TEMA 4 parte 1 (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho civil II
Año del apunte 2011
Páginas 16
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 4: EL CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES 1. CONCEPTO: PAGO/ CUMPLIMIENTO.
Se entiende por cumplimiento la ejecución de la prestación debida en virtud de una previa obligación.
Ag en el lenguaje usual es elocuente reservar el término pero en el ámbito del derecho “cumplimiento” y “pago” se emplean como sinónimos o, de modo que mediante uno u otro se quiere significar el acto o de llevar a efecto la prestación, con independencia del contenido de esta.
Estos dos términos los podemos utilizar como sinónimos, sin circunscribir el vocablo pagar para referirnos al cumplimiento las obligaciones.
Este término pago o cumplimiento se opone al de incumplimiento, no SE entrega la cantidad adeudada por la compra del automóvil.
En el momento en que vence la obligación, se establece programa de la prestación, cuando se incumple el programa de la prestación, el deudor no hace lo que debe, se produce la insatisfacción del interés del acreedor. Y cuando el acreedor que ha de despecho es porque el deudor ha hecho lo que debe y se extingue el vínculo jurídico con el pago o cumplimiento, o con el cumplimiento del pago de la prestación.
Artículo 1156 CC : “ las obligaciones se extinguen: - Por el pago o cumplimiento Por la pérdida de la cosa debida Por la condonación de la deuda Por la confusión de los derechos de acreedor y deudor Por la compensación Por la novación” A partir de los puesto, cabe configurar el cumplimiento considerando que se trata de una causa de extinción de las obligaciones que, liberando deudor, produce la satisfacción del interés del acreedor.
a) El código civil contempla el cumplimiento como causa de extinción de las obligaciones.
A este respecto, el art. 1156 cc dispone lo siguiente: “ las obligaciones extinguen: por el pago o por el cumplimiento” b) En virtud del efecto extintiva o que produce, por razón de cumplimiento o se desata el vínculo jurídico que la obligación comporta con la consiguiente liberación del deudor.
Y es que, en cuanto se ha realizado el contenido la obligación, el pago a hacer recaer: - Por un lado, el deber jurídico de llevar a cabo la prestación que incumbía al deudor en virtud del vínculo asumido.
- Por otra parte, el correlativo derecho del acreedor a exigir la realización de una prestación a la que ya se ha dado cumplimiento.
c) Por último, el cumplimiento conlleva también la satisfacción del interés del acreedor.
Ello por cuanto que el cumplimiento supone para el acreedor la consecución de lo que, virtud de la obligación tenía derecho a exigir al deudor.
En virtud, por las razones expuestas, se considera que el pago produce: en General, efectos extintivos (se desvanece la obligación): - para el deudor, a efectos de liberatorios, se desvincula de la sujeción jurídica a la realización de la prestación derivada de la obligación.
Para el acreedor, efectos satisfactivos, supone la consecución de lo que, en virtud de la obligación, titular de crédito o tenía derecho a obtener.
El cumplimiento es la clave del esquema funcional de un obligación. El reverso de la moneda e el cumplimiento o, es el incumplimiento, es la frustración del cumplimiento……………… , se abre un mecanismo de cumplimiento alternativo o forzoso.
Resolvemos con las cuestiones: pago /cumplimiento: - ¿Se consideran como cumplimiento el cumplimiento forzoso? ¿Hay cumplimiento si en vez de pagar el deudor al acreedor, si paga a un tercero? ¿Se puede cumplir llevando a cabo prestación o conductas no pactadas? Se consideran como cumplimiento cumplimiento forzoso? No lo es, el cumplimiento forzoso es algo diferente al cumplimiento voluntario, es algo coactivo. El mecanismo de funcionamiento a es diferente.
Hay cumplimiento si en vez de pagar el deudor al acreedor, paga a un tercero? Cuando un tercero paga hay cumplimiento, ejemplo: deudas que tienen hijos mayores 18 años y las pagan los Padres.
¿Se puede cumplir llevando a cabo prestación o conductas no pactadas? Estas una respuesta ambigua, no se puede comprender al acreedor, obligarle al acreedor a recibir una cosa que nos la pactada.
Pero bajo determinadas circunstancias, estando subrogados del cumplimiento, dación en pago, la consignación.
Cumplimiento en sentido amplio es cualquier prestación que el deudor acepta y satisface al acreedor.
Cumplimiento en sentido estricto, realizar programas acto, lo pactado, de la prestación.
2. NATURALEZA JURÍDICA DEL PAGO Uno de los temas tradicionalmente abordados por la doctrina radica en determinar la naturaleza jurídica del pago cumplimiento, planteándose si el pago es un mero hecho jurídico, acto jurídico o por el contrario, un negocio jurídico propiamente dicho.
La oración es de menor a mayor en la intervención del sujeto: - Hecho jurídico: no intervienen Acto jurídico: hay elemento colectivo.
Negocio jurídico: hay pleno elemento. O El pago es un hecho objetivo que da igual quien cumpla, el de cumpla tiene que tener animus solventis.
Esta última posición que, durante largo tiempo, encandiló alguna parte los autores, cuenta también con un cierto beneplácito de la jurisprudencia, que en más de una ocasión realiza disgresiones o sobre la calificación del pago como negocio jurídico. Sin embargo, el cumplimiento por sí mismo considerado no puede ser considerado un negocio jurídico, aún el supuesto o de que se acepte sin reservas tal categoría.
Por ello, la doctrina española contemporánea se aleja de dicha conceptuación de forma prácticamente unánime.
Igualmente se encuentra en franco retroceso en la tesis de que el pago pueda ser calificado simplemente como un hecho jurídico, incluso en los supuestos en que la conducta debida consiste aparentemente en la realización de un hecho propiamente dicho. En rigor, la conducta que constituya el objeto de la prestación ha de ser considerada siempre un acto, pues depende de la voluntad del obligado.
La voluntariedad de la conducta prometida o un comprometida como prestación está fuera de toda duda y, por tanto, impone concluir que, General, el pago debe calificarse como un acto o cuyo carácter voluntario corre en paralelo con el de ser un acto debido.
Ello no obsta a que la materialización de dicho acto o conducta tenga a su vez por objeto, en algunas ocasiones, la realización de actos que culminan o completen la celebración por la ejecución de acuerdos de voluntades que, conforme a la concepción General, pueden ser conceptuados como negocios jurídicos.
Como conclusión: - - El pago es hecho jurídico, que da igual quien cumpla, y que cumplan tiene que tener animus solventis Quien dice que es negocio jurídico, es un negocio jurídico de cumplimiento, el deudor entrega, o no entrega con animus solventis y el acreedor tiene que participar o cooperar con el cumplimiento.
Es un acto jurídico, actividad jurídica debida, voluntaria, libre, no espontánea, bolitiva y que tiene los efectos jurídicos previstos en ordenamiento.
Esta última postura es la que prevalece. Hay autores como DIEZ DE PICAZO, que se decantan por esta teoría.
A este respecto se considera que el pago es un “acto debido”: o o o porque la entidad a realizar por el deudor obedece una previa obligación Porque, en orden a su contenido, la actividad que habrá de realizar el deudor tampoco depende de su voluntad ya que está vinculada a lo que la obligación impone También, porque los efectos jurídicos del pago se pueden conseguir aun cuando el deudor no cumpla de modo voluntario (complemento forzoso o por equivalente) 3. EFECTOS / FUNCIONES DEL CUMPLIMIENTO Efecto: - Efecto Extinguido Efecto Satisfactorio Efecto Liberatorio Efecto extintivo: Es la primera causa de extinción de las obligaciones. Tiene un correlativo efecto liberatorio para el derecho cuando el deudor para y se ve satisfecho el acreedor.
Estos tres efectos a veces no se producen con simetría hay ocasiones en que el cumplimiento no se produce de forma sistemática los tres efectos, esto son los casos anormales de cumplimientos.
-Cuando el pago se hace por el no deudor al acreedor. Paga un deudor que no es el.
- pago del deudor al acreedor aparente lo hace de buena fe. El deudor se libera pero el verdadero acreedor no quedan sus intereses satifchos.
4. SUJETOS DEL CUMPLIMIENTO Podemos encontrar dos sujetos: - Solvens: es el elemento activo, el deudor.
Accipiens : es el elemento pasivo, el acreedor El código civil español no regula sistemáticamente la cuestión planteada en el epígrafe, sino que se limita contemplar algunos aspectos concretos de la misma: A) Capacidad del Solvens El sujeto activo, se Solvens, el deudor.
El deudor es la persona obligada al cumplimiento. Por tanto, sujeto sobre quién recae el deber jurídico de realizar la prestación del dar, hacer conocer alguna cosa es el deudor que asumió la obligación. Salvo que se trate de obligaciones personalísimas art. 1161 CC, el deudor podrá realizar el pago por sí mismo por melón representante legal o voluntario.
Tiene que tener capacidad y tiene que tener capacidad enajenar y libre disposición de la cosa debida.
En lo que respecta la persona que cumpla la obligación podemos encontrar el art. 1160 CC, este artículo contiene una norma referente a la capacidad que de modo específico habrá de tener el Solvens tratándose de obligaciones de dar.
Art 1160 CC: “en las obligaciones de dar no será válida el pago hecho porque no tenga la libre disposición de la cosa debida y capacidad para enajenar la. Sin embargo, si el pago hubiere constituido en una cantidad de dinero o cosa fungible, no habrá repetición contra el acreedor que la hubiese bastado o consumido de buena fe” Como excepción a lo que se acaba de exponer, en virtud de lo dispuesto en este artículo no cabe la repetición (exigir la devolución) de lo pagado cuando la prestación consistiera en una cantidad de dinero o cosa fungible y el acreedor debe gastado consumido de buena fe.
Es decir, en caso contrario el pago no es válido si el deudor da otra cosa, a excepción de tal cantidad de dinero o bien fungible y el acreedor lo recibe sin saber que no tienen esa capacidad y se lo gasta de buena fe. Si se da este caso no se puede repetir contra el deudor si se lo gastado de buena.
B) Capacidad del Accipiens Es el acreedor o persona autorizada como destinatarios del pago.
En un principio, los acreedores la persona a quien deberá hacerse el pago. En consecuencia, el titular del derecho de crédito es el destinatario del deber jurídico de realizar la prestación del dar, hacer conocer alguna cosa en qué consiste la obligación.
Así resulta de lo dispuesto en el art. 1162 CC “el pago deberá hacerse a la persona en cuyo favor estuviese constituida la obligación, o a otra autorizada para recibirla en su nombre” Hay algunas excepciones en que el pago no debe hacerse al acreedor, sino a la persona distinta del titular de crédito. Así ocurre cuando el acreedor fueron la persona incapacitada para administrar sus bienes, en cuyo caso el pago deberá hacerse a su representante legal. En esos supuestos, sea el pago se derecho al incapaz solo será válido en cuanto se hubiera convertido en su utilidad.
Art 1163.1 CC “ el pago hecho la persona incapacitada para administrar sus bienes era válido en cuanto se hubiese convertido en su utilidad” Se deducen de ello, en principio, la regla General que parece aceptar el código es que sólo las personas con capacidad para administrar sus bienes puedan recibir el pago con plena eficacia solutoria.
Ahora bien, la falta de capacidad no excluye por sí misma la validez y eficacia solutoria del pago frente a la persona incapacitada cuando “se hubiere convertido en su utilidad”, tal y como indica el artículo.
Por consiguiente, realmente la validez del pago no exige como presupuesto o ineludible una especial situación de capacidad en el accipiens si el cumplimiento en redunda en su beneficio.
Por tanto un: a salvo ciertas excepciones, el pago deberá hacerse al titular del derecho escrito. Pero siendo ello así, ocurre también que el acreedor está facultado para aterrizar otra persona a recibir el pago. Si se hubieran ejercitado esta facultad, el pago hecho la persona teorizada por acreedor a recibir los era válido y producirá efectos de velatorios art 1162 CC Art 1162 CC “ el pago deberá hacerse a la persona en cuyo favor estuviese constituida la obligación o a otro autorizada para recibirla en su nombre” Aparte de la capacidad del Solvens, también se admite el pago hecho por terceros Al margen de los obligados en el pago, el código civil permite en que el cumplimiento o de la obligación puede ser llevado a efecto por cualquier persona, por un tercero.
Es decir, de una persona que, sin estar obligada, paga de modo voluntario y a sabiendas una deuda ajena.
Lo podemos encontrar en el art. 1158 CC : “ puede hacer el pago cualquier persona, tenga una interés en el cumplimiento obligación, ya lo conozca lo pruebe, o los no le el deudor.
Lo que pagaré por cuenta de otro podrá reclamar al deudor lo que hubiese pagado, a no haberlo hecho contra su expresa voluntad.
En este caso sólo podrá repetir el deudor aquello en que lo hubiera sido útil el pago”.
Junto de este artículo podemos encontrar otro que estar relacionado con el Art 1159 CC : “ El que pague en nombre del deudor, ignorándolo este, no podrá comprender al acreedor a subrogar le en sus derechos” Art 1209 CC: “ la subrogación de un tercero en los derechos del acreedor no puede presumirse fuera de los casos expresamente mencionadas en este código. En los demás era preciso establecer la con claridad para que produzca efecto.” Art 1210 CC : “ se presumirá que ha de subrogación: - Cuando el acreedor Padilla otro acreedor preferentemente Cuando un tercero, no interesa de la obligación, Padre con aprobación expresa o tácita del deudor.
Cuando pague el que tenga interés en el cumplimiento la obligación, salvo los efectos de la confusión en cuanto a la porción que le corresponda” Aquí cualquiera pagador, cualquiera satisface el interés del acreedor, hay animus solvente.
Aquel que paga por otro, paga por intención o ánimo de extinguida relación jurídica entre el acreedor y el deudor.
Este que comprar o llamo Solvens ya que de su bolsillo sale la prestación. Este Solvens puede pagar por el deudor siempre cuando lo pactado no fuera obligación personalísima.
(obligaciones intuitus personae) Es decir, la interferencia del acreedor respecto a la persona que realiza la prestación debida decae cuando se trata de obligaciones (obligaciones intuitus personae) Por ejemplo: en los casos en que, por las circunstancias y cualidades una persona, se contratan sus servicios como escultor, concertista de piano, o deportista.
En estos supuestos la satisfacción del interés del acreedor está vinculada, no sólo a la ejecución de la prestación debida, sino también a la persona que debe llevar a cabo.
Esto lo podemos encontrar en el art. 1161 CC, donde faculta al acreedor para negarse a recibir la prestación que, en tales casos, la ofrece la persona distinta del obligado (un tercero, su representante).
Art 1161 Cc: “ en las obligaciones de hacer el acreedor no podrá ser compelido a recibir la prestación un servicio de un tercero, cuando la calidad y circunstancias de la persona del deudor se hubiera tenido en cuenta al establecer la obligación”.
En los supuestos, el criterio objetivo de caracteriza el cumplimiento o (se trata de realizar la prestación con independencia de sujeto que lo lleve) resulta desplazado por un criterio subjetivo (no cabe desligar el cumplimiento de sujeto obligado al mismo).
En suma, salvo que se trate de obligaciones “ intuitus personae”, el pago realizado por el tercero es válido con independencia de la voluntad y conocimiento al respecto del deudor.
En tales casos, el pago ocasiona que el deudor resulte liberado frente al acreedor, que ha visto satisfecho su interés al haberse ejecutado la prestación debida. Por ello, se permite que tercero pueda reclamar al deudor por el que ha pagado.
(Es decir, excluido las obligaciones de hacer personalísimos, la regla General estableció por el código civil es que cualquier persona puede llevar a cabo la ejecución de la prestación, con independencia de las situaciones en que, frente a dicha intervención ajena, se encuentre el deudor) Pues bien, en estos efectos (en relación entre el tercero y el deudor) si se hace depender contenía de la reclamación del conocimiento y voluntad del deudor en orden al pago realizado por el tercero.
El se extingue la obligación, subyace el interés de quien cumple se extingue, ya que nos interesa y que recibe también.
Compre la obligación: extingue la obligación Cuando un tercero pagaban hay dos variables: 1) Actitud del deudor ante ese pago hecho por el tercero 2) Naturaleza debe incentivar el tercero con intereses, sin intereses. Ya que lo puede hacer con intereses o sin intereses.
Ante esta primera variable, la actitud del deudor no se abre un abanico de posibilidades: - Que lo ignoren (1158.1) Quiere conociendo la, la apruebe (1158.1) Que conociendo la se oponga a ella (1158.2) 1º si el tercero hubiera pagado con conocimiento y sin oposición del obligado al cumplimiento, podrá reclamar del deudor lo que hubiese pagado, acción de reembolso. (1158) Pero además, el tercero podrá subrogarse en los derechos que el acreedor tenía contra el deudor por quien se ha pagado, acción subrogatoria (1159) Solvens page al acreedor y lo apruebe. Solvenns paga al acreedor con conocimiento y con consentimiento el deudor lo aprueba, que se lo pague un tercero. Acreedor – deudor no se extingue, es acción subrogatoria, el solvens que paga no se convierte en acreedor de una nueva relación jurídica, el solvens que paga se subroga o se coloca donde el acreedor frente al deudor. El solvens pude exigir el deudor y contara con las garantías que tenia el acreedor, porque no es nueva su posición es una colocación en el lugar del acreedor.
2º si el tercero lleva a cabo el cumplimiento ignorándolo el obligado, podrán reclamar del deudor lo que hubiera pagado, acción de reembolso, (1158.2), sin gozar a tales efectos de las ventajas que comporta la subrogación ex lege conocida por el art. 1159 “ en nombre del deudor, ignorando el oeste, no podrá comprender al acreedor a subrogarle en sus derechos”.
Solvens page al acreedor y que el deudor lo ignore. Solvens frente al deudor puede ejercitar la acción de reembolso o de repetición que le permite pedir al ez deudor lo pagado. (adeudor se extingue la obligacio, solvens nuevo acreedor) 3º y si el tercero hubiera pagado mediando posición del obligado al cumplimiento, sólo podrá repetir del deudor a que John que le hubiera sido útil el pago, acción de enriquecimiento (1158).
Solvens page al acreedor y el deudor se oponga. La acción que surge del solvens frente al deudor es acción in rem verso o “útil”. Solo puede repetir lo pagado en todo o en parte si ese pago a sido útil, a redundado en la utilidad del deudor.
(acreedor- deudor se extingue la obligación, solvens nuevo acreedor). Ejemplo: deuda inicial de 80.000 euros, entra un tercero a pagar al acreedor, se los paga y satisface al acreedor.
El deudor porque pagas por mi si yo tenia la posibilidad de compensarle por la mitad de la deuda. Ahora el deudor solo va a pagarle la mitad.
- Que la ignore -> acción de reembolso Que conociendo la apruebe -> acción subrogatoria Que conociendo la se oponga a ella -> acción de enriquecimiento injusto Las acciones varían dependiendo de la actitud que adopten el deudor.
En cualquiera de tales casos, el código civil considera válidamente realizado el pago y, lógicamente, da por cierta la satisfacción del crédito cuya titularidad ostenta el acreedor.
Precisamente, la idea de la satisfacción de los intereses del acreedor es el fundamento tradicionalmente argüido por la doctrina para explicar la generosidad y permisibilidad del código civil respecto a la intervención de terceras personas en relaciones obligatorias ajenas una vez llegado el momento temporal del cumplimiento.
Características del solvens como tercero en los tres casos anteriores: 1. Solvens tiene que ser consciente de la ajeneidad de la deuda. El solvens sabe que no es su deuda. Animus solvendi debiti alieni.
2. El que paga cumple con los requisitos del pago.
3. El solvens paga de su patrimonio, no es un representante o mandatario.
4. El Destinatario Del Pago a) El acreedor o persona autorizada, como destinatarios del pago.
En principio, el acreedor es la persona a quien deberá hacerse el pago. En consecuencia, el titular del derecho de crédito es el destinatario del deber jurídico de realizar la prestación de dar, hacer o no hacer alguna cosa en que consista la obligación.
Así resulta de lo dispuesto en el art. 1162, ab initio, conforme al cual: “el pago deberá hacerse la persona a cuyo favor estuviese constituida la obligación …” Por lo tanto: a salvo ciertas expresiones, el pago deberá hacerse al titular del derecho de crédito. Pero siendo ello así, ocurre también que el acreedor está facultado para autorizar otro persona a recibir el pago. Sí hubiera ejercitado esta facultad, el pago hecho la persona autorizada por el acreedor a recibir será válido y producir efectos liberatorios.
b) El pago hecho al acreedor aparente.
Puede suceder que se atribuye a la titularidad del deber jurídico que la obligación comporta a quien goza del apariencia de ser acreedor, sin serlo realmente.
Pues bien, el código civil otorga efectos liberatorios al pago que de buena fe sea hubiera hecho al acreedor aparente.
En particular, el art.1164 cc. establece que “el pago hecho de buena fe al que estuvieren posesión del crédito, liberara al deudor” El deudor no paga al acreedor, paga a un tercero pero en este caso paga a un tercero creyendo que es el acreedor.
El deudor paga a quien cree que es el aceedor de ahí lo de aparente, tiene signos aparentes de acree y le lleva a duda al deudor, porque esa persona está en posesión del crédito.
Poseer es usar, disfrutar a titulo de ser el dueño pero no sabemos si con el titulo de dueño.
En este ejemplo el deudor paga a quien posee el crédito porque tiene signos pero evidentemente no lo es.
Es liberatorio para el deudor si se hace el pago al supuesto acreedor de buena fe. Es una creencia que no puede ser interna que tiene que estar avalada por algún dato objetivo. El pago será así valido y liberatorio.
“ posesión del crédito” … “ en el solvens la fundada creencia de que el accipiens es un verdadero acreedor y, por consiguiente, la fundada confianza de que sea entrega la prestación, paga bien”.
c) El pago hecho un tercero.
De lo hasta aquí expuesto o se deduce que el pago es válido cuando tuviera como destinatario al acreedor, a la persona autorizada para recibirlo y mediante buena fe, al acreedor aparente.
Cuando el cumplimiento no tuviera como destinatario alguno de los citados sujetos estamos ante un pago realizado a tercero.
Este pago carece de validez salvo que se acredite su utilidad para el titular del derecho de crédito. De forma expresa, el art.1163 cc establece que “ será válido el pago hecho un tercero en cuanto se hubiera convertido en utilidad del acreedor”.
La referencia a la “utilidad” que contiene el artículo del código civil permite, por ejemplo, considerar que es la cantidad pagado al tercero no hubiere ingresado en el patrimonio del acreedor, el deudor no habrá resultado liberado, pudiendo el acreedor a exigir el cumplimiento de la obligación.
¿es un pago valido a un tercero?¿eficaz/ineficaz? Si es un pago valido extingue el derecho de crédito, si es invalido no.
Cuando paga a un tercero sabiendo que no es el acreedor la deuda se extingue siempre que este pago sea de utilidad para el acreedor.
En la medida que termine en el acreedor. El acreedor tiene que ver satisfecho su interés, al acreedor no le importa que se haga de manera directa o indirecta (3º).
Si el deudor paga y el acreedor no tiene utilidad, la deuda no se extingue, se podrá pedir al deudor podrá pedir lo pagado al tercero porque el tercero habrá recibido un pago indebido.
Si no es útil, no es válido pero podrá pedir la devolución de lo pagado a un acreedor. Este tercero es que el recibe el pago no siendo el acreedor, entre tercero y acreedor no hay un vinculo. Se paga a una persona que no tiene acción de mandato, que no tiene vinculo y será ineficaz.
Ángel Cristóbal Montes: lo que hace la ley es estimar que si el acreedor aunque sea de manera indirecta mediante la actuación de un tercero no autorizado ve satisfecha la actuación el pago debe considerarse valido, porque sería injustificable que la entrega se quede sin efectos para que por otros medios se produzca las mismas consecuencias.
La utilidad, Diez Picazo interpreta que utilidad debe interpretarse en el sentido de inversión útil en al patrimonio del acreedor, que el pago sea útil al patrimonio del acreedor. Es un concepto indeterminado el de utilidad. Los efectos liberatorios del pago vendrán de la mano de esa utilidad. Efectos liberatorios respecto del deudor, se liberara según la utilidad. La utilidad la tiene que probar quien la alega quien quiere liberarse, el deudor.
¿es útil al acreedor el pago hecho por el deudor al acreedor del acreedor? La doctrina actualmente no todo pago hecho al acre del acre es útil de manera objetiva, porque de entenderlo así estaríamos dejando en manos del deudor un poder de injerencia en el patrimonio del deudor, un poder de gestionar el patrimonio del acre. Solo si se demuestra que ha sido no de manera automática.
5. LOS REQUISITOS OBJETIVOS DEL PAGO - 1166 y 1157Cc identidad 1167 Cc integridad 1169 Cc indivisibilidad IDENTIDAD El requisito de la identidad conlleva la imposición al obligado el deber de realizar la misma prestación debida. O dicho de otro modo, supone la identificación entre lo que en su momento fue objeto de la obligación y lo que después constituye el objeto del cumplimiento.
El requisito de la entidad viene impuesto por el art. 1157 cc que sólo entiende pagada la deuda “cuando se les entrega de la cosa o hechos la prestación en que la obligación consistía”. El deber de prestar el requisito de la herencia del pago que incumbe al deudor no es sino el reverso del derecho del acreedor a exigir lo mismo que se le debió. En aplicación de criterio de la identidad, el art. 1166 cc impide que el deudor imponga al acreedor la recepción de una cosa diferente la debida, o que, tratándose de obligaciones de hacer, se sitúe la actividad a que se había comprometido por otra distinta.
El tiene que encajar perfectamente el pago o cumplimiento con lo pactado. Encontramos Aliud pro alio (art 1124 1166), una cosa por otra, cambio de una cosa por otra, nos entrega lo que se ha comprometido, sino que se entrega otra cosa diferente.
No se puede obligar a que reciba algo diferente, cuando hay identidad, el acreedor satisface sus necesidad, y el deudor se libera.
¿existe un margen de flexibilidad para que el deudor se libere entregando ligeramente algo distinto? Hay un margen de tolerancia a instancias del deudor, mientras que el acreedor no rechace.
Hay autores como Hernández Gil, del siglo XX, que te una postura rigurosa, no cabe margen de flexibilidad, de entidades el pago tenia que ser completa. Sin embargo, la jurisprudencia admite un cierto margen entre lo entregado y lo pactado. Siempre y cuando este margen seas lo normal de acuerdo con los cursos del trafico (usos) y conforme a la buena fe.
El acreedor tiene que ser flexible conforme a la buena fe del deudor. El tribunal supremo ha entendido que no cabe ampararse en el 1166 para rechazar la prestación ofrecida por el deudor cuando esta no se diferencie de forman relevante con la pactada o con la debida, tendrá que determinarse de acuerdo con el Valor o los usos de acuerdo con la clase prestación de que se trata.
Ejemplo: audiencia provincial Palencia 7 diciembre 2011, caso ubuvirtual, fábrica empacadora.
Art 1166 CC “Determina que el deudor no puede obligar al acreedor a recibir otra cosa, puede surgir dudas de que si puede a ver margen. El margen de lo pactado y lo entregado.” INTEGRIDAD Conlleva el deber de cumplir la prestación en su totalidad. Por tanto. Concurra el requisito de integridad cuando el objeto del cumplimiento en científica con todo aquello que constituyó el objeto de la obligación. Dicho requisito o resultan de lo establecido en el art. 1157 CC “no se entenderá pagada una deuda sino cuando completamente se viese entrega de la cosa fue hecho la prestación en que la obligación consistía”.
INDIVISIBILIDAD Conlleva la imposición al deudor de la carga de realizar la prestación Sin fraccionar base para el deber de dar, hacer, conocer en qué consiste la obligación. A este requisito responde lo dispuesto en el art.1169 cc “a menos que el contrato expresamente lo autorice, no podrá compelerse al acreedor a recibir parcialmente las prestaciones en que consista la obligación. Sin embargo cuando la deuda tuviese una parte líquida y otra ilíquida, podrá exigir el acreedor y hacer el deudor el pago de la primera sin esperar a que se liquide la segunda” Sin embargo, cuando la deuda tuviere una parte líquida y otra todavía ilíquida, el deudor no puede servicio de requisitos de la indivisibilidad para, llegado el vencimiento, negarse a pagar internos se liquide la totalidad de la deuda. Así resulta dispuesto en el párrafo segundo de este artículo.
IMPUTACIÓN DE PAGOS.
En este modo en que habrá de realizarse el pago para que produzca efectos liberatorios. Pero también respecto del pago puede acontecer que una persona tenga varias deudas de igual especie respecto de un mismo acreedor. En tales casos se plantea el problema determinará cuál de las dudas habrá de aplicarse el pago realizado por el deudor.
Pues bien, a resolver el problema expuesto o es a lo que responde la imputación de pagos que consiste en la designación o señalamiento de la deuda a la que de aplicarse el pago realizado por el deudor. Como veremos a continuación, el código civil establece los criterios por los que se habrá de llevar a cabo la designación o señalamiento de la deuda.
En todo caso, con fundamento en los artículos 1172 y 1174 cc, para la aplicación de las normas del código civil referentes a la imputación de pagos se requirió la concurrencia los siguientes presupuestos de carácter común: a) Que exista pluralidad de deudas entre unos mismas sujetos. Que un deudor lo sea por varios conceptos o tenga varias deudas respecto o de un solo acreedor, es decir, yo mismo acreedor, según establece en el art.1172 y ha declarado reiteradamente la jurisprudencia.
b) Que se trate de deudas de la misma especie. Que las deudas sean de la misma especie o naturaleza, en el mismo sentido de que la deuda sean homogéneas y, por consiguiente, la respectivas prestaciones pueden dar origen a equívoco, es decir, que sea indiferente extinguir una u otra. No cabe acudir al mecanismo de la imputación de pagos cuando sean obligación de cosa específica o de hacer.
c) Otro requisito o es que sean deudas todas ellas vencidas y exigibles cuando en una deuda esta vencida, cuando ha llegado el momento del vencimiento del acreedor la puede exigir. El acreedor no la puede anticipar la petición de cumplimiento tiene que esperar que sea vencida y exigible.
Pero si que reconoce que el acreedor en algunas ocasiones puede adelantar el acontecimiento o sea el deudor se encuentra en una situación de insolvencia de hecho o en facto y pone en peligro el derecho de crédito. En este caso el acreedor hace perder el beneficio del plazo del deudor (siempre está en el deudor aunque se pacte lo contrario), solo puede anticiparse al vencimiento si el acreedor tiene sospechas y puede probar que el deudor esta en momento de insolvencia.
De entrada en ese estado está culo legal que impida a un acreedor y deudor convenir en la determinación de la deuda a la que deban se refería al pago. En tales casos las normas que regulan imputación de pagos (imputación legal), resultarán desplazados por lo convenido entre las partes (imputación convencional).
Para los supuestos en que no media acuerdo, los artículos 1172 y 1174 del código civil contiene en el régimen jurídico a seguir para llevar a cabo la designación de la deuda a la que aplicar el pago. En particular, los citados artículos ordenan en votación de pagos de conformidad con los siguientes criterios: (son unos límites): a) O en principio, es el deudor a quien le corresponde el hacer el pago la faculta determinar a qué deuda en debe aplicarse. Esta facultad tiene como límite lo dispuesto en el art. 1173 cc para los casos en que se traten de deudas que produzcan intereses. En tales supuestos, hasta que no estén satisfechos intereses no podrá deudor por su voluntad asignar el capital como objeto del pago.
b) No mediando voluntad al respecto por parte del obligado al pago, la imputación puede ser llevar a cabo por el acreedor. Sin embargo, dicha en designación se lo vincularan al deudor que hubiera ha sentido a la misma. En virtud del artículo 1172.2 CC dicho sentimiento se produce cuando el deudor acepta se recibo en el que el acreedor señalarse la deuda a la que aplica el pago.
c) Para los casos en que la imputación que se resuelva por la reglas anteriores, serán de aplicación lo dispuesto en el art.1174.1. Comprar o precepto el pago se importarán a la deuda más onerosa para el deudor.
d) Por último, para los casos en que no fuera posible llevar a cabo la imputación por obligación de la regla de la honores y dad, habrá que estar a lo que establece el artículo 1174.2 CC para supuestos en que las deudas fueran de igual de gravamen al mencionado precepto ordena el pago se impute a toda las deudas a prorrata, criterio de la proporcionalidad.
LA PRUEGA DEL PAGO Al igual que ocurre con la prueba otros hechos, al fin de acreditar la realidad del Pago llevado a cabo, el deudor podrá servirse en su caso diferentes medios de prueba reconocidos en el art.299 LEC, en documentos, interrogatorio de las partes o de testigos… Mas, tétanos en concreto del pago lo habitual es que la acreditación del mismo se lleva a cabo mediante el recibo. Por recibos en tienen documento o por el cual el destinatario del pago reconoce que el cumplimiento tener lugar. O, como declarar tribunal supremo, recibo “es generalmente un documento probatorio por medio del cual el acreedor atestigua que el deudor a cumplido la prestación”.
El reciba significa la declaración del acreedor de que ha recibido ese pago y la del deudor que ha cumplido. Se llama RECIBÍ, es una declaración unilateral que prueba la extinción de la obligación y es escudo del deudor ante el acreedor sea un nuevo cumplimiento.
Aunque hay diversos preceptos que aluden al recibo, no existe el derecho español una norma que les con alcance General imponga al acreedor el deber de dar al deudor recibo del pago. Sin embargo, la opinión común la doctrina es la que consiste en entender que las exigencias de la buena fe y los usos el tráfico permiten fundamentar el derecho al acreedor a recibir recibo y el deber del acreedor de darlo.
...

Comprar Previsualizar