1. Articulación abecedario (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Castilla-La Mancha
Grado Educación Infantil - 2º curso
Asignatura Adquisición del lenguaje
Profesor A.
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 14/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

ARTICULACIÓN DE LAS LETRAS DEL ABECEDARIO ESPAÑOL Cristina Aguado Araujo A–a B –b C–c Es la vocal que en el español representa el sonido de mayor perceptibilidad. Se pronuncia con los labios más abiertos que en las demás vocales.
Su articulación es bilabial sonora oclusiva cuando va en posición inicial absoluta o después de nasal (bien – ambos).
Con la vocales e – i se pronuncia como s.
Con las otras vocales y en cualquier otra posición se pronuncia con articulación velar, oclusiva y sorda (cama – coco – cuna – claro – clima – acto – efecto).
Ch – ch La articulación es predorsal, prepalatal, africada sorda.
D-d Su articulación es dental sonora y oclusiva en posición inicial absoluta o precedida de n o l (dado – andar – toldo).
En los demás casos es, por lo general, fricativa (modo – piedra – adverbio).
E–e Se pronuncia elevando un poco el predorso de la lengua hacia la parte anterior del paladar y estirando levemente los labios hacia los lados.
F–f Se pronuncia con articulación labiodental fricativa sorda.
G–g Seguida inmediatamente de e – i, su articulación es velar fricativa sorda, como la de la j (genio – gitano – colegio).
En los otros casos tiene articulación velar sonora, oclusiva, en posición inicial absoluta o precedida de nasal ( gata – gloria – angustia) y por lo general, fricativa, en las demás posiciones (paga – algo – dogma – ignorar).
Cuando el sonido velar sonoro precede a una e – i, se interpone, en la escritura, una u, que no se pronuncia (guiso – pague).
En los casos en que la u se pronuncia, debe llevar diéresis (cigüeña – pingüino).
H–h No tiene sonido.
I–i Se pronuncia elevando hacia la parte anterior del paladar el predorso de la lengua algo más que para articular la e. Se estiran los labios algo más hacia los lados.
Su articulación es velar sorda y fricativa. Se pronuncia con mayor o menor tensión lo que produce variedad en su pronunciación.
J–j K–k Tiene articulación velar oclusiva y sorda. Se emplea en voces de procedencia griega o extranjera ( kilógramo – kimono).
L–l Ll - ll M–m N–n Ñ-ñ O–o P–p Se pronuncia con articulación apicoalveolar, lateral, fricativa y sonora.
Su articulación tradicional es palatal lateral, fricativa y sonora, con contacto más o menos amplio y tenso de la lengua con el paladar.
Tiene articulación bilabial, nasal, oclusiva y sonora.
Tiene articulación nasal, oclusiva y sonora. Su punto de articulación es alveolar cuando va en principio de palabra o entre vocales (nadie – cadena). Cuando va al final de sílaba seguida de consonante, toma por lo común el punto de articulación de la consonante siguiente. Así se hace bilabial (enmascar – envió); labiodental (enfermo – infiel); interdental (once – encima); dental (antes – donde); alveolar (enlodar); palatal (concha – conllevar) o velar (cinco – engaño).
Tiene articulación dorso prepalatal nasal sonora (ñoño, ñandú) Es la más sonora de las vocales después de la a. Se pronuncia emitiendo la voz con los labios un poco hacia fuera en forma redondeada y libre gran parte de la cavidad bucal por retroceso de la lengua, cuyo dorso se eleva hacia el velo del paladar.
Tiene articulación bilabial, oclusiva y sorda.
Q–q Representa el mismo sonido de la c ante a – o – u o de la k ante cualquier vocal, por lo tanto es velar, oclusiva y sorda.
Cuando va con la vocales e – i se interpone una u, que no suena (queque – quiso).
R–r Tiene dos sonidos con valor fonológico diferencial: Simple, de una sola vibración apicoalveolar sonora (caro – para – pera).
Múltiple, con dos o más vibraciones (carro – parra –perra).
Para representar el sonido simple, se emplea una r.
El múltiple, se representa con una r a principio de vocablo (rana – risa – ruca) y después de las consonantes l – n – s (alrededor – enredar – israelita); si va intervocálica se duplica la r (tierra – carroza – arruga).
Representa un fonema fricativo sordo.
En América tiene pronunciación predorsal con salida del aire por los dientes (sapo – señal – soldados – pesito).
S–s T–t U–u V –v Su articulación es dental, oclusiva y sorda (tomate – pastel).
Es una de las vocales con sonido más débil. Se pronuncia emitiendo la voz con los labios más alargados y fruncidos que para pronunciar la o y con la lengua más retraída y más elevada en su dorso hacia el velo del palada.
Es vocal muda en las combinaciones gue – gui; que – qui.
Para que suene debe llevar diérisis (vergüenza – cigüeña).
Actualmente representa el mismo fonema que la b en todos los países de habla hispana. Por lo tanto, su articulación es bilabial, oclusiva y sonora en posición inicial o después de nasal (ventana - envió) y fricativa en los demás casos (arveja – ave).
W–w X–x Y–y Z–z Es un préstamo lingüístico y se emplea en voces de procedencia extranjera. E s de origen anglosajón.
En inglés su articulación es de u semiconsonante (sandwich) En alemán es fricativa, labiodental y sonora (Wagner) Representa un sonido doble, compuesto de K o de g sonora (taxi – examen) y de s (axioma – xilófono).
Es un sonido velar, fricativo, sordo como el de j, en palabras como México – Ximena - Oaxaca.
Representa un sonido palatal, sonoro y generalmente fricativo, de articulación más o menos abierta o cerrada, según el caso.
Precedida de nasal se hace africada (cónyuge).
Al final de palabra se pronuncia como semivocal (soy – ley – buey).
Representa la vocal i entre palabras ( este y aquel; peras y manzanas).
En Hispanoamérica se articula como una s. La Lengua toma una posición convexa, generalmente predorsal, con salida del aire dental o dentoalveolar.
El abecedario español tiene 29 letras entre vocales y consonantes.
Las vocales son 5.
Las consonantes son 24.
...

Comprar Previsualizar