Derecho Penal I - Tema 7 (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Penal I - Parte General y Teoría del Delito
Año del apunte 2014
Páginas 2
Fecha de subida 24/03/2015
Descargas 4
Subido por

Vista previa del texto

Derecho Penal I - Sergio Gomollón Lección 7: Ciencia del Derecho Penal.
La ciencia del Derecho Penal.
Al Derecho Penal lo acompañan y complementan dos disciplinas afines; la política criminal y la criminología. Además de estas, están, lógicamente, el Derecho penitenciario, el Derecho procesal penal.
A mediados del Siglo XIX, con los movimientos positivistas, que sólo aceptaban como ciencia aquello que había sido estudiado con el método científico, surgió la criminología, que estudiaba científicamente el delito como fenómeno social o antropológico, omitiendo los aspectos jurídicos del mismo. Frente a ese positivismo también surgió el positivismo jurídico centrando el delito desde un punto de vista exclusivamente jurídico.
El neokantismo supuso la superación del positivismo, porque distinguía entre dos tipos de ciencias: las de la naturaleza y las del espíritu, siendo la jurídica de las segundas, porque al estudiar el Derecho positivo, el objeto de investigación, es preciso acudir a una valoración.
Se separaron así, la dogmática penal y la criminología, como dos ciencias distintas que, incluso en ocasiones, se contradecían. Actualmente, se quiere superar este dualismo y reintegrarlas en una.
La dogmática jurídico penal.
El Derecho Penal carece de método, pues se limita a estudiar unas normas. Podrá hablarse de método en cuanto a la creación, interpretación y aplicación de las normas jurídicas penales, porque son actividades humanas, y sólo las actividades humanas tienen método.
La finalidad principal de la Ciencia del Derecho Penal es el conocimiento de éste. La actividad para conocerlo es dogmática, porque las normas jurídicas son dogmas en tanto que son una declaración de voluntad con intención de ser válidas para solucionar conflictos sociales. La Dogmática jurídico-penal se encarga de averiguar las normas, sus presupuestos, consecuencias, delimitar los hechos punibles de los impunes, etc.; cumpliendo así la función de garantizar, en un Estado de Derecho, los derechos del individuo frente al poder arbitrario del Estado.
Las normas siempre ofrecen la posibilidad de que haya más de una solución, pues parten de un consenso y no son como las leyes de la naturaleza. La dogmática, es una ciencia neutra, interpreta leyes progresivas o reaccionarias. Sin embargo, la dogmática debe estar orientada a limitar el poder punitivo del Estado y evitar los excesos de éste, además de !38 Derecho Penal I - Sergio Gomollón fundamentar las decisiones legislativo-judiciales conforme a los principios y fundamentos de un Estado de Derecho.
Tiene, pues, tres dimensiones la dogmática: la interpretación, la sistematización y la crítica al Derecho Penal positivo, que son todas ellas una única ciencia, una única unidad; son inseparables: son la dogmática jurídico-penal.
La política criminal.
La política criminal es el estudio de cómo se elaboran y aplican las leyes penales. No debe, el legislador, prescindir de la criminología, pero tampoco puede ser su única fuente.
Los factores que ayudan al legislador a establecer las normas penales son, por un lado, los factores normativos o de justicia y los factores empíricos o de utilidad, que juntos forman la política criminal.
Sería desproporcionado castigar un hurto con la pena de muerte, o amenazar con la privativa de libertad el impago de pensiones en los matrimonios disueltos, como hace el artículo 227 del Código penal, pues perjudica más a las víctimas de lo que beneficia. Luego, ambos criterios son necesarios.
En definitiva, a la criminología le interesan los factores de la criminalidad, al Derecho Penal su imputación y las consecuencias jurídicas del delito; a la política criminal los criterios para formar el Derecho Penal.
La Ciencia total del Derecho Penal une estas tres disciplinas.
La Criminología.
La criminología, que es más difícil de definir, además de estudiar el delito, estudia la persona del delincuente, a la víctima y el control social. El problema viene en determinar qué es el delito para la criminología. El objeto de la criminología es el estudio de la conducta desviada y también del delito o la criminalidad, por otro lado, también el proceso de definición y sanción de dichas conductas, es decir, el control social.
Hay principalmente tres corrientes; la criminología etiológica, que afirma que el delito o la conducta desviada es producida por factores etiológicos (biológicos, sicológicos, sociales, la interaccionista, que afirma que es consecuencia de la interacción personal; y la teoría del labeling approach que cree que son un resultado de atribución de los órganos de control social. 
 !39 ...