Tema 1 (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Constitucional III
Año del apunte 2014
Páginas 9
Fecha de subida 26/03/2015
Descargas 13
Subido por

Vista previa del texto

Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III Parte I. Régimen de los derechos fundamentales en la CE y sus garantías.
Lección I. Los derechos fundamentales. Concepto y evolución histórica.
Los derechos fundamentales: delimitación conceptual.
El objeto que se estudia en la presente asignatura son los derechos fundamentales en el marco constitucional, no simplemente en la CE, sino en el marco constitucional. La Constitución, además de ser la norma superior (en la perspectiva formal) y suprema (en la material) del ordenamiento jurídico, dándole sentido y validez, tiene la peculiaridad de tener numerosos preceptos de redacción imprecisa y vaga, no obstante, tal peculiaridad hace que tenga un carácter abierto.
Tal carácter abierto hace que no tengan en sí mismos un significado conciso y preciso, los preceptos constitucionales, sino que requieran de una interpretación constante, más allá del texto constitucional, con el fin primordial de identificar el significado y alcance de los derechos constitucionales.
Pero, ¿a qué hacemos referencia cuando hablamos de derechos fundamentales? Se trata de auténticos derechos subjetivos, y, como tales, confieren facultades de actuación a su titular, que deben ser reconocidas y respetadas por los demás y, en especial, por los poderes públicos. Sucede que, no obstante, tienen unas diferencias con respecto a los derechos subjetivos que nacen a partir de un negocio jurídico, pues, los derechos fundamentales, emanan de la Constitución, y sólo existen porque esta lo dispone, concediendo la titularidad de los mismos a los ciudadanos, al margen de cuál sea la voluntad de estos, y son derechos que configuran los espacios de libertad y dignidad de la persona humana.
Además, los derechos fundamentales conforman las bases o fundamentos del cuadro de derechos que el ordenamiento jurídico asegura a la persona. Estudiaremos, sin embargo, más adelante (infra) que hay distintas clases de éstos derechos fundamentales: algunos son directamente exigibles y otros son normas incompletas cuya exigibilidad dependerá de un futuro desarrollo legislativo.
—5 ! — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III La interpretación de tales preceptos incompletos es función del Tribunal Constitucional, que interpreta constantemente de acuerdo con la realidad social imperante en el momento, los derechos y los delimita al contexto en el que debe ser aplicada la Constitución.
Además, también corresponde al legislador, pues la gran mayoría de derechos tienen leyes que los desarrollan: el legislador dota de contenido, más allá del mínimo constitucional, a los derechos, regulando las condiciones de ejercicio para los titulares.
Estudiaremos también, aunque no en profundidad, que además del cuerpo interno, el Estado tiene relaciones internacionales con otros organismos supraestatales: las organizaciones internacionales, y algunas de ellas tienen el fin de proteger los derechos de las personas; con carácter exclusivo o no (Consejo Europeo de DDHH, entre cuyos órganos está el TEDH). Al ratificar tratados internacionales (ver Derecho Constitucional II), el Estado se compromete a respetar y proteger dichos derechos. Los Estados, manteniendo relaciones internacionales, alcanzan un consenso sobre unos mínimos con respecto a los derechos fundamentales, por ejemplo, en la ONU.
En conclusión, para interpretar los derechos no es suficiente acudir al ordenamiento interno y a lo que establezca el legislador o interprete el Tribunal Constitucional, habrá que acudir también al ámbito internacional: a la Carta Europea de DDHH de 1950, cuyo intérprete será el TEDH.
***** Cuando hablamos de los derechos fundamentales, hablamos de un conjunto de facultades reconocidas a un individuo frente a otros sujetos, sean estos poderes públicos u otros particulares, reconocidos por una norma jurídica, que es la Constitución Española de 1978, que permiten, en caso de infracción de las facultades reconocidas, exigir la restitución de forma directa ante un Tribunal, pues la infracción del derecho supone también la infracción de la norma que lo reconoce.
Otro elemento esencial de los derechos son las garantías, que se estudiarán en las lecciones IV y V (infra). Históricamente se concebían como un elemento accesorio al derecho, pues la garantía era el instrumento para dar eficacia al derecho, no obstante, actualmente, la noción de derecho incorpora en sí misma la garantía, y por ello son exigibles de forma directa ante los tribunales.
Los derechos tienen dos dimensiones: una formal y una material: —6 ! — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III a) Formalmente hablamos de los derechos como normas jurídicas, como algo expresado y recogido en una norma, y si la norma es fundamental, superior y suprema, dichos derechos pasarán a ser derechos fundamentales, coincidan o no con los derechos naturales.
b) Materialmente concebimos los derechos fundamentales como todos aquellos que corresponden a una persona por su propia naturaleza; con independencia de que haya normas que los reconozcan y los protejan. Históricamente se hablaba de ellos como los derechos naturales del hombre1.
No siempre coinciden estas dos perspectivas de los derechos, aunque bien es cierto que suelen hacerlo.
En definitiva, los derechos son fundamentales porque forman parte del contenido de la norma fundamental, y además de su perspectiva subjetiva, son auténticas normas jurídicas protegidas por la norma superior y suprema. No podemos hablar de derechos fundamentales cuando nos referimos a los del ordenamiento supra o infraestatal, sino de derechos; aunque podamos otorgarles ciertos nombres (derechos humanos, etc.). Así pues no es equivalente hablar de Derechos Humanos y Derechos Fundamentales; Derechos de la Personalidad y Derechos Fundamentales, etc. Del mismo modo, no todos los derechos constitucionales son fundamentales, pues dependerá de las garantías que contengan, pues no todos tienen eficacia directa.
{Excurso: elementos de los derechos fundamentales.} Cuando estudiemos los derechos fundamentales en particular, deberemos tener en cuenta que sus elementos son: a) La titularidad b) El contenido, es decir, las facultades de actuación c) Las condiciones de ejercicio d) Los límites del derecho e) Los sujetos obligados.
Clasificación de los derechos.
Por ej., LOCKE hablaba de la libertad como concepción natural; HOBBES del pacto entre hombres libres e iguales, ROUSSEAU del contrato social; encontramos también la concepción de derechos naturales en la Declaración de Derechos de Virginia de 1776 en su aptdo 3.; y en el art. 2 de la Declaración de Derechos del Hombre y del ciudadano de 1789.
1 —7 ! — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III Clasificamos los derechos en: a) Derechos de la persona o de libertad.
b) Derechos políticos o de participación.
c) Derechos sociales o prestacionales.
Hoy en día, existen ciertos derechos que son reivindicados por algunos, que no están formalmente reconocidos, pero en nuestro estudio nos centraremos en los derechos fundamentales de la Constitución Española de 1978. Más adelante estudiaremos más a fondo cada una de estas categorías.
La evolución histórica de los derechos fundamentales y constitucionalización de los derechos.
Con el fin de comprender el origen de los derechos fundamentales, analizaremos brevente su evolución histórica.
La Constitución surge históricamente como un instrumento de lucha contra el Estado Absolutista, porque allí aparecen escritos los nuevos postulados en los que se basará la concepción de una comunidad política organizada: el Estado moderno. Las constituciones son fruto de un poder constituyente y suponen un acto de autodeterminación política del pueblo soberano (ver supra Derecho Constitucional I, concepto de Constitución y evolución histórica).
Los postulados liberales se manifiestan en el contenido, y además legitiman el poder del Estado (cuyos elementos, recuérdense, son el poder, el pueblo y el territorio), donde la soberanía pasa a la Nación (el conjunto de personas que integran un pueblo). Los individuos que forman la Nación pactan entre ellos y ceden parte del ejercicio del poder a los órganos del Estado, que serán permanentes y despersonalizados; a partir de entonces se habla de la separación de poderes, pero los titulares de la soberanía se reservan una parte del poder, que son precisamente los derechos.
Los derechos han venido siendo un elemento esencial del Estado liberal, y son imprescindibles en toda Constitución como documento que formaliza un pacto, pues en el fondo responde a la premisa de la separación de poderes.
Además en la filosofía liberal, contra a la sociedad estamental surge el concepto de ciudadanía, basado en la libertad y la igualdad de los individuos que la componen.
El poder más importante es el del parlamento, pues en él están representados los ciudadanos, la Nación, pero además responde a la voluntad suprema del soberano: el —8 ! — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III individuo. Obsérvese que en realidad, la norma históricamente más relevante en la evolución del constitucionalismo continental, no es ni siquiera la Constitución, mas sí lo es la Ley, porque ésta tiene su origen en el parlamento, que representa la soberanía nacional, y por encima de ésta no hay otra, por lo que, la Constitución no es una Constitución del pueblo, sino que en la práctica generalmente era: a) o bien una carta otorgada por el Rey b) o una constitución pactada, entre el pueblo y el Monarca.
Las Constituciones stricto sensu aparecen más adelante adquiriendo un valor normativo, pero en principio no es así, sino que eran una mera limitación del poder del monarca, no una norma jurídica, sino un compromiso. Era la ley la que condicionaba y definía el ejercicio del resto de poderes.
La doctrina de la separación de poderes divide en tres los poderes del Estado; el legislativo, que legisla, el ejecutivo, que en un principio se encarga de ejecutar las leyes, y el judicial, que dirime los conflictos.
En el Siglo XIX la norma suprema es la ley, no la Constitución, pues los derechos eran la traslación de un pacto, de un compromiso, y son desarrollados por la ley, siendo el parlamento (el legislador) el que los dota de contenido. Sucede que de ahí hemos extraído y tenemos actualmente la garantía de la reserva de ley, que implica que sea el legislador el que apruebe una ley para desarrollar o regular las condiciones de ejercicio de los derechos, excluyendo expresamente al poder ejecutivo para que no pueda éste desarrollar los derechos.
En definitiva, los primeros derechos se manifiestan en las constituciones liberales, pero había precedentes en el constitucionalismo británico, que desde el Siglo XIII ya tenía una Carta Magna, en la que aparecen una especie de derechos primitivos. También en el Siglo XVII aparece la petition of rights, bill of rights y habeas corpus act. Allí aparecen escritos lo que más tarde se convertirán en derechos, que en aquella época no tenían un valor normativo. Se trasladan a un documento los institutos y costumbres de la época, que se predicaban para determinados individuos de determinados estamentos y que pretendían que fueran un compromiso de respeto que el monarca adquiriera respecto a los estamentos.
El concepto de derecho [subjetivo], se contraponía pues al de privilegio, se otorgan al os individuos respecto a un destinatario, con las facultades de hacer o no hacer alguna cosa.
—9 ! — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III Los primeros documentos en los que hay declaraciones de derechos garantizados a todos los individuos, sin valor jurídico pero aún así positivizados, son en: a) La declaración de derechos de Virginia de 1776.
b) La declaración de derechos del hombre y del ciudadano francés de 1789, a la que remite la constitución francesa de entonces, que no tenía una declaración de derechos.
c) La constitución americana de 1787, que no los contenía en el texto primero, pero que se van añadiendo a través de las enmiendas I a X aprobadas por todos los Estados hasta 1791.
Un hecho histórico de vital importancia es el caso Marbury contra Madison de 1803, que es cuando se consolida la concepción de la Constitución [americana] como norma jurídica superior y suprema. Esta Sentencia supone consolidar el valor normativo y jurídico de la Constitución, por un lado, pasando así a no ser un mero texto político sino una verdadera norma jurídica, que pasará a traducirse en la existencia de una justicia constitucional, que en el caso americano será difusa pues la separación de poderes es estricta; por otro lado, serán los tribunales los que controlen la aplicación y eficacia de la ley, pero todos los miembros del Poder Judicial, no sólo el Tribunal Supremo, y todos son competentes para ejercer el control de constitucionalidad (modelo difuso) inaplicando las leyes que a juicio del juzgador sean inconstitucionales.
En EEUU distinguimos 3 fases en cuanto a los derechos fundamentales: 1) En primer lugar aparecen los derechos mediante una declaración (declaración de derechos de Virginia de 1776).
2) En segundo lugar se constitucionalizan los derechos en 1791, a través de las 10 primeras enmiendas a la Constitución americana.
3) Finalmente se fundamentalizan los derechos a partir del caso Marbury Vs. Madison de 1803.
En Europa, además, clasificamos los derechos, pues su origen está ligado al de la Constitución en 3 etapas: 1) Los primeros derechos son los derechos de libertad, que aparecen en las constituciones liberales de principios del Siglo XIX, cuyo soberano es la Nación y no el Pueblo. Ejemplos de tales derechos son la libertad de opinión, pensamiento, expresión, religiosa (no existe en España al principio), la igualdad formal, la propiedad — !10 — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III privada y la seguridad, pero no el voto. Estos derechos, sin embargo, carecían de verdaderas garantías, eran derechos que se predicaban frente al Estado.
2) Los derechos de participación, aparecen después, con el Estado democrático, que cambia el sujeto de la soberanía: que pasa a ser el Pueblo, y el poder, por ende, de todos los individuos que lo integran, pasando el voto a ser un derecho y no una función. Otros derechos de participación son el de petición, el de reunión, manifestación y el de asociación.
3) La última etapa es la que se denomina constitucionalismo social y se incluyen derechos de otra categoría, en los que el Estado pasa a ser un interventor para adquirir una igualdad de carácter material; el Estado tiene como fin garantizar el bienestar común, por lo que aparece una nueva hornada de derechos, que son los sociales o prestacionales, y que se predican solo a algunos individuos englobables al mismo colectivo. Los primeros textos constitucionales en los que los encontramos son la Constitución de México de 1917, la de la República Alemana de Weimar, y la de la Segunda República Española de 1931. Ejemplos de estos derechos son los derechos de los trabajadores, los consumidores, la educación, la salud. Además de esto, algunos derechos clásicos de libertad pasan a ser modulados, dotándose de un contenido social: como la asociación sindical, la huelga, etc; y la igualdad formal pasa a ser material, exigiendo trato distinto para situaciones distintas, prohibiéndose eso sí la discriminación, pero no el trato distinto justificado.
 La propiedad privada y la libertad de empresa se predicará a partir de entonces que tienen una función social, todo ello con el fin de alcanzar una igualdad material. No obstante, muchos de estos derechos no tienen las mismas garantías que los derechos clásicos. Nótese que esta etapa histórica se solapa con la aparición de la justicia constitucional kelseniana.
El valor normativo, es decir, la adquisición de garantías de los derechos fundamentales, aparece antes de la tercera etapa, de los derechos sociales. Los rasgos son: a) Aplicabilidad, que es la capacidad de ser aplicables directamente, que sean normas (normatividad).
b) Eficacia directa, que hace referencia a la justiciabilidad, a la capacidad de ser exigidos ante un tribunal de justicia. Los derechos sociales son aplicables pero no tienen eficacia directa, porque no tienen justiciabilidad, por eso parte de la doctrina no los considera verdaderos derechos.
— !11 — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III El reconocimiento y la protección internacional de los derechos humanos, con especial referencia al Consejo de Europa y a la Unión Europea.
Los Estados tienen relaciones entre ellos y en ocasiones se crean organizaciones internacionales, fruto de tales relaciones. Veníamos definiendo una organización internacional como una comunidad organizada creada para conseguir determinados fines y con poderes atribuidos y reconocidos por los Estados que la forman que se concretan en diversos órganos para lograr los fines de dicha organización. Las organizaciones internacionales son de dos clases: a) Organizaciones internacionales clásicas, que son organizaciones de cooperación en las que los Estados unen sus esfuerzos y, junto con otros Estados, tratan de alcanzar los fines del compromiso que adquirieron, dotando a la organización internacional de órganos en los que participan los Estados para tomar ciertas decisiones. Los Estados, a pesar de ello, son soberanos en todo momento, no pierden la más mínima capacidad de decisión como Estados, pues si bien en principio les vincula todo lo que reconozca la organización, en última instancia es el Estado el que decide qué hacer. Estas organizaciones pueden ser universales (más extensas) o regionales, si tienen un ámbito de actuación limitado.
b) Organizaciones de integración, en las que los Estados ceden el ejercicio de determinadas competencias de su soberanía, como por ejemplo sucede en la Unión Europea. El Estado no puede decidir sobre tales ámbitos, sino que decide la organización internacinoal en su lugar.
Internacionalmente, las primeras declaraciones de derechos se hacen en las organizaciones internacionales clásicas, en concreto, en la ONU, véase la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948.
En 1966 se incorpora en la ONU los pactos internacionales de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto de Derechos Económicos y Sociales, que son derechos humanos proclamados, que se llevan a una norma y se les da forma escrita, pero lo que falla es su capacidad de vinculación y justiciabilidad, por lo que no son más que meras declaraciones.
En Europa, se crea en 1949 el Consejo de europa y en América la Organización de Estados Americanos de 1949. En el caso europeo, dos organizaciones han jugado un papel muy importante: — !12 — Sergio Gomollón — Resúmenes Derecho Constitucional III a) El Consejo de europa, una organización de cooperación clásica, que era como una especie de ONU regional entre cuyos fines estaba garantizar los derechos y un año después se suscribe el convneio europeo para la protección de los DDHH y libertades fundamentales (citado como CEDH), añadiéndose el año siguiente nuevos protocolos adicionales. Posteriormente se crea el TEDH, cuya jurisdicción debía ser aceptada por todos los estados miembros del Consejo, con lo cual se podría haber denunciado al Estado por haber incumplido el tratado… Las Sentencias del TEDH son obligatorias pero no son ejecutivas en sus términos: si se incumple tendrá que prestarse una satisfacción equitativa.
b) La Unión Europea, antes conocida como Comunidad Económica Europea, que es una organización de integración que nace como una organización de carácter económico para que circulen sin fronteras bienes, capitales, servicios y personas. No tenían cabida los derechos, el objeto de la organización era económico, no obstante, el tratado contiene un derecho que es el de la libertad de circulación.
Posteriormente surgió la polémica de la primacía del Derecho comunitario sobre cualquier norma del ordenamiento interno de un Estado, fruto de una Sentencia del TJUE, que ya fue estudiada anteriormente.
Posteriormente, la UE crea una organización basada en los derechos para los ciudadanos y en varios órganos, aspirando a ser algo más que una unión económica y pasando a convertirse en una organización política.
El punto de inflexión lo situamos a partir del Tratado de la UE, que lleva en sí la idea del proceso de integración, que tiene importancia por varios motivos: 1) Porque a partir de su entrada en vigor la CEE pasa a denominarse UE 2) Porque introduce ámbitos de actuación de la UE en sectores no económicos, a saber: 1) La cooperación en asuntos de justicia CAJAI 2) La política exterior de seguridad y defensa.
Las cuestiones relativas a los derechos se traspasan: el tratado de Ámsterdam pretende que la UE se integre en el Consejo de Europa haciendo que el TEDH se convierta en una especie de TC juzgando las decisiones del TJUE en relación a los derechos.
 — 13 ! — ...