50 cm.
A continuación se coloca el tubo de mayor longitud donde se tomo la medida con el pequeño y se repite el proceso, hasta completar los 150m del transecto.
No es un método muy preciso, ya que si en un determinado punto varia la pendiente menos de 50cm no somos capaces de percibirlo, pero nos da una aproximación bastante aceptable.
Muestreo de la vegetación Con un cuadrado de muestreo de 50 x 50 cm se van tomando muestras a lo largo del transecto cada 10m, en total se tomarán 15. En cada muestra se apuntará la presencia de cada especie, el porcentaje de cobertura primaria y secundaria de cada una y la longitud de la especie dominante.
Para estimar la cobertura se lanzará dentro del cuadrado, de forma aleatoria, una cuerda con 20 nudos y se anotará las especies en las que impacta, teniendo en cuenta que puede haber un estrato superior (cobertura primaria) y un estrato inferior (cobertura secundaria). La cuerda se lanzará 5 veces en cada muestra, para anotar un total de 100 puntos.
De la especie que tenga mayor cobertura se medirá su longitud con una cinta métrica, como indicador de la respuesta al viento.
Resultados y discusión Perfil de la duna Fig. 1. Perfil del transecto de 150m obtenido por el grupo 6. Las medidas no comienzan a nivel del mar, si no a la altura de la primera vegetación.
Fig. 1. Perfil obtenido por el grupo 6. Las medidas no comienzan en la línea de costa, si no al nivel de la primera vegetación.
En el perfil (fig.1) podemos observar la duna primaria, hasta los 90m, que tiene la morfología característica de una duna: una pendiente suave en la cara de barlovento y más empinada en la de sotavento.
Entre los 90 y los 100 tenemos un especio interdunar, y a partir de los 100 comienza lo que parece una duna secundaria, aunque en el transecto de 150m no se puede mostrar su perfil completo.
En este perfil no se aprecia ninguna duna embrionaria, no hay ningún montículo anterior a la duna primaria.
En el apartado siguiente se realizarán algunas comparativas entre los datos obtenidos del muestreo de la vegetación de todos los grupos y esta gráfica, que está realizada por un solo grupo, por lo que puede que lo esperado en cada sección del perfil no se ajuste exactamente a lo obtenido.
Vegetación Número de especies Número de especies 6 5 4 3 2 Fig. 2. Gráfica que muestra la media del número de especies encontradas por cada grupo en cada una de las 15 muestras tomadas, a lo largo del transecto de 150m.
1 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) En esta gráfica (fig. 2) se puede apreciar como la cantidad de especies, en general va aumentando a medida que nos alejamos de la costa, ya que los gradientes abióticos se van haciendo menos extremos y las condiciones para la vida más favorables.
En la duna primaria se ve un aumento más o menos constante de las especies.
En las primeras muestras el número de especies es realmente bajo, ya que las condiciones en esas zonas son extremadamente inestables y desfavorables para la vida. A medida que nos alejamos de la costa esas condiciones se van suavizando, lo que favorece la aparición de más especies. Se puede destacar sobretodo el aumento que habría en la cara de sotavento (70-100m), ya que, además de su lejanía de la línea de costa, sería la más protegida del viento y del spray salino.
En la duna secundaria el número de especies se mantiene un tiempo, pero aproximadamente cuando supera en altura a la duna primaria desciende. Esto puede deberse a que ya no cuenta con la protección de la duna, y esta zona vuelve a estar afectada por factores como el viento o el gradiente salino.
Indice Shannon 0,9 Fig.3. Media del índice de ShannonWeaver de cada una de las muestras.
H' 0,6 0,3 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) Con el índice de Shannon-Weaver estamos no solo teniendo en cuenta la riqueza en especies de la muestra, también la equitatividad o dominancia de especies.
Comparando esta gráfica (fig.3) con la anterior (fig.2), en la que la tendencia general es al aumento, resulta llamativo el desplome en el índice de diversidad entre los 30 y los 80 metros. Esto tal vez pueda deberse a que, a pesar de que hay más especies, hay unas pocas que dominan sobre el resto, tienen una presencia mucho mayor, y como consecuencia el valor del índice disminuye.
A partir de los 80m la tendencia es al descenso, lo que en cierta medida coincide con el descenso en el número de especies. El valor en los 140m parece algo desviado del resto, podría deberse a un error en la toma de medidas, o a algún parche de vegetación característico por el que pasó alguno de los grupos.
Fig.4. altura media de la especie dominante, entre todas las muestras tomadas.
Altura (cms) altura 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) En la gráfica de la altura de la especie dominante (fig. 4) se puede apreciar que esta alcanza una altura máxima justo en el punto más alto de la duna.
El crecimiento de las plantas se ve principalmente limitado por la abrasión ejercida por el viento procedente de la costa, cuyo efecto disminuye a medida que nos alejamos de esta. Por ello tiene sentido que a medida que avanzamos por la cara de barlovento de la duna primaria las condiciones permiten el desarrollo de plantas de cada vez más altura.
El hecho de que en la cara de sotavento y en la duna secundaria esta altura descienda bruscamente nos indica que tal vez crecer en altura supone una ventaja en la cara de barlovento pero no en el resto, como por ejemplo evitar quedar enterrada por los sedimentos que deposita el viento. También podría suceder que estas plantas que crecen mucho en altura se vean sustituidas por otros tipos, como matorrales, que crecen más en ancho.
% cobertura primaria 70 60 Fig.5. Media del porcentaje de cobertura primaria en cada una de las 15 muestras.
% primaria 50 40 30 20 10 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) % cobertura secundaria 45 40 % secundaria 35 Fig.6. Porcentaje de cobertura secundaria, media de todas las muestras obtenidas.
30 25 20 15 10 5 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) En la cobertura primaria y secundaria (figs. 5 y 6) vemos una clara tendencia al aumento. En un principio solo tenemos cobertura primaria, es decir, un solo estrato de vegetación, pero a medida que aumenta la primaria va apareciendo un segundo estrato, el de la cobertura secundaria, que también aumenta a medida que nos alejamos de la costa.
Este patón lo podemos relacionar con el aumento de la riqueza de especies a medida que nos alejamos de la costa: un mayor número de especies supone una mayor complejidad de la comunidad, lo que se traduce en una mayor complejidad de la estructura, en este caso la aparición de un nuevo estrato vegetal, cada vez más desarrollado.
En este punto me gustaría destacar los valores particulares que aparecen en todas las gráficas para la distancia de 150m, que siempre sufre un descenso brusco y se aleja de lo que esperaríamos estudiando el resto de la gráfica. Esto podría deberse a la acción humana, tal vez por esa zona pasa un camino, en el cual no habrá ninguna especie, o se ha realizado una limpieza de la zona.
También cabe la posibilidad de que no todos los grupos hayan tomado esta muestra, o que haya habido errores al tomarla.
Fig.7. Grafica que representa las adaptaciones más habituales que presentan las plantas del sistema dunar Morfología de las hojas 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 herbácea pelos carnosas coriaceas Con esta grafica (fig.7) se ha querido destacar las distintas adaptaciones que presentan las plantas que les permiten sobrevivir en un ambiente de extrema salinidad, pH, viento, falta de agua… Para ello se ha tomado la lista de todas las especies encontradas y para cada una de ellas se ha destacado el rasgo más característico de su estructura foliar. Se ha encontrado que los 4 siguientes son los más abundantes: - Herbáceas: se ha utilizado este término para clasificar a las plantas que presentan hojas muy largas, en ocasiones tanto como los tallos, de gran longitud y muy finas, que surgen de los rizomas que se encuentran enterrados en la arena. Suelen tener inflorescencias en forma de espiga.
Esta morfología les permite evitar quedar enterradas por el depósito de sedimentos.
- Pelos: una superficie con tricomas evita una excesiva pérdida de agua de la hoja por transpiración, y también puede proteger del exceso de insolación. Adaptación de ambientes con escasez de agua y abundante radiación.
- Carnosas: las hojas gruesas y carnosas se deben a una acumulación de sustancias y sobre todo de agua en su interior. Es una adaptación característica de ambientes con poca disponibilidad de agua.
- Coriáceas: son hojas duras y generalmente brillantes, ya que presentan una cutícula gruesa que evita la pérdida de agua excesiva y con ello la desecación. Es otra adaptación característica de ambientes con alto estrés hídrico.
De las 30 plantas que se han estudiado (apéndice 1) cada una de ellas presenta al menos una de estas adaptaciones, y algunas podían encontrarse acompañadas de otras, como por ejemplo una morfología foliar con espinas.
Todas ellas son adaptaciones principalmente centradas en el almacenamiento de agua y también en evitar su pérdida. Aquellas con una morfología herbácea son las más adaptadas al viento, por lo que se encontrarán con mayor probabilidad en la cara de barlovento de la duna primaria.
% especies Grupo 1 60 % primaria 50 40 30 20 10 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) Fig.7. Porcentaje de cobertura de las especies Ammophila arenaria, Eryngium maritimum, Elymus farctus, Euphorbia paralias, Calystegia soldanela, Carex arenaria y Smilax aspera Ammophila arenaria: planta perenne rizomatosa, con tallos de 60-120cm. Hojas convolutas de unos 5mm ancho. Su misión principal es fijar las dunas, gracias a sus largas raíces, y sustentan el suelo permitiendo la aparición de otras especies.
Eryngium maritimum: planta color blanco-azulado, mide entre 15-60 cm. Tallo leñoso, hojas coriáceas y espinosas. Se encuentra en dunas primarias y secundarias.
Elymus farctus: planta con largos rizomas de los que surgen tallos de entre 2060 cm. Las hojas son planas o convolutas. También colabora en la fijación de las dunas.
Euphorbia paralias: planta rizomatosa que puede alcanzar los 80cm de altura.
Tallo leñoso, hojas pequeñas, oblongas lanceoladas. Su presencia esta asociada a la de E. maritimum y A. arenaria.
Calystegia soldanella: planta con rizomas largos que originan tallos rastreros, de 60-90cm de longitud. Hojas algo carnosas, mas anchas que largas y con un canal central. Son características sus flores acampanadas de color rosado con estrías blancas. Se encuentra en las dunas entre los 0-10m de altura.
Carex arenaria: planta perenne con tallos de 10-40cm de longitud y hojas de unos 4mm de ancho tan largas como los tallos. Se encuentra en dunas y arenales, hasta los 30m de altura.
Smilax aspera: planta perenne, trepadora con tallos que alcanzan los 15m. Hojas alternas, simples, coriáceas y lanceoladas, con pequeñas espinas.
Característica de zonas de matorral y pinares, desde el nivel del mar hasta los 1450m de altitud.
Todas estas son especies características de la costa cantábrica, con distintas adaptaciones que les permiten vivir bajo las condiciones más desfavorables de los sistemas dunares.
En el grafico (fig.7) podemos apreciar como al principio la cobertura primaria es muy baja y a medida que avanzamos en la duna primaria va aumentando. Esto se debe a que a pesar que estos son organismos muy adaptados a condiciones extremas de salinidad, estrés hídrico, pH, falta de nutrientes, viento… demasiado cerca de la costa ni siquiera ellos pueden sobrevivir, y a medida que se alejan y estas condiciones se van suavizando tienen mayor facilidad para habitar el terreno.
A partir de los 70m más o menos la cobertura de estas especies comienza a descender, probablemente porque las condiciones, cada vez más suavizadas, permitan el establecimiento de especies menos especializadas, que realizan un mejor aprovechamiento de los recursos y comienzan a desplazar a estas.
% especies Grupo 2 6 % primaria 5 4 3 Fig 9.
Porcentaje de cobertura de las especies invasoras Carpobrotus acinaciformis y Oenothera glazioviana.
2 1 0 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 Distancia (metros) Según el grafico (fig. 9) parece que estas especies invasoras solo colonizan franjas de las dunas muy concretas, pero en los sitios en los que aparecen lo hacen en gran abundancia. Esto nos indica que son muy especialistas, solo pueden vivir bajo condiciones muy concretas, pero de forma muy eficiente, lo que permite una gran expansión.
Esto tal vez lo podamos relacionar con la cobertura de las especies autóctonas (fig.7), la cual disminuye precisamente en las zonas donde aumenta la de las especies invasoras, que están acaparando el nicho ecológico y no permiten su desarrollo. En esas condiciones las invasoras son más eficientes que las autóctonas.
Fig. 10. Análisis NMDS que nos permite diferenciar distintos grupos y zonas de vegetación. En color negro están representadas las distintas muestras, y en rojo las especies. Cuanto más cerca este una especie de una muestra, más abundante será en ella.
Los análisis multidimensionales (fig. 10) nos permiten representar en un espacio de dos dimensiones las similitudes existentes entre las distintas especies para un gran número de variables, de manera que puedan apreciarse grupos de especies con características muy similares. Basándonos en esta representación podemos diferenciar 3 grupos: - Grupo 1: contiene las muestras 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7, en las cuales las especies más abundantes serian Elymus Farctus, Euphorbia paralias, Eryngium maritimum , Calystegia soldanela y Carex arenaria. Se han excluido las especies Crithmum maritimum y Ononis sp., ya que parecen bastante distanciadas de algunas de las muestras. Este grupo correspondería a el primer horizonte, las especies que lo componen tendrán que convivir con las condiciones más agresivas. Se situarían al comienzo de la duna primaria.
- Grupo 2: estaría compuesto por las muestras 9, 10 y 11, en las que predominan las especies Oenothera glazioviana, Crucianella marítima y Andryala integrifolia. Estas especies se encontrarían en el espacio interdunar.
- Grupo 3: el ultimo grupo contendría las muestras 12, 13, 14 y 15, con las especies Smilax aspera, Festuca fasciculata, Euphorbia amygdaloides, Pteridium aquilinum. Corresponden a especies características de la duna secundaria.
Se ha tratado de tomar grupos de muestras consecutivas, ya que en un ambiente con gradientes abióticos se esperaría que los grupos variaran de forma progresiva a medida que nos alejamos de la costa, pero hay ciertas muestra que no pueden incluirse dentro de ningún grupo bajo estos criterios, como la 8 o la 16, que podrían considerarse zonas de transición entre unos horizontes y otros. También hay plantas con una distribución muy extendida que no se pueden asignar a ningún grupo de forma específica, como es el caso de Ammophila arenaria.
Fig. 11. Análisis de cluster de las distintas muestras.
Con un método diferente de análisis de datos (fig. 11) se pueden distinguir también 3 grupos, más o menos similares a los obtenidos con el método anterior: - Grupo 1: muestras 1, 2, 3, 4 y 5.
- Grupo 2: muestras 6, 7, 8, 14 y 15 - Grupo 3: muestras 9, 10, 11, 12, 13 y 16 En algunos casos las muestras agrupadas no son consecutivas, lo que parece extraño ya que si estamos estudiando la variación de especies a lo largo de un gradiente se esperaría que estas fueran variando de forma progresiva a medida que avanzamos. Las especies que aparecen en la muestra 7 no deberían ser las mismas que las de la muestra 14, ya que nos deberíamos haber desplazado lo suficiente en el gradiente como para que las condiciones fueran drásticamente diferentes, y no permitieran el desarrollo de ese organismo en uno de los dos ambientes.
De todas formas, según los datos que hemos tomado, y mediante este sistema de análisis, esta parece ser la agrupación más óptima.
Bibliografía García Albá, J., & Morey, M. (1981). La vegetación de las dunas litorales y su relación con la morfología dunar y el gradiente de influencia marina. Mediterránea. Serie de Estudios sobre Biología Terrestre Mediterránea, N. 5 (diciembre 1981); pp. 3-22.
Flor, G. (1981). Las dunas eólicas costeras de la playa de Xagó (Asturias). Trabajos de Geología, 11(11), 61-73.
de Seoane, C. L. V., Fernández, J. B. G., & Pascual, C. V. (2007). Manual de restauración de dunas costeras. Direccion General de Costas.
Casas, F. M. G. (2012). EL ANÁLISIS DE ESCALAMIENTO MULTIDIMENSIONAL: UNA ALTERNATIVA Y UN COMPLEMENTO A OTRAS TÉCNICAS MULTIVARIANTES. La Sociología en sus escenarios, (25).
Caracterización de las distintas especies: Asturnatura [https://www.asturnatura.com/ consultado el 17.02.2017] Apéndices Apéndice 1 Especie Elymus farctus Ammophila arenaria Andryala integrifolia Artemisia crithmifolia Asperula cynanchia Cakile maritima Calystegia soldanela Carex arenaria Carpobrotus acinaciformis Cerastium sp Crithmum maritimum Crucianella maritima Eryngium maritimum Euphorbia amygdaloides Euphorbia paralias Festuca fasciculata Honkenya peploides Hypochoeris radicata Koeleria albescens Lagurus ovatus Oenothera glazioviana Ononis sp Oranthus maritimus Pancratium maritimum Phleum arenarium Polygonum maritimum Polypodium vulgare Pteridium aquilinum Rubia peregrina Smilax aspera tipo de hoja herbacea herbacea pelos carnosas herbacea carnosas carnosas herbacea carnosas pelos carnosas coriaceas coriaceas pelos coriaceas herbacea carnosas pelos herbacea herbacea pelos pelos carnosas carnosas herbacea carnosas pelos coriaceas coriaceas coriaceas ...

Tags:
Comprar Previsualizar