Historia Contemporánea España Tema 3 y 4 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 4º curso
Asignatura Història Contemporanea España
Profesor P.P.
Año del apunte 2017
Páginas 14
Fecha de subida 10/11/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 3: REVOLUCIÓN BURGUESA Y ESTADO LIBERAL (1833-1868) 3.1 El triunfo del liberalismo: reformas políticas y disidencias entre moderados y progresistas El período se inicia con la regencia de María Cristiana. Tendrá que promulgar el Estatuto Real en el 1934, donde se autolimita el poder del rey. También establece unas cortes bicamerales. El rey elaborará las leyes y las Cortes se limitan a aprobarlas y a votar los impuestos. La corona tiene mucho poder.
Los liberales progresistas, con ayuda de gran parte del pueblo protestan por la insuficiencia de las reformas y fuerzan a la regente a pactar con ellos. Habrá importantes revueltas progresistas en el verano de 1835 (revueltas urbanas de las Milícias y las Juntas). Estas pedían libertad de prensa, reunión de las Cortes, nueva ley electoral, extinción del clero regular, reorganización de la Milicia. La regente no tendrá otra salida y forma gobierno con los liberales progresistas liderados por Mendizábal.
Entre setiembre de 1835 y mayo del 1836 los progresistas están en el gobierno, pero cuando Mendizábal intenta una desamortización de los bienes eclesiásticos, la regente lo cesa y volverá la burguesía moderada.
Durante el verano se producen revueltas progresistas a las ciudades y el pronunciamiento de militares progresistas en el palacio de la Granja que obliga a la regente a devolver el gobierno a los progresistas desde agosto del 36 hasta finales del 37 con Calatrava al mando y esperando a una nueva Constitución. Finalmente, se hicieron unas nuevas cortes constituyentes y elaboraron la Constitución de 1837.
Constitución de 1837: - Soberanía nacional donde se mantiene la declaración de derechos.
- Poder legislativo: bicameral.
- Poder ejecutivo: rey con ministros. El rey también sanciona y promulga leyes.
- Poder judicial: tribunales de justicia.
- Religión: obligación de mantener culto y ministros de la religión católica.
- Poder local: electos.
El partido moderado tendrá mayoría en las Cortes y tendrá poder ejecutivo y legislativo.
La Milicia Nacional será controlada por los progresistas y tendrán más fuerza en el poder local. Se creará una dualidad que generará tensiones en ambos bandos. Lo moderados crearán una ley municipal donde los regidores podían ser escogidos por nombramiento popular, aunque solo tendrán competencias mínimas y el alcalde podría tomar decisiones ejecutivas y serían directamente nombrados por la Corona. Esta ley será promulgada a pesar de la sanción regia y provocará un seguido de pronunciamientos.
Con los pronunciamientos progresistas, María Cristina va al exilio y empieza la regencia de Espartero.
3.2 Las bullangas barcelonesas y el origen del movimiento obrero Entre septiembre de 1840 y 1843 el gobierno español estará en manos de la burguesía progresista encabezado por Espartero. Pero se verá en la contradicción de una clase dirigente que no quiere ver afectado su estatus y unos sectores populares urbanos que van obteniendo conciencia social. Habrá tensiones entre los liberales por las reformas que hay que hacer. En el 1842 firmará con Inglaterra un tratado de comercio de librecambismo.
Los moderados encabezados por María Cristiana harán rebeliones. Además, sectores importantes de la burguesía se van integrando a los moderados. A partir del verano de 1843 los progresistas están divididos y Espartero no tiene apoyos políticos. Se producirán Juntas Provinciales muy diversas que acabarán con la regencia de Espartero.
En el 1843, las revueltas de Narváez y O’Donell hacen que Espartero dimita y obligan a algunos progresistas a exiliarse. A finales del 43, los moderados controlan el poder y deciden declarar a Isabel mayor de edad con 13 años. También volverá María Cristina de su exilio.
Los sectores populares mostraran su rechazo a la situación económica y social. La primera bullanga será en julio de 1835, donde sectores del liberalismo barcelonés deciden aprovechar el malestar popular para forzar al gobierno del Estatuto Real a entrar en las transformaciones liberales. La represión provocó la bullanga que acabo con la entrada del general Bassa, que fue asesinado y destruidos monumentos en homenaje a Fernando VII. También se quemaron fábricas en propiedad de la burguesía. La otra etapa empieza en 1840, cuando acaba la Primera Guerra Carlina, después de la marcha del exilio de la regente y de los pactos de Espartero con Inglaterra. Espartero decidirá bombardear la ciudad desde el castillo de Montjuic.
A partir que avanza este siglo se produce un gran movimiento obrero plenamente organizado. En el 1833 se funda en Barcelona la fábrica Bonaplata, la primera accionada por vapor. En el 1840 se forma la Asociación de Tejedores que la encontraremos en todos los conflictos laborales de la época y será el primer organismo antecedente de un importante movimiento obrero.
3.3 La guerra civil La Guerra Carlina, aunque parece un conflicto dinástico, será una auténtica revuelta popular por sectores dirigidos con ideas del Antiguo Régimen. Aunque los grandes protagonistas serán los campesinos que participan de manera violenta. Los campesinos se posicionan a favor de los carlistas, pero no apoyan el feudalismo. Estos vivían en una sociedad tradicional integrada por tres ideas: dios, patria y rey.
A partir de 1833 empezaron a surgir partidas armadas desde el campo, como la del cura Merino, que moviliza 10.000 hombres. Tendremos partidas de Cataluña hasta Galicia.
Del 1833 al 1837, el ejército carlista dispone de cierta movilidad, presenta un reto contra el estado liberal, aunque no consigue estabilidad territorial excepto en el País Vasco, Navarra y zonas rurales de Cataluña. Tenemos que destacar líderes militares como Zumalacárregui o Cabrera.
En el 1837, la situación cambia con el poder de la burguesía y los progresistas dirigidos por Espartero. Estos convencen a parte de la nobleza que abandona el carlismo beneficiados por las desamortizaciones.
Poco a poco se va aislando al ejército carlista hasta el 1839. Donde el general carlista Maroto pacta la rendición con Espartero, el Convenio de Bergara. En el 1840, Cabrera atraviesa la frontera francesa con los últimos 10.000 hombres que quedaban.
3.4. La estabilidad moderada (1844-1854) En la primera etapa habrá una fuerte represión de la burguesía moderada contra cualquier oposición a su poder. Las primeras medidas fueron eliminar los accesos democráticos del trienio anterior para continuar con la labor de institucionalizar un poder cada vez más centralizado en las clases hegemónicas. Se disuelve la Milicia Nacional, limitan la libertad de prensa, restablecen la ley de ayuntamientos y se crea la Guardia Civil.
La Guardia Civil llevará a cabo el caciquismo, este cuerpo armado es un instrumento de uniformar y de centralización política, disciplinados, jerarquizada a nivel militar, subordinada y dependía del poder civil. En 10 años pasa de tener más de 10.000 hombres y 1000 destacamentos.
Aparecerá la Constitución de 1845: - Soberanía compartida - Poder legislativo: bicameral - Poder ejecutivo: rey con ministros. El rey sanciona y promulga las leyes. Tiene derecho a veto y inviolabilidad del rey.
- Poder judicial: Tribunales de justicia - Religión: católica, apostólica y romana. Se mantiene el culto.
- Poder local: electos. La ley determinará la intervención de los delegados del gobierno.
Una medida importante fue el Concordato con la Santa Sede en el 1851. Esto servía para reconciliar a la iglesia con el régimen liberal por la expropiación de tierras. La iglesia aceptará la nacionalización, privatización y venta de sus tierras a cambio de que el estado reconociera la religión católica como la única que existía en el conjunto del estado y supervisará el sistema educativo. El Estado se comprometía a mantener el culto y el salario permanente de la iglesia.
Esta primera década moderada fue de gran estabilidad. Excepto en Cataluña por la insurgencia carlista y campesina, que será la Guerra dels Matiners (46-49). La boda de Isabel II con Francisco de Asís (homosexual), provocó una fuerte crisis.
Después de 10 años, el régimen moderado entra en crisis a partir de diferentes escándalos financieros derivados de las primeras concesiones ferroviarias. Se crearán núcleos conspiradores con O’Donell como líder de un nuevo pronunciamiento y acompañado de un movimiento popular que lucharán contra el sistema militar y el impuesto de consumo. En junio de 1854 acaba ganado el pronunciamiento de Vicálvaro.
Los liberales progresistas volverán al poder con Espartero y se firmará el Manifiesto del Manzanares firmado por Antonio Cánovas del Castillo.
3.5 La reforma de Mon y el capitalismo especulativo: el fracaso de la revolución industrial española El estado empieza a tener problemas con hacienda y generará deuda pública que irá aumentando a medida que avanza el siglo XIX. La misión será la construcción de un sistema generalizado, donde aparecerá una burguesía especulativa que controlará las finanzas y los negocios. Pero no se llega a unas necesidades mínimas para pagar los gastos del Estado. La reforma empezará ante la necesidad de reformar la fiscalidad del Estado y conseguir la igualdad de deberes contributivos de todos los ciudadanos.
En el 1844, Alejandro Mon, como ministro de Hacienda, intentó realizar la reforma fiscal definitiva. Esta reforma agrupa toda la fiscalidad y se establece un sistema que contempla unas contribuciones directas sobre las industrias, comercio y tierras. Y un segundo sistema de contribuciones indirectas en las aduanas. El Gobierno se reserva algún monopolio como el tabaco, la lotería, sal o pólvora.
El resultado fue desastroso porque no había un sistema estadístico centralizado para saber quién tenía industrias o comercios para pagar las contribuciones directas. Por lo que las clases populares fueron los que tuvieron que mantener el Estado con el impuesto del consumo. La burguesía moderada será la gran beneficiada para utilizar la deuda pública para especular y aparecerán los primeros bancos y la bolsa. Aparecerán cada vez más bancos, tendremos bancos privados como el de Barcelona o extranjeros como el Rothschild. El banco de España se creará durante el bienio progresista. Las inversiones extranjeras buscan su propio beneficio en su país.
El sector minero hasta el 1849 dependía de la Corona. Con la Ley de Minas (1849), se proclamó que las minas formaban parte de la Nació, ya se exploten para ella misma o las ceda con garantías a particulares.
La construcción del ferrocarril hubiera servido para potenciar la industria metalúrgica, pero se impusieron los intereses especulativos. En el 1848, se inauguró la primera línea ferroviaria Barcelona-Mataró. En el 1855, con la Ley del ferrocarril había luchas para conseguir concesiones ferroviarias. Esta ley permitía el transporte de material ferroviario sin tener que pasar aduanas. Del 55 al 56 se crearon 5.000 km de vía ferroviaria en España. Permitió un crecimiento financiero del Estado. Esto explica el fracaso de la industrialización en España, excepto en Cataluña con la industria del algodón. El proteccionismo perjudicó, los productos exteriores como el maíz era más caro que el local (Barcelona). Las polémicas entre librecambismo o proteccionismo será contrastante.
3.6 El bienio progresista (1854-1856) Con la burguesía en el poder se volvió a plantear la creación de una nueva Constitución.
Lo más relevante es la nueva legislación económica con desamortización civil de las tierras, ley del ferrocarril y la ley sobre las sociedades anónimas. Parecía que habría una etapa de crecimiento económico que sería artificial.
La desamortización de Madoz culminó todo este proceso en el Estado Español. Las consecuencias serían la acumulación de tierras en pocas manos de la antigua nobleza o de la nueva burguesía especulativa. La obsesión de la burguesía es comprar tierras y acabará cambiando la estructura de la propiedad que priorizará la gran propiedad agraria y provocará la expropiación de tierras a campesinos que llevan años corneándola. También empezará a aparecer la idea de la República. En el 55 se produce la primera huelga general en Cataluña. Será un momento clave para la consolidación del movimiento obrero español.
La situación de conflicto permanente que duró todo el 1856, llevó a Espartero a la misma contradicción que en los años 40-43. La burguesía se puso en contra de las clases populares por querer mantener sus riquezas. O`Donnell conspirará tanto contra progresistas y moderados y dará un nuevo golpe de estado y recuperará la Constitución de 1845.
3.7 La “Unión Liberal” y la desaparición de un modelo político El nuevo gobierno fue represivo y utilizó a la Guardia Civil y el Ejército para ello. En el 1857, encontramos una auténtica insurrección campesina donde el grupo armado ocupa desde Sevilla hasta Utrera. Acabó con la intervención del ejército y una fuerte represión (95 fusilados).
Los años iníciales con el poder de Narváez (moderado conservador más radical) fueron más represivos. En dos años parecía que la reina Isabel II volvía en formas de poder absolutista e intervenía en el poder. Estaba influenciada por el padre Clavet y sor Patrocinio que no podían evitar la fogosidad sexual de la reina.
A partir de 1856, O’Donell tendrá un papel importante después de la creación de la Unión Liberal. Pretendía ser una organización política moderada situada entre el progresismo y moderados más radicales. Suelen ser una burguesía con poder que quería que la administración del Estado fuera racional y adaptarse al nuevo capitalismo de la sociedad. Hasta el 63, en España, hubo una cierta estabilidad social y económica.
Habrá expansiones militares en el extranjero para perfilar las características de un nacionalismo español y para acabar con las listas de paro entrando en el ejército. Son las siguientes: 1858: intervención del ejército español junto a una expedición con Francia a la Conchinchina.
1859: O’Donnell prepara una expedición del sultán de Marruecos porque cree que ha insultado a la bandera española y que acabó con la conquista de Tetuán. En el 1860 se firma el Tratado de Tetuán que sirve para que España amplíe los límites de Ceuta.
1861: expedición conjunta con el ejército francés y británico a México con el pretexto de que el país centroamericano pague las deudas de los tres países. El general Prim será el líder de la conquista de Veracruz y se da cuenta que los intereses de los aliados es muy diferente.
1861: Santo Domingo, que era independiente, decidió reincorporarse de manera unilateral al Estado español. En el 65, se decidió desprenderse de Santo Domingo.
A partir de 1863, Unión Liberal empieza a entrar en crisis. Isabel II empieza un proceso de desacuerdo con O’Donnell y devuelve el poder a Narváez. El general Prim que pretendía gobernar tuvo una gran frustración. La política de Isabel II del 43 al 63 va desapareciendo y se reinicia la dinámica conspiradora que provoca el acercamiento entre progresistas y el Partido Demócrata.
En el 1866, se producen los primeros pronunciamientos progresistas que fracasan como el de Villarejo o San Gil. En agosto de 1866 se firma el Pacto de Ostende entre progresistas y demócratas para unir fuerzas y acabar con el sistema isabelino. Unión Liberal acabará uniéndose a movimientos conspiradores como el de Serrano. La crisis final del sistema coincide con la crisis financiera internacional del 66 y la crisis de subsistencia del invierno del 68.
TEMA 4: EL SEXENIO REVOLUCIONARIO (1868-1874) 4.1 Las causas de la revolución de septiembre En el septiembre de 1868 se produce el pronunciamiento acompañado de una importante movilización popular que acaba con la monarquía y se abre una nueva etapa.
El sistema isabelino no tiene salida y no puede mantenerse por el aislamiento de la monarquía por los movimientos conspiradores. La crisis financiera del 66 se dio en el mundo capitalista internacional que empezó en Londres. Las causas que llevaron a la crisis a España eran por la situación local como puede ser la falsa euforia financiera que predominaba entre el 55 y 64 por la construcción del ferrocarril. Pero esto fue un fracaso, ya que el tráfico de pasajeros y mercancías no servía ni para cubrir costes. Las acciones de bolsa del ferrocarril perdieron valor y los bancos y entidades de crédito que tenían estas acciones se vieron atrapadas.
También se produce una gran crisis en las Compañías de Aseguranzas que luchaban contra las quintas. Había unas sociedades de crédito que procuraban la redención del servicio militar previa suscripción de una póliza de aseguranzas a términos anuales o semanales que se pueden alargar entre 18-20 años. Había una gran mortalidad yendo al servicio militar, con un trato nefasto y humillante, malas condiciones sanitarias y de larga durada. Pero solo las grandes familias tienen la posibilidad de pagar estas cantidades, esto explica que surjan estas compañías para sectores de clase media y pequeños propietarios. Con la crisis del 66, muchas asociadas a bancos tuvieron que cerrar. También habrá una crisis de la hacienda pública española que empeora con la deuda pública.
También destacar las malas cosechas y las pocas exportaciones que llevó al hambre.
Primero en la periferia, donde son consumidores y no productores. En agosto del 67, se permite la importación del maíz que no llega al interior peninsular por los altos costes de transporte. Comunidades como las dos Castillas, Aragón, Extremadura o Andalucía empiezan a pasar hambre y provocan motines sobretodo en invierno del 68. La respuesta del gobierno fue enviando a la policía y al ejército.
4.2 La caída de Isabel II y el reinado de Amadeo I La crisis del capitalismo español contribuyó a que los dirigentes conspiradores se dieran cuenta de que hacía falta una remodelación política en profundidad. Del 68 al 74 tiene que ser una transformación controlada sin cambios muy extremos e incontrolables.
A finales del 68, la armada de Cádiz se pronuncia contra el gobierno y se extiende por otros cuartales. También habrá un importante movimiento popular. Finalmente, los sublevados consiguen derrotar a las tropas isabelinas en el Puente de Alcolea y el ejército llega a Madrid y consigue el poder con una política que se basa en controlar a los sectores populares. Esta revolución será conocida como La Gloriosa y liderada por Prim, Serrano y Topete. Habrá un gobierno moderado y conservador que controlará la situación del país. El 13 de octubre, una segunda circular del gobierno temporal, insta a que se forme un gobierno y diputaciones para normalizar las instituciones y conseguir la centralización del poder. El 19, la Junta de Madrid decide disolverse y insta a otras Juntas a que le sigan.
Cuando los progresistas llegan al poder quieren rehacer rápidamente la política. Nos encontramos en un momento con muchos ideales: burguesía progresiva y Unión Liberal, alternativa popular republicana, movimiento obrero que se alinea con los republicanos, una burguesía moderada y los carlistas. En este marco de contradicciones el nuevo régimen tendrá que luchar contra la tarea de definir el sistema de gobierno salida de la revolución y hacer frente a la situación económica y social. Finalmente, se forma la Constitución del 69 que no está bien acogida por la iglesia católica, conservadores y burguesía. Solo satisface a un sector minoritario de la sociedad española. Además, habrá que buscar a un rey que asuma esta monarquía.
Constitución del 69: - Soberanía nacional con el mantenimiento de derechos democráticos.
- Poder legislativo bicameral - Poder ejecutivo: rey con ministros. El rey puede ejecutar las leyes. Mantiene su inviolabilidad y la responsabilidad de los ministros.
- Poder judicial: Tribunales de justicia - Religión: la nación obliga a mantener el culto y los ministros de la religión católica, aunque garantiza el ejercicio público privado de otros cultos.
- Poder local: se organiza a través de leyes propias y especificas.
Hasta noviembre de 1870 no se encontró al nuevo rey, que sería Amadeo de Savoia que gobernaría a partir de enero de 1871, sustituyendo la regencia de Serrano. Se encontró un panorama desolador con el asesinado del general Prim (principal apoyo). Además, la mayoría de la población no tuvo una gran acogida y la nobleza española le hizo un vacío ya que eran borbónicos.
Habrá limitaciones de la política social con dos grandes reivindicaciones con el impuesto de consumo (abolido en septiembre del 68) y las quintas (recuperadas por Prim en el 69). La crisis de subsistencia del 68 se mantenía y el gobierno prohibió la exportación.
También se prohibió el cambio del campo a la ciudad o los mendigos.
Con la política económica había mejores expectativas. La cotización de la deuda pública en Madrid subió y también la cotización de las compañías ferroviarias en la bolsa internacional, sobretodo en París. Pero con la crisis de hacienda la situación no mejoró.
Figuerola también puso en marcha una reforma arancelaría con ideas del librecambismo, con la entrada de más productos básicos del extranjero para rebajar costes de vida, aumentar el comercio por precios más bajos y la mejora de la hacienda pública. Pero en un país que había sido proteccionista, provocó mucho revuelo en el Parlamento y en la prensa. Por lo que no consiguió solucionar la situación.
4.3 Republicanismo, federalismo y movimiento obrero Durante todo este período el programa gubernamental de la burguesía conservadora se verá debatido por los republicanos y el movimiento obrero industrial. Tenemos el Partido Republicano Democrático Federal que tiene el objetivo de conseguir una república federal y en las primeras elecciones tuvo importantes votaciones en la periferia.
El republicanismo participó en todos los motines populares y obreros, por lo que fue un movimiento muy popular y beligerante. En mayo del 69, se firma el Pacto de Tortosa, que les permite que se forme el republicanismo por todo el estado. El objetivo era establecer la república por la base insurreccional. En los meses de septiembre y octubre del 69 hay la primera insurrección republicana que empezó en Cataluña, pero que se extiende por Andalucía, Murcia, Zaragoza y representa un cierto consenso entre la coalición gubernamental y el sector republicano. Habrá movimientos parecidos en el 70 en Barcelona contra las quintas.
El movimiento obrero estaba muy presente en Cataluña, aunque se extiende rápidamente. En Barcelona hay una Dirección Central de estos movimientos obreros que al final de año convoca un congreso. Este movimiento era partidario de la república, partidarios de que las clases obreras participen en las elecciones y el cooperativismo. La situación empezará a cambiar con la introducción de las ideas internaciones y con los pensamientos de Bakunin que se producirá a finales del 68. En el 64, se había creado la Primera Internacional (AIT) en Londres, donde convivían las dos grandes tendencias del movimiento obrero con la anarquía de Bakunin y las ideas marxistas. La llegada de Fanelli a finales del 68, enviado por Bakunin, y organiza los primeros núcleos en Madrid y Barcelona. El movimiento obrero irá desenganchándose del republicanismo poco a poco. En el 70 se hace el primer congreso y aparece la Federación Regional Española de la AIT.
Cuando Amadeo jura la Constitución en enero del 71 y tendrá una situación conflictiva.
La masa republicana no abandona la lucha armada a pesar de las discrepancias internas.
Habrá nuevas insurrecciones en octubre del 72 en Ferrol y un mes más tarde con un motín contra las quintas. Después del Congreso de Barcelona se expande el movimiento obrero y el gobierno prohíbe la internacional en el 72. En junio del 72 se produce la ruptura final entre marxistas y anarquistas.
En la rama del progresismo, querían restablecer el trono borbónico con conspiraciones alfonsinas. La iglesia, que seguía teniendo influencia en las clases medidas y movimiento rural y tenía posiciones contraria al régimen de Amadeo I. En cambio, en el interior de España, la oposición más radical venía del carlismo.
En abril del 1972, el carlismo lleva a cabo el primer levantamiento y a finales de año se iniciará la Segunda Guerra Carlina en el País Vasco. Pero el fracaso de Amadeo se producirá por la falta de consenso interno y la división del partido progresista.
Tendremos por un lado el político Sagasta más de derechas, unionista y en contra de las libertades democráticas. Y en contra, los liderados por Ruiz Zorrilla, más radicales. Que quieren ampliar la base del nuevo sistema atrayendo a los demócratas y republicanos.
Amadeo abdica de la Corona delante de las Cortes Generales. Los radicales progresistas de Zorrilla proclaman de forma inmediata la república. Durará desde febrero del 1973 hasta diciembre del 1974.
4.4 La guerra de Cuba y la tercera guerra carlista También conocida como la Guerra de los Diez Años o Guerra de Cuba (68-78), fue la primera de las tres guerras cubanas de independencia contra las fuerzas coloniales españolas. La guerra empezó con el Grito de Yara y con el líder Carlos Manuel Céspedes.
La revuelta se inicio por no aplicar la Constitución en Cuba, los duros impuestos y la crisis económica, la falta de libertades y los prejuicios raciales junto a la esclavitud. Cuba tenía gran importancia por la importación de tabaco, azúcar y café.
La tercera guerra carlista se desarrolló en España entre los años 1872 y 1876, entre los pretendientes de Carlos VII y los gobiernos de Amadeo I y Alfonso XII. En las elecciones de abril de 1872 dieron a los carlistas la opción de rebelarse. El partido de Carlos había perdido trece escaños en las elecciones en medio de acusaciones de fraude. La indignación fue máxima y el 21 de abril se inició la guerra. Los principales focos fueron en el País Vasco, Navarra y Cataluña.
4.5. La Primera República La República tuvo que reducir los gastos públicos en la situación de crisis y consiguió salir de este problema al dar varias minas a compañías francesas. Empezaron a surgir nuevos problemas con la intransigencia de muchos sectores republicanos que querían revolución. Se crearán muchas Juntas Revolucionarias que destituyen los ayuntamientos monárquicos e intentan instaurar de manera inmediata la república federal. Se reinicia la ocupación de tierras y los campesinos serán los nuevos federales. Durante 11 meses habrá 4 presidentes: Figueres, Pi i Maragall, Salmerón y Castelar.
El primer período sería desde el febrero del 73 hasta enero del 74 con el golpe de Estado del general Pavia. Estos meses vienen marcados por las diferencias entre los republicanos contra los sectores más intransigentes. De febrero a abril los federales gobiernan junto a los radicales y tomaran medidas satisfactorias para las reivindicaciones populares. En mayo del 73 se celebran elecciones constituyentes con muy poca participación (40-30%). En las Corte sabrá mayoría republicana. El Parlamento empezará a legislar en materia social por primera vez en la historia.
4.6 El golpe de Estado del general Pavía y la dictadura de Serrano A partir de junio del 73 se iniciaron los primeros movimientos insurreccionales que acaban de explotar en julio. La primera ciudad será Alcoi, días después Cartagena, que se proclama independiente con el movimiento cantonalista que se extiende por el área mediterránea, donde Cataluña quedará al margen. El inicio de este movimiento y con la presentación de dos proyectos de constitución ante las Cortes llevó a la dimisión de Pi i Maragall. La incapacidad de la república para garantizar el orden y controlar el conjunto del país, llevó a la intervención militar de Pavia. Este pondrá fin a esta república federal y da el poder militar a Serrano.
El segundo período será desde el golpe de estado de Pavia en enero de 1974 hasta el pronunciamiento de Martínez Campos (diciembre 74)- En este período habrá un desplazamiento hacia las izquierdas. Serrano reprimirá internacionalistas, federales y republicanos. Dará libertad a los ciudadanos y militares contrarios a los republicanos donde estará la figura de Sagasta. Con el pronunciamiento de Martínez Campos en diciembre del 74 se acaba el sexenio y volverá la monarquía borbónica.
...

Comprar Previsualizar